Explicación del Mundo Espiritual 1943 Feb. 11

Conferencia de un ser Espiritual de Luz. 11 de Febrero de 1943 Tema: ¡Luz Maestra en Directores Espirituales y lo que es el alma humana!

¡Un hermano vuestro, en Nombre de las Huestes Espirituales del Cristo, entre vosotros!…

1. Hermanos muy Amados: El Gran Oriente Espiritual, de prisa en la Altitud de los trabajos llenos de Espiritualidad.

2. Envío a vosotros la Caricia Espiritual que Dulcifique vuestras tristezas y amarguras; mi Caricia se deja sentir una vez más, ahora que el Alto Oriente, derrama la Claridad de sus Luces Espirituales para dar a vosotros el Néctar del Conocimiento Espiritual y Divino, la Fragancia Sutil y Elevada que estáis esperando.

3. Ciertamente es pesada vuestra existencia y en medio de los afanes de la Vida, vais buscando un poco de Dulzura, de Suavidad, de Ternura y de Cariño, para que se mitiguen las amarguras de vuestra existencia humana.

4. ¡Ya ha llegado el momento!… haced que vuestras preocupaciones se alejen, aquietad vuestras mentes, dejad las ocupaciones de la existencia material y saboread la Dulzura que vierten los raudales de Luz del Espíritu Santo. Descansad de vuestros afanes y saboread lo que es descanso en la Vida Verdadera.

5. Yo os hablo a vosotros, Peregrinos de la Vida, que lleváis en vuestra alforja, muchas inquietudes, vuestro cerebro está cargado de muchas preocupaciones, de grabaciones de tristes pensamientos; deteneos y saboread del Néctar Sublime; saboreadlo, que así sentiréis la necesidad de recibirlo cual alimento cotidiano, que, sin él, el cuerpo desfallece.

6. Voy a presentaros mi antítesis, antes de empezar el Estudio de esta noche. Habéis obrado desautorizadamente y por haber usado del Libre Albedrío y por dejaros llevar de vuestra desobediencia, habéis sufrido; vosotros, no habéis ocultado a las Potencias del Gran Oriente, a las Inteligencias Espirituales; y habéis puesto en el diario, abierta invitación. Ésa ha sido la Causa; pues ya dije que invitarais, pero no ciertamente, en esa forma.

7. Habéis recibido las Perlas brillantes, de la Palabra Maestra; los Sublimes Pensamientos, que en Excelsa Cátedra, brillaron, con la Luz de Aquel que sintió el más grande Amor a vosotros, Enseñándoos los Deberes en vuestra existencia humana, para que vosotros que estáis en la Tierra, aprendáis vuestra existencia humana; para que vosotros que estáis en la Tierra, aprendáis muchos Conocimientos que ignoráis y que aprendáis entre ellos, que lo más grande del hombre, es: Saber Perdonar… ésa ha sido la Lección, de esa Feliz noche.

8. Para el que injuria, una Bendición; para el que blasfema y que aún insulta, una Caricia; que cual antídoto del veneno, Dulcifique un poco la amargura que en él mismo veneno se encuentra.

9. Lo más grande en el hombre, es estar siempre dispuesto a Aprender y a conservar la Paz, dominando todas las vicisitudes tristes y amargas en su existencia.

10. Habéis aprendido la necesidad de Dispensaros, porque habéis visto el mal efecto que la violencia y la ira producen; y yo quiero siempre el Buen Efecto, que seáis Dóciles, Rítmicos en el vivir, en el hablar, Puros de alma y corazón, Limpios en todos los actos de vuestra existencia humana y en la espiritual; entonces, sin que digáis: –yo soy maestro… otros lo dirán; pues, no solo con la palabra, sino también con los actos, deberéis daros a conocer.

11. Amados hermanos espirituales: ¡Entrad en la Comprensión, de ese Aprendizaje maravilloso que habéis tenido!… Por una parte, el insulto, la provocación, el ultraje; por la otra, la Luz que resplandece y un Amor pleno de Comprensión, que dice: ¡Bendigo vuestra sonrisa dudosa, que es para vos, quemante para mí, siempre Disculpable!…

12. ¡Qué triste es escuchar de los seres humanos, estas palabras: –¡yo soy grande, yo soy maestro!… y es triste, porque el Gran Oriente, las Potencias de Luz que allá moran, saben que no es Verdad; que no es Verdad que lleven la Antorcha Resplandeciente, para Iluminar a los hombres que moran bajo el sol.

13. Muy grande trabajo nos cuesta, hacer que penetren las palabras de Verdad de la Sabiduría Espiritual; cuando, nos dicen: –¡Todo lo sé, nada necesito Aprender, ya tengo toda la Sabiduría en mi mente humana, dentro de mi cerebro, en él, se encierra todos los Conocimientos y nada tengo que aprender!… ponen barreras y no permiten que penetre la Luz de la Verdad, por los conductos del entendimiento; manifestando con ello, el sello de la ignorancia, de aquel que se ensalza y glorifica en sí mismo.

14. Debéis de apartar de vosotros, todas las pretensiones y la vanidad que dejan al espíritu del hombre prisionero, como el caracol en su concha, porque muy lejos de la Sabiduría, está el orgullo.

15. Estáis atravesando un período de importancia, en este siglo. La Luz del Eterno Oriente, se extiende con grandeza por la Tierra; y los Altos Mensajeros del Espíritu Santo, se encuentran Dispuestos para dar al hombre, no solamente la Palabra de Luz; sino también el Ejemplo de Obediencia, Equidad y Amor.

16. En este Período, son los momentos de gran transición, de un Era que termina y otra Era con mayor Luz que principia. La Era nombrada cristiana, que está por concluir y la Era del Espíritu Santo que comienza y está próxima a Manifestarse a plenitud.

17. Es tiempo de Transición; de una edad planetaria que termina y que muchos estudiosos nombráis como: “Piscis”… y otra edad planetaria que está por principiar, que nombráis: “Acuario”… la que por muchos es conocida con el Símbolo de: El hombre del cántaro… que adelanta unos pasos; lo que quiere decir: El hombre en el cual, se madura la mente… del hombre que Despierta más aventajado, que busca la Espiritualidad con más ansias de Saber y Adelanta unos pasos en Espiritualidad.

18. En este Tiempo, mis Amados hermanos, grandes bandos desencarnados, los maestros de Comprensión que están en planos muy Elevados, están siempre ocupados en Alumbrar a la humanidad con las Luces del Conocimiento, para dar al hombre el Mensaje de Preparación, de mayor Conocimiento, para dar al hombre la Dirección. Nunca, repito: ¡Nunca!… -por mucho que penséis- no podréis imaginar, la importancia de este Tercer Tiempo.

19. Todas las cosas y los acontecimientos, son a semejanza de la Trilogía y la Evolución, que busca la Perfección del hombre.

20. Primero se ve la oruga, después la crisálida y luego un día, al despertar el alba, veis la mariposa que ha dejado de ser crisálida.

21. La humanidad con grandes pasos se encuentra buscando el Adelanto, la Sabiduría; quiere Justicia y Amor, pero cuando se toca el orgullo, se detiene en el camino de su existencia, porque aún no domina la vanidad, porque no es maestro.

22. Es maestro, el que piensa, habla y actúa como tal; lo difícil no es hablar, la dificultad está en aplicar lo hablado, a las acciones y a las obras.

23. El proceso de la oruga a la crisálida y de ésta a la mariposa, lo pasa la humanidad que quiere Alumbrar su entendimiento con las Luces procedentes de la Verdad.

24. El párvulo, busca las Lecciones de la Enseñanza del Maestro de maestros; cuando las Comprende, se convierte en Discípulo, conoce la Luz desde su principio, y más tarde, cuando Vibra esa Luz en su Conciencia Espiritual y la Realiza en Pensamientos y en Palabras, poniéndola por Obra, de Discípulo llega a ser maestro; maestro, que se Prepara y se dispone ya a Compartir, dando a los párvulos de lo Aprendido y Practicado en la Divina Enseñanza.

25. Vosotros no aceptáis la Irradiación del Verbo Divino Maestro, porque no sabéis la importancia de este Tercer Tiempo. Porque no sabéis que el Cristo es el Gobernador del Movimiento Universal de éste y de todos los Mundos; que da Instrucciones que regulan a hombres, Conciencias y Luces; por eso, no comprendéis su Irradiación, porque se os olvida el estado de transición de las edades Planetarias.

26. Para Favorecer la edad Terrestre, siempre aparece la Potencia de un Faro director, que dirige por Buen camino a las almas; y vosotros, debéis tener presente esto en vuestro propia Conciencia.

27. Los que antes no habían sentido deseos de Investigar, de Aprender, más tarde sentirán ansias de Saber, ansias de Conocer las Revelaciones del espíritu; y dirán: yo era tranquilo en mi vida, viviendo para la carne, ¿por qué hoy la Vida, me llama a un Conocimiento mejor, más Elevado?…

28. Ya no buscarán solamente el bienestar material; buscarán los Resplandores de Luz antes ocultados a su vista, porque las vendas que cubrían sus ojos, se han roto; y al Despertar, sentirán hambre y sed de Conocimientos, porque el Espíritu de Suprema Sabiduría, el Gran Logos Solar, como Verbo Divino siempre está ejerciendo sus Divinas Influencias, ofreciendo el Néctar de la Vida y la Verdad, para dar Enseñanza y Espiritualizaros, para que más tarde sepáis Perdonar a los que os ofenden y seáis los Preparados, los sembradores de su Simiente Espiritual.

29. Aquellos que habías sentido gran Atrición por las influencias de las manifestaciones y las cosas de la Tierra, Ciertamente ya no suspiraréis por las manifestaciones de esta existencia material y humana, por las cosas medidas, tangibles y pesadas, por las formas pasajeras. Vosotros, suspiraréis y anhelaréis algo más Espiritual y duradero.

30. La Llama del Amor Eterno, -que no es el apego a la carne- intuirá al hombre a posponer la personalidad humana, diciendo: Grandes cadenas me han puesto, pero ya están rotas con la Espiritualidad; ya Siento la nueva Aurora de la Espiritualidad, brillando en el firmamento. …

31. Todo aquel que quiera ser Iniciado, Iniciado será, porque no repetirá la súplica; ya que el que quiere y busca la Luz, de la Luz recibe.

32. Vosotros aún no podéis tener un firme criterio sobre estos Mensajes Espirituales, porque apenas principia una pequeña parte de Ellos; la más grande, está aún oculta, ante la escasa Comprensión del hombre.

33. Vosotros recibiréis mucha Luz, que en este Lugar se derramará. Las Potencias Luminosas del Gran Oriente, se Manifestarán algunas de ellas entre vosotros y Prepararán vuestras mentes, dejarán la semilla de Luz sembrada en vuestros entendimientos; y entonces, os Prepararéis para la nueva edad, más Espiritualizados, más Comprensivos, más Elevados.

34. El hombre será, ante la edad que se presenta, más espíritu que personalidad y carne; Ciertamente, para eso, la Semilla de Luz, ha sido sembrada; y Ella, a través del tiempo, dará su fruto.

35. Debéis invitar y dejar pasar a todos aquellos que, con Respeto, quieran escuchar la interesante Esencia derramada entre vosotros, sin hacerlo públicamente, no debéis privarles.

36. Es malo ser extremistas, los extremos son la causa del descontrol, de la desarmonía.

37. Siempre debéis pensar en forma Noble y Elevada, para que cuando os hagan un mal, lo devolváis con Bien; Trasmutad siempre el pensamiento; es decir: no destrocéis el Ritmo Universal. …

38. Vosotros que os lamentáis de los acontecimientos: ¡dejad de lamentaros!… y recibid la Lección, de la Gran Enseñanza Espiritual.

39. El Verbo Divino, os dijo: – ¡Así, así hablaran las sombras, los nombrados demonios; el reino denominado, se dividirá” … ¿Qué os quiso decir Cristo, el Maestro de maestros?… Que el Mensaje del Cristo, es y será conocido: Por la Nitidez, por la Pureza de sus palabras, por la palabra llena de Justicia, Amor y de Misericordia… y agregó, en su Mensaje: “Pues que si el Bien, lo Predicaran los genios malignos; dejarían en ese instante, de ser genios malignos.” … Recordad esta Frase de esa Lección de su Enseñanza.

40. Es lamentable que mis hermanos, que probaron ofensas, sean tan escasos en mente; es lamentable, repito: Que digan, simplemente, que: ¡Cristo, es peligro!… ¡Gran equivocación!…

41. Una de sus diversas y secretas Manifestaciones Comprensivas, uno de sus grandes Significados es: “Ungido…” las doctrinas humanas en aquel Tiempo eran peligrosas, era peligroso formar grupos o bandos; peligroso, porque el egoísmo del César, veía en ellos un estorbo en sus dominios; y eran perseguidos, por los hombres que empuñaban las armas; no era peligrosa la Doctrina, era peligro para los hombres del poder humano; y de ahí viene, lo de: Peligro. …

42. El Amor, es la llave compasiva que abre las Puertas de los Cielos; y si no conocéis la Compasión, ¿cómo podréis entrar al Reino de los Cielos, si estáis muy lejos de sentirla dentro del corazón?… y, sin Amor… no hay Salvación posible; por ello, debéis Amar a la humanidad entera, a vuestros hermanos, amigos y enemigos y a toda la Creación Existente.

43. Ya se dejó oír la Voz del Maestro de maestros, del Gran Maestro Universal, diciéndoos: -¿Qué grandeza encontraríais?… ¿qué Méritos tendríais, si sólo Amáis a los que os Aman?… Grande, y con más Méritos, es aquel que Perdona y Ama a quienes considere sus enemigos. …

44. Ésta es la Luz del Evangelio del Cristo, sembrado en la Tierra y son Rayos que a la Tierra van Iluminando y seguirán Iluminando a las almas, para seguir los Dictados de su Divina Ley, Respetando todos los Ordenamientos del Ser Supremo.

45. Pensad vosotros en la Dulzura, en el Amor Sublime de la Palabra del Maestro, que, en este Tiempo, os pide Perdonar al asesino de vuestro padre. ¿Quién lo ha dicho antes?… Ni los sabios de Grecia ni los de Egipto, han pensado en tan grande Pensamiento, ¡no!… Ciertamente, que todos los hombres que se sientan Antorcha, Faro de Luz, no han pensado en el Perdón ni en el Amor Perfecto.

46. Grandes Libros llenos de Tesoros Luminosos, saldrán de la Meditación y Análisis de todas las Cátedras de la Enseñanza Sublime que habéis tenido; vendrán otras Lecciones de maestros Espirituales, otros tiempos vendrán; pero su Palabra de Amor no cambiará, es única, es la Grandiosa Manifestación del Mesías, la Magna expresión del Ungido.

47. Ya sabéis; hoy que os he hablado del futuro cercano, del cambio de las Edades Planetarias, como algunos Estudiosos las clasifican; y que cuando el hombre más necesitado está, la Luz de los Cielos se derrama con más abundancia sobre la Tierra por medio de Mensajes Espirituales; que cual lluvia Bienhechora, llegan al entendimiento del hombre; Alumbrando sus Conciencias, con las Luces del Saber.

48. También sabéis, que la Ley de Dios, es: Mandato Supremo y Sublime. …

49. Arreglad el Templo interior -que no está formado por la mano del hombre- Elevando vuestro espíritu; Dios quiere Morar Ahí, ¡dejad que, en vuestra existencia humana, manifieste su Presencia!… ¡Sentid dentro de vosotros su Ley, Vividla y hacedla Vivir a los demás!…

50. Vosotros merecéis todo mi Amor y afecto, porque sois hijos de nuestro Padre Celestial; y ya que sabéis la gran Importancia del espíritu, no pongáis las piedras en el Sendero Señalado; que piedras, son: La arrogancia, la vanidad, la violencia y el orgullo… porque dejáis evidente e impreso, el sello de las pasiones que os dominan; y no de lo que decís ser, en Virtudes.

51. ¡Decís lo que sois, pero no procedéis como lo que decís ser!… Pensad que la arrogancia, la vanidad y el orgullo, deben quemarse en el Fuego del Amor y la Sabiduría, que tienen el Sello de la Humildad.

52. Ser Humildes, no es precisamente ser harapientos. La Humildad, está muy lejos de la arrogancia, la vanidad y del orgullo.

53. Sed sencillos y espontáneos cual palomas y Glorificad al Creador Increado, que hace su Divino Ejemplo. Adeptos, seguid sus Huellas de Luz, que están Marcadas por las Buenas obras.

54. Vosotros podéis hacer con vuestras palabras y obras diarias, la Oración del día; podéis hacer vuestro Padre nuestro y el Ave María: Visitando enfermos, visitando hospitales, visitando cárceles… vuestro Credo y vuestra Salve: Consolando al triste, socorriendo al necesitado, haciendo Caridad siempre. …

55. Y cuando tengáis el corazón lleno de Fe; cuando Arda en el anhelo de Ayudar con Amor, a todos los que viven entre vosotros; entonces, podréis ser: Colaboradores del Bien. …

56. Con la Humildad y con la Paz Espiritual, colaboraréis con los directores de planos Superiores; que tienen por Norma Suprema, hacer siempre el Bien, porque ya no pueden obrar en otra forma.

57. Acostumbraos a que vuestras obras, sean siempre Buenas, llenas de Amor; que así, serviréis de Colaboradores en la Gran Obra. Obrad siempre de acuerdo con la Moral, la Fraternidad y la Bondad.

58. En los planos Superiores Espirituales, tenemos por costumbre, Ennoblecer todo pensamiento, palabra y obra; engrandecerlo todo, para Manifestar al Padre brillantemente, en todos los actos.

59. Los seres identificados a la Luz, tenemos el deber de Cooperar en la Armonía, Amar la Exactitud; y por el Amor, por el mismo Amor, de: nunca mentir… ya que vuestra alma se mancharía y vuestra Mente Espiritual se opacaría, tan solo con haber tenido un pensamiento insano, impropio de los Luminares que son Potencias Espirituales desencarnadas.

60. Es mi Anhelo que Aprendáis a vivir con la Armonía de los Planos Espirituales; ya os dije, qué debíais hacer, para dar los primeros Pasos por el Recto Sendero; porque el que lo principia e inicia, está más cerca que aquel que aún no ha principiado.

61. Vosotros que empezáis a recibir los primeros Mensajes Espirituales; aunque estáis lejos de conocer los grandes Arcanos –que tendréis que conocer después– para ello quiero Preparaos: para que vengáis con la Alegría, del que va a recibir un Caudal Espiritual. …

62. Del Gran Oriente, estamos dispuestos a hacer curaciones en los cuerpos humanos. Tenemos el Conocimiento de la existencia de grandes depósitos de Energía Universal, de éteres Curativos; y podemos preparar, con substancias fluídicas, Verdaderas Aguas que se convertirán en Medicina potente; a través de agentes Energéticos, Fluídicos que obran directamente sobre la subconsciencia humana.

63. ¿Qué es subconsciencia?… la que nombráis Subconsciencia, es la directora del mecanismo básico; la subconsciencia dirige los trabajos corporales, ella es la Programación del Alma Universal, directora del organismo; y a ella me refiero, porque en ella se conservan y se concentran las energías; pero, porque en ella, pide vuestro hermano Espiritual lo necesario, para hacer las curaciones.

64. El alma no muere, la carne tampoco. Seré más claro, mis Amados hermanos: La muerte y la casualidad… no existen; son palabras, pero no Realidades.

65. Veamos: la carne que es el cuerpo, sin el alma, está sin la Animación del soplo de Vida, está inerte; pero después, entra la descomposición y cambia de manifestación porque la Animación de Vida pasa a los parásitos, que vibran dentro del Hálito de la Corriente Animadora y también coexisten Animados al unísono; aunque ya no, en el Nivel ni en la Armonía del ser Pensante que tiene Libre Albedrío.

66. La muerte, nunca ha existido. El cuerpo descompuesto, ofrece el cambio o la transformación de la Manifestación de Vida en su animación; el parásito, tiene animación y expresa la Vida; variantes son sus formas, sin embargo, la Vida Universal se expresa en Todo lo que Anima, provocando cambios incesantemente.

67. La casualidad, ¡qué es la causalidad!… solamente es una palabra, no la Realidad, es efecto de las causas, las causas producen los efectos y por tal motivo, la casualidad es siempre un efecto de una causa; conocidas unas, desconocidas otras, pero siempre con causa, es todo Efecto.

68. Por esto, mis queridos hermanos, yo os digo: El alma no muere… ya que, el plano de lo invisible -a la vista humana- está lleno de Luz Divina; todo Existe, todo se Manifiesta, todo Vibra, todo Irradia, todo se Mueve, no hay algo que esté inerte; la inercia, es sólo una palabra vana, quimérica.

69. ¿Creéis vosotros que, en el mineral, no se expresa la Vida del Creador Universal?… El Mineral Vibra, manifestado la Vida Universal que es Dios Mismo y es Perfecto como mineral; el Vegetal, manifiesta la Animación de Vida con más potencia, pero limitado en su espacio; y el animal también, así como el cuerpo del hombre, aún con mayor potencia Manifiesta Animación de la Vida del Creador; pero en todos los planos, la Vida existe Universalmente Manifestada y se Expresa en diferentes formas pero en todas late; todo Vibra, por medio de su animación Divina, expresándose de acuerdo a su Potencia en su energía contenida.

70. Por eso, la Palabra del Maestro, os dijo: –Si las estrellas irradian, si los soles irradian, si los hombres se comunican a distancia, ¿por qué no he de Irradiar Yo, que soy el Manifestador de la Luz y Vida Misma?…

71. Ciertamente, si todas las cosas que irradian y expresan Vida, se Manifiestan. ¿Por qué, pues, vosotros buscáis la muerte, si aún en la que nombráis muerte, está Manifiesta la Vida del Creador Supremo?…

72. Habéis escuchado en vuestra existencia humana, grandes conferencias, a Oradores que por las aulas aprendieron las ciencias, para enseñar después; pero, ahora, que estáis escuchando la Experiencia Espiritual, de quien Vive en la Verdad; la Experiencia Espiritual de los que hemos Vivido, como vosotros que estáis existiendo como humanos; y que seguimos aprendiendo en las grandes Altitudes Espirituales, porque no nos estorba la materia, que a vosotros os dificulta el Aprendizaje.

73. ¡Haced entrar a la parte material humana, en la Corriente Armónica Espiritual!… la materia, no es antagónica; debéis hacer que, entre brillantemente, en Ritmo, Acorde con el espíritu, para que su Espiritualidad brille a través de la materia.

74. Esto os Aconsejo yo, por la experiencia de los muchos años que existí en la Tierra y por la experiencia del tiempo que he estado aprendiendo en algunas esferas mentales, con seres Espirituales Superiores.

75. Los seres –estando en el alma- tenemos una Vida más dichosa, porque estamos más Conscientes, vivimos mejor, hacemos más uso de nuestros Poderes Espirituales y manifestamos más Altamente la Verdad; no tenemos barreras, nada nos amedrenta.

76. ¿Qué fuego, nos podría dañar?… ¿qué mal, podría detenernos?… ¿qué es el fuego para las almas?… ¿qué fuego hay para el espíritu?… ¿qué es el mal, para el Pensamiento Luminoso Espiritual?… ¿cuál pudiera ser aquella barrera que nos detenga?… para el alma Limpia de espíritus Justos y Amorosos, no hay obstáculo; en los Planos Espirituales Elevados, estamos Emancipados, ya somos Libres.

77. En los planos bajos, existen almas de seres turbados pasionalmente; de los cuales, recibiréis sus experiencias; con la preocupación con que vivieron en la Tierra, así desencarnaron; y mentalmente, lo siguen Sintiendo y viviendo -al estarlo rememorando, resurgiendo y experimentando- en sí mismos.

78. Vosotros, tenéis almas de espíritus encarnados; nosotros, tenemos almas de seres desencarnados; y Todos como Vidas, como seres Pensantes, somos espíritus hijos del único Espíritu Divino.

79. ¡Qué es el alma, sino un Vehículo substancial del espíritu!… Llamadla como queráis; pues por tantos términos que usan los seres humanos, se revuelven en incomprensión.

80. El espíritu, se manifiesta por medio del alma; yo, estoy irradiando sobre la Facultad, haciendo Vibrantes mis Pensamientos en voz sonora.

81. Vosotros no esperéis muerte, lágrimas injustificadas; sabéis que lo que se siembra se recoge, que toda obra tiene en sí, su Premio o su castigo; según el Bien o la iniquidad, de lo cometido.

82. Fijaos en estas palabras: Si sembráis cardos, ¿cómo queréis recoger rosas?…

83. Nosotros, espíritu en alma que fuimos seres humanos encumbrándonos por la Gran Escala de la Evolución; os enseñamos la Verdad, según la capacidad que existe en el alma, del espíritu que Aprende y que Enseña.

84. Yo os digo: No os afanéis tanto, por lo que habréis de acumular materialmente; porque mientras el hombre piensa, en los bienes obtenidos de las cosas de la Tierra; el espíritu, tiende a las Manifestaciones Luminosas de los Cielos.

85. No debéis olvidar que antes de ser vosotros en materia, ya erais en espíritu, ya erais espíritu Viviente en el Reino del Espíritu y en el ámbito de las almas; y la materia, -por medio del alma- la habéis adquirido, en esta reencarnación humana.

86. Habéis olvidado el Reino del Espíritu, mis Amados hermanos; a cada paso os apartáis más de ese Reino, porque no manifestáis en vosotros, lo que el espíritu ha formado.

87. Los espíritus, no podemos morir porque somos eternos como Vidas o Seres Pensantes cual Entidades Vivientes, ya que nuestro Padre Dios, nos Dotó de su propia Vida Eterna o Existencia Divina; y en cuanto al alma, nos estamos manifestando en el Hálito Universal del Padre Celestial.

88. ¿Qué es el alma?… Es el Hálito Supremo del Padre Celestial. Mas, como hijos de Él, nos ha Dotado de Vida Eterna, porque la VIDA que Es DIOS, no morirá jamás; si la carne no muere, la Entidad del espíritu, es inmortal y jamás puede morir.

89. Si hemos surgido como pequeñísimos rayos de Luz, volveremos al Seno del Padre, cual Seres Resplandecientes, brillando mucho con las Potencias y Atributos y Desarrollados, porque están latentes; y el hombre, tiene el Deber de ya Desarrollarlos, hasta que sea Súper hombre.

90. Para que el hombre sea Súper hombre, debe conocer la Grandeza de su espíritu y la Divinidad, de la Verdad que siempre brilla y que va a la Eternidad a través de los siglos.

91. El alma, inmaculada –ya sin mancha alguna- volverá al Seno de nuestro Padre Celestial, porque es parte integrante en la expresión de su Conciencia Divina; y no Manifiesta, la maldad humana.

92. ¡Ya veis que no es posible ni hablar ni pensar, en lo que no es Real!… No existe la muerte, es palabra vana, quimérica; porque en la que nombráis muerte, está Manifestándose la Vida Existencial de Dios.

93. En cada Sistema solar o Galaxia, hay un Director, a semejanza de la Mente Suprema del Padre; y en cada Director, se Manifiesta en su Luz, el Mismo Ser Supremo; el Director, se convierte en Vehículo Sagrado, para que el Padre, se Manifieste por él Mismo; de ahí viene, que Él es el Director del Sistema; y hay un Director correspondiente a cada planeta, que recibe Órdenes directas del Padre Celestial.

94. En el Sol Central, se reúnen los Directores Espirituales, para tener acuerdos. El sol de vuestro planeta, es de los más pequeños astros luminosos; vuestro mundo, es más pequeño; hay soles y mundos, muy grandes; y en ellos, se reúnen los Directores de planetas, para recibir órdenes, del Director del sol central de esa Galaxia.

95. Y este mundo de efectos, es dirigido por las grandes Inteligencias desencarnadas, que dirigen soles y sistemas. Tienen un papel ¡tan importante! que dirigen a los hombres del mundo, Manifestando en su magna Labor, al Director Supremo del Mundo de los efectos.

96. ¡Éste es vuestro Camino, esta vuestra Esperanza!… lo que ellos son, vosotros lo seréis a través de siglos y de siglos, de edades planetarias; dejando toda prisa, poco a poco, seréis Perfectos; porque debe Reinar el Poder y el Amor; y el Amor y el Poder, manifiestos por medio de la Humildad, os darán la Sabiduría, necesaria para vuestro Perfeccionamiento..

97 ¡Todos debéis Perfeccionaros!… ¡Por todos los caminos, por todos los senderos, debéis entrar en la Corriente de la Perfección Amorosa, ser Sencillos, Humildes y Sabios!…

98. Si no entráis en la Corriente llamada de las Potencias, no podréis jamás Armonizar con la Vida Misma del Creador Universal.

99. Hermanos muy Amados: vosotros mismos debéis Perfeccionaros, que si no empezáis, estáis muy lejos de alcanzar el Pulimento Espiritual y la Liberación.

100. Yo pido a las Potencias del Gran Oriente, me concedan su Cooperación Espiritual, su Unificación, para esta Sublime Obra; para que los éteres Luminosos, en gran Vibración, tengan la Fuerza poderosa Energética de toda Substancia Curativa, -para toda enfermedad y heridas-por nuestro Padre Celestial.

101. Éteres, Esencias, Substancias y Elementos: ¡Vibrad juntamente, con el ritmo de la Vida, con la Armonía de la Verdad que brilla, en el Nombre de nuestro Padre Celestial que rige los mundos y al Universo entero!… ¡Vengan los poderes energéticos para que queden convertidos en Aguas Medicinales!… ¡Hágase la Luz, broten de los Poderes invisibles, los éteres luminosos!…

102. Me retiro por unos instantes de la materia y después volveré a despedirme de vosotros.

103. Para quienes esperan que la Luz de la Esperanza, brille. Llamadme, que en vuestras tristezas; yo os Consolaré y seré cual pequeña Luz, en vuestra confusión.

104. Cuando las penas en vuestra existencia, os hieran, ¡llamadme!… y mi Amor, estará con vosotros.

105. Mi Amor, mi recuerdo, mis palabras y mi Caricia Espiritual, queden en vosotros. Mi Vibración Espiritual, se aparta de la materia, recibid Consuelo en vuestras aflicciones.

106. Vuestro hermano Espiritual que os Ama y os Bendice. ¡Las luces del Gran Oriente, sean con vosotros!…

107. ¡El Agua, vuelve al agua; el fuego, al fuego vuelve; el viento va al viento; y el alma al Alma Universal de Dios!…

¡La Luz de nuestro Padre y Creador Universal, sea con vosotros!…

Ciudad de Monterrey, día 11 de Febrero del año 1943

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *