Cátedra 1950 Ene. 1

Cátedra del Maestro de maestros. De Año Nuevo, Día 1° de Enero, tres años antes de 1950 Tema: ¡Principio del Desarrollo de Poderes Espirituales y la Oración!

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!… Gloria a Dios en las Alturas y Pasa Mi Espíritu Divino, de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en este Día 1° alba de Gracia en que os encontráis reunido y congregados en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra, Escogida por Mi Voluntad. Yo os Recibo y por vosotros al Mundo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y del Espíritu Santo. …

1. Paz, Amor, Luz y Bendición a vos, ¡oh! Pueblo Bendito de Israel, al que Yo Recibo Amorosamente en el Nombre del Padre y en Mi Nombre de Cristo; Yo os Recibo Amorosamente, para daros con Mi Amor, la Enseñanza Espiritual para Fortificaros y para Iluminaros, con la Luz del Espíritu Santo.

2. ¡Seáis Bienvenido a Aprender, para después Enseñar!… ¡seáis Bienvenido para Prepararos!… y después de Preparado, sabiendo que el mundo es ancho y que Dios es Infinito, ir al mundo para Sembrar la Semilla de Amor Universal, para Sembrar la Semilla de Amor Espiritual a todos aquellos que esperan y Ayudarán a cosechar; ya que la Siembra, es voluntaria; pero la Cosecha, Mi Pueblo, es Obligatoria.

3. Entonces, Comprended: Os Ayudarán a Sembrar unos; y otros, sólo van a querer Ayudaros a cosechar; pero vos, saldréis al mundo, al ancho mundo para Enseñar con vuestro Ejemplo que habéis nacido, ¡oh! Mi Pueblo, para la Servicialidad Espiritualizada. Yo os Recibo si venís Dispuesto ya, o si venís solamente a Prepararos para después Servir. ¡Bienvenido seáis, Pueblo, Bienvenidos seáis todos!…

4. Una Multitud ha venido a buscar Mi Palabra en esta noche de primera Cátedra de Año en vuestro mundo humano; Multitud, a la que Yo cubro de Luz y le Revelo Enseñanza Espiritual. Multitud, como la que antes Me buscaba cuando querían las Maravillas del Poder del Espíritu a través de Jesús, Mi Cuerpo en materia. Cuando querían las Maravillas del Poder del Espíritu, las multitudes venían a Mí… y Yo les recibía Amorosamente para Enseñarles el Camino Recto con Mi Doctrina de Amor.

5. Y hoy repito a esta multitud, lo que dije antes en aquel Tiempo: Muchos son los Llamados y pocos los Escogidos… pero los Escogidos, no les he Elegido solamente por un Favor Especial; Yo les he Escogido, porque ellos, antes ya se habían Elegido; porque antes de que Yo les Escogiera, ellos ya estaban Elegidos, no por un Favor ni por una Gracia Especial, sino por su propia Evolución, por su Adelanto Espiritual, por su Experiencia, por su Amor, por su Obra.

6. El espíritu del hombre, por su Evolución y Experiencia, Sabe; y porque Sabe, Comprende la Necesidad de Sentir la Espiritualidad; y por ese Sentir que llega al Alma y que Purifica, el ser humano Sabe que esa es la Escala del Cielo, la Escala del corazón hacia la Gloria.

7. El espíritu del hombre, Sabe que el Sentimiento Espiritualizado, es un Purificante Verdadero; y si Reconocéis vos, Mi Pueblo, que el Sentimiento Espiritualizado es el Purificante por Excelencia, Verdadero, entonces, Afinad vuestra Lira, la Lira de vuestra Alma; la Lira, de vuestra Mente, de vuestro Sentimiento Espiritual, para que así llevéis las Notas de Amor Universal a lo Elevado, a lo Sublime, adonde Dios espera vuestra Plegaria, para Entregaros lo que le pedís.

8. Quiero deciros más, pero para esto necesito toda vuestra Atención; toda, de la que seáis Capaz de dar: Pueblo de Mis Complacencias, no llegaréis a poseer la Sabiduría si no tenéis antes Purificado el Sentir y el Pensar… Comprended, que: El Sentimiento y el Pensamiento deben estar antes Purificados… Limpios: El cerebro, vuestros ojos y vuestros oídos… para que así, pueda pasar la Luz de la Sabiduría, por aquél que tiene Limpio el Templo del Dios Viviente; ya que el Espíritu de Dios, Mora en el hombre mismo.

9. Si cada cuerpo, es un Templo Viviente del Padre Dios, esos pequeños Templos de carne deben tener Limpio todo cuanto tienen y cuanto son: Desde el cerebro hasta la mente, desde el corazón hasta el sentimiento, desde el alma hasta el pensamiento, y todo lo que sois material y Espiritualmente hablando. …

10. Sí Mis Amados; y para que podáis Limpiaros, debo deciros esto: El Amor, Mi Pueblo, el Amor Espiritual, ese Santo Sentimiento que Fluye del espíritu; El Amor Universal… cuando vos, lo Sintáis, os Limpiará para que después pasen a vos los Conocimientos de la Sabiduría del espíritu; el Poder adquirir Sabiduría, el Don que el Padre os ha entregado: El Don del Saber… –entre muchos otros Dones– solamente será para vos, Verdaderamente Claro, cuando ya el Amor os haya Purificado; entonces pasará a vos, la Sabiduría del espíritu; y solamente pasará a vos, poco a poco: Uno y otro y muchos Poderes Espirituales… siempre, de Uno en Uno.

11. Los Poderes Espirituales, solamente podéis obtenerlos por medio de estos Tres Principios de que Yo os hablo; Principios, que son Necesarios para vuestra propia Iluminación.

12. El Primero: Es el Amor que Limpia, el Amor que Purifica… una vez que el Amor, como una Fuerza, –no una Fuerza nueva, ni desconocida; sino una Fuerza Purificante– entré al hombre, entonces, lo Prepara, para que llegue a él, el Segundo Principio: la Sabiduría del espíritu… y con ese Amor y esa Sabiduría, el hombre se Prepara para que surja de ahí el Tercer Principio: El Poder Espiritual… el que en una forma, en otra forma, y en otra, se Manifiesta cual una Facultad Espiritual; por ejemplo: El Poder para Curar, el Poder para Consolar, el Poder de Enseñar a los demás las Manifestaciones Espirituales… pero Enseñándolas en tal forma, tan Sencilla y tan Claramente, que vos podáis Cautivar a los que os Escuchan, que seáis Efectivamente Atrayente, como un foco Luminoso; y no, como una niebla que perturba.

13. Entonces, dejad que esa Fuerza Creadora del Cristo, que esa Fuerza Amor, Influya en vos mismo, os llene del Hálito del Santo Espíritu; y una vez, que esa Fuerza esté con vos, Limpiándoos, quiere decir, Pueblo Amado, que ya podéis iros Preparando para que Fluya en vuestros labios cual Numen de Santo Espíritu, la Enseñanza de Cátedra Universal, la Enseñanza Espiritual y Divina, la Enseñanza Magnífica que Conmueve; la Única, que siendo del espíritu, no puede confundirse con ninguna otra; porque ésta, siempre es mucho Mayor que las demás.

14. Cuando se habla con Sabiduría Espiritual, cuando se habla con Amor Espiritual, cuando la Enseñanza brota de esa Conciencia Unitaria, de esa Conciencia Crística, no hay Mejor, no puede haber otra que Mejore, porque nada hay Más Allá del espíritu Santificado.

15. Entonces, Escuchad esta Pieza Musical para el alma; pero esta Pieza de Oratoria Espiritual para el oído, Escuchadla en espíritu y en Verdad, Mi Pueblo, ya que tiene Notas de Caricia para las almas; Ella tiene Notas de Enseñanza para todo hombre y tiene Notas de Ternura para los niños y los ancianos; por eso os he dicho muchas veces: Soy el Maestro de los hombres, el Amigo de los niños y el Protector de los ancianos. …

16. Pueblo Mío. ¿En qué Grado de Elevación estáis?… ¿Sabéis ya, acaso, en qué Grado os encontráis?… ¿os encontráis en el grado en que el hombre está Preparándose ya en esa Fuerza; con esa Fuerza, que Limpia y Purifica?… o, ¿ya esa fuerza os ha Preparado, para que Fluya en vos la Palabra de Conocimiento Superior?… ¿ya, acaso, estáis Manifestando algo Más Allá, como es el Poder de hacer el Bien; de hacer el Bien, con el Pensamiento; de hacer el Bien, con las manos que Ungen y Curan?…

17. A esos son a los que Yo Me referí cuando dije en el Segundo Tiempo, que pondrían las manos sobre los enfermos y ellos Sanarían; a esos Me refería; no es solamente, poner las manos sobre los enfermos; sino a Aquellos que ponen las manos en el cuerpo de los enfermos y ellos Sanan, son Aquellos que se encuentran ya en esa Preparación, Clave de la Nota Espiritual; en aquella Preparación Sensitiva, en que pueden Percibir lo Elevado, lo Sublime, lo Fino; porque todo lo del Espíritu es Fino, Esencial, Elevado, Magnífico.

18. Vosotros los Sensibles, que ya Necesitáis del Pan Espiritual para seguir viviendo en la Lucha de la Vida; vosotros los Sensibles que ya Suspiráis a veces por vuestra Morada Celeste, no está lejos el Camino de vuestra Grandeza Espiritual.

19. Pero hay quien dice: -Voy a oír la Cátedra porque quiero Saber… ¿creéis, acaso, que es tan fácil Saber?… ¿creéis acaso, que con una sola vez que oigáis una Cátedra de Espiritualidad, ya podréis Saber?… ¿creéis acaso, que con un mes o un año o más de Enseñanza, ya podréis decir que Sabéis?…

20. ¡Oh! Mis Amados, en esta Maravillosa Ciencia del espíritu, tan Alta como los Cielos y tan Vasta como el gran Universo, ¿qué es para vos, una ínfima edad humana, la edad de vuestro cuerpo; que es para vos, Aprender las Revelaciones del espíritu 40, 60, 70 u 80 años, si el alma tiene que pasar en miles y miles de años para Sentirse en espíritu, ya no un Párvulo, sino un Principiante al Discipulado de Cristo?…

21. El más Fácil Camino, que se puede llamar el Camino de la Gracia, el Camino de la Facilidad: Es el Camino de la Sensibilidad, de la Devoción, del Arrepentimiento. El Camino de las Buenas Obras del Amor Espiritual, es el más Fácil para poder Saber.

22. En Verdad, os digo: Es más Fácil Sentir, que memorizar el saber humano… y se hace más pronto la Enseñanza, por el Sentir que por ese saber. Saber es Sentir; ya que, el que Siente la Grandeza de las Manifestaciones del espíritu, se Alimenta y se Ilumina con ello; y llega a la Vida, del que Siente la Grandeza de la Enseñanza, como una Luz que lo llena de Alegría y de Optimismo; como si tomaran su cruz pesada, se la quitaran y le dieran una Cruz de Rosas, una Cruz Liviana, que aún llorando por las espinas, de todas maneras Siente Dulce el llanto. Porque el Amor es así, aunque se destroce, el Cuerpo a través del que se Ama; sin embargo, el Amor todo lo Embellece; y de las espinas, forja Rosas; y de las rosas humanas, hace Rosas de Luz; y de la cruz, puede hacer un Trono; y de una corona de espinas, puede hacerla de Luz o de Laureles.

23. El Amor, Maravilloso Poder que lo Transforma todo en Suprema Belleza, es del espíritu, y en él Existe. Cuando vuestro espíritu, ya Utilice vuestro cuerpo para Sentirlo, entonces vuestra vida tendrá un Aliciente tan grande, que jamás sentiréis amargura ni soledad; un Aliciente tan grande, que no tendréis dificultad para Saber; porque las Rosas que van juntas con las espinas, el Amor las Aprovecha todas: espinas y Rosas… y vos, todo lo hallaréis Fácil; porque hasta vuestra Cruz, Amados Míos, os parecerá Liviana y Fácil.

24. Amor, ¡Oh! Supremo Poder, que al Embellecer el mismo sufrimiento, demuestras ser de los Cielos, ser del espíritu. ¡Oh! Supremo Poder Creador que por Ti fueron hechas todas las cosas y que de Ti Emana la Fuerza Viva y la Sacrosanta Luz, si el Gran Cosmos ha surgido de la Mente Divina, del Santo Amor, de la Suprema Sabiduría, del Infinito Poder; en átomo, esas fuerzas Creadoras, el Padre, ha entregado a su Semejanza, al hombre.

25. Pero no olvidéis que cada átomo del Padre, para vos, Mi Pueblo, es una Grandeza; que cada átomo del Padre, es Algo Poderoso y Sublime; y en vos está esa Fuerza Creadora en átomo, porque el Padre os ha entregado a su Semejanza, para que también seáis Capaz de Amar, Capaz de Pensar y de Formar con vuestro Pensamiento, Bellezas, Bálsamo, Consuelo, Caridad y aun Pan de Fortaleza; pero no el pan de levadura, sino el del alma.

26. Cuántas veces, Pensamientos Iluminados llegan a los cuerpos enfermos para Acariciarles; y aquellos Pensamientos Iluminados, han surgido precisamente de lo que Yo os digo, Mi Pueblo, de un Sentimiento Fino de Ternura, de un Sentimiento de Amor Espiritual.

27. Os habéis puesto a Pensar por un momento, ¿cómo se verá cuando de la mente del Ángel surgen Pensamientos Angélicos?… ¿cómo serán los Pensamientos de un Ángel?… ¿Lo habéis pensado alguna vez?… ¿qué color tendrá el Pensamiento de un Ángel, cómo será la Luz del Pensamiento de un Ángel, cuál será el Poder del Pensamiento de un Ángel?… Pensadlo, Pueblo, porque eso es Provechoso para vos, porque Pensar eso, es llenaros de Aliciente para querer ser vos, a través de los siglos, también un Ángel.

28. No olvidéis que ya os dije en aquel Tiempo: “Ninguno de los seres se perderá”… todos vosotros seréis Celestes, todos vosotros seréis Salvados, por eso Existe la Escala de los Cielos, por eso Existe la Santa Encarnación o Reencarnación para vosotros.

29. Porque la Reencarnación va Preparando cada vez más, más y más a cada ser y criatura, Espiritual y Materialmente, Emocional y Mentalmente; y a medida que ser y criatura se Prepara, Aumenta su Medida y su Capacidad.

30. Y vendrán los milenios en que vos sepáis cómo es la Luz de un Ángel, vendrán los tiempos en que de vuestra mente surja una Vibración, una Irradiación de Luz Espiritual.

31. Vos emanaréis Luz, Mi Pueblo, vuestros pensamientos serán Luminosos cuando surjan de vuestra mente Espiritual; y podréis verlos más tarde y podrán verlos los demás; mas, para esto, Mis Amados, necesitáis tener la Mente Limpia; para que sea también el Pensamiento Limpio.

32 Y para tener la Mente Limpia, necesitáis siempre hacer todo lo posible por Triunfar en la única Batalla que os es Permitida; hay una Lucha, que os es Permitida, y en esa Lucha sí debéis luchar con afán, luchar para Vencer. Vencer: vuestras pasiones, vuestras miserias, vuestros errores… Vencer: vuestra materialidad, vuestra bajeza y vuestra pequeñez. … Y cuando vos, como Vencedor de todo esto, os encontréis Purificándoos con la Devoción, con la Vergüenza de vuestros errores delante de vos mismo; cuando en esa Purificación os encontréis; de vuestra mente, saldrá Luz, porque vuestra mente, estará Limpia.

33. En este año, ya es año importante en el mundo, empieza cada vez más a Prepararse el mundo para todos los acontecimientos que han de venir y para toda la Sensibilidad Espiritual que el hombre debe poseer por lo que ya se acerca, Mi Pueblo.

34. De Cierto os digo: Indudablemente el hombre, aún con lentitud, Aprovecha cada pequeño paso que da… Ascendiendo siempre. … Y en este año, se moverán en vos mismo, como una Fuerza desconocida, como una Fuerza Viva, el Mensaje de vuestra alma, pidiéndoos Alimento Espiritual. …

35. En este año, no toda la humanidad, pero mucha parte de la humanidad Sentirá la Necesidad de Algo del espíritu, porque su vida será triste, porque su vida tendrá un vacío y porque necesitan algo Dulce, porque necesitan algo Grato; y Sentirán la necesidad de Espiritualizarse; Sentirán la necesidad de Unirse para Espiritualizarse. Sentiréis todos, la Necesidad de Pensar, ya no en el cuerpo, ya no en seguir acumulando riquezas para el cuerpo; sino Sentiréis la necesidad, de Acumular las Verdaderas Riquezas para el alma, para la Vida del espíritu.

36. Y esa Verdadera Riqueza, está en las Virtudes del ser humano que ha Limpiado su mente y que ha Despertado por eso los Poderes del Purificado: la Riqueza del Poder Espiritual, la Riqueza del Conocimiento Espiritual; la Riqueza, del Amor Espiritual… ¡oh Maravilloso Sentimiento Sublime que todo lo Dignifica!…

37. En este año el alma de la mayor parte de la humanidad, empezará a agitarse; porque va marcando en la rueda del tiempo, un Signo de importancia; por el tiempo; por los astros, por la humanidad misma, se Notará el Adelanto, el Movimiento de la Tierra y el Movimiento del Pensamiento del ser humano.

38. En este año, aparecerán Novedades en el cielo; y en este año, para vos Mi Pueblo, para vuestros oídos también, habrá muchas novedades, unas dolorosas, las otras no. En este año empiezan las sorpresas en una gama diferente, pero siempre sorpresas.

39. En este año pensaréis, en que ya el alma Necesita vuestra Atención; que ya el alma, necesita un tiempo de dedicación porque ella también tiene Derecho, porque ella Vale más que el cuerpo del hombre, porque ella, la Sensible, la Emotiva por la cual el espíritu Manifiesta Amor y la cual el espíritu Ilumina, el alma del ser humano, suspira por su Cielo… y suspira también por su Misión. La Misión del hombre, la Misión Espiritual; lo más Sagrado, está esperando al hombre.

40. En este año, en que empieza ya, Pueblo Mío, algo de lo Importante por la Fecha, Preparaos, Preparaos porque ese átomo Mío, ese átomo de Cristo que está en cada criatura, empezará en vuestra alma a Moverse buscando acomodo en el ancho mundo del Padre Dios y no solamente dentro del hombre quieto, sino dentro y fuera del hombre, pero en forma de Actividad, de Obra Buena, de Enseñanza de Amor.

41. Así para vosotros, que queréis y que tenéis mucho interés por Saber, sí Mi pueblo, la Obra Espiritual Enseña muchas Lecciones y os Enseña cómo habéis de Purificaros, cómo habéis de Limpiaros para que seáis vos, Efectivamente, el Vehículo por el cual se Manifieste la Sabiduría, que vos, Anheláis obtener.

42 El Verbo, ¡oh Maravilloso Don! tan Atractivo que atrae con una Palabra Elocuente, Dulce y Emotiva a Multitudes; la Palabra Espiritual que Vivifica, la Palabra Espiritual que Conmueve, la utilizará vuestro espíritu, el Yo, el Yo Pensante, el Yo Amor del ser humano, para Enseñar al hombre el Camino por el cual encontrará la Gracia y por el cual encontrará la Paz.

43. Porque debo deciros, que solamente aquellos que son Pacíficos, solamente aquellos que son Nobles y Resignados, aquellos que no manifiestan la ambición y que por Resignados, por Nobles, por Pacíficos y Sencillos, porque con muy poco se Conforman, en Verdad os digo: de ellos, es la Paz.

44. Pero, tener la Paz dentro del alma, le es dable a todas las criaturas bajo el sol, ser Pacífico, viene de dentro, no de fuera: ser Pacífico, Pueblo Mío, no es un Don para unos solamente; es Algo, que se Alcanza y que Alcanzaréis todos vosotros, siendo sencillos en vuestro vivir, sencillos en vuestro Pensar; pero, el Pacífico, el dócil, el Noble, no sabe lo que es tener enemigos, porque él no Siente ser enemigo de algo ni de alguno; es Apacible desde su alma, porque cada alma Manifiesta por su cuerpo lo que ella tiene; no es el cuerpo sólo el que manifiesta actos contrarios a su ser, el ser Manifiesta por su cuerpo lo que él ha Alcanzado, lo que él ha Obtenido. De Cierto os digo: Ninguno Da a los demás, lo que no tiene. Entonces, pensad vos, en esto qué vais a escuchar:

45. Se Prepararon tres pequeños Párvulos, poned atención, Mi Pueblo, porque también ellos Anhelaban el Saber, porque también ellos Anhelaban el Poder, porque ellos querían Conocer el mundo con la velocidad del Pensamiento, deseaban ir a Jerusalén y estar en Jerusalén; querían Conocer diferentes Pueblos y Naciones y ser como el pensamiento y ser como el Anhelo, estar ahí, ver, vivir ahí por un tiempo.

46. Entonces, Ellos que querían trasladarse, así tenían Anhelo de pasar de Parvulitos a Discípulos; y para esa prueba a los tres se les hizo una ceremonia, una Preparación, en esa Preparación, Pueblo Mío, se puso una cruz, se puso una corona y se puso un trono.

47. Y en aquella sala, en aquella sala donde iban a pasarles a la Prueba, en aquella sala de la Prueba, toda iluminada, llena de flores, todos con Blancas Vestiduras, los tres quedaron de pie para elegir; y de acuerdo con su elección, así sería la Prueba para pasarles, de Parvulitos al Discipulado.

48. Uno de ellos tomó la corona, y la puso en su frente; el otro, se sentó en el trono; y solamente quedaba vacía la cruz; pero como los dos anteriores ya habían tomado, cada uno, lo que les correspondía, el que quedaba, no se atrevía a acercarse y acomodarse en la cruz, la cruz estaba vacía y él estaba de pie; pero en aquellos momentos, por vergüenza, se fue acercando a la cruz; con temor, por vergüenza de aquellos que estaban en la sala, por vergüenza de sus compañeros, por vergüenza de sí mismo; no se acercó con resignación, con Amor, al sufrimiento.

49. Entonces, ¿quién de los tres, Mi Pueblo, decidme, quién de los tres puede pasar de Párvulo a Discípulo?… En Verdad os digo: Ninguno… porque el que tomó la cruz, el que se fue acercando a la cruz, se acercó porque no le quedó otro remedio, porque los demás se habían tomado sus lugares y porque por vergüenza, dio pasos hacia ella. Es como aquel rico que da para que vean que da, ya no puede Premiarle Dios por lo que dio, porque ya le ha visto la humanidad, ya le han visto los hombres, ya le han visto sus semejantes; y en ello tiene la Satisfacción, en eso, en que han visto que dan.

50. Así aquél, vieron que se acercó a la cruz por compromiso, para que vieran que se acercaba, pero no le quedaba otro remedio, ya no puede tener el Premio del Cielo. La Cruz en sí, de corazón y de Verdad estaba vacía, no todos Saben llevar la cruz, no todos pueden caminar con Ella por la calle de la amargura.

51. Ahora, el que tomó el trono, el que se sentó en el trono, hizo ni más ni menos que el hombre, para que le vean en trono, en la materia quiere elevarse a altos puestos humanos, quiere elevarse a ser una personalidad; eso, no tiene algo de la Grandeza del espíritu.

52. No es el espíritu el que busca un trono, no es el espíritu el que busca un corona; el espíritu, busca una sola cosa: su Cielo, su Padre, su Dios… y si es Necesario, para llegar a su Cielo, ser Crucificado, abraza Amorosamente la Cruz, la busca, se coloca en Ella; y se Prepara para exhalar en ella el último suspiro; aunque todo gire en caprichoso giro en su alrededor, cuando parece que el mundo tiembla, sin embargo, Abraza su cruz.

53. Aquél que tomase la corona, también manifestaba vanidad; no es así como se Eleva al ser humano al Discipulado, no es así como el hombre alcanza ese Estado Unitario de Grandeza en la Conciencia del espíritu Despierto.

54. Bendita es la Cruz que Eleva al hombre, Bendita es la Cruz que Sirve para un Redentor. Entonces, ¡oh, Mi Pueblo! ya no quiero que vos toméis, –para que paséis de Párvulo a Discípulo– ni un corona ni un trono, ni tampoco una cruz que no podéis llevarla todavía; porque sois pequeño y os sentís débil, sólo quiero que toméis Mi Camino, Mi Camino de Amor y Sencillez, Mi Camino de Paz y de Enseñanza, Mi Camino de Perdón y más Perdón, de Amor y más Amor.

55. Volveré a repetiros lo que os dije antes, y lo que os he dicho siempre, no sintáis tener enemigos ni contrarios porque Me estorbáis para que Yo more Brillantemente en vos mismo.

56. No quiero que seáis prisionero del rencor, porque es una cadena de amargura; no quiero que en esta noche, salgáis de aquí sin haber dado el abrazo de Fraternidad a aquél a quien vos habéis herido, a aquél a quien vos habéis ofendido, a quien vos habéis lastimado, pedid Perdón, pedid Disculpa; y si a vos, os han ofendido, dadle también el abrazo de hermano y Perdonadle y Disculpadle con el Amor con que Yo os he Perdonado; y con el Amor con que Yo os he Disculpado, cuando en Mi Nombre, hacéis actos que no son de Mí.

57. Entonces, en el momento de la Cruz, os di la Enseñanza Cumbre, la Enseñanza Maravillosa que Brilla en el mundo como una Página de sol: “Padre, Perdónales, porque no saben lo que hacen.”…

58. Y vos también Sabéis, Mi Pueblo, que el que ofende, no sabe lo que hace; porque el ofendido, si el ofendido es Superior y en Verdad Ama, ni siquiera piensa en la ofensa, porque no hay ofensa que incumba al espíritu.

59. Entended esto, no hay ofensa que roce ni siquiera el alma del hombre; lo que vos sentís como ofensas, que os las hacen o las hacéis, queda en la carne, van a la personalidad; y vos, no sois la personalidad, vos no sois la carne, vos sois espíritu, hijo de Dios.

60. En esta Cátedra de Primero de año, quiero decir que al espíritu no le alcanza, no le alcanza, Pueblo, ni la ofensa, ni el lodo; no le alcanza la pequeñez, ni el cieno le mancha su Luz; no hay ofensa que llegue al espíritu. Entonces, Perdonad o pedid Perdón, porque en Verdad el Camino Espiritual es único: Amor y más Amor, Perdón y más Perdón. De cierto os digo: Preferible ser el herido y no el heridor; preferible ser el muerto y no el asesino… Recordad muy bien Mis Palabras.

61. Entonces, pensando en la Grandeza, en lo inmaterial del espíritu, en la Superioridad del espíritu, que no lo roza nada ni le mancha, nada tenéis contra vuestro semejantes, nada debéis tener, porque todas las ofensas son de cuerpo a cuerpo, todas las ofensas y los rencores, son personales, pero no Espirituales.

62. En el espíritu sólo hay Amor y en la personalidad: el fuego del rencor… y el fuego del rencor que quita la Paz, puede Apagarse con el Agua de la Gracia del Perdón, pero esa Agua de Gracia del Perdón, está en el interno del hombre, allá en la Grandeza donde Canta el alma, ahí tiene su Canto de Perdón en el Templo del Universo y en el Nombre del Padre Celestial.

63. ¿Qué puede importarle a un astro, que una oruga se arrastre por la Tierra?… Decidme, Pueblo, ¿puede acaso, importarle a un astro, el que una oruga casi invisible se arrastre ignorada, por la Tierra?…

64. Pues bien, así es el espíritu, ¿qué puede importarle a ese átomo Divino, al hijo del Dios Altísimo, las cosas de su vestidura temporal llamada cuerpo?… Le tienen sin cuidado, el espíritu Percibe con otros ojos y con otros Oídos, solamente Oye la Musicalidad Espiritual, las Notas Finas Espirituales; esas Notas, que no se confunden con ninguna, porque son las Notas del Poder, de las que Ve surgir Luz y Caricia de Amor Espiritual.

65. Así pues, que no confundáis una conducta con otra, cuando habláis de ofensas y rencores estáis acariciando vuestro traje, vuestra envoltura y os olvidáis de vos mismo; cuando habláis de ofensas y rencores, estáis solamente viendo los acontecimientos bajo el punto de vista personal y carnal, pero eso es pequeñez, es Ver poco; con tan poco alcance, que quien esto ve, es plenamente materialista y no ha empezado a Manifestar la Espiritualidad que es un Deber, que es una Ley para el espíritu.

66. Así es Mi Enseñanza, Mi Pueblo, en esta noche, para que la llevéis en el corazón, para que Despierte vuestra Conciencia con ella, para que Améis, Pueblo, con el Amor con que Yo os he Enseñando a Amar, antes de la Cruz, en la Cruz y después de la Cruz.

67. Y Para los que viene por primera vez y dicen: la Enseñanza me gusta, la Palabra me gusta, ¿pero cómo es posible que Cristo esté hablando en este cuerpo?… ¿cómo es posible que en un cuerpo humano, descienda Cristo?… No, Mis Pequeños Amados, ningún cuerpo humano puede soportar Mi Potencia; Yo no subo, ni bajo, ni desciendo, ni Me muevo, fijaos en esto: Las Cátedras en este Tiempo, quitando la palabra, Irradiación, se os entregan por Omnipresencia Espiritual. …

68. La Omnipresencia del Cristo, es como el aire que respiráis, pues aun el aire que respiráis, está lleno de Efluvios del Santo Espíritu; así como la Luz para vuestros ojos, así como el oxígeno para vuestros pulmones, así es Mi Luz que todo Penetra y Compenetra y está en todas partes; y solamente falta una mente Receptiva, una mente que Interprete Mis Vibraciones; porque Yo Soy Omnipresente, como seréis vos en espíritu; cuando lleguéis a ser Grande en Verdad, Conoceréis de lo que es esto a través de la Grandeza Angelical, e iréis Entendiendo cada vez más estas Manifestaciones Espirituales y Divinas.

69. Mi Luz está como la luz de vuestro mundo, Mi Pueblo, penetrándolo todo y compenetrándolo todo, entonces, el aparato humano Receptivo, el cerebro Capacitado para recibirlas, puede recibir en todas partes las ondas luminosas de Mi Pensamiento. Podéis llevar a un aparato Receptivo a las montañas y las profundidades de la Tierra y aquel aparato cual una Lira para ser tocada por Mi, en todas partes trasmitirá Mi Cátedra, porque en todas partes está Mi Luz Vibrando Brillante y Brillosamente se Manifiesta con el Poder de Mi Voluntad, con el Poder de Mi Pensamiento, con el Poder de Mi amor, con el Poder de Mi Conciencia, con el Poder de Mi Sabiduría. Todo lo lleno, en Todo Estoy, Omniabarcantemente, Omnipresente.

70. Entonces, desde la Altitud Celeste hasta las profundidades de la Tierra, habiendo cerebros, Mi Mensaje, se dejará escuchar; porque Mi Mensaje no tiene limitación, porque Mi Mensaje está para tocar almas y corazones, Iluminando la vida de cada hombre por el Sendero de la Gracia y de la Verdad. Esta es la Enseñanza de este Día de Gracia, de esta noche, Mi Pueblo. …

71. Ahora, a vos Mi Grupo Amado de Trabajadores, Grupo de Cristo, Grupo Cristiano, a vos Grupo Cristiano por el cual Yo Manifiesto a la humanidad, ya el Amor que transmito y el Bálsamo para Curar, porque vais a dejar Mi Voluntad, a vos os llamo, ¡oh! Grupo de Cristianos, venid a Mí, ¡oh! Grupo, que esperáis lentamente seguir con vuestros pasos adelante para Buscarme, vos Me encontraréis, ¡oh! Grupo de Cristo, Yo os Recibo, ¡oh! Grupo de Cristo, Yo os Amo, ¡oh! Grupo de Cristo, Yo os Revisto de Luz y de Fuerza, porque vos sois, en Verdad, el Vehículo por el cual Yo Manifiesto Amor y Caridad; vos sois el Grupo Elegido por vuestro Trabajo, el Grupo Escogido por vuestro Servicio; Mi Grupo Amado, ¡seáis Bienvenido!… ante Mi Amor, ante Mi Luz.

72. ¿Habéis Curado a los enfermos, Mi Grupo Amado?… ¿habéis ido a Consolar a los que están tristes?… ¿habéis Enseñado de lo poco que Sabéis?… Entonces, Yo os Recibo con Amor porque sois en Verdad, el Grupo de Actividad Espiritual, el Grupo de Acción Cristiana. Ahora, decidme, Amados Míos, decidme, ¿cuántos Trabajos habéis hecho en este mes, habéis hecho ya 350 visitas y en esas 350 visitas habéis Ungido un Bálsamo de Amor, o habéis dado Consuelo al pobre, al triste también?… Todo lo que Hacéis en Mi Nombre, en Verdad Ilumináis con ello vuestro propio Nombre, todo lo que Hacéis por el pobre, es Regocijo para vuestro Verdadero ser… ¿qué Me pedís grupo Amado, en esta noche para vuestro año?…

(Habla una Hermana.)–Comentario eliminado, por no considerado de utilidad… … …

[Continua el Divino Maestro]

73. Escuchad, ¡oh! Grupo de Cristo, y escuchad ¡oh! Pueblo que estáis oyendo Mi Enseñanza: Es Mi Voluntad que os Unifiquéis en cadena Cristiana de trabajo Espiritual, más allá de la Perla Mexicana… es Mi Voluntad, que os Unifiquéis con otras cadenas fuertes, en donde vuestro pensamiento este todos los días Unido a aquellos, Rociando a los enfermos de la Luz del Bien Pensar, transmitáis Bálsamo así con el Pensamiento.

74. ¡Uníos, porción Bendita de Mi Pueblo, a aquellos, aquellos a otros y a otros más que han de venir, a todos aquellos que quieran Unirse a vosotros!… debéis empezar a estar Unido, Mi Pueblo, porque la Unión de todos, esa es Mi Voluntad. Ahí es donde está la Fuerza de Mi Obra, en la Unión, en la Paz, en la Enseñanza, en el Amor, de los unos a los otros.

75. Vuestro lema será la Caridad, Amorosamente Entendida y Grandemente desinteresada, porque esa es la Verdadera Caridad que hace Florecer el espíritu; entonces, ¿os Agrada vuestro Trabajo?… ¿estáis Conforme con vuestro Trabajo Espiritual, Amados Míos?…

76. En esta Cátedra de primero de año, Yo Fortifico vuestro grupo que aumentará y será cada vez más grande; y vendrán Trabajadores que Verdaderamente reciban Testimonio de Curación y Testimonio de Fraternidad entre vosotros; Yo Fortifico vuestro Grupo, Amados Míos, porque es Mi Grupo, Yo le lleno de Caricia y de Amor y en esta forma os estáis Purificando, estáis Limpiando vuestra alma en una forma Bella, Hermosa; por Obras de Caridad, no por dolor, porque el dolor cada vez será menos en vosotros entre más vosotros Améis. Viendo el sufrimiento del pobre, del triste que no ha llevado alimento a sus labios, iréis cada uno Comprendiendo que estáis vos en mejores condiciones.

77. Os Revisto de Gracia y de Luz, Mi Pueblo, y Mi Grupo Amado, os Revisto de Gracia y de Luz para que deis de lo que Yo os doy y estéis siempre Unidos; más allá de la Perla Mexicana, estarán Unidos con vos y en ellos, porque esta es Mi Voluntad. Yo os Recibo y os Bendigo en el Nombre del Padre, y en Mi Nombre de Cristo, os Ilumino con la Luz del Espíritu Santo… ¡tomad y llevad!… ésta es Mi Voluntad, ¡Benditos seáis!… Lentamente, tomad vuestro sitio; que Mi Luz, va con cada uno de vosotros. …

78. Esta cadena será grande y será en el mundo, en unos y en otros les iré Uniendo hasta que haya, fijaos bien, Pueblo Mío, una Fuerza capaz de ser Sentida desde el hogar de los enfermos, solamente falta una sola Realización, que Sepáis Conectaros por medio de la Oración Verdaderamente Sentida.

79. Ahora, quiero que Me Atendáis, con todos vuestros sentidos Dispuestos. Grupo de Cristo, Escuchad: Proyectar los Sentimientos Puros nacidos del Amor, de la Caridad y la Bondad hacia vuestros semejantes, son las Oraciones Espirituales que vos debéis Elevar a Dios para solicitar al Mundo Espiritual de Luz, por cada uno de los que quieran recibir Servicio de vosotros; esta es la Clave, para todos y cada uno: el Hacer esta Oración a Dios, los enfermos, los pobres, los necesitados, los tristes, los afligidos, es como si tocaran un timbre hacia los Cielos, ésta es la Clave, por esta Clave, por esta forma de Oración, os atenderán los Protectores del Grupo, los Protectores Espirituales de cada quien, que entonces Trabajarán con vos, dando Curación o dando Ayuda, atendiendo la Plegaria del que haga la Oración plenamente Sentida en lo intimo de su ser.

80. Esta Oración será semejanza de un Timbre de lo humano a lo Espiritual, entonces, esos 12 Trabajadores, esos 12 Luminares protectores de este mundo, al Escuchar, al Sentir que están Orando con estos pensamientos pletóricos de Sentimiento Sublime Espiritual, acuden… ¿Me Comprendéis, Grupo de Trabajadores en Mi Obra, Me Comprendéis Pueblo Bendito?… ¡acuden Mis Trabajadores Espirituales! a prestar Auxilio, a prestar Servicio, a ver qué es lo que se Necesita; entonces Recibirán la Ayuda, por medio de esta Clave; cada uno de los Necesitados debe Orar de esta forma, debe de Elevarse en Oración cada noche, porque ésta es la que os pone en Contacto, en Conexión con las Fuerzas ocultas al ojo humano, Fuerzas Espirituales del Servicio Divino con la Fuerza Invisible de Mis Trabajadores Espirituales y también con las mentalidades de Mis Seguidores y de los Sensitivos de Mi Pueblo.

81. Llegará el momento en que la Unificación haga tal Fuerza, que al pedir por Medio del Sentimiento Sublime de Amor, se sentirá más Fuerte, cada vez más Fuerte, capaz de Curar una enfermedad o capaz de Remediar un problema prontamente; entonces ésta es la Clave para Pedir y ésta es la Clave para buscar Sensibilidad Espiritual y Consuelo, Inspiración y Conexión Espiritual, ésta es la Clave para Recibir, pero ésta es la Clave para dar Gracias también. Y podréis, después Elevaros por medio de estas Oraciones hasta alcanzar la perfecta Comunión que vendrá: la Comunicación de espíritu a Espíritu pero seguirá siendo la misma Clave.

82. Si en vuestros pequeños intentos, os viniese otra clase de pensamientos, formulando aún palabras y frases, ¡no importa! si el Sentimiento que os motivó es Noble y Bueno, Servirá igual, para que sea Atendida vuestra Necesidad; y vosotros, tenéis también que atender y dar a todos de lo que Yo os doy, para que todos Sientan el Consuelo y el Remedio a sus pesares.

83. Ahora, Mi Pueblo, pedid, que se os dará; mas Yo os digo: ¡Sabed Pedir!… pues es preciso que Sepáis hacerlo, ya que muchas veces pedís por la carne; y muy pocas, para el alma y el espíritu; mas, Yo os Enseño, Pueblo Amado… ¿Me habéis entendido y Comprendido?…

84. En Recompensa de aquello que ha existido a través de los Tiempos en vuestro ser, en Recompensa de lo que Sentís y de lo que Pensáis a solas, de lo que Me Amáis; y de lo que esperáis de Mí, en Recompensa de todo lo que habéis sufrido calladamente, Mi Pueblo, Yo pongo Mi Enseñanza en vuestras manos para vuestra Alegría, va llena de Mi Justicia, de Mi Amor y de Mi Luz. Amados Míos, tomadla para vos, vuestro pensamiento lo conozco y por eso os Ofrezco Mi Tercer Testamento que directo os doy a vos, para toda la humanidad.

85. Pueblo, Preparaos, que voy a Bendecir todo lo que habéis traído. Bendigo vuestras aguas, para que los que tengan Fe, sean Curados; las Bendigo en el Nombre del Padre, en Mi Nombre de Cristo y en Nombre del Santo Espíritu. Mi Amor y Mi Luz os dejo… ¡Benditos seáis Pueblo Amado!…

¡La Paz del Divino Espíritu, sea con vosotros!…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *