Explicación del Mundo Espiritual 1948 May. 17

Explicación del Mundo Espiritual de Luz. Mayo 17 de 1948 Tema: ¡Fin a los Cargos de Guías de guías y de guías en los Recintos Espiritualistas!

En el Nombre de Dios Todopoderoso, yo saludo a mis hermanos, en Representación de su Mundo Espiritual de Luz que incansablemente se encuentra entre vosotros; al mandato de Dios Primeramente y luego al de vosotros, un humilde ser Espiritual, en representación del Mundo Espiritual de Luz.1. Hermanos míos, en esta hermosa reunión de Discípulos del Divino Maestro, de Discípulos de su Espíritu Santo en este Tercer Tiempo, nos presentamos el Mundo Espiritual de Luz, para fundir con el Ahínco, con la Perseverancia, con el Respeto, con la Preparación, el Anhelo y el Amor de nuestros espíritus, para formar Una Sola Fuerza y Una Sola Luz; para fundirse todos los seres del Creador, los unos en estado de Espiritualidad y los otros reencarnados, en Una Sola Familia, que esté Glorificando al Padre con el Verdadero Culto, con el Verdadero Cumplimiento.

2. Hermanos míos, pequeño grupo que a Prueba podéis encontraros, grupo que se ha Pulimentado con el dolor, que se ha Purificado con la Oración y con los tropiezos, que ha llorado lágrimas y a sufrido Espiritualmente, que ha llorado por fin de Amor por Dios y de Caridad por los semejantes.

3. En estos momentos os reunís para recibir del Padre, por conducto de su Mundo Espiritual de Luz, una Explicación más en medio de esta Prueba, que os haga Afirmar vuestro Paso en el Camino Recto de la Luz.

4. Hermanos míos, en estos días de Lucha, en estos instantes de Prueba para vosotros, la Mirada del Padre, ha estado sobre vosotros como nunca, Contemplando el fondo de vuestro pensamiento, el fondo de vuestra Intención, contemplando vuestra Preparación y vuestros Propósitos; pero ha llegado para vosotros el momento en que decís: -¡Maestro!, ¿qué haremos? nos encontramos ante una encrucijada; y en esta encrucijada no sabemos qué determinación tomar, para que la determinación, tenga el Fruto Anhelado por nuestros espíritus. …

5. Pues, estos momentos de Prueba y de Preparación, hermanos míos, han Servido para Despertar y Elevar grandemente vuestros espíritus y vuestros Sentidos, porque habéis llegado a la conclusión de que el Padre os está Probando para contemplar quienes son los Firmes, los Fieles, los Fuertes ante todas las adversidades; los discretos, los que han Aprendido a Perdonar las ofensas inferidas por un semejante; y después de haberos Probado el Padre, en esta forma, os ha concedido esta pequeña reunión; en la cual, el Mundo Espiritual de Luz, viene a deciros: que esta reunión, sea sólo de espíritus y de corazones. …

6. Falta un poco más en vuestra Preparación, para que el Padre, levante la Prueba que pesa sobre vosotros y os diga: -Aquí está el Camino Limpio, pero Recto, que os conducirá al Éxito, al Triunfo en vuestra Jornada. … ¿Qué es lo que os falta, hermanos míos?… Mayor Acercamiento, mayor Caridad y mayor Sinceridad. …

7. Estáis a punto de comenzar a Formar, en el corazón del nuevo Pueblo de Israel, no fuera de él, ni distante de él: el Báculo, la Voz de Alerta, el Sostén, la Mano Salvadora… el Escudo, de este Pueblo, –Mimado del Padre– pero que aún está aletargado; recostado en su mullido Lecho de Amor, de Caridad y de Complacencias Divinas.

8. Pero, para que podáis hacerlo y Salir del abismo, del escollo donde han tropezado en su caminata, es Menester: Toda la Fuerza, toda la Luz, toda la Potestad que el Padre os ha confiado a vosotros… para que así, vuestro Paso, sea grande y Bendecido siempre por el Padre.

9. Y, a través de vuestra caminata y de vuestra lucha, vais a tener como una Prueba, como una Confirmación de vuestros Buenos o malos pasos: El Buen Resultado o el nulo resultado de cada uno de ellos… y cuando alguno de vuestros pasos Reconozcáis, por sus resultados negativos, que no ha sido Bueno; al instante, Volved al Punto de Partida y Recomenzad con mayor Preparación.

10. ¡Bendito seáis!… porque no os habéis confundido, porque habéis puesto, al Servicio de este Paso que habéis dado, el Análisis y la Comprensión.

11. Mas si alguno de vosotros, no hubiere alcanzado a llegar a la plena Comprensión, el Mundo Espiritual os dará una Ayuda; para que así, este grupo, no sea el juez de sus hermanos, no sea el juez del nuevo Pueblo de Israel; sino sea, por el contrario: El Intermediario… el Abogado, entre el Juez Divino y el nuevo Pueblo de Israel.

12. Vamos a referirnos a nuestros hermanos que han estado a la cabeza, Representando a la Obra del Padre: nuestra hermana Manuela y nuestro hermano José… queridos hermanos, ellos han Cumplido su Misión; hace tiempo que llegaron al límite de su Comprensión y de su Capacidad. Cierto es que el espíritu Evoluciona Incesantemente, pero a través de una materia como la de ellos, –como la de vosotros, que es pasajera en la Tierra– los Pasos del espíritu, son pequeños; mas, después de desprendido el espíritu de la carne, tiene el Camino de Evolución Espiritual que está en la Eternidad Misma.

13. Así es que la Evolución de esos espíritus, su Misión, su Papel o Cumplimiento, ha terminado a través de la materia, han llegado a su propio Límite; y por eso les habéis contemplado que, de ese Límite, no han podido pasar; y ahora es el Pueblo, el que se levanta, mas no para juzgarles, no para desgarrarles; sino para Ayudarles, para continuar la Jornada, empezada por ellos.

14. Esto no es nuevo, en el Tiempo de Moisés, el Mismo Moisés no pudo contemplar Concluida su obra como él lo quería, porque él llegó a Desempeñar un Papel, una Misión dentro del antiguo Pueblo de Israel, hasta cierto Límite; Limite, que el mismo Padre en sus Íntimos Arcanos, le había Señalado.

15. Así Moisés, el gran Legislador, -no sólo de Israel, sino gran Legislador entre la humanidad de todos los Tiempos- se levantó, surgió entre el Seno del Pueblo de Israel y pudo entregar a su Pueblo, la Ley Espiritual y los Preceptos Disciplinarios; Entregó, la Ley Divina, dividida en los Mandamientos; pero no solamente se concretó Moisés, a entregar la ley Divina; sino que como gran Legislador de su Pueblo, también Enseñó a su Pueblo y le mostró Estatutos tanto: Políticos, Morales, Sociales y comerciales… disposiciones de Justicia, en todos los Órdenes de la existencia humana, de su vida en lo material.

16. Hubo Mandamientos y Preceptos dictados por Moisés, en la travesía por el desierto, él pugnó por estas Legislaciones; tanto las Divinas como las Morales y las materiales, fueron cumplidas por su Pueblo; mas, llegó el momento, en que el Padre puso el Límite al Cumplimiento de Moisés y lo llamó a su Seno, antes de que aquellos que hubo dicho, penetrase a su Pueblo, –como él lo había Analizado, como él lo dijo– a la Tierra Prometida.

17. En el Primer Tiempo fue Moisés, después que Él, del seno del Pueblo surgió el sucesor de Moisés que condujo al Pueblo hasta el Seno Mismo de la Tierra Prometida; y una vez ya establecido el Pueblo, en la Tierra Prometida; una vez ya poseyendo cada Tribu, su parte; entonces el Pueblo, nombró su Juez, un Juez que gobernara toda la Palestina; y fenecido aquel Juez, el Pueblo eligió al siguiente sucesor y así sucesivamente; sin embargo, las legislaciones que -en lo material- hubo dictado Moisés, a través de los tiempos, se fueron Modificando entre el Pueblo de Israel, según fue siendo la Moral del Pueblo de Israel.

18. Mas, en el Segundo Tiempo, -cuando fue llegada la Presencia del Mesías entre el Pueblo de Israel- Él, con su Palabra de Amor, borró todas las tradiciones y apartó todas aquellas legislaciones que ya no eran propias de ese Tiempo y vino a quedar tan sólo, después de Doctrinado el Pueblo por el Divino Maestro: Los Dictados de la Ley Divina… que el Padre, -por conducto de Moisés- les había entregado, para Regir al espíritu de Israel; Esos fueron los únicos que quedaron Inmutables, Imperturbables, Intocables; pero, todas las demás legislaciones humanas, se fueron transformando, Depurando y Adaptando también, según el Adelanto y según las costumbres de todo el Pueblo.

19. Así, en este Tercer Tiempo, hermanos míos, contempláis que, dentro de la Ley, dentro de la Obra del Padre, los primeros Representantes, los primeros Guías, instituyeron reglamentos, tradiciones y costumbres humanas que llegaron a formar como legislaciones en el nuevo Pueblo de Israel; pero ha llegado el momento en que el Mismo Padre, -cual Maestro Perfecto- rechace aquellas tradiciones, aquellas normas, costumbres y ritos humanos; sin embargo, los Dictados de la Ley Divina, no la ha tocado el Padre, ya que la Revelación de su Ley es Inmutable y Perfecta.

20. La Ley del Padre, al Manifestarse Universalmente y Expresarse hacia todos sus hijos, Permanece Limpia y Pura, pero todo lo demás de índole humano e imperfecto, desaparecerá; y esto es precisamente lo que ellos y muchos más, no Comprenden; pero no discutáis de estas Explicaciones con ellos, no les juzguéis.

21. ¿Qué han hecho dentro de la Obra?… Lo que han Podido, su Papel lo han desempeñado… y ahora, el peso llega sobre todo aquel que Despierte con el espíritu más Adelantado; sobre él, llega la Responsabilidad, del siguiente paso que ha de dar el nuevo Pueblo de Israel en la Senda Espiritual; y después de vosotros, vendrán otros que os Aventajen en Espiritualidad; y después de esos, otros; y así, sucesivamente.

22. Ahora, bien, hermanos míos: El grupo es pequeño… Vosotros: ¡Levantad corazones, con la Buena Intención, con la debida Preparación!… y así, iréis paso a paso, descubriendo nuevos corazones que aumenten vuestro grupo; porque pronto el Padre, entregará Misiones, entregará Cargos, para que vosotros podáis levantaros a Trabajar; porque entre estos que han Despertado, están los corazones inactivos y el Maestro, no quiere ya dentro de su Obra, elementos pasivos; sino Activos, que no sólo Analicen, que no sólo surjan en silencio, que no sólo Trabajen con la Oración; sino que tengan también: la Misión, el Camino, la Potestad y el Cargo… para poder Levantarse a Trabajar.

23. Vosotros, no viviréis aislados del nuevo Pueblo de Israel. Pensad, hermanos míos: qué más tendréis, después; que mientras más recibáis en Inspiración y Adelanto, mayor es la Responsabilidad para con vuestros hermanos; porque si vosotros os aisláis de los demás, si os concretáis a formar una reunión, digamos: Todos de adelantados… olvidando a los demás; entonces, ni el Padre se Manifestará, ni se Complacerá entre vosotros, ni recibirá vuestra Lucha, ni vuestro Cumplimiento.

24. Todo aquello que vosotros recibieseis, todo aquello que descubrieseis por medio del Trabajo y de la Espiritualidad, será Fruto para Israel; toda vuestra Caridad, será para ese Pueblo duro como la roca de granito, dormido, perezoso, lleno de tinieblas; ¡tan confundido y lleno de tinieblas!… en vez de tener: ¡tanta Luz!… como la que ha recibido.

25. La Lucha, las circunstancias, las pruebas, los acontecimientos, irán poniendo en Claro el Camino, para vosotros mismos; hoy mismo en este día, yo, con el Permiso y la Caridad del Padre, os Aclararé algunas dudas, para que Comencéis a dar con Firmeza vuestro primer Paso dentro de la Espiritualidad.

26. Hace unos instantes, os Recreabais con la Palabra Escrita del Padre. Cuando le dabais Lectura, os parecía como si estuviereis en ese momento rodeando al Divino Maestro, como cuando se Presenta por medio de su Rayo Divino -comunicándose a través de un instrumento humano- no dejabais que aquella Palabra, penetrara por medio de su Rayo Divino, no dejabais que aquella Esencia de Justicia Amor y Sabiduría, penetrara hasta lo más profundo de vuestro corazón; ya que, os Recreabais y pensabais que no os era Menester porque ya habíais tenido esa Gracia en estos momentos; y además, porque aquellas Palabras del Divino Maestro, se Grabaron en el papel que es más Fiel que la memoria humana, que es más Fiel que el corazón humano.

27. ¿Quiénes de los que oyeron y Escucharon aquellas Palabras y Frases del Maestro de maestros, las ha Grabado Fiel e Indeleblemente en su propio corazón o en su mente humana?… ¡Nadie!…

28. ¿Quiénes otros, de los demás Recintos?… –fuera del Recinto, donde fue entregada esa Cátedra– ¿Conocen esas Palabras, esa Lección de su Enseñanza?… ¡Ninguno!…

29. ¡He ahí el Arma, hermanos míos!… la Defensa o el Arma, es la Palabra escrita del Maestro: sus Divinos Argumentos, su Palabra de fondo, su Enseñanza que no tiene discusión… he ahí precisamente: la Palabra del Padre, a través de los Escritos… el Arma, para poder Combatir la ignorancia de Israel; el Arma, para Combatir: el fanatismo, la idolatría, la debilidad, todas las lacras que envuelven a este Pueblo… ésa es el Arma, porque este Pueblo, no escucha Reclamos, no atiende Órdenes; el rechazo a su Reclamo, ha formado en el corazón de ellos: una costra… algo ¡tan duro!… que no puede llegar ya, la Esencia de aquel Reclamo Divino, a las Fibras más Sensibles de su Conciencia.

30. Las Órdenes, hermanos míos, no se Obedecen, porque el Pueblo se ha acostumbrado a desobedecer; ha pensado que aquellas Palabras, han sido a través de un ser humano; y, ¿quién es un ser humano?… es un semejante, un ser imperfecto, impuro y pecador… así estuviera Preparado o no.

31. Y así, han transcurrido los años en este Tercer Tiempo, así cada quien ha pensado sólo en sí mismo, cada componente ha pensado en su Recinto, nombrándole: Templo… y se han olvidado de que el Templo Universal, es la Obra Divina; y el que tiene el Cargo como Pedestal, se ha distanciado de los demás Pedestales y ni siquiera se Conocen los unos a los otros; debiendo formar Todos ellos: Un sólo Cuerpo de Pedestales, Un Sólo Entendimiento, Una Sola Voz, – pero antes que todo: Una Sola Conciencia. …

32. Los que llevan Cargo como Piedra Fundamental, están desunidos también, debiendo haber formado todos ellos Una Sola Piedra Fundamental; y Reconocer su Misión, como elementos inmediatos al que tiene el Cargo de: Guía… como ostentando una Función que les coloca: entre el Guía y el Pueblo, entre el Guía y los Labriegos, entre un Guía y otro Guía, entre un Recinto y otro Recinto … y en un momento dado de prueba, de enfermedad en los Guías o de su fallecimiento, está la Piedra Fundamental; él es, el que les Substituye.

33. Los que tienen el Cargo como Facultad, los varones o mujeres, en vez de Desarrollar la Facultad, están faltos de Enseñanza; porque ellos mismos, no se han Inspirado, porque no se han Preparado lo Suficiente para entregarse a la Enseñanza los unos a los otros, para poner siempre ha descubierto, todas las lacras y las imperfecciones y no caer entre ellas; para llevar los Trabajos, no a la rutina, sino siempre, por el Sendero del Progreso hacia la Perfección.

34. Y así, los Nombrados como Columnas, que ostentan un Cargo tan delicado, una Responsabilidad tan grande ante el Padre; en los momentos de la Manifestación Divina, de la Irradiación del Rayo de la Luz del Maestro, son los Columnas, los que Sostienen, no la techumbre; sino la Preparación, el Control, la Unificación de pensamientos y el Recogimiento del Pueblo.

35. Los que tienen el Cargo como Vidente, a quienes el Padre va callando sus labios por la impreparación y por la familiarización; que hasta estos momentos, no han Sabido ellos Reconocer el instante Oportuno para Testificar, porque no es el Maestro de maestros el que espera el Testimonio del Vidente; puesto que vosotros, sabéis que es el Maestro, el que da Testimonio de Sí Mismo al Vidente, para que el Vidente dé Testimonio al Pueblo; y que si en los primeros años de este Tiempo, permitió el Maestro, que el Cuerpo de Videntes Testificara ante su Propia Presencia al Pueblo, de la Realidad de su Manifestación Divina, fue porque el Maestro, se Presentaba siempre entre los incrédulos.

36. Hoy, los acontecimientos han cambiado, hermanos míos; hoy, entre las congregaciones, son más los que lo Sienten y Creen, que los que dudan de Él; y aquellos Testimonios, -tan necesarios antes- hoy, resultan indignos; ahora, para Testificar la Presencia del Maestro, os basta con la Esencia, Él Mismo os lo dice.

37. ¡Cómo es Reconocida su Palabra Divina en este Tiempo?… por su Esencia… el Vidente, entonces, debe hallar el momento Oportuno para entregar su Testimonio, después de Elevarse el Rayo del Divino Maestro; y eso, cuando él mismo, considere Importante para el Pueblo, su Testimonio; no siendo así, el Vidente debe callar y Guardarlo en el fondo de su corazón.

38. Finalmente, los que llevan el Cargo como Plumas de Oro, que deben existir en todos los Recintos Espiritualistas, aun cuando fuere para captar las Frases más Importantes, las Órdenes más estrictas, aquellas Palabras de mayor trascendencia, de mayor Perfección; aun cuando no fuese, para captar todas las palabras repetitivas de la Cátedra. Mas, no cuentan todos los Recintos con Pluma de Oro, ni todos han Comprendido la gran Responsabilidad del Cargo que el Padre, les ha concedido.

39. Todo esto, lo habéis visto en estos momentos de Lucha. ¿Para qué han Servido estas albas de prueba, de sufrimiento, de dolor, de confusión, que por momento llega la desesperación, que por momentos llega la impaciencia entre vosotros?…

40. Han Servido: para que cada uno de vosotros, penetrara hasta el fondo de todo lo que existe como imperfección dentro de la Obra del Padre… para que vosotros, Conociendo estos errores, encontrareis dentro de vosotros mismos: el Arma… el Argumento Contundente, la Palabra Correcta y Convincente… con qué Combatir todas las fallas.

41. Entonces, estos momentos, no han sido perdidos; pero no habéis descubierto todavía todos los errores, faltan más, pero tendréis que irlos descubriendo; no para que vosotros los juzguéis, sino simplemente, para que estéis Preparados; y estando Unidos, poner el límite a todas estas fallas y errores.

42. Hace unos instantes os decía que, el Arma para que vosotros pudieseis Luchar y Vencer, es: La Palabra del Maestro… bien sabéis que la Palabra del Padre, es a través de los Pedestales y que de entre el Cuerpo de Pedestales, en general, son pocos de los que vosotros Esperáis un Limpio Cumplimiento; y esos Pedestales de los que más Esperáis, cuidadles con vuestra Caridad, con vuestra Comprensión y con vuestro Estímulo; no por lo que ellos son, como personas, sino por lo que son como Elementos de la Obra; para que a través de estos cerebros más Preparados, podáis recibir Amplia y Extensamente las últimas Cátedras, las últimas Órdenes del Padre; todo lo que habréis de Cumplir, Practicar y Hacer, antes de finalizar el año 1950; y lo que tendréis que Hacer, para después del año 1950.

43. Porque vosotros, contempláis que la Palabra del Maestro, se está Almacenando, que con Ella se están Formando los grandes Volúmenes; y se justifican los Guías, los componentes del Padre, diciendo que son los Libros de Oro, para la posteridad.

44. ¡No!… hermanos míos: Parte de esas Lecciones de su Enseñanza, será para la posteridad; pero parte de esa Palabra del Maestro de maestros, es para ponerse ya en Práctica… desde hace años que se deberíais estar Practicando y no se ha Hecho, se ha Almacenado solamente; y hay que sacar, hay que entresacarla de donde están: Todos aquellos Fragmentos, todas aquellas Partes que vosotros consideréis que han de conocerse y deben Estudiarse y Practicarse antes de finalizar el año 1950, que los conozca el Pueblo; y todo aquello que ha de ser para después del año 1950, que lo conozca también el nuevo Pueblo, para que se Preparen para los tiempos difíciles, para los tiempos de la gran Prueba Mundial que se avecina.

45. Las Cátedras del futuro, ¿dónde las esperáis?… Habéis contemplado que en el ambiente del Recinto del Mediodía que lleva por nombre Damiana Oviedo, ya no existe la Espiritualidad de antes, ni la Libertad para los Pedestales, de los que vosotros, esperáis más; y es Necesario que esos Pedestales –que os son más útiles– Trabajen dentro de un Ambiente de Paz, para hacer que puedan tener dentro de estos Tres Últimos Años, de Prueba y de Lucha; un Ambiente ya, de más Espiritualidad, para que se pueda Obtener de ellos, lo que hasta estos momentos, –por las diversas pruebas que ellos Mismos han encontrado y que ha sido ocasionado por las influencias insanas que han circundado en torno de ellos– debido a ello es que, a través de los años, no han podido Revelar a plenitud; y puedan Entregar por fin, lo que sea la Voluntad del Padre Revelaros.

46. Y ese Anhelo vuestro, de Conocer las grandes Revelaciones Nuevas, de Saber las Revelaciones Prometidas para estos Tres Últimos Años por el Padre, de escuchar una Palabra Divina, que se acerque día a día a la Perfección, podáis Obtenerlas.

47. Podáis Realizar el Gran Anhelo, de Recibir del Divino Maestro y del Mundo Espiritual: los Grandes Mensajes… que al instante, sean Transmitidos por vosotros a todo el Pueblo y que no almacenéis algo, para que así vosotros, no os hagáis de esta Causa delante del Padre; sino que llenos de Fraternidad, Despertéis de todo egoísmo y Participéis a través de vuestro intenso Trabajo, de vuestra Ardua Lucha y Labor: De esta Gracia, de estos Beneficios del Padre… a todo el nuevo Pueblo de Israel.

48. Habrá Cátedras, de las que tendréis que extraer Párrafos, Fragmentos o Frases importantes, sólo para Formar algunos Álbumes; y a ellos, les daréis Lectura en las reuniones de Guías y Pedestales en el Templo del Mediodía, del Recinto nombrado: Damiana Oviedo…y del Recinto: La Fe… sin que vosotros tengáis que asistir a reuniones, en las cuales, tengáis que oír y recibir un Trabajo Espiritual a través de Facultades deficientes en su Desarrollo; para que así el Pueblo, allí congregado, no lamente el no haber Recibido algo Nuevo, el no haber Encontrado una Ayuda, una Aclaración, una Explicación de la Enseñanza Divina; pues en ese día que se dé Lectura a aquellos Párrafos, a aquellas Palabras Seleccionadas, tan Necesarias en estos momentos para todos los espíritus; así, esas reuniones, tendrán mayor Importancia y mayor Solemnidad; entonces, los corazones ahí congregados, no se sentirán defraudados, no se sentirán decepcionados.

49. Tomad entonces, esa Arma: La Palabra del Maestro y la Explicación del Mundo Espiritual… para que así, con vuestra presencia y por medio de esos Mensajes, podáis invadir de Enseñanza a todo el Pueblo Espiritualista.

50. Mas, ese Recinto de; La Fe… de donde vosotros habéis brotado, ha sido una Fuente Inagotable para muchos Portavoces: Facultades y Pedestales… que el Padre les ha concedido ya través de todos ellos, se ha Derramado; y en ese Libro de Oro de allí, todo lo ha encerrado.

51. Y de hoy en adelante: ¡Sed vosotros el Báculo del Pueblo de Israel, sed los Emisarios, los Mensajeros de la Enseñanza Divina; sed los Heraldos, que vayan Despertando a los demás!…

52. Así como lo habéis hecho, hermanos míos, que Formáis ese Grupo de Siete Emisarios, que han levantado su planta y han contemplado la Realidad entre el Pueblo Escogido de Dios; vosotros, que habéis encontrado más ignorancia, que Saber; más tinieblas que Luz; más fanatismo e idolatría, que Comprensión y Espiritualidad; más confusión, que Claridad.

53. Mas, la Voluntad del Padre, os ha Levantado, para que contempléis todo, en qué forma se han Cultivado las Viñas del Señor; para que con vuestra Presencia, fuereis Preparando a aquellos corazones; y ahora, la mayor parte de ellos, pueden encontrarse Preparados, os han Reconocido como Enviados del Padre, os han recibido en su seno con Buena Voluntad y con Amor Espiritual; y con esto quiero deciros, que: ¡Las tierras están Preparadas y las puertas están Abiertas!…

54. Ahora, hermanos míos, ¡llenadles de Enseñanza!… Cada Lección que ignoren, cada punto que esté sin Aclarar, cada Recinto que esté con confusión, cada parte de la Obra que no hayan Comprendido, que tengan su Explicación, sus Aclaraciones, su por qué. ¡Haced porque en la Obra del Padre, ya no existen misterios!…

55. Los misterios Divinos, los Misterios los contemplasteis en el Primero y Segundo Tiempos; pero en este Tercer Tiempo, en el Tiempo de la Luz, en el Tiempo del Espíritu Santo, todos los Misterios, todos los Arcanos Divinos, se están Explicando, Interpretando y Aclarando.

56. Bien es, que el espíritu, no llega a alcanzar a Conocer en toda Plenitud, hasta lo más profundo del Arcano Divino; pero todo aquello, que los seres humanos han contemplado envuelto en misterio y en secreto, todo se irá Esclareciendo.

57. Porque si el Padre, se Manifestara a los hijos siempre envuelto en misterio, los hijos, nunca podrían Conocer al Padre; y al nunca Conocerle en su Grandeza, no le podrían Amar con el Amor con que Él los Ama, nunca le podrían Amar y Reconocer bajo su Real Grandeza.

58. Pero el Padre, viene Descorriendo todos los velos, viene Libertando a todos los espíritus, viene Arrancando toda la mala simiente, todas las impurezas, todo aquello que fue escollo, cadena, obstáculo para el espíritu; y le viene Libertando: Con su Luz, con su Palabra, con su Esencia y su Enseñanza. …

59. La Enseñanza del Padre, cual Maestro Divino del ser humano, le viene Libertando de toda ignorancia, de todo fanatismo, de todo culto materializado, de toda imperfección; para que así, el espíritu del hombre, pueda Espiritualizarse; y una vez más Elevado por sobre todas las cosas Terrestres, por sobre todas las tendencias humanas y esclavitudes, pueda el hombre mismo, desde ahí, Rendir su Culto Espiritual a su Padre Dios; y Servirle, -Sirviendo a sus Semejantes- con un Cumplimiento Real y Efectivo.

60. ¡Preparaos, mis hermanos!… y con el Pensamiento y espíritu Elevado, Ayudad con vuestra Oración. ¡Ayudad a esos Recintos, a esas Congregaciones!… no os apartéis de Ellos, ¡seguid influyendo con vuestras Palabras, con vuestros Pensamientos, con vuestra Oración en Ellos Mismos!…

61. Esto, no debe continuar así, hermanos míos; y por eso es que vosotros, Reconociendo el estado de esta situación, os reunís; os congregáis, para preguntar a los Arcanos; y decir: –Padre, ¿cuáles serán nuestros pasos?… ¿cómo podremos Trabajar para que nuestro Trabajo, dé el Fruto Apetecido?… en busca: ¡No de una Orden del Padre, no de una Caricia, no de una Enseñanza!… vienen en busca de Justicia y de Reclamo, ya saben que es lo único que les espera del Padre: Justicia y Reclamo… y después de pasado aquel momento de sufrimiento, nuevamente vuelven a su rutina, a seguir trabajando y cultivando el mismo fruto equivocado, que fue causa del Reclamo Divino anterior.

62. Esto, no debe continuar así, hermanos míos; y por eso es que vosotros, Reconociendo el estado de esta situación, os reunís; os congregáis, para preguntar a los Arcanos; y decir: –Padre, ¿cuáles serán nuestros pasos?… ¿cómo podremos Trabajar para que nuestro Trabajo, dé el Fruto Apetecido?…

63. Pues por lo pronto, hermanos míos, hay que Uniros todos, hay que Aumentar vuestro grupo, que Aumente más y más, que se Adhieran a vosotros todos los corazones de Buena Voluntad, todos los Anhelantes de Espiritualidad; pero a todos, hacedles Comprender algo muy importante: ¡Que la Espiritualidad, no sólo consiste en Comprenderla mentalmente; sino en Practicarla!…

64. Así entonces, Invitad a los corazones ansiosos de Espiritualidad, porque algunos de vosotros, podréis ya estar Capacitados mentalmente para Comprenderla, pero, ¿ya la podéis Practicar?… Así entonces, Invitad a los corazones deseosos de Espiritualidad, para que la Comprendan plenamente; y más tarde, para que la Practiquen.

65. Hacedlo así, para que este grupo, tome Fuerza en el Seno del Pueblo de Israel, en lo más íntimo, en lo más profundo de este Pueblo; por el cual, el Padre, os preguntará en el año 1950; y que no os diga: –Vosotros que Despertasteis: ¿Qué Hicisteis, por los que dormían?… Vosotros, que estuvisteis cerca de Mí, recibiendo Mis Inspiraciones, Comprendiendo Mi Anhelo Divino, Comprendiendo Mi Palabra: ¿Qué hicisteis, por los demás espíritus?…

66. Cuánta Responsabilidad vais Adquiriendo en cada día que pasa y a medida que más vais Comprendiendo las Revelaciones Divinas, por eso, no os alejéis de los demás; llegará el momento, en que volváis a tener contacto directo con el Recinto La Fe; sin embargo, el contacto o relación que tenéis con el Templo del Mediodía de nombre Damiana Oviedo, no lo dejéis, no rompáis esos lazos.

67. Buscad también, a esos Recintos pequeños, donde ya sus Guías, ansían la Espiritualidad; y allí, en esos Recintos: Despertadlos con vuestras Inspiraciones, con vuestro Adelanto… para que ellos, se pongan a vuestro Mismo Nivel, se coloquen al Mismo Plano de Espiritualidad y de Comprensión, de vosotros mismos; y Allí, en el seno de esos Recintos, de esas Congregaciones ansiosas de Espiritualidad: ¡Congregaos a ellas y dadles Fuerzas!…

68. Hay un Recinto de donde mis hermanos, –estos tres Pedestales que vosotros sabéis– pueden seguir Trabajando, para que sus cerebros, sus entendimientos, -lentamente, paso a paso- vuelvan a encontrar su Cause; del cual, han salido, porque las pruebas, las perturbaciones, las intrigas, los torbellinos, las influencias, los elementos materiales y los invisibles, les han azotado; sin embargo, ¡dad Gracias al Padre, que en las ocasiones en que han Trabajado, –con el Esfuerzo de su espíritu y el Esfuerzo de su Pensamiento– han logrado Controlarse!… pero hay que buscar la Paz de Ellos Mismos, para que vosotros, podáis Obtener de Ellos, los mejores Frutos; Frutos, con los cuales vais a Luchar y con los cuales vais a ser Fuertes; porque lo que no os han dado hasta estos momentos, os lo van a dar.

69. Entonces, hermanos míos, en ese Recinto, donde están prestando sus Servicios, que allí sigan Encausando su propio cerebro, su Facultad, sobre: El buen Ambiente, la Buena intención, la Espiritualidad… y si vosotros queréis levantar vuestra planta y con vuestra presencia: Estimularles, darles Ayuda, Apoyo, Ayudarles en su Preparación… grandemente les Ayudaréis Espiritualmente, en su Preparación y Elevación; pues, por el momento, no existe una Libertad completa, para que ellos puedan Desenvolverse en el Recinto: El Mediodía de nombre Damiana Oviedo… para que por su conducto, pueda venir una Enseñanza Hilada por un Pedestal, por otro y por otro; por el momento, no puede esperarse a través de ellos Mismos, las Grandes Lecciones de la Enseñanza Divina, las Grandes Revelaciones que sacudan al espíritu, de ese nuevo Pueblo adormecido.

70. No puede esperarse por el momento que, a través de Ellos, el Divino Maestro entregue las Grandes Órdenes, las Nuevas Misiones, las Órdenes para formar los Nuevos Grupos, los Nuevos Emisarios que puedan llevar a cabo esto; si aquel ambiente, no está debidamente Preparado en Espiritualidad.

71. El Maestro, os ofrece un Lugar; vosotros Pensad, Preparaos y veréis como en un Ambiente Sencillo y de Humildad, podréis vosotros obtener las grandes Lecciones de su Enseñanza y las grandes Explicaciones del Mundo Espiritual de Luz; mas, no en privado, no con unos cuantos, sino los más que se puedan, los más que puedan Asistir; para que la Enseñanza del Padre y las Explicaciones del Mundo Espiritual de Luz, no vayan siendo un secreto, no vayan siendo Almacenadas por unos cuantos; sino que desde el principio de ésta, vuestra Lucha: Se Difunda, se Extienda por doquiera las Lecciones de esta Enseñanza Divina. …

72. Velen y Oren, mis hermanos, para que haya Buen Ambiente y Preparación en aquella alba de Gracia del 15 de Agosto; porque de no existir la debida Preparación entre vosotros y en aquel Ambiente, no podréis recibir lo que sea la Voluntad de nuestro Padre Dios; no podréis mis hermanos, -que presentes se encuentran y otros hermanos que han de engrosar a este grupo- tener Órdenes Directas del Maestro de maestros, a través de los Pedestales, en aquel Recinto: Del Mediodía nombrado Damiana Oviedo… Órdenes, con las cuales vosotros, podáis ser Fuertes, Reconocidos por todos; Órdenes, con las cuales, vosotros, no encontraréis obstáculos; ya que todos los obstáculos, serán Vencidos, porque todavía, no se han llegado su tiempo, de poder Recibir las Órdenes Directamente de Espíritu a espíritu.

73. Ved como muchos Pedestales, van por el camino, diciendo: -yo Recibo de mi Padre, de Espíritu a espíritu. … Cierto es, cuántos hay que así lo han recibido por medio de una Revelación y de una Inspiración, sin embargo, ¿quiénes les han Reconocido, esta Orden?… Ese Tiempo, no ha llegado, pero ese Tiempo de Luz llegará, porque después del año 1950, ¿quién va a recibir a través de un Pedestal, a través de una Facultad, éste o aquel Mandato?… ¡Ninguno, en Verdad!…

74. Mediten en mis Humildes Explicaciones, pensad en las Mismas; y en Ellas, encontraréis: Fortaleza y Luz… y que en las próximas reuniones que llevéis al cabo, podáis hacer el Llamado a los demás, ya sin temor; a ellos, les Participaréis de estas Lecciones y Explicaciones que ya habéis recibido, para que todos ellos, sientan su propia Responsabilidad, para que todos se Levanten al Cumplimiento, para que las Manifestaciones -en lo venidero- se vayan Alineando por un Sendero de Rectitud, de más Perfección; por un Sendero, de más Espiritualidad y de Verdad.

75. Mediten en mis Humildes Explicaciones, pensad en las Mismas; y en Ellas, encontraréis: Fortaleza y Luz… y que en las próximas reuniones que llevéis al cabo, podáis hacer el Llamado a los demás, ya sin temor; a ellos, les Participaréis de estas Lecciones y Explicaciones que ya habéis recibido, para que todos ellos, sientan su propia Responsabilidad, para que todos se Levanten al Cumplimiento.

76. Porque ha llegado un momento, -y éste lo tendréis que hacer Reconocer a todos los que a vosotros se os Adhieran- de que: ¡No deben esperar, de los que, por este Tiempo, han caminado con Cargos ante vosotros!… ya se ha dicho en esta Alba de Gracia, que: Ellos, están terminado su Misión… ahora vosotros, vais a Desempeñar la vuestra, sin usurpar el lugar de Ellos, sin desconocer el Nombramiento que han recibido, sin juzgar sus actos malos o Buenos; pero vais vosotros, -ahora- a encadenar vuestro paso, al paso que ellos dieron; vais vosotros, a soportar el peso de la Obra, sobre vuestras espaldas; sin hacer alarde, sin pregonarlo, sin decirlo al nuevo Pueblo; sino íntimamente, Reconociendo cada quién y cada cual, su propia Responsabilidad.

77. De este modo, vosotros, habréis tendido el Apoyo a Aquellos; de esta manera, estaréis Unidos a Ellos y les habréis Ayudado en la Jornada; y si Ellos no lo Reconocen así, si no lo alcanzan a Comprender, no os afecte un ápice; vosotros, Trabajad por Ellos y por todos; y el Maestro de maestros os recibirá, recibirá vuestro Trabajo al Final, pero antes del Final, cada uno de vuestros pasos, tened la Seguridad, de que irá siempre Acompañado de la Bendición, de la Gracia y de la Potestad del Padre. …

(El Ser Espiritual a un hermano del grupo)

78. ¡Bendito seáis, hermano!… Va a llegar el momento en que todos vosotros, tendréis que concentraros en Un solo Lugar; pero antes de que ese momento llegue, el grupo, el pequeño grupo de Pedestales formado por Tres, se estará distribuyendo siempre entre los dos Recintos Principales, para que haya Lazos, para que esos Lazos, ni en lo Espiritual ni en lo material, se rompan.

79. El grupo formado por mis hermanas, deben –en los primeros días, en las primeras albas de este Paso– hacer lo mismo: Dividirse… unas en aquel Recinto y otras en este; porque la presencia de ellas, Ayuda mucho, mi hermana Carmen y su representante, recuerdan en este domingo pasado, esto que voy a decir en estos momentos, lo Reconoce la misma materia por la cual me Comunico, no es algo nuevo para la materia que es de mi Protegido; pero vosotros recordaréis, que: aquella hermana que abrió y cerró los Trabajos, en los momentos de hacer las oraciones verbales se confundió, se turbó; en los momentos de hacer aquellas peticiones espontáneas, algo vino a turbarle y a confundirla… es la demostración palpable, de que el Maestro, no quiere ya en ese Recinto ni en ningún otro lugar, esa clase de oración, ¿por qué mi hermana, recibió esa prueba?… ¿Acaso Íntimamente su Conciencia, mucho le dijo, por la presencia de vosotros?…

80. La presencia de vosotros, no sirve para turbar a alguien; que, si alguno se turba, sea sólo para Iluminar su propia imperfección; y llegará el momento, en que la Guía de guías, Reconozca que todos vosotros, Efectivamente, estáis Despiertos y que tendréis que formar un grupo de Lucha, de Actividad, y de Fuerza. Entre ellos mismos, seréis combatidos, pero seréis Reconocidos al final.

81. Sí, hermanos, porque se acercan grandes Pruebas para las cuales no están Preparados los que han Representado la Obra hasta este momento. Pruebas, en lo Espiritual y en lo material; y vosotros, hermanos míos, vais día a día Adquiriendo la Fuerza para Defender la Causa, para Defender la Doctrina; y es cuando aquellos corazones, pondrán sus ojos y su Confianza en vosotros mismos.

82. Esto a ninguno lo digáis, pero vosotros: Preparaos más y más… para cuando esas pruebas lleguen, podáis Levantaros y ser, como en mis Humildes palabras os pude decir: Escudo y Arma… para que ese Pueblo, podáis Dignificarlo, Defenderlo de los difíciles trances; porque está diciendo el Maestro de maestros, que se avecinan momentos difíciles, de peligros; y para esos momentos, vosotros, tendréis toda la Preparación de Unificación y la Fraternidad.

83. Así, que este grupo de hermanas, que asisten a las Cátedras del Recinto del Mediodía, pueden ir unas en un alba a un Recinto y en otra alba al otro; pero hay que ir Aprovechando desde los primeros momentos aquellas Cátedras, aquellas Lecciones de la Enseñanza, porque ya el Divino Maestro, no habla de otro tema que el de la Preparación para su Pueblo; y quiere Manifestarse, dentro de un Ambiente de Preparación y de Espiritualidad.

84. Pudo decir en aquel Recinto, hace unas albas, que a través de este Tiempo en que Él se ha Comunicado por el entendimiento humano, sólo ha descendido entre el fanatismo, entre la idolatría, entre las espadas de doble filo, entre el pecado, entre la falta de Amor y entre la confusión; que todavía no ha llegado el momento, en que Él pueda descender en un Ambiente de Fraternidad y de Espiritualidad.

85. Porque si Elías, el Pastor Incansable, pasa antes, siempre como Precursor, Preparando al Pueblo, a hacerle Digno, porque no se encuentra Preparado. En un Recinto, se presenta a través de los Portavoces; en otros Recintos, invisiblemente, para que sólo de esta manera pueda el Pueblo, hacerse Digno de la Presencia del Padre, para que Él como Maestro de maestros, acerque su Rayo Bendito más y su Pueblo, reciba.

86. Formad, entonces, con vuestra presencia, un Ambiente de Espiritualidad, de Paz y de Unificación, para que el Maestro, más se Complazca; y por aquellos cuantos presentes, alcancen todos los demás, aquella Palabra y aquella Lección de su Enseñanza.

87. Que el Padre, les entregue, no sólo a los espíritus que le están escuchando a través del Portavoz; sino que sus palabras, después -impresas en los escritos- vayan de comarca en comarca, de Recinto en Recinto, de persona en persona; y todos puedan ser Doctrinados, Despiertos y Acariciados, por esas Lecciones Espirituales.

88. Que aun cuando los momentos hayan cambiado y la Palabra del Padre cada día sea más determinante; aun cuando Él diga, que: las Complacencias materiales, han terminado… de su Pueblo, no se terminará: su Bálsamo, su Caricia de Padre… su Presencia, Manifestada en cada una de sus Palabras, puede encontrarse, hasta que llegue el momento en que las circunstancias les vayan Unificando en Un solo Lugar; y así puedan mis hermanos, salir con toda la Enseñanza, con toda la Caridad, desempeñando su Misión y sus Cargos, a los Lugares donde el Maestro, les designe.

89. El Mundo Espiritual de Luz, nos damos cuenta; y pueden asistir, mis hermanos, a aquel segundo lugar: sin compromiso… sin afectar su propio Cumplimiento y presencia en el Templo del Mediodía Recinto nombrado: Damiana Oviedo… y si mi hermana, no puede asistir a aquel Lugar, no está forzada a hacerlo; pero tened en cuenta que estos Pedestales, tienen que engrosarse nuevamente, tienen que Trabajar; y aun cuando no todos asistan para darles Fuerza y Apoyo, basta unos cuantos, para que tomen nota.

90. Voy a retirar mi Comunicación Espiritual, deseando que la Paz del Maestro, sea entre vosotros. …

Para Servir a Dios, primeramente y después a vosotros, Humilde Ser Espiritual.

México, mayo 17, 1948.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *