Cátedra 1950 Feb. 12

Cátedra del Verbo Divino. Domingo, Febrero 12 de 1950 Tema: ¡Renunciación, Conexión y Meditación!

¡Mi Paz sea con vosotros!…

1. ¡He aquí el Pensamiento del Mesías, haciendo hombres nuevos!… ¡El Pensamiento del Redentor, trasformando a los hombres!… ¡Divina Fuente, es Mi Tarea!…

2. Bienvenido seáis, ¡oh Pueblo!… que buscáis anhelante, haceros Nuevo; hoy, mejor que ayer; y siempre dispuesto, a Purificaros en el Fuego Sagrado del Sempiterno Amor Espiritual que incansable viene siempre a vosotros para Revelaros las Maravillas del espíritu.

3. Por eso, Mi Pueblo os recibo y al recibiros os Conforto, porque vuestra debilidad requiere Fortaleza. Bienvenido seáis a esta nueva Lección de Amor; nueva, sin ser diferente, pero en sí llevando Esencia de Amor Divino.

4. Me glorificáis de palabra; Yo os invito a que Me glorifiquéis en vosotros mismos, con vuestras propias obras cristianas y verdaderas; y tendréis parte Conmigo, en la Vida de las vidas.

5. Vengo a vosotros en Amor, en Luz, en Pensamiento, porque donde está Mi Amor, allí está Mi Pensamiento. Y vosotros, ¿de qué manera venís a Mí?… ¿Acaso venís también en Amor, en Luz y en Pensamiento?… ¡No!… venís solamente en pensamiento. Los más blandos o sensitivos, con un poquito de Amor y muy poca Luz, otros sin Amor y sin Luz y otros, solamente por oír lo que deleita el oído. Sin embargo, venís momentáneamente a Mí.

6. Yo os recibo anhelantes estudiantes de la Escuela de la Vida, porque jamás Me he apartado de vosotros, habitantes de este planeta Tierra. Os he preparado, os sigo preparando; y vosotros todavía, no termináis vuestra Preparación. Quiero decir que a pesar de Mi Trabajo Espiritual en vosotros, no obtengo los resultados que debía obtener, por cuanto vosotros no dejáis que el Modelador haga de vosotros un modelo Perfecto con vuestro corazón y vuestras obras.

7. Yo Soy el Modelador; pero vosotros no os dejáis modelar de acuerdo como el Amor quisiera, con esa Idea de que: Os Améis los unos a los otros… por eso, Mis Amados, sigue entre vosotros Mi Mensaje como una Revelación de la Piedad de Dios hacia sus hijos.

8. La Fuente inagotable de la Misericordia está abierta; abierto está, el Influjo Divino para vuestros Sentidos Espirituales.

9. Mi Comunicación por el entendimiento humano, es un Testimonio del inmenso Amor de Dios a vosotros, de su Excelsa Sabiduría, porque Él sabe que lo necesitáis; la arcilla, no puede modelarse por sí sola; y como necesita una Inteligencia clara y diáfana que esté Unificada con su Divina Idea en la Tarea de modelar, Yo Estoy en Comunicación, Soy el Intermediario entre la Mente Suprema y el hombre.

10. Yo Soy la Luz que os ayuda a resolver los problemas de vuestra existencia humana; Soy la Luz que está colocada en vuestra carne y en vuestro corazón, en vuestro entendimiento y en vuestra alma.

11. De acuerdo con grado de Amor, en esa proporción Estoy en vos, porque todo lo hacéis tan relativo y tan medido, de acuerdo con vuestras relatividades, que poco Amor tenéis y en poca proporción Me puedo Manifestar en vos. Con esta pequeñez Estoy conforme con vosotros, porque hay quien nada Me deja, ni siquiera dirigir una sola obra Benéfica desde su cuerpo para que la ejecuten sus manos Amorosamente.

12. Vuelvo después otro día y a otra hora a tocar esos cerebros y esos corazones para que dejen entrar al Cristo del Amor; pero el materialismo, es primero y no quieren perder los falsos valores, las riquezas de su mundo. No se dejan manejar de Mí, por no perder lo que para ellos consideran de mucho valor.

13. ¡Cuánto amáis lo que es perecedero!… lo que ningún valor tiene en el mundo del alma y del espíritu, que es el mundo de las Realidades. En ese mundo, no tienen valor vuestras riquezas; allí sólo tiene Valor lo que es Luz de espíritu, lo que es acción de Amor, de Bondad manifestada, de Dulzura, de Perdón, de Grandeza Espiritual. Allí tiene Valor de grandeza, el de la Renunciación, que todavía no conocéis.

14. Yo quisiera daros siempre Cátedra de Altitud, Cátedra de Iniciados; pero pocas veces os la puedo dar, porque pocas veces estáis dispuestos a penetrar a vuestros Sentidos interiores o Sentidos Espirituales, como exploradores a buscar las Lecciones de la Sabiduría que vienen de las Alturas de la Perfección. Pocas veces os Doy cátedra de Iniciados, porque pocas veces reunís Espiritual y humanamente, las cualidades necesarias para estas Superiores Revelaciones.

15. Cuando Tengo aparato de Revelación más preparado y estas condiciones se reúnen, Doy estas Cátedras, porque también el alma necesita de Banquete Espiritual; del Banquete de la Revelación, para tener Luz, a la hora de la mal llamada muerte, que no es más que el paso a la Vida Verdadera.

16. En esta mañana que el aparato puede interpretar estos pensamientos Superiores; que puedo tocar profundamente vuestro corazón, Voy a hablaros de algo más profético; voy a hablaros de la Renunciación.

17. Si habéis estado atentos, recordaréis que en el principio de Mi Cátedra os dije: “Divina Fuente es Mi Tarea”… Estoy trabajando en el hombre para hacerle nuevo. Depurar lo que tengáis que Depurar, que de Cierto os digo, que: la Renunciación… es necesaria. ¿Por qué empezaréis?… De tanto que tenéis que hacer; ¿qué será lo primero que hagáis?…

18. Renunciación, es la palabra Sublime de Paz y Felicidad. Es la palabra cumbre que llena de majestad, es la entrada al Reino. Esta palabra encierra un mundo de Sabiduría, porque es Faro de Luz.

19. ¿A qué vais a renunciar?… Vais a renunciar a todo lo que trae consigo vuestro yo humano egoísta, a la falsa personalidad; o sea, vuestra identificación con las pasiones y con la carne. Aquella identificación que no es, con el ser espiritual. A aquella falsa personalidad que está llena de defectos, de caprichos, de bajezas; a esa falsa identidad que vos Amáis, la que habéis adquirido por medio de la materia, al crear vosotros la influencia de las pasiones.

20. Lo humano, no lo vais a desintegrar ni a destruir; lo vais a Purificar, a corregir, a Rearmonizar, a Salvar. Tenéis que corregir vuestra parte humana, donde anidan los malos hábitos; tenéis que dejar que allí penetre la Luz de la Alta Conciencia de vuestro Ser Espiritual para que alumbre e ilumine todo; y las nuevas almas, canten la Gloria a Dios.

21. Tenéis que hacer, muchas Correcciones; tenéis que alumbrar con vuestros Conocimientos, todos los campos de acción de vuestro mundo; donde están plasmados los pensamientos, las palabras y las obras. Todas aquellas imágenes o sentidos grotescos, dejadlos que se borren en el tiempo, que se pierdan en la bruma y Purificad vuestra mente humana, esa mente tan llena de los malos hábitos.

22. Haced las Correcciones que debéis hacer: Lavar, Limpiar, quitar las malas costumbres, el cieno de los malos hábitos… y entonces, Mis Amados, Lavaréis con el Agua clara del Manantial de la Gracia Divina, símbolo de la Fuente del espíritu. Lavaréis con esa Agua de Claridades Infinitas, la casa de la mente; y entonces, seréis el nuevo hombre del Porvenir. Seréis Mi vehículo de Manifestación; y seremos Uno, como Yo Soy Uno, con el Padre Dios.

23. Una vez que la casa de vuestra mente, esté Lavada y no tenga algo sucio, seréis el hombre nuevo.

24. Podéis haber sido, lo que vos llamáis malo; no Me importa vuestro pasado, no Me interesa lo que fuisteis en el ayer. ¿Acaso creéis que Mis Cátedras de siempre; Mis Palabras, Mi Amor Manifestado, no son capaces de hacer hombres Nuevos?… ¿Qué acaso no pueden llegar hasta vuestro corazón y penetrar muy dentro de vuestro ser, para hacer una Santa Renovación en vosotros?… Yo quiero llegar hasta las fibras más sensibles de vuestro ser, para remover vuestras Ternuras y buscar vuestras Bondades, avivar vuestros Sentimientos Buenos para Superarlos.

25. Quiero que seáis un cristiano, un Espiritualista u Obrero del Bien, que es lo mismo; pero plenamente identificado, con vuestra Sagrada Labor.

26. ¿Ya tenéis el suficiente Valor, para renunciar a todo lo que sea equivocación en vuestra existencia humana?… ¿Ya tenéis la suficiente Fuerza de voluntad, para no volver a hacer aquello que no os conviene?… ¿Ya estudiasteis, si las frases que salen de vuestros labios, son constructivas o destructivas?… ¿Ya hacéis como Cristiano o Espiritualista, aquello que la Conciencia os dicta?… Escuchad, lo que Voy a deciros: En Verdad os digo que aquél que no sea capaz de hacerse hombre Nuevo, no sentirá ni penetrará su espíritu de lleno, en el Reino del Padre.

27. Por cuanto os digo esta Verdad, con el Signo del Hijo del hombre, que es el signo del Hijo de la Verdad, en Espíritu os Manifiesto: Yo Soy la Verdad, quien quiera entenderme seguirá Mi Palabra; también, Soy el Camino y la Vida. Quien quiera venir a Mí, Yo le recibiré, porque puedo recibir a los Míos en el Reino de la Paz que es el Reino del Espíritu. Por eso os pregunto en esta mañana de Luz: ¿Seréis capaces de venir a Mí?… ¿Seréis capaces de empezar a hacer, ese trabajo de Renunciación?…

28. Renunciación… ¡qué Bella es la palabra!, está unida, relacionada con otras muchas palabras Bellas, tales, como: Armonización, Espiritualización, Espiritualidad, Perfección, Superación Espiritual, Grandeza Sublime, Poder de Vida, Limpieza de alma, Eterna Iluminación, Sublimidad en la Unión; miles de palabras que después de la Renunciación, vendrán con ella, porque cuando la Renunciación hace al hombre Nuevo, será el hombre todo eso que os He dicho.

29. Renunciad a todo aquello que se os ve mal, en vuestro proceder. Renunciad a todo aquello que no es, hacer el Bien. Si vuestras frases no agradan a los demás, debéis crear una Nueva personalidad y hablar siempre Bien, Dulce y Favorablemente de toda la humanidad. Disculpar agravios y defectos; de lo contrario, no seréis capaces de la Renunciación; y volveréis muchas veces a la Tierra, a llorar amargamente y no saldréis de la cadena de Reencarnaciones.

30. Necesitáis levantaros con todo el Valor del espíritu y conduciros con vuestras propias fuerzas hasta el Altar de la Verdad, donde brilla la Luz del Omnipotente Ser que os Ama intensamente. Yo os Amo con Infinito Amor.

31. El Amor de un espíritu o la intensidad de su influencia hacia los demás, es tan grande, como el que Ama; por eso no Me entendéis y aunque las delicadas Esencias del Purísimo y Espiritual Sentimiento Amoroso fluyeran por los labios de este instrumento humano, no comprenderíais la profundidad y grandeza de Mi Amor, porque aún no sabéis Amar como Yo os he enseñado.

32. Si vuestra manera de ser y de pensar, os hace sufrir y hace sufrir a los demás, cambiad de manera de ser y de pensar. Según su pensamiento, así se construye el hombre. El Pensamiento, es el constructor del Universo.

33. Dios, con sus Pensamientos Espirituales, formó todo lo que existe. También el hombre, en el plan de la Creación humana, tiene el poder de transformar y de crear nuevas formas. ¡Lo de Dios, es Perfecto; lo del hombre, no lo es!… Entonces, el hombre, debe Perfeccionarse, para que sea Digno de Colaborar con Dios.

34. Levantaos, alma del espíritu del hombre y alcanzadme hasta la altura donde Estoy. Levantaos y venid, porque si no, volveréis muchas veces a dormir en las tumbas reservadas a vuestras distintas materias.

35. Vosotros que Amáis tanto vuestras viejas costumbres que afligen a vuestros semejantes, desprenderos de ellas, para que vayáis entrando al camino de la Renunciación.

36. Cambiad de modo de pensar, de ser y de actuar. Vigilad todos vuestros pensamientos, palabras y obras. Limpiad la mente, Modelad en vosotros un Hombre Nuevo, diferente al de ayer; ¡Modificadlo totalmente!… y cuando esto hagáis, estaréis en Armonía con la Idea Perfecta del Plan Creativo y Guiaréis a los hombres con profundo Amor. Quien esto Haga, es porque esto Alcanza; y quien esto Alcanza, es porque se ha hecho Potente Espiritualmente.

37. Hacedlo si podéis, Yo os Ayudo dándoos Cátedras que lleguen a vuestro entendimiento y a vuestra alma; dando Cátedras que Purifiquen, porque Mi Palabra tiene el poder de Purificar al que Me entiende y aprovecha las Lecciones de Mi Enseñanza.

38 No necesito daros Cátedras de mucha duración; Necesito daros Cátedras, de mucha Fortaleza, de mucha Verdad; Cátedras Reveladoras.

39. Si habéis Entendido esta Cátedra, ¡decidme alguno de vosotros lo que abarca la Renunciación, en vuestro concepto!… El Maestro, espera de vosotros. …

(Habla un hermano) … …

[El Divino Maestro]

40. Corazón conmovido que Yo Bendigo Amorosamente, porque quisiera como una flor, darme sus mejores perfumes y entregarse a Mí y a Mi Amor que sabe adonde va, va a vuestro corazón. Escuchad, Amado Mío:

41. La Renunciación debe empezar en el hombre, educando sus sentidos físicos.

42. Al educar su cuerpo físico, lo primero que se educa son los labios. Cuando los labios de los que se dicen cristianos o espiritualistas, pierdan el filo con que hieren; entonces, estos labios serán Constructivos, Dulces al hablar; y el Iniciado, habrá dado un paso adelante en el Sendero de la Luz.

43. La lengua de los hombres, está simbolizada por la espada de doble filo; cuando perdáis el maléfico poder de herir con la palabra, es porque sois ya principiantes de la Escuela del Bien. Esto es lo primero que debéis Educar, para que todos estén con vosotros y no os quedéis solos ni desolados.

44. Tenéis que Educar vuestros oídos para que siempre oigan Bien y nunca mal, lo que otros dicen. ¡Educad vuestros oídos!…

45. Educad vuestra mente, para que siempre interprete Bien y no dolosamente, lo que otros dicen. Educad vuestros ojos, para que siempre vean Bien los actos de los demás. Educad vuestra Conciencia, para que no tome atribuciones que no le correspondan y no juzgue a alguien, para que así, no sea juzgado.

46. ¡El que juzga, será juzgado; el que no renuncia a algo, sin cosa alguna se quedará; mas, el que renuncia a todo, todo lo tendrá en abundancia!…

47. Tenéis que educar todos vuestros Sentidos, vuestra mente y vuestro corazón; tenéis que vigilar vuestros pasos, para que siempre andéis por el Buen Camino.

48. Necesitáis ser lo menos materiales que os sea posible. Si sois materiales, también sois Espirituales; y por eso, debéis prestar mucha atención, a vuestra parte Espiritual.

49. Mis Cátedras son la Luz, vuestra Conciencia, el receptor de esa Luz; y esa Conciencia, es el Maestro, el Juez que está en vosotros mismos.

50. Que vuestras Conciencias, tomen la Luz suficiente; para que sea Conducido Rectamente el hombre exterior, el bajo yo, por el Ser Espiritual, por la Conciencia Superior. Por eso, Amados Míos, necesitáis que esa espada de dos filos, pierda el poder de herir para que podáis Principiar a Prepararos para la Iniciación en el Templo del Dios Viviente, después que hayáis Aprendido la Lección -en la Escuela de la Vida- de la Renunciación.

[El Divino Maestro a un hermano de la congregación]

51. Varón Amado, con vos es la Luz que os Acaricia en esta mañana. Bendito seáis, Mi Amor os Bendice.

52. ¿Qué es a lo primero, a lo que vais a renunciar?… Renunciar al mal carácter, a la imposición, para que empecéis por el Buen Camino; porque mirad, Párvulos Amados: El que no renuncia a su mal carácter, es prisionero de sí mismo. …

53. Nunca pretendáis imponeros duramente, ni aun revestidos de Autoridad; que el que más Grande es, ése, debe Amar y Servir a sus semejantes.

54 El que se sienta más grande, que tome a la humanidad y le lave los pies, como lo hizo vuestro Maestro: que les Prepare, el alma. …

55. El que se sienta más grande que vea a los demás como a sus hijos, que les proteja; no que les ordene con altanería, ni los insulte.

56. El que se sienta más grande, que lo demuestre, en la Grandeza de su Amor y en su Disculpa.

57. ¡El más grande, no ordena; trabaja!… No se irrita, ni humilla a alguien; habla de manera tan Dulce que más bien parece una súplica; y eso es precisamente: una Súplica. …

58. El más Grande, cuida de sus pequeños, Amorosamente; les Ama, Vela por ellos, les Cura, les Dirige y les Enseña con el Amor de un buen padre o una buena madre; porque el que es más Grande, debe sentirse más Responsable.

59. En esta contestación que Estoy dando a cada uno de vosotros, encontraréis una pequeña Lección, de la que tomaréis vuestra parte.

60. Siempre procurad que vuestra voz, sea Dulce Armonía, ¡jamás látigo ni espada de doble filo!… Quiero decir, que aunque os injurien, vosotros siempre debéis estar a la altura del que ocupa vuestra Conciencia en el espacio: En el Templo del Saber… y en esa Altitud, la malevolencia no podrá alcanzaros para heriros.

61 Que nunca el hombre, se sienta desconectado, de la Conciencia Espiritual Divina. Cuando el hombre está conectado con esa Divina Conciencia, está plenamente Capacitado, para dirigir sus actos Rectamente. …

[El Divino Maestro al Pueblo]

62. Ha hablado por vos, sobre la confusión de vuestro dolor; pero el Amor le contesta a esa niebla dolorosa que ofusca vuestra mente. Voy a hablaros en este mediodía; y de Cierto, os digo, que no será fácil que olvidéis, lo que voy a deciros.

63. Si estáis abrumado bajo el peso del dolor por deudas pasadas que estéis pagando, pensad durante tres, siete, nueve, doce o treinta y tres días; los que vos queráis, en esta abarcante palabra: “Renunciación”…

64. Renunciación… Examinadla bien, pero bien profundo y detalladamente, y si no os son suficientes treinta y tres días, seguid Examinándola trescientos, hasta que la Comprendáis en su Verdadero significado y Contenido; y esto os dirá que el que Renuncia, se Libera del reflejo de sus actos erróneos cometidos en sus existencias humanas pasadas.

65. Aquel que tiene la Facultad poderosa de levantar el vuelo, hasta el plano de la Renunciación, empieza a modificar Favorablemente su destino.

66. A todos aquellos que hace prisioneros el dolor, es porque no se han Elevado con las Benditas alas de la Renunciación.

67. Renunciación… palabra Abarcante y Universal, eres el Remedio de todos los males y la Oportunidad magnífica, de todos los hombres.

68. ¡Estudiad Bien esta Palabra!… Cuando no tengáis apego a algo, de las cosas de vuestro mundo; cuando ya no os parezcáis en algo, a lo que fuisteis en el ayer, ni en el pensamiento, ni en el sentir, ni en el hablar; cuando vos, seáis un Hombre, con los labios y la mente Nuevos y la Sensibilidad espiritual dispuesta a Amar; entonces, veréis que vuestro destino, queda modificado Favorablemente.

69. Si vosotros queréis un remanso de Paz, tenéis primeramente que pensar mucho en esta palabra: “Renunciación”…

70. Renunciar, a todo lo que habéis sido ayer, quiere decir que mañana seáis completamente diferentes a lo que sois hoy; que vuestras costumbres, sean distintas.

71. Si os ha dominado, el egoísmo; que ahora, os domine: la Ternura, la Bondad, la Misericordia. …

72. Cuando pase un tiempo y ya no seáis capaces de levantar la voz, severamente, ante alguno, podréis decir: “Mi Camino, es el camino de la Renunciación”… Cuando vuestras miradas sean de Humildad y Respeto, podréis Bendecir el momento en que la Renunciación os está tocando, porque vuestra mirada será Dulce y llena de Bondad.

73. Amados Míos, Meditad mucho sobre esta palabra Magnífica; y entonces, Comprenderéis que las flores de Loto del Altar del Padre, siempre que están abiertas, están llenas de Esencia y Luz; y que Yo, Estoy en vuestro corazón como Lámpara Votiva; que Yo Soy la parte Noble, Dulce y Buena de vosotros mismos. Yo Estoy en vuestro Interno, dejadme que haga Mi Obra desde vuestro centro hasta vuestro exterior.

74. ¡Tomad y llevad de Mi Cariño!… ¡Convertíos en Cordero!… y entonces, veréis cuánta Razón tenía en esta Cátedra, en que el Amor, desde los más Altos Planos de la Sabiduría, os hacia la Revelación, de cómo Modificar vuestro destino. Y en esta mañana, en este mediodía, la Escuela del Saber se ha Abierto para aquellos de Buen entendimiento. Porque sois Humildes, pongo en vosotros: la Dulce Bendición que Acaricia… ¡Benditos seáis!…

75. Pueblo, habéis oído lo que varios de vuestros hermanos Me han dicho y lo que Yo les he contestado; y eso mismo, os ha servido como Lección que debéis Aprovechar.

76. Fijaos bien, si las células de vuestro cuerpo se multiplican cambian constantemente y están siempre en completa transformación, ¿por qué vos no habréis de cambiar en vuestro modo de ser, hasta que no quede en vos, ni una fase de lo que antes teníais?…

77. No cambiéis vuestro modo de ser en lo que respecta a la parte Espiritual ni en lo que tengáis de Bueno y Acertado; ni tratéis de quitar lo que os Engrandece y Dignifica Espiritualmente, dentro de la Verdad. ¡Cambiad, renunciad a todo lo bajo, a lo que os ata a la Tierra; a vuestras viejas costumbres a vuestras pasiones!… y cuando vengáis a Mí, quiero que ya no os parezcáis, a lo que fuisteis ayer. Que el Cristo, sea para vosotros: Fuego Radiante de Manifestación… por el vehículo de vuestro cerebro y de vuestro corazón.

78. Y vos, Bienamado, que estáis contento de esta Cátedra, decidme: ¿Qué tenéis que decir sobre lo que habéis oído?…

(contesta Miguel Ángel) ….

…[El Divino Maestro]

79 De Cierto os digo, Amado Mío, que para ello, es necesaria la Meditación. En la Meditación, en el Silencio, podéis examinaros a vosotros mismos.

80. Todas las noches, en el momento de reposo, en el momento de Silencio, fijaos bien, Mi Pueblo, podéis abrir el Libro de la Conciencia humana y buscar en él, los defectos que os queden y borrarlos a la Luz del día, para no volverlos a cometer jamás, a fin, de que no quede ni siquiera el reflejo de lo que fuisteis.

81. Penetrad todas las noches a vuestro propio Libro interno, donde escritas están todas vuestras obras, todo vuestro modo de pensar y de sentir; y con un Buen Análisis y en Buena Meditación, arrancad de vuestros actos aquello que debe ser arrancado; y volved a nacer a la Vida Verdadera, al día siguiente.

82. Amados Míos, la Meditación que os permite abrir vuestro Libro interno, os ayudará a Corregiros y Educaros, porque necesitáis forzosamente esa Educación, Reconocimiento y Rectificación.

83. Y vos, Mi Bienamado, que sabéis de estas Revelaciones, quiero que seáis Dulce; y que nunca digáis a los de vuestra Organización que estáis perdiendo en ellos, la Fe ni la Esperanza. Animadles vos, porque están dando los primeros Pasos y debéis llenarles de Optimismo y de Confianza. Debéis Ayudarles, porque es necesario que vos mismo, os sintáis Fuerte y Confiado. Y si en la Organización, no veis vuestros Anhelos realizados, seguid; seguid Firme como la Piedra Fundamental, en la que está construida la Iglesia de la Verdad. Primero en la Renunciación; y después, en el Amor, está construida la Iglesia de la Verdad.

84. Renunciad a la violencia todos vosotros, Amados Míos; Renunciad, a todo aquello, que es un veneno mental; ya no os intoxiquéis mentalmente y pronto Sanaréis de Todos vuestros males.

85. Si vosotros sabéis que cada palabra y cada mirada deben ser Constructivas, empezad desde este día, desde esta noche; abrid vuestro propio Libro, con vuestras Meditaciones; y allí, tal como hace un buen cirujano, arrancaréis la raíz cancerosa del mal de ayer, pero necesitáis ser Sinceros con vosotros mismos.

86. Necesitáis haceros Hombres Nuevos, de Mente Limpia y Sana; o mejor dicho: Mentes Nuevas, para que seáis Hombres Nuevos. …

87. Mi Bienamado, sed vos Paciente como el Cordero; y Dulce, para que Florezca en abundancia vuestra Organización.

88. Sed semejante a Mí, en los momentos en que dirijáis la palabra a vuestros hermanos, para que les deis Ideas de Valor, Optimismo y Entusiasmo; porque fijaos bien, lo que quiero: Quiero Enseñar a los hombres a ser Cristianos y Espiritualistas con la novedad de la frase: “Obreros del Bien”, que les ha caído como palabra novedosa y que esta Organización se extienda como las Plantas Buenas de la expresión de la Vida que son Curativas.

89. Que se extienda por todas partes; y vos, como Director Material, os sentiréis Feliz al Saber que os Aman; que os Curan, si estáis enfermo; que os Ayudan, a compartir vuestras tristezas y a Resolver vuestros problemas. Os sentiréis Satisfecho de ser Amado; y en los momentos que habléis a vuestros hermanos, pensad que por vuestros labios, hablo Yo.

90. Haced que vuestras palabras, sean como Melodía Musical; y llegará el tiempo, en que este Recinto, sea pequeño para contener a los Obreros del Bien; y buscaréis otro y más tarde otro de mayor extensión, si es que hacéis lo que Yo os digo.

91. Con el tiempo y los años, esta Organización será potente, si sois Obedientes; y los Recintos que busquéis, serán cada vez más pequeños para contener a las multitudes. Y aumentarán los grupos y aumentará el entusiasmo, siempre que la Complacencia del Amor, sea como Yo os digo.

92. Vos les Amáis, Guía de este Recinto. Yo sé que vos Amáis a los Obreros del Bien, porque se ha apoderado de vos, esa Idea Grandiosa; se ha arraigado en vuestra conciencia y en vuestro corazón. Y en muchas ocasiones vuestro ser Vela fuera de la materia, se afana, Lucha y Trabaja en Bien de la Obra de los Obreros del Bien, para Conducirlos por los Buenos principios de la Espiritualidad.

93. Vuestro ser no se cansa. Mientras vuestra materia descansa, vuestro ser por medio de su alma, sigue en el espacio Trabajando y hablando a los seres espirituales en alma, con Vehemencia, acerca de su labor.

94. Vuestro cuerpo trabajó; y a través de vuestro cerebro, viene la Luz del Espíritu como un relámpago; y valiéndose de vuestros Anhelos y Sentimientos Puros, he querido que Colaboréis Conmigo a Enseñar a vuestros hermanos; a que os Améis los Unos a los otros y que tengáis Piedad, los unos de los otros. Quiero que abarquéis con vuestro Amor, al Universo entero. Que la Llama Sublime del Amor Supremo, abarque todo cuanto exista.

95. Por eso, Mi Bienamado, Yo que sé que os desveláis en vuestros esfuerzos; Bendigo todos vuestros Afanes; y podéis hacer mucho, con esta idea de Obreros del Bien. Podéis hacer mucho; pero no olvidéis que todo eso haréis, si os sentís Cordero como Yo.

96. Y vos también, Analizad y Recapacitad, en esta palabra: Renunciación… Meditad en Ella y tomad 300 días si os es necesario, para que podáis haceros Hombre Nuevo; y tengáis entonces, con vos, el mundo entero, para la Obra del Cristo.

97. Yo os Amo, Mi Bienamado, así como vos Amáis Mi Obra. Obreros del Bien, Pueblo Mío, hagamos Obra por el mundo y Ayudad a trabajar a vuestro hermano, Guía de este Recinto.

98. Guía de este Lugar, Amado Mío, que Me estáis oyendo: ¿estáis dispuesto a Ayudar al Organizador?… ¿de qué manera vais a ayudarle?…

-(Contesta El Guía Miguel Ángel) … …

[El Divino Maestro]

99. Mi Bienamado, sentíos Cordero como Yo; y entonces, veréis la Felicidad y la Alegría de ser un Verdadero Obrero del Bien.

100. Yo os Amo a vosotros, intensamente, porque por vosotros, se desarrolla la Obra Cristiana y Espiritualista. Yo Bendigo a cada uno de vosotros y a vuestros Protectores que tenéis; y de Cierto, tocaré el corazón de este Aparato humano, para que Trabaje con vosotros y el grupo: “Obreros del Bien”… sea grande; pero de Cierto os digo también: que nunca esté ausente el Amor y la Ternura de vuestros labios ni de vuestros ojos… que siempre, esté presente: la Piedad y la Misericordia. …

101 ¡Recibid, Discípulos Amados, la Dulce Bendición del Mesías, como Luz en vuestra mente y en vuestro corazón!…

102. Pueblo, ¡escuchadme!… quiero hablar con vos, porque sois Sencillo y Dúctil como cera blanda: Modelaré en vos, la Flor de Loto y la Iluminaré con la Luz del Santo Espíritu. …

103. Mirad primero, vuestros errores; y después, cuando algún organizador de este o de otros Recintos, cometa con vos alguna injusticia, no le juzguéis ligeramente, porque sobre ellos está el peso de la Responsabilidad, de los Trabajos Espirituales; la que vos, no tenéis. Sed con ellos, consecuentes, tolerantes. Ellos están abrumados de trabajo, llenos de problemas y Responsabilidades.

104. De parte vuestra, siempre deben tener la Disculpa, porque son humanos. Todos sois humanos, todos estáis expuestos a errar; y por eso debéis Disculparos los unos a los otros. Los errores, son de humanos; pero vos, con vuestra Tolerancia y vuestra Dulzura podéis darles las Lecciones de Redentor a ellos y aprenderán de vos.

105. ¿Cómo vais a enseñarles vos, Mi Pueblo?… Contestando con tanta Ternura y tanto Amor, que ellos, recordarán esta Cátedra Mía; y en el acto, cambiarán su actitud.

106. Vos podéis Enseñar sin señalar directamente los puntos débiles y ellos Corregirán de inmediato, lo que deban Corregir. Podéis Enseñar sin señalar, discretamente, con Amor y Buena Voluntad.

107. Manifestad la Verdad que de Mi habéis Aprendido; y explicadles, de qué manera se desconectan las almas de la Conciencia del Espíritu y de la Corriente Vital y Universal del Amor; y vos, podéis hacer que vuelvan a Conectarse, con vuestra Ternura y vuestra Dulzura; y así, ellos Aprenderán.

108. Nunca os desconectéis de la Conciencia Celestial, dando entrada a los bajos instintos originados por las pasiones humanas, cediendo a sus debilidades.

109. ¡Ah! Mi Pueblo, jamás os asombréis de los que matan, porque los criminales -al cometer algún crimen- es porque en ese momento están desconectados de la Conciencia Espiritual y de la Mente Universal, se han dejado llevar por la furia de la mente animalizada, del bajo instinto ya pasional que ha hecho en el hombre su obra bestial, puesto que de instintos animales se han inducido vuestra mente y vuestras células, desde hace mucho tiempo. Esa es la condición actual del hombre.

110. Sois, vosotros, a semejanza de un conjunto de instintos animales pero muy acrecentados; y casi constantemente en vuestra existencia humana, actuáis muy instintiva y pasionalmente.

111. Si vuestra mente, la habéis rebajado hasta identificaros y afinaros a los instintos de conservación de vuestros hermanos inferiores los animales, sintiéndoos carne solamente, estáis entrando al crimen y actuando con el crimen mismo; porque os inducís con todas esas pasiones creadas por vosotros mismos, que son los aspectos primitivos, salvajes y agresivos, ya que son vuestra pasiones humanas, el producto de la acrecentada imitación de los instintos que otros animales -por su propia supervivencia- agresivamente expresaron ante vuestra presencia en su conducta alimentaria y defensiva; y que todavía ante vosotros, la manifiestan.

112. De esta manera, en vuestras conducciones imitativas, por la observación de toda la naturaleza animal existente, hacéis que reaparezca la fiera en el hombre; y como consecuencia, al haber creado las bajas pasiones humanas, el hombre se animaliza más y más sintiéndose carne; y así de esta manera, se desconecta a cada momento, de su Conciencia o Mente Espiritual.

113. Por eso el hombre, después de cometer un crimen, algunos en veces se horrorizan y dicen: ¿Qué he hecho?… reprochándose a sí mismo, en su propia acción; pero es que al cometerlo, se encuentra dominado por su bajo instinto animal pasional, por su parte totalmente bestial y se ha desconectado de las Fuentes Espirituales Celestiales.

114. Nunca habléis en público de los errores de los demás, porque eso, Yo no lo autorizo. Todos los errores pasionales, están indicando la desconexión con la Alta Conciencia.

115. Esta Cátedra que os ha dado Mi Amor, ha sido Cátedra de cátedras. Estas palabras profundas, abarcantes y brillantes, debéis grabarlas en vuestra mente humana y en vuestra Conciencia, porque han servido para desarrollar esta Lección Superior.

116. La primera ha sido: “Renunciación”… la segunda: “Desconexión”… ¡Pensad bien en Ellas!… y tened Piedad de los criminales y de los que cometen errores, porque ellos también, pueden volver a Conectarse con la Fuente de la Vida, pueden volver a ser lo que dejaron de ser. Yo no les juzgo, Mi Pueblo, ¿les podéis juzgar vosotros?… y cuando os encontréis ante un delincuente: Compadecedlo… tened Piedad de él y dad Gracias a Dios de que vos no os habéis desconectado de la Fuerza Celeste, ni habéis descendido a tan bajos niveles.

117. Yo vengo con Amor a decir a vosotros las Interpretaciones de la Verdad que os hacen Fuertes. Vosotros acaso, ¿no venís a aprender?… Entonces, Amados Míos, llevad en el alma estas Cátedras, para que se haga la transformación en vosotros mismos y aparezca un hombre Nuevo que jamás se desconecte de los Rayos Celestes que se desprenden de la Gloria del Excelso Dios.

118. Ésta ha sido Mi Cátedra; y a vos, Varón que también os ha agradado, ¿qué tenéis que decirme?

119. Amado Mío, escuchad bien, ya que os he Amado desde antes de vuestros nacimientos en materia, escuchad bien:

120 Buscad por la Renunciación, la Eterna Conexión Espiritual. Esta sola frase sirve para hacer muchos libros, llenos de Sabiduría; porque el que va por el Camino de la Renunciación, va por el Camino de la Conexión Espiritual. Renunciación es Conexión con lo Sublime. Renunciar, es relacionarse con lo Divino. ¿Podéis hacer esto?… Entonces que nada ni nadie, os lo impida. ¡Yo, os Bendigo!…

121. Ahora voy a dirigir unas frases las Facultades y Pedestales, a Mi Cuerpo de Mediaunidad. Escribid muy Claro, estas Revelaciones para vuestros hermanos.

122. Los de Facultades Desarrolladas para Alta Cátedra, están muy escasos y son muy necesarios en estos tiempos de pruebas. Deben saber que para ayudar a su Facultad de Comunicación Espiritual, deben estar sanas, para que rindan mejores y superiores trabajos. Deben buscar la Conexión con la Fuente de la Vida en el vasto campo de la Naturaleza, nutriéndose con el Alimento que está en el mismo aire, que vos respiráis; y que el Iniciado, sabe cómo Alimentarse de él. Las Facultades de Mediaunidad se debilitan y son víctimas de frecuentes enfermedades y es que son sensibles y porque no saben aprovechar ese Alimento que vibra en el mismo aire que respiráis. No hacen sus respiraciones, como deben hacerlas.

123. Todas las mañanas deben llenarse del Efluvio necesario, dimanado de la Vida del supremo Creador y que el Universo brinda a toda criatura animada. Las Fuentes de la Vida y las Fuentes de la Sabiduría, están abiertas.

124. Conectarse con la Vida es: Llenarse de las Fuerzas de la Vida y la Salud… penetrarse de lo que en la Naturaleza hay y alimentarse también con el alimento invisible. Decidme, ¿qué quiere decir: Conectarse con la Vida y llenarse de la Vida que está en la Luz, en el aire y en la naturaleza?… Alimentarse con el Alimento Invisible.

125. Cuando Yo estuve en el mundo, encarnado en Jesús, en muchas ocasiones no comía, me alimentaba con ese alimento invisible que está en el aire, por medio de la Meditación, de la Oración, por medio del Poder del espíritu en la mente. Así vuestras Facultades, pueden estar mejor dispuestas para mayores trabajos, llenas de una Altitud insospechada, enseñándoles lo que habéis aprendido en esta Lección.

126. Decid esto a este Aparato humano por el cual me comunico, porque ella, puede dar mucho en la Obra: Renunciación, Conexión; y también, Alimentación Espiritual… como la Mía. …

127. Así fue Mi Alimentación cuando Yo tenía cuerpo. Se decían Mis Apóstoles: “El Maestro, no se ha alimentado…”, y les causaba extrañeza que pudiera prescindir perfectamente del alimento material.

128. ¿No sabéis que el aire está lleno de la Esencia del Santo Espíritu?… ¿No sabéis que los depósitos del Universo están llenos de las Fuerzas de la Vida y la Salud, llenos de la Potencia de Dios? De esas fuentes maravillosas debéis aprender alimentaros. ¡Mirad que belleza de Luz!… Abrid bien vuestros ojos; y que en ella se bañen vuestras pupilas. ¿Creéis acaso que toda esa Luz, es Luz inerte?… Es Vida, Substancia, Energía. El aire también está lleno, de Vitalidad y de Potencias.

129. Escuchad bien: Ni todas las Facultades son Iniciadas, ni todos los Iniciados son Facultades. … Quien tenga entendimiento que Me Comprenda; y Yo quiero que entre vosotros, existan Facultades capaces de ser Iniciadas Verdaderamente para que sepáis hacer el Equilibrio en la materia, con estas tres palabras; y mejoréis modificando y superando, vuestro destino: Renunciación, Conexión y Meditación… esto será la Salvación del drama del dolor en el hombre.

130. Esto lo digo, para todos en general, no solo para las Facultades, porque la mayoría tiene la creencia de que solamente es alimento, lo que entra por la boca, porque están sugestionados a lo relativo de su lenguaje, a la pobreza de su expresión.

131. Decid a este Aparato que ella ha nacido, para ser Iniciada; y que con ella, las que puedan y quieran, se Preparen. Por eso, os digo en Verdad, Amados Míos: No sólo de pan vive el hombre, también en la Palabra está la Fuerza; también en el aire, existe la Vida.

132. ¡Vida: Estás en los hombres y se sienten débiles; y Te buscan, fuera de ellos!…

133. Discípulos Amados, ¿os habéis fijado en las Tres Palabras Esenciales de esta Cátedra, para que Analicéis de Ellas, por 300 días si fuera necesario?… Cuando Analicéis, sentiréis el gusto del que Sabe y Siente.

134. ¡Venid más a Mí y no lloréis!… Dejad de llorar y entendedme más y sed más Mío, sed más Espiritual. Quiero hacer de vosotros, un Modelo de Hombre, un Hombre Nuevo, de Mente y Conciencia Nueva. ¿Dejaréis que el Modelador haga en vos, un Modelo más Limpio y más Perfecto?… Entonces, Amado Mío: ¡Venid!… y dejad de llorar.

135. ¡Venid y Alimentaos con la Suprema Llama del Amor Bendito, dejad de llorar externamente que las lágrimas son para los niños, la Lucha es para el Hombre!…

136. ¡Bendito seáis y Recibid Mi Bendición en su Manifestación de Abundancia. ¡Bendito seáis!… No olvidéis esta última frase, Pueblo Mío: Las lágrimas, son para los niños; la Lucha, es para los maduros de espíritu. …

137. ¡Dejad de llorar, cual pequeños niños; y luchad como hombre, por lograr la Espiritualidad!… pero no luchéis, contra los demás; Luchad contra vuestras propias pasiones y vuestros defectos, hasta que os curéis -por vos mismo- de las enfermedades de vuestra mente humana y de vuestra alma y no volváis a mancharlas.

138. Escrito está: Cuando la casa se Limpia y se alejan de ella aquellos seres sombríos y turbados; después, llegan otros a la Casa Limpia, Luminosos y Buenos… ¡dejadles entrar!… De la misma manera sucede, con vuestra Casa Interna: Si ya la habéis Limpiado de defectos y pasiones; y estos, vuelven a asaltaros; no les deis entrada nuevamente, para que no volváis a desconectaros, de las Fuentes Espirituales Celestiales. …

139. Que esta Cátedra Mía, tenga el Poder de renovar al hombre desde su cuerpo hasta su alma.

140. ¡Oh, Padre Celestial, concédeles esto para que sean Tuyos en espíritu y Verdad!… ¡Yo, os Bendigo!… y en esta mañana de Iniciados, no se necesita decir más; esta Frase, lo abarca todo: ¡Yo os Bendigo, Mi Pueblo!… ¡Os Bendigo a todos por igual!…

¡Mi Paz, sea con vosotros!…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.