Cátedra 1948 Nov. 1

Cátedra del Padre Eterno Gran Jehová. Noviembre 1º de 1948 Tema: ¡Cuatro Potencias, Un Solo Dios y el olvido de las Reencarnaciones!

¡El Ojo de Mi Divinidad entre vosotros!…

1. ¡Oh, Pueblo Amado de Israel!… Multitudes que os habéis congregado bajo la sombra de Mis humildes Recintos. ¡Bienvenidos seáis en espíritu ante Mí!… Corazones de varones y mujeres que doblegáis vuestra cerviz ante la Mirada del Padre, Yo os Bendigo. Espíritus del Pueblo Escogido de Dios en los Tres Tiempos… Pueblo, que hoy nuevamente Abrís vuestra Mirada Espiritual para Contemplar Mi Presencia y Mi Luz. ¡Bendito seáis!…

2. No os sorprendáis, Pueblo Amado, contemplando que vuestro Padre en esta Alba de Gracia, Manifestándose es a través de una sola envoltura. Penetrad en el fondo de Mi Palabra y de Mi Voluntad y no os confundiréis; sino en Verdad, os Iluminaréis.

3. Ha mucho tiempo que Cristo se Comunica por el entendimiento del hombre para daros su Enseñanza de Maestro y lo ha hecho a través de una sola envoltura; mas, de Cierto os digo, Pueblo Amado: que cuando Cristo os ha entregado su Palabra, ahí ha estado Jehová, el Padre y ahí ha estado el Espíritu Santo. ¿Qué de extraño tiene entonces Pueblo Mimado, que en este instante Comunique Mi Rayo Universal para hablaros como Padre, a través del entendimiento humano y en Mi Palabra de Padre, esté la Presencia del Verbo y esté el Espíritu Santo también?…

4. Tiempo es ya, Pueblo, de que Conozcáis plenamente a vuestro Dios y Creador, de que no busquéis en Mi Espíritu Divino, Tres Personas; sino Un solo Espíritu, Un solo Padre, Un solo Creador, que ha venido en Tres Tiempos entre vosotros a través de Tres Fases diferentes, a Manifestarse en Tres Formas distintas, siendo el Mismo Padre, el Mismo Verbo, el Mismo Espíritu Santo.

5. De Cierto, el Padre, os dice: ¡Cuánto los teólogos han confundido a la humanidad! Mas la Luz de Mi Espíritu Santo os Salva, os Levanta y os Redime a vosotros, Pueblo Espiritualista Trinitario Mariano. De Cierto y en Verdad os digo: No será vuestra mente la que le revele al espíritu, sino vuestro espíritu el que le Revele a la mente; no seréis los teólogos, os dice vuestro Maestro; seréis los Espiritualistas, los Discípulos del Espíritu Santo, los espíritus que Aprendan a Comunicarse de espíritu a Espíritu para Escuchar la Voz del Eterno, para estar en Contacto con vuestro Padre, para Sentir la Caricia y la Fortaleza, para Sentir el Arrullo en los Brazos de vuestro Padre Celestial.

6. Por eso, en este instante, Yo, limitado en Un solo Rayo y Comunicado a través de un solo entendimiento, os hablo como Padre con Mi Propio Verbo que fue el que Encarnó en el Segundo Tiempo, con Mi Espíritu Santo que siempre ha estado en Mí, porque Soy Yo Mismo y del cual habéis brotado al Nacer espiritualmente todos vosotros. Reconoced la Verdadera Trinidad Divina y buscad en el Espíritu de vuestro Padre, Un solo Espíritu, Una sola Presencia, Una sola Esencia, Un solo Calor. Yo Soy la Luz y no os dejaré confundidos. …

7. Habéis penetrado en el tiempo de la Evolución, de la Manifestación y Revelación del Espíritu Santo y cada una de Mis Manifestaciones hará Despertar al Pueblo, le hará Meditar, le hará estremecer en Verdad; y habrá instantes de confusión, entre vosotros; y diréis: “Padre, la Razón siempre está en Ti, la Verdad Eres Tú, yo soy un párvulo siempre delante de Ti”.

8. Os recibo en esta Alba de Gracia y en vosotros recibo a todo el universo. Día de Conmemoración, Día de tradición para vosotros, Pueblo Amado; tradición, que se borrará con el paso de los tiempos y de vuestra Elevación Espiritual; para que entonces, el Advenimiento de Mi Divinidad y del Mundo Espiritual entre vosotros, no sea en el futuro conmemorado en un solo día; sino que siempre, eternamente, estéis en Contacto con Mi Divinidad y con el Mundo Espiritual.

9. Hacia ese punto del Camino os conduce Mi Obra. Todas las tradiciones quedarán detrás de vosotros, en Verdad, pero ahora que todavía Conmemoráis estos Acontecimientos, porque estáis en plena Evolución Espiritual, porque estáis en los días de la Lucha y de la Prueba, bajo Mi Enseñanza Divina… Yo Me Manifiesto al alcance de vuestro espíritu.

10. En el Primer Tiempo, Me conocisteis como Padre; mas, no descubríais en el Corazón de Aquel Padre, su Amor Infinito y Perfecto hacia vosotros; mirabais en Mí: A un Padre Inexorable, Severo y Justiciero. … De vuestro espíritu y de vuestra carne, brotaba un culto, no de Amor para el Padre; sino de temor; poseíais los Mandamientos de Mi Ley y los Cumplíais por miedo a Mi Justicia; y el Padre, esperaba su Tiempo de ser Reconocido en Verdad, como Padre, de no ser temido más, de ser Amado… y a pesar de que os di grandes Pruebas de Mi Amor, de Mi Ternura, de Mi Calor, vos seguíais temiendo a la Justicia de Jehová, vos seguíais temiendo a la Voz de vuestra propia Conciencia; a través de la cual, os hablaba incesantemente el Padre.

11. Y en aquel Tiempo de vuestro Despertar y de Preparación para vuestro espíritu, en el cual comenzabais a dar con Firmeza los primeros Pasos en el Camino que había de Conducir a vuestro espíritu hacia Mi propio Espíritu, Yo os pude dar a Comprender que no era Mi Voluntad que penetraseis en Comunicación con los espíritus de ultratumba, con el Mundo Espiritual, porque no estabais Preparados todavía, porque no sabríais hacer el debido uso de aquella Gracia; porque ni el Mundo espiritual ni vosotros mismos, estabais Capacitados para Comunicaros entre sí. Mas, la Intuición en vosotros existía, la Facultad y la Gracia también, en vosotros ya estaba; y es por eso que desde aquel tiempo surgían entre el Mundo, entre la humanidad, los hombres que buscaban la Comunicación con los espíritus del Más Allá.

12. La prohibición no había de ser eterna, Pueblo, ¿cómo había de prohibir el Padre, que Ama a todos sus hijos, la Comunicación entre ellos mismos?… ¿cómo había de poner barreras o distancias Mi Espíritu Divino y Paternal, a los hermanos que se buscaban con Amor, que se buscaban con afán?… Mas no era el Tiempo Propicio y por eso os lo evité, por eso os lo prohibí. Mas Yo, en Mi Amor infinito hacia el hombre, hacia vuestro propio espíritu encarnado, Me hice Hombre en el Segundo Tiempo; y de estas Manifestaciones, antes os Previne, antes os Profeticé, para que Mi Venida entre vosotros en el Segundo Tiempo, no fuese una sorpresa, para que estuvieseis Velando y Orando, solamente en Vigilia y en Espera de Mi Advenimiento.

13. Mi Promesa Cumplí y Encarnó la Esencia del Amor de Mi Espíritu Divino para nacer como Hombre, para Habitar entre vosotros, para Vivir creciendo y muriendo humanizadamente entre vosotros mismosen ese Segundo Tiempo en que Yo, vuestro Padre, Me hice Hombre, ¡cuántas Manifestaciones os di!… ¡cuántas Lecciones y Enseñanza, llena de Espiritualidad!… ¡cuántas Revelaciones para vuestro espíritu! ¡Cuántas Manifestaciones! que a los unos llenaron de Mi Luz y por las cuales otros se confundieron. …

14. Yo os Preparé con Mi Advenimiento en el Segundo Tiempo para que Elevaseis vuestra Mirada y contemplaseis más de cerca Mi Reino, más de cerca vuestro Padre; para que, en ese Tiempo, Sintiese vuestro espíritu, que el Reino de los Cielos, que el Reino del Padre, se iba acercando un Paso más hacia vuestro propio espíritu.

15. Y en aquel Tiempo, Yo encontré entre vosotros, las grandes legiones de espíritus desencarnados, espíritus invisibles e intangibles para vosotros mismos; Mundos que os rodeaban y habitaban entre vosotros, Mundos ignorados por el hombre, misterios inaccesibles todavía para vuestro propio espíritu. Mas aquella Vida que Vibraba, que se Agitaba entre vosotros mismos, Yo os la Revelé, Yo descubrí el Misterio de esas manifestaciones espirituales en el Segundo Tiempo; Yo le mostré al teólogo y al científico, que Mi Revelación era Superior a sus propios descubrimientos y a sus palabras.

16. Yo Sané a los enfermos desahuciados por la ciencia humana de aquel Tiempo, porque sus enfermedades eran consideradas como sobrenaturales. Yo Salvé, a los poseídos de las grandes legiones de espíritus turbados; y los que en Mí Creían, se levantaron Glorificando Mi Nombre, Reconociendo Mi Poder; y los que no Creían en Mí, atribuyeron Mi Poder a los poderes del mal y Me Juzgaron, en Verdad, cual hechicero; pero Yo abrí una Puerta de Luz para la humanidad, para el espíritu del hombre, para que él Contemplase, que no hay distancias para los espíritus. Y en el instante de Mi muerte aparente, en el instante de Mi muerte -en cuanto a humano- Mi Espíritu Despertó a los espíritus que morando podían ser, en torno a sus propios sepulcros; de las tumbas les levanté, como al Lázaro; y les envié entre vosotros mismos, para dar Testimonio también, de su Presencia y de su Existencia álmica y espiritual.

17. Vuestra Mirada Espiritual les Contempló, con formas humanas aparentes; y vuestros corazones, les Sintieron muy cerca, en Verdad, porque Yo -que soy la Vida- a ellos, en ese instante les Resucitaba, les hacía Resurgir de las Tinieblas, para dar Testimonio de la Vida Gloriosa de los espíritus, de la Vida Eterna del Más Allá; de la Vida Espiritual, que a todos vosotros os espera, Pueblo Amado.

18. Y aún fue Mi Voluntad, después de pasar Mi Cuerpo por las entrañas de la Tierra; volver a vosotros en Mi forma aparente de Jesús, a Manifestarme delante de vosotros por Primera, Segunda y Tercera vez, para abrir Eternamente Mi Puerta; la Puerta que en Verdad, Comunica al Valle Espiritual y el Álmico, con el Valle Terrenal en que vosotros moráis; para darle acceso a los espíritus hacia Mi Reino Bendito y Prometido, para que todos Contemplaseis que la Puerta de Amor del Padre, del Espíritu Santo, quedaba Abierta Eternamente para todos los espíritus; que aquella Puerta, que solo cerrada por un tiempo se encontraba porque vuestro espíritu estaba incapacitado para atravesar por sus Umbrales, era abierta, por la Potestad del Maestro de maestros; y desde ese instante, el espíritu del hombre Despertó.

19. Sin embargo, en ese Tiempo, no era todavía el momento de su Plena Comprensión de las Revelaciones Espirituales; pero la sed, el hambre -de estas Revelaciones Divinas y Espirituales- comenzó a envolver a la humanidad; y los hombres de los pueblos, de las distintas generaciones del Segundo Tiempo, comenzaron a buscar el Más Allá, comenzaron a buscar -en sí mismos- sus propias Facultades, sus propios Dones dormidos en el seno de ellos mismos; y por medio de esos Dones, comenzaron a Descubrir la Senda que les Conducía al Valle Espiritual.

20. Muchos tropiezos tuvieron los hombres, muchos desengaños también, muchas profanaciones hicieron en Mi Obra y en Mi Mundo Espiritual, mas todo el Padre lo Perdonó, contemplando la Ansiedad de los espíritus que poblando podían ser la Tierra; y mientras parte de la humanidad, Anhelaba el descubrimiento de estas Manifestaciones y la Comunicación con el Más Allá; otra parte de la humanidad, veía con recelo, con repulsión y desconfianza los acontecimientos espirituales.

21. Pero ha llegado entre vosotros, la Tercera Era; el Tiempo en que Yo, vuestro Mismo Dios, el Mismo Padre que vino en el Primer Tiempo como Ley, como Padre; el Mismo que se hizo Hombre en el Segundo Tiempo, para Derramar su Verbo entre los hombres; ha Venido en este Tercer Tiempo; mas, hoy, en cuanto a Espíritu Santo; ya no a materializarme, como en el Primer Tiempo; ni a Humanizarme, como en el Segundo Tiempo; sino Pleno de Espíritu Santo, a Prepararos a través del entendimiento del hombre, a Comunicarme brevemente a través del cerebro del hombre, para después poderme Comunicar con vosotros de Espíritu a espíritu.

22. Porque hoy, todavía hablando como Espíritu Santo, tuve que materializarme entre vosotros al hablar a través del hombre; sin embargo, en corto tiempo, se abrirá entre vosotros, dentro de la Nueva Era, una Nueva Etapa, el Tiempo de la Gracia del Espíritu Santo, en el cual vosotros Me encontraréis, no a través de ritos, ni de ceremonias, ni de religiones, ni a través de la carne; sino en vuestro propio espíritu.

23. Los Tiempos han pasado, las Eras, las Pruebas, la Lucha, la Evolución han pasado por sobre vuestro espíritu; y ahora, él se levanta en el Tercer Tiempo, en el Tiempo del Espíritu Santo, pleno también de Luz, de Capacidad, de Preparación. Es el Tiempo en que vosotros podéis Comprenderme. Ya no es el Tiempo, de la prohibición de las Comunicaciones Espirituales, de la comunicación de vuestro espíritu con los espíritus del Más Allá; ya no es el Tiempo, en que el Padre solamente os viene a Preparar y a Prometer; es el Tiempo del Cumplimiento de Mis Promesas Divinas, en que vengo a decirle a vuestro espíritu: que su Morada, no es la morada perentoria de esta Tierra, porque la morada del hombre se encierra en este Planeta, en este Mundo; y en este Mundo no solamente habéis encerrado vuestra carne, sino habéis encadenado y aprisionado a vuestro espíritu; y la morada de vuestro espíritu, es la Morada Infinita, es el Espacio sin Fin Espiritual. Ésa es la Morada que vengo brindándole al espíritu.

24. Y os dice, el Padre: No importa que vuestro espíritu esté encarnado arraigado a un cuerpo humano, cada uno de sus Hilos Fluídicos se halla atado a vuestra materia y desde aquí, desde vuestra carne, podéis Conquistar los Espacios, podéis Habitar, en Verdad, el Mundo Espiritual; podéis ya, estrecharos Amorosa y Fraternalmente como hermanos Espirituales, los unos con los otros.

25. Los límites y las barreras, la Luz de Mi Espíritu Santo ha venido a destruir en este Tercer Tiempo; pero antes, os he Preparado para que Sepáis penetrar en Comunicación, tanto con Mi Espíritu Divino, como con vuestros hermanos que poblando pueden ser el Valle Espiritual; para que no seáis los hijos de la ignorancia, para que como Siervos del Padre, como Discípulos del Espíritu Santo, como Discípulos de Mi Obra Espiritualista Trinitaria Mariana, podáis con toda Conciencia, con toda Espiritualidad, con toda Pureza y Elevación, penetrar en Comunicación Directa con Mis hijos Espirituales.

26. No hay barrera para vuestro espíritu, puesta por Mí; sólo aquél que no sepa Prepararse, no sabrá Comunicarse; aquél que manchado se encuentre en su alma, no podrá llegar tampoco a la Feliz Comunicación, porque os he dicho a través de los Tiempos: “Lo manchado no llega a Mí, lo impuro no llega a Mi Espíritu.”…

27. Si solamente la curiosidad os lleva a la Comunicación con el Más Allá, no encontraréis la Verdad; si el deseo de grandeza o de vanidad os llevase a la Comunicación, no obtendréis la Comunicación Verdadera; si la tentación, en Verdad, revistiese vuestro corazón de falsas finalidades, de intereses mezquinos, tampoco obtendréis la Comunicación con la Luz de Mi Espíritu Santo. Sólo vuestro Respeto, vuestra Oración Limpia, vuestro Amor, vuestra Caridad, vuestra Elevación Espiritual, harán el Prodigio de que vuestro espíritu extienda sus Alas y traspase los Espacios y llegue a las Mansiones Espirituales, hasta donde sea Mi Voluntad.

28. Es la Gracia que el Espíritu Santo os tenía reservada, es el Consuelo, es el Calor que el Espíritu Santo reservaba a vuestro espíritu para que en este Tiempo, vosotros Contemplaseis Una sola Morada Espiritual, para que vosotros os Convencieseis de que la muerte y la distancia no existen; de que ni una sola de Mis Criaturas muere para la Vida Eterna, porque en este Tercer Tiempo, más que nunca, Mis hijos, os podréis Comunicar desde este valle material con el Valle Espiritual y podréis también Estrecharos en un Abrazo Espiritual de Amor con aquellos seres que habéis conocido en la Tierra, con aquellos seres que han apartado su Vida espiritual de esta existencia humana terrestre, con aquellos seres que habéis Amado y que habéis perdido en este Mundo, pero que no habéis perdido en la Eternidad.

29. Cuántos de vosotros os habéis Comunicado con ellos a través de Mis Labriegos, de estos Cerebros Preparados por Mi Divina Voluntad en este Tiempo; mas Yo os digo: ésta no es la Comunicación Perfecta de espíritu a espíritu. Tiempos se acercan para vosotros en que todos los espíritus encarnados y desencarnados se puedan Comunicar entre sí, no a través de la Facultad, no a través de ningún medio humano o material; sino directamente de espíritu a espíritu, por el Don de la Inspiración, de la Sensibilidad Espiritual, de la Revelación, del Presentimiento.

30. Con la Vista Espiritual y con todos los Sentidos propios de vuestros espíritus, podréis Percibir y Palpar, podréis Mirar la Luz y la Presencia de ellos, después vuestro corazón Sentirá, en Verdad, el transitar del paso de los Seres que habitan el Más Allá y entonces el Regocijo de vuestro espíritu será grande; vuestro Amor hacia el Padre y vuestro Conocimiento muy grandes serán también.

31. Entonces, cuando vayáis Conociendo más y más, sabréis quién es vuestro espíritu, cuál es la Vida de vuestro espíritu y qué es lo que fue vuestro espíritu; porque en los tiempos pasados no os habéis Reconocido plenamente a vosotros mismos, os habéis considerado seres pequeños con escasos límites, os habéis considerado tan pequeños como pequeña es vuestra materia. Y el Padre, os dice: Pequeña es vuestra materia, en Verdad, mas vuestro espíritu, ¡cuán semejante es a Mi Espíritu Divino!…

32. De esta manera os Estoy Preparando y os Estoy Iluminando en el Tercer Tiempo, Pueblo Amado. Os hablo para el Presente y os hablo también para el Futuro, porque, así como el Espíritu Santo os Despierta a vosotros con su Palabra a través de esta Revelación, de esta Comunicación; también vosotros, tendréis que levantar vuestra planta y Despertar a los hombres, hablarles de Mi Obra Divina, no solamente del Tercer Tiempo, porque lo que os He Enseñado y Revelado en este Tercer Tiempo, no es Mi Obra Completa.

33. Lo que Yo os Revelé y os Enseñé en el Primero y en el Segundo Tiempo, son parte de Mi Obra, y para que vosotros podáis Enseñar a la humanidad, Mi Obra; tenéis que Conocer la Obra del Padre en el Primero, en el Segundo y en el Tercer Tiempo. Entonces, al Recordar esos Tiempos, podréis Reconocer que Sois los Verdaderos Trinitarios, porque habéis estado presentes -en espíritu alma y cuerpo- como Discípulos del Padre durante sus Tres Tiempos, en sus Tres Advenimientos, en sus Tres Revelaciones Divinas.

34. Preparaos entonces, Discípulos Amados, para que no confundáis a la humanidad, para que no exista en el corazón, en la mente o en el espíritu de los hombres una sola pregunta que os deje en silencio; sino que vosotros con la luz de Mi Espíritu, todo podáis Contestar o Iluminar, que no dejéis un solo espíritu en confusión o en turbación; sino que a todos les deis la Vida del Espíritu, o la Explicación de lo que el hombre ha visto envuelto en misterio.

35. El misterio es tiniebla, es sombra, es incertidumbre. Yo Soy, Luz… Yo Soy, Caridad… Yo Soy, Sencillez… Yo Soy, Verdad. … No existe en Mí, misterio alguno; sin embargo, voy Revelando en el espíritu de Mis hijos, según como cada espíritu se Eleva; y a medida que el espíritu Evoluciona y Avanza, el Padre va descubriendo ante él, más y más Conocimientos que antes ignoraba. Y Eternamente gozaréis como espíritus Nacidos de Mi Espíritu de Mis Revelaciones; Eternamente Gozaréis en espíritu, con las Lecciones Nuevas de Mi Enseñanza que gradualmente os vaya mostrando Mi Espíritu Divino.

36. Vosotros habéis Reconocido en este Tercer Tiempo, la Certeza de que habéis venido a morar la Tierra, no una vez; sino múltiples veces, vosotros sois los que creéis en la Reencarnación del espíritu y os digo, en Verdad, que esta Revelación estremecerá al Mundo, hará revolución de ideas entre los hombres, pero el Mundo alcanzará las Grandes Conclusiones y la Explicación de muchos acontecimientos.

37. Cuando Penetre en este Misterio, cuando este Misterio lo Aclare con Mi propia Luz, entonces el hombre será Fuerte, el espíritu del hombre será Fuerte, en Verdad, porque esta Ley de Amor de la Reencarnación, grandes Conocimientos al hombre le Revelará.

38. Hoy por Mi Palabra, Pueblo Amado, sólo sabéis que habéis venido en los Tiempos pasados, mas no sabéis cuántas veces fuisteis con el espíritu a través de las materias. Aún no puedo Revelarle esto al Mundo. Vuestra carne lo ignora, se escudriña a sí misma, escudriña y pregunta a su propio espíritu y no alcanza a contemplar su pasado espiritual, sus actos pasados, sus vidas anteriores; y Yo, vuestro Padre, Yo, el Espíritu Santo, he vedado estos Conocimientos para vuestra carne. He evitado que su espíritu descubra a través de su existencia humana, sus existencias anteriores, es todavía una prohibición del Espíritu Santo que existe entre vosotros.

39. Pero vosotros, estáis Preparando a las Generaciones venideras, a los moradores del mañana, a los hombres que han de venir a poblar este Mundo poseyendo espíritus Grandes, de Gran Elevación Espiritual, espíritus que habitan todavía el Más Allá y que también se Lavan y Acrisolan, también se Elevan y Preparan para venir en los tiempos futuros a este Mundo, a este Planeta; y a ellos, sí les será dado por el Espíritu Santo, Recordar sus existencias humanas anteriores para Conocer su pasado espiritual, porque esto será útil para sus propios espíritus.

40. Si a vosotros, no os ha sido Revelado vuestro pasado espiritual, es porque en vuestro espíritu todavía hay fragilidad; y más aún en vuestra carne. Los unos serían cobardes, contemplando su pasado. Si Yo, vuestro Padre Espiritual, por un instante os permitiese, ¡oh! espíritus reencarnados, contemplar vuestro pasado, no sabéis lo que sería de vosotros mismos. El que mucho faltó, el que mucho ofendió ante su Padre, no tendría Fuerza suficiente para contemplar todo su pasado. Y el que fue grande en lo material, se llenaría de vanidad todavía; el que fue pequeño, se sentiría humillado y sentiría en su corazón el ansia de venganza; y es por eso que vuestro Padre, que es Sabiduría y Perfección, todavía no ha querido Revelar, a través de vuestra carne, el pasado de vuestro espíritu. Es Gracia reservada a las futuras Generaciones, a aquellos espíritus que todavía se Acrisolan en el más allá, con grande Fuego; y a algunos de vosotros, que habréis de venir en ese tiempo y a los cuales su pasado no hará mella, podréis Contemplar entonces, vuestras existencias humanas anteriores; entonces podréis ser vosotros mismos, un Libro abierto para la humanidad de aquellos tiempos; serán esos espíritus los grandes Reveladores de muchos Misterios, los que vengan a Aclarar la Vida del espíritu a través de sus existencias materiales, a través de su Jornada en la Tierra; los que hablen a este Mundo de otros Mundos, los que hablen de ese Camino tan Largo, que es el Camino Espiritual.

41. Preparaos, Pueblo, Preparad a vuestra carne y más a vuestro espíritu, para que podáis Heredarle esta Preparación a los que han de brotar de vosotros mismos, para que exista esto en vuestra sangre, en vuestra carne y en vuestros huesos; para que las materias que engendréis vosotros y concibáis vosotras, sean Instrumentos Dóciles a los espíritus de las Nuevas Generaciones, porque Preparando puedo ser a través de vosotros, un Nuevo Mundo para esta Humanidad. Sois el Trigo que Estoy Cultivando, sois la Buena Siembra del Maestro regada con las Aguas Cristalinas de su Enseñanza.

42. Así os hablo en este instante, Penetrad vosotros en la Esencia de Mi Palabra y en el fondo de Ella, habréis descubierto a Jehová, vuestro Padre y Juez, vuestro Creador, al Autor de toda Vida; y en esa Misma Esencia, habréis encontrado la Esencia que Encarnó en Jesús, el Verbo del Padre, cual Amor; y en la Misma Esencia, habréis descubierto Mi Luz que todo lo Revela, todo lo Ilumina y todo lo descubre: La Luz, de Mi Espíritu Santo. …

43. He estado en Tres Potencias, entre Mi Pueblo Trinitario, en esta alba de Gracia. Desde Mi Alto Solio, he Derramado Mi Mirada Celestial sobre toda criatura humana dentro de todas las religiones que existen en este Mundo, porque todos los espíritus Me buscan en este día de Tradición y de Conmemoración; todos vuestros espíritus, se Elevan y buscan a los espíritus del más allá de este mundo; y es vuestro espíritu, el que ha llamado a las Puertas del Más Allá y son las grandes legiones de espíritus, las que han oído vuestro Llamado; y las Puertas abiertas pueden encontrarse, desde que Cristo descendió a los antros de oscuridad en el Segundo Tiempo, desde aquel instante Bendito en que Mi Divino Espíritu penetró en las tinieblas, para Iluminar a los espíritus y abrirles las Puertas; esos espíritus, en ese instante, han Contemplado que permanecen Abiertas las Puertas del Más Allá para todos y prestos acuden también a vuestro llamado.

44. Todavía el Padre os concede que os Estrechéis, que Espiritualmente estén cerca los unos de los otros, que Sintáis la presencia de aquel Más Allá, de aquellos seres que Amáis y por los cuales Me estáis pidiendo Luz y más Luz; y Yo, os digo, Mi Pueblo Amado: ¡Cuánto Gozo hay en el mundo espiritual, en este instante!… ¡Cuánta Paz y cuánta Luz contempla el Padre, en los espíritus por los cuales Me pedís!… no hay uno que solloce, porque vosotros, que formáis parte de Mi Pueblo Escogido, con Uno solo de vuestros Méritos, hacéis que alcancen Gracia y Misericordia aquellos espíritus; ellos, sentirán también vuestra presencia, ellos abren sus Alas Espirituales y descienden entre vosotros para Estrecharos, y para depositar, su ósculo de Paz y de Amor Espiritual.

45. ¡No temáis Pueblo Amado, que aquellos seres de ultratumba, Conmigo están!… No temáis, que se encuentran llenos de Paz y de Luz; no les atraigáis con materializaciones, no les ofendáis con confusiones, no les materialicéis, no les entristezcáis, no les hiráis o lastiméis, son delicados sus espíritus, son llenos de Luz y de Gracia; Elevadles con vuestra Oración, con vuestra Caridad, con vuestra Caricia, con vuestro Amor, con vuestra Verdad, con vuestros Méritos. …[Saludo Espiritual de la Santísima Virgen María]

46. El Ángel del Señor, anunció a María y concibió por obra del Espíritu Santo. He aquí a la Sierva del Señor, ¡hágase en Mí, según Su Palabra!… Padre Eterno, en este instante, María, la que tocando es las puertas del Corazón de la humanidad, para venirles a dar con Mi Mano, la Caricia; ante Tus Plantas Me encuentro en este día, siempre suplicante, siempre llena de Ternura y Amor, para que ese Amor quede Derramado sobre el Camino de los que con Tu Enseñanza les has dado Vida; y al rechazar, esa Vida Misma se la han quitado; pero una vez más María, viene a suplicarte, ¡oh! Padre Celestial, postrada ante Tu Planta Divina, Misericordia para el Universo; Misericordia para cada una de Mis Criaturas, porque no solamente los presentes son los que Te Aman, todos los que están por doquier del Universo, a los que han Nacido de Tu Seno Divino, con Tu Divino Poder, pero que no se han sabido levantar para Seguirte; y ellos, Te necesitan e imploran Mi Caricia; y Yo, iré hacia ellos, a cada instante, en que su espíritu se Eleve ante Ti y pidan la intercesión de María, ahí Me aposentaré. Mas en este día, la Madre del Universo, Te hace presente esta Porción de Israel que has Escogido por Tu Divina Voluntad, a la que grandes Cargos le has Confiado, en la que pesa la Responsabilidad de este Mundo… ante Tu Presencia están. Mas, solamente Tú tendrás Caridad de este Mundo porque Eres el Perfecto Perdón, cual Padre y Maestro, de todos los espíritus existentes moradores del Universo. …({[Nuestro Padre Eterno]})

47. María, Vuestro Manto, un vez más se hace Jirones para darle Calor a los desnudos, no a este Pueblo que Revestido puede encontrarse de Mi Luz; sino a aquellos por quienes Espiritualmente Me pedís en este instante, por los grandes pueblos de la Tierra, por las Legiones Espirituales, un jirón de vuestro Manto es sobre cada espíritu, sobre cada carne y corazón, porque sois Vos en Verdad, María, Mi Propia Ternura Divina, porque la Ternura que hay en Mi Espíritu, se hizo Mujer en el Segundo Tiempo para Habitar también entre los hombres, para que en su Seno pudiera tomar forma el Cuerpo que había de llevar el Mesías entre los hombres. Sois, María, la Encarnación de la Ternura Divina, Sois el Amor Maternal que existe en Mi Propia Divinidad, porque Yo Soy Fuente de todos los Amores; Soy Fuente, Origen y Principio de todas las cosas, de todas las Naturalezas, de todos los Elementos, de todos los espíritus.

48. Escrito estaba que habías también de Morar en el Mundo para que, a través de Vos, recibiera a la humanidad. No todos los espíritus os Reconocen, no todos los pueblos os Aman, María; no todos los hombres os Comprenden; sin embargo, Mi Obra, que he de poner en manos de cada ser humano, que he de entregar en el corazón y en el espíritu de cada uno de Mis hijos, será un Libro de Infinita Sabiduría; en el cual, cada uno de Mis hijos será a su vez, un Libro de Sabiduría; en el cual, todos los espíritus, puedan contemplar Mi Luz en Plena Perfección.

49. En este instante, ¡Derramaos en Ternura y Calor, en Amor Maternal, sobre el Mundo y sobre todo el Universo!… Dad Testimonio -una vez más- de vuestra Presencia y de vuestra Existencia como Madre Universal. Dad a Comprender al Mundo que, en Verdad, no solamente fuisteis Mujer, sino que Vuestro Calor es Divino, Vuestra Ternura es Divina; ya que Vos, estáis en Mí; que habéis estado siempre, debido a que Vuestra Ternura y Calor, han estado siempre en Jehová. En este instante, María: ¡Dad Caricia a todo el Universo, porque ésa, es Mi Voluntad!…[La Santísima Virgen María]

50. Bendito sea Tu Amor, Padre, infinitas gracias Te da María en este momento, por Tu gran Misericordia, porque Tus palabras son el Alivio en el corazón de Israel, Tus Palabras son de Aliento y este Pueblo se levanta en este instante, Preparado, Espiritualizado, para esperar la Caricia de María. …{La Santísima Virgen, da su Saludo Espiritual al Pueblo}

51. En el Nombre del Padre Eterno Gran Jehová que Presente se encuentra entre vosotros, en el Nombre del Hijo, en el Nombre del Espíritu Santo y en Mi Nombre que Soy la Madre Universal… ¡María, que es la Madre Inmaculada, os da la Bienvenida, Pueblo Bendito de Israel!…

52. ¡Bienvenidos sean los corazones!… ¡Bienvenidos sea el espíritu de Israel, que Apartando va su planta de los caminos de maldad, los cuales a cada instante sirven de barrera para vos!… de ellos, os habéis Apartado y solamente os habéis levantado a seguir en este Día, el Camino que Cristo -a través de Jesús- pudo haberos Marcado con su Huella Sacrosanta, en el Segundo Tiempo; es el Camino que en este Día habéis Seguido con vuestra Fe, con la Esperanza y con el Amor al Padre, que siempre os han servido de Compañía en vuestro Camino.

53. En esta alba de Gracia os habéis levantado, Pueblo Mariano, esperando también la Presencia de la Madre, porque he aquí que el Pueblo Me clama, a cada instante le escucho y Me Aposento a reanimar vuestros corazones y a enseñaros que tenéis que Amar a la humanidad, la que os desprecia, y os odia, la que a cada instante va desgarrando vuestro corazón; es a ella a la que tenéis que Perdonar, porque ¿de qué podríais Perdonar al Justo si en nada os ha ofendido?… Es el Mundo el que necesita el Perdón; es a la humanidad, la que va envuelta en su manto de tiniebla, a la que tenéis que Enseñarle a Caminar, a la que tenéis que Enseñarle a Amarse los unos a los otros y vos tenéis que servir de Ejemplo al Mundo.

54. Amar y Perdonar, porque es vuestro corazón el que está sirviendo de Pedestal a estas Dos Palabras; pero no sólo quiere la Madre que estas Palabras, que son Dos Virtudes, adornen vuestro espíritu, ¡no, Pueblo Amado! Cumplid con estos Mandatos que son una Ley que pesa sobre vuestro propio corazón: Amor y Perdón para el Mundo. Cuando vosotros hayáis Cumplido Mis Palabras que son Dos Mandatos que pesan sobre el espíritu, entonces no habrá odio, no habrá rencor, ni habrá mala voluntad sobre la Tierra; todos os contemplaréis, en Verdad, como Mansas Ovejas, como Corderillos de Un mismo Redil, los que estáis siendo Alimentados con el Pan Celestial, con el Pan de Vida Eterna, que llegará a vuestros labios como Maná Divino, sirviendo de Sustento al espíritu.

55. ¡Oh, Pueblo Amado!… ¡Oh, Pueblo Escogido!… Alba de Gracia en que vuestros espíritus, recuerdan el momento en que el Padre se Manifiesta entre vosotros; y María, la Intercesora, no podría encontrarse ausente de vosotros, ni un momento Mi Espíritu se aparta de vosotros; pero grande Consuelo llena a vuestros corazones, al Escuchar Mis Palabras a través del entendimiento humano; cual en este instante, he Preparado al entendimiento, para poder dar -con estas Mis Palabras- Aliento a vuestro corazón, Fortaleza a vuestro espíritu; y una vez más, dejaros Mi Caricia entre vosotros, Pueblo Amado.

56. María es Incansable transmitiendo a través de la Ternura Divina, la Caridad que el Padre se digna posar entre vosotros; ¡Caridad, hela aquí!… Yo la dejo en vuestras manos; dejo la Caricia en vuestros espíritus y Me llevo la cuita de vuestro corazón que Me hacéis presente y Yo la depositaré en el Arcano del Padre. Llevad, Mi Manto está hecho jirones y en este instante un jirón cubre a cada una de Mis Criaturas y un ósculo de Mi Amor es en cada frontal de Mis hijos, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y en Mi Nombre que Soy la Madre. … Padre, he aquí a Tus criaturas Amadas, a Tus hijos, una vez más la Madre les deja postrados ante Tu Planta Divina. ¡Gracias infinitas por la Caridad que Me has permitido dejar Derramada entre ellos!… ¡Oh, Padre Celestial!…({[Nuestro Padre Eterno]})

57. El Amor de María, está en Mi Amor; mas, el Padre ha permitido que ese Amor por un instante se Manifieste Independientemente de Mí. Llegarán los tiempos en que el espíritu de Mis hijos pueda contemplar en Mi Divino Espíritu, el Conjunto de todos Mis Amores, de todas Mis Perfecciones, de todos Mis Atributos; que en Mí Mismo, puedan contemplar a la Madre; que en Mi Mismo, puedan Contemplar al Padre, que en Mi Mismo, puedan Contemplar al Maestro, que en Mí Mismo, puedan Contemplar Mi Espíritu Santo. Sí, en Verdad, será el tiempo en que el espíritu del hombre, sea el Verdadero Discípulo de su Dios; será el tiempo en que el espíritu del hombre, sea Fuente de Mis Inspiraciones, en donde Yo pueda estar Derramando Incesantemente Mi Luz, Mi Palabra y Mi Verdad, para que ellos sean los que transmitan Mi Voluntad a los demás.

58. María, os habéis Manifestado en Amor; la Caricia y la Dulzura ha sido en los labios, apartando la amargura de estos corazones porque en el tiempo de las Pruebas pueden encontrarse. Le habéis dado Caricia; y en Verdad os digo: No hay uno que no la haya Sentido. … Sed en Mí en este instante, para Velar y Cubrir con el Manto del Amor más Tierno que hay en Dios, a todo el Universo, Eternamente. …[La santísima virgen maría]

59. Pueblo, quedáis ante la Planta del Padre, estáis en su Presencia, y Él en este Día, os cubrirá con la mejor de sus Caricias, os hará Digno de lo que dentro, muy dentro de vuestro corazón le pidáis; y también el Mundo Espiritual de Luz, es de Plácemes entre vosotros; y Mi Manto también, a ellos les cubre. Por la Oración, por el Pedimento que habéis hecho en este Día, que sea la Paz de la Madre, en este instante en vuestros corazones. … ¡Adiós, Pueblo Escogido!…[Nuestro Padre Eterno]

60. Israel Amado, que habéis tenido una vez más esta Manifestación, llenaos de Fortaleza. Sois vosotros el Pueblo que se encontró al pie de Mi Cruz y es Ella a la que pude decir: “¡Mujer, he ahí al hijo!… ¡Hijo, he ahí a la Madre!”… Hoy en el Tercer Tiempo se Manifiesta ese mismo Amor, desciende ese Manto de Calor y de Ternura a vuestro propio espíritu, desciende ese ósculo de Amor para que, a través de Ella, podáis Orar y Pedir para Alcanzar.

61. ¡Oh! Pueblo Bendito, habéis ofrecido el Cáliz de vuestra amargura, porque siendo Mis Discípulos, aun estando sentados en Mi Mesa Saboreando del mejor Manjar, Bebiendo de los Vinos, Saboreando Leche y Miel, todavía la amargura es en vuestro paladar; mas, Yo Soy vuestra Fuerza, Soy vuestra Vida y vuestro Bálsamo. Os doy la Fuerza en este Tiempo, Pueblo Bendito, para que no se amedrente vuestro espíritu, ni flaquee vuestra materia, para que se Levante entre los pueblos de la Tierra, Testificando que estáis en Comunicación con Mi Divinidad, para que vuestro espíritu Fortalecido en Mí, le dé la Fuerza al Mundo que va apurando un cáliz de amargura, que vive una hora de tragedia, que lleno de luto puede hallarse el corazón del hombre, y empapada en sangre la Tierra puede encontrarse.

62. Velad y Orad por el Mundo, descuidaos de vos mismo que Yo Velo por vosotros, Pensad en los hombres y en las naciones, pensad en el espíritu de la humanidad, Israel; por un instante quitad de sus manos el cáliz amargo que bebe y probadlo vos, probad su propio cáliz y veréis cuán amargo es; ofreced entonces, al espíritu de la humanidad, el Cáliz de Leche y Miel, el Cáliz de Vino de Mi propia Vida que os Estoy ofreciendo, para que el Mundo pueda Fortalecerse. … ¿Cómo podríais hacer todo esto, Pueblo?… Velando y Orando por el Mundo, pero Velando y Orando si Sentís su propio dolor, si sentís Verdaderamente su prueba. Entonces, Israel, Velad y Orad por él y el Mundo alcanzará, el Mundo se Redimirá, porque en estos instantes el Mundo sujeto a una grande Preparación puede encontrarse.

63. ¡Cuántos acontecimientos se suscitan entre la humanidad!… ¡Cuántas pruebas acontecen en el camino de los hombres!… ¡Cuánta amargura y confusiones, cuántas amenazas también!… Todo es para Preparación, todo es la Justicia que pesa sobre el espíritu de los hombres para que al fin Despierten, para que al fin se Despojen de su materialismo, para que al fin puedan Emanciparse y Libertarse de las cadenas que les oprimen; y una vez que se encuentre pobre de las cosas materiales el espíritu humano; una vez que se encuentre Libre de las posesiones terrestres, entonces levantará sus ojos, entonces los ojos del espíritu se Apartarán de las cosas Terrestres para buscar el Infinito, para escudriñar los Espacios en busca de Mi Espíritu, en busca de Mi Existencia, en busca de Mi Justicia.

64. Seguid Orando por el Universo, seguid haciendo Méritos para que el Mundo alcance; y en vuestra Oración, Espiritualizaos más y más, porque en el seno de vosotros mismos no encuentro todavía la Unificación; Israel no está Unido, Israel no se Ama entre sí; todavía Israel no Me Obedece ni se Comprende y por eso también os Estoy tocando, por eso todavía la Purificación pesa sobre vosotros; por eso todavía el dolor y la amargura, son entre vosotros, ¡Oh, espíritus de Israel!…

65. Mas el Padre, en este instante os dice: Permaneced Firmes, Amaos los unos a los otros; Espiritualmente, dad Pasos Firmes en la Senda. Si por causa de estos Pasos, vuestros hermanos os desconocieren, cerrad vuestros labios, Yo hablaré por vosotros. He desatado los labios de Mis Ruiseñores, he Preparado sus entendimientos que encadenados y opresos podían encontrarse, que esclavizados se hallaban por las tentaciones; y hoy, les he Libertado y a través de Ellos hablaré, por Mí y por vosotros. Yo seré vuestra Espada de Amor, seré vuestro Escudo y vuestra Defensa, Yo seré quien os Justifique, pero Obedecedme a Mí, Apegaos a Mis Mandatos y entonces vuestros Pasos serán llenos de Firmeza; seréis Ejemplo que los unos Seguirán y los otros desconocerán, pero los unos y todos tendrán que Obedecerme a Mí, tendrán que Cumplir con Mi Ley y Mis Mandatos; tendrán que Espiritualizarse por el Amor, por la Convicción, por la Razón y la Fe. …

66. Vosotros sois de aquellos que no habéis esperado el dolor para Obedecerme, no habéis esperado los tiempos de amargura para Comprenderme; no habéis esperado la justicia de los hombres ni los grandes cataclismos del Mundo para Despertar de vuestro profundo letargo. Sois los que habéis Despertado por Mi Propia Inspiración, por Mi Propia Palabra y os digo: Benditos seáis vosotros, que Yo os Defenderé de los grandes dolores, de los grandes juicios, Yo, en Verdad, os cubriré con Mi Manto. Sin embargo, no quiere decir el Padre, con esto, que desconoceré, a los que no Me Reconozcan; que castigaré, a los que no Me Obedezcan. No, Pueblo, ¡Yo no soy castigo!… ¡Yo no soy látigo, Yo no soy verdugo!…

67. En Mi Espíritu Divino, no existe la pasión de la venganza. Yo, estoy exento de pasiones; Soy, todo Amor. Será la misma Mano de Mis hijos, será el Juez de su propia Conciencia, serán las Consecuencias de sus propios actos, será la Cosecha que ellos mismos recojan de su propia siembra, eso será lo que Despierte a Israel, a todos los que duermen; a los que no se levanten con el Ideal de Espiritualidad, a los que no se levanten con plena Fe en Mi Revelación Divina; porque, ¡cuántos que Me dicen seguirme, cuántos que Me dicen Amarme y Creerme!; no Creen ya en Mi Palabra, la han puesto en duda; la Fe, por un instante, la han dejado extinguir.

68. Y ¿por qué, Pueblo?… Porque les hablo a través del entendimiento del hombre y ellos Creen en Mi Existencia; pero también dudan de Mi Comunicación, de Mi Verdad Manifestada a través del Pedestal, a través del entendimiento del hombre; y Yo os digo: Para poderos hablar como os Estoy hablando, a través de estas materias, ¡cuánto les he Purificado!… ¡Cuánto les he Tocado, delante de vuestros ojos, delante de vosotros mismos!… y os Estoy hablando, con Mi Verdad; y Estoy poniendo Mi Palabra ante vosotros, como si Mi Palabra, fuese un reo para que vosotros la Juzguéis, la Analicéis Profundamente; y entonces, deduzcáis y digáis, con la Voz de vuestra Conciencia: Si os hablo con Verdad, o si os hablo con impostura; si os Estoy Iluminando con la Luz de Mi Espíritu Santo, o si os estoy confundiendo. …

69. Yo os digo, en estas albas, Yo os digo en estos últimos años: ¡Espiritualizaos, Despojaos de todo materialismo dentro de Mi Obra; destruid el falso culto que Me estabais Elevando!… ¡Buscadme de espíritu a Espíritu, Amaos los unos a los otros!… ¡Buscad con todas las Fuerzas del espíritu y de vuestra alma, la Unificación entre vosotros mismos y Preparaos formando Un solo Cuerpo y Una sola Voluntad, Un solo Pueblo, Un solo Corazón!… para que, con toda Fuerza, -cuando el instante sea llegado- os lancéis como Una sola Voz, como Un solo espíritu, como Una sola Palabra en todos los caminos del Mundo, por todos los pueblos y por todas las naciones.

70. De esta manera, -Unificados en la Misma Fuerza- ¡Unificaos con el Mismo Amor, con el Mismo Nombre!… y ya Bañados con la Misma Luz, podréis Estremecer las entrañas de vuestro Mundo, los cimientos mismos del Planeta; podréis entonces, Pueblo, dar Testimonio al Mundo, de que el Pueblo de Israel, no ha desaparecido, de que Israel no ha muerto, de que el Manto Divino que Dios ha puesto en su Pueblo en todos los Tiempos, no ha desaparecido; mas, ¡no el pueblo de Israel carnal, no, el pueblo de Israel material; sino el Pueblo de Israel por el espíritu!… En Verdad y en Espíritu, el Pueblo Mimado por Dios.

71. ¡Recibid en este instante, de Mi Espíritu Divino, el que se ha Manifestado como Padre, como Verbo y como Espíritu Santo!… ¡Recibid Mi Fuerza, Mi Caricia y Mi Paz!… y por este instante, Pueblo: ¡Pedid por todo el Universo, por todos vuestros hermanos encarnados y desencarnados, en este Día de Gracia y de Conmemoración!…

72. ¡Oh, espíritus que Poblando podéis ser todo el Universo, poblando los distintos Mundos, poblando el Plano Terrestre -como encarnados y reencarnados- y poblando, los infinitos Valles, -tanto los del Alma como los Espirituales-… Mi Fuerza de Padre, Mi Luz de Espíritu Santo, ¡Brille en Todo el Universo y penetre en todos los espíritus en este instante de Gracia!… y Mi Palabra, ¡resuene en todos los ámbitos del Universo!… No la voz de esta materia, sino la Voz de Mi Espíritu, cuyo Idioma es Conocido por todos los espíritus; porque no existen espíritus que hayan brotado de un espíritu distinto al Mío, todos han brotado de Mí y puesto que han brotado todos de Mí, todos Conocen Mi Voz, Mi Idioma, Mi Voz de Amor, Mi Voz de Caricia. … ¡Mi idioma Universal Paternal, en este instante, resuena en los Sentidos Espirituales de todos Mis hijos y Mi Luz, Ilumina la senda y el corazón de todos!…

73. Yo permito que, en este instante, con los ojos del espíritu, de la Conciencia, de la Fe y del Amor, la Presencia de Mi Espíritu sea Contemplada, sea Sentida en todo el Universo. El espíritu más materializado, más endurecido, más alejado de la Espiritualidad y del Bien, Me Sienta y al Sentirme, Reconozca que su Padre ha estado cerca para Acariciarle, para Bendecirle y Perdonarle.

74. Yo permito que, en este instante, Mundos con Mundos se Comuniquen, espíritus con espíritus también se comuniquen, porque con esto también se acortan todas las distancias y todos los lazos se estrechan. Haya en este instante, Fiesta Universal en todos los espíritus, que la Luz y la Paz de Mi Espíritu Santo en todos Es. …

75. Y vosotros, Pueblo de Israel, al llegar a vuestro hogar, penetraréis un instante en Meditación, en Sana Conversación Espiritual y en ese preciso instante de vuestra Meditación, aquellos seres que vosotros invoquéis, aquellos espíritus Benditos a quienes Amáis, estarán entre vosotros Espiritualmente, porque Yo os lo concedo, porque ésta es Mi Voluntad; y ellos, dejarán entre vosotros, un presente de Paz y de Gracia; y de vuestro corazón, ellos se llevarán un presente también de Espiritualidad y de Progreso. ¡No les materialicéis!… ¡Amadlos, Bendecidles y Recibidles en vuestro corazón en ese instante!… que Yo, os Bendigo y Preparo con toda Gracia, en este momento.

76. Hoy sólo pedís por los que Amáis, por los que mirasteis y de los que recibisteis, pero Día llegará, Israel Amado, en que busquéis la Comunicación con todos, sin distinción alguna, en que todos os Améis como hermanos, hijos de Un solo Padre Universal. Esos tiempos llegarán, ¿cuándo, Israel?… Cuando tengáis Espiritualidad.

77. Día de Gracia, Día de Luz y de Advenimiento, Mi Paz, Mi Perdón y Mi Bendición sean con todo el Universo. Naciones: Sentid Mi Paz, tomad Mi Gracia; Mundo Espiritual de Luz, hoy aumento sus legiones y las envío a todos los pueblos de la Tierra, Manifestad Mi Amor, Mi Paz y Mi Luz. En este instante, ¡oh Mundo Espiritual, llevad el Bálsamo de Mi Espíritu, llevad el Pan de los panes, llevad un Escudo y una Espada, llevad la Luz de la Razón que es la Luz de Mi Espíritu Divino!… Así Preparo a todos Mis hijos, así os Bendigo y os Perdono, Pueblo de Israel. …

¡El Ojo de Mi Divinidad, es entre vosotros!…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *