Cátedra 1948 Sep. 21

Cátedra del Verbo Divino martes 21 de septiembre de 1948 Tema: “El Palacio Blanco y Cristalino y sus doce puertas”

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!… Gloria a Dios en las Alturas y Pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en este día 21 de septiembre de 1948, en que una vez más os encontráis reunidos y congregados en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra, escogida por Mi Voluntad. Yo os Recibo y por vosotros, al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …(Elías, nuestro, Pastor Espiritual da su saludo)¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!… ¡Amo al Padre, amo al Hijo, amo al Espíritu Santo!… ¡Creo en el Padre, creo en el Hijo, creo en el Espíritu Santo!… ¡Espero del Padre, espero del Hijo, espero del Espíritu Santo!…

1. Ante Tus Divinas Plantas, ¡oh! Maestro Divino, he aquí al Pastor de todos los tiempos, de Encarnados y Desencarnados. ¡Helos aquí conmigo!… estoy haciéndote presente a mi Rebaño que, desde temprana hora, vengo Preparando por Tu Voluntad Bendita. Dígnate a recibirles, ¡oh! Padre Amorosísimo. …

[El Divino Maestro contesta]

2. Elías, que venís delante de este Rebaño en este día Sacrosanto y que hacéis presente al Rebaño que ha escuchado, que va Despertando el uno y el otro; he recibido también los que atrás vienen, ellos también han escuchado vuestra voz y vienen en pos de vos, porque saben en el espíritu que vos sois el que vais Guiando en este Tiempo a este Rebaño, que le vais llevando y le vais Congregando en los Rediles para que ellos Reciban, para que allí sepan Escuchar y Prepararse de Espíritu a espíritu; para que mañana, pasado este Tiempo, cuando ya no escuchen vuestra voz humanizada, ni la del Maestro, ni la de la Madre, ni la del Padre, ni la de Mis Seres Espirituales de Luz, esa Voz que escucha el espíritu, lleno de Amor, que en el lenguaje humano no han sabido interpretar, esa Emanación de Mi Palabra que es Esencia de Amor y Sabiduría, la logren Percibir directamente de Espíritu a espíritu.

3. El Maestro recibe al Rebaño, a todos por igual, a los espíritus encarnados y a los desencarnados, a los espíritus que vienen moviendo materia, como aquellos en la cual están luchando por Despertar y después poderla Dominar conforme a Mi Voluntad, para que sepa encaminar a la materia el espíritu y no al espíritu la materia.

4. Yo, les recibo; y ellos, os esperan y ansiosos están de recibir una vez más la Caricia del Pastor, la Palabra que penetra en lo más profundo de sus corazones; id y Preparadlos, para que después el Maestro, vaya a Enseñarles una vez más sílaba por sílaba y palabra por palabra, lo que para ellos es la Luz que han de Menester sus espíritus en estos últimos Años, para finalizar el último día de 1950. Sed con ellos, que cuanto les Entreguéis, Efectivo lo contemplarán en su camino, porque ésa es Mi Voluntad. …

(Elías da su Saludo al Pueblo)

5. Con Tu Permiso Divino, cortos instantes voy con Mi Rebaño a posar lo que sea Tu Santa Voluntad, a cada uno de ellos.En el Alto y Bendito Nombre de Mi Padre Eterno Gran Jehová, en el Alto y Bendito Nombre de la Segunda Persona, que presente es entre vosotros y en mi Nombre que soy la Representación de la Luz del Espíritu Santo, os doy Mi Saludo Espiritual ¡Oh! Rebaño Amado, yo os Perdono y Bendigo en el Nombre del Padre, por conducto del Hijo y en el Nombre del Espíritu Santo y por vos, Bendigo y Perdono al Universo entero. …

6. En este instante que habéis llegado con Paso lento hacia la Fuente de la Gracia, hacia el Árbol Corpulento Preparado por la Voluntad Omnipotente del Padre, vais a dejar vuestras penas, vuestros dolores, vuestros sacrificios que instante tras instante vais saboreando en el camino.

7. Ha sido Menester que vuestro Pastor, esté entre vosotros, para Prepararos; para que todo aquello que pueda impedir la Preparación para la Limpidez de vuestro espíritu y de vuestra materia, el Pastor lo Aparte de vuestro camino; y entonces, podáis Saborear y Recibir de lleno, lo que sea la Voluntad del Maestro, entregaros en esta Alba Bendita de Gracia.

8. Preparadas os dejo Ovejas Benditas, yo que os voy Librando del peligro, de los abismos, Cumpliendo una vez más con la Misión que el Maestro de maestros ha puesto en mi espíritu… Maestro, he entregado conforme ha sido Tu Voluntad, Preparadas han quedado… y si contemplas todavía alguna falta, alguna mancha, en ellas, sólo Te pido el Perdón a sus faltas.

[El Divino Maestro contesta]

9. Bendito seáis, Elías, que sois Simbolizando al Anciano Venerable que constantemente encubriendo va a su Rebaño y Lavándole su lanilla para que el Pastor de pastores, no contemple mancha alguna.

10. En Verdad os digo: no veo su mancha; sólo en ellas veo, que son vuestro Rebaño, que son Mis hijos, que son los Herederos de Mi Paz y que son cual peregrinos que van dando sus primeros pasos para hacerme presente su Amor; mas ese gran Amor, el Maestro ha venido a Enseñarles y a Señalarles el Camino Recto para que no caigan una vez más, para que sea la última Peregrinación, para que ellos vuelvan a Mí, porque después de este Tiempo dentro de esta Era del Espíritu, ya no vendré a ellos, sino ellos irán a Mí.

11. Volad, Elías, al lugar que tenéis destinado; y desde ahí, seguid Preparando, seguid en vuestra gran Lucha por las comarcas, por las aldeas, por las naciones; mirad que el Maestro, contempla a aquellos que, con toda la Fuerza de su corazón, Anhelan y desean la Paz… y por instantes, han llegado a blasfemar, pero ellos son los ciegos, que por cortos instantes se han olvidado del Padre, pero el Padre no les ha olvidado.

12. A Petición de este Pueblo, aquellos Alcanzarán y de Plácemes serán. Mas, es Menester que saboreen ese cáliz de amargura para que Limpien su falta y después, sean de Plácemes y Tributen Alabanzas a su Creador y Sepan que el Padre, es Justo, que es el Juez Perfecto y también su Amor es Perfecto. … ¡Volad, Elías! que los ángeles os esperan para cantar Hosanna a vuestro espíritu. …

(Elías, nuestro Guía Espiritual se Despide)

13. Ovejas Benditas, una vez más el Pastor se despide, dejándoos la Paz entre vosotros.

[El Divino Maestro al Pueblo]

14. ¡Mi Paz, es con vosotros! Pueblo Bendito; la Paz, que Anhela y busca vuestro corazón; la Luz, también es con vos, Alumbrando cual Luz Refulgente y Radiante; y entonces, Comprendáis y Palpéis con vuestras pupilas en Verdad, la Luz de este Tiempo y esta Era de Luz.

15. Desde el instante en que viene asomando en el horizonte la Luz del astro rey, en esos instantes también viene encaminada la Luz del Padre que Alumbra a todo el Universo y Baña de polo a polo el globo Terráqueo.

16. Es Mi Luz, que desde el Más Allá, viene a través de las Nubes del éter y regándose en el Universo llega a este planeta y viene a descansar en este día de Gracia en los Pedestales de los distintos Lugares; para a través de ellos, convertirla en Palabra sonante en vuestro propio lenguaje humano.

17. Mi Verbo Viene cual Rayo de Inspiración, para ser Palabra de Consuelo, Palabra de Amor; y si por un instante, llega hasta el fondo de vuestro corazón cual Reclamo, son cual dardos que penetran en vuestro corazón para arrancar la mala hierba, quedando vuestro corazón lleno de Paz, lleno de Amor, para que ese corazón quede Heredado de Mi Enseñanza Divina y de Mi Luz; para que después, haga Brotar de esos labios, Palabras de Verdad y de Alta Conciencia, para que seáis el Verdadero Hijo de la Luz de este tiempo, el Heredero de su Gloria, para que seáis la Sal del Mundo que ha de dar Buen Saborío, para que seáis el Fuerte que dará la Savia que ha de penetrar en su corazón cual Buen Consejo, para que sepan Guiarse en el Camino y sean hombres de Paz y de Amor.

18. En todos los Tiempos, habéis sido el Privilegiado Pueblo Amado, espíritus encarnados de este Tiempo que escuchan en estos instantes, en distintas Casas de Oración al Maestro: todos sois el Israel del Primero, Segundo y Tercer Tiempo, aun los que se creen extranjeros, en tiempo lejano todos habitaron reunidos y congregados y todos pertenecían a Una sola Familia; y esa Familia, Reconocía al Padre.

19. Mas, pasó el tiempo, llegó la metalización, se apartaron del camino, entonces vine a mover la materia de Jesús, para Reuniros y Congregaros, para daros a saber quién sois, quién habíais sido y adónde teníais que ir; mas, teniendo en vuestras manos las Profecías de Mis hijos, aquellos que por un instante supieron Elevarse de espíritu a Espíritu para transformar las Inspiraciones en Profecías, no supisteis Comprenderlas; y ni aun diciéndoos que Yo era aquél que esperabais, no Me Escuchasteis porque erais el sordo y erais el ciego.

20. No teníais una Base Firme, en donde posar vuestras plantas, porque aquellos que os habían enseñado las materialidades, que se habían metalizado y habían formado sus palacios y sus tronos, no os la habían dado.

21. Contemplasteis aquel Varón que no llevaba cetro, ni llevaba corona y en Verdad era el Rey; y no le Creísteis, cuando escuchasteis que era Menester abandonar todo. Entonces disteis las espaldas y os fuisteis por vuestros caminos, los unos fuisteis a poner en precio vuestro metal, los otros fuisteis a vuestros negocios y Me dejasteis por un instante con la Torta de Pan en la mano y también con el Cáliz que manaba de Agua cristalina; os fuisteis por vuestros caminos, mas pasaron los tiempos y vos volvisteis a Mí.

22. Principiaron aquellos Doce que muy de cerca Me siguieron, a llevar la Sal al Mundo y dar Buen Saborío a sus hermanos y a las naciones… y vos, no la probasteis; aquellos terminaron su Misión y fueron hacia Mí… y vos, no habéis podido llegar a Mí.

23. Hoy, vengo a vos, para deciros: ¡Seguidme! Yo soy el Camino Perfecto, Yo soy la Luz Verdadera y la Paz. ¡Seguidme!… y os Recibiré al final de los tiempos, Quitaré el polvo que habéis recogido en vuestro camino, Acariciaré vuestras heridas y ahí Descansaréis de tanto peregrinar.

24. Mas ahora, como en el Primero y como en el Segundo Tiempo, no tuvisteis Base, porque en el Primer Tiempo al Padre no lo habíais Contemplado, sólo lo contemplasteis a través de Moisés y de sus Profecías, sólo así pudisteis contemplarle; y habiendo existido siempre, os contaminasteis con la idolatría.

25. En el Segundo Tiempo, no Comprendisteis a Jesús, ni os apoyasteis en la Base de Moisés; y en este Tercer Tiempo, no le contemplaréis con vuestras pupilas materiales, ya que la Base de Mi Doctrina Espiritual, es Cristo. En este tiempo hay una Base, hay un Camino en donde pongáis vuestra planta Firmemente; Camino, que es el Maestro de maestros, la Palabra, la Verdad; es la Metáfora y la Parábola que se encierra ahí; es la Base y no podréis equivocar el Camino.

26. Por un instante van a querer confundiros los científicos, mas corresponde al Maestro, sus intenciones; y como en todos los tiempos, os pone Alerta, para que no caigáis en tentaciones.

27. Se levantarán los hombres de distintas sectas y os hablarán de tiempos pasados, se levantarán para hablar, de lo que ya no pueden hablar, de lo que escrito ha quedado a través de los siglos. Os dirán que Moisés, no estuvo en el Sinaí; os dirán que Abraham no escuchó a Jehová y llegará la osadía de ellos que dirán que Jesús, no fue el Hijo Unigénito del Padre y que Cristo y el Padre, no son Una Misma Esencia y Presencia.

28. Pero esto ya lo Sabéis, estáis Prevenido por el Maestro y os he dicho que desde hoy, hasta el año 1950, no habrá pregunta que no sea Esclarecida para que sea la Luz en abundancia, para que sea la Antorcha que Ilumine, que siempre esté por Encima, para que Ella Brille y todo sea Alumbrado.

29. A muchos de vosotros y en distintas partes, Mi Mundo Espiritual os ha Explicado estas Revelaciones; y hoy una vez más, os digo para que sepáis, que la Justicia, la Caridad y el Amor Perfecto, forman parte de la Sabiduría del Padre.

30. A medianía del Primer Tiempo, encontrabase un varón que tenía un vástago, aquel varón fabricaba y hacía figuras con sus manos, para que los hombres les veneraran y les adoraran. Las figuras eran de metal, de piedra y de distintas materias. Las daba y las vendía; y les hacía creer, que tenían Dones y que estaban simuladas las “divinidades” en ellas.

31. Aquel vástago, contemplaba el trabajo de su padre; y él, no encontraba Esencia en esas figuras; y un día, le preguntó: -¿Y esos dioses, comen?… Y aquel padre al escuchar aquella pregunta, que no podía contestar, le dijo: -Sí, hijo, comen, mueven sus labios y hablan… Aquel vástago por instantes, respetó la voz de su padre, pero en él había una lucha y se decía: ¿cómo es posible que esas esculturas, sean dioses?, ¿acaso mi padre es el dios principal, porque él les da forma?… Aquel vástago luchaba grandemente en su Conciencia, en su mente y en su corazón…

32. Una Noche al ir a su lecho, quedóse muy pensativo, había contemplado el cielo en todo su esplendor pletórico de estrellas, había contemplado los luceros y las estrellas que brillaban y Meditando profundamente, se preguntaba, ¿qué Poder había sido aquél que había Formado esas luminosidades y las había Colocado en el inmenso cielo?…

33. Entonces, Yo contemplé que luchaba en sí mismo, y le hablé a su espíritu y le dije: ¡hijo Mío!… Aquel espíritu se estremeció, y entonces en medio de su estremecimiento, dijo: -¿Quién eres que me dice, -hijo mío?… Entonces le dije: Yo Soy vuestro Padre; y él preguntó: -¿soy Tu hijo?… Y, ¿en dónde estás que no Te veo?… y entonces le dije: Estoy en el Infinito, Yo he puesto esas estrellas, Yo soy el Supremo Hacedor del Universo y de todas estas Maravillas. …

34. Entonces su espíritu, por un instante, se confundió y retornó a su materia, aquel vástago despertó de su Elevación que sin querer había Adquirido, se levantó y fue a la gran galería, donde su Padre tenía a sus dioses materiales y preguntó a los ídolos quién de todos le había hablado, mas, ninguno le contestó.

35. Así empezó a buscar a aquél que se le llamaba Padre, busco y busco y no lo encontró; sin embargo, fue Elevándose más y más y contempló que se encontraba en medio de la idolatría.

36. El Padre, no permitió que fuera imbuido por un espíritu en oscuridad, para que no se llegara a confundir en esos tiempos; entonces la tercera noche, le hablé por su nombre, y le dije: Abraham, vos seréis la Simiente de una Nueva Raza, de un Pueblo grande que será numeroso como las mismas estrellas y algún día Me Veréis, cuando sea el Tiempo llegado.

37. Aquel Buen mozo, desde ese instante, no se postraba ya ante los ídolos ni las figuras hechas por las manos del hombre; se apartaba de ellas, para tener mayor Elevación y Comprender lo que Yo le Indicaba, para que él empezara a Enseñar el Culto al Dios Invisible y Sembrar la Simiente del que sería su Nuevo Pueblo, de su Pueblo que había de ser el más querido del Padre y también el más ingrato.

38. Pasaron los años y Abraham, se Comunicó Espiritualmente con el Padre, empezó a Preparar su descendencia y nuevamente, hizo el Pacto.

39. He aquí, en Verdad, vuestro espíritu, es parte de su Linaje espiritual; Linaje o tronco espiritual, que hoy lleváis Espiritualmente en vosotros.

40. He aquí al primer padre, de vuestra raza, de aquel primero y segundo Tiempos; que hoy, en este tercer Tiempo, sólo lo lleváis cual Linaje en vuestro espíritu; de ese ser, que supo conversar con el Padre, aun viviendo entre la idolatría.

41. Aquellos que se están Preparando, no debéis confundiros, llegado el instante, el Mundo Espiritual os Explicará; mas, os he dicho que lo que ignorabais, ya no lo ignoraréis, pues os será explicado. …

42. Así pasaron los Tiempos y hoy vengo a Manifestarme Espiritualmente; grandemente ha Evolucionado vuestro espíritu y grandemente también, es el Amor del Padre, para venir a Manifestarse en esta Forma.

43. Así Me manifesté con Abraham, así Me Manifesté con Jacob y así Me Manifesté con Moisés; y después, ya lo sabéis, en la materia de Jesús, el Instrumento Humano más Perfecto de todos los Tiempos; y hoy, a través de estos hombres pecadores como vos, pecadores desde el instante de pisar este mundo, porque si no fuesen pecadores, no estarían en este valle Terrenal, estarían ya muy cerca de vuestro Maestro.

44. Así llegará el momento y los instantes, en que caigan; se sentirá el sequío, el hambre y la sed, entonces llegará a oídos de ellos Noticias que en esta tierra, se encuentra un Gran Palacio con Doce Puertas; ese Palacio pletórico de Semillas y en el centro una Fuente de Agua Cristalina.

45. Vendrán cual peregrinos y serán Servidos por aquellos Doce, que están en cada Puerta; llevarán la Semilla, el Agua Cristalina y les indicarán cómo se Siembra y cómo se mantienen; y que no se seca, esa Fuente, como el pozo de Jacob material.

46. Todas las naciones, se acercarán y verán cómo en el lugar donde se encontraba un abismo, en su lugar se levantó un Palacio Blanco y Transparente y sus torres llegan al Cielo; ese abismo era la iniquidad y la muerte que fue abolida.

47. Así también digo a vosotros: y en este Tiempo, es Menester que haya Lucha, es Menester que haya abismos, para que se Levante ese Palacio con Doce Puertas, para que después, penetre en él toda la humanidad; y todo aquél que penetre en ese Palacio, de Plácemes será y Sentirá la Paz, la Tranquilidad y Mitigará su hambre y su sed.

48. Mas no temáis, Pueblo Bendito, no temáis Discípulos Amados, Ruiseñores Benditos, porque unos y otros, en los distintos Rediles de Mi Amor, en Mis Casas de Oración, aún en aquellas donde ya no pongan Mis Símbolos y aún en las que los tengan, seréis perseguidos; y así será el Bautizo, para dar a Conocer Mi Doctrina en el Mundo entero.

49. Mas, no temáis porque estas vicisitudes han de acontecer; ya que vosotros, sois los Luchadores y seréis Vencedores de las mil pruebas, en vuestro camino, en vuestra materia y en vuestro propio espíritu. Para que cuando sea esta Gran Lucha, sepáis llevarla serenamente y salgáis Avante.

50. Perseguirán a los Míos, a las comarcas y aldeas, en las cuales en este instante Me estoy Manifestando. ¡También seréis perseguidos por los Saulo de esta Tercera Era; mas, ellos, Me escucharán y seguirán al Maestro, porque Comprenderán: ¡Qué tan duro, es dar de acoses al aguijón!… Comprenderán, lo qué es el torrente de Agua Cristalina; y, ¿quién detendrá la Corriente, cuando haya encontrado su Cause?… Nadie en Verdad… solamente lo haría, el Poder del Más Allá.

51. Por esto y por muchas vicisitudes más que os vendrán, el Maestro, os dice: ¡No temáis!… muchos de vosotros, también pasaréis Pruebas, pero si sabéis Prepararos -con Cinco minutos de Oración- Yo hablaré y moveré vuestros labios y confundiréis aún a los mismos filósofos y teólogos; mas, para ello, os dije, que llegará a vos Mi Inspiración; y si en esos momentos, os pidieran pruebas y si fuese Mi Voluntad, con solo una palabra, aquél sería levantado de la Tierra; y entonces, gran temor llevarían, Creerán en el Poder de la Enseñanza que lleváis, Creerán que es Mi Enseñanza, la que mucho años -en este Tercer Tiempo- os di.

52. Por eso Preparaos alba tras alba, por uno y por otro entendimiento, he de entregaros Mi Palabra; por un instante, por unos y por otros Portavoces, no os reclamaré; el Reclamo, lo encontraréis en vuestros hechos, conforme a la manifestación de Mi Ley.

53. Porque mientras en unos Lugares, Estoy Reclamando y dando Órdenes; en otros, Estoy dando y entregando Mi Enseñanza, para que en un momento Señalado por Mí, sean reunidos todos los Escritos de Mis Cátedras; para que después, sean dados a Conocer a todas las naciones.

54. Cuántos de vosotros, seréis Testigo, de aquellos que, al ver los Escritos de Mi Enseñanza, derramen lágrimas por saber que Me Manifesté y ellos no supieron; mas, en esto, así ha sido Mi Voluntad.

55. Ese Palacio Blanco y Transparente, en Verdad, es la Nueva Jerusalem, la Segunda Jerusalem; las Doce Puertas, son aquellos que pertenezcan a las Doce Tribus, porque en cada Puerta, está una Tribu y en cada Una, penetrarán los de esa misma Tribu. El Agua que Vivifica a la Fuente que mitiga su sed, es la Esencia del Verbo Divino que va penetrando; y el Pan que calma hambre, es la Sabiduría de la Palabra, es el Pan de Vida Eterna y no el pan de levadura.

56. Contemplad cuántos han emprendido ese largo viaje, que no conocieron el Pan sin levadura y mirad cómo van dando tumbos en el Camino; son los que, al emprender el gran Camino de la Vida, se encontraban estancados, hasta que Elías y Mi Mundo Espiritual de Luz, les entregó Fortaleza a todos; porque los hombres que lo tenían, no supieron darles el Pan, no supieron darles el Agua cristalina; y en Verdad, habían quedado detenidos a la medianía del Camino.

57. Vosotros, no os quedaréis a la medianía del Camino estacionados; y si lleváis cual Báculo Mi Ley, no quedaréis tirados en vuestro transitar en el camino, sino que levantaréis a los que se quedaron; seréis imitando a Elías, para que todos sigáis Adelante y Labréis el Bienestar y el Descanso dentro de la Eternidad.

58. Os he entregado conforme ha sido Mi Voluntad y os he recibido. A través de Mi Palabra, he Apartado vuestro malestar, vuestro dolor, la angustia que por instantes Me hacíais presente.

59. He apartado de vos, de cada uno de vosotros, ¡oh! corazones de espíritus encarnados, el mal que Me hacíais presente, para que salgáis Fortalecidos en esta alba de Gracia.

60. A vosotros, Labriegos; a la niñez, también he apartado y he posado Mi Luz y Mi Caricia en ellos, para que se levanten, porque llegado el momento, será cuando Resuene Mi Voz y en su mente humana y en su Conciencia, haga la Palabra que Escuchen; y entonces, Comprendan que ellos, la Escucharon y que quedó Grabada en su Conciencia, porque son los espíritus Privilegiados que uno a uno os Estoy mandando, los que han de Proseguir la Labor del Buen Camino; fijaos: del Buen Ejemplo… en cómo se lo vais dando y qué vais caminando a Paso de Mansedumbre; para que también así se levanten, Dirigiendo a la humanidad y Amonestándoles también, cuando tergiversen el Camino.

61. Mas antes de todo eso, es Menester que haya lucha, para que después quede la Paz, porque la mala hierba puede encontrarse y ha criado raíces en el corazón del hombre; y al arrancar las raíces, va a ser Menester exterminar al corazón y al exterminar el corazón del hombre, perece la carne; y entonces, al espíritu, daré Nueva materia para que Cumpla, ya que no ha Cumplido, para que en su Nuevo corazón, eche raíces la Buena Siembra… y entonces, vendrá la Paz.

62. ¡Llevad Mi Bendición todos, en este día de Gracia!… ¡Saturad todo a vuestro paso, con el Amor que os Estoy dando en Mi Enseñanza!… ¡Adiós, Pueblo Amado!…

¡La Paz de Mi Espíritu Divino, no se aparte de vosotros!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *