Cátedra 1944 Jul. 9

Cátedra del Verbo Divino. Domingo 09 de Julio de 1944 Tema: ¡Los espíritus, Nacieron de Dios; alma y cuerpos humanos, fueron Creados!

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!… Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí, enviar Mi Palabra Divina entre Mi Pueblo Amado de Israel, en este día 9 de Julio de 1944, alba de Gracia en que una vez más reunidos y congregados en Verdad y en espíritu podéis encontraros. Yo recibo en Mi Brazos de Maestro vuestros corazones y por vosotros los presentes, recibo a los ausentes, les Perdono y Bendigo y también Bendigo y Perdono al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

1. Bendita seáis, multitud, que de esta manera mostráis delante de Mi Presencia vuestro Gozo Espiritual; y también es Mi Gozo Espiritual y Divino en Mi Divino Espíritu, porque antes habéis mostrado vuestro Amor a la Madre, la cual os dejé en Representación como la Madre Universal.

2. Todo el género humano, ¡Bienvenido sea a Mi Mesa Espiritual!… Mesa, Preparada desde la Eternidad, para cada uno de vuestros espíritus.

3. ¡Bienvenidos seáis vosotros, los que no os creíais Dignos de Mi Presencia!… He aquí la Mesa Preparada, el Maestro presente delante de Ella; y los Manjares que ni los reyes, los grandes monarcas de la Tierra prueban, son para vosotros: Los Humildes. …

4. Sí, en Verdad, el Pan para los pobres, los Frutos para los Humildes; el Vino para los parias, es el que se encuentra Preparado en Mi Mesa; pero no os engrandezcáis, multitudes Humildes, porque también debajo de los harapos puede esconderse la vanidad, la rebeldía y el orgullo. Sed Humildes de corazón, porque también hay la soberbia en la menesterosidad; y príncipes, que llevan en su corazón la Humildad.

5. Mi Pan, el Vino y los Frutos, son para todos por igual; si os he dicho que son para los pobres y los Humildes, todos podéis ser pobres y Humildes, porque Yo a todos contemplo pobres de espíritu, de Luz, de Salud, de Amor, de Mansedumbre, de Fraternidad y también pobres de Vida Espiritual.

6. También pueden ser menesterosos y Humildes, desde aquellos que poseen más bienes en la Tierra, hasta el más pobre, el que nada tiene en la Tierra.

7. Yo Soy el Padre de todos los seres encarnados en cuerpos humanos, Yo Soy el Supremo Creador, Soy el Espíritu Divino del cual han Nacido todos los espíritus y he formado a todas las creaturas existentes; no hay uno solo que pueda afirmar que su cuerpo humano no haya sido creado por Mí, todos los cuerpos humanos han sido creados y formados por Mí; todos los espíritus, habéis Nacido de Mi Ser, de Mi Espíritu, de Mi Seno Divino; habéis Nacido Espiritualmente y habéis sido Creados como humanos, para que Me Adoraseis, Aprendieseis, Evolucionaseis y para que pudieseis Recrearos en vosotros mismos y Conmigo también; porque de Mi Nacisteis y Yo no he creado y formado a vuestros vehículos materiales para el dolor, para la amargura, ni para la miseria; a vosotros, como Mis hijos, os he hecho Herederos de Mi Reino, de Mis Grandezas Celestiales y de Mis Grandezas Terrenales.

8. ¿Qué no sabéis o no recordáis -por vuestros antepasados- que esta Tierra Virgen Yo la Preparé y os la entregué como una Morada Grata y Placentera para vosotros?… ¿Qué no sabéis que derramé Mi Arcano y Mi Sabiduría en este Mundo Terrenal; y lo crié, lo formé a imagen y semejanza de la Gloria, para que en Él, el hombre pudiese disfrutar de sus Grandezas y pudiere en Él mismo Servirme y Vivir hasta que fuese Mi Voluntad?…

9. Todo lo he hecho para vosotros, para que por medio de esta Manifestación de Vida y de esta Naturaleza Terrenal, llegaseis a la Comprensión de quién era el Creador de todas las cosas, para que por medio de Mis Complacencias, de Mis Beneficios, de las Maravillas derramadas en vuestro camino, pudieseis Reconocer el Poder Sobrenatural de vuestro Padre Dios.

10. Pero os habéis perdido del Camino Recto, del Camino de Amor y habéis formado caminos a vuestra propia voluntad; y en esos caminos, los unos habéis encontrado la grandeza pasajera de la Tierra; otros, los placeres que sólo han hastiado y enfermado vuestra carne; los otros han encontrado el sufrimiento y la Purificación; otros, el tropiezo y la blasfemia; los otros, habéis hallado la muerte prematura; y otros, nada habéis encontrado, habéis transitado como parias llenos de pobreza y sin saber quiénes sois, ni quiénes habéis sido, ni adónde vais.

11. Yo he sentido Piedad por los hombres, he sentido lástima de la criatura humana, lástima del espíritu; y he venido entre vosotros, para sorprenderos y para preguntaros en el camino de cada quien y de cada cual: ¿Hacia dónde vais?… y ninguno de vosotros, ha acertado a la pregunta que os he hecho, porque no sabéis a donde camináis; y ved aquí el Camino que lejos se encontraba -estando tan cerca de vuestro espíritu- el Camino abierto para la Luz, el Camino que conduce a la Gran Ciudad, a donde hallaréis la Patria Prometida.

12. En este instante, Creyentes e increyentes, Regenerados y perversos, sencillos y complicados; los unos y los otros, abrid vuestro corazón en este instante, quiero penetrar en él, bien está que no es menester que lo abráis para que Yo penetre en él; pero quiero que así lo hagáis.

13. Mirad que Yo Soy como la luz del astro rey, que penetra sólo cuando abrís las puertecillas de la alcoba; mas cuando las dejáis cerradas, los rayos del astro rey no pueden penetrar ahí, mas ¿quién de vosotros no se alimenta con los rayos del astro rey?…, ¿quién os dice, Pueblo, que la vida del astro rey no penetra, no traspasa y penetra hasta lo más profundo de vuestra alcoba, aun cuando vos os obstinéis en cerrar las puertas y ventanillas?… y Yo, así Soy también, si vos Me cerráis las puertas de vuestro corazón, Yo antes ya Estoy ahí; pero quiero que en este instante con Mansedumbre, Amor y Humildad, le habléis a vuestro Padre, le contéis todas vuestras penas, vuestros sufrimientos; le hagáis presente a Dios, a vuestro Padre y Maestro, todas vuestras vicisitudes, vuestros Anhelos, todo lo que habéis menester. Quiero que el hombre abra su corazón por vez primera ante la inmensidad, ante el infinito para que Yo pueda Recrearme con él, quiero decirles a Mis hijos: Varones de la Tierra, que estáis comenzando este Camino, no temáis, vengo en Ayuda vuestra, Mi Mano se encuentra colmada de Dones y Gracias para vosotros; pero también, os digo: No despertéis vuestras ambiciones Terrestres delante vuestro Padre Celestial, del Creador, del Dador, porque no es Mi Voluntad. …

14. Bien está Mis hijos, que todas las cosas Creadas por Mí, son para vosotros; pero no vengo a entregaros lo superfluo y lo vano, no vengo a haceros dueños de las riquezas Terrestres; vengo sólo trayendo lo Necesario para vosotros como espíritus, para la conservación del uno y para la Salvación del otro; no Me pidáis más de lo que podéis necesitar, no Me pidáis lo que vosotros Comprendáis que no habéis Merecido aún; Sed Humildes al pedir, decidme: -Maestro, penetra en el fondo de nuestros corazones y contempla lo que Te hacemos presente y hágase en nosotros Tu Divina y Santa Voluntad… entonces, Pueblo de Israel, Yo Me complaceré, Yo os entregaré lo principal para que podáis comenzar el Camino, os daré: un pan, una gota de agua, una moneda y un vestido… y cuando hayáis Cumplido, cuando hayáis colmado vuestra sed con esta Agua cristalina y se hayan Sanado vuestros enfermos; entonces, Yo os convertiré en el Apóstol de Mi Divinidad.

15. Cuántos hay entre vosotros, que hoy casi nada sois, que en vuestro mismo hogar sois los últimos, los menospreciados, los arrojados, los que camináis sin Amor, los que no tienen Paz; y esos mismos corazones, cuán pronto delante de Mi Planta han de ser Reconocidos y Ensalzados.

16. Seguid siendo Humildes y Pacientes, dejad que el Cincel de Amor que he puesto en manos de Mi Mundo Espiritual, siga Pulimentando la roca de vuestro corazón; porque vosotros que ahora sois considerados como casi nada en vuestro hogar, el mañana seréis los Fuertes, seréis los Salvadores de aquellos corazones; pero Preparaos, penetrad en este Camino con Humildad y Mansedumbre; y entonces, Yo os Perfeccionaré, Yo os Transformaré a los unos y a los otros, Yo os convertiré en Siervos de Mi Divinidad, en corazones Útiles a la humanidad.

17. Mujeres: Abrid también vuestro corazón y dejad que el Divino Maestro os contemple… Yo recibo vuestras lágrimas y vuestros Sacrificios, corazones incomprendidos en el camino humano, corazones que habéis derramado vuestro llanto y habéis dado vuestra sangre, vuestra carne y vuestra existencia humana, y no habéis sido Comprendidas con Amor y Cariño y sólo en el rincón de vuestra alcoba y en la soledad de vuestros caminos, derramáis vuestro llanto Humildes y Pacientes, y Me pedís la Fuerza para no caer en los caminos; ¡oh! mujeres Pacientes, descansad en Mi Regazo, reclinad vuestra sien en Mis Brazos Paternales, que esos labios los contemplo de hiel y vinagre; y en este instante, el amargor aparto y los lleno de Leche y Miel.

18. Tocando puedo ser en estos momentos aquellos corazones que Me hacéis presente, para que ellos en cortos instantes os puedan devolver la Paz; esa Paz, que os han robado en el Camino aquellos corazones ingratos y endurecidos, a los cuales, no juzguéis; porque si vosotros que sois humanos, no los juzgáis; pues Yo, que Soy Divino, a ellos entrego en este instante Mi Paz, les dejo el Don de la Regeneración y les cierro sus labios con broche de oro. ¡Tomad Mis hijas!… sed las enfermeras, llevad la gota de Bálsamo al enfermo; a aquellos que desgarran su pecho con el ¡ay! de dolor, llevadles Mi Caricia y Mi Bálsamo.

19. Y a los varones y mujeres, ancianos y niños que no sabéis delante de Quién os encontráis; pero los espíritus, sí lo saben: ¡Tomad la Paz!… Mi Madre ha derramado sus Aguas cristalinas para convertir a unas en Rosas fragantes de su Jardín y a los otros en los lirios. Elías, Paciente y Humildemente os ha Cuidado, ha Velado por vosotros, para que no se perdiese vuestro espíritu, porque hay malezas que acechan vuestro camino; y aquí estáis Conmigo, el momento estaba Marcado en el Gran Libro de la Eternidad.

20. Y, ¡Heme aquí entre vosotros!…, Preparando corazón por corazón, porque vosotros tendréis que levantar vuestra planta para Servirme y Seguirme; mas este Camino que hoy se Inicia para unos y está Continuado por otros, no es Mi Voluntad que lo toméis en carrera vertiginosa; tomadlo con Calma y Serenidad, con Firmeza y Reconocimiento, con Celo y Respeto para que podáis llegar hasta el Final de la Jornada como es Mi Voluntad.

21. Mirad que os voy a preparar el Camino con el gran cargo para que caminéis ante vuestro Guía, para que podáis llegar hasta el Final de la Jornada, como es Mi Voluntad. Mirad que a él Yo lo he Preparado con un gran Cargo para que camine delante de vosotros, vosotros sois sus Soldados; mas, ¡ay! de aquel que levante la voz sin Respeto; ¡ay! de aquel que tome corazones, volteé la espaldas y se levante por su cuenta a la lucha, porque su lucha Yo no la recibiré. ¡Ay! de aquel que se levante con una multitud disgregándose de los suyos para levantarse en contra de los Componentes, luchando y trabajando, porque encontrará en su camino un enemigo superior a sus Fuerzas y no podrá competir con él y padecerá.

22. Mas, si todos camináis como en este instante: Llenos de Armonía, de Cariño y Fraternidad…, en cortos instantes, se encontrarán todos vuestros espíritus avanzando hacia el Valle Preparado por Mí, en donde todos se han de Reunir como es Mi Voluntad.

23. Entre vosotros puedo contemplar a los que serán Portavoces el mañana, por los cuales derramaré Yo Mi Santa y Divina Palabra, siempre y cuando Yo lo Ordene dentro de este Recinto; pero antes, lo haya Nombrado y Ordenado, en el Recinto “La Fe”.

24. En el seno de esta Congregación contemplo a las muchedumbres de Labriegos que se han de levantar el mañana a Cultivar, a hacer Florecer y también a levantar Cosecha en estas tierras Fecundas, abundantes y Fértiles.

25. Entre estas multitudes contemplo a los Componentes de Mi Casa y es Mi Voluntad que sean Ejemplo entre el Pueblo de Israel; Ejemplo: de Celo, de Temor, de Mansedumbre, de Buen Trabajo y de Buen Cultivo… en la Campiña que os está confiando vuestro Maestro.

26. Así como Mi hijo Evaristo, Escogido por Mí, tiempo ha os ha entregado un Ejemplo de Perseverancia, de Amor, de Sencillez, de Humildad, de Renunciación para las cosas del mundo y también de Sacrificio; así quiero que os levantéis tomando ese Ejemplo, tomando ese Camino trazado por el varón, para que cuando lleguéis ante Mis Divinas Plantas, podáis decirme: -Maestro, he aquí mi Cosecha, he aquí mi Granito, es parecido al del varón que has Escogido por Tu Voluntad; hemos tomado su Ejemplo, vamos siguiendo sus Huellas de Amor, de Mansedumbre y de Paz. …

27. ¡Miradlo Pueblo Amado!… como prematuramente ha envejecido por Amor a Mi Obra y a Mi Causa. ¡Miradlo como en las noches desvela su pensamiento, Estudiando y Analizando Mi Obra!… ¡Mirad que va caminando con la cruz a cuestas, que va bebiendo el cáliz de la amargura!… que ha llamado a las puertas de los corazones y ha recibido a los que han llamado a sus puertas humildes; que ha Sanado a los enfermos en Mi Nombre, que es el varón pobre que no tiene grandezas en la Tierra, que no tiene ni siquiera una techumbre propia en la cual pueda decirme: -Maestro, ésta es mi casa. … ¿Qué vais a hacer de él? ¿Cómo Me lo vais a entregar, cuando Yo le haga el llamado a su espíritu? ¿Acaso desgarrado por los que les dio su existencia humana, a los que les entregó el Pan, la Caricia y la Salud?… No, Pueblo Amado, no quiero que los torbellinos azoten este Recinto, no quiero que la Purificación y la Justicia, se ciernan en él; quiero que sólo la Paz, la Armonía y el Buen Cumplimiento, pueda contemplar Mi Ojo Divino entre vosotros.

28. Así como hoy lleno de Gozo y de Pláceme se ha presentando Mi Espíritu para entregar Mi Primera Cátedra en este Recinto; así quiero, Mis hijos muy Amados, que por vuestros Méritos, por vuestra Unificación, Paciencia, Perseverancia y Regeneración en el Seno de vuestros hogares y en vuestros caminos, Yo Me siga derramando, Yo Me siga aposentando; porque ahora, voy a señalar Fechas para Presentarme entre vosotros.

29. ¿Cómo queréis que Me Presente entre vosotros, como Padre o como Juez?… Como Padre… Me dice, vuestro corazón. ¿Cómo queréis que Me presente, como Maestro o como Juez? -Como Maestro… Me dice, el Pueblo. Bien está Mis hijos muy Amados, vendré como Padre, como Maestro, como Amigo, como Hermano y como Dios a derramar Mi Ley, Mi Sabiduría, Mis Consejos Divinos; como Padre, Mis Caricias, el pan de cada día, la salud para los enfermos, las llaves del trabajo, la Luz para los muertos a la gracia en espíritu y para los muertos en materia, los Prodigios para los increyentes; y como Maestro, la Enseñanza para vosotros, que tenéis Anhelos de levantar vuestra planta para dar la Buena Nueva.

30. ¿Me habéis Comprendido, Multitudes?… De pláceme podéis encontraros con Mi Presencia. Mirad, quiero enseñaros a balbucear Mis primeras Palabras. Quiero enseñaros el Principio de Mi Ley, para que seáis los varones y mujeres, Justos en la Tierra. Quiero enseñaros a Amarme de espíritu a Espíritu, quiero enseñaros a Orar con el pensamiento y que ya no Me busquéis más a través de las imágenes forjadas por las manos de los hombres.

31. Quiero que sepáis en dónde Estoy, cómo debéis de Amarme, cómo debéis Conversar con Mi Divinidad, cómo debéis buscarme y encontrarme en el instante en que necesitéis de Mí. Quiero enseñaros cómo se Ama a un semejante; quiero hacer nacer en el fondo de vuestro corazón los Buenos Sentimientos, para que Sintáis el dolor de un hermano antes que vuestro propio dolor; quiero enseñaros Pueblo Amado, cómo se Sana a un enfermo, cómo se levanta un muerto, cómo se hace Resucitar a un corazón a la Vida de la Gracia, cómo se Regenera el corazón del varón y de la mujer, cómo se Aconseja a un niño cuando comienza a dar sus primeros pasos y cómo se Respeta a un anciano o anciana, cuáles son vuestros Deberes para con vuestros padres, para con vuestros hijos, para con vuestros esposos y esposas; y así, Mi Pueblo Amado, seáis los Buenos hombres, varones y mujeres, jóvenes y ancianos; porque todo esto quiero Enseñaros en Mis Santas y Divinas Cátedras, para que seáis los Ejemplos de la humanidad; los Espejos Limpios, donde los hombres vengan a Contemplarse.

32. Todo esto quiero hacer con Mis hijos muy Amados, porque mirad que Mi Corazón sangra desde el Más Allá, al contemplar el caos que ha sorprendido a los hombres; este caos, en que el mundo se encuentra en esta Tercera Era. Sin embargo, este Rayo Divino, ha Iluminado la Nación Mexicana; y en esta Nación Mexicana, he encontrado una multitud Humilde, una gran Familia de la cual Me he de Servir, porque en el fondo de cada una de estas criaturas Mexicanas, Yo contemplo Simiente de Mi Misma Simiente, Simiente de Jacob, de Abraham y de Isaac, Simiente de Israel; de la cual, Yo -en este Tercer Tiempo- vendré a Servirme; Yo la Escogeré, la entresacaré para que esta Semilla Espiritual se esparza y cunda por todos los ámbitos de la Tierra; y así, el mundo se Salve, porque ésta es Mi Voluntad.

33. Mirad que desde el Año 1884 se inició Mi Tercera Jornada en cuanto al Verbo de Dios, entre los hombres; desde el Año 1884, se inició la Tercera Revelación Divina entre los hombres; para que los hombres, se levanten una vez más a la Vida de la Gracia, tomando el Estandarte de Fe, Esperanza y Caridad, anunciando la Buena Nueva a esta Nación y a todos los demás pueblos de la Tierra.

34. Mas, he aquí que el Pueblo de Israel, ha Escuchado la Voz y ha dormido; y los años han pasado, los lustros también y ya se acerca el momento y la hora de Mi Partida; y esa hora, es en el final del año 1950, momento Marcado por la Voluntad del Padre Eterno Gran Jehová; y ese instante, ya se acerca y mirad que no estáis Preparado para Trabajar en Mi Obra, para hablar de Mí a los corazones de esta Nación y a los hombres de las otras naciones; y, ¿qué vais a hacer vosotros en tan cortos instantes?… ¿Cuándo vais a poder Sembrar las vastas tierras, que incultas pueden encontrarse?…, ¿cuándo vais a terminar vuestra Jornada?…

35. ¡Ah! Pueblo de Israel, por eso no os sorprendáis de que el Maestro esté apresurando su paso y su Enseñanza; por eso no os sorprendáis que a los principales Componentes de Mis Recintos, los haga Responsables de esta Semilla, porque ya no es momento de perderos, porque ya no es el instante de sentarse a escuchar plácidamente al Divino Maestro día a día, para levantarse y leer las Escrituras de este Tercer Tiempo, las Sagradas Órdenes y Preceptos que os entrego, para que cada quien tome las tierras que le pertenecen e inicien su siembra. ¿Por ventura voy a enviar a los que comienzan a dar sus primeros pasos, a levantar las grandes Siembras preparadas por Mi Voluntad?… ¿Por ventura voy a entregar los frutos aun no maduros, los frutos verdes, a estas multitudes que hambrientas de Buenos Frutos Espirituales y materiales, pueden encontrarse?…

36. Estudiad y Analizad las grandes Parábolas que tiempo ha, os he entregado bajo la sombra de todos los Árboles de Israel; y encontraréis que en Ellas, os hablo de estos tiempos y de estas Aclaraciones que os he dicho. No estoy hablando por la tendencia de las envolturas, estoy hablando bajo Mi Disposición Divina, bajo un Plan concebido por Mi Divinidad, por Mi Espíritu Santo, en Verdad os digo: Desde que Yo Soy Maestro, en Verdad siempre lo he sido y Mis Planes Divinos siempre han estado en Mí, mas vosotros los habéis Conocido desde tiempo ha.

37. Sí, Pueblo Amado de Israel, es el tiempo de Trabajar y de Luchar. El que tenga un Pan en su mano, entregará a su hermano; el que sepa Sanar un enfermo, le Sanará; el que sepa Levantarse en el Camino, Levántese siempre con Mi Permiso y con Mi Ley; el que sepa Hablar de Mí, que Hable; el que sepa Trabajar en Mi Obra, que Trabaje; mas ninguno pierda el tiempo, ninguno se estacione, ninguno detenga su paso, ninguno deje germinar el egoísmo dentro de su corazón; y el que no sepa hablar, cierre sus labios; el que no sepa Sanar un enfermo, detenga su mano; el que no sepa Avanzar en Mi Camino, no se Levante, porque podrá perderse; el que no sepa Trabajar, no siembre y espere y Aprenda con Paciencia Escuchándome a Mí, tomando Mi Palabra como Ejemplo y como Norma; y cuando el momento sea llegado, todo aquel que sienta necesidad por Amarme, por Seguirme, por Trabajar, en el instante en que menos lo espere, Mi Labriego será y Mi Apóstol y será a Mi Diestra. Como aquel que más lejos, crea estar de Mí, de Cierto, no sabe que está muy cerca de Mí; dicho está en Mi Palabra: ¡Lo que hagáis con vuestros hermanos, Yo lo haré con vos!…

38. Alba de Gracia, Mis hijos, en que he venido a poner la Primera Piedra, Espiritualmente, en este Recinto; en que el Rayo de Dios por primera vez se ha descargado sobre vuestras cabezas; alba de Gracia en que en el Alto Solio de vuestro Padre Universal, hay Regocijo Celestial; y en Mis Altos Juicios, sólo Yo.

39. Porque si a algunos corazones, poca cosa les ha parecido que Yo como Maestro Me Presente en este Lugar; ante la Mirada de Jehová, ante la Mirada del Maestro de maestros, del Espíritu Santo y de María, gran Acontecimiento Sublime ha sido. Porque ha sido el instante, en que Yo he venido entre vosotros, a Preparar una Fuente más, una Fuente Inagotable de Paz, de Amor y de Salud, de Bálsamo, de Sabiduría, de Consejo Paternal; una Fuente de Camino, para que cada uno de los caminantes que lleguen ante el Maestro, sacien su sed.

40. Es alba de Gracia que no debéis de olvidar, que debéis Grabar en lo más profundo de vuestro corazón; para que cuando lleguéis ante Mi Planta y os pregunte aquella Divina Voz: ¿Qué hicisteis desde el instante de Escuchar por vez primera Mis Mandatos e Implantaciones en este Lugar?… Podáis decirle al Padre: -Padre, desde ese instante, doblegué mi espíritu para Trabajar por Tu Obra; y hasta este instante, ¡heme aquí!…

41. ¡Tomad Mi Fuerza y Mi Amor, Pueblo Bendito!… Yo en este instante, Abriré Mi Arcano Espiritual para derramar Mis Complacencias entre vosotros. …

42. No sabéis lo que os tengo Preparado, no sabéis los Dones que Reservados pueden encontrarse. Yo he Purificado cada corazón y espíritu, que por el dolor, pueden encontrarse. Yo he Purificado cada corazón y espíritu por el dolor, porque Yo he contemplado vuestros espíritus convertidos en fuentes inagotables de llanto; vuestros corazones lacerados por el dolor. Sin embargo, Yo vengo en este instante como Doctor de los doctores y como Fuente Bendita de Gracia.

43. Vengo como Amigo y he escuchado todas vuestras cuitas, vuestros listarios; y os dice vuestro Maestro: Ya que Me habéis pedido como hijos, voy a entregaros como Padre. … ¡Tomad, varones y mujeres que Me habéis pedido desde lo más profundo de vuestros corazones, que Me habéis pedido para los vuestros!… ¡Llevad la Buena nueva a vuestros hogares, llevad el pan de cada día y el Bálsamo de Curación, Sanad a vuestros enfermos, llevad la Regeneración a aquellos que se han descarriado, llamad a las Ovejas perdidas a su Redil y habladles de Mí, tomad las Llaves del Trabajo!… ¡Yo Bendigo los elementos, los aires, los vientos, las aguas, la tierra, el fuego, todo en este instante Bendigo y Perdono, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo!…

44. Pluma de Oro, Bendigo vuestro espíritu, vuestro corazón y le entrego Fuerza y Luz a vuestra diestra. El ángel que os Custodia, ha sido el Fiel Guardián de vuestros trabajos, para que vuestro trabajo sea lleno de Celo y de temor, para que nunca jamás pueda existir el adulterio en los Escritos del Tercer Tiempo; que si los hombres del Primero y del Segundo Tiempo, han adulterado las Escrituras antiguas y las han hecho a favor de ellos mismos; los corazones del Tercer Tiempo, Me mostrarán Celo y Respeto, en Verdad y en Espíritu. …

45. Pueblo de Israel, Yo os entrego Mi Caricia, Mi Bondad y Mis Complacencias, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. … ¡Adiós, Mi Pueblo Amado!…

¡Mi Gracia y Mi Paz, queden con vosotros!…

México, D. F., 9 de Julio de 1944.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.