Oración

La oración espiritual

La oración espiritual: Es la comunicación entre el hijo (hombre) y Dios.

La oración entonces puede ser definida como sinónimo de comunicación espiritual. (Comunicación de espíritu a Espíritu)

espíritu (del hombre) – Espíritu (de Dios).

Pasos de la oración

  • Petición
  • Intercesión
  • Adoración
  • Contemplación

Los primeros 3 pasos son explicados directamente con referencia de Libro de la Vida Verdadera.

Referencia de los pasos en Libro de la Vida Verdadera

•12-358-11. ¿En qué consiste la oración? La oración es petición, intercesión, adoración y contemplación. Todas sus partes son necesarias y una brota de la otra, porque en verdad os digo que la petición consiste en que el hombre me ruega le conceda sus deseos, le satisfaga anhelos, lo que él cree más importante y sano en su vida, y en verdad os digo mis hijos, que el Padre escucha la petición y da a cada uno lo que más necesita, siempre que sea para su bien. Mas cuidaos de pedir lo que esté en oposición para la salvación de vuestro espíritu; porque aquellos que solamente piden dones materiales, goces materiales, poder temporal, están pidiendo encadenar a su espíritu.

•12-358-12. Los goces materiales sólo traen sufrimiento, no solamente en este mundo, sino aún después de la transición al mundo espiritual, porque hasta allí puede llegar la influencia de esos deseos materiales, y al no poder librarse de ellos sigue atormentado por esos anhelos, y desea regresar una y mil veces a la Tierra para reencarnar y seguir viviendo materialmente. Por eso, mis hijos, pedid solamente lo que en verdad necesitéis para el bien de vuestro espíritu.

•12-358-13. La segunda forma de la oración, la intercesión, brota del amor al prójimo, del amor que os enseñé como Maestro cuando vine a este mundo. Rogad por vuestros hermanos cercanos y distantes, aquéllos que en las naciones están sufriendo las consecuencias de la guerra, que están sufriendo la tiranía de los gobiernos temporales de este mundo.

•12-358-14. Preparaos, oh mis hijos, rogad por vuestros hermanos, pero también en esta intercesión, debéis saber pedir, porque lo que importa es el espíritu. Si vosotros tenéis a un hermano, a vuestros padres o a vuestros hijos enfermos, rogad por ellos, pero no insistáis en que se queden en esta vida, si esto no es lo que el espíritu necesita. Pedid mejor que su espíritu sea libre, que se purifique en sus sufrimientos, que el dolor propicie la elevación espiritual. Por eso, el Maestro os ha enseñado desde el Segundo Tiempo a decir: “Padre, cúmplase tu voluntad”. Porque es el Padre el que sabe mejor que cualquiera de sus hijos, lo que el espíritu necesita.

•12-358-15. La tercera forma de la oración, la adoración al Espíritu Divino, significa la adoración de todo lo que es perfecto, porque a través de esta forma de oración podéis uniros con la perfección, con el amor que abraza a todo el Universo. En la adoración podéis encontrar el estado perfecto que cada uno de vosotros debéis alcanzar y por la adoración llegaréis a la contemplación que, unida a la oración, os llevará a la unificación con el Espíritu Divino, a la fuente de la vida eterna, a la fuente que os da fuerza día tras día para llegar al Reino del Padre.

Contemplación y Meditación

La meditación forma parte de la oración espiritual y tiene dos etapas:

  1. Silencio: Dentro de la contemplación y meditación, es necesario entrar en silencio, para así, tener la capacidad y disposición de recibir el mensaje.
  2. Análisis: Dado el mensaje, la señal, o la guía, se requiere un ejercicio intelectual y espiritual de análisis. Poniendo todos nuestros atributos a disposición, para entender y aprender lo recibido.

La practica como culminación de la oración

Nadie puede afirmar que a meditado un conocimiento, si en la practica referente al mismo. Sigue actuando, como si desconociera de el.

En la oración espiritual con la Divinidad, si somos guiados y no hacemos caso. Actuando desobedientemente bajo nuestra propia voluntad o criterio. Entonces aun recibido el mensaje, no es algo que pongamos en practica y podemos decir que no se aprendió de esa lección. Por lo tanto no nos comunicamos efectivamente.

La verdadera oración solo es culminada cuando se ejecuta lo recibido en la practica de los actos.

Verdadera Oración

Si la humanidad supiera orar, uniría la mente, el corazón a su espíritu, escucharía en su conciencia la voz divina de Dios y sentiría su presencia muy cerca de ella.

Cuando Yo os digo que oréis, comprended que os pido obras buenas, ya que no son tanto vuestras palabras lo que verdaderamente hablan a mi Espíritu. Un pensamiento por muy hermoso que sea, si no es sentido, carece de esencia. Una palabra o una frase por muy bellamente que sea dicha, sino se transforma en
obra, no tendrá vida y lo que no tiene vida, no existe, por lo tanto no puede ser recibido por Mí, no sólo os concretéis a penetrar en el recogimiento interior de vuestro pensamiento, sino también salid de ese santuario y dejad en cada hermano vuestro, una prenda de verdadera fraternidad, como la más cierta prueba de que vivís velando y orando por vuestros semejantes.

La verdadera oración espiritual, es permitir que vuestro espíritu se eleve libremente hacia Dios el Padre Creador, en entregaros con plena confianza y fe; en aceptar con verdadera humildad la voluntad de vuestro Padre.

Es tiempo para orar y meditar; pero con oración libre de hábitos y de rutina, con meditación serena y profunda. Orad directamente hacia Mí, sin necesidad de intermediarios, ni palabras, símbolos, ritos o imágenes, puesto que vuestro ser interior y superior ha sido quien se ha elevado en busca mía.

2 comentarios

  1. La oracion es el.vinculo mas estrecho entre el padre y la hermana humanidad ya que a travez de ella se comunica para ser portaboses de su mendaje divino

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *