Explicación del Mundo Espiritual 1943 Feb. 24

Explicación del mundo Espiritual de Luz. 24 de febrero de 1943 Tema: ¡No lloréis a los muertos, ni los busquéis en la tumba!

1. ¡Qué la Luz del Padre, siempre brille en vuestros entendimientos!… Así como: ¡Que la Excelsitud de su Amor, siempre sea sentida por vosotros y que las Bendiciones del Padre Celestial, de Aquel que Mora en vuestro ser, sean derramadas en vuestras vidas y que seáis siempre felices!… Un ser Espiritual a vuestras órdenes, en Nombre del Mundo Espiritual de Luz.

2. Esta noche me ha tocado a mí, la Explicación Espiritual y me complazco en desarrollar y en derramar esta noche, los conceptos que debéis Estudiar y Analizar.

3. Debéis hacer que la Razón Examine, que la Conciencia Medite, sin que haya apasionamiento de parte vuestra.

4. Ya varios seres os han hablado del externo material y no habéis entendido más que muy pocos. Yo ruego que tengáis la Amabilidad de unir el corazón y la cabeza para que Comprendáis mejor.

5. Espero que, en esta Explicación Espiritual, brillen los destellos Luminosos que brotan de la Comprensión, para que sepáis hoy Recibir y mañana Dar.

6. Hermanos míos: El tema de principio de esta Explicación, es: ¡No lloréis a los muertos, ni los busquéis en las tumbas!…

7. Sí, no lloréis a los mal llamados muertos, que ya sabéis perfectamente bien, que el cuerpo cambia de Manifestación de Vida y que ni el alma ni el espíritu mueren; y precisamente, esto es lo que está pasando aquí.

8. Las Facultades, nos permiten utilizar su cuerpo para que los espíritus por medio de nuestra alma nos acerquemos y hagamos uso de un hemisferio de su cerebro y de sus cuerdas bucales y podamos expresar nuestros pensamientos, a través de estos organismos humanos.

9. Las almas de espíritus más Adelantados vienen a enseñar y se preocupan por Consolar al hombre que sufre y llora.

10. No lloréis a los mal llamados muertos, porque en Verdad, la carne entra en rigidez y no habla, sí; pero el espíritu de esa alma, sin hablar, Piensa y está cerca de vosotros.

11. No lloréis a los seres desaparecidos, porque están con vosotros; y unificad al corazón el cerebro y repetid esta Lección; es necesario, que la grabéis muy bien en vuestra Conciencia.

12. Yo he observado que lloráis… y he ido a visitar vuestros hogares, para dejaros un Buen pensamiento, el Fluido Espiritual; y me he encontrado con que aquellos por quien lloráis, están cerca de vosotros; rogando a Dios, por vosotros.

13. Son inútiles vuestros ayes de dolor, vuestras lágrimas y vuestro luto; sois, hasta cierto punto, egoístas y de mala memoria; porque quisierais que aquellos, existieran siempre en la Tierra.

14. Un hombre anciano, vuestro padre, llega a los cien años de edad y vuelve a la cuna, se convierte cual un niño en su comportamiento y tenéis que darle el alimento en los labios y pasa de un hombre útil a un ser inútil; y vosotros mismos, compadecidos de su ancianidad, llegaríais a rogar porque descansara y descansar vosotros de los sufrimientos que os causa su propio dolor.

15. Para que esto no sucediera, sería necesario paralizar los Órdenes establecidos de la Ley Divina, y esto es imposible, porque son las Manifestaciones de la Ley del Padre Eterno.

16. Se vive igual en alma y en cuerpo, la Vida espiritual; pues la Vida del espíritu en las almas, es normal, perfectamente normal.

17. Así como, cuando para vosotros nace un niño, para nosotros desaparece del Plano de las Almas, aquella alma; y para cuando para vosotros muere, nace en nuestro mundo, en el mundo de las almas; y cuando ha sido un Ser Evolucionado, Amante de la Espiritualidad, lo recibimos con Alegría, pero muy pocos nos conocen, porque apenas pasan por el mundo sin saber algo del espíritu; la mayoría, llegan a nuestro plano aletargados, relativamente inconscientes, como si fueran presos de un delirio, de una pesadilla difícil de acabar.

18. Y por eso, los que han vivido Bien, la Vida Espiritual y la existencia humana, sí se dan cuenta de ese cambio de actividad espiritual; porque el reposo, no existe, no es Verdad, nada está inerte, todos trabajan, aprenden, viven la Vida, Progresan; y es imposible, estar sin moverse, puesto que Allá, todo tiende a aumentar las Potencias Espirituales; y ellas, no se aumentan, sin Servir para algo.

19. Todos trabajan, forman grupos para desarrollar las Potencias Espirituales; también hay grupos de Seres espirituales que se afanan por dar a los hombres, los Conocimientos que ellos poseen, para Espiritualizarles; otros forman parte de los Trabajadores del Macrocosmos.

20. ¡Todos Evolucionan!… unos lenta y otros rápidamente, se convierten en Fuerzas Vivas, invisibles al ojo humano, pero efectivas; en corrientes Verdaderas, que tienen más Poder aquí, en el Valle Espiritual, que cuando tenían cuerpo; tienen más Lucidez para verlo todo y más Capacitados están, para entenderlo todo.

21. Así como los hombres progresan, así Progresan los espíritus en el alma; todo es por Escala Progresiva, todo se conquista a través del esfuerzo y a través del tiempo.

22. Por edades planetarias, el espíritu Asciende; a través del Progreso, engrandece su Luz, su Voluntad y su Inteligencia, adquiriendo muchos Poderes antes desconocidos.

23. No vayáis a llorar a las tumbas, porque ahí no está la Inteligencia que habéis Amado, no palpita ahí el corazón que palpitó al unísono con vuestra existencia.

24. Éstas, son cajas de carne vacías y vais a llorar ahí como si lloraseis a un casco, a lo que no tiene Sentido ni Esencia, ni Vida; la Vida que habéis Amado, está bajo otra condición distinta, muy variada.

25. Cuando visitáis los panteones, sólo vais a llenaros de mal ambiente. Todos los que vibraron tristeza y dolor, todos los que llegaron a depositar en las tumbas a sus Amados deudos, padres, hijos y esposos; dejaron ahí, -descargando su dolor- una cantidad enorme de vibraciones dañinas a la salud.

26. También ahí existen muchos seres que están materializados, muchos están cuidando sus cuerpos y tratan de cubrirlos, los cuidan; y por eso, es que ven ciertas lucecitas en las noches, cerca de las tumbas.

27. ¿Qué son esas lucecitas?… Vosotros, decís, fenómenos tanto espirituales, mentales, como físicos, aparición fosfórica; pero esas lucecitas, tienen sus motivos de existir, son espíritus que por medio de sus almas, buscan desesperadamente la manera de Despertar a sus cuerpos; almas de espíritus que sufren y que duran mucho tiempo en ese estado de turbación; también, algunos seres -materializados todavía- están en sus casas, donde se sienten y están -en su incomprensión- con sus ayes de dolor, sus quejas y sus lamentos.

28. Es necesario que cuando un cuerpo se aleja, hagáis Limpieza y Elevéis vuestro pensamiento Amoroso hacia ellos, para decirles: Sois un alma de un espíritu desencarnado; vuestro lugar en el espacio, no está aquí.

29. Si vosotros lloráis, ellos no podrán alejarse. Si lloráis, ellos sienten vuestro llanto; si estáis Consolados, sienten también el Consuelo.

30. No lloréis tanto por los desaparecidos, porque provocáis en ellos, las más grandes tristezas.

31. No os pongáis luto en vuestros vestidos ni en vuestras almas, porque con los lutos, les hacéis más dura la Vida.

32. Mientras llega a vosotros la Conformidad, esos espíritus sufren terriblemente, contemplando esas crisis de dolor que tenéis; con esas lágrimas, vosotros les desesperáis en sus almas.

33. Yo he visto la gran desesperación de aquellos que murieron, dejando sus tesoros enterrados en las profundidades de la tierra; y, cuando están materializados, no nos ven y viven envueltos en la sombra, con la obsesión que a la tumba se llevaron.

34. Ellos luchan desesperadamente y hasta maldicen el momento, en que enterraron sus metales; sienten fuego, en la Conciencia y luchan por provocar ruidos; y después de estos ruidos, entra un poco de calma y Paz y vuelven los ruidos, porque entra una vez más la desesperación, en las almas de esos seres.

35. Aquellos seres, no se dan cuenta de su estado; algunos cuidan aquel metal para que nadie lo saque, tratan de conservarlo para gozarse con él.

36. Hay otros que luchan con los que tratan de sacar sus tesoros; estos seres, -no olvidéis- son aquellos que rondan en la Tierra y que se oponen a que los tesoros salgan; porque tienen ansias de ser ricos, aunque no tengan cuerpo humano.

37. Ellos tienen el infierno en su propio pensamiento, en su Vida materialista; pero el infierno no es un lugar especial, está en la Conciencia, -en cada ser- según la existencia humana que aquel ser haya tenido, en su estado de tristeza y desesperación.

38. Vosotros: Amad todas las cosas, pero no les entreguéis todo vuestro afecto, tenedlas solamente en el lugar que les corresponde. El metal, es para vivir, no lo enterréis en la tierra.

39. Junto con el grupo de mi hermano -Componente de este Recinto- de que os relató algo de su existencia humana, que a vosotros se acercó hace unos días; hay un ser que dice que él cometió un crimen y que aquel crimen no fue castigado, porque no fue descubierto.

40. Dice que el espíritu de su víctima, le perseguía; a la hora del descanso, al despertar y a la hora de la comida, aquel espíritu, -por medio de su alma- se le aparecía y le llamaba: – ¡Ven!… –le decía; y con su mano, en aquellos momentos, le señalaba una tumba y le preguntaba: ––¿Por qué me has matado?…

41. Aquel hombre no podía vivir, ni dormir, ni comer y confesó después, él mismo; cómo había muerto su amigo y expuso los motivos que le habían llevado a quitarle la existencia humana, para que su crimen se aclarara y por las autoridades fuera castigado.

42. En el momento en que lo ponían en presidio, sintió que lo descargaban de un gran peso. Prefirió el presidio, a tener que cargar con el pesado secreto que le abrazaba el corazón; ya que el más grande de los sufrimientos, es el Remordimiento; y dice que, al entrar a la prisión, el muerto desapareció y no volvió a aparecerse más.

43. Los espíritus de esas almas, se encargan de aclararlo todo y nada quedará oculto.

44. Pensad que es preferible el castigo, la prisión, que huir del Juicio de la Conciencia, porque la Conciencia, está acusando; y para los espíritus, es el más severo Juez que existe.

45. Hace más Espiritualizada vuestra existencia humana, porque repito: No gozan aquellos que guardan sus crímenes ocultos, que llevan Remordimientos… gozan aquellos que no llevan culpa en la Conciencia, que no han dejado tesoros enterrados, ni pendientes en su existencia humana.

46. A consecuencia de esta guerra, se desarrollan por todas partes, muchos médiums espontáneos -como les nombran los hombres- de varias nacionalidades; porque los espíritus de aquellos hombres que mueren en la guerra, buscan la Comunicación y les hablan, les tocan y les asedian, se presentan para que los Vean -si son Videntes- y por ello, surgen ahora tantos médiums espontáneos, debido a la desesperación de aquellos seres a quienes sorprendió la muerte de su cuerpo sin la debida preparación y dejaron muchos asuntos pendientes en la Tierra.

47. Surgen los considerados con Mediaunidad espontánea, de todas las nacionalidades y de todas clases, como los lirios de los valles; porque aquellos seres necesitan de vehículos humanos con facultad de Mediaunidad, para expresar los pensamientos que se llevaron a la tumba.

48. El Poder nombrado psíquico o más bien Espiritual, obra sobre el poder físico; y por ellos se manifiestan las Inteligencias de seres desencarnados; y dicen al hombre: –si dudáis de estas Manifestaciones, no nos estorba la duda, que de todos modos el espíritu de toda alma humana se manifiesta; ya sea que lo creáis o lo dudéis; los espíritus desencarnados de todas las almas humanas, seguimos nuestro desenvolvimiento.

49. Es tiempo de que el espíritu del hombre se Prepare y empiece a desmanchar su alma, como se preparan y Limpian las blancas vestiduras, para asistir a una fiesta.

50. Preparaos Limpiando vuestra alma, para que no tengáis que sufrir; porque en Verdad, os desesperaréis por los sufrimientos de aquí, que los hombres llaman infierno y que simbólicamente llaman fuego, hoguera, porque el sufrimiento abraza; y de ahí, viene este símbolo; mas, ese fuego, está dentro de cada espíritu en su alma y es personal.

51. Los sufrimientos de Allá en estado de alma, son más grandes, inmensamente más grandes que los mayores sufrimientos de aquí del mundo de los hombres o de los espíritus reencarnados; porque aquí, sienten apenas el Remordimiento en grado menor y cuando se siente mayor, algunos mueren, no lo resisten; y allá, se siente en grado mucho mayor, es muy grande el escrúpulo de la Conciencia; y no pasa por alto, lo que presuntamente aquí se absuelve.

52. Aquí sois calificadores de los demás, vosotros habláis de los defectos de los otros y cubrís los propios; allá es lo contrario, allá sólo nos interesa Purificar nuestra propia alma, quitar nuestros propios defectos y sembrar Bien por todos los medios posibles; sembrar Bien, para recoger Bien y borrar, todo lo que hemos hecho equivocadamente, dejando por cada obra mala, diez obras Buenas.

53. He venido a hablaros de actos que os pueden ser Provechosos; no os hablo de quimeras, de ilusiones; os hablo de lo que a vosotros os acontecerá en aquellas condiciones, cuando dejéis al cuerpo.

54. Nunca deseéis que los crímenes se queden ocultos, porque las almas, tienen horribles tormentos.

55. Nunca deseéis que vuestras vicisitudes tristes o desagradables, se conviertan siempre en Alegrías; vosotros que renegáis de las tristezas, de las enfermedades y de los dolores, no sabéis lo que hacéis; con ello, adelantáis mucho para un porvenir Mejor; y vosotros, lejos de tomarlo como una Bendición, lo tomáis como una maldición.

56. ¡Benditas sean las lágrimas!… Porque las lágrimas Justificadas, -las que el dolor y el Arrepentimiento arrancan- son una Bendición de Dios; son Agua Cristalina, Agua del Cielo para lavar el alma, para quitar las manchas de vuestras Vestiduras Espirituales; dejad que esa Agua Lave las almas, para que resplandezcan en la Luz. Que Limpias las almas, no sufrirán Allá.

57. Para vosotros -los seres humanos- la “vida” es aquí; para nosotros, -los espíritus en alma- es Allá y para nosotros, la Vida de vosotros, es Allá.

58. Haced el Bien a los demás, sin esperar la recompensa, sin esperar la Gratitud. Ya que, hacer el Bien a los demás, es apenas hacer Bien para vosotros mismos.

59. Mirad que las flores del alma están mustias, fuera de la Luz del espíritu.

60. No, cantad, cantad la Estrofa de la Bondad Sublime de Dios, con el Canto del alma; haced que ella, se Eleve a Él y que cante su Esperanza, mientras tenga cuerpo humano, mientras exista en el mundo y cuando no tenga cuerpo.

61. Cantad a la Bondad de Dios; mientras tengáis ese Poder que se llama Fe; que cuando no tengáis Fe, seréis sin Poderes, sin Potencias, seréis cual una cosa nada más; con Fe, sois mucho más, sois Emanaciones de Dios, Fuerzas Vivas, Partículas de Luz existentes, Templos internos, Ángeles Resplandecientes con inmensos poderes.

62. Vivid vuestra vida llenos de Fe y acompañad la Fe con la Luz que surge de la Comprensión y elevad vuestra Oración Espiritual desde el fondo del alma, sin hablar con los labios de la carne.

63. Cuando el alma, no sienta lo que los labios pronuncian en la Oración, os estáis engañando a sí mismo; entonces, no pensáis lo que decís, decíais, lo que no pensáis.

64. Dejad que del espíritu brote el pensamiento libre y que vuestra alma cante su Himno a la Bondad del Creador Increado.

65. Habladle a Dios, como pensáis, como sentís; no como otros, Pensaron y Sintieron; habladle con el espíritu, con el canto del alma, que ese será el mejor Concierto que se Eleve a las Alturas de la Perfección.

66. Aquellos que mueren conociendo las Lecciones de la Enseñanza del espíritu, van muy pronto a la Luz; pero aquellos que las desconocen, entran en una especie de aturdimiento, igual a aquello que habéis venido a experimentar al reencarnar.

67. Son iguales al sueño de la cuna y de la muerte. En las grandes profundidades del misterio, son los dos sueños; una cuna y una tumba. Sueños misteriosos, simbólicos: una cuna y un sepulcro. …

68. El sueño del que muere, es igual al que se dispone a nacer en la Tierra; se dispone a encarnar y empieza a entrar en un estado de inconsciencia, para olvidar su reencarnación pasada.

69. Y todo aquel que desencarna, tiene turbación; el sueño que llaman: post mortem… no dura más que lo que perdura el estado de turbación.

70. El sueño eterno, no existe, porque todo habrá de variar; el cuerpo, no es eterno y no puede eternizarse el sueño de materialidad.

71. Las formas de las cosas, no son eternas; no confundáis la carne con el alma, ni el alma con el espíritu. Solamente los Atributos Espirituales y sus manifestaciones, son eternas.

72. Es necesario que sepáis, cuando estéis cerca de alguien que agonice, cómo Ayudarlo; es necesario que le Ayudéis a pensar en la Transición que se aproxima, hablándole de la existencia humana y de la Vida del espíritu, que lo iluminéis; no lloréis, ¡no!… pensad que no tenéis derecho, de hacerle sufrir.

73. Visitad menos los panteones, que son conjuntos de cajas vacías que no guardan Luces, de la Inteligencia que habéis Amado.

74. Los hospitales deben ser visitados, únicamente para dejar la corriente energética, para contrarrestar los focos de dolor. Esa tristeza que ahí vibra, a los débiles, puede inquietarles durante varios días.

75. Vosotros tenéis la Fuerza y la Energía necesarias, para Fortificar a los débiles; vosotros sois Fuertes, dejad una parte de Energía y Fortaleza, a aquellos que sufren enfermos y no son fuertes como vosotros.

76. Pensad que, si habéis Amado a vuestros deudos, debéis Ayudarles a alejarse del mundo, de la existencia humana y de sus hogares; como vuestros padres, os ayudaron cuando erais niños.

77. Ayudadles a alejarse de los sufrimientos de esta Tierra, que está empapada con lágrimas y sangre de los que mueren; de los que sufren, por los que a la guerra partieron.

78. Todo el planeta está atormentado, porque el mundo entero está lleno de una terrible epidemia de ambición.

79. Cuando por el movimiento de los moradores de la Tierra, vais pasando por la atmósfera de los focos de guerra, de muerte y agonía, os sentís deprimidos, tristes por el movimiento que hacen en la Tierra, que está siendo sentida la guerra por todos.

80. Aunque aquí, en este lugar, no hay guerra, el movimiento telúrico os lleva a aquella atmósfera y llega el momento en que por ese movimiento giratorio os encontráis en ese ambiente; y sentís tristeza profunda, impresión de luto y de muerte; es que estáis captando el ambiente de desesperación, de los campos de batalla.

81. Vosotros que no contempláis el panorama de desolación, haced acopio de energía, de Salud y de Fuerzas.

82. ¡Encended la Luz del pensamiento!… y con el optimismo y el esfuerzo, llegaréis a la cima del Conocimiento Espiritual.

83. Si queréis tener Conocimientos, tenéis que investigar, que escudriñar; porque el que no busca, no profundiza en la Sabiduría; y nada, sin esfuerzos, lograréis.

84. Hacéis daño y hacéis mal, demostrando vuestro apego y cariño a los desaparecidos de la Tierra.

85. Con frecuencia os han oído decir y clamar desesperados: – ¡Tú me dejas tan solo en el mundo, no te vayas, ven, que me dejas desamparado!… y todas las noches, los llamáis; y ellos, se acercan a vosotros y tratan de Consolaros, sin lograrlo.

86. ¡No lo hagáis!… que no sabéis el daño que a esas almas causáis, al privarles de recibir en sus espíritus la Luz; con vuestro cariño y apego, las atáis y aumentáis sus sufrimientos.

87. Después de esta guerra -que es principio de dolores- vendrán otros latigazos para la humanidad, diversas variaciones de angustias y dolores; muchos seres humanos, buscarán a sus deudos desaparecidos sin encontrarles; el dolor de perder al mundo, les herirá y ya por ese dolor, ya por la miseria -que también vendrá- buscará el ser por medio del alma, la manera de Espiritualizarse.

88. Para encontrar -ese ser- Consuelo a las angustias de su pensamiento, buscará el alimento del alma, como busca el alimento del cuerpo; así buscará la Palabra Espiritual, que nutre al ser humano que quiere Espiritualizarse.

89. Vendrán Luces que no han llegado, dando el Conocimiento, para mitigar las tristezas y curar las enfermedades.

90. Si los doctores se dieran cuenta, de la Verdadera situación de aquellos infelices que están encerrados en los manicomios, sacarían a muchos de aquellos seres humanos que sufren el encierro injustificadamente.

91. Si los doctores Unificaran las dos ciencias: La del alma y la del cuerpo… se darían cuenta de las injusticias.

92. Es grande la tristeza que nos causa ver a aquellos seres humanos sufriendo, muestran acceso de locura aparente; después de aquellos accesos pasajeros, que los doctores llaman ataques de epilepsia, o de sífilis; pero no siempre es, ni lo uno ni lo otro.

93. Algunos, son de Facultades de Mediaunidad mal desarrolladas, que en los momentos que vosotros llamáis locura, se apoderan de ellos seres bajos o turbados; y son también, Videntes desequilibrados, faltos de dirección; seres humanos Cuerdos con Facultades latentes que desconocen y no han desarrollado; que están sufriendo la injusticia, de una Mediaunidad castigada; que han sido encerrados por aquellos, que no combinan la ciencia del hombre con la Ciencia de Dios.

94. Si el hombre estudiara un poco más allá de la ciencia humana, un poco más acerca de Dios, más allá de la carne, entendería las Manifestaciones Espirituales, como comprende la ciencia humana, la anatomía.

95. Si estudiarais un poco las manifestaciones del alma, encontraríais que, en vez de locos, tenéis grandes seres con Mediaunidad; y el hombre, Glorificaría al ser que pensó en el alma y en el cuerpo.

96. Haced que todos aquellos que tengan Facultades Espirituales manifiestas, las desarrollen con un guía Capacitado, que sepa cómo dar la dirección, que los lleve por Buen camino y haréis el Florecimiento Maravilloso de las Luces inesperadas, que Iluminarán al mundo; a este mundo de confusión, de dudas, de negativas, de egoísmos; donde solamente, se niega el Bien ajeno, porque no es propio.

97. Os digo a vosotros, no lloréis a los mal llamados muertos, que estamos más Vivos que vosotros, porque no nos estorba el cuerpo.

98. La Inteligencia y la Vida, no están en las tumbas, buscadlas cerca de Dios; dejad que los desaparecidos, se Eleven de plano.

99. Ya os dijo el Divino Maestro: ¡Dejad a los muertos que entierren a sus muertos!… refiriéndose a los muertos, a las Virtudes del espíritu; que viven en el mundo: muertos… en cuanto a los Conocimientos del espíritu.

100. Yo, os digo: ¡Dejad a los materializados que se entierren en la materia, dejad a los muertos de espíritu que viven en las sombras!…

101. Dijo un hermano, que era pecado Comunicarse con los muertos, porque estaba prohibido desde los tiempos de Abraham, que había sido castigada por ello, una Pitonisa, por llamar al espíritu de Samuel.

102. El alma no muere, el átomo de la Esencia y Substancia del vehículo de mi espíritu, es Hálito Divino de Dios; y no puede morir, ¡nunca!…

103. ¡No, y mil veces no!… ¡Yo protesto con toda la Potencia de mi espíritu, que el alma es inmortal, porque está formada de Substancia etérea y con Quinta Esencia, para que el espíritu se manifieste por medio de Ella, en el vasto Universo!…

104. El espíritu Divino es VIDA, Siempre ha Existido y Eternamente Existirá y también todos los espíritus; o sea, -las Vidas que son, sí, sus hijos muy Amados- su Presencia como Entidad Espiritual al Nacer, fueron Emanación Directa de nuestro Padre Dios, de allí de su Eterno Ser; y de su Pensamiento Divino, surgió también la Substancia llamada: Alma Universal… para así, Manifestar, la Animación y comportamiento en la materia elementalmente.

105. Primero a mi hermano le preguntaría, a qué muertos se refiere. La Pitonisa fue castigada, porque forzó una comunicación no autorizada.

106. Se les llamaba a los seres una vez y otra vez, les exigían la Comunicación; y el ser, se presentaba: En contra de su voluntad… porque no siempre están en Condiciones adecuadas; no siempre están desmaterializados y muchos buscan a Seres más Elevados que les den Orientación y Consuelo.

107. Mas, no serán castigados nunca, aquellos que dejan que venga quienquiera a Comunicarse; y sobre todo, cuando se trata de Comunicaciones de Seres Puros, de Alta Luz, que no vienen obligados, sino que venimos con todo nuestro Amor y toda nuestra Buena Voluntad.

108. Ha sido la Explicación de esta noche, la última que os doy, a través de esta Facultad; y en Ella, dejo para vosotros mi Amor Espiritual; no os quedéis tristes, si sentís el removimiento de espíritu.

109. Habrá diversidad de pensamientos; después, opiniones ridículas contra esta Obra Espiritualista; dirán que es obra de locos, porque hablan con los muertos, pero no hagáis caso de esas opiniones y seguid Espiritualizando vuestra Vida cada vez más; y no olvidéis las Lecciones, de la Enseñanza que habéis recibido.

110. Las Facultades de Mediaunidad, van progresando lentamente, como la planta que crece, todo va desarrollándose; habéis tenido Comunicaciones variadas, aprended en todas.

111. Por Ley de Atracción y Afinidad, son las Comunicaciones; según la Mediaunidad, son los seres; y según estos, las Explicaciones de la Enseñanza; repito: todo es por Ley de Afinidad y de Atracción… y nada más.

112. Es necesario que, en el corazón, brote la Luz de la Razón y seáis siempre Lógicos y Razonables.

113. No juzguéis mal, porque hay muchas Facultades de Mediaunidad Desarrollada, de Buena Fe; y sólo depende, de que los sepáis Comprender.

114. Yo espero que la Semilla de la Espiritualidad, aumente; espero también que lo que habéis escuchado sea para vuestro Bien; que las Luces del entendimiento, os Iluminen; y que la Lógica y la medida Justa, sea con vosotros.

115. Pensad y Amad todo con medida y Razonadamente, para que nunca caigáis en el fanatismo; todo con Lógica y Razonado, para que sepáis distinguir la Verdad y la mentira.

116. Espero, mis Amados hermanos, que vibréis al unísono con vuestro corazón y vuestro entendimiento y que no dejéis esta Enseñanza; seguid dando temas de esta Doctrina. ¡Seguid, siempre adelante!…

117. ¡Que las flores de la Espiritualidad, crezcan en el Huerto Interno de vosotros!…

118. Hermanos muy Amados: me retiro de vosotros, diciéndoos hasta pronto. No os digo Adiós; yo nunca digo adiós, de nadie me despediré, estaré siempre con vosotros; para que cuando haya dispuesto un cerebro abierto, estaré de nuevo entre vosotros, trasmutando mis pensamientos en palabra humana. ¡Siempre con vosotros!…Vuestro hermano Espiritual que os deja su Cariño, pero nunca su Adiós. … ¡Paz y Luz, a todos vosotros!… ¡Humilde ser Espiritual!… 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *