Cátedra 1947 Dic. 31

Cátedra del Padre Eterno Gran Jehová. Miércoles 31 de Diciembre de 1947 Tema: ¡Falta de Cumplimiento en el Nuevo Pueblo, mercaderes e idólatras en su Obra!

Templo del Mediodía

Recinto nombrado: “Damiana Oviedo”

¡El Ojo de Mi Divinidad entre vosotros, Pueblo de Israel!…

1. En esta alba: 31 de Diciembre de 1947…

Mi Ojo Divino desciende entre vosotros, para contemplaros como Dios. Como Juez, Me presento, para recibir las cuentas del año que está terminando, del que Me vais a responder cada uno de vosotros. …

2. Mas, os habéis aposentado en la Fuente de la Gracia, donde habéis nacido a la Luz de la Verdad, donde os habéis mecido en el Regazo del Unigénito que Vida os ha podido dar, para que sigáis transitando en la Tierra; el que os ha dado su Mandato y ha puesto la Ley en vuestra mano, para que pudieseis seguir la caminata en este planeta Tierra, para que pudieseis levantar a los pueblos y les dieseis Vida de Gracia; para que los levantéis, no con los torbellinos; sino para que ellos, llegasen a recibir esta Grandeza que vosotros habéis recibido del Cristo Amado para que Cumpláis con esta Misión y en vuestras manos fuese la Ley que lleváis a través de los Tiempos y de las Eras.

3. Yo contemplo, Mis hijos, que no habéis sido los Buenos Labriegos que hayáis levantado el Buen fruto para que de él, pudieseis comer. Venís hambrientos y sedientos, sois los caminantes que habéis levantado vuestra planta por distintos lugares de la Tierra; mas, los unos y los otros os habéis confundido, os habéis convertido en egoístas y habéis almacenado en vuestra alforja, de lo mucho que Mi Verbo Divino os ha entregado.

4. Y, Yo, os pregunto: ¿A dónde están los varones, las mujeres, los ancianos y los niños que no han recibido la Luz?… Ellos, transitan cual parias sobre la Tierra… mientras vosotros, os habéis hartado en el Regazo del Cristo Amado, os habéis Recreado y hartado, en la Mesa de los manjares más preciados;.

5. Mas, la humanidad reclama, ella no tiene el Pan del espíritu, no contempla que seáis el Caritativo sobre la Tierra; mas contemplo, Pueblo, que los hombres han muerto a la Vida de la Gracia, que los pueblos se han apartado de vosotros, porque no han encontrado la torta de pan, porque se la habéis negado y les habéis llevado por mal camino; y a los unos, habéis arrojado del lugar que les he confiado.

6. Mas, Yo, os he reunido y congregado; y habéis arrojado a los vuestros, -a los hijos de Mi Divinidad- del lugar que les pertenece; ellos, se han apartado de vosotros… y en este instante, Pueblo, Yo os reclamo la Presencia de los que no están presentes en este lugar, porque vos, sois el Responsable; y en este instante venís a hacerme presente, no la Obra de Cristo el Maestro de maestros, venís a hacerme presente: La obra vuestra… la que lleváis en vuestra mano, la que habéis formado los unos y los otros, cuando ésta no ha sido Mi Voluntad.

7. Mirad Pueblo, que Yo no encuentro Limpia ni Pura esta Obra, la habéis manchado; y hoy, os contemplo que sois el hambriento y sediento; vos mismo, os habéis despojado de lo mucho que os he entregado, ¿dónde está lo que os ha confiado, el Maestro de maestros?…

8. ¿A dónde están los que habéis Resucitado a la Vida de la Gracia?… Yo os pregunto varones y mujeres, guías de los distintos Recintos: ¿Qué cuentas entregáis del año, que está por terminar delante de vosotros?…

[El Divino Maestro a nuestro Padre Eterno]

9. Hacedor Universal, en este día en que las multitudes del Pueblo de Israel, se han reunido bajo el follaje del Árbol de la Gracia que para ellos he Preparado por Tu Divino Mandato; en este día en que cuentas pedís a los Guías, a los que llevan la Ley en la mano y en que reclamando estáis la presencia de aquellos que cual primeros, se han convertido en postreros; Yo os pido por ellos, son los que he Doctrinado, son los que por Ellos, derramé en el Segundo Tiempo, hasta la última gota de Mi Sangre.

10. Y en este Tercer Tiempo, en que se ha hecho la Luz para Israel, en que se ha hecho la Luz para el Universo, en que por doquier de las naciones he reunido y congregado al Pueblo, que disperso se había encontrado; mas, son los que llevan el Mandato en sus manos, llevan a cuestas un madero muy pesado, es el peso de los Cargos que dice: ¡Juicio, Penitencia y Muerte!…

11. Son los Guías de multitudes, son los Componentes que en cada Recinto prestos han escuchado el Mandato que por Tu Divina Voluntad, Yo he enviado para ellos. Se han reunido los Guías, los Columnas, las Piedras Fundamentales, los Sellos; y todos y cada uno de Mis hijos, les hago presente, ante Tu Ojo Divino. …

12. Yo cubro con Mi Mano, la culpa que les reclamas, cubro la falta de Cumplimiento ante Tu Mandato, ante Tu ley; mas, han sido los malos Labriegos que han debilitado; y en estos instantes, sólo presentan la Obra que han forjado ellos mismos, solo presentan la ley, que -a su propio entendimiento- se han forjado; pero son Tus hijos y Yo Te pido en este día de Gracia, en que finalizando un año de faena, que ha terminado y en la Campiña, Te presentan sus cestos.

13. Mas, contempla a los caminantes que de lejanas comarcas han venido, que Te hacen presente el camino en que han transitado y en donde han herido su planta, para que Tú sólo puedas darles la Sanación y la Fortaleza, para que sigan Adelante.

14. Contempla, Padre, que son los Guías que llevan a cuestas el madero, a semejanza de Jesús de Nazaret; ese madero, que es el Cumplimiento de cada uno de los Labriegos y que se les ha confiado en este Tercer Tiempo; y que ¡créalo el hombre o no lo crea!… van a semejanza del Maestro, llevando por la calle de la amargura el peso de la Vida, del Cumplimiento de los Labriegos del Cuerpo de Mediaunidad, de Facultades y Pedestales, de los Componentes de los Recintos.

15. Mas, en este instante, contempla sus Vestiduras espirituales hechas jirones, mas sólo Tú con Tu Grandeza, podrás Revestirlos y darles Tu Caridad; mas, contempla también a estos Labriegos que han contemplado los obstáculos en su Camino, el escarnio y la befa de la humanidad. Los unos, han seguido en este Sendero; y Yo, Te pido por ellos, ¡oh! Padre Nuestro que estás en los Cielos, como en el Segundo Tiempo les Perdonaste y les recibiste su corta faena; mas, en esta última alba del año, Te hacen presente su trabajo.

16. Perdónales, Recíbeles en este día en que Tu Ojo, -ante sus corazones y ante su presencia- se encuentra de lleno, porque ellos se han Preparado y prestos se encuentran en este instante, formando cada uno de sus corazones un átomo de Atrición; y con ellos, en este instante, Yo formo un ramillete que Te lo hago presente cual un Holocausto; y por este Pueblo de Israel, que es la sal de la Tierra, que es el Fuerte de este Mundo, reciba el Universo entero.

17. Yo Te lo ruego, Padre, por la sangre preciosa que derramé en el Ara Santa de la Cruz ante los hombres, por las perlas purísimas de la Madre Inmaculada que derramó en el Gólgota sangriento, Yo Te pido que recibas a estas multitudes; son las multitudes de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que por Tu Mandato, Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar a esta nación de la Tierra. Contempla al postrero, no contemples su culpa, contempla sólo su dolor que arrastran por su desobediencia, es un átomo de la miseria humana; pero es un átomo, de Mi Esencia y recíbelo en este día de Gracia. …

[Nuestro Padre Eterno al Divino Maestro]

18. ¡Oh, Cristo Amado!… cubrís la falta del perverso y Me decís que no les contemple, que Mi Espíritu perspicaz no penetre a sus corazones, mas, entre los Buenos, están los malos, los que no han arrancado de sus corazones el odio, la maldad y la iniquidad; los que se presentan, con piel de oveja y entrañas de lobo ante vuestra Presencia y ante la presencia de los pueblos que se les han sido confiado.

19. Sin embargo, ellos no han llevado Mi Ley, como se les ha entregado por Mi Mandato; mas, los unos, la han llevado con Amor y temor; y los otros, la han hecho a su Libre Voluntad, añadiendo un codo más y otros quitándole y mancillando la Obra; y Yo, vengo a reclamarles Tu Obra que han hecho jirones y la han arrojado al fango y su planta la ha pisoteado.

20. Mirad y contemplad: ellos vienen desnudos, vienen hechos jirones, vienen manchados. Y, ¿acaso Vos, les habéis negado el pan y el jergón?…

21. Mas, los que traen investidura, contempladles: su odio y su mala voluntad, dividen los pueblos… contemplad que no están todos los Sellos, cada uno ha levantado su planta y se han confundido en su maldad, porque han llevado en sus manos los libros que los hombres han hecho sobre la Tierra y se han confundido con su propia sabiduría, su maldad y su iniquidad; ellos enseñan a los pueblos, un camino que vos no les habéis marcado

22. Yo vengo a reclamarles, desde el primero hasta el postrero, la sangre que derramasteis en el Ara Santa de la Cruz, vengo a reclamarles las perlas de esa rosa de Jericó; y en este instante, levantan las manos para pedirme el Perdón; y Yo, no se los entrego, porque no tienen Perdón; mas, en este año no entregaré para 1948, hasta que Me entreguéis a la humanidad, Pueblo de Israel, que la hayáis convertido a la Luz de la Verdad, porque si así no lo hiciereis, los Ruiseñores enmudecerán, porque no habéis sembrado en vuestro camino más que odio y mala voluntad, …no habéis llevado a la mano del menesteroso el Pan para que Alimente su espíritu; y para el año 1950, ¿qué es lo que les vais a entregar?… ¿Dónde está su faena?… ¡oh! Cristo, ¿para que Yo pueda darles el Perdón?…

(Nuestro Guía y Pastor a nuestro Padre Eterno)

23. Amo al Padre, Amo al Hijo, Amo al Espíritu Santo. Creo en el Padre, Creo en el Hijo, creo en el Espíritu Santo. Espero del Padre, Espero del Hijo, Espero del Espíritu Santo. … Elías, una vez más se presenta para pedirte por estas multitudes, por las Ovejas que en este tiempo pudisteis confiarme, en el Tiempo de las luces, en el Tiempo que a cada instante las pruebas son con las multitudes, no contemples que Mis Ovejas han dormido, que se han distanciado las unas de las otras; mas, son las ovejas que vienen desnudas de obras Buenas; mas, en esta alba de Gracia que terminando está el año, vengo a presentarte a Mi Rebaño, porque Tú Eres el Hacedor, Eres el que dando estás la Luz del nuevo Día y Mi Señor a cada instante les Doctrina, mas no contemples su reaciedad, sólo contempla su amargura que vienen a hacerte presente. …

({[Nuestro Padre Eterno a nuestro Guía Espiritual]})

24. Elías, a través del hijo del hombre os he enviado, para que a ellos les Guiéis; mas ellos, se mofan de vos; y lo que les entregáis en sus manos, el viento se los arrebata de sus manos; y saliendo de este Recinto, se desconocen los unos a los otros, desenvainan su espada de dos filos y se arrancan la vida.

25. Sin embargo, os he enviado para que Lavéis su lanilla; y ¡contempladles cómo la traen!… mas, ellos piden; y Yo, como Soy Poder, les retengo en esta alba de Gracia en que he descendido; mas, ellos, no han respondido; han callado sus labios, no Me han dicho el por qué, no Me han entregado su faena; mas, Yo les he reclamado lo que han arrojado sobre la Tierra; mas, ellos pronuncian vuestro Nombre, con su labio profano.

(Nuestro Guía Espiritual a nuestro Padre Eterno)

26. Padre Eterno, desde el año 1866 pudiste nombrarme, para que buscara a las multitudes, a las ovejas; Soy el que les reúne y congrego y vienen desnudos, vienen con su dolor; no les contemples su falta, dales Tu Perdón, ¿cómo transitarían mis ovejas, sin Tu Perdón?…

({[Nuestro Padre Eterno a la Guía de guías]})

27. Guía de guías, que os he enviado a la Tierra a cumplir un Mandato, una Ley, ¿qué Me entregáis de los pueblos que os he confiado Yo y Mi Unigénito?… ¿Qué cuentas Me entregáis de los que se mecieron en vuestro regazo y han partido a sembrar la discordia, el odio y la mala voluntad; mas no la Obra de Mi Hijo Amado?… Responded, mujer, ¿qué entregáis en esta alba de Gracia?… ¿Por qué debilitáis?… ¿Acaso no os ha fortificado Mi Hijo Amado para que sepáis llevar las multitudes y les retengáis su paso del abismo en que se encuentran los unos y los otros?…

28. Mujer, que por instantes los aires huracanados os arrebatan de su mano, lo que os ha confiado Mi Hijo Amado. En este instante Yo, os digo: Los que han recibido en la Fuente de la Gracia, los unos llevan con temor y con Amor, los otros llevan a su Libre Albedrío… y Yo, os pregunto, ¿dónde está la piedra fundamental?… No lo contemplo, duerme también como los demás han dormido en su profundo letargo; y el viento huracanado, les ha sorprendido a los unos y los otros, han muerto a la Vida de la Gracia, ¿por qué les habéis dejado?… No les habéis dado el Calor. …

[Nuestro Padre Eterno al Guía José Pacheco]

29. Y Yo, en este instante, le pregunto al Guía del Templo de la Fe: Hombre, a quien también le he confiado las multitudes y que os he dejado unido al Templo del Mediodía para que llevaseis Limpia la Obra que se os ha confiado y no dejaseis que los pueblos le llenasen de la inmundicia: Yo he contemplado que las multitudes se levantan arrancándose la vida, llevando a su propio albedrío, a su voluntad la Obra de Mi Hijo Amado, la van desgarrando y haciendo que los hombres destruyan esta obra que he confiado a vosotros… y os presentáis desnudos, ¿por qué?… porque os habéis hecho jirones vuestras Vestiduras, habéis abierto vuestros labios y os habéis despojado de lo que Yo os pude haber Revestido.

30. Varón, contestad, ¿dónde están los hombres que han llevado Mi Mandato y que no contemplo que hayan cumplido con la Ley que se les ha confiado en sus manos?…

31. Voltead vuestros ojos y contemplad las multitudes, los Guías que os siguen a quienes les habéis confiado y que los unos y los otros se han convertido en los mercaderes de esta Obra; dan la Obra, a cambio de monedas que les entregan en sus manos.

32. Mas, el Cristo, no ha venido a entregar la Caridad para recibir los metales de la Tierra; Él os enseña a vosotros, a ser Caritativos, a dar la Caridad; y, ¿cómo la habéis entregado vosotros, los malos guías?… Habéis tomado Mi Obra y le habéis hecho jirones, os habéis convertido en los mercaderes como en el Segundo Tiempo, en que Jesús Mi Unigénito Amado, pudo arrojar a los mercaderes de la Casa de su Padre; mas hoy viene y os da nuevamente su Enseñanza, para que os Redimáis.

33. Yo os pregunto en este instante, Guía del Templo de La Fe: ¿Qué Me entregáis?… Sobre vuestros hombros pesa la Responsabilidad de los pueblos que también pesan sobre el hombro de la mujer que es Guía de guías que lleva el Templo del Mediodía que fue nombrado: Damiana Oviedo… y hoy, venís vosotros, a pedir para el nuevo año; y Yo, os retengo en este instante, retengo a los guías de los distintos Recintos también, no dándoles el Perdón ni a los unos ni a los otros. …

[Nuestra Purísima Virgen a Nuestro Padre Eterno]

34. ¡El Ángel del Señor anunció a María, he aquí a la esclava y sierva del Señor, he aquí a la Intercesora de Tus hijos!… mas, en el Segundo Tiempo, mostrasteis ante la humanidad a Tu hijo Juan, para decirme: Madre, he aquí a Tu hijo; hijo, he aquí a Tu Madre… y he seguido intercediendo a través del tiempo por Mis hijos, para quienes confiasteis a Mis Cuidados; son los débiles, porque los abrojos y las vicisitudes les han sorprendido y Yo, como Madre, pidiendo Soy por el huérfano; contemplad que es el niño que se arrodilla ante Tu Planta, no es el hombre, no es la anciana, ni el anciano, es el pequeño que Me confiaste en Mi Regazo; mas, Yo Te ofrezco Mi Llanto, sea como Holocausto una vez más, en esta Tercera Era. …

[Nuestro Padre Eterno a la Virgen María]

35. María Inmaculada, contemplad a vuestros hijos por quienes derramáis vuestro llanto, los unos y los otros se encuentran muertos a la Vida de la Gracia; y estos Pueblos, estos componentes, estos guías, estos Sellos, Columnas y Videntes, contemplad su faena, se han recostado en su talento, bajo la sombra de un arbusto y han dejado que los pueblos perezcan; los otros toman los libros y se recrean con lo que los hombres han escrito, no con lo que en Mi Voluntad he Dictado y he dejado Escrito para este Pueblo de Israel; y sólo cuando termina el año, se acercan a pedir porque están hambrientos y menesterosos, levantan a los pueblos en guerras fratricidas y siembran en los corazones el odio y la mala voluntad.

36. Mas, han pasado los Tiempos y no han contemplado Mi Juicio que se cierne sobre sus cabezas; sin embargo, he retenido los elementos, el aire, el fuego, el calor, las aguas de los cielos no han descendido y el frío del invierno no les ha sorprendido; mas ellos, no han tenido Caridad de los unos a los otros, no han contemplado Mi Justicia, se mofan de Ella y van a sentir el rigor de Mi Juicio, porque voy a desatar a Mis elementos, voy a desatar la peste y la muerte sobre el Pueblo de Israel, sobre los malos Labriegos de este Tercer Tiempo, voy a Limpiar el mundo entero; ya que ellos no quieren labrar la tierra, voy a hacer que sus corazones se estremezcan cuando contemplen los elementos desatados en el mundo entero, cuando sus envolturas sientan el rigor de Mis elementos, entonces contemplarán el Tiempo que han perdido.

[El Divino Maestro a nuestro Padre Eterno]

37. Padre Eterno Gran Jehová, Tres años faltan en que Tu Mandato habrá de Cumplirse, en que las multitudes se recrearán con la Palabra que por Esencia, Presencia y Potencia por medio del entendimiento del hombre, estáis dando, mas, el tiempo para el Tiempo, les habéis entregado; y Yo Te pido en este instante, para estos Mis Amados, Yo seré con cada uno de Tus hijos en cada uno de sus Recintos, para que los Ruiseñores se Preparen para que los muertos reciban todos por igual: Una sola Palabra, Una sola Esencia… en todos los Lugares.

38. Yo les levantaré de su letargo, Yo les Despertaré, les Resucitaré a la Vida de la Gracia como pude resucitar a Lázaro en el Segundo Tiempo. Si en este día por Tu Perdón, Me concedieseis venir nuevamente a la Tierra y derramar nuevamente Mi Sangre por el Perdón de Tus hijos, lo haría Padre Eterno.

39. Mas en ese instante, Padre Celestial, en que iba a dejar la envoltura aparente, pude decirte: ¡Perdónales, que no saben lo que hacen!… y en este Tercer Tiempo, en esta alba 31 de diciembre del año 1947, Te pido en el Templo del Mediodía que lleva por nombre Damiana Oviedo, donde se han reunido los guías de multitudes, donde se han reunido los Representantes de Mi Obra, los Representantes de Mi Ley, los que han sufrido por Mi Obra, os digo: ¡Perdónales, Padre Celestial que no saben lo que hacen!… y en este instante, brotará de sus corazones la Plegaria, brotará su Oración como pude enseñarles en el Segundo Tiempo; y como en el Segundo Tiempo, en el Monte de los Olivos, Mi Oración la elevé y Yo, Te dije: ¡Padre nuestro que estás en los Cielos, en la Tierra y en todo lugar!… hoy derrámate en este día de Gracia y dales Tu Perdón.

40. ¿Qué harían sin Tu Gracia?… ¿Qué haría Mi Pueblo sin Tu Perdón?… Mas, mira que después, van a quedar huérfanos de Mi Palabra; y Yo, Te pido para estos Tres últimos años, Tu Perdón; y cuando el instante sea llegado, en que este Pueblo se reúna para esperar la Despedida de Tu Palabra, Yo Te mostraré al Labriego que ha trabajado.

41. Yo les Doctrinaré, les Prepararé como en el Segundo Tiempo, para que ellos se Unifiquen; Yo Te ofrezco: Mostrar a las multitudes en el año 1950, Unificadas… y ellas, Te harán presente el Buen Fruto, para que Tú lo recibas; pero Perdónales, Yo Te lo ruego. …

[Nuestro Padre Eterno a nuestro Divino Maestro]

42. Cristo Amado, ¡Bendito seáis!… ya que pedís a Dios, por estos vuestros Discípulos…

43. Guía del Templo de la Fe, Guía de guías, Yo os pregunto: ¿Tenéis Contrición en vuestros espíritus?… ¿Tenéis Atrición en vuestros espíritus?… ¿tenéis concreta, unánime voluntad, de Perdonaros los unos a los otros y llevar Una sola Ley, Una sola Enseñanza, Una sola Doctrina, Una sola Voluntad?…

44. Vuestros labios se abren, mas Yo os escudriño; y si en vuestro corazón, no existiese la Unión y la Paz, Mis Elementos descenderán, se desatarán por doquier: las plagas, la peste y la muerte, la restitución doblemente será en vuestros espíritus. …

45. Y en este instante, Guía del Templo de la Fe, Yo os dejo Unificado con el corazón de la mujer, Guía del Templo del Mediodía que lleva el nombre de: Damiana Oviedo… para que os Améis; para que Unidos y tomados de la mano juntos, con la Piedra Fundamental, el Guardián del Templo del Mediodía, uniréis vuestras voluntades con los Componentes de un Recinto con el otro, sin odios y sin malas voluntades, que se levanten los Sellos que muertos están a la Vida de la Gracia; y aquellos que no cumplan, Yo sabré retenerles en el Camino, antes de que vayan al abismo.

46. En este instante, María Inmaculada, Elías por conducto del hijo del hombre, Hijo Unigénito que intercedéis por este Pueblo, por estos guías que llevan sobre sus espaldas el peso de la humanidad; y de los malos guías al igual que ellos, que no han sabido llevar Una sola Enseñanza y que a su propia voluntad van transitando; Yo retendré el paso de los malos guías, de los distintos Recintos.

47. Guía del Templo de La Fe, Guía del Templo del Mediodía, Yo os doy la Potestad para que retengáis vuestra planta, en unión de los malos guías; mas, si vosotros, no quisieseis escuchar Mi Mandato, vuestros ojos contemplarán cómo en el Segundo Tiempo, Mis hijos prepararon sus blanquecinas telas; y ellos, con su propio dolor, con la lepra en sus envolturas, se levantaron, se Lavaron y Purificaron sobre la Tierra, para poderse hacer presente la Presencia de Mi Hijo Amado.

48. En este instante, Guía del Templo del Mediodía, Guía del Templo de La Fe, Yo os digo: Entregaré Mi Mandato y Mi Orden a los Guías de los distintos Recintos, por conducto de Mis hijos que ha sido Mi Voluntad Escoger, mas, ellos, se levantarán en corto instante a dar Cumplimiento a Mi Voluntad, porque corto es el Tiempo, Tres Años dejo a vosotros; y en estos Tres Años, Me responderéis vosotros de las multitudes.

49. Que no se sientan débiles vuestras envolturas para Cumplir Mi Mandato como es Mi Voluntad. En este instante, Yo Perdono a estos guías malos que no han sabido Guiar a sus multitudes, para que se cumpla Mi Mandato entre ellos, en Mi Nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

(El Divino Maestro al Padre Eterno)

50. En este instante el corazón de Israel se abre para cantaros: Hosanna, Hosanna… Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad. …

51. Gracias, Padre Eterno, los hombres Te dicen y el Rabí de Nazaret, por Tu Perdón que has derramado, mas Yo Te ofrezco a Tu retorno presentarte a las multitudes reunidas y congregadas; por Mi Amor les Unificaré, por Mi Amor les Enseñaré a Perdonar; y ellos se levantarán y tomarán su azadón y su pala, para labrar sus tierras. …

[El Padre Eterno a los Guías]

52. Guías de los distintos lugares, en esta alba 31 de diciembre de 1947, habéis llegado a recibir una Orden y un Mandato; mas, vuestros oídos han escuchado y ¡ay! de aquél que no cumpla Mi Mandato y Mi Ley, porque la muerte –que confusión espiritual- le sorprenderá.

53. Y Yo os digo, en este instante: Recibiréis a vuestros pueblos al empezar el nuevo año para que ellos reciban, así como vosotros habéis recibido la Caricia de Mi Unigénito, de María y de Elías, por conducto del hijo del hombre; y Yo os Perdono y os entrego para el nuevo año 1948, para que llevéis en vuestra mano la Ley y la cumpláis, para que no os sorprenda la muerte, que no os sorprenda la peste y los movimientos Terrestres.

54. En este instante: llevad mujer y varón… porque estáis hambrientos de Caricia, llevad el Perdón, la torta de pan y hartaos, que Yo os Perdono en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

(El Guía Espiritual a nuestro Padre Eterno)

55. Gracias infinitas, una vez más Te da Elías. A través del hijo del hombre, yo lavaré y prepararé los corazones, apartaré de ellos el egoísmo y la maldad para que empiecen a preparar sus tierras, que en el Tercer Tiempo, les has confiado. …

({[Nuestro Padre Eterno]})

56. Guía del Templo del Mediodía, Guía del Templo de La Fe, tomados de la mano os levantaréis al Cumplimiento de Mi Palabra; y el grupo de Labriegos, que ha sido Mi Voluntad Escoger y que levantó su planta para reunir los pueblos, también se levantará a seguir Despertando a las multitudes a la Vida de la Gracia, entregando Mis Órdenes Divinas, porque ésta es Mi Voluntad.

57. Mujer, Guía de este Recinto, despertad a la Piedra Fundamental del Templo del Mediodía; levantadlo, antes de que lo sorprenda la muerte; lo levantaréis y le daréis Mi Orden, que en este día de Gracia Yo he entregado.

58. Que es Mi Voluntad que se presente y Cumpla Mis Mandatos y Mi Orden que es Ley; porque en este instante, reclamando estoy a los malos Guías, a los malos Componentes, para que todos se levanten de su sueño profundo; y en esta Alba de Gracia, Yo le entrego a vuestro Pueblo, una vez más Mi Perdón, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

¡Adiós, Pueblo de Israel, el Ojo de Mi Divinidad dejo entre vosotros!…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *