Cátedra 1949 Ene. 23

Cátedra del Verbo Divino. Domingo, Enero 23 de 1949 Tema: ¡Debemos dejar huellas de Amor!

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad! Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino, de la Escala de Perfección a la de Jacob, para enviar desde ahí Mi Palabra entre Mi Pueblo Amado de Israel, en este Día 23 de Enero de 1949, en que reunidos podéis encontraros en Representación de los Siete Sellos, de las siete Iglesias que Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra. En Representación de las Doce Tribus de Mi Pueblo Amado de Israel, Yo os Recibo, os Bendigo y Perdono y por vosotros envío Mi Perdón y Mi Bendición a todo el Universo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

1. El Maestro es con vosotros, ¡oh! Discípulos Míos; no he querido alejarme ni un momento, Estoy entre vosotros, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!… Mi Verbo, Espiritualmente, nunca se agotará; Mi Corazón, nunca lo habéis encontrado cerrado; Mis brazos Siempre se Extienden para Estrecharos, para Arrullaros entre ellos y cubrir vuestra frente con Mis ósculos de Amor.

2. Al cansado, al caminante que ha transitado los caminos y viene en medio de su fatiga ante Mi Planta y que con su voz turbada Me clama, Yo presto Desciendo hasta él. Al Discípulo que ha permanecido empeñado Estudiando la Lección de su Maestro, también vengo a él y encuentro que es el Discípulo Sumiso, Obediente y que está Deseoso de Escuchar Mi Palabra una vez más, Anhelante de llevar una vez más el Pan de Vida Eterna y Fortalecer su espíritu con Mi Caricia Celestial.

3. Yo Soy el Maestro, que no se ha apartado de vosotros, el que en todos los Tiempos ha llegado entre vosotros, buscando vuestro Amor, buscando a vuestro espíritu, buscando a vuestra mente turbada para Iluminarla y Fortalecerla, para llenarla de Inteligencia, de Dones Espirituales y de Paz, para que ella sea la que Bien Me sepa Comprender; para que vuestra mente Preparada, sea la que Despierte a las mentes Dormidas que en el mundo se puedan encontrar; a las Inteligencias que cerradas y adormecidas se encuentran, para que puedan estar Despiertas al igual que vosotros.

4. Esas mentes que han dormido y se han aletargado, son los hombres que en medio de su turbación quieren acercar, la Presencia del Padre a ellos; y Me buscan en lo ficticio, donde no puedo Manifestarme entre ellos, porque Yo Soy un Ser Infinito, porque Soy Grandeza Suprema y no puedo Manifestarme, en la pequeñez de sus obras; pues ellos Me buscan, en lo primero que encuentran a su alcance y no han encontrado Mi Presencia de Lleno, no han encontrado la Verdad que les he entregado.

5. Sí, la humanidad Me desconoce, desconoce cuál es la Verdad Infinita que Soy Yo, por eso contemplo la mente de los seres humanos vaga, y contemplo que van transitando por los caminos cual ciegos y van tropezando con lo que encuentran a su paso, cayendo y Levantando y ni una obra de Bien, han hecho en su camino.

6. Muchas obras han pretendido hacer los hombres, han inventado: levantar monumentos, levantar edificios y considerarse hombres grandes y sabios sobre la Tierra… el hombre, quiere dejar recuerdos para la humanidad en el futuro; quiere dejar obras escritas para después de su muerte, para que la humanidad conserve en su mente, la memoria de ellos; pero ellos, están confundidos, turbados; su corazón, no se ha Depurado; y su espíritu vagando está, queriendo encontrar la Obra Perfecta del Padre y no la han alcanzado porque de sus ojos no ha caído la venda de oscuridad, porque no han Limpiado su Conciencia y de su corazón, no han hecho un Santuario adonde Yo pueda Descender para llevarles de la mano y decirles en donde pueden poner la primera Piedra para poder Edificar ese Santuario que Yo vengo a pedir al hombre.

7. Si el hombre Me escuchase, si hiciera caso de Mi Palabra de Amor que le he entregado, no solamente hubiese Edificado un Templo en sí mismo, sino muchos, en donde Yo pudiese Morar Eternamente; pero la primera piedra que han intentado poner, no ha sido Cimiento Perfecto, sólo han construido sobre arenas movedizas en donde han puesto sus obras y se han derrumbado ante sus propios ojos; y vuestro espíritu, se ha llenado de tristeza.

8. Pero, ¿por qué os entristecéis… si el Maestro, aún está entre vosotros para Enseñaros?… Yo que Soy el Constructor Perfecto, os Enseño cuál es la Base Verdadera en donde debéis Construir, cuál es la tierra Firme que os Estoy entregando y en donde podréis dejar vuestras obras y recuerdos Escritos para el futuro, para la humanidad, para: varones y mujeres, ancianos y niños… que en el futuro tendrán que recordaros, Pueblo Amado de Israel.

9. ¡Bienaventurado aquél que pueda ser Recordado el mañana por sus Buenas Obras!… porque de Cierto, el Maestro, os dice: llegarán esos Recuerdos hasta vuestros espíritus… sus Oraciones se Elevarán para vosotros y Ellas Servirán para Elevar vuestro espíritu más y más hacia Mi Presencia, de Padre y de Maestro.

10. De cada uno de vosotros, quiero hacer un ser Inolvidable en la Tierra. Quiero que el espíritu de cada uno, sea Inolvidable en el corazón de la humanidad, en el corazón, de los seres humanos que queden a morar el planeta por Mi Voluntad.

11. Sin embargo, os digo: ¿Cómo haréis Imborrable vuestro Recuerdo en el corazón de la humanidad, Pueblo de Israel?… por vuestras Obras, por vuestros Buenos Ejemplos que dejéis patentes en el corazón de vuestros hermanos. …

12. ¡Mas, no seáis el engrandecido, no seáis el envanecido sobre la Tierra!… Recordad que para poder ser Inolvidable en el corazón de vuestros hermanos, tendréis que ser el Siervo Humilde del Padre y que seáis el Más Humilde sobre este Planeta, no buscando honores, posesiones, títulos, mansiones o palacios en este mundo; sino Imitando la Vida Sacrosanta que en Jesús vine a Enseñaros en el Segundo Tiempo, cuando hube transitado en carne humana aparente para el Mundo.

13. Si Pueblo Amado, ahí están Mis Ejemplos que os Mostré en el Segundo Tiempo encarnado en Jesús; Ejemplos, que dejé Escritos en lo profundo de todos los corazones; Recuerdos, que Perdurarán en el corazón de la humanidad y nunca se borrarán; recuerdos que Viven y Laten en el corazón de todo ser humano, porque es una parte de Mi Vida; y el hombre que no camine con esa parte de Vida que Yo le he entregado, ¿qué puede ser sobre la Tierra?… un ser miserable que no Me ha Reconocido, que no Me Ama ni piensa en Mí, ni en sus hermanos. …

14. Pero vos, Pueblo, que Me Amáis, que paso a paso pretendéis acercaros más ante Mi Espíritu Divino; nuevamente, os digo: quiero que siempre seáis Recordado por vuestros semejantes… porque vos sois el que estáis cerca de Mí, el que Me estáis Escuchando y estáis a Mi Diestra; sois, al que Yo he Agraciado, en quien Me he Derramado y ante quien Me he venido a Manifestar en Esencia, Presencia y Potencia.

15. Sí, Pueblo de Israel, Yo he sido Quien ha engrandecido a vuestro espíritu y le he sacado de las miserias humanas y le he venido a entregar Mis Dones, le he venido a heredar con Mis Dones infinitos que no se compran a ningún precio sobre la Tierra; Dones que Yo os he entregado, ¿a cambio de qué, Pueblo?… por esos Dones que son Tesoros de Incalculable Valor en vuestro ser, ¿qué os he pedido?… ¿Acaso os he pedido una moneda, a cambio de esos Dones?… ¡No, Pueblo!… sólo he dejado en vuestro espíritu Mi Ley, es la que he dejado Escrita en la Conciencia de todo ser humano.

16. La Obediencia… la Primera Virtud que debe poseer todo espíritu, para poder ser un Siervo Verdadero del Padre. ¡Obediencia, Pueblo Bendito, es lo que necesitáis!…

17. ¿Quiénes son los Hijos de la Obediencia en este Tercer Tiempo?… ¿Acaso son los hombres que van transitando sobre este Planeta, tan llenos de maldad y de pecado?… no Mi Pueblo, ésos no son Hijos de la Obediencia; son los hijos del pecado, de la maldad y de la lujuria.

18. Mas, de entre vosotros Mi Pueblo, que habéis estado tan cerca del Padre y que os habéis Extasiado con Mis Palabras, que os habéis Alimentado con el Manjar Divino, con este Maná que Desciende desde los Cielos para venir a Confortar vuestro espíritu; entre vosotros, Mi Pueblo, sí están los Hijos de la Obediencia; porque esta Virtud ha Descendido del Solio Infinito del Padre Celestial, para venir a Descansar en cada uno de los espíritus que se han prestado para ser Portadores de la Ley del Padre en este Tercer Tiempo.

19. Pueblo de Israel: aún es pequeño el grupo que se encuentra ante la Presencia del Padre en este Tercer Tiempo y que es Portador de Mi Ley Bendita… mas en Verdad, os Digo: del conjunto de ellos, aún es corto el número de los que con Obediencia y Mansedumbre, saben qué van haciendo en la Tierra y saben de lo que son Poseedores. …

20. La humanidad se ha confundido, ha prestado oído, a las voces que en el Mundo se han levantado; y se han llenado de tinieblas porque no han sido el Hijo Celoso, no han sido el Fiel Servidor del Padre, para hacerse Acreedores a lo que les he entregado; para hacerse Acreedores, a Mis Dones que les he venido a confiar; y aun siendo vos, el Tesoro del Padre, sois todavía el hijo miserable sobre la Tierra, Pueblo Bendito de Israel.

21. He aquí, que habiéndoos entregado tantos Dones y Virtudes a cada momento que Desciendo entre vosotros, ¿qué Me presentáis en vuestras manos?… vuestras manos están vacías… en vuestras manos no encuentro el puñado de Trigo que Yo os he entregado; en vuestras manos, no están las Virtudes, las encuentro mezquinas y manchadas y cansadas también; ya no quieren Trabajar, se ha presentado la decepción en vuestro corazón y ya no Me Amáis; habéis apagado la Lámpara de Fe en vuestro corazón y ya no Eleváis vuestro espíritu hacia Mí; os habéis recostado a dormir, los fuertes vendavales, han enfriado vuestro corazón, el invierno ha penetrado en vos, y ha helado vuestro corazón; y como, el pajarillo que ha caído de su nido, os ha faltado el Calor y os encontráis por el suelo; habéis caído también como las hojas de los árboles, cuando llegado el otoño, volando van en distintas direcciones al contacto de los vientos.

22. Así encuentro a vuestro espíritu, Israel, cuando no Me Amáis, cuando os falta la Fe, cuando desconfiáis del Padre y cuando habéis dejado partir el Amor que Me habíais ofrecido y Ofrendado en vuestro propio corazón. …

23. ¿Por qué?… os pregunta el Padre, ¿dejáis que vuestro espíritu, a imitación de aquellas hojas, vaya por los caminos?… ¿no sabéis que con vos, está vuestro Dios?… ¿no sabéis que también el Maestro, siente dolor y tristeza en su corazón, al contemplar que de Mí os alejáis, que Mi Amor apartáis de vuestro corazón?… ¿no sabéis que causáis una herida a Mi Corazón Divino, cuando despreciáis el Amor que Yo os Doy, cuando no Escucháis Mi Palabra que vengo a entregaros?…

24. Cuando venís ante Mí, hambriento y sediento, Yo os sirvo en Mi Mesa los mejores Manjares; Yo le doy a vuestros labios, el Mejor Sabor; y al partir, al levantar vuestra planta por los caminos, arrojáis el Manjar de Mi Mesa y el que en los labios lleváis; desecháis la Torta de Pan y el puñado de Trigo que Yo os di, para que os sirviese de Sustento en el Camino. Os habéis despojado de todo ello, cual si no fuese a haceros falta en vuestro camino; y cuando habéis Despertado, cuando habéis Abierto los ojos y habéis visto que ese puñado de Trigo, no lo tenéis ya; que la Torta de Pan, ya no está con vos; que el Sabor, ya no está en vuestros Labios, entonces clamáis desesperado a las Alturas y Me decís: -Tengo hambre, me siento morir y desfallecer… y si este Padre, que es Paciencia Divina y Eterna entre vosotros, en ese instante, os negase volver a Endulzar vuestros labios, volver a daros Trigo en vuestra mano y dejar ese Pan con vos, ¿qué harías, Pueblo de Israel?… ¿qué sería entonces de vuestro espíritu, si Mis oídos se negasen a Escucharos y Mis ojos se cerrasen y no os Contemplase en ese instante?…

25. Mirad Pueblo, que vos, no Me habéis Comprendido; no Comprendéis Mi Grandeza, no Comprendéis Mi Amor y que Yo Soy Perdón Eterno, mas he aquí, que sólo pretendéis cansar la Paciencia del Padre; y Yo os digo: si sois mi criatura mimada, si sois un Tesoro para el Padre, ¿pensáis acaso que Yo os niegue esa Caridad que tantas veces os he Entregado y de la que tantas veces, os habéis despojado?…

26. ¡Ved cuán ingrato sois con el Padre!… Ved que Yo os Mimo en Mi Palabra y tomáis esta Palabra cual un juguete y no la Creéis y no la guardáis con Afán Mi Palabra Bendita, ni sois Cuidadoso de lo que el Padre os ha Entregado en vuestras manos.

27. Cuando las Pruebas os tocan y contempláis: que el Padre quiere Aderezar el Camino para vos… cuando quiero haceros Comprender a vuestro espíritu, el mal que habéis hecho, cuando Yo os hago Reconocer vuestros errores; entonces, clamáis con voz desesperada y Me decís: -¡Padre! Tú que Me escuchas, Tú que no Te niegas a Socorrerme, ¡Ayúdame!… y el Padre, os dice: en Verdad, no Me habéis Comprendido, ni os habéis Confortado con el Amor Infinito del Padre. …

28. Si el Padre, os da con Amor, su Palabra… ¿Qué hacéis con Mi Palabra, Pueblo Bendito?… Engrandecéis vuestro espíritu y no la lleváis dentro de vuestro propio corazón. Mas, no Sabéis: que dentro de esta Palabra de Dulzura, también está el Reclamo a vuestro espíritu… no Sabéis: que Mi Primera Palabra, es de Justicia entre vosotros. …

29. Sí, Israel Amado, el Padre, os dice: no os conforméis con oír Mis Dulces Palabras que en este Día de Gracia, vengo a entregaros; Estudiadlas, Analizadlas y Comprendedlas y ved: ¡cuán infinito es el Amor del Padre, entre vosotros!…

30. Yo quiero: que vos, a cambio de este Amor, Me Correspondáis de igual manera… que no paséis desapercibida Mi Palabra que vengo a entregaros en este Tercer Tiempo a través del entendimiento del hombre; porque si sois el Poseedor de la Verdad del Padre, quiero que seáis también un corazón Convertido en el Guía de la humanidad, Conduciéndola siempre por la Palabra Verdadera que el Padre os vino a Entregar; hasta que los ojos de los hombres, contemplen que Mi Palabra se Trasluce por los propios Actos del Pueblo Bendito de Israel.

31. No ocultéis lo que Yo os entrego, no neguéis a los hombres, Mi Palabra; dadla a Conocer cual se Conoce la Verdad, a través de un cristal Limpio, donde todo se esté trasluciendo; así entregad Mi Palabra y Mi Verdad a los hombres.

32. Es tiempo ya, de que Despertéis a la humanidad que está dormida y aletargada, que los mejores tiempos han pasado sobre ella y los tiempos más Precisos los está dejando escapar; y también vosotros, no dejéis pasar la Oportunidad para vuestro espíritu; y cuando tarde sea, queráis levantar vuestra planta, queráis emprender el camino e ir en busca de los corazones, para que vengan a rendir Tributo al Padre; cuando este Tiempo, ya haya pasado.

33. Mas, quiero que los hombres Escuchen Mi Palabra que entrego todavía por el entendimiento humano, pero no les traigáis el mañana cuando sólo haya quedado Mi Palabra como un recuerdo en vuestro corazón; y Me decís, Discípulos Amados: -Entonces, Tu Palabra quedará Escrita por los Plumas de Oro y será dada a Conocer al mundo … y Yo os pregunto: ¿por qué esperáis a que Mi Palabra quede Escrita, para darla a Conocer a los hombres?… y Me decís, que entonces, porqué Me he venido a Servir de este medio… mas, Yo os digo: En Mis Altos, Juicios sólo Yo. …

34. Sin embargo, porque Me vengo a Manifestar a través de un entendimiento pecador y unos labios manchados, los hombres Me preguntan: -Maestro, ¿por qué, si eres tan Grande, tan Perfecto y Divino, entregas Tu Palabra a través de una mente manchada y perversa?… El Padre, os contesta: sí, el hombre, es perverso y pecador y de él he venido a Servirme, mas, ¿quiénes son los Mimados del Padre?… En Verdad, os digo: los pecadores Arrepentidos. …

35. Y en este instante, os digo: sed el Juez a la Luz de vuestra propia Conciencia y ved, de donde el Padre os ha entresacado; cuales fueron los principios de vuestra vida; cuál fue el camino que abandonasteis, para llegar ante Mí, ¿Acaso no fue el camino del pecado y de la maldad?… Sí, Pueblo, y de ese camino, Yo os entresaqué; y ¿acaso no sois ahora, el Discípulo del Maestro Divino?… ¿no sois un Siervo del Padre, un Apóstol Mío que sentado estáis a Mi Diestra, escuchando y Estudiando Mi Palabra?… ¿No soy Yo el Maestro, que desde el Segundo Tiempo Me he Manifestado en grande y Sublime Enseñanza?…

36. Sí, Pueblo Amado, es Grande y Sublime Mi Enseñanza; y si a cada instante vengo a Manifestarme por medio de Mis Portavoces, –los unos dando sus primeros Pasos y los otros en la Lucha de su camino– cada una de estas Manifestaciones han dejado un Recuerdo en vuestro corazón; y han llevado una Palabra de Dulzura, que ha Servido para quitar la amargura de vuestros labios, Pueblo.

37. Pueblo, si Me habéis traído una pena ante Mi regazo, ahí ha quedado y os habéis levantado con la Paz en vuestro espíritu, con la Fortaleza también, para seguir Luchando entre las vicisitudes de este Planeta, por un futuro Mejor.

38. Vos, Mujer: habéis llegado con el llanto en vuestros ojos y Mi Mano, ha secado esas lágrimas que surcaban vuestro rostro… y vos, Varón: habéis llegado con vuestro corazón herido, vuestra mente cansada y vuestro espíritu destrozado; y, ¿cómo os habéis levantado, cómo habéis partido de Mi regazo?… Fuerte, lleno de Confianza y Esperanza, lleno de la Fortaleza que el Padre ha proporcionado a vuestro espíritu… y entonces, ambos: habéis pensado en hacer obras Buenas en vuestro camino; en abandonar, los caminos del engaño y seguir la Senda de la Verdad. …

39. Habéis sufrido y llorado y sólo recuerdos amargos encuentro en vuestro corazón, pero en este instante, los borro con Mi Efluvio de Amor y dejo en vuestro espíritu, nuevas Esperanzas; nuevos Ideales, para que por Ellos, os levantéis, porque desde este instante Brilla para vosotros el Sol de un Nuevo Día, una Nueva Aurora, una Nueva Luz que es la que Ilumina a vuestro espíritu; y con esa Esperanza y esos Ideales, llegaréis a la Presencia del Padre, Pueblo de Israel, porque Yo soy Quien os va Guiando, Quien os va dando Dictados Perfectos a vuestro corazón, que os están hablando por Intuición y por Presentimiento.

40. Yo Soy, quien ha venido a Abriros la Vista Espiritual; y así Utilicéis la Mirada del espíritu, para que os convirtáis en el Clarividente, en el Profeta del Tercer Tiempo; para que entonces, podáis Despertar a los hombres y al Mundo; porque los acontecimientos Anunciados se avecinan entre vosotros, porque los Nuevos tiempos de la Lucha tocan a vuestras puertas y no estáis Preparados, pues la Lucha que os espera, es aún Mayor que las que habéis atravesado.

41. En todos los Tiempos, ha habido Lucha; pero la que os espera, Pueblo, es Mayor; y en este instante voy a convertiros en el Guerrero, en el Soldado Firme y Fuerte, para que al estar en esa Lucha y en esa Gran Batalla, hagáis lo que es Mi Voluntad, hagáis lo que Yo os Dicte, lo que Yo os Estoy Ordenando; y no confundáis vuestra mente, no alimentéis malos pensamientos en ella y no deis albergue en vuestro corazón, a la mala voluntad; no dejéis que el Gusano roedor os envenene; y así, no hagáis actos contrarios a los que el Padre os ha Ordenado.

42. ¡Preparaos, Pueblo!… porque Yo quiero que seáis Mi Labriego; quiero que seáis el Buen Sembrador de la Palabra que os Estoy entregando; no quiero que Sembréis en el corazón de vuestros hermanos, las ideas de vuestra propia carne, vuestra carne es pequeña y mezquina, está manchada; no dejéis que vuestra materia contribuya y que por vuestra mente broten malos pensamientos; Saturaos de la Inspiración Divina que el Padre os está entregando, Llenad vuestro corazón con Buenas Ideas, nacidas del Corazón Divino del Padre y transmitidas por vuestro propio entendimiento.

43. Sed el Transmisor de Mi Voluntad Divina para los hombres; no de vuestra voluntad, ni de las ideas creadas en vuestra mente humana; no habléis de mi Enseñanza Divina, sin haber Preparado vuestro corazón, porque de Cierto, os dice el Padre: de ello, Me tendréis que Responder… pues Mi Obra, es muy Delicada, ya que Mi Obra es Limpia y Perfecta y no Admite mancha alguna.

44. Cuando Yo Descienda a recoger de vuestras manos la Cosecha, con ojo Avizor debéis Limpiar esa Cosecha y si un grano de Trigo Limpio Me entregáis, es lo que Yo os recibo. Si esa Semilla envuelta está en pajilla, ésta sea apartada de vuestra mano; y sólo el Trigo, que sea Semilla Limpia, es lo que Me llevo.

45. Por eso, os dice el Padre: al Mundo fácilmente podréis engañar… pero a Mi Divina Mirada, no. Lo falso no llega a Mí, lo manchado tampoco; a Mí llega lo Limpio, lo que está Purificado; por eso os digo, Pueblo de Israel: Depurad vuestro entendimiento y corazón, Limpiad vuestros Pensamientos, Elevad vuestra Oración, Inspirada por Mi Espíritu Divino, hacia Mi Solio Bendito… y pensad, que los errores y pecados de la humanidad, están luchando en contra de vos.

46. Pensad, Pueblo, que los hombres pretenden arrebataros la Joya de Incalculable Valor que Yo os he entregado y haceros caer en el error y en el pecado, en el retraso para vuestro espíritu; y quieren envolveros nuevamente, en su manto de tinieblas donde vos pudisteis encontraros; pero ¡defendeos!… buscad las Armas de vuestra mano, las Armas de la Verdad y del Amor, para Luchar en contra de las pasiones humanas, sin intentar herir el corazón de vuestros semejantes. Vos Lucharéis en contra de su fanatismo y de sus malos pensamientos; y os levantaréis Firme y Fuerte siempre, a los Servicios del Padre, Pueblo de Israel.

47. Mirad que los hombres en todos los tiempos, se han Alimentado con las Virtudes nacidas del Amor, porque les han dado Vitalidad. Así os digo en este Día de Gracia, que es Mi Palabra la que os ha dado el Alimento Espiritual; y Mi Palabra, es Reconocida por su Esencia. Mi Palabra es Creída por los hombres, porque son Lecciones Divinas que Descienden Saturadas de Amor y de Verdad; Mi Palabra, es la Enseñanza que os vengo a dejar como un Don Preciado en vuestro espíritu, Pueblo de Israel.

48. Mi Palabra, os ha Convencido y Confortado, os ha Redimido también; y por eso, en Verdad, estáis de hinojos ante Mi Planta cual Fiel Siervo. Mas, de Cierto, os digo: Cuidad, porque ese Amor que Me hacéis presente, no se extinga en vuestro corazón… porque entonces, una lágrima brotará de los ojos del Padre y un dolor se posara en vuestro corazón; y ello Significará: que no estáis Agradando al Padre. …

49. Acercaos a Mí, venid Siempre a Mí, quiero teneros entre Mis Brazos, porque es Menester que Yo os Arrulle aún. Arrullo es Mi Palabra, Arrullo es la Voz que hago Descender desde Mi Solio hacia vosotros, Pueblo Amado.

50. ¡No os apartéis del Padre!… Mirad que Yo quiero que seáis el Centinela de Mi Obra, os hago depositario de Mi Palabra, de Mi Tercer Testamento para la humanidad; Guardad bien este Tesoro, esta Joya de Incalculable Valor que Yo os entrego Pueblo Bendito; no dejéis que escape de vuestro corazón; no dejéis que otras manos os lo arrebaten para hacer mal uso de él. Guardadlo con vos y haced Buen uso de lo que el Padre, os ha Entregado, porque de ello Me tendréis que responder.

51. En este Día de Gracia, el Padre, os ha hablado con Amor, con Caricia; en este momento he hecho Descender Mis Palabras entre vosotros; mas, cada una de Ellas, la dejo Escrita en vuestra Conciencia, porque de Ellas, Me Responderéis. Es un Libro que está Escrito en vuestro corazón y Conciencia; y en cada momento en que Desciendo, llevo el índice de vuestra mano, sobre cada uno de esos Renglones que recordándoos Estoy.

52. Pueblo Amado de Israel: sed Virtuosos en el Camino de vuestra Vida, para que podáis Imitarme… Yo os Bendigo y Mi Fortaleza dejo entre vosotros, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

53. Sentid Mi Luz y Mi Fuerza en todos Mis hijos; y si el que ha Comprendido, encuentra a su paso al que todavía no Me Comprende, Enseñadle, sacadle de su ignorancia; que Mi Caridad infinita, está Derramada en Mi Palabra Bendita.

54. Las gracias que íntimamente Me entregáis en vuestro corazón, Yo las Recibo; y la Oración que ha Servido en este instante de Templo para el Padre, Yo la Acreciento y la hago Firme, para que Ella vaya hasta el rincón más apartado de la Tierra, a dejar Caricia, Bendición y Amor a los hombres, porque ésta es Mi Voluntad. …

55. Pueblo Amado: Amor dejo en el corazón de la madre, del padre y de los hijos, para que os Améis de los unos a los otros y forméis esa Cadena Perfecta de Amor que a Mí Pertenece. …

56. Dejo el Bálsamo y Mi Caricia en el Universo entero; el pan en la mesa de los seres humanos; y a todo entrego Mi Caridad, pues lo envuelvo en Mí Manto de Amor; y la Madre Celestial, –cual Ternura Divina– queda en este día sobre todas las criaturas. ¡Sea con vos, Pueblo de Israel, Mi Luz, Mi Perdón y Mi Bendición!…¡Qué la Paz de Mi Espíritu, sea entre vosotros!…

México, D, F., a 23 de enero de 1949

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.