Cátedra 1950 Dic. 24

Cátedra del Divino Maestro. En Navidad Domingo, Diciembre 24 de 1950 Último Mensaje de Noche Buena entregado por el Verbo Divino en ese Recinto.[Sintetizada en el LVV en la E. N° 12] Tema: ¡Los Iluminados!

¡Mi Paz sea con vosotros!…

1. ¡Bendita sea esta noche, en que Conmemoráis la llegada del Mesías al Mundo! El Recuerdo de los hombres, Grabado en el corazón para Honrar la Memoria del Mesías, Brilla en esta noche como Estrella refulgente Mensajera de Amor y de Ternura. …

2. Yo os recibo, ¡oh! Pueblo Bendito, que Iluminado estáis con la Luz del Redentor; y al recibiros, Amorosamente, extiendo con Mi Amor la Caricia Espiritual para Fortificar vuestro corazón con esa Caricia que se ahonda en vuestra alma, para que jamás volváis a tener pan amargo ni recuerdos tristes, siempre que busquéis al Amor de los Amores.

3. Vengo a vosotros, a través de Mi Luz, a través de Mi Vibración de Amor que todo lo Penetra, lo Purifica y Vivifica. Vengo a vos, como la Fuerza que Fortifica; pero también como la Esperanza que Anima. Vengo a vosotros como Pensamiento Luminoso hecho Palabra; y por eso, Pueblo Amado, debéis de Alegraros en esta Noche Iluminada, de Fraternidad Imperturbable de Gratitud y de Amor.

4. Debo recordaros siempre al Amor porque ésta ha sido Mi Eterna Enseñanza; y cuando empecéis a Amar, debéis primeramente Amar a Aquello que late en vuestros Sentimientos, en vuestra alma. Vengo a recordaros el Amor Divino que desde los Cielos viene a Alumbrar la Tierra, este Amor que todo lo amargo lo hace Dulce y que todo lo malo puede convertirlo en Bueno, porque es Fuego Purificador de la más Alta Excelsitud.

5. Vengo a vosotros como el Mensaje del Amor de Dios, como el Redentor del mundo que había de venir a Ordenar lo que estaba en desorden; pero Vengo a vosotros, dándoos el Mensaje Dulce como el Buen fruto; no para atemorizaros; sino para llenaros, no solo de Bellas Esperanzas, sino también de Hermosas Realidades.

6. La tormenta de pesares que ha caído en vuestra pobre vida, tiene poca duración, todo esto pasará y dejaréis de llorar, de suspirar y de sufrir.

7. Es cierto que todos los astros están sujetos a Edades planetarias; pero ante la Eternidad nada significan esas edades planetarias, poca importancia tienen. Cuanto más, la vida de un hombre que pasa como pasan todas las cosas: Fugazmente… como pasan vuestros suspiros tristes; como se secan las lágrimas que de vuestros ojos ruedan por vuestras mejillas; así es ante la Eternidad el soplo de una Existencia humana, que alienta por un tiempo y descansa para volver a alentar nuevamente.

8. ¡Alegraos, Pueblo Amado! que ningún dolor es eterno y que vuestro temporal sufrimiento dejará de ser, y dejará de ser pronto, ¡oh! Mi Pueblo triste; pasa pronto, viendo los acontecimientos desde la Altura de la Espiritualidad, prolongado para vosotros que reducís vuestro tiempo a la limitación de minutos, horas, días, semanas, meses, años. Tarde para vos, que moráis en la carne y que estáis revestido de materia y más materia, esto os hace sentir que dura mucho, lo que en Realidad pasa pronto.

9. Como pasan los latidos de vuestro corazón, así pasa en el infinito la existencia de los hombres.

10. Viendo desde la altitud de la Grandeza Espiritual las cosas pasajeras, no hay por qué temer, porque así como se pierde un suspiro, una lágrima, una palabra, un sonido, así también se pierden los dolores en la Inmensidad del Sacrosanto Amor y se desvanecen los pesares en la Inmensidad de la Ternura Infinita de Aquel que os dijo: Hágase la Luz, háganse los mundos vístase de Galas la Natura… y, al Mandato Supremo del Creador se hizo la Luz, se hicieron las estrellas, los mundos, los vegetales, los animales, y sobre todas las cosas: el hombre.

11. ¡El hombre! Que lleva el Hálito Bendito, Hálito Divino que jamás le ha abandonado; esos átomos Espirituales nacidos del Amor Grandioso del Creador, esos espíritus hijos de su Espíritu, tan intensamente Amados, tan cuidadosamente Conducidos y Vigilados por Él.

12. Si el dolor os hiere, no es porque de los Cielos venga hacia vosotros. El dolor que a vosotros viene, es porque de antemano vosotros lo habéis buscado; y la Ley, se Cumple.

13. Vos no sabéis, Pueblo Amado, que cada pueblo, que cada nación, tiene un Iluminado que lo Protege.

14. Así como en cada Estación del año hay un Luminar que le corresponde trabajar con el Ritmo de la vida y de los astros, también hay Seres de Luz, Velando, Cuidando y Dirigiendo aquella manifestación; y esos Ángeles que Velan por los hombres, jamás descuidan ni un solo suspiro; pero la Ley, se Cumple, porque la Ley es la Legislación Divina; y esos Ángeles jamás duermen, todo lo Protegen, todo lo Conducen y lo Animan.

15. Ninguno de vosotros está desamparado, todos tenéis quién os Aliente y os Cuide, tenéis muchos Amores tras del velo de la materia; y vosotros, no conocéis a quienes os Aman y de qué manera os Aman y os Protegen. Yo no os digo que allá en los abismos estén esos seres; sino tras del velo de la materia, en el Grande Valle Espiritual hay para vosotros, mucha Ternura de seres que os Aman y que jamás os abandonan.

16. En esta noche, que es Noche Blanca porque vuestro Recuerdo la ha Iluminado, ya os lo dije, con la Gratitud y el Amor; y en esta Noche Blanca… de Paz, en esta noche exquisita… de Armonía y de Amor; quiero hablaros de los Iluminados y de la Iluminación:

17. Los Iluminados, son los seres de Grande Elevación Espiritual, son los Enviados del Supremo Ser, que trayendo Misiones importantes que Cumplir, vienen nuevamente a Ordenar todo lo que deben Ordenar.

18. Los Iluminados, son los Ungidos por el Amor del Padre; los Ungidos del Padre, son aquellos que han Limpiado su Alma, han Sensibilizado su corazón y dejado penetrar al Cristo en ellos; son los Benditos Manifestadores del Amor Divino y pueden decirse los que hacen la Voluntad Divina y los Unidos al Padre; estos son los Iluminados que vos desconocéis.

19. Los Iluminados también tienen sus Grados, pueden ser mayores o menores dentro de la Infinita Escala Espiritual, porque todo está bajo Grado, Medida y Calidad en el Universo.

20. Y no solamente existe Luz y Materia, Graduación y Medida, Intensidad de Vibración y Color; sino que todo está controlado por el Poder del Supremo Ser, por la Suprema Ley. No hay algo que exista sin Peso, sin Color, sin Vida, sin Medida y Calidad.

21. La Vida está en la Animación de los Seres y de las cosas; y la Verdad, en la Sabiduría Infinita del Padre Universal, Existe; y la Potencia, no está en la inercia, está en el Movimiento de la Vida del Supremo Ser y de sus hijos; por eso, es Necesario que Me Comprendáis para que empecéis a ser: Uno de los Libertados por Mi Amor.

22. Vengo a vosotros por medio de Mis Pensamientos, porque son Mis Irradiaciones de Luz, disminuidas en Vibración, las que revestidas de sonoridad llegan a vosotros.

23. Hay también muchas Vibraciones de las que está lleno el mundo, que podríais Sentir y Oír; pero como todavía no os Espiritualizáis, no podéis ni sabéis Captar esas Grandezas Sutiles, Mis pensamientos necesitan tomar Voz para que podáis Interpretarlos.

24. Vengo a Libertaros de vuestras cadenas de tentaciones y desobediencias, vengo a quitar los lazos que os estorban para dejaros Libres de esas cargas pesadas; a quitar, esas ataduras en vosotros, la costumbre del materialismo que os impide Elevaros a las Alturas.

25. Ningún atado a la materia puede Iluminarse a Plenitud. Ningún hombre que tenga endurecido el corazón, puede Elevarse a las Alturas Espirituales. Ningún Enviado, puede ser materialista. Ningún Iluminado puede ser vicioso. Ningún profano, puede ser Maestro del Espiritualismo.

26. Escuchad… Entended… y Atended… esta Lección que necesitáis: Para Normar vuestra vida y para Aumentar el caudal de vuestros Conocimientos, Tengo que hacerme Sentir en el interior de vuestro ser, repetir Cátedras y buscar el Momento en que os Dispongáis a recibir la Iluminación para Encender en vosotros la Luz Suprema del Amor, aunque sea por momentos en su principio, después esa Luz irá substituyendo a otra llama que es el fuego que se anida en vosotros, a la que os entregáis satisfechos, porque es la que más sentís, la que más os acomoda: el fuego del materialismo y de las pasiones.

27. Las dos llamas, no pueden estar igualmente desarrolladas, una es más que otra pero jamás iguales. El hombre tiene la Luz del Espíritu y el Fuego del materialismo, pero por lo regular la del materialismo más desarrollada; y permanecéis esclavos, mientras tengáis ataduras de materialismo.

28. Vengo a romper vuestras cadenas, esclavos del desamor, esclavos de la cizaña, de la envidia, de la maldad y del rencor, ¡oh, esclavos del dolor inútil!, que vosotros buscáis y que hacéis más duradero porque no sabéis otra cosa que repetir vuestros errores.

29. Por eso como Luz, Mi Pensamiento llega hasta vosotros, buscando todos los medios para alcanzaros. Aunque lleguéis a las profundidades del abismo del materialismo, al fango de las pasiones, la Luz de Mi Amor llegará hasta las tinieblas para buscar a los hijos de Dios, para Señalarles el Camino al Reino del Padre.

30. Necesitáis quitar todos los lazos que os atan; ningún ligado puede Volar demasiado Alto. Necesitáis Dominar las pasiones, Vencer los egoísmos, Olvidar los rencores, Desconocer las envidias; ser Manso y Humilde, de corazón.

31. No Midáis al hombre, por la Grandeza de su cuerpo; sino por la Grandeza de su Alma.

32. No Valoricéis al hombre, por sus riquezas materiales que es lo que valorizáis humanamente; Apreciad su Valor por sus Riquezas Espirituales, por lo que Piensa, por lo que Dice y por lo que Hace. Por sus obras lo Conoceréis, ellas hablarán; y por eso, cada hombre Vale por lo que Expresa en Pensamientos, Palabras y Obras.

33. Ahora, os Digo con tristeza, Pueblo Amado, que aún contemplando una sola atadura en vosotros, no podría deciros que sois la Esperanza del futuro que pueda Dirigir un pueblo, porque os falta mucho todavía para llegar a la Iluminación pequeña; y mucho más, para la Plena Iluminación.

34. Esos grados de Iluminación, son el Símbolo de vuestra Escala Espiritual; y sirven, para Manifestar los Sentidos que lleváis dentro de vuestro ser, para que por medio de las Virtudes, que tenéis latentes en el espíritu, Desarrolléis vuestros Dones Espirituales.

35. Es Necesario que haciendo Buen uso de vuestra Potestad os Libréis de la cadena de desobediencias con la que os esclaviza la ignorancia; porque con esa cadena, no podréis Brillar; y a eso vengo, a Libertaros de la esclavitud de la ignorancia con estas Cátedras Mías.

36. Si la ignorancia es como espesas tinieblas para vosotros; Yo Soy el Sol, que desvanece esas tinieblas… y ¡he aquí el Sol de Verdad! Brillando en vuestro corazón, en vuestro cerebro y en vuestra alma, para llegar hasta vuestro espíritu… el Sol de Verdad que os brinda sus Purísimos Rayos, para Calentar vuestro ser y llenarle del Calor del Amor y la Fraternidad; el Sol Resplandeciente de la Verdad, que a todos Reparte su Luz por igual, lo mismo es al que duda que al que cree, para todos es su Luz y su calor, a todos les da su Amor y les Bendice.

37. Y todos los Plenamente Iluminados pueden ser Catedráticos de la Espiritualidad y hablaros del Sol de Verdad como Yo lo hago; y sólo los Puros de corazón, pueden Entender y Hablar.

38. Decidme Pueblo Mío, ¿no es triste que permanezcáis con ataduras y más ataduras y que por esa causa Yo tenga que esperar indefinidamente hasta que pueda deciros en el mañana de vuestra Vida Espiritual: “Sois Mi pequeño Iluminado, seguid Ascendiendo por la Escala de los Iluminados y seréis un Ser de Alta Luz.”… Porque de entre los Iluminados, en Verdad, se destacarán los de Alta Luz.

39. Si vos Me Comprendierais… Yo podría penetrar a vuestro mundo interior siendo vuestro Eterno Sol, la Luz de Dios, la Luz del Cielo, la Luz de Amor y de Vida.

40. Si vos pudierais llevar a vuestro corazón, el Tesoro de Mi Cátedra, y a vuestra mente humana, cada palabra que Mi Amor os dirige; ya vuestro espíritu Me hubiese Sentido en su Conciencia, ¡oh Mi Pueblo!; y pronto, seríais un Iluminado.

41. Quien se siente Iluminado, puede ya hablar del Amor del Padre y Reconocerse Ungido o Iluminado por Él, ya puede decirse Enviado, Pastor o Redentor; los hay grandes y pequeños, pero ya pueden tomar Nombres de Identificación con la Divinidad aquéllos que llevan en sí la Perfección y la Pureza en Obediencia y en Armonía con la Ley de Dios; y esos Nombres Santos, les corresponden Legítimamente y por Derecho propio.

42. Cátedra de Nochebuena. ¡Oh, Noche Bendita! Nochebuena, Noche Blanca, llena de cantos, de Bendiciones, de Oraciones y de fiestas!, si vos fuerais Propicia para que los hombres buscando vuestra Paz y vuestro Silencio, algunos pudieran Penetrar, aunque fuera momentáneamente a la Iluminación.

43. El Resurgimiento del Hombre Espiritual es el Despertar de las Luces interiores que lo Iluminan, de ese Ser Espiritual que está en cada uno de vosotros, es el que debe Triunfar y Brillar sobre la materia.

44. Y por eso, Yo deseo, ¡oh! Nochebuena, Noche Blanca, que en vuestra Paz, acojáis a todos éstos que vienen a Escuchar Mi Cátedra y en vuestro Santo Silencio penetren; que se Saturen de vuestra atmósfera Brillante y de Esencia perfumada, ¡Oh, Santa Nochebuena!, y les hagáis que Sientan en su vida humana, la Iluminación Perfecta, aunque después, vuelvan al materialismo; que Sientan, aunque sea un instante, la Pureza de Mi Reino Celestial en su interior.

45. ¡Oh, Mi Pueblo!, recibid la Fuerza Espiritual que Mi Amor os envía y Sentid Mi Ternura Sacrosanta que os Unge para Consolaros de las tribulaciones de vuestra alma y de vuestro corazón; para que os sintáis Libres en espíritu y quedéis Vinculados con todos los corazones y con todas las almas en espíritu y en Verdad; acabando con los rencores estrechándose en abrazo Fraternal, los unos con los otros por siempre, Mi Pueblo.

46. Cuando aparecen los rencores es porque el Ser humano se olvida de su Ser Verdadero, de su espíritu y deja que triunfe la materia y domine; pero no olvidéis que todo tiene su tiempo y su momento; llegará el tiempo para la Manifestación del espíritu y de los labios humanos saldrán los grandes Conocimientos.

47. Mirad, Pueblo, con la Visión de vuestra Vista Espiritual, Atenta; con la Conciencia de vuestro ser, muy Abierta, contemplad los cielos, miradlos bien; y veréis, que en cada estrella, hay una Promesa de un Mundo Mejor, y en cada Mundo, un Cielo; porque hay Estrellas que vosotros veis, y que no sabéis, que siendo Mundos Superiores, son aquellos llamados Cielos en los que vosotros moraréis un día, ¡Oh, hijos de Dios!…

48. Vosotros Conoceréis el Reino, la Misericordia y la Luz Bendita de los Cielos generadores; pero Necesitáis: no permitir que se nuble vuestro entendimiento Espiritual, ni que domine vuestra mente; estar siempre en Vigilia para que el más Grande Mande en vuestro cuerpo humano; y ése, es vuestro Eterno ser, el espíritu.

49. Yo quiero Unirme en esta Noche con vuestro ser Verdadero, Quiero invitarle a vuestro espíritu, que se Eleve y Viva este momento de Iluminación.

50. ¡Oh, Nochebuena!, si vuestro influjo pudiera atraer a vuestra atmósfera Brillante y en la Luz de este Recuerdo, a los Míos; si tan solo uno de ellos solamente, sintiéndose Conmovido, Ofréndase una Nueva vida llena de Fraternidad, a Aquél que Todo lo Sabe, Todo lo Conoce y Todo lo Ve. ¡Oh Felicidad!, útil sería todo cuanto os he dicho, Útil, de toda utilidad. …

51. Cuando Un solo Iluminado, porque reunir Varios sería mucho pediros, Gobernase la Tierra, todo estaría en Armonía entre vosotros; pero los Iluminados hasta hoy, no han sido Aceptados como gobernantes de la Tierra, ni de países siquiera y por eso hay guerras. Cuando exista como Gobernante, un Iluminado, desaparecerá la guerra en el lugar donde Mi Iluminado Brille, Vibre y Viva.

52. Ahora, Escuchad algo muy importante para vosotros: En el futuro, esto está llamado a Acontecer, Iluminados Enviados por Mí, vendrán como Gobernantes; y Ellos, no permitirán más guerras porque ellos Saben que el planeta Tierra es para todos los hombres; y que las naciones que se dividen, solo se dividen por su ignorancia, por su ambición del poderío humano, por la envidia.

53. ¡Oh! envidia, que estáis Simbolizada por el negro color del luto. ¡Oh! envidia, que jamás te ha Bendecido ningún hombre ni te Bendigo Yo. Envidia, que envilecéis a los hombres, ¡debes desaparecer en las profundidades de la Tierra ¡y en Verdad!, en los Abismos desaparecerás, ¡Oh! envidia, cuando el Amor Reine y haga de este mundo el Reino Verdadero.

54. Vosotros habéis oído hablar de un Reino verdadero, el cual es el venidero; de los Iluminados habéis oído palabras Bellas llenas de Profecías; pero no sabéis más que oírlas y olvidarlas. En Verdad os digo, que la Paz, será Establecida en este mundo, cuando sean Iluminados los gobernantes de la Tierra.

55 Después de 1950, vendrán años de dolor; años en que las guerras de los hombres se harán sentir en los corazones y los sentimientos destrozados. ¡Oh, años de luto, de lágrimas, de enfermedad, de muerte y miseria!, ¡Oh! Años de pesares y de penas, Yo quiero que os Alumbréis con la Luz del Amor, para que sea Aliviada tanta angustia.

56. ¡Oh! Pueblo Amado, os Amo, por vuestro dolor; mas no por vuestra Pureza, porque sois un Pueblo pecador, sois un Pueblo que llora y gime bajo el peso que voluntariamente lleváis y que os va destrozando entre vosotros mismos. Yo vuestro Maestro, Vengo Compadecido porque os Amo, fijándome en vuestro dolor porque sois pecadores. Os Amo y vengo en vuestra Ayuda. Si vosotros no sois Puros, Yo os He demostrado que lo Soy y vosotros Aprenderéis de Mí.

57. Aprender, a tener Piedad y Misericordia, Aprender, a Prepararos en espíritu y en Verdad, para que empecéis a Escalar por la Gran Escala Espiritual; Ascender desde vuestro ser Interno y por medio de la Obediencia a la Ley, de los Buenos Sentimientos y de la Buena Conducta, podáis Alcanzar vuestra Iluminación por esa Escala interminable y Ascendente de los Grandes y pequeños Directores y Mensajeros del Orden Espiritual.

58. Empezaréis a Prepararos, Limpiando vuestra Alma, Purificando vuestro corazón y Aclarando vuestro Entendimiento Espiritual. ¡Desligaos de vuestras pasiones!, y Quemando, en la Llama Purísima del Amor, todas vuestras cizañas, vuestras envidias y vuestro materialismo, Rasgad todos los velos que no permiten la entrada de Mi Luz a vuestro espíritu.

59. Esta Noche tenéis suficiente Luz para Iluminar vuestro Entendimiento Espiritual, y mismo, con vuestro Recuerdo, habéis dado Luz a esta Noche. Sois pecadores, lo Sé, pero os Acordáis de Mí; y al Acordaros de Mí en esta Escuela de Instrucción Divina, con ello, habéis dado Pan y Vestido a los que lo necesitaban.

60. Sois pecadores, Yo lo sé; pero algunas veces Sabéis Orar: cuando tenéis una pena y brotan de vuestros ojos las lágrimas y dais pan a quien va a vuestras puertas a pediros una Caridad en Nombre de Dios o en el Nombre del Cristo. Sois pecadores; pero visitáis Hospitales; y por cuanto Bien hacéis, Yo os Conforto y os lleno de Bendiciones.

61. Debéis de Saber, Pueblo Amado, que Yo Amo a todos Mis hijos por igual; y porque os Amo, os Acaricio, os Consuelo, os Enseño y os Bendigo y os espero a todos, para llevaros a que Ascendáis al Reino Prometido; que no es un Lugar en especial, el Reino Prometido no tiene un Lugar determinado, el Reino Prometido lo Encontraréis en vos mismo y en todo lugar, cuando Sepáis lo que Expreso y Hagáis lo que os Digo.

62. Pero Escuchad bien: Empezaréis por Reconocer vuestros propios errores, os sujetaréis a un Examen de vosotros mismos todas las noches; si os es posible, cinco minutos para un examen a la Luz de la Conciencia, porque os hace falta en vuestra vida.

63. Al Examinaros, empezaréis a Notar vuestros malos actos y a Libraros de ellos, a Apartaros de vuestros malos hábitos. Eso sería el principio de vuestra Corrección que tanto Necesitáis; después, diez minutos estaréis a solas con vuestra Conciencia, después quince, porque a medida que os vayáis adentrando al Análisis, surgirán los Pensamientos Elevados, que os Guiarán a la Verdadera Meditación en la cual os iréis Espiritualizando e iréis perdiendo la noción del tiempo, porque la noción del tiempo solo es para los materialistas, y a medida que os Elevéis, no os importará el tiempo.

64 Y entonces, Sujetándoos a ese Examen diario de vos mismo, como si fueseis otra persona, como si se tratase de un extraño, podréis Comprender y Entender lo que os hace falta Corregir, entonces os quedaréis al desnudo espiritualmente y Conoceréis perfectamente vuestro modo de reaccionar y de actuar, de pensar y hablar; Sabréis cómo vivís y lo que hacéis.

65. Ese Examen os Enseñará todo lo que vosotros necesitáis Saber: en dónde están vuestras manchas; en dónde tenéis, vuestras debilidades; en dónde, vuestras Responsabilidades, vuestros errores, vuestras lágrimas, vuestras lacras.

66. En Verdad os digo, las malas Obras son la lepra de la humanidad, porque cada mala obra es como una llaga purulenta que avanza. Cada mala obra es como una carcoma que os consume. Cada mala obra es una maldición a vosotros mismos y hacia los demás; y hay mayores y menores pero todas tienen que Lavarse con el Agua Bendita del Arrepentimiento, la Regeneración y la Disposición.

67. ¡Disponeos Mi Pueblo!, que el que hace Examen diario, se Corrige en su modo de reaccionar, de actuar y de expresar; Progresa, y se Afina con una más Elevada y Mejor manera de Sentir, de Pensar y de Actuar; de Bendecirlo todo, después, de haberlo maldecido todo. Y de esta Manera, se efectuará el Cambio en el hombre.

68. ¡El Cambio del hombre!, ¡Oh, Bendición de los Cielos venida a la Tierra! El Cambio del hombre Yo lo solicito de vosotros mismos Mi Pueblo. Ésa es la Causa de Mis Cátedras, es el Motivo de Mi Irradiación, eso es lo que Yo anhelo, Yo quiero vuestra Perfección.

69. Y en esta Noche, en que no podéis negarme lo que Yo os pida, en que os Bendigo por haber dado Vestido y Pan a los pobres; os pido un Obsequio más: que dediquéis Cinco minutos de cada una de vuestras noches al Examen de vosotros mismos, el que debéis Hacer todos, cada uno en sí mismo, a la Luz de vuestra Conciencia; y si no podéis todas las noches, aunque sea dos o tres veces a la semana, para que os Examinéis en vos mismo, vuestros errores y descubráis vuestros defectos; debéis Conocerlos para Evitarlos y Corregirlos.

70. De Cierto y en Verdad os digo: que las pasiones os hunden y las Virtudes os Elevan. Sois Responsables, si Conociendo todas estas Lecciones, no vais por Mi Sendero de Luz.

71. Todos los senderos tienen rosas, espinas; pero también tienen Amor, Luz y Oraciones. Mas Yo os digo, venid por Mi Sendero, hijos de Dios, tomad las espinas y tomad las flores, no desechéis cosa alguna de la Creación y Bendecidlo todo con Amor. El que fuese por Mi Sendero, quedará Libertado de sus ataduras, será un Iluminado que después será a semejanza del Cristo; y será Uno con Él, como Yo, el Amor Divino, Soy Uno con el Padre.

72. El que recibe en sí a Cristo, el Enviado o Iluminado, puede decir esta Santa Frase: Mi Padre y Yo, Somos Uno. … Todos los Redentores que existen, mientras existan, pueden Iluminar sus labios con esta Santa Frase, porque no es solamente este mundo, hay otros mundos y cada uno tiene sus edades; su tiempo para formarse, su tiempo para existir y su tiempo para terminar y desintegrarse.

73. Escuchad bien: el tiempo no importa en el infinito y cuando los mundos acaban, nuevos mundos surgen a la vida y en ellos tenéis, vuestras Nuevas Moradas.

74. ¡Mirad, mirad cuántas estrellas existen!; y según vuestra Evolución, es el Reino que os Corresponde en la Estrella en que moraréis.

75. Tal vez ahora no Me Comprendáis porque exista alguna Frase mal Interpretada; pero nada debe importaros la pobreza de expresión si sabéis tomar la Esencia Exquisita de Mis Sublimes Pensamientos.

76. El dolor, es Necesario, porque del dolor también brotan las más Hermosas Rosas; que aunque tienen espinas, su perfume Embalsama el ambiente de esta Noche y de todas las noches de vuestra vida. …

77. Este mundo está entre sombras, Mi Pueblo, ¡sombras en los pensamientos, luto y sombra en las acciones, dolor en los corazones!, no podéis contar las lágrimas de vuestros ojos que habéis derramado a través de vuestros años pasados; y Yo os pregunto: ¿Qué os será más Fácil, contar las lágrimas de vuestros ojos; o las faltas que no habéis querido Corregir?… Pensad en esto, pensad en que por Elevados que os consideréis, Necesitáis renunciar a todo lo que os retiene en la Tierra.

78. Renunciación. ¡Bendita palabra!… Renunciación. ¡Nobleza a Plenitud!… ¿y quién de los hombres, puede dar esa Alegría, de decir al mundo: “-¡He aquí! un Maestro en Plenitud de Renunciación….”?

79. Han venido a este mundo maestros pequeños que vos habéis tomado por Grandes Maestros y cuando ellos han empezado a Manifestar la Renunciación de sí mismos para Entregarse a los demás, ¡les matáis! porque las tinieblas de vuestro mundo no soportan tanta Luz. …

80. Los Patriarcas, los Profetas, los Videntes, han acabado en la Tierra. Todos Ellos han sido Mártires, víctimas de vuestra maldad porque no habéis sabido Comprender la Luz de sus labios ni el Tesoro de su corazón. Sin embargo, es Necesario que todos los Iluminados Conozcan la Cruz del Sufrimiento con todas sus penas y amarguras que saben dar los hombres. … Es Necesario; son pruebas por las que todo Maestro Perfecto tiene que pasar.

81. El Maestro, tiene que Conocer y a la vez Manifestar la Grandeza de su Templo Consagrado a Dios, de su Santuario Perfecto que se encuentra en el Interior de su ser; y esas Señales daréis, cuando llenos de Albura en el alma y de Espiritualidad,.. Conozcáis lo que Es Amor… Es Bella la palabra pero todavía no habéis penetrado al Delicado Sentimiento, al Verdadero Contenido de ella. Esta Noche, estará llena de Amor; y vos, Sentiréis la Paz profunda y el Amor intenso.

82. Los Maestros, Saben cuál es su Destino y lo Bendicen y Saben cuál es el destino de los demás. ¿Cuál es vuestro Destino?… El mismo Destino. Vuestro Destino, es ser Iluminados; y seréis Profetas algún día, y entonces, os harán sufrir cuando vengáis a este mundo, como vos hicisteis sufrir a vuestros mayores; pero algún día Conoceréis la Luz de Ellos; y sobre todos sus Actos: el Poder del Amor que Iluminó a vuestros Mayores.

83. Cuando lleguéis a esa Altitud y sean vuestros Sentimientos Puros, si alguien os preguntase: -¿Qué queréis: seguir la Luz de los Grandes Iluminadores o queréis seguir al pueblo que os matará?… Vosotros contestaréis Resuelto: -Seguiré al Pueblo porque Me Necesita. Yo estaré con el Pueblo mientras me quede un soplo de vida, la Luz de mis Mayores me es Grata; sin embargo las tinieblas del mundo Necesitan mi Luz. … Y os quedaréis con los que os Necesitan.

84. Vosotros no sabéis que esto ya le sucedió a Aquél que os habla incansablemente en los caminos, aquel que Apareja los caminos del Señor, sus Consejos de Pastor os demuestran que no os ha abandonado, a pesar de todas las Glorias del Universo qué le están Esperando a los Iluminados que están con los pecadores; Elías, sigue con vosotros, porque os Ama y os hace falta; que teniendo dos caminos a Escoger voluntariamente y pudiendo elegir las Altas Moradas de la Gloria Celestial, eligió el de vuestra compañía.

85. Y cuando vosotros Conozcáis, las Alturas del Reino, también contestaréis: -Seguiré con los pecadores. … Porque cada Guía Espiritual está Ligado con todos los corazones, porque hay millones de mundos y cada uno tiene un Guía Espiritual; y vosotros, le tenéis a él, Elías es el vuestro, el del Planeta Tierra; los otros mundos tienen también sus Guías Espirituales, sus Pastores, Maestros, con otros Nombres distintos; pero en espíritu con la Misma Esencia en Grandeza y Sublimidad.

86. Y aquellos Guías Espirituales, seguirán con sus pueblos y tranquilos se dejarán Sacrificar; porque esa es la ley de los hombres, ya lo dijeron los Profetas. Pero, ¿Cuál ley?, … ¿qué es esa ley?, … Lo que a vuestro antojo, entendéis por ley, es: el poder de la ingratitud. … Lo que los seres humanos llaman Ley, es la acción de la ingratitud, es lo que los hombres han hecho y que os han producido tanto Dolor, no lo que Dios ha Mandado.

87. ¡Oh, Dolor que Purificas y Elevas! Dolor que Enseñas a Amar a la Humanidad; en esta Noche de Dicha y Felicidad, en esta Noche de Paz y Buena Voluntad, Unifica a los corazones con las Ataduras de la Fraternidad, del Perdón y la Correspondencia; en un solo Anhelo: dehacer Obras de Amor, de Participar en la Obra de Dios.

88. Y a vosotros, que habéis Trabajado como Obreros y Trabajadores, como Cristianos y Espiritualistas, a vosotros que habéis Atendido a Mis Pequeños pobres, vistiéndoles y dándoles alimento con la Esencia de vuestro Amor, todos los que habéis Contribuido también con Bienes Materiales para ello; os voy a dirigir unas palabras en esta Noche a todos vosotros:

89. Yo Bendigo la Humildad en esta Noche porque hay muchos que dieron para el pan de los pobres y Colaboraron y que se han mantenido en silencio, permanecen como ignorados; y en éstos, sus Almas son como Flores escondidas, el Rocío de Mi Amor bañe sus corolas y la Caricia de Mi Bendición les haga más Hermosas. Estoy de Complacencia también con vosotros, por vuestra Nobleza, por vuestro desinterés, por la Grandeza de vuestra alma. Yo os Bendigo en el Nombre de Aquel que Me envía. …

90. Y vosotros, los que habéis Trabajado también, las palabras que os Voy a dirigir, empiezan con una pregunta: ¿Qué sentís, Amados Míos, cuando estáis Ocupados en el Bien, en el Provecho de los demás? ¿Acaso no sentís Alegría, cuando os entregáis a Servir a vuestros semejantes?… En aquellos instantes, estáis Movidos por la Fuerza del Amor, que os Impulsa, a Hacer el Bien; y en esos momentos, podéis decir: -Yo soy Uno con el Cristo. … Y sois como Mis Cuerpos que están Impulsados por el Amor, que Hace por ellos, la Voluntad del Creador; y sois Felices por cuanto Bien hacéis en la Labor del Cristo.

91. Vosotros, sois Benditos y Acariciados, en esta Noche en que el Amor deja Estelas en el corazón. ¿Os habéis cansado en esta noche?… Entonces, Yo tampoco Me he cansado de estar con vosotros.

92. Los siglos han pasado; y sin embargo, Yo Estoy entre vosotros Repartiendo, entregando Cátedras; y con Ellas, entregando el Conocimiento Espiritual a todos Mis hijos. …

93. ¡Oh, Maravilla de los Cielos. Oh, Frases Iluminadoras que Necesita el mundo! ¡Oh!, Palabra de Consuelo, que Necesita cada hijo de Dios, en abundancia seréis a través de Mis Trabajadores; llegaréis, como Cataratas de Luz, porque en abundancia se Necesitan en este mundo tan lleno de tinieblas.

94. ¡Benditos seáis!, ¡Oh, Mis Trabajadores!, Yo os Bendigo en el Nombre del Padre, en Mi Nombre que Soy el Verbo Divino, Derramando la Luz Bendita del Amor, porque habéis hecho Obra Conmigo. ¡Qué Satisfactorio es decir esta Frase:! “¡Habéis hecho Obra con el Padre!”…

95. En esta Noche, también vosotros, habéis Participado Conmigo en Mi Cátedra, dando Caridad, repartiendo Amor, Trabajando para el Bien de los demás; Cristo también Asistió Espiritualmente; pero Brillando siempre en la Cátedra de Acción que dieron los pecadores a sus hermanos, en que el Amor Alimentó los corazones, en esas Lecciones en que se Conmovieron los unos y los otros.

96. Yo Estuve en vuestra mesa, Bendiciendo el pan de Mis pequeños. También los pecadores ya empiezan a dar su Cátedra de Acción, repartiendo no sólo el alimento material, sino el Pan Espiritual del alma con Frases de Ternura. Cada palabra de Aliento… cada Caricia… fue una Frase de Cátedra, que vosotros habéis dado en esta noche; en esta noche de Remembranza en que se Cumplió Mi Palabra, en esta noche Bendije la mesa hasta el último momento después de vuestras labores.

97. Yo lo dije… y lo repito: Cuando hacéis esto, hacéis Cátedra que se Graba en el espacio, en la atmósfera y en los Cielos. ¡Benditos seáis, por esa Cátedra humana de Acción!… Cuando hacéis Cátedra de este Modo, se toma con el Valor de una Participación Brillante. Esto es Presenciar el Cristo una obra de sus Discípulos que empiezan a Cumplir con las Lecciones de Mi Enseñanza.

98. Si todos los hombres, hicieran Cátedras de Acción, los sufrimientos serían menos. ¿Me habéis entendido, Pueblo Amado?…

99. Es a vos, al Primero que pido que Grabéis Mi Enseñanza en la Conciencia de vuestro ser… para que Habléis, -en esta Noche Blanca de Paz, en esta Noche Buena, en que el Ambiente está lleno de Música Celeste, – de Sentimientos Puros, Elevados en Virtudes, llenos de Bendiciones, de Palabras de Amor Maravillosas; en esta Noche en que cada corazón, es como si fuese el Canto primaveral de las aves canoras al despertar del alba, Noche Bendita en la que hay una Frase de Dulzura y de Consuelo, de Amor y Perdón para los demás.

100. Si alguno de vosotros, en esta noche, no fuese Conmovido, ¡entonces sería a semejanza de la roca endurecida!… mas vosotros… os Conmoveréis porque sois hijos de Dios.

101. Yo quiero Resúmenes cortos, pero Esenciales, Yo os escucho, Discípulos Amados, doquiera que estéis.

102. De Cierto os Digo Pueblo, que todos los moradores de la Tierra empiezan a vivir, teniendo como causa, un pequeño destino; mas, al correr del tiempo, los hombres de un pequeño destino, de hoy… serán los hombres de un Gran Destino del mañana. Y hay hombres, de pequeños y Grandes Destinos. De Cierto os digo que todos los Iluminados son Reveladores de estos… y como también serán Iluminadores, traerán al mundo Enseñanza de Consideración Espiritual en lo futuro, de Valor Incalculable.

103. El Amor Verdadero… es la Primera Potencia que llena el Universo. El Amor es la Primera Fuerza de la cual… las demás Manifestaciones son resultantes. El Amor Representa la Vida y se Manifiesta en el Alma Universal que se pone en movimiento en la Creación, para Expresar, la Bellísima Gama resultante de la misma Vida. … Y si queréis Saber algo de Valor… Escuchad a los Reveladores que son Iluminados.

104. Alguien os puede decir: que es Uno Conmigo… pero no les Creáis por lo que dicen; Creed, por lo que Manifiesten en Sabiduría, en Amor, en Verdad y en Altitud.

105. Si os dicen: que son reyes… permaneced Estudioso en ellos, hasta que demuestren su Realidad.

106. Vos recibiréis comunicaciones de algunos que os dirán: que Harán en Mi Nombre… pero ellos serán los primeros engañados; y por eso, estaréis siempre Velando y Orando en la Misión que tenéis y en el Puesto que ocupáis.

107. Necesitáis Ver, Oír doblemente, Saber mucho y Perdonar mucho también… para que seáis Perdonado de vuestros errores. Necesitáis Saber mucho para que les digáis cual es el Camino Recto y cómo Liberarse de la esclavitud de la ignorancia. No les Creáis lo que os digan; sino lo que os Demuestren.

108. Los Iluminados, son muy pocos… lo mismo, los Iluminadores… los hay Mayores y menores; pero esas Cátedras se Identifican por su Potencia de Amor y su Potencia de Saber.

109. Este mundo, es una Escuela… y los maestros, serán los Enviados que han de venir a Preparar a los espíritus encarnados en él, Estableciendo en la Tierra el Reino de Dios

110. Este planeta Tierra, Revolucionará porque los espíritus de los hombres se Espiritualizarán, todo será Transformado; y ya Transmutado se Convertirá en el Reino Verdadero. Pero no será de inmediato; y aunque desapareciese el Planeta Tierra, no desaparecerá su Parte Substancial y Esencial, conocida por Alma, Alma Mundi, Alma del mundo; y entonces en la parte Substancial de este mundo se Realizará el Mundo Sensitivo Espiritual de las almas, en Pensamientos Espirituales. El que tenga Oídos y Entendimiento que Comprenda lo que el Cristo dice a los hijos de Dios. …

111. Volved a Estudiar, a Repasar Mis Cátedras para que estéis Prevenido. Recibid Mi Amor, Mi Bendición y Mi Fortaleza para que sigáis Trabajando. ¡Bendito seáis!

112, El Pueblo, tiene puestos en Mí, sus corazones… son como Liras, Dispuestas a que el Amor Divino las Toque, Elevando una Melodía al Supremo Ser. Yo tomaré la Lira del corazón humano… y el corazón humano, se Elevará a su Dios. Tocaré las mentes de los hombres de la Tierra y en espíritu y Verdad… se Elevarán hacia su Dios.

113. Ha llegado el Momento del Silencio… el Momento, de la Comunión del pensamiento; y estarán Conmigo, los que Amen. Y así: como las olas se intercalan las unas con las otras para fusionarse en el mismo mar, así Mi Amor con vuestro Amor se Une… y Estaremos Ligados por una Eternidad: Alma y Corazón, Cielo y Tierra, todos en Unión por la Gracia de Dios.

114. Silencio… no solamente en las almas, no solamente en el espíritu del hombre; silencio en los labios porque en esta noche estaréis en Comunión Conmigo; y en esta noche, vuestros pensamientos Me hablarán y Yo Transformaré vuestras penas en Alegrías.

115. Comunicación Espiritual, Comunión Divina, sin sacerdote que confiese. La Ley dice: que solamente Dios puede Confesar a Sus hijos. Entrad en Conciencia… que Voy a daros Comunión de Pensamiento; sin confesaros en Palabra, porque no Soy uno de tantos confesores. Soy el Maestro de los confesores y el Redentor de las almas que todo lo Sabe y Todo lo Ve.

116. No tratéis de Confesaros con otro que no sea Dios, ni busquéis a otro hombre cargado de errores como vos, para decirle los vuestros, porque los errores de ambos, serían iguales, puesto que sois iguales como pecadores en la Tierra.

117. Los hombres pueden en palabra confesarse con su materia a los hombres de acuerdo con sus creencias; pero cuando Progresen Espiritualmente, ya no se confesarán así, entonces se Confesarán en pensamiento con su Intimo ser y ese ser, irá a través de la Conciencia del hombre Despertando, Elevando y Purificándose, Fortificándose a sí mismo en espíritu y en Verdad.

118. Entrad en Silencio… y Escuchadme en vuestro corazón. Vos que habéis caminado por distintos senderos; cada religión, simboliza un sendero formado por el hombre; y os he encontrado en distintos senderos; en unos, pasando una sarta de cuentas por vuestros dedos, implorándome a Mí… y murmurando en contra de la humanidad. …

119. ¡Caminante de muchos senderos! que lleváis el polvo de diversos caminos; ¡caminante de un largo desierto! Yo quiero ser vuestra Luz, vuestra Lámpara para Alumbraros; y deciros: que poco a poco os vayáis Apartando de las pequeñas religiones y os Acerquéis a la Grande Enseñanza Divina.

120. Las pequeñas religiones, son aquellas que no tienen por Base el Amor, o que no lo Practican de corazón con Verdadero Sentimiento Cristiano. Enseñanza Grande, es ésta, y no Me refiero al Espiritualismo solamente, sino a la Manifestación del Amor Universal, en toda la Creación, a la Doctrina del Cristo Manifestando solamente en unas cuantas palabras: “Amaos los unos a los otros”…

121. Ésta es la Doctrina que Pesa: la Enseñanza del Amor… y será la Única Doctrina que Reinará en la Tierra, la más Brillante; y esta Enseñanza, la Difundirán los Iluminados, los Reveladores; pero no serán éstos, predicadores de un infierno eterno, no serán los prevaricadores, que llegarán hasta la blasfemia; Ellos no hablarán de ese modo, blasfemando con un Santo Nombre, porque quien dice que hay un infierno eterno, dice de un dios injusto que lo formó y abriga en su mente la idea de un dios vengativo y rencoroso. ¡Eso es un ultraje a la Divinidad, eso es una blasfemia, Mi Pueblo.

122. Los Iluminados os Enseñan la Doctrina del Amor Divino y ésta, es la Enseñanza Universal. Y sin que os confiesen… os Consolarán; y sin que os pregunten vuestras faltas… os Enseñarán a entrar por Mi Camino. Y mientras este mundo, se Purifica; y los Iluminados, vienen a Enseñaros el Verdadero Sendero; Yo con Mis Lecciones, os Enseñaré a entrar al Sendero del Amor.

123. ¡Seguid viviendo vuestras vidas de religión en religión, Humanidad!, poco tiempo les quedan en Verdad, porque todas las sectas o religiones desaparecerán; y sólo quedará, la Gran Enseñanza, la única Doctrina que os Unirá a Mí: La del Amor… a la que Todos tenéis que llegar.

124. Seguiréis haciendo ensayos de muchos actos vacíos y haciendo alarde de falsas muestras de Caridad, mientras Aprendéis a hacer la Verdadera Caridad.

125. Los errores de hoy, pueden ser vuestras Virtudes del mañana. Si hoy, la mayor parte de vosotros hacéis Caridad para que se murmure y se sepa, mañana ya no haréis esto; y así, haréis la Verdadera Caridad… en silencio, sin mover los labios.

126. En Verdad os digo que la Verdadera Caridad es la que se Hace y no se dice. La que va acompañada de ostentación y muchas palabras, es falsa: y por eso os hablo de la Verdadera Caridad, de aquella que Haréis, cuando vuestras manos se extiendan y vuestros labios callen.

127. Quiero que en esta Cátedra, Unidos todos los corazones por Amor… se Eleve un Canto a las Alturas. ¡El Amor es el Cristo, el Amor es el Rey, el Amor, es la Verdad que Manifiesta el Padre!…

128. ¡Entrad en silencio Conmigo!… en esta Nochebuena, el Cristo Bendice, Ilumina y Unifica a todos momentáneamente; porque quiero Filtrarme en cada corazón para que os abracéis con Perdón y sin rencores, los unos con los otros; y cuando Yo Me mueva en el Interior de vosotros, ¿qué haréis?… Abriréis los brazos con Cariño; y diréis: “-El Cristo que está en mí, está en ti… y Él Una a nuestros corazones”.

129. ¡Nochebuena, Noche de Paz, Bendita seas en el Nombre del Padre Celestial!… Silencio… que en Comunión seré con vosotros.

130. Ha llegado el momento de que os Afinéis con el Ritmo del Amor y vuestra alma quede llena de Santo Espíritu. En esta noche de Amor y Misericordia, cuando las almas entren al Silencio, penetrarán al Sendero donde siempre hay Vida y Luz. ¡Silencio, humanidad!…

131. El Rey, Es el Amor… no lo olvidéis, Mi Pueblo; y si en estos momentos, habéis dado Posada al Rey, Sentiréis en vuestro corazón la Dicha de la Ternura y la Pureza en vuestros Sentimientos; y Sentiréis, que Amor es Mansedumbre, es Modestia y es Renunciación que Acompañan a aquéllos que empiezan a dar los primeros Pasos en el Sendero Trazado por Mí.

132. ¿Qué podéis pedirme en esta Nochebuena?… Yo sé bien que quisierais que en años venideros, no hubiese guerra… es lo primero que pediríais, porque sois Mis Discípulos muy Amados; sin embargo, estallará la guerra, porque los hombres buscan en la crueldad de su mente, en la bajeza de sus sentimientos, buscan mucho poderío para ellos, y muchas víctimas a quien sacrificar.

133. Los enfermos de la mente han tomado este mundo por Sanatorio. Enfermos mentales son los moradores del planeta Tierra, enfermos mentales que tienen vibrar de crimen la mayor parte de ellos; y cuanto más gobiernan, más se engrandecen; cuanto más se engrandecen en poderío humano, más aumenta el delirio de grandeza y su sed de sangre.

134. ¡Poderosos ambiciosos, en Verdad os digo: Todo vuestro poderío quedará reducido a cenizas, por cuanto tenéis poco tiempo ya para reinar! …

135. Yo sé, Mi Pueblo, que en vuestro corazón Colmado de Mi Amor, Me pediríais que no hubiese guerra; mas, la guerra, no la hacéis vos ni Yo, la hacen los asesinos que tienen en su mente engendro fatal y vibrar de crimen; y en acción, en ellos, la mala semilla que fecunda sus mentes, semilla destructora, semilla de maldad.

136. Y ¿qué harán en el futuro estos hombres?… ¿cómo irán a Expiar todo lo que deben? … Tienen que venir muchas veces a la Tierra a sufrir los Efectos de sus propias causas; y se arrastrarán paralíticos, ciegos, menesterosos, implorando la caridad con dolorosa angustia; no porque el Amor lo Diga ni lo Mande; sino porque la Ley lo Ordena; y la Ley, es la que se Expresa en Todos los Órdenes de la Creación.

137. Tened Piedad de ellos; y mientras destrozan el mundo que Dios les dio para venir a Aprender; pedid por ellos, que no Saben lo que hacen en su desmedida ambición de grandeza y poderío.

138. ¡Vengo a Libertaros, Pueblo, de las cadenas de la esclavitud, de esas cadenas de poderío, de soberbia y vanidad, que os hacen mucho mal y con fuerza os aprisionan impidiendo Ascender a vuestro espíritu por la Escala de la Perfección!… Es Necesario, que os Apartéis de todas esas bajezas. …

139. ¿No es cierto que Me pediríais por que no hubiese guerra, Pueblo Amado?… Sin embargo, sí vos habéis oído muchas Cátedras; y sabéis, que la guerra no la hacéis vos ni Yo… ¿quién la hace? La hacen, aquellos que se sienten reyes, mandatarios y poderosos y en esto ocupan parte de su tiempo; y su vida, la pasan derrochando fortunas en vanos placeres, mientras que sus hermanos andan por las calles vagando sin abrigo y sin hogar implorando la Caridad. Los enfermos mentales toman grandes sumas para destruir en vez de dar de comer al hambriento y vestido al desnudo.

140. ¡Ah, grandes criminales de hoy!… ¿qué será vuestra vida futura?… Criminales de hoy, si vosotros en vuestro egoísmo no tenéis Piedad de vosotros mismos y de los demás, ningún acto vuestro será tomado en cuenta, ninguna de vuestras obras quedará entera; porque todo el que destruya, tendrá que retornar a Reconstruir lo destruido, si en Verdad se Arrepiente. Mirad que en Mi Amor y Perdón os brindo esa Oportunidad Perfecta; mas, si vosotros persistís en vuestra necedad, tendréis que venir a sufrir en carne propia el fuego que creasteis al formar vuestro propio infierno con vuestro desamor; es la Consecuencia de vuestro egoísmo e impiedad.

141. ¡En Verdad os digo, que todo lo contaminado, será Purificado por vosotros mismos!… ¡Ninguna partícula quedará entera!… ¡Pequeña es la célula y grande sería, si quedase entera!… Estas palabras tienen un doble Significado en la parte Interior del ser humano, en cuanto a su Responsabilidad Espiritual, en cuanto a su Conciencia. No Me refiero solamente a la célula humana; la Esencia de Mi Palabra, tiene Sentido Superior.

142. En cada Cátedra, seguid Orando por la Paz del Mundo; porque es vuestro Deber, seguid pidiendo porque los hombres se Comprendan los unos a los otros.

143. Si los hombres, Comprendieran, que la Tierra es para Todos y Supieran Repartirse Equitativamente todos los tesoros, así como la inmensidad de los Tesoros Espirituales, si se los Repartieran en Justicia; entonces, Penetrarían al Reino de la Armonía sobre la Tierra. … Pero dado el acondicionamiento humano actual, ni en la Armonía estarían Contentos, ni siquiera en la Riqueza Espiritual; porque no les gusta ser menores, siempre quieren ser mayores que sus semejantes. Ni siquiera en esto están de Acuerdo, porque no les gusta Compartir con los demás, sino competir con ellos; ejercer su influencia a los demás; no para buscar la igualdad, sino para su mayor “beneficio”. …

144. Pero Quiero deciros, que los Tesoros Espirituales, no se reparten por influencias; sino que se Conquistan, por Esfuerzo y Méritos propios. ¡Según sean vuestros Sentimientos y vuestras Obras, así será el Tesoro, humanidad!…

145. He estado con vos, Pueblo Amado, Mi Palabra ha sido dada en abundancia; para que Comprendáis, a qué He Venido en Mi Comunicación por el Entendimiento humano; pues no He descendido hasta la materia, únicamente envío Mis Pensamientos a un cerebro humano; pero no desciendo a la metería porque no habría materia lo suficientemente Limpia para que descendiera Mi Ser.

146. Es Mi Pensamiento, el que atento a vuestras necesidades, no se detiene ante distancias, ni ante obstáculos imposibles, aún para vosotros, para Comunicarse, y por eso llega a vos, convertido en Palabra humana.

147. Sí alguno Me dijese, que es imposible que Me Comunique con los hombres, Yo os diré: Mas que fijarme en vuestras desobediencias y pecados, vengo a vosotros porque Me Necesitáis.

148. Los Pensamientos Poderosos no reconocen obstáculos imposibles, no les detienen ni distancias ni vacíos, ni vida ni muerte. El Pensamiento del Padre Celestial es siempre Poderoso, Omniabarcante; no reconoce espacio ni distancia. … Mi Pensamiento, es como el aire que respiráis, ¡Ah, si pudieseis Captarlo!… ¡Sentidlo! está en vosotros: en vuestra misma vida humana, en el agua que tomáis, en la Luz que os alumbra, en el trino del ave, en la flor perfumada, en el rubio celaje, en la noche estrellada. … ¡Ah, si vos Supieseis Captarlo! …

149. Os he dado Mi Cátedra de esta Noche y en estos momentos os Doy Mi Bendición. Seguid pidiendo por la Paz; aunque haya guerra en tiempos venideros. Comprended, que quien no es causante dé la guerra es Responsable de la Paz; y es vuestro Deber, pedir por la Paz aunque sean los hombres esclavos del desamor y de sus pasiones. Vos, Mi Pueblo, Amad, aunque por cada Acto de Amor o Palabra Cariñosa que deis… os contesten con una maldición.

150. Mi Palabra, va a Terminarse… y vos, Pueblo Amado, no tenéis aún la debida Preparación para quedaros en Representación de vuestro Maestro, todavía no os encuentro en Pleno Cumplimiento de vuestra Misión. …

151. En Verdad, Pueblo, también os he dicho: que Elías, es vuestro Pastor, él va en pos de la Ovejilla, en su larga trayectoria las ha entresacado de distintas religiones; que ya dejaron porque eran vanas y no les daban el Alimento Espiritual que Calmase su Hambre y su Sed; y que con ese Anhelo, han buscado otras más Comprensivas y más Elevadas, ya que no les Satisface la creencia de un dios injusto, creador de un infierno eterno. Ha llegado el momento en que no necesiten otra Doctrina más que la Emanada del Amor Universal; y es entonces, cuando Escuchan la Voz de su Pastor y son Conducidas al Aprisco de Mi Amor.

152. Estas ovejitas han andado por diversos caminos, llevan el polvo de ello y la Experiencia adquirida en su peregrinaje; y cuando les llegue el momento de su Perfeccionamiento; Sabrán por cuantas religiones pasaron, de cuántas lámparas tomaron aceite y se alumbraron; de cuántas llamas, el calor; y de cuántas fuentes, el Alimento espiritual.

153. La Conciencia interior, le hace Conocerse a sí mismo; y cuando se Perfecciona, Ama la Enseñanza Universal del Amor y se Aleja de todas las religiones.

154. Si queréis Perfeccionaros, Humanidad, tomad la Esencia de esta Enseñanza de Amor Universal que es lo único Capaz de Perfeccionar al Ser Humano.

155. También esto os He dicho, Pueblo, para que se satisfagan de creencia las ovejitas; y los sentimientos de todos Mis hijos, muy Amados, no sean lastimados: Si ayer Me habéis buscado en otros altares; y si de otras lámparas, habéis creído tomar Mi Luz; en Mi Enseñanza de Amor, tenéis por Altar: el Universo; y tenéis a Dios, por Luz Única que Alumbra vuestra existencia. Y ya no busquéis más, ya sabéis que Dios se basta a sí Mismo; que no necesita intermediarios. Buscadme a Mí, el Verbo Divino, como su Manifestador y entonces el Padre en Mí y Yo en vos, seremos Uno dentro del Amor Divino y en Unidad… con el Universo.

156. Ya pasaron los tiempos de la necesidad de intermediarios, porque el Padre es Dios; y vosotros, sois hijos de Dios; habladle al Padre Directamente, de espíritu a Espíritu, está permitido a todos hablarle, es el Espíritu Creador Universal y es vuestro Padre.

157. ¡Que Brille la Antorcha del Nuevo Día! ya no necesitáis de los tiempos pasados para que Brille la Luz del Nuevo Sol de la Verdad. ¡Qué Brille el Amor de los amores! y que en cada corazón Palpite, para Unificarse todos en espíritu y en Verdad.

158. También os He hablado de estos corazones que en Pensamiento quedan Unificados en el Espacio Espiritual, por el Sentimiento Afinado al Amor Divino y Universal.

159. Yo, en el Principio, era el Verbo… y el Verbo, era con Dios… y el Verbo, era el Amor de Dios… y Yo, Soy la Manifestación de Amor del Padre… todas las cosas por Mi, fueron Hechas; y sin Mí, nada de lo que esta Hecho existiría porque en Mi está la Vida y la Luz de toda la Creación.

160. Antes de que los mundos existieran, Yo, el Amor Divino, ya Era; porque antes de que un mundo sea Formado, el Amor Divino, que Velará por él ya existía; y antes de que este mundo fuera, Yo ya Era, porque Yo Soy el Amor Divino para Redimirlo.

161. Al principio de la formación de este Planeta, cuando las cosas empezaban a Ordenarse, ya el Amor Divino Velaba por vosotros, cuando apenas estabais en la Conciencia del Gran Padre Universal, cuando erais solo un Pensamiento de Dios que más tarde se Manifestaría; y aquél Pensamiento se Expresó materializándose y surgisteis vos como humano, porque Yo el Amor… ya Estaba para Cuidaros.

162. Yo el Verbo, el Iluminador de todos los mundos, el Revelador de las Verdades del Padre Universal. Yo el Verbo Divino… ya Amaba al mundo desde antes de su Formación porque Existía como Sentimiento Sublime… en la Suprema Conciencia Divina.

163. Siempre He estado Ligado a los corazones de los Seres Humanos; desde antes que Me martirizaran, desde antes que Me enseñaran el dolor de la Cruz y la soledad y el abandono de Mis Apóstoles, ya estaba Ligado Yo en todas las Fibras de la Vida del Mundo; Allí estaba Mi Vida, Mi Amor y Mi Esencia… Conectada con vuestra Existencia, como la Fuerza lista a ponerse en Movimiento, porque es Fuerza todo lo que Surge para el Progreso y el Perfeccionamiento.

164. Pero no olvidéis que lo que Hago, no lo hago por Mí; sino el Padre lo Hace por Mí. Repito estas Frases que tampoco habéis Comprendido. Lo que Yo Hago y Digo no lo hago por Mí, sino Manifestando la Voluntad del Que Me envía. Y esta Cátedra es la Voluntad de Dios que Me Exprese a través del Entendimiento humano.

165. Y en esta noche os Bendigo como Manifestador, como Redentor del mundo; porque Mi Influencia, es antes de que el mundo fuera.

166. Ésa es Mi Verdad. … Ése es Mi Verbo, que todo lo Anima. … Ésa es la Esencia en la Palabra… que os hace Sentir a vosotros. Ésta es Mi Cátedra, Mi Verdad y Mi Amor… que Abarcando todos los Mundos, Unifica el Resplandor de cada astro, buscando a otro astro. Yo Manifiesto el Amor que Unifica ángeles, hombres, estrellas y mundos. Yo os Bendigo en el Nombre del Padre Amado. …

167. Pueblo Amado, queda Mi Esencia con vosotros. Mi Amor… Es la Luz Interna de vuestro ser. Mi Piedad… es Mi Eterno Perdón… la Redención Divina será por Siempre. … Mi Paz os dejo y Mi Amor os Doy. Si así lo queréis, venid por Mi Sendero; aunque pasen los siglos, Yo os espero.

168. ¡Nochebuena! que los luceros os alumbren, que los hombres os Bendigan, que los Ángeles os Conduzcan, que las flores os perfumen. ¡Nochebuena!, el Cristo de Dios os Bendice y os Alumbra en Nombre de Aquel que Me envía. …

169. En esta Noche, llevad por todas partes la Paz y la Alegría; entregad la Palabra del Amor Divino, porque el Amor ha venido a vosotros, para que deis Amor.

170. ¡Bendito seáis, Mi Pueblo! Yo os escucho en esta noche de Alegría y de Felicidad para vuestros corazones; y de Cierto os digo: que esos enfermos por quien Me pedís, en pocas albas más estarán entre vosotros, porque en estos momentos Yo les envío Mis Emanaciones de Salud. Pocas albas más y caminarán tranquilos como siempre.

171. Mas, Mis Deseos como Maestro son: de que Hagáis la Voluntad del Padre y la Salud será para todos vosotros y seré siempre con vosotros.

172. Y para vos Pueblo Amado y para el Mundo, sean Mis Frases Amorosas. El Mundo se encuentra enfermo, Discípulos Amados, llevadle Mi Amor y Mi Perdón, Mis Palabras de Aliento y de Consuelo y decidle: que un poco más y será Sano Plenamente.

173. Éste es el Mensaje del Cristo en esta noche: Si él pone cuanto esté de su parte para Sanar, pronto estará Mi Espíritu Santo en Plenitud entre vosotros. Decidle al Mundo, que este Mi Pueblo que sabe que está enfermo, le envía Frases nacidas del corazón; y que cada noche, Elevará una Plegaria por Él. …

174. ¿Sabéis quién está más enfermo, Pueblo Amado? Todo aquel que Recibiendo Mi Mensaje de Amor, no lo Escucha. Y todo aquél que Señalándole Mi Camino, no lo Sigue.

175. Aquél, a quien Yo Encargase a Mis Pequeños y que con los brazos abiertos respondiese a Mi Petición, Es él que en Verdad Me Sigue.

176. Yo el Amor, os Acaricio y os Bendigo por todo lo que habéis Trabajado en estos días para su Salud, habéis pedido sin descanso, por eso, Discípulos muy Amados, de Acuerdo a vuestra Obediencia, vuestras almas tendrán siempre en abundancia Luz y más Luz; mas, la Luz se Conquista… ¡Benditos seáis!…

177. Nuevamente, después de Bendeciros y antes de Elevar Mi Vibración Luminosa al Ambiente más Puro, os Digo que en esta Noche Buena, Perdonéis todo aquello que antes no habíais Perdonado, que olvidéis todos los rencores y que hagáis en vuestro corazón un Altar para vuestro Padre, para el único Dios; un Altar, lleno de Luz, un Altar lleno de Amor.

178. ¡Bienaventurado aquél que lo Perdona todo! porque el que Perdona, será Perdonado; el que Ama, será Amado; el que sufre, será Consolado; y el que Pide, será Escuchado.

179. Elevad todos, vuestras Obras de Amor al Padre Celestial, y la Luz de vuestro Maestro grabará siempre en la memoria de la Naturaleza, la palabra: Amor. La Luz de vuestro Redentor, la grabará siempre en el Ambiente Blanco, Limpio y Puro.

180. En ese Ambiente formado por Sentimientos Puros de Amor… estará vuestra Salvación. Las Prácticas con Amor os Conducirán al Reino de los Cielos. Solamente las Prácticas de Amor os Elevarán… a las Alturas Prometidas.

181. ¡Hosanna, Hosanna a Aquél que viene en Nombre de Dios!… Así se les dice a los Enviados; y todos los Enviados, os Bendicen en esta Noche de Paz en el Nombre de Aquel que les Envía; y en Ella os Bendigo Yo; ya que en esa Bendición, está la Mía, porque todo lo que Bendigáis en Mi Nombre, de Cierto y en Verdad, Yo lo Bendigo. …

¡Mi Paz, sea con vosotros!…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *