Cátedra 1941 Mar. 30

Cátedra del Verbo Divino. Marzo 30 del año 1941 Tema: ¡Los Marcados son Estos, Aquellos y los Mismos espíritus en los Tres Tiempos!

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!… Gloria a Dios en las Alturas y Pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección hacia la de Jacob para derramar Mi Luz entre Mi Pueblo de Israel, en este día 30 del mes de Marzo del año 1941; Alba de Gracia elegida por Mí, en la cual os habéis reunido en Unión de vuestro Maestro. Yo os recibo en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que el espíritu de Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad en esta Nación Elegida de la Tierra. Yo os recibo, Pueblo, Yo os Bendigo y por vos al universo entero en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

1. ¡Bienvenido seáis ante la Mesa Celestial, donde solamente venís a comer los Manjares Espirituales, los que solamente sirven para Alimentar y saciar el hambre de los espíritus, el deseo de saturarse de lo que de Mí brota, de lo que de Mí, dimana!…

2. ¡Acercaos, Discípulos Míos!… los que el mañana Me Representaréis en la lucha, porque seréis los que tengáis que salir al frente y en defensa, de lo que estoy depositando en vuestras manos; de los que bajo vuestra Responsabilidad, voy a dejar, para que lo esparzáis entre los necesitados que muy pronto, tendrán que acercarse a llamar vuestra puerta; y si vosotros, bien me supisteis Comprender, si supisteis Analizar y Estudiar Mi Voluntad, nada os será difícil, todo lo hará vuestra Preparación, vuestra Elevación, el deseo de servir a vuestros hermanos, el apego y el acato a los Dictados de Mi Ley.

3. No todos os levantaréis a Luchar con el mismo Ahínco y Comprensión, porque no todos Me habréis Reconocido por igual, después de que Yo haya dejado de entregaros Mi Palabra por este conducto; porque entre vosotros, a unos les contemplo tardos en Comprenderme, negligentes y faltos de Fe; lo cual, os hace caminar lentamente.

4. Porque sois muy pocos, los que albergáis un átomo de Comprensión y Espiritualidad; y aun diciéndome que Me Amáis y Me servís, Yo contemplo la duda y la impreparación; por eso, los Méritos y las obras Gratas a Mi Mirada, no son aún Perfectas y vuestro paso es lento, vuestro trabajo tardío, la entrega de vuestro espíritu, no la contemplo; y aún así, os he entregado Grandes Dones y os he Nombrado: Mis Labriegos…. a los que formáis el grupo en Mi Campiña, en unión de Mis Labriegos Espirituales que os hacen compañía y que luchan afanosamente por conservaros alejados de las influencias y tentaciones materiales que siempre os han impedido hacerme presente un Buen Cumplimiento.

5. Porque ni los primeros en su Cumplimiento, fueron Gratos a Mi Espíritu; y vosotros, por ser sus descendientes, por llevar la Simiente en vuestro ser, aún conserváis la misma negligencia y la gran irresponsabilidad en las Revelaciones recibidas y el cumplimiento del espíritu; y siempre habéis hecho caso omiso a Mi Voluntad, a Mi Intención Divina, aun cuando siempre os he dicho que vosotros: Sois estos, aquellos y los mismos… los espíritus que en espíritu, cuerpo y alma, estuvieron presentes en los Tres Tiempos; los Testigos Presenciales: En el Primero, en el Segundo y en este Tercer Tiempo de Comunicación Divina materializada con Palabra humana. …

6. Yo contemplo entre Mi Pueblo, -al cual he nombrado Espiritualista- que la división invade cada lugar, en donde se encuentran desempeñando sus Misiones; no contemplo un Recinto o Casa de Oración, donde no se encuentre el traidor, el Judas, el incrédulo que solamente quieren probarme y tocarme a cada paso; y ahora, no solamente quieren conformarse con tocar Mis heridas; sino que quieren tocar y percibir materialmente: Mi Presencia, Mi Amor, Mi Espíritu… y no saben que Yo Soy Intangible y todo lo que de Mí brota es intangible, que solamente se Percibe y se Palpan, con la Mirada del espíritu; y se Sienten, con el corazón y la Conciencia…

7. Ya que vuestro espíritu, a Mí Me pertenece, porque de Mí ha brotado y a Mí es al único que tiene que dar cuenta de su Lucha, de sus actos y obras, de sus Méritos, de su Progreso; porque cada una de sus obras, les irá señalando el peldaño, al cual se hacen Acreedores; y la Luz que cada espíritu posee, le hace ver el camino que tiene que recorrer, para su propia Ascensión y Evolución Espiritual.

8. ¡Comprendedme, Israel Amado!… Labriegos del Tercer Tiempo: ¡Abrid vuestros ojos a la Verdad, a la Realidad de lo que es ser auténtico Espiritualista, de lo que significa haber sido Escogido por Mí, para encomendaros delicadas Misiones entre la humanidad… entre esta humanidad, que no Me ha querido Reconocer, que ni ha Sentido Mi Llegada en este Tercer Tiempo; y sólo la he sorprendido en su sueño profundo, en su alejamiento de las Manifestaciones Divinas; envuelta la he encontrado en sus conflictos, en lo que daña al cuerpo y da atraso al espíritu.

9. Yo pregunto a vosotros, Mis Labriegos: ¿Por qué he encontrado a vuestros hermanos, naufragando agarrados a una tabla de confusiones que a todos lleva solamente al abismo; y por qué la contemplo olvidada y alejada de las Buenas obras de la Caridad, del Amor y de la Unificación?… ¿Por qué no contemplo, el que se Amen hermanos con hermanos?… ¿acaso, no todos sois Mis hijos; y entre vosotros, todos sois hermanos?… Entonces, ¿por qué solamente contemplo, la guerra y la destrucción entre sí; y solamente se están alimentando con el odio, las ambiciones, el egoísmo y la vanidad?…

10. Yo contemplo, Pueblo Amado, que no os habéis dado cuenta de que a vos, os estoy haciendo Responsable de todas estas tristes Vicisitudes. Mas, Israel, Mi Pueblo elegido en los Tres Tiempos, no se ha querido levantar al Cumplimiento.

11. Vos Mi Pueblo, os habéis familiarizado con Mi Voluntad, Me habéis hecho descender hasta vuestro bajo mundo, hasta vuestras pasiones; y mirad que Mi Palabra se ha materializado a tal grado, que por muchos corazones no ha podido ser creída; y aun diciéndose ser Mis Labriegos, los Campiñeros en la Viña del Señor, no esperéis que Yo delate a esos corazones que así contemplo.

12. Sin embargo, sí Yo os digo, que: ¡Mi Palabra, os la entrego en sentido figurado, Mis Parábolas también!… mas, Mi Voluntad: ¡No es, en sentido figurado!… y por eso, no la habéis creído, porque os ha perecido muy material; pero vosotros Me habéis inducido a ello, aun siendo el Tiempo del Espíritu Santo, Tiempo en que solamente Mi Espíritu tenía que hablaros solamente como a espíritus, vosotros habéis hecho que Mi Manifestación no fuere Puramente Espiritual; porque no os ha bastado la Facultad que os he concedido, los Dones que he Revelado ante vosotros y que desde antaño, ya los lleváis con vos.

13. ¡No habéis comprendido, Mis hijos, que sois poseedores de una Joya de Valor incalculable!… y por eso, sois los materialistas, los engreídos con las cosas materiales y los olvidadizos de las Manifestaciones y Revelaciones Espirituales y Divinas.

14. Comprended, Labriegos de este Tercer Tiempo, mirad que sois incansables en circundarme a cada momento en que Yo os hago el Llamado, pero no venís con vuestro alfolí lleno de Buena Cosecha; solamente Me traéis: Las cuitas, quejas, dolores, decepciones, desengaños y el llanto en vuestros ojos… y esperáis, que Yo, -con Mi Divino Poder- os Solucione todas estas vicisitudes vuestras; pero no os habéis puesto a pensar y deducir si seréis Dignos o no, de que Yo os conceda, esa Caridad que Me pedís.

15. Entrad en Conciencia y Percibid el ritmo de vuestro corazón y sentid los latidos y distinguid las voces, en vuestra mente humana; y así Comprenderéis, si os habéis hecho Acreedores a recibir de vuestro Padre, el Perdón, el Amor, el Consuelo, la Caridad y la Simiente.

16. Yo, todo lo concedo; todo lo que os entrego, es por añadidura, porque también de vuestra materia Me tenéis que responder; y si os hago Responsables de vuestra materia, con mucho más Razón de vuestra alma y de vos mismo como espíritu que sois; sin embargo, os seguiré entregando Mi Enseñanza y Mis Revelaciones, para que no os quedéis huérfanos de lo que el día de mañana os haría mucha falta; y que, sin ellas, iríais a las profundidades del abismo, cuando esto no es Mi Voluntad.

17. Labriegos Amados, ¡Preparaos!… el Tiempo, apremia; y la guerra entre Israel, no cesa; al contrario, Yo contemplo que el gusano carcome las raíces del árbol y el torbellino también sacude la cúpula del Árbol y a todas sus Ramas; y vosotros, no os estremecéis ante Mi Palabra, no se conmueve vuestro corazón; y al descubrir lo íntimo de cada Recinto y contemplar que Recinto contra Recinto, porción contra porción de Mi Pueblo se han desconocido y se destrozan sin compasión y sin temor pues todos queréis ser únicos, cuando Yo no he hecho entre vosotros, ni a Principales ni a Señores, porque si Yo os hubiere hecho Señores, entonces Yo, ¿qué lugar tendría?… ¿Comprendéis, lo que os quiero decir?… Acercaos más a mí; y cuando en Verdad os hayáis Preparado, ya podréis decir que habéis Comprendido lo que quiere decir, ser Espiritualista Trinitario Mariano.

18. A vosotros, os estoy entregando Mi Enseñanza, a vosotros os he nombrado Israel, a vosotros os he nombrado Labriegos de Mi Campiña y os he entregado los distintos Cargos y Misiones; y cada uno, es y será Responsable de lo que ha recibido; pero si a todos os estoy entregando Mi Palabra en Conjunto por igual, es porque Mi Enseñanza, es para todos; porque Mi Enseñanza, encierra el porqué de Mi Retorno cual Maestro de maestros en este Tercer Tiempo, el porqué de los Cargos y Dones que os he entregado, el porqué de Mi Tercer Advenimiento y de Mis Revelaciones; porque, en este Tercer Tiempo, por medio de Mi Comunicación -materializada en palabra humana- Yo os estoy haciendo poseedores de Mis Revelaciones; y lo que otros han llamado misterios, para vosotros, no lo serán porque estoy volcando Mi Sabiduría en vosotros, porque no quiero que el mañana, ignoréis ante los hombres, la respuesta a las preguntas que os hagan,

19. Yo os Iluminaré, para que a cada una de las preguntas que os hagan -para escudriñar Mi Obra y a vosotros mismos- la podáis contestar Correcta y Claramente sin titubeos; porque el mañana, tendréis que ser escudriñados y si no estáis Preparados, seréis desgarrados de vuestro corazón, alma y espíritu; y no es Mi Voluntad que uno de vosotros, debilitéis en vuestra Fe, a causa de vuestra impreparación y fracaso.

20. Yo a todos vosotros, os doy Mi Palabra; y también, a todos recibo con el Mismo Amor y con el Mismo Reclamo.

21. Sois muy pequeños y aún torpes e ignorantes, dentro de Mi Obra; pero, Yo contemplo el Buen Deseo que tenéis para Cumplir dentro de Mi Campiña y por lo cual, también habéis sido desgarrados; pero no temáis, que Yo estoy con vosotros y seguiré Revelándoos lo que tras de vosotros se esconde y casi todas las acechanzas que podáis tener en vuestro camino; porque Yo a cada instante, os Revelo nuevos acontecimientos y os prevengo, para que no os dejéis sorprender.

22. A vosotros, Guías de Mis Multitudes, también os digo: El tiempo llegará, en que seréis perseguidos… y si vosotros, no os desmaterializáis a tiempo propicio, si no os despojáis de las ambiciones que habéis hecho nacer en vuestro ser, entonces, no digáis que Soy injusto, no vayáis a decir que Yo fui el que posó la prueba, en vuestro paso.

23. Yo no he puesto precio a Mi Obra, ¿o acaso os he cobrado por los Dones y Gracias que os he concedido, para vuestro Progreso Espiritual y para el Despertar y Elevación de vuestro espíritu?… Yo, no le he puesto precio alguno a algo, de lo que Yo mismo desde el principio de vuestra creación, puse en vuestro espíritu.

24. Entonces, Mis hijos, ¿por qué contemplo que solamente abrís vuestras arcas, para que sean depositadas las monedas de vuestros hermanos?… ¿y por qué he contemplado que extendéis vuestra diestra, para insinuar a vuestros hermanos que deben depositar algo en ella, por el Favor o la Caridad que por el conducto de Mis Labriegos, ellos recibieron?…

25. No os duela lo que Yo os digo, no es un delato, las mismas multitudes lo saben y no es nuevo para ellos, pero han Comprendido que no son ellos, los que deben juzgar a sus hermanos y solamente, Me han dejado la Causa a Mí; y Yo, con Amor, con Luz y Verdad, os hago Reconocer vuestros errores, para que los Corrijáis y enmendéis con tiempo; porque si no lo hacéis así, ¡cuánto os tendréis que Arrepentir después!… cuando ésta, no es Mi Voluntad.

26. Yo os entrego Mi Fuerza, para que no os dejéis vencer, por esas tentaciones, que a cada paso os tocan y os hacen caer.

27. ¡Levantaos y seguid Adelante!… Lleváis Armas Espirituales para destruir toda influencia pasional y lo que en vuestro paso se presente, para tentaros; Limpiad vuestra mano; y extendedla, para que recibáis solamente Mis Caridades, las que serán Benéficas y no os harán daño.

28. ¡Cuánta Verdad encierra Mi Palabra, que os Estoy entregando durante este Tercer Tiempo!… y si entre vosotros, hay algún corazón que intente desmentir Mi Palabra, Yo le digo a ese corazón: Que Medite, a la Luz de su Conciencia… y Ella, le dirá: Si están Cumpliendo o no… conforme a los Dictados de Mi Ley lo indican.

29. Siempre os he reclamado, en la misma forma; pero os habéis familiarizado con ese Reclamo y caso omiso habéis hecho; y por eso, os he dicho también que sois los Espiritualistas mediocres, que no le dais a Dios lo que a Él pertenece ni al César lo que al César pertenece; y solamente, habéis penetrado en Mi Obra: Los unos, por conveniencia; los otros, por ignorancia; y algunos, por curiosidad… y ni los unos ni los otros, estáis en el lugar que les pertenece; y mucho menos, Cumpliendo con Mi Ley.

30. ¡Mirad, Mis hijos, cómo se encuentran las multitudes, dispersas y siempre buscando el mejor lugar para posar su planta!… Aún las mismas multitudes, os escudriñan y Me hacen, miles de preguntas; y Yo, solamente les contesto: ¡Dejadme la Causa a Mí, Yo Soy Juez Perfecto y sé juzgar con Perfección y a cada uno le doy lo que se Merece siempre!… que lo que les doy, lo ponga al Servicio de sus hermanos, porque Yo todo os o he dado y sois vosotros los que os habéis encargado de retenerlo; de no dejarlo que se manifieste, de no ponerlo al Servicio de los necesitados: Del enfermo, del hambriento y del sediento. …

31. No habéis sabido dar Oportunidad a vuestros Labriegos, para que ellos, sean los que por su conducto, Mi Mundo Espiritual se derrame; y el muerto, sea resucitado; el ciego, vea la Luz de la Verdad; y el perdido, encuentre el principio del Camino por el cual debe de caminar, hasta llegar a Mí.

32. Yo a vosotros, Labriegos muy Amados, también os digo que no desmayéis; ante todo y sobre todo, ¡levantaos a Cumplir con vuestra Misión!… vuestras Porciones, os esperan para recibir de vosotros; las chozas, se encuentran abiertas para daros paso; y el Bálsamo que lleváis en vuestras manos, no es Mi Voluntad que lo retengáis.

33. A vosotros, os Fortalezco, os Animo y coloco en vuestra diestra nuevas Herramientas; y no quiero que la pereza invada vuestro ser y en vez de levantaros ansiosos de Cumplimiento, os vayáis a recostar a dormir y olvidéis las palabras que os he entregado en este día; no quiero que en el alba de Gracia venidera, os presentéis, como os habéis presentado en este día.

34. Mas, no quiero que derraméis vuestro llanto; si sentís los toques de vuestra Conciencia, bien los podéis aplacar y hacer que desaparezcan esos toques, ¿cómo?… con vuestro reconocimiento, el Arrepentimiento y el Buen Propósito de Enmendar vuestros errores; hay tiempo todavía de hacerlo, no esperéis la Terminación de este Tercer Tiempo, porque si así no lo hiciereis, mucho mesaréis vuestros cabellos y crujiréis vuestros dientes; y esa, no es Mi Voluntad, porque Yo no soy el que os haga llorar, Yo no Me Recreo con vuestro sufrimiento; al contrario, cuando veo que no podéis vencer la prueba, Me apresuro a entregaros Mi Palabra para que Comprendáis -con la Luz que os entrego en esa Palabra- que habéis cometido errores y que os doy Facilidades, para que los podáis Corregir.

35. Mas, si queréis el dolor, vosotros sabéis encontrarlo; si queréis las pruebas, vosotros sabéis ponerlas en vuestro paso, pues todo lo tenéis en vosotros; si queréis el Bienestar, lo podéis tener, si queréis el malestar, también lo podéis tener, Gozar o sufrir, vosotros sois los que debéis de Escoger lo que queréis.

36. Tomad Mis Ejemplos, que siempre han sido grandes y muy Sublimes; Ejemplos, que han quedado Grabados indeleblemente en vuestros corazones y Conciencias, para que Me Imitéis; ya que nunca podréis igualarme, porque Perfecto y Santo, sólo Yo; pero, sí Me podéis imitar en Mi Humildad, en Mi Caridad, en Mi Amor y en lo Espiritual.

37 ¿Acaso no queréis imitar al Maestro?… ¿No queréis acercaros a Mí, por medio de vuestros Ejemplos, Méritos y Buenas Obras que hagáis a vuestros semejantes y hermanos en vuestros caminos?… Entonces, ¡Adelante!… El Camino lo tenéis Preparado y está fácil para transitarlo, no quiero que ninguno se quede atrás.

38. Quiero que todos al finalizar el año 1950, Me hagáis presente vuestra Conformidad, Comprensión y Espiritualidad, si os hace falta algo para hacer todo esto, no tenéis más que solicitarlo pidiéndolo a vuestro Padre, que todo lo que Me pidáis -siempre que sea para Beneficio y Superación de vuestro espíritu-, Yo os lo concederé; y antes de que Me lo pidáis, -Yo que todo lo sé- os lo entregaré; antes de que Me lo pidáis, porque así os lo he Prometido y todo lo que os he Prometido os lo he Concedido. Haceos Dignos de recibir a cada instante de Mis Caridades dentro de Mi Gracia Divina; y así viviréis siempre en Armonía con vuestro Padre y con vuestra Conciencia.

39. Pueblo de Israel, Vos sois Testigo, de lo que a cada instante le entrego al Cuerpo de Labriegos. A vos os toca Velar y Orar por todos Ellos, para que os sigan impartiendo la Caridad y el Bálsamo.

40. ¡Ayudadles con vuestra Oración, con vuestro Ayuno, con vuestra Vigilia; y ellos, se sentirán Fortalecidos y deseosos de Cumplimiento!…

41. ¡Vivid en Armonía con Ellos!… no quiero que el temor sea con Ellos; quiero contemplar la Confianza, en cada uno de Mis Servidores porque quiero contemplaros a todos Unidos, haciéndome presente la Verdadera Unificación y el Verdadero Cumplimiento.

42. Yo os entrego a Vos: La Fortaleza… pero antes, recibo todas vuestras cuitas, los pedimentos que Me habéis hecho presente; y en vuestro camino, lo contemplaréis Efectivo porque es la Voluntad de vuestro Dios.

43. Portavoces, facultades y pedestales: vosotros sois los Responsables de que Mi Palabra, sea creída o no; y si no os Preparáis, para que Ella pueda brotar por vuestros labios con toda la Esencia, Verdad y Luz que ella trae; entonces, a vosotros, os reclamaré grandemente, en el instante llegado.

44. Quiero que la más Humilde y Sencilla de las palabras que salgan por vuestros labios, sea llena de Esencia, para que inunde cada uno de los corazones en donde sea depositada.

45. No defraudéis a vuestros hermanos, Cuerpo de Facultades y Pedestales. No haya engaño en vosotros, no haya impostura, no haya lucro. ¡Depurad vuestras costumbres, despojaos de la vestidura de maldad con la cual os habéis revestido y poneos la que Yo os he entregado!… y que por mantener la que vosotros, habéis formado, habéis desechado la Mía que es de Gracia, de Luz y de Espiritualidad.

46. ¡Mirad que estáis delante de Mi Pueblo, de las grandes multitudes que se reúnen en cada uno de Mis Recintos y que vienen con el anhelo de recibirme en Mi Esencia, Presencia y Potencia!… y no quiero, que esos corazones hambrientos, salgan de estos lugares con la misma hambre y sed que traían, debido a vuestra impreparación.

47. No olvidéis que si a vuestros hermanos, los podéis engañar porque son ignorantes; a Mí, no podéis engañarme, porque todo lo contemplo y sé penetrar hasta o más profundo de vuestro ser y toco las fibras más Sensibles de vuestro ser para haceros Reconocer Mi Presencia.

48. Mirad que más lejos tenéis las pestañas de vuestros ojos, que Mi Presencia de vosotros; porque Me lleváis en vuestro ser y no Me podéis apartar; y si queréis que viva con vosotros, que os inunde de vuestras Buenas obras, con vuestra Regeneración y Amor: La Causa Divina… que lleváis en vuestras manos; y así Padre e hijo, vivirán en Armonía, hasta la Consumación de los Tiempos, esa es Mi Voluntad; y quiero que Mi Voluntad, también sea la vuestra.

49. ¡Llevad todos!… os entrego Mi Amor, para que Amor impartáis a vuestros hermanos; os entrego Caridad, para que Caridad entreguéis a raudales; para que así, os convirtáis en Fuentes inagotable y desbordantes para todo sediento. ¡Orad y Velad!… y Mi Paz, sea siempre con vosotros. ¡Yo os Bendigo y Perdono!…

50. ¡A todos el Padre, os invita a Orar y Velar, por la humanidad!… ¡Velad porque ella encuentre por fin la Paz que tanto necesita y que encuentre el Verdadero Camino para acercarse a Mí!… Son vuestros hermanos; y como hermanos mayores, vosotros tenéis el Sagrado Deber, de Velar por todos sus pasos y por su Conducción en el Camino Espiritual.

51. ¡Adelante, Mis hijos Amados, Labriegos de Mi Divinidad, Guías, Portavoces y todos los que os encontráis dentro de Mi Campiña!… porque a todos, os he entregado Mi Palabra en este Día de Gracia y Acatamiento espiritual, en que os habéis reunido para venir a hacerme presente vuestro Cumplimiento. ¡Seguid reuniéndoos en la Fuente de la Gracia, para que sigáis recibiendo Mis Mandatos!… y no nada más para que los recibáis; sino para que los cumpláis, conforme es Mi Voluntad de esta Bendita Alba de Gracia. …

[El Divino Maestro a la Guía Manuela Domínguez]

52. Hija Bendita, os he dejado al frente de los Guías de multitudes, os he puesto en el primer lugar de los Guías; pero no con eso creáis que seréis la primera, en hacerme presente el mal cumplimiento; mirad a vuestras multitudes que os siguen, y el ejemplo que debéis de darles, ¿en dónde está?… Mirad que si Ellos, os contemplan desunidos a vos y a Mi hijo José, no os podrán Obedecer ni menos tomar vuestro ejemplo; y entonces, se dispersarán por los distintos caminos, buscando donde posar su planta. Ya mucho os he reclamado y no Me hacéis presente vuestra Unificación, seguís desunidos y no Me habéis entendido ni Comprendido; mucho os he reclamado vuestra falta de Cumplimiento y el mal ejemplo que estáis dando a vuestros hermanos y no habéis temido a Mi Justicia; y es Mi Voluntad, dejaros unidos en esta Alba de Gracia y así seguir contemplándoos hasta el final de vuestro Cumplimiento.

53. ¿Cuál es ese final?… -No lo sabéis… pero conforme se vaya acercando el instante, lo iréis presintiendo; porque vuestro final, no lo contemplaréis en esta Tierra, sino en el Valle Espiritual.

54. ¡Llevad, hija Bendita de Mi Divinidad, id y entregad a las multitudes lo que habéis recibido en este instante!… no cerréis vuestros labios, entregadles Mi Enseñanza; porque quiero que los unos y los otros, Me Améis por Convicción y Me creéis por el Amor con que os hablo y os entrego. ¡Mi Perdón y Mi Paz, sean con vos!…

[El Divino Maestro al Pueblo]

55. Pueblo de Israel: ¡Velad y Orar por vuestros guías que van a la cabeza de todo Mi Pueblo y por ellos, también recibiréis!…

56. Mirad que ellos también Me piden por vosotros, ellos también derraman su llanto por vuestra incomprensión, tened Piedad de ellos y mirad que son humanos como vosotros, nada más que han sido Escogidos para Guiar vuestros pasos y dirigiros en vuestro camino del Cumplimiento Espiritual.

57. Pedidme todo lo que queráis para Ellos; y Yo, os lo concederé; que todo lo que Me pidáis, también vosotros lo recibiréis, porque ésta es Mi Caridad.

58. Preparo el camino de todos los que vais a partir a vuestras comarcas y seguid en vuestro Cumplimiento. ¡Llevadles a vuestros hermanos Mi Esencia que a través de Mi Palabra os he entregado, para que todos se Alimenten por igual y todos compartáis de este Pan y de este Vino que Espiritualmente os he entregado!… que Yo Bendigo y Preparo los corazones y ellos os recibirán, con Buena Voluntad. …

59. Preparo a la humanidad y Perdono todos los errores que ha cometido; y sólo espero su Regeneración y el Reconocimiento a su Dios; al Dios que en este Tercer Tiempo se encuentra derramando sus últimas Revelaciones a través del entendimiento humano.

60. ¡A los Elementos y a toda la Naturaleza, Preparo y doy la multiplicación, para que Mi Pueblo, todo lo tenga y lo Goce, hasta donde sea Mi Voluntad!…

61. No olvidéis a vuestro Dios, a vuestro Maestro, al Espíritu Santo que en Cumplimiento a su Palabra -Profetizada en el Segundo Tiempo- se ha presentado nuevamente con vosotros… y aun, no ha sido Reconocido.

62. No olvidéis, Mis hijos, que se encuentra una prueba que está por llegar entre vosotros; no quiero que os encontréis impreparados, no quiero que se cierna mi Recinto. Os pido Espiritualidad y más Espiritualidad para que os encontréis Fuertes y paséis la prueba sin que haya dejado mella.

63. ¡Yo Perdono a vuestros hermanos que en contra de vosotros, se van a levantar; y no es Mi Voluntad que Israel, sea vencido ante la injusticia humana!…

64. ¡Retengo toda maldad!… y si Mi Pueblo Ora y Vela, esa prueba se desvanecerá, porque ésta es Mi Voluntad. …

65. ¡Yo, os dejo Unidos; y en el instante propicio, le haréis presente al Padre Eterno: La Verdadera Unificación!… Unificación: De espíritu, de trabajos, de Comprensión, de Lucha y de Cumplimiento Espiritual… porque esa, es Mi Voluntad. Vuestro Padre se despide de vosotros, dejando Mi Paz, Mi Luz y Mi Esencia. … ¡Adiós, Israel Amado!…

¡Mi Paz, sea con vosotros!…

1 comentario

  1. Es grato saber porque hasta hoy entiendo del porqué estamos aquí y nuestra misión que nuestro padre quiere es amarnos los unos años otros Con amor verdadero de hermanos y ahora ya mis dudas se disiparon del porqué del sufrimiento de la humanidad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *