Cátedra 1949 Nov. 1

Cátedra del Padre Eterno Gran Jehová. Martes Noviembre 1º de 1949 Tema: ¡Padre Eterno Alecciona y Alerta a su Porción Obediente!

¡El Ojo de Mi Divinidad entre vosotros!…

1. La Fuerza de Mi Espíritu Divino, es Sentida por el Pueblo Amado de Mi Divinidad. Mi Presencia es presentida por Israel, que se levanta en el Tercer Tiempo en busca de Mi Luz, en busca de Mi Palabra de Maestro, de Padre y también en espera de Mi Justicia Divina.

2. ¡Oh, Pueblo Bendito de Israel! Yo Soy El Verbo Divino, Soy la Misma Voz que os Habla, la Misma Esencia que ha Sustentado a vuestros espíritus. Yo Soy el Camino que se ha mostrado delante de vuestra mirada en los Tres Tiempos de Mi Comunicación Divina. …

3. Mas en esta alba de Gracia, no vengo a vos como Maestro; vengo a vosotros, como Juez; como Juez Inexorable, sí, en Verdad, Pueblo; pero exento de toda crueldad, de toda injusticia, de toda imperfección; ya que Mi Justicia Perfecta, es Amor, Misericordia y Perdón.

4. Vengo a deciros, Pueblo, que sois el Preparado para Comprender Mi Inspiración, para recibir Mis Divinas Revelaciones, que habéis penetrado en el Tiempo de Juicio; por doquiera que en Verdad, poséis vuestra mirada y vuestra planta, allí está la Justicia de Mi Espíritu Divino; que el tiempo de complacencias a la tolerancia del Libre Albedrío pasó y aunque el hombre camina aparentemente a su libre voluntad, el hombre es solamente Instrumento de Mi Justicia, de Mi Voluntad Divina; ya que Estoy Juzgando, en Verdad y en espíritu, al Universo Entero.

5. Sin embargo, ya que limito Mi Espíritu Divino y Mi Verbo Universal para Comunicarme con el hombre de este Planeta Tierra, os hablaré, una vez más, de vuestra Vida, de vuestro Destino y de vuestra Misión.

6. Estoy Juzgando a todos vuestros Pueblos, a los grandes de este mundo Terrenal, a los que he puesto como Fuertes entre la humanidad, a los guías de las multitudes humanas de toda la Tierra, a los espíritus de Luz Encarnados: a los maestros, a los ministros, a los Profetas, a todos los Misioneros enviados por Mi Voluntad entre la humanidad de este Tercer Tiempo. …

7. Sobre todo espíritu y sobre toda carne, ha Descendido Mi Justicia Divina. Ya Estoy en el Día de Mi Juicio. …

8. Ya estáis siendo Contemplados por Mí y Juzgados en vuestro pasado y en vuestro presente, desde vuestros mayores Actos, hasta los de menor trascendencia para vosotros.

9. Todo lo Estoy Pesando en Mi Balanza Divina… ¡Y, cuán pocos espíritus, se dan cuenta de ello!… ¡Cuán pocos de vosotros!, ¡oh! Pueblo, ¡oh! Discípulos de Dios, presentís este Juicio. ¡Cuán pocos os dais cuenta de la Justicia Divina que ya Pesa sobre todo el universo, sobre encarnados y desencarnados!…

10. Por eso, como Maestro, a través de Mi Verbo Divino, grandes Lecciones os Enseño. Cada una de Mis Cátedras de Amor, es para que vuestro espíritu se Afirme en el Sendero Recto, para que se llene de Mi Conocimiento y de Mi Luz, para que pueda en esta Era dentro de este Tiempo de las grandes luchas, de los grandes combates del espíritu, Levantarse y Cumplir su Misión, de Dignificar su propio espíritu y Glorificar el Nombre de su Padre Celestial.

11. Pero en medio de esta Justicia Universal, he retenido Mi Justicia entre Mi Pueblo de Israel. No os han faltado las pruebas, las tempestades en vuestro camino; pero eso no es toda Mi Justicia, ése no es todo el peso de Mi Ley. Mi Justicia, también llegará a vosotros, Preparados o impreparados; Mi Justicia, pasará también sobre el Pueblo de Israel, de este Tercer Tiempo.

12. ¿Cuál es Mi Voluntad, sobre estas Vicisitudes?… que Mi Justicia os sorprenda Preparados, que no se encuentre dividido Mi Pueblo, que no sea el débil, que no sea el idólatra, que no sea el mercenario que busca servir en Mi Obra por interés personal; que tenga plena Conciencia, de que es el Apóstol del Espiritualismo, el Discípulo del Espíritu Santo, el Siervo de todos los Tiempos de su Padre Celestial, el Profeta entre la humanidad, el Apóstol del Amor y de la Paz, el Precursor de la llegada de esta humanidad a la Vida Espiritual.

13. Así quiero, en Verdad, sorprenderos con Mi Justicia Divina ¡oh! Pueblo, porque a la humanidad le he dado tiempo también para disponerse a la gran batalla, para que el hombre prepare sus armas, acumule fuerzas para su entendimiento, prepare a su espíritu y su carne para luchar Conmigo Mismo, porque vengo en Verdad, Preparado con Grandes Armas para combatir contra el pecado del hombre, para luchar contra su falsa grandeza Terrestre, para abatir su soberbia, para tocarle por lo más querido, para abrir sus ojos a Mi propia Luz, para destruir sus obras vanidosas; y entonces, poner sobre ellas, Mi propia Obra de Amor; dársela al hombre, y decirle: Cultivadla como si fuera un árbol en sus principios, para que la veáis Florecer con vuestra lucha, Fructificar con vuestros desvelos, para que podáis saborear de su Fruto, su rico Sabor; y de ese Sabor, de esa Vida, ofrezcáis a vuestros semejantes y hermanos, que son: La humanidad Universal. …

14. Tiempo he dado a los hombres, a las grandes religiones y sectas de la humanidad; tiempo he dado a los hombres de las ciencias humanas, a todas las instituciones, para que se Preparen; para que cuando Yo Llegue en Verdad, con gran Fuerza, con gran Luz, con grandes Armas, Acontecimientos y Pruebas; los hombres, no Me huyan, no rehúyan la Lucha, no se oculten en los confines de la Tierra, y no se acobarden; para que así, la humanidad haga frente a las grandes pruebas Espirituales que tengo reservadas para todo el Orbe; porque lo que los seres humanos han pasado, en Verdad os digo, no ha sido todo el contenido de su Cáliz de amargura, ni han sido Cumplidas todas las Profecías del Libro, ni han sido tampoco Desatados todos los Sellos del Gran Libro de la Vida.

15. Tengo algo más reservado para la humanidad; y para ello, Preparo al Mundo también con Mi Luz; lo amonesto, en Verdad, por medio de pruebas; hago el llamado a los espíritus al Más Allá, envío Mis Legiones de Siervos Espirituales con Mensajes invisibles, inteligibles a la materia; pero Sensibles al espíritu y al corazón de los hombres; para que por medio de esas Misivas Divinas, el Mundo se Prepare y esté Alerta para el momento que se acerca de Mi Justicia en Plenitud, de Mi Combate contra todas las fuerzas del mal, de las tinieblas, de la soberbia y de la imperfección.

16. Yo Soy el Gran Guerrero cuya Espada es: la Vida, el Amor, el Perdón… y ese Gran Guerrero, viene a grandes pasos hacia vosotros, Pueblo; y en esta Contienda, Israel, ¿Cuáles son vuestras Armas?… ¿Cuál es la Preparación que habéis alcanzado mediante la Dulcísima Enseñanza de Cristo?… ¿Cuál es la Grandeza y la Fortaleza Espiritual, que ostentáis, para hacerme frente?…

17. Porque en este Juicio Divino, también vengo en contra de vosotros. No vengo contra vuestro Amor, no vengo contra vuestra Fe, no vengo contra vuestra Buena Voluntad; Yo Vengo, en Pro de vuestras Virtudes, sí; pero también, vengo en contra de vuestra impreparación, de vuestra debilidad, de vuestra incredulidad, de vuestro materialismo, de vuestras malas tradiciones, supersticiones y prácticas fanáticas.

18. Vengo en contra de vuestra perversidad y de vuestra inmoralidad; pero quiero que cuando Mi Justicia se acerque a vosotros, hayáis separado en Verdad y en espíritu, de vuestro propio ser, de vuestro camino, de vuestro hogar y Recintos, de vuestra propia Existencia Espiritual y humana, todo lo que sea: superfluo, inútil, pecaminoso… y entonces, cuando llegue Mi Espada, Mi Hoz Divina a vuestra propia mies, tenga que Respetar todo, porque en Verdad ya habéis Limpiado y Cultivado, una Campiña con Amor. Mas tened en cuenta, Israel, que antes que se Limpie la Campiña; el Maestro quiere, que estéis Limpios vosotros.

19. No quiero que vengan los hombres de los pueblos de la Tierra, a Enseñaros la Limpidez Espiritual; no quiero que los postreros, vengan a dar Enseñanza a los primeros; no quiero que vengan ellos y entonces os muestren, lo que es Espiritualidad; no quiero que los pueblos de la Tierra, vengan a reclamaros y a arrancar de vuestras manos la Hoja de Mi Ley.

20. Quiero que cuando los pueblos se levanten Purificados y Fértiles, como tierra Hambrienta y Sedienta de Semilla y Agua Cristalina, se encuentren con vuestra mano colmada de Simiente, con vuestro corazón rebosante de Ahínco Espiritual, con vuestro espíritu Fortalecido, pleno de Conocimientos, de Serenidad ante la Lucha para que pueda Sembrar y hacer Fructificar las tierras, que son los corazones de los hombres.

21. En múltiples formas Mi Palabra os ha dado a Comprender vuestro Alto Destino, Israel; la Misión tan grande, que siempre habéis venido a desempeñar entre la humanidad, como el Pueblo Primero entre los pueblos de la humanidad en su Culto al Dios Verdadero; como el Pueblo de gran Evolución Espiritual y Fuerte; que si por instantes ha podido caer en el materialismo, en las pompas humanas, en la grandeza terrestre; de ello, ha sabido a tiempo despojarse, para entonces mostrarse: Humilde y Siervo de su Dios y Señor. …

22. Hoy, no os encuentro engrandecido ni os encuentro acaudalado; os encuentro pobre de las cosas y bienes de la Tierra, pero en vuestra misma pobreza: poseyéndolo todo, porque todo es vuestro, en Verdad; porque nada tenéis, para poseerlo todo, porque sabéis Estimar el Valor Verdadero de las cosas que he forjado Yo con tanta Perfección y que he brindado a vuestro espíritu y corazón humano para su Conservación, para su Recreo, para su Redención también; y en esta Humildad y pobreza material en que vivís, os convierto en este Tercer Tiempo, una vez más en Mis Apóstoles.

23. Yo os hago el Llamado una vez más, para deciros: No vengo en busca de los ricos, de los señores, ni de los monarcas, ellos vendrán a Mí cuando se desarraiguen de todos sus bienes terrestres, de todos sus Bienes Temporales y pasajeros. Ellos vendrán a Mí, porque Mi Llamado está hecho para todos, porque Mi invitación a la Luz Espiritual, a la Verdad, a la Eternidad, es para todos; porque Yo vengo a aquellos, que han de Seguirme, al punto de que les haga el Llamado… y ésos sois vosotros, ésos sois este Pueblo de Israel que disperso y errante sabe Escuchar Mi Voz para congregarse y para recibir Mi Palabra en el Monte espiritual y después poderla esparcir entre la humanidad.

24. Así Humildes y pobres os quiero, Israel, para que seáis Ricos Espiritualmente, para que seáis Libres, para que seáis el señor en vos mismo, para que vuestro espíritu en Verdad, sea el Timón de vuestra materia, el Guía de vuestros Pasos, la Luz de vuestros Pensamientos, el Ideal de vuestras Acciones y de todas vuestras Obras.

25. ¡Preparaos Pueblo, sed el Espejo Limpio!… ¡Ah, cuánto os he dicho, Mi Pueblo!… que quiero que Mi Paz Divina y Perfecta, se Refleje en vos mismo; que Mi Perfección, sea mirada en vos, por los demás. …

26. Yo contemplo la confusión que reina entre los hombres. Vos conocéis esa confusión, porque os la Estoy Mostrando; vos, ya no estáis confundido.

27. Aun cuando vuestra Lucha con las tentaciones sea grande, aun cuando la Lucha con las tinieblas sea grande, vuestro espíritu, Sabe conservarse en el Bien a través de las Luchas, y os dice, que: Yo Soy la Verdad, Soy la Luz y la Ley que siempre están dentro y fuera de vos mismo…

28. Sí Mi Pueblo, es que a pesar de las tempestades y de las tentaciones, no estáis confundido, porque vais en pos de la Verdad; y si descubrís una Parte de esa Verdad, no se conforma con ello vuestro espíritu, porque esta anhelante de Saber más, de Conocer en su Grandeza al Padre, para Admirarlo más, para Amarlo mejor, para Estar más cerca de Él; y si no estáis confundido Pueblo y si el Padre os lo Confirma una vez más; entonces, seguid Penetrando en Mi Obra, seguid Preparándoos más; porque el Mundo, sí está confundido; pero no está perdido, porque ningún espíritu se perderá.

29. Las confusiones son pasajeras, las tinieblas, la obcecación, la turbación no es eterna en ningún espíritu, porque ninguno podrá perder Mi Luz, la Chispa de Mi Luz Divina que he puesto en cada uno de ellos; y esa Luz, Brillará en medio de las mayores tinieblas; y también, convertida en Bondad, en Conciencia, hablará en el momento de mayor turbación y de las más grandes tribulaciones del espíritu.

30. No está perdido el espíritu de la humanidad, ni se perderá porque Yo Soy el Divino Salvador; Soy el Padre, Yo Estoy en el Hijo, Soy el Espíritu Santo, Soy el Único Dios, el Amor Universal Pueblo, vuestro Creador; Yo Soy el Alfa y el Omega, Soy el Océano Infinito en donde navegáis todos y en donde no podréis zozobrar, porque en el fondo de ese Océano Estoy Yo, en la superficie Estoy Yo, en las tempestades Estoy Yo; y en las tinieblas Brilla la Luz, para que se haga el Gran Día sin noche.

31. Pero, hay turbación en el Mundo, hay turbación en los espíritus, hay confusión. Los que decían: -¡Señor, Señor, Te Amo!… ahora blasfeman; los que daban Testimonios de Mí… Me vuelven la espalda; los que daban Enseñanza en Verdad, entre la humanidad, sobre Mi Divinidad, sobre Mis Obras… hoy se ocultan entre los hombres; hoy, se sienten débiles, hoy no encuentran la Fuerza que antes encontraban, ya que no estaban Preparados, porque no estaban Fuertes y Firmes; ya que han flaqueado ante las grandes pruebas, porque se han doblegado ante tanta miseria y ante tanto dolor.

32. Yo a ellos, les Perdono en sus faltas; y los levantaré nuevamente, con una nueva Preparación, con la Preparación del Espíritu Santo, que es el que diciendo está la última Palabra.

33. En Verdad, habían tomado Mis Revelaciones del Primero y del Segundo Tiempo como el Testamento Completo, como la Obra Completa del Padre, como el hasta aquí de las Revelaciones de Dios, hacia los hombres; y anunciado estaba en Verdad, el Tiempo del Espíritu Santo, el Tiempo en que el Dios había de hablar Directamente al espíritu, en que había de Comunicarse de Espíritu a espíritu, en que había de Acercar su Reino a los espíritus y había de hablar solamente de Espiritualidad, de Eternidad y de Luz.

34. Esta Nueva Revelación, esta Nueva Palabra, llegará a todo el Orbe en Verdad; parte, por Conducto de Israel, parte de Espíritu a espíritu; y entonces, el mundo Despertará a Mi Palabra. Entonces, el espíritu de la humanidad buscará la Escala Espiritual de la Verdadera Oración, del Verdadero Culto, de la Sencillez, de la Verdad, para acercarse a Mí y acercarse también asimismo al Reino Prometido.

35. Todos Mis Advenimientos ante los hombres, han tenido por Finalidad acercar el corazón de los hijos al Corazón del Padre; y todas Mis Comunicaciones y Manifestaciones, han tendido Mi Pueblo, a ser Comprendidas por el ser humano, a ser Comprendidas y Amadas por todos los hijos, por todas las criaturas de Mi Divinidad.

36. Tengo Hambre y tengo Sed de Comprensión, de Amor Perfecto. Hay necesidad en el Espíritu Divino, de que el Universo poblado por las criaturas del Creador, se acerque al Corazón del Padre; de que cuando el Padre, hable una de sus Divinas Cátedras, sea Escuchada por todos los hijos por distantes que se encuentren; sea Comprendida esa Palabra y sea el Padre Amado en Ella; porque en esa Palabra, el Padre está Amando a todos sus hijos; y en todos los tiempos en que vosotros habéis existido, Yo he buscado Comunicarme con vuestro espíritu; según sea vuestra existencia, Mi Voz ha estado Vibrando, Mi Inspiración siguiendo vuestra mente, Mi Corazón latiendo de Amor cerca del vuestro, para encontrar Eco en el fondo de vosotros mismos.

37. ¡Cuán pocas criaturas, han sabido estar en contacto con Mi Inspiración Divina y que han Reconocido cuál es el Camino para encontrar al Padre!, ¡cuánta dureza entre la humanidad, en todos los tiempos!, ¡cuántos obstáculos, también!…

38. Los mismos cultos, practicados por la humanidad, cuántas veces han sido el mayor obstáculo para Comunicar su espíritu con el Mío.

39. Y hoy, en este Tercer Advenimiento Divino, traigo para Israel y para todos los espíritus de la humanidad esta Enseñanza, esta Revelación, este Don precioso: La Comunicación de Espíritu a espíritu. …

40. ¿Por qué habréis de Sentiros, eternamente, distantes del Más Allá?… ¿Por qué habréis de creerme siempre, lejano de vosotros mismos?… ¿Por qué habréis de imaginar siempre, muy distante la Gloria para vuestro espíritu, muy distante el Valle Espiritual, muy lejos los mortales de los que en espíritu se encuentran; si un solo Paso existe entre unos y otros?… ¿un solo Paso entre el espíritu humano y Dios, un solo Paso entre los seres encarnados y los desencarnados?…

41. En todos los tiempos, habéis buscado esta Comunicación con lo Espiritual; mas, Mi Permisión Divina, no fue con el hombre en los Tiempos pasados, porque no había Capacidad ni Preparación en vuestro espíritu, para Comunicarse con el Más Allá.

42. No podíais tener la Presencia de vuestro Padre, a través del hombre, como la habéis tenido en este Tercer Tiempo; ni podíais tener todavía la Comunicación con los espíritus en forma más nítida y perfecta; y el Padre Celestial, evitando la profanación y la confusión, prohibió a su Pueblo de Israel, estas Comunicaciones; pero Mi Enseñanza, Mis Revelaciones, Mi Luz os han Preparado Espiritualmente; y habéis penetrado de lleno en el Tercer Tiempo marcado para las grandes Comunicaciones.

43. Aun así, con toda vuestra Preparación, Israel, ¡cuánta profanación habéis hecho en Mi Obra!… ¡cuánta imperfección, habéis atribuido a Mi Espíritu Divino y a Mi Obra!… ¡Cuántas de Mis Manifestaciones, han sido manchadas con la mácula de los hombres!…

44. Sin embargo, estas imperfecciones, las Estoy Corrigiendo, porque las Estoy mirando palpables delante de vuestros ojos; y queréis en las últimas de Mis Comunicaciones a través de los Pedestales, obtener Mis Mejores Manifestaciones, Mis Manifestaciones más Altas y más Puras; y este Ideal, este Anhelo vuestro, que es Amor, que es Respeto y Temor Espiritual, Yo os lo Premiaré y vendré en Mis últimos momentos, en Mis últimos instantes de esta Comunicación Divina y os mostraré grandes Revelaciones, os daré grandes Riquezas de Mi Reino Espiritual; pero seguid haciéndoos Dignos Acreedores, a estas Revelaciones de Altitud Espiritual.

45. Después de que Mi Palabra, haya Partido de entre vosotros; después del Año 1950, vuestro espíritu sentirá la gran necesidad de Comunicarse con su Padre Celestial; sin embargo, al no Escucharme a través de los Pedestales, al no encontrar a los Consejeros Espirituales que antes se Comunicaban a través de las materias, volará vuestro espíritu, se Transportará, atravesará en Verdad, las distancias Espirituales y en el espacio, en el infinito, en lo Espiritual y Eterno, a un Paso Me encontraréis, a un Paso encontraréis: La Presencia de Mi Mundo Espiritual de Luz, la Preparación, el Respeto, el Amor y la Caridad. …

46. Ese Paso, requiere esa Preparación y esas Virtudes; y así, Mi Pueblo, seréis los Fuertes; Sentiréis, Mis Vibraciones en vuestro espíritu; Palparéis Mi Presencia, en todo vuestro ser; Escucharéis Mi Voz, que os regocija y Sentiréis el Efluvio de Amor del Divino Doctor, calmando vuestros dolores y vuestros males; así también, Mi Mundo Espiritual de Luz, acompañándoos en el desierto de esta Vida en la existencia humana, siendo vuestro Fiel Compañero de viaje, vuestro Protector, vuestro Guardián; y Sintiendo vos, siempre, la Confianza en Ellos, porque Ellos, en Verdad os digo: Siempre estarán con vosotros. …

47. Mas esa Comunicación de espíritu a Espíritu, la dejaré sujeta a Desarrollo y a Evolución en vosotros mismos; porque a través de los tiempos, de las pruebas y de vuestro Desarrollo, esa Comunicación con Mi Divino Espíritu, irá siendo cada vez más Perfecta y más profunda; hasta alcanzar la Escala de Comprensión Espiritual, en que no detendrá su Avance ni con la muerte de la carne; ya que en el Más Allá, cuando vuestro espíritu haya transpuesto los umbrales, seguirá su Paso Ascendente, Adelante siempre y siempre Acercándose más hacia la Luz de su Dios, supremo Creador; porque en las Escalas más Altas, los espíritus en Verdad, se Comunican con mayor Perfección con Mi Divino Espíritu.

48. Pero Yo quiero que el hombre desde su morada Terrenal, desde su mundo, desde su esfera limitante, Sepa Elevarse hacia Mí, Sepa Sentirme, Sepa Tenerme.

49. Es Mi Voluntad, que el hombre desde esta Tierra: Me Eleve el Culto Espiritual, el Culto Perfecto. … para eso os Estoy Preparando, Pueblo, porque os voy a enviar con este Mensaje hacia vuestros hermanos.

50. La Lucha será grande, Pueblo Amado, pero el Espiritualismo, Mi Luz y Mi Obra, Triunfarán en Verdad sobre todas las doctrinas, sobre las teorías e ideas del hombre; porque es la Sencillez y la Pureza, la Virtud y la Verdad; porque es la Senda que Conduce al espíritu del hombre, a la Inmortalidad y es lo que el hombre busca: La Verdad, lo Inmortal, lo Eterno. …

51. En estos instantes, no sabe el hombre lo que busca; pero el espíritu, sí lo Sabe; y al espíritu del hombre, es al que vais vosotros, Pueblo Amado; como Yo, he venido a vuestro espíritu.

52. En esta alba de Gracia, Me he Comunicado con Mi Nuevo Pueblo de Israel; y a cada congregación, a cada Porción, le he entregado según la Preparación que Me ha ofrecido. Analizad estas Palabras, Mi Pueblo, y Conoceréis íntegramente lo que el Padre, os dice.

53. Vosotros, Me preguntáis, de lo que acontece y se relaciona con el espíritu; y del espíritu, he venido a hablaros.

54. Estáis preocupados por lo Espiritual, por vuestro porvenir; y he venido, a abriros sendas y destruir obstáculos, para que Prosigáis con Paso Firme, la Jornada.

55. Hacéis a un lado vuestra existencia Terrestre y os olvidáis de vos por un instante y de vuestra existencia humana, para Pensar solamente en lo Espiritual; y entonces, Yo hablo a vuestro espíritu y le confío y le concedo la Solución, la Fuerza y de todo lo necesario para vuestra Vida Espiritual y para vuestra existencia en la materia; por añadidura, os entrego Dadivas en la manifestación Elemental de la Tierra; pero lo Esencial, es en lo Espiritual. …

56. Oíd y escuchad bien, Mi Pueblo: En este instante, el Padre, habla a la pequeña Porción de este Recinto, llamado: “El Redentor.”… Como Maestro, os he hablado con Grandeza; poseéis vosotros Conocimientos, que muchos de vuestros hermanos del Nuevo Pueblo de Israel, no poseen. …

57. Con Paso Firme el Padre y su Mundo Espiritual de Luz, os han encaminado por la Senda de Preparación, para que penetréis en los tiempos futuros.

58. No habéis alcanzado todavía, la Máxima Preparación; pero la que hoy Tenéis, Mis Amados, lo que vosotros habéis Recibido y lo que ya Comprendéis, no lo entiende ni Comprende el resto del Pueblo de Israel.

59. Esto que el Padre os dice, no lo publiquéis. Guardadlo en el fondo de vuestro corazón; y que esta Revelación, no se convierta en vanidad entre vosotros. Quiero que esta Revelación que el Padre vierte en vuestro espíritu, se convierta en Responsabilidad para vosotros.

60. Voy a Confiaros, el último Año de Mi Enseñanza; a través de Mi Verbo Divino, voy a abrir el Libro de Mi Sabiduría en las últimas Páginas que os he de Revelar por Conducto del Entendimiento humano; y así, como en esta alba de Gracia os habéis hecho acreedores a que Mi Justicia fuese de Amor y de Complacencia Espiritual entre vosotros; quiero que con vuestra Humildad, con vuestra Fraternidad, Regeneración y Firme Preparación Espiritual, os hagáis Acreedores, Mi Pueblo, ¡oh! Porción Amada de Mi Espíritu Divino, a que en el Año 1950, no se retenga entre vosotros Mi Divina Enseñanza, Espiritualmente.

61. No quiero que la impreparación vuestra, limite la Esencia ni la Grandeza Espiritual de Mis Manifestaciones Divinas; no quiero que la ausencia y la frialdad de vosotros, enfríe el corazón de aquellos por quienes Yo Me Comunico. Quiero que en Verdad, -todos en conjunto- tengáis la debida Preparación y hagáis los Méritos suficientes, para que de Espíritu a espíritu, Yo Me siga Derramando como Espíritu Santo entre vosotros.

62. No quiero que seáis más que los demás, no quiero que seáis los únicos, no quiero entregaros tan sólo a vosotros lo más grande de Mis Revelaciones; pero Mi Justicia Divina, en este Día, os declara una vez más: Yo entregaré a cada Recinto y a cada Porción, aquello a que se haga Acreedor por sus propios Méritos; según la Preparación de cada uno de Mis Siervos, de Mis Labriegos, eso será lo que alcance cada uno de ellos. …

63. Yo he venido a ofrecer Mi Mesa, convertida en un Festín Espiritual; y he dicho, a Mi Pueblo: ¡Acercaos, comed y hartaos!… Aquí está Mi Mesa Espiritual, aquí están los Frutos y los Manjares que son Mi Sabiduría, que es Mi Palabra, que son las grandes Revelaciones y Misterios, que os entrego en las Lecciones de Mi Enseñanza. ¡Yo os las ofrezco!… ¡Tomad de Ellas, cuanto queráis!… Si no lo hacéis, en vosotros quedará.

64. Así en esta alba de Gracia, he venido a ofrecer Mi Banquete Espiritual a todo Mi Pueblo; he invitado a las grandes multitudes que lo forman; y les he dicho: ¡Venid y de este Festín, tomad!… vosotros habéis tomado esta parte en este día; y con ello, Recreaos. Ha sido lo que habéis alcanzado con vuestra propia Preparación, si más no habéis alcanzado es porque vuestra Preparación no llegó a más o porque no quisisteis Prepararos.

65. Si habéis alcanzado mucho en este Día, es porque fue grande vuestra Preparación; si en otras Porciones Me Derramé grandemente, es porque también los espíritus se dispusieron en Preparación, en Espiritualidad y Ahínco.

66. Si en otras Porciones, donde Mi Palabra fue en Reclamo y la sintieron como fruto amargo en los paladares de esa Porción de Mi Pueblo, eso fue por su falta de Preparación, por su falta de Fe; y entonces, Sintieron la amargura, ante el Reclamo del Padre.

67. No estáis haciendo una Conmemoración, ni estáis Celebrando una tradición o practicando un rito en este Día, Mi Pueblo. Israel, es la Legión Espiritual que Estoy haciendo penetrar en la Vida Eterna; por medio de Mi Enseñanza, Estoy haciendo Vivir a vuestro espíritu encarnado, en la Vida Espiritual, entresacando a vuestro espíritu del tiempo material, Librándolo de las cadenas Terrestres, Emancipándolo de las miserias humanas; para que entonces, Mi Pueblo, no Penséis en que el Advenimiento del Mundo Espiritual entre vosotros, debe ser en determinado día y hora; sino que, el acercamiento del mundo espiritual al de vuestro propio ser, pueda ser en cualquier momento de vuestra existencia Espiritual; y que, basta solamente la Verdadera Preparación del espíritu, para dar ese Paso entre unos y otros; y Acercarse, Estrecharse y Fundirse en un solo ser, en un solo Sentimiento de Amor.

68. Mirad como en este instante de Gracia, al Eco de Mi Palabra, se estremecen los espíritus en todo el Orbe; y se acercan entre vosotros, Pueblo, todos aquellos espíritus que tuvieron vínculos carnales con vosotros y os rodean, os Estrechan y os Acarician. Los que fueron vuestros padres, ¡ahí los tenéis!… Vuestros hermanos por la sangre, ahora en espíritu, como hermanos Espirituales solamente, ¡ahí los tenéis!… vuestros hijos, parientes, Benefactores, Amigos o más, todos están cerca de vosotros.

69. El Reino del Padre, se acerca a su Pueblo, los mundos, se acercan; y se acercan los mundos, por la Preparación, por la Elevación de los espíritus que han alcanzado en este Tercer Tiempo de Mi Comunicación, su Capacidad, su Desarrollo para poderse Comunicar Espiritualmente.

70. Lo prohibido, lo vedado; hoy es permitido por medio de Mi Enseñanza Bendita, para impedir la profanación.

71. Mas, os dice el Padre: En este instante en que se acerca el Mundo Espiritual entre vosotros, no es Mi Voluntad que tome materia o se manifieste en alguna forma materializada; no es necesario, y no quiero que sea necesario a vosotros. Quiero que vuestra Fe os Convenza, de que no están lejanos, de que no están ausentes.

72. Quiero que, en Verdad, de vuestro propio espíritu, de vuestra imaginación y de vuestra mente, desaparezca la idea de la turbación de esos seres. No les imaginéis en tinieblas ni arrastrando cadenas. No los imaginéis, en Verdad, en turbación o materializados.

73. Si en vos, he de Bendecir las futuras generaciones, vuestros antecesores que en espíritu se encuentran, han alcanzado de Mi Luz también. En Verdad y de Cierto, os digo: ¡Cuánto ellos han luchado, porque vos alcancéis a ostentar, lo que en Mi Obra ostentáis!…

74. ¡No lloréis entonces por vuestros antecesores, no guardéis luto por ellos, porque no son los muertos ellos; son los que Viven!… Vos, tenéis que pasar todavía, -en cuanto hombre- por la muerte; ellos no. Vos tenéis todavía que llorar y que llevar el fardo de esta existencia humana, tenéis que Velar a vuestros muertos; y ellos, no.

75. Ellos viven y dan Vida, a los demás; Ellos, llevan Satisfacción en su espíritu; Ellos, Cumplen en el Día de la eternidad, donde no existe la noche; Ellos, son Mis Siervos Afanosos que Glorifican Mi Nombre instante por instante; Ellos, son los que cruzan vuestro camino, cuando Me Sentís; ahí donde no los miráis apartando el pedrusco, apartando el espino, abriendo las puertas donde habréis de penetrar; derramándose en Revelación y en Intuición en vos, os van abriendo brecha; cerrando vuestras heridas, secando vuestro llanto, os acompañan en vuestra propia soledad y van siendo el ángel guardián, lo mismo del niño que del adulto o del anciano.

76. Si en este instante -con su Mirada Espiritual- todos pudiesen Contemplar las grandes Legiones de Mi Mundo Espiritual que os circundan, entre ellos podríais Reconocer aquellos seres que Amáis y que invocáis en este instante; los Miraríais a todos plenos de Mi Luz, Revestidos en Verdad del Manto de la Vestidura Blanca, más Blanca que los ampos de la nieve; y entonces, os avergonzaríais de vuestras lágrimas, de la inutilidad de vuestro llanto y muchas veces de vuestra renegación; la inconformidad de vosotros, desaparecería; y entonces, muchos podríais Comprender la grandeza de la Vida Espiritual y lo pasajero de esta existencia humana!… ¡Dejadles en Paz a ellos!… ¡Dejad que Cumplan, dejad que os sigan Amando, dejad que sigan luchando ellos!…

77. Calmad vosotros, vuestro dolor; y que haya solamente Fiesta en unos y en otros, que exista en unos y en otros la Dicha, de que el Espíritu Santo ha acortado las distancias, ha derribado los muros, ha destruido las barreras para que todos sus hijos se acerquen entre sí, para que todos se Estrechen y se Amen por medio del Pensamiento Limpio, por medio del Amor Manifestado en pensamientos, palabras y obras; ya que eso, es la Verdadera Oración Espiritual. …

78. ¡He aquí cómo el Padre Juzga vuestras Prácticas, Actos, Palabras y Pensamientos, porque he venido a Manifestarme como Juez, pero Mi Justicia ha sido toda Redención y Amor entre vosotros!…

79. Multitud que os congregáis en el Recinto “El Redentor”: quedad como Responsables, como Soldados de Paz, como Soldados de Fraternidad, como Guardián también, entre Mi Pueblo.

80. Grande será vuestra Lucha, grande vuestro sufrimiento. Todos Luchad por Mi Causa; pero para ello, recibid en este instante Mi Gran Fortaleza, Mi Esencia y Mi Gracia.

81. Sentid en vuestro espíritu y en vuestra misma carne, la Presencia del Padre; daos cuenta de vuestras propias Armas, Vigilad por vuestros pasos, por vuestros Actos y Palabras; y estad alerta, Porción Bendita, por los Acontecimientos que han de venir.

82. Vuestra Lucha en el interior de Israel, ¡grande será!… No seréis vosotros, los que marquéis el momento de esa Lucha; Yo seré, quien Marque el instante. El mismo Israel, tendrá que preguntaros qué recibisteis en este Lugar, por Voluntad del Padre. Israel, tendrá que preguntaros, cuál fue la Preparación que tuvisteis, qué es lo que vais a hacer después del año 1950, cuáles son los Pasos que vais a dar; y entonces vosotros, con Obras, con Palabras, con Sentimientos, tendréis que dar pruebas a Israel.

83. Y si vosotros, contempláis que Mi Justicia llega entre Israel y lo encuentra sin Preparación, –como en Mi Palabra pude deciros– ¡ay, de ellos!… y entonces: ¡ay también de vosotros!… si Preparados, no os encontraseis. ¡Ay de vos, también, -Porción que Me Escucháis- si no estáis Alerta!… Pero si Preparados no podéis encontraros y entre Israel, tenéis que hacer Labor, tenéis que hacer obra; entonces, tiempo es, de que os Preparéis.

84. ¡Preparaos, Despertad!… Yo os levanto en plenitud; y cuando contempléis que Mi Justicia es grande entre este Pueblo, en que Tocando Soy todas las cabezas, todos los lugares de Israel, todos los Recintos con Mi Justicia, con las distintas pruebas y por lo más querido; entonces, recordad estas Palabras y recordad vuestra propia Responsabilidad.

85. ¡Levantaos entonces, y Cumplid, porque es Mi Voluntad!… ¡Es hora Trascendental para vosotros, entre la humanidad!… ¡Quiero que Unifiquéis vuestra Oración, que sigáis Velando por el mundo, que vuestro corazón esté ya Sensibilizado y sufra por todos los pueblos de la Tierra!…

86. En Verdad os digo, Porción de Mi Pueblo: ¡Cuántos Acontecimientos se han detenido, por vuestra propia Oración!… En vuestra Oración, pongo Yo Mi Fuerza; en vuestros Pensamientos, van las Legiones de Mi Mundo Espiritual de Luz. ¡Cuán Fuerte sois, Israel y cuán Fuerte podréis ser!… por eso, en esta alba de Gracia, Elevaos aún más; y olvidaos de vos mismo, pensad en todo el Mundo.

87. Desde allí, desde ese sitio y punto de vuestra Elevación, ¡contemplad a vuestros propios hermanos, contemplad los pueblos, considerad la situación de cada uno de ellos, sentid la Justicia que sobre ellos pesa y sentid el temor, la zozobra que hay en cada espíritu y corazón de esos pueblos; Conmoveos ante el dolor de vuestros semejantes, porque sois un Pueblo en lo Espiritual y ellos son pueblos en esta Tierra; y por ellos, tenéis que Velar, como en el Primer Tiempo Velasteis por el Egipto, como en el Segundo Tiempo Velasteis por Roma. …

88. Hoy el Padre, os dice: ¡Velad por toda la humanidad!… Vos sois el Primero y el Postrero, el responsable, sois el Pueblo que Me ha Reconocido en todos los Tiempos.

89. Vos, os habéis Elevado; y desde allí, desde Mi Planta Divina, Derramaos en Paz, derramad vuestras lágrimas de Consuelo y de Bálsamo sobre el Mundo, entrelazad vuestro espíritu, con el de los demás que se Elevan y forman un Manto de Protección Firme, de Paz y de Consuelo para todos vuestros hermanos; que este Manto, seguirá siendo Tejido por Mi Amor; y en ese Manto, se entrelazarán más y más espíritus, hasta que hagáis en Verdad, sombra a todos los Ámbitos de este Mundo!…

90. Quiero dejaros en esta Elevación, pensando en el futuro, pensando en Mi Justicia, pensando en este Tiempo de Gracia, Israel Bendito, pensando en la Eternidad.

91. Quiero: Que no estéis distante en esta hora, ni de los seres encarnados que poblando pueden ser el haz de la Tierra, ni que os sintáis distante del Más Allá… que en este instante no os dividan: Ni los umbrales de la muerte, ni los linderos, ni las fronteras, ni los colores, ni las razas… que en espíritu, todos os fundáis y os dejéis mirar de este Padre, que con todo su Amor os ha contemplado; y que en este Día de Gracia, os ha abrazado y ha depositado en todos sus hijos, un ósculo de Paz y Amor; porque Yo Soy Aquel Ser Bendito que busca la Comunicación Perfecta con todos sus hijos.

92. Cuando todos hayan alcanzado la Preparación, Mi Divina Comunicación, -el Idioma del Espíritu Santo-será Traducido a todos los seres, en espíritu y en Verdad.

93. ¡La Paz de Mi Espíritu, en todo el Universo!… Mi Bendición y Mi Perdón, es en todo el Universo; Mi Caricia es con vos, Israel. …¡El Ojo de Mi Divinidad entre vosotros!… 

México, D.F., 1° de noviembre de 1949

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *