Cátedra 1949 Feb. 27

Cátedra del Verbo Divino. Domingo, Febrero 27 de 1949 Tema: Solo esta Nación fue Escogida y Privilegiada para la Tercera Comunicación Divina

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!… Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para desde allí entregaros Mi Palabra en este Día de Gracia 27 de Febrero de 1949, Pueblo Amado de Israel, vengo a daros la Bienvenida en Mi Regazo Paternal, a daros la Bendición; mas por vuestra presencia, Perdono y Bendigo al Universo entero en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por Conducto del Hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad a esta Nación Escogida en la Tierra, Yo os acojo en Mi Regazo Pueblo Bendito, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

1. Pueblo Amado: Quiero que Sintáis Mi Paz y que la llevéis en lo profundo de vuestro espíritu, que no la dejéis huir jamás; que las tentaciones, no os arrebaten Mi Paz; ni las distintas vicisitudes que cruzan en vuestro paso cada día, os arrebaten Mi Paz; que la violencia, tampoco os despoje de Ella… y entonces, Pueblo, poseyendo este Don tan Preciado, llevándolo en lo profundo del espíritu, seréis dueño de la Paz de Mi Reino; de ese Tesoro, que el hombre aun con toda su ciencia, con todo su poder, no puede alcanzar, no puede encontrar ni descubrir; porque la Paz del Reino del Padre, no se alcanza con las ciencias humanas, no se alcanza con el metal, ni con el poder de la Tierra; la Paz del Reino del Padre, se alcanza por la Humildad: con la Oración, con el Amor y las Buenas obras.

2. Y así quiero que permanezcáis: Asimilando en vuestro propio espíritu y corazón y Practicando con vuestro cuerpo humano también, esta Doctrina, que os Enseña todas las Virtudes y Dones Espirituales, todas las Virtudes y la Moral humana… para que en todas las sendas, de este mundo y en el Camino del espíritu, Siempre Obréis con Rectitud, con Limpidez y con Elevación.

3. Conociendo vuestro espíritu, en Verdad; Mi Ley y Mi Obra, no puede caer en fanatismo ni en misticismo, en idolatría ni en aberración. Alcanzando vuestro espíritu, a Conocer los Dictados de Mi Ley y Mi Obra; entonces, dentro de esa Ley, rinde su Verdadero Culto y su Deber, ejecuta su cumplimiento con Sencillez, Limpidez y Simplicidad.

4. Así quiero que sea el hombre, así quiero que sea el espíritu, así quiero que sea Mi Discípulo: Puro, Sencillo y Simple… mas, intentad penetrar en Mi Arcano y veréis que todo Allí en lo Divino, en lo Celestial, en lo Espiritual, es Puro, Sencillo y Simple. Sin embargo, si no habéis logrado penetrar en lo profundo de Mis Misterios, de Mi Arcano, de Mi Sabiduría, es porque nunca os habíais Preparado correcta y espiritualmente para Conocerlos.

5. Si el teólogo se ha confundido, si se pierde en el camino que él mismo se ha trazado, es porque no se ha Preparado Espiritualmente; y entonces, Me encuentra complicado, confuso y misterioso. Yo no Soy misterioso, complicado ni confuso.

6. Pero a vosotros, vengo a Prepararos con Mi Enseñanza y Revelaciones llenas de Claridad y de Luz, para que no caigáis en las ciencias teológicas de los hombres; para que no miréis a Mi Espíritu ni a la Vida Espiritual, en forma complicada; para que no miréis, después de esta existencia humana, un Más Allá Impenetrable, unos; los otros, temible; y otros, confuso y Misterioso; sino que todos Miréis, después de esta existencia humana, la Continuación del Camino Espiritual, la Liberación del espíritu, una Vida más Alta, más Maravillosa, más Plena de Luz, más Grande, y Perfecta.

7. Y desde ahora, Prepararéis vuestro espíritu; para que él, -si en otras veces cuando ha dejado las anteriores materias, no ha sabido penetrar con la debida Preparación, con el Paso en Firme, en el Más Allá,- ahora sí, en este Tercer Tiempo, todo espíritu de Israel, lleve la Preparación; lleve en su Alforja lo necesario para aquel Viaje, lleve la Sandalia y el Cayado preparados; mas, no en lo material, sino en lo Espiritual, para que tenga; la Fortaleza, en los pasos Espirituales que dé; la Limpidez, para que su huella no imprima mancha en aquel Camino de Luz, que es Pureza; y lleve, en la Alforja de su espíritu: la Conciencia, la Elevación, la Conformidad y el Amor ante su propio Destino, Trazado por su Padre… para que siempre le Sostenga y siempre le Aliente en el Camino; y siempre le Señale, allá en el Horizonte Espiritual: la Tierra Prometida. …

8. Y así, Pueblo, Conociéndome vos, Conociendo Mi Obra y el Camino Verdadero, no podréis errar jamás; y Conociéndome vos, podréis darme a Conocer a los hombres y llevar de Mí, la Idea Perfecta, la Idea Real de Mi Existencia, de Mi Esencia y Potencia.

9. Entonces, Pueblo, vos no Me miraréis jamás, como un Dios confuso o misterioso; sino como un Padre, cuyo corazón, está Abierto siempre para hablarle al hijo, para Amarle, para Contestar sus preguntas, para Disipar sus dudas, para hacer Luz en sus tinieblas; un Padre, que comprende, el porqué de vuestros yerros; un Padre, en quien no Miréis vosotros, al juez injusto, a un Padre vengativo, a un Dios rencoroso; sino que Miréis en el Corazón de ese Padre: Un Juez Inexorable, sí, un Juez Recto, pero Siempre Justo y Perfecto. …

10. Cuando vosotros, Pueblo Amado, así Me Conozcáis: como el Padre, Justo y Recto… Me Amaréis, más de lo que hoy Me Amáis; y entonces, no descansaréis en el Camino, cuando estéis buscando las tinieblas para Convertirlas en Luz; entonces, el cansancio, la vejez, los deberes materiales, los placeres, todo desaparecerá ante vos, para sólo dar paso, en vuestro corazón y espíritu: al Amor, a la Piedad y a la Caridad infinitos.

11. Tendréis Amor, Piedad y Caridad, Mi Pueblo, por aquellos que no Conocen al Verdadero Padre; por aquellos que creyendo Conocer y Amar a su dios, no Creen en el Verdadero Dios, ni lo Conocen; por tanto, no lo pueden Amar con Perfección Espiritual.

12. Ahora Israel, vos que sois el Primogénito entre los Pueblos de la Tierra, una vez más contraeréis el Compromiso Espiritual con el mundo, de ser, vosotros: La Antorcha de Luz, el Estandarte de Paz… de ser vosotros, no una Tribu que guíe a las otras tribus como en el Primer Tiempo; ahora, seréis un Pueblo, que Guíe a los demás pueblos; y no serán Doce, sino: Ciento cuarenta y cuatro mil… los Señalados, para esa Labor Espiritual y material.

13. No Sabéis Amados Míos, cuántas razas, cuántas lenguas, cuántos colores y castas, tengan que Seguiros a través del desierto, de los desastres, del hambre y la sed, de las persecuciones y acechanzas, de los combates y sitios; hasta poder vosotros, Conquistar los corazones y hacer que los Pueblos Unificados a vosotros, alcancen también la Conquista de la Patria Espiritual, de la Morada de donde salisteis: la Tierra de Promisión Espiritual. …

14. Ahí, en la Morada Divina, es donde llegaréis todos, desde el Primero hasta el último, –ya que, ni uno sólo se perderá, porque fuera de las Puertas de Mi Reino ni uno solo quedará– Yo haré Festín, que durará Eternamente para Mis hijos; hasta que el último de ellos se Siente a Mi Mesa, hasta que el último pueda Imitarme en Mis Virtudes Divinas, en Mi Amor; y Yo, pueda estrechar a todos, porque Mi Amor de Padre, es Universal.

15. Estas Parábolas, no las toméis en sentido material. Penetrad en Mi Palabra para que sepáis cuál es la Tierra Espiritual, cuál es el Festín y la Mesa; y lo que no os diga Yo, en palabra a través del hombre; lo diga por medio de la Inspiración Divina que Desciende a toda Conciencia, a toda mente; para que así, Analicéis y Comprendáis lo que por estos labios pequeños y humanos, os entregue.

16. En Tres Tiempos, Pueblo, os he Revelado y Entregado Mi Ley para que vos fueseis Aquel que llevaseis a las naciones y a todas las generaciones humanas, el Conocimiento de esta Ley; y por medio de Mi Ley, de la cual se deriva Mi Enseñanza: Mi Doctrina, y Mis Revelaciones… os he Enseñado a Amar todas las Manifestaciones de la Vida, a Amar todo lo Creado por Mi; dando el Primer Lugar, a lo Divino y dando su lugar Correcto a lo Espiritual, a lo humano, a lo material.

17. Cada Manifestación, cada Naturaleza, cada Conciencia, cada criatura y cada cosa, tiene un Lugar en el Universo, tiene un Sitio en la Creación; Lugar, que la Voluntad del Creador, le ha dado.

18. Hay Manifestaciones, que se encuentran primero y otras después; y así, también vosotros, debéis Reconocerlas, para que Améis a vuestro Padre antes que a todo lo Creado; y después, sepáis Amar todo lo demás, en el Lugar que Dios, ha Colocado a cada una.

19. Mi Doctrina, nunca os ha enseñado a desconocer la existencia material, por eso en el Segundo Tiempo Me hice Hombre, por eso Encarné en Envoltura humana, para daros un Ejemplo, una Enseñanza Viva y al Alcance de todos.

20. Si muchas veces Contemplasteis la tristeza en Mi Faz, es porque contemplaba Yo, que Estando entre Mis hijos, los hijos no Me Reconocían; que cruzando Yo, por la senda de ellos Mismos, ellos vivían y hacían todo, como si el Reino Celestial no estuviese cerca.

21. Si muchas veces Escuchasteis en Mis palabras, que Yo abominaba todos los placeres mundanos, es porque Mi Ley, en todos los Tiempos ha abominado todo lo superfluo y malo; pero Yo os he Enseñado a Conocer la Vida Espiritual y la existencia material, porque una y otra, encierran Bellezas, Maravillas, Expresiones Infinitas, Legislaciones, Enseñanza y Esencia.

22. En aquel Segundo Tiempo, no solamente os Enseñé el Cumplimiento Espiritual, no sólo os Preparé para la Vida del espíritu; Yo quise también, ¡oh! Mis hijos, haceros Amar, Enseñaros a Amar Profundamente los Actos Correctos, Nobles, Lícitos y Buenos, que el Padre, ha Instituido en vuestra existencia humana.

23. Yo cruzaba por las campiñas, y Bendecía a los labradores; y los campiñeros, suspendían su labor para Escuchar las Lecciones de Mi Enseñanza; y les hablaba de la Vida del Espíritu y les Bendecía también porque Amaban el trabajo de la Tierra.

24. Yo penetré en los hogares; y ahí donde contemplé al matrimonio Unido y Amándose entre sí, gocé con ellos y les Bendije y los Levante como un Ejemplo para los demás. Penetré en los hogares, en el instante en que los padres con sus pequeños se sentaban a la mesa; y en la mesa, Bendije su pan, su Unión y su Amor; y os dije: Estas familias son a imitación del Reino del Padre; y estos hogares, son también como un Santuario. …

25. Cuando solitario podía encontrarme y los pequeños Me descubrían y venían en Mi busca, se arrojaban en Mi regazo y Me cubrían de ósculos; y al contemplar estas manifestaciones de Júbilo, Mis Discípulos los reprendían; y Yo, les decía: ¡Dejad que los niños se acerquen a Mí!… porque contemplaba también a la inocente materia, como a un pequeño Capullo que había de abrirse a la existencia humana.

26. En aquella Pureza y aquel Candor, Yo a través de Jesús, Me Recreaba; eran las tiernas Rosas que habían de Florecer para la Vida, que habían de ser para la Gloria del Padre; y fui en las bodas, en la Alegría de Mis hijos, en sus Festines Sanos.

27. Yo también penetré a compartir de aquel instante Sublime de la Unión de esos Destinos, de dos almas que habían de ir por el Camino de la Ley hacia Mí. Por lo que el Maestro, os dice ahora: He aquí que os vengo a Revelar más y más acontecimientos de los Tiempos pasados… y aquel, que Conozca Mi Doctrina Espiritualista, tendrá que Reconocer mejor la Vida y Amarla mejor; tendrá que Maravillarse de esta Naturaleza, tendrá que Maravillarse de la Envoltura, del Cuerpo que el Padre, le ha Confiado, de la Perfección con que lo ha Dotado; y que fue hecho, como un Instrumento Perfecto para uso del espíritu.

28. Tendrá el hombre que Reconocer, que esta existencia material, es Maravillosa; que es un Gran Libro, una Gran Parábola, una Gran Enseñanza para el espíritu; que esta existencia humana: es Maestro, es Madre, es Camino y es Crisol; que en ella, viene a sufrir y viene a gozar, viene a Aprender y a Experimentar; también, viene a Acrisolarse y Fortalecerse, Capacitándose así, para después poder Aprender en la Vida Verdadera, Mayores Lecciones, para poder Comprender mayores Inspiraciones y poder Resistir también mayores Pruebas.

29. Pero esta existencia Terrestre, tiene un hasta aquí. Para el espíritu, es una morada limitada. Vuestro mismo cuerpo humano, ese Instrumento que os he confiado, tiene existencia Limitada también, y el espíritu en el humano, el espíritu Reencarnado, debe Reconocer su principio y su fin, el porqué de su existencia, de lo que le es Lícito, de lo que puede ambicionar y lo que puede desear, y lo que está más allá de su alcance; debe Comprender, lo que no le pertenece, para que se levante luchando con Ideales de Verdad Reales en la Senda del Amor, en la Senda del Progreso Espiritual y humano, en el Camino de la Luz Espiritual.

30. Así quiero que sean Mis Discípulos: Plenos de Conciencia… porque presto os dejaré en Mi Lugar; y entonces, tendréis que hablar al mundo; hasta los mudos hablarán y si no lo pueden hacer con sus labios, por medio de palabras; lo harán con obras: con su Vida, sus Virtudes y su Amor. … pero para que esta Verdad Florezca y Surja de entre vosotros, os sigo Enseñando y os sigo Purificando; y no os dejaré impreparados, no os dejaré débiles ni confundidos, declararé a Mi Pueblo, hasta la última de las Lecciones de Mi Enseñanza, de Mi Verdad y le haré hasta la última de Mis Correcciones; le entregaré todas Mis Indicaciones; y, ¡Bienaventurado Israel!… si en Conjunto se Levanta, porque entonces, Pueblo Amado, presto muy presto, Mi Palabra en el mundo, se Cumplirá.

31. Mas, si Israel Permanece Dividido. ¡Benditos y Bienaventurados los que se Levanten Creyendo en Mis Mandatos; Atribuyendo a Mi Espíritu Divino, las Órdenes de Espiritualidad, de Progreso y de Elevación que os Vengo Pidiendo!… ¡Bienaventurados! los Obedientes y los Discípulos de Buena Fe; mas, aquellos que aún permanecen en la incredulidad, en la materialización, en la desobediencia; en ellos, Mi Perdón siempre será, pero presto, muy presto, las lágrimas candentes en sus ojos serán.

32. En 1866 os entregué una vez más la Ley, Pueblo Amado. En ese instante, muy pocos fueron los que se Reunieron. Y en 1884, el Padre, cual Maestro Perfecto, os Reveló su Obra, lo Espiritual, lo Elevado y lo Eterno. El Padre, os Reveló el Culto, que habríais de llevar en el Tercer Tiempo; y dentro de la Tercera Era: La Comunión de espíritu a Espíritu… y os Reveló, el Nombre de su Obra: Espiritualismo… para que así vosotros, fueseis los Discípulos despojados de Todo Materialismo, Fanatismo e Idolatría.

33. El Verbo Divino del Padre, Reveló lo Espiritual y habló de Símbolos; Invisibles para los ojos humanos, pero Visibles para el espíritu, para la Conciencia y para el corazón; y los Primeros Discípulos del Tercer Tiempo, introdujeron en Mi Obra las cosas materiales, el culto exterior. Pero eran los Primeros Pasos hacia el Cumplimiento de Mi Obra, mas el Padre, en su Complacencia, en su Tolerancia Divina, a los Discípulos se los concedió, ya que, puestos los Discípulos en el Principio de la Enseñanza, habrían de llegar a Comprender después: el Ideal y la Obra de su Maestro. …

34. Colocados los Discípulos, en el Camino del Progreso y de la Evolución Espiritual; Paso a Paso, Lentamente, pero con Paso Firme, habrían de irse Despojando de Todo lo Material, de todo lo Superfluo, de todo lo Innecesario en la Obra Espiritual del Padre.

35. Y así, el Maestro, día tras día y Cátedra por Cátedra, fue aumentando sus Revelaciones, fue Elevando su Enseñanza a Mayor Espiritualidad; sin detenerse, Hojeando el Gran Libro del Sexto Sello, Página tras Página, sin detenerse; pero el Pueblo, el Discípulo, sí se detuvo, se detuvo en la Primera Página, en el Primer paso y siguió reviviéndolo.

36. El Primer Guía, no quiso Caminar por la Senda del Progreso, no quiso tomar la Evolución; se conformó con tener siempre la Presencia de su Maestro y de estarlo oyendo siempre y de Admirar su Amor; pero lo hizo, llegando a la Familiarización, tanto de su Enseñanza como de su Reclamo.

37. Y ahora, que se Acerca el instante, en que el Maestro, Cierre su Libro, el cual os ha sido Dictado y Escrito lo tenéis; y en que los labios de sus Portavoces, se cierren también, después de tantos años de Doctrina, de Manifestaciones, de Revelaciones; el Maestro, Contempla, que sus Discípulos son como el Párvulo del Primer Día: que no se han Amado, que no han Aprendido a Amarse los unos a los otros, que no se han Unido en Una Gran Familia Espiritual… y se han Dividido, como la humanidad: en hogares, en aldeas y provincias… y han puesto, los Labriegos de esta Obra, los Discípulos del Maestro Divino: límites, fronteras y linderos entre Mi Pueblo… y las costumbres y prácticas que trajisteis de los distintos caminos humanos, del seno de otras instituciones, sectas y religiones y que introdujisteis en Mi Obra, aún las queréis; y las habéis incluido, entre las Prácticas Espirituales, como algo Sagrado, como si fuesen de la Verdadera Obra del Padre.

38. En los últimos instantes, en los Postreros Días de Mi Enseñanza, contemplo a Mi Pueblo, como lo contemplé el Primer Día: como un Párvulo… y es por eso que le Reclamo en Mi Enseñanza; y Mis Correcciones, son entre vosotros: en los que os Preparáis, en los que tenéis Buena Voluntad de Recibirme como Maestro, como Padre, como Dios y Juez… también, los que Preparáis vuestro espíritu, no para recibir la Alabanza o el Galardón prematuro, sino aquellos que venís como Discípulos Contritos, Humildes a pedir al Maestro, más Luz para Comprender mejor su Enseñanza; a pedir al Maestro, que os Corrija, para que quedéis Limpios y Preparados después de Mi Partida.

39. Y con esa Disposición, con esa Fe, con esa Humildad, ¡oh! multitud, Ayudar a los Portavoces, por los cuales os vengo Revelando y os vengo Entregando Mis últimas Cátedras; esas, que han de ser Imborrables, Inolvidables en el corazón de Mi Pueblo, pues Ellas, latirán al compás de vuestro propio corazón por siempre.

40. Porque, no es el Tiempo, en que Yo venga a encubrir vuestros errores, a callar vuestras faltas o a entregaros un Premio antes del tiempo marcado; porque vosotros bien Sabéis, Amados Míos, que en esta Tierra, no Recogeréis ni el Triunfo ni el Pago, porque es débil el corazón del hombre; y si en este mundo, recibieseis vuestro Galardón, muchos podríais flaquear y convertiros en señores de la Tierra; muchos perderíais la cabeza, ante la Adulación de los seres humanos.

41. Pero si vosotros, Me Amarais; Amaríais a los hombres vuestros hermanos, sin esperar el pago de ellos, recibiríais con Amor y con Regocijo su ingratitud; y aun el Muerto –a la Luz y la Gracia– que en Mi Nombre Resucite, se ha de levantar para descargar el golpe en vuestra mejilla, pero el Perdón estará en vuestro corazón, no en los labios; y si el corazón humano, si la carne no sabe Despertar a la Verdad, por vuestro Perdón y Amor; el espíritu de aquél, sí Resucitara a la Vida de la Gracia.

42. En Verdad, ¡Preparaos, Pueblo Amado!… Espiritualmente Yo os Fortalezco y os Elevo. En Verdad, os dice el Maestro: No hay sobre el haz de la Tierra otro Pueblo, otra religión o secta que tenga al Maestro, que vos Tenéis. No se Derrama en ninguna otra Nación ni Congregación de este mundo, la Esencia de Verdad que vosotros estáis Recibiendo.

43. Sed Gratos, ante este Beneficio del Padre; y Aprovechad esta Fuente de Amor, porque muchos hombres, muchas naciones, esperan Mi Llegada. Unos, saben que las Señales han Acontecido ya; que las Señales que Avisaban de Mi Presencia, de Mi Llegada entre los hombres, han pasado; y otros, están diciendo que ya es Tiempo; y así, los hombres se levantan.

44. Los que han guardado Mis Profecías, Mis Promesas y Palabras, ellos se preguntan: -Maestro Divino, ¿por qué no has Cumplido?… las Señales han sido ya entre nosotros y no Te Miramos Aparecer, ¿por qué no has Cumplido con Tu promesa?, ¿acaso Mintieron los Profetas?, ¿acaso Tú, no nos dijiste la Verdad?, ¿acaso no Te hemos Sentido y estás próximo a Llegar o Estás en algún Lugar, en donde nosotros, no Te podemos Mirar?… y si a vosotros, no llega esta desesperación, si no Escucháis estas Súplicas, estos Lamentos, de Cierto y en Verdad, os digo: Yo sí los Escucho…

45. Llega a Mi Corazón de Padre y de Dios, el clamor de los hombres, el clamor de los espíritus; mientras Israel, duerme, mientras Israel, harto del Pan de Vida Eterna, se ha dormido después en la Mesa, en su ansiedad ha tomado la Hora Sexta para dormir, y su letargo ha sido muy profundo; y el Pan y el Vino, han quedado en la Mesa y las Migajas han quedado debajo de la Mesa; y muchos, se mueren de hambre y de sed.

46. Mas, si Yo enviase a Elías, a las naciones para que se materializase, diciendo a los hombres de la Tierra, que Yo Me Estoy Derramando en Palabras a través del entendimiento humano en la Nación Mexicana, se levantarían en turbas para oírme; unos, con la incredulidad y los otros con la Fe, atravesando montes, desiertos, mares y océanos, hasta llegar ante vosotros mismos; preguntando de puerta en puerta, de corazón en corazón: –¿adónde está el Cristo?… ¿dónde está el Consolador Prometido?… y, ¿qué encontrarían entre vosotros, Mi Pueblo?… ¿qué encontraría el mundo, entre Mi Familia Doctrinada desde el año 1866?… ¿Encontraría la Espiritualidad, el Amor, la Caridad, entre vosotros?… ¿encontrarían Pruebas de ser vosotros Mis Discípulos, Mis Apóstoles del Tercer Tiempo?…¿ podríais dar esas Pruebas, ante estos buscadores de Verdad, ante estos hambrientos de Amor y de Justicia?… ¿Qué contemplarían los ojos de la humanidad?… Solamente desobediencia, ingratitud, duda, incredulidad y materialismo… ¿Alcanzáis a Comprender, Israel, el desengaño del mundo, si la humanidad os descubriese, en esta situación?… ¿Podría el mundo Creer en Mi Presencia, podría Creer en Mi Obra, Israel Bendito?…

47. He ahí el por qué os Reclamo. He aquí por qué os Corrijo y os Enseño. He aquí por qué, ya no Recibo del Pueblo de Israel: el mal Cumplimiento ni las malas Obras… he ahí por qué vengo descubriendo Mi Verdadera Obra Espiritual, una vez más entre vosotros; Mi Obra de Verdad, la que os di a Conocer en el Sinaí en el Primer Tiempo; la que os Revelé en el Segundo Tiempo, desde el instante de Mi Nacimiento, hasta el instante de Mi Muerte en cuanto Hombre; la que os Revelé en 1866 por conducto de Elías, a través de Roque Rojas y que Confirmé en 1884, a través del entendimiento de Damiana Oviedo; y que será Consumada, en el Año 1950.

48. Ésa es Mi Obra Divina, la que los hombres y Mi Pueblo han empañado siempre y confundido con las obras humanas, confundido con religiones y sectas, con cultos externos. Mi Obra, que es Espiritualidad, que es Pureza y que he venido a poner en el espíritu de Israel; no en la carne del Pueblo. Esta Obra Divina que Vengo una vez más a Descubriros, para que la Reconozcáis y la pongáis en Práctica; y por medio de Ella, podáis alcanzar la Unificación y la Espiritualidad de vosotros mismos, Mi Pueblo, y de la humanidad.

49. Una vez más, os digo: Cuando lleguéis a Conocer Mi Obra, estaréis Unidos, Me Amaréis y os Amaréis los unos a los otros. …

50. Si los unos, vais Comprendiendo Mi Verdadera Obra; y los otros, se obstinan en sus propias obras… existirá siempre división, existirá siempre pugna entre los hijos del Padre; y así como en otros Tiempos, se levantaron tribus contra tribus; ahora, serán Recintos contra Recintos y corazones contra corazones.

51. Pero a vosotros, los que estáis oyendo y Escuchando esta Palabra, en Verdad, os digo: Ninguno debe ser juez de sus hermanos, ya que en ninguno dejo Vara de Justicia, ni Espada de Dos filos. … En vuestra boca dejo Broche de Oro, vuestros labios Sellados quedan para todo Juicio, para todo desgarro, para toda ofensa y en vuestro corazón, dejo la Luz y el Perdón. Vuestros labios, se abrirán solamente: cuando Perdonen, Enseñen y Amen. También, cerrad vuestros oídos, para el palabrerío, para las murmuraciones y los juicios.

52. Aprovechad los Momentos Precisos, los últimos instantes del Final de los Tiempos: en Reconocer Mi Obra, en Practicarla, en Preparar vuestro espíritu, en Adelantar en la Senda de Luz, en Levantar vuestro corazón a la Lucha y al Trabajo, en Amaros los unos a los otros y en Perdonar las ofensas pasadas. …

53. Discípulos: una vez más os he dejado Mi Amor; y os digo una vez más, que he venido en este Tercer Tiempo, a Salvaros; a levantaros del cieno de la Tierra, para haceros Mis Discípulos; a daros la Fuerza, para que atraveséis por todos los abrojos y espinos, por todas las vicisitudes y dolores de la Tierra. No detengáis vuestro paso, ni las más grandes amarguras, os aparten de vuestro Cumplimiento.

54. Todo lo Contemplo. Vuestro dolor, es en Mí. El cáliz, del dolor se encuentra lleno; y la humanidad, lo está Apurando. No sois los únicos que sufrís, no sois los únicos que lloráis, ni los que apuráis con más intensidad el dolor.

55. Verdad, es, que todos traéis una herida en el corazón: la amargura en vuestros labios, la tristeza, el desaliento por momentos, porque habéis encontrado injusticia, ingratitud, fatiga; porque la existencia, ha sido larga y traéis un fardo pesado en vuestros hombros; ya que la existencia humana, acumula sufrimientos y vicisitudes tristes, porque algunos de vosotros, os vais quedando solos en esta existencia; pero Todos, estáis en Mi Regazo, a Todos os Acompaña el Padre.

56. En Verdad, Yo Mismo Soy en la Senda del Varón que es como un soldado Infatigable en el Camino de la Lucha, que no se doblega ante los sufrimientos, y en su Oración Me Invoca y llora como un niño débil, para mostrarse después en el camino de los demás, como el hombre Fuerte.

57. Y así, Estoy, en el corazón de la madre, como en el corazón de la mujer solitaria y abandonada, para que no se sienta sola; como Estoy, en la senda de la doncella, para Librarla de toda acechanza, cómo lo Mismo Estoy, en la senda de los pequeños; con la viuda, con el enfermo, con aquel que lleva la cruz de su dolor con Paciencia y espera ya solamente de Mí, porque no encuentra en la existencia humana, un corazón que sienta su dolor.

58. Con vosotros Estoy, Mis hijos Amados; y así como Estoy con vosotros, en vuestras penas humanas, lo Estoy con todas las creaturas, porque en todos Estoy y para todos es Mi Amor.

59. Mas, no solamente Me concreto a Sentir vuestras penas, vuestras zozobras; Vengo a Remediarlas también; Yo Soy el Doctor, Soy el Dador, Soy el Administrador de todos los Bienes y vengo a Depositarlos entre vosotros a la medida de Mi Voluntad, porque sois, los que Me decís: –¡Padre, hágase en mí Tu Voluntad!… y Mi Voluntad, es Amaros Siempre; Mi Voluntad, es: que os Salvéis… que cuando tropecéis en la Senda, os Levantéis; y si no podéis por vuestra falta de fuerza, es Mi Mano la que os Levanta, para que no caigáis en los abismos.

60. Mi Voluntad, es: que no Me cerréis el corazón en vuestro pecho; que Exista Siempre Fe en vuestro espíritu; para que de Ella, compartáis a los demás… porque en vosotros, han sido y serán siempre Benditas, todas las naciones de la Tierra. Sin embargo, todavía os sentís débiles; así como dije a Mis Discípulos en el Segundo Tiempo: El espíritu es Fuerte, pero la carne es frágil y débil… pero vuestro espíritu, es Fuerte, por eso Me Ama, Me Sigue y se Levanta paso a paso.

61. Que no desfallezca vuestro espíritu, que no desespere en el dolor; las penas pasarán y es Mi Voluntad levantar la Purificación en un corto número de albas.

62. Hoy, quedáis sujetos a Prueba. Penetraréis en Albas de Recogimiento, de Conmemoración. Haréis Meditación, haréis Oración. Practicaréis Mi Obra.

63. En aquellos días de Conmemoración de Mi pasión Divina, recibiréis en Plenitud Mi Palabra una vez más; y pasadas esas Albas, Yo contemplaré vuestras Lágrimas; mas, no de dolor, no de sufrimiento; sino Lágrimas de Gratitud y de Gozo Espiritual.

64. En Verdad y en espíritu, no sabéis quiénes sean levantados de esta existencia humana a la Vida Espiritual, pero estad Preparados todos Mis hijos; y aquellos que no saben Prepararse Espiritualmente para partir al Más Allá, alcancen la Preparación, para que las lágrimas y el luto, no sean en Israel; sino, solamente sea: La Conformidad, el Recogimiento y la Elevación Espiritual. …

65. Elevad vuestra Oración por la Paz del mundo, por la Luz para todos los espíritus que vagan entre tinieblas; y también, por la Unificación de Israel. De este modo, os Hablo y os Conforto, corporal y Espiritualmente. ¡Oh, Discípulos Benditos del Maestro!… Yo os Bendigo y os Perdono, en Mi Nombre que soy el Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. …

66. Porción Bendita de Mi Pueblo Amado: Entre el follaje de este Arbusto, dejo tres nuevos Ruiseñores. … Día de Fiesta es para vosotros, durante unas albas retendré Mis Dones entre vosotros; pero antes de Cerrar Mi Arcano, os he entregado esta Gracia.

67. ¡Benditos aquellos que sintáis Gozo en vuestro espíritu, por lo que os he Confiado en estos instantes!… Mas, también a vuestro corazón voy a entregarle, para que él permanezca Fuerte en estos Días de Prueba, de Recogimiento, de Oración; le entrego: Fuerza y Luz. … Analizad por qué, el Maestro, os entrega Fuerza y Luz para las Albas venideras. ¡Velad y Orad, Mi Pueblo!… que grandes Revelaciones alcanzaréis, en aquélla Semana de Conmemoración.

68. Presto Me encuentro, Israel, a hablaros con Palabras que no habíais Escuchado; a Revelaros, lo que no habíais Recibido todavía, ya que siempre os he encontrado Ocupados en los menesteres materiales; porque siempre vuestro espíritu se encuentra ocupado, no sólo en las Manifestaciones Espirituales, sino en los intereses terrestres, y el corazón también y vuestros Sentidos.

69. Pero, en estas Albas, Meditaréis; en estas Albas Alcanzaréis a Comprender, que la Obra del Padre, es algo Más de lo que habéis Recibido, Conocido y Aprendido hasta ahora; y que la Palabra del Maestro, no es todo lo que habéis recibido; que es más lo que Guardo en Mi Arcano para Entregaros en las cortas Albas que os Restan, que lo que os he Entregado desde el año 1866 hasta el Presente; y que la Preparación de los Pedestales, ha de ser Grande; y la del Pueblo, ha de ser Grande también, para que así el Maestro, pueda Desbordar hasta la última de sus Palabras y Cumplir entre vosotros, hasta la última de sus Promesas.

70. Presto Estoy a Desbordarme, en el seno de todo Recinto, sin distinguir a ninguno; pero también en este instante, os Declaro, que: Yo Me Derramaré, en el que más se Prepare… porque ya no es Tiempo de Inocencia y de ignorancia, porque mucho el Pueblo, ha Aprendido de Mí; y es Menester, que este Pueblo, alcance Mi Gracia y Mis Bendiciones, por Méritos propios.

71. El Tiempo, en que Yo vine a Rescatar al mundo con el Precio de Mi Sangre, ese Tiempo ya pasó; Hoy, el Pueblo, se Redimirá por sí Mismo; hoy, él será el que Haga Méritos; Yo, de ellos Me Serviré, para entregarle Mis Grandes Caridades. Por lo que una vez más, os Digo: en el seno de los que se Preparen Plenamente, Estaré… porque con todos, quiero Estar.

72. Mi Divino Espíritu, en albas de Conmemoración, no vendrá a materializarse; Mi Palabra, todo lo dirá, todo lo Recordará; Mi Palabra, Revelará nuevas Lecciones para vosotros, que sois el Presente; y para las generaciones Futuras, también.

73. Yo Perdonaré a aquellos que todavía se Levantan materializando Mi Espíritu, en estas Albas de Conmemoración; pero les Tocaré; y después del año 1950, penetraréis siempre en esta Conmemoración, pero cada año daréis un Paso más hacia la Espiritualidad y hacia la Perfección; y en cada una, estará presente Mi Espíritu, Derramando entre vosotros, ya no sangre material; sino Sangre Espiritual y Agua Espiritual que es la Vida del Padre que viene a Fortaleceros, a Enseñaros Siempre nuevas Revelaciones de Mi Espíritu, a Aclararos Nuevos Misterios de Mi Divinidad, para que seáis los Discípulos de siempre: los Discípulos del Espíritu Santo, los Apóstoles de Cristo… vuestro Maestro de maestros.

74. Desde Mi Alto Solio Derramo la Paz en el Universo; y como a vosotros, os he contemplado con Amor Infinito, así contemplo a todas las naciones.

75. Mi Mirada atraviesa por todos los espacios, haciendo Luz, Perdonando y entregando a todos los seres y a las criaturas; y en este mundo, en donde contemplo tanto dolor y tanta miseria, Derramo Mi Amor en todas las formas; según sea su dolor, así sea Mi Caridad y Mi Bálsamo en todos Mis hijos.

76. Sujeto a prueba, el mundo puede encontrarse. ¡Grande es el cáliz de amargura que apuran los hombres!… en el Cáliz, Estoy Yo; y en el hombre, Estoy Yo. …

77. Comprended lo que os digo, Pueblo, para que Veléis y Oréis, porque en este instante –en que va a ascender Mi Rayo– penetraréis en la mejor de vuestras Oraciones Espirituales, comunicándoos de espíritu a Espíritu con Mi Divinidad; para que con vuestro Pensamiento y Buen deseo, con vuestra Espiritualidad, derraméis Bendición en todos vuestros hermanos. …

¡La Paz de Mi Espíritu, quede entre vosotros!…

México, D. F., a 27 de febrero de 1949

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.