Cátedra 1946 Jul. 1

Cátedra del Divino Maestro. Julio 1º del año 1946 Tema: ¡La Conciencia o Mente Espiritual!

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!… Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviaros un Rayo de Mi Luz Divina, convertido en Palabra humana al alcance de vuestra comprensión Espiritual, Pueblo Amado… En esta alba de Gracia, Julio 1º del año 1946, Día escogido por Mí, en que os encontráis reunidos en espera de Mi Palabra, Yo os Recibo en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar en esta Nación de la Tierra Escogida por Mi Voluntad. Yo os recibo y os Bendigo y por vuestro conducto al Mundo y al Universo entero, en Mi Nombre que soy la Esencia Purísima del Amor Universal en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo. …

1. ¡He aquí un pequeño Rayo Luminoso tomado de la Irradiación Universal del Dios Omnipotente e Infinito, del Padre Celestial!…

2. Entre tanta sombra… una Luz. Entre tanta tiniebla… una Antorcha. Ante tanto desamor en vuestro mundo… mucho Amor para vosotros. Amor para los hijos de Dios que moran en la Tierra… Amor para ellos y Buena Voluntad. …

3. Yo os recibo, Pueblo Bendito de Israel, Hijo de Dios y Párvulo de Cristo. Yo os recibo en el Nombre del Padre, os recibo en Mi Nombre que Soy el Verbo Divino; y al recibiros, os Consuelo, os lleno de Caricia y os Enseño.

4. Yo os recibo con inmenso Amor, para derramar en vos, la Esencia de Amor Divino que Me pedís, la que os hace Grande de Entendimiento; y en esa Esencia, derramo el Conocimiento que vos Me pidáis Humildemente.

5. Siempre que, con Humildad, os acerquéis a Dios, al Padre, Él os Contestará; ya sea por medio de entre vosotros mismos, o en vuestro propio ser, o sea por su Verbo que Soy Yo en Vosotros.

6. Vengo a Alumbrar vuestro Camino, Pueblo, vengo a daros Mi Enseñanza ya que de Ella estáis necesitando; vengo a deciros: ¡Bienvenidos sean los hijos de Dios, los párvulos de Cristo!, os recibo en Nombre del Padre, en Mi Nombre que Soy la Esencia de su Amor Divino y la Luz del Espíritu Santo. …

7. De nuevo se abren los Arcanos Supremos Espirituales, de donde surge la Antorcha Resplandeciente para derramar su Luz. De nuevo la Sapiencia Divina, se acerca a los hombres, por medio del Verbo, para ser derramada en la mente humana. De nuevo se Abre, de la Sabiduría Celestial, el Reino; ese Reino, de Conocimiento Espiritual, para darse a vosotros a raudales, ya sea como Verbo, ya sea como Maestro, ya sea como Luz, ya sea como Amor, ya sea como el Espíritu Perfecto que Enseña a los hombres; y les Enseña, para que Hagan lo que deben Hacer.

8. Pueblo, la Antorcha a la que Yo Me refiero en Mi Lección de esta Cátedra de Día primero, será para vosotros, -si os fijáis en su Contenido- una Verdadera Antorcha de Valor Espiritual; pero esta Antorcha, está Encendida y es para daros Luz. …

9. Empezará ya a Iluminaros, la Luz de la Antorcha para que vos la Aprovechéis, empezará ya. ¡Mirad!,… Sentid los pocos que podáis, para que Recibáis; y después de Sentir, después de Mirar, de Analizar y Meditar, guardéis lo que es para vosotros y lo que debéis dar a los demás, lo deis.

10. Entre tantas llamas y fuego; raudales de Luz o de Agua Luminosa, porque esta Luz, Mía, es cual Agua Luminosa que os da Vida. Llamas de fuego que consumen, son las pasiones humanas, son cual llamas de fuego que atormentan al corazón del hombre. El fuego de la concupiscencia, es causa de las miserias humanas; las llamas pasionales de los hombres, que Mi Agua Luminosa Apagará; Mi Agua Clara, Apagará ese fuego y Apagará esas llamas.

11. Vosotros ya sabéis, cuán triste es venir a la humanidad; cuán triste es venir, sin Consolarla; pero aún no sabéis de las Alegrías de Amarla, de Servirla y Consolarla; de esas Alegrías, no sabéis todavía; sólo sabéis de la tristeza, de no poder Consolarla.

12. En Verdad os digo, en esta Cátedra de día Primero, que Apartaré de vos mismo, si os Amáis entre vosotros, Mi Pueblo, una bruma, una niebla, otra niebla y otra bruma, hasta que toda esta tiniebla de vuestra mente desaparezca ante Mi Luz y ante Mi Amor.

13. Apartaré de vos, ¡Oh! Mi Pueblo, Bien Amado, una sombra y otra sombra, un espectro y otro espectro; hasta que todos aquellos espectros y todas aquellas sombras desaparezcan, ante el Influjo Sagrado de lo que es Puro.

14. Y vos, empezaréis a Despertar e Iluminaréis vuestra mente; la Iluminaréis porque Yo os Ayudaré y estaréis en condiciones de Aclarar en vos mismo, todo lo que debéis Aclarar en vuestra mente, en vuestra Conciencia y vuestro entendimiento, Despertando en vos mismo vuestras Facultades materiales y Espirituales y pondréis en Actividad las propias del espíritu para Armonizar los Atributos de vuestro ser para que así puedan seros útiles y a través de ellos empezaréis a Ver, a Sentir, a Oír, en espíritu y en Verdad. …

15. Pueblo Mío, cómo siento vuestro sueño pesado y vos no veis el tiempo que pasa. Cómo siento el dolor de los clamores de los vuestros, el quejarse la humanidad, el dolor de vuestra pena, dolor de vuestro asombro; dolor, del desconocimiento de las Manifestaciones de la Ley del Padre; y por sentir éste, vuestro dolor, quiero Redimir vuestra triste situación Despertándoos con la Luz de la Verdad; porque el que camina por la Gran Vía de la Evolución humana, cuanto más Asciende, más Despierta su Conciencia en condiciones de mayor Comprensión Espiritual; y el alma, se dispone a Vivir la Vida Interior, la de su espíritu; por eso quiero quitaros vuestra niebla y que ya no exista en vuestra alma ese mañana, ese mañana de niebla que hay que disiparla con Mi Luz Meridiana. …

16. Acordaos, Mi Pueblo, si habéis leído historias que vos llamáis Sagradas, si habéis leído partes Verídicas de la Biblia, – ya que no todo es Verdad y ya que no todo es mentira, – recordaréis que en alguna ocasión, Mis Apóstoles Me sorprendieron hablando con Elías y Moisés, a Ellos les Vieron según que Yo hablaba con Ellos y que Ellos hablaban Conmigo, Visteis con la Naturalidad de los Ojos del espíritu, que pueden Ver a otro ser; Oír, con la naturalidad de lo que se Oye con el espíritu y no con la carne; sino con los Oídos Superiores, lo que otro ser dice.

17. Vos también, Pueblo Mío, llegaréis a estas Condiciones cuando os Dispongáis a Obedecerme. Así como se desarrolla el cuerpo, así también tendréis que dejar Crecer el espíritu, como el cuerpo que usáis; Desarrollar el alma en sus Facultades, las propias del espíritu en sus Atributos Superiores, los dejaréis Desenvolver acrecentados en la Evolución del hombre. …

18. Y una vez que los Poderes del espíritu y las Potencias del alma estén en Plenitud de Desenvolvimiento, una vez que esté Desarrollada en vos la Fe, Causa de todas las posibilidades, –ya que la Fe es solamente de almas Sencillas, de Almas Limpias, aunque relativamente,–- cuando vos, Mi Pueblo podáis Sentir la Alegría, de que están latentes las Potencias y Poderes en vuestro ser; con la diferencia, de que el cuerpo después de alcanzar el crecimiento natural, entonces éste ya no sigue, va menguando, va debilitando en materia, la morada pasajera; y el fin de la materia, su terminación, está en las entrañas de la tierra; pero el espíritu con sus Poderes y Atributos, dentro de sus Trabajos sigue Ensanchándose, Engrandeciéndose; Usando las Potencias del alma, sigue Creciendo en Sabiduría, Superando en Amor hasta estar Resplandeciente de Luz; y es entonces, en cuanto a vos, que de manera Natural haréis estas Comunicaciones, Hablaréis con los Seres Superiores; pero para eso, necesitáis vos también ser un espíritu Purificado y así tener la Amplia Comprensiva del Amor, con todos y tener la vida que Dios os da en el Sentido que a Él, le place, Gozar Superando y Conocer las Causas Superiores, las que están girando y las que están Dirigiendo los efectos en toda la Creación; mas sabed, que antes que el efecto, está la causa. …

19. Así necesitáis caminar: Con la mente Creadora, lo mismo que la voluntad Fuerte, Desenvolviendo los Poderes del espíritu, Acrecentando las Potencias del alma… entonces, Curaréis, Curaréis con la Palabra; Curaréis con el Pensamiento; Curaréis con el espíritu; Curaréis hasta con la Mirada, con las Manos; con la Oración Curaréis, con Todo lo que vos Sois de Buen Pensamiento, Palabra y Obra.

20. Si pensáis Bien materialmente, hasta con la Poca materia Curaréis; y Elevadamente, tendréis que Curar Mejor con los Pensamientos Brillantes del espíritu a través del alma; y con estas Potencias, seréis Poderoso Curando.

21. Os he dicho, que: ¡Si Pensáis Bien, hasta con la Mirada Curaréis!… entonces, con cuanta más Razón con el espíritu os Comunicaréis con aquellos Seres, Ellos con vos se Comunicarán, se Descorrerá el velo ante vuestra Voluntad y veréis más actos Causales y Conoceréis Secretos de todos los Misterios, porque los Secretos solamente Existen para los seres que se encuentran en determinado grado de Evolución Espiritual.

22. Entonces, utilizaréis vuestra Conciencia Bien, la Mente Espiritual, la Mente del espíritu que aún en este Tercer Tiempo, no la Conocéis Espiritualmente, ya que vuestra falsa personalidad humana os hace que no la Uséis, que no la Conozcáis; porque la Mente Espiritual, es solamente Conocida por Seres Espiritualizados, Superiores Espiritualmente; ya que Ella, es Conciencia Espiritual. Por ahora, usáis el cuerpo de vuestra personalidad solamente; mas cuando hayáis llegado a esto que Yo os digo, caminando por la Gran Vía de la Evolución humana, Ampliando vuestras posibilidades, Espiritualizándoos y Armonizándoos con la Causa de las causas, llegaréis a Conocer y Lograr estas Manifestaciones.

23. Entonces, en cambio de tantas flamas del fuego de pasiones, seréis vos la Antorcha Encendida, la Antorcha de Amor y Superioridad Espiritual, de Perdón y Misericordia, para Aplacar tantos odios, tantas venganzas, para Calmar tantas iniquidades.

24. Fuego de pasiones en vuestra carne y en vuestro cerebro, fuego en el Mundo y en vuestros hermanos; llamas, viento, fuego en vuestras almas… ¿qué vais a hacer? ¡oh! mundo, con tantas llamas de los hijos de la Tierra.

25. Por eso es Necesario que el Pueblo se acerque a Escuchar Mi Palabra; es Necesario que el Pueblo se Unifique en Pensamiento, es Necesario que el Pueblo, Reconozca la Necesidad de que su Mente Espiritual o Conciencia, sea Utilizada como el Instrumento Perfecto para Elevar en el ser humano, al espíritu del Hombre.

26. -“El intelecto”… –decís vosotros. “El intelecto es malo”… –dicen unos; “El intelecto es Bueno”… –dicen otros; y Yo digo: –Respondiendo a las palabras de los varones y mujeres, de letrados y Párvulos– Que el intelecto, está a la disposición de la mente humana y al del Amor. En el presente estado, quien Hable de Amor, de la Poesía de sus doctrinas historiadas; el espíritu del intelecto, es Bueno, lleno de Santo Espíritu.

27. En aquellos que todo lo materializan, en aquellos que quieren buscar otra causa fuera de Dios; sus espíritus materializan al intelecto, lo opacan, quieren con él desconocer al Padre. …

28. No es el intelecto el que está fuera de Dios; son los espíritus de los hombres los que lo desvían, los que le dan ese camino historiado o Recto. En el género humano, las mentes humanas que poseen el intelecto, son Materializadas o Espiritualizadas.

29. Y he aquí la Verdad de las cosas: En las mentes Claras hay Esencia del Amor de Dios… por eso, si la Esencia está en el Intelecto de algunos hombres de la Ciencia, encontrarán a Dios en Ella; y los hombres materializados, los abiertamente científicos materialistas, no encontrarán a Dios en Ella, no habrá en ellos la Esencia de esa Mente Clara; porque hay corazones llenos de Dios, o escasos de Dios.

30. Todo depende de los Condicionamientos vuestros para que así sean los Acontecimientos Favorables; para que así sean, y vengan las Manifestaciones Espirituales en vosotros, ya deberías saber utilizar la Mente Espiritual. Sois vosotros los culpables de utilizar las facultades materiales, en lugar de las Espirituales, con hechos u obras.

31. Sois vosotros Artífices de vuestro propio destino, ya que sois poseedores de Libre Albedrío; podréis por esto, conducir Bien o mal vuestras Facultades en vigor, usar vuestra Mente Espiritual y deshaceros de todas esas sombras superficiales.

32. Llegará el tiempo en que todos Reconozcan al Creador Universal, mas debéis de esperar; y entonces, veréis que todas las ciencias Reconocerán por sus científicos a Dios; una vez que el espíritu del hombre se Espiritualice, por sus representantes encontrarán al Padre Celestial viviendo su Vida Universal, repartiendo de Ella a todas las vidas, dándoles Salud de Vida Universal, emanando de Ella la Fuerza para que tomen las otras vidas de su propia Vida.

33. No es el hombre el que debe ser dirigido por el intelecto de la mente humana; es la Conciencia o Mente Espiritual, la que debe Dirigir al intelecto. El hombre debe hacer eso: Ser más Espiritual, ser Vehículo Espiritual en todo y por todo… y entonces, el drama del dolor habrá concluido, el drama doloroso habrá terminado.

34. Todo lo que el espíritu del hombre se materializa, debe de Espiritualizarse; todo lo que el ser humano tiene de equivocado, lo debe Rectificar; y su vida, aportará lo más Noble de su mente humana y penetrará a una más amplia Conciencia y verá con Claridad todas estas Manifestaciones Espirituales y se Analizará a sí mismo. Entonces, él será Útil para Apagar todo ese fuego de pasiones y todas esas llamas de materialismo, con la Claridad de su Agua Luminosa; Agua Luminosa, de total Acción, que ya Conoce en espíritu; y las sombras se extinguirán, por lo que tiene de Luz; Apartará las sombras, por lo que tiene de Aquel que Sabe lo que es Necesario.

35. Humanidad Mía, ¡qué no veis que, en vuestro presente estado, en vuestra presente Evolución, sólo tenéis ayes de dolor, que llegan como suplica hasta los Altos Planos, de donde se pide Misericordia!…

36. Para vosotros, el Padre Celestial ha dado Hermosura a la Tierra. El Padre Celestial, concedió aguas generosas, limpias, que los hombres han ensuciado; aguas que ahora son envenenadas, convirtiéndolas en aguas mortíferas.

37. Los hombres, han destruido los Símbolos de las aguas y los campos, han destruido todo lo que ha sido formado por la Voluntad del Padre, han arrancado Bellezas que el Padre dio a la Tierra, quitando todo cuanto, de Dios, hay en ellas.

38. Las aguas, son provocadas por los hombres; y, en Verdad, los hombres van a Arrepentirse de ello. Las criaturas de las aguas y de los campos, perecen por causa y por mano del hombre; el hombre, va a Arrepentirse de ello. Cada especie debe ser Respetada, porque la Voluntad del Padre al darle vida o Animación, ha sido para que esté en su elemento, sea en agua o sobre la tierra, Armonizando con toda la Naturaleza.

39. El hombre se ha convertido en destructor, contrariando las Expresiones de la Ley Divina; y el hombre entregará, entregará Pueblo Mío, cuentas al Hacedor, de que sólo os destruís; y entregará de su cosecha, la semilla que sembrara; y Justo será, Consolar al hombre cuando se dé cuenta de que está destruyendo el propio mundo que el Padre le dio para morar.

40. Sigue el hombre, destruyendo las Bellezas que el Padre puso en este Lugar; en este Hogar grande, llamado Planeta Tierra, el Padre Observa todo lo que el hombre hace; mas como el ser humano, no es autómata, el Padre le da el tiempo para que hagan uso de su Libre Albedrío; pero un tiempo limitado, puesto que el hombre está destruyendo su propio mundo, deshaciendo las expresiones de la Ley Divina del Creador Universal, contrariándole, destruyendo sus obras.

41. ¿Qué será de la humanidad?… ¿adónde se encamina, con pasos inciertos cual sombras de noche?… ¿Qué será de vos, humanidad?… ¿adónde os encamináis, con nieblas, vencida?… ¿adónde van los moradores de la Tierra, adónde van?… triste llevan el corazón, el pensamiento triste, vacilantes los pasos, turbada la mirada, temblorosos los labios, ¡pobres hijos de Dios!… que sin saber el mal que hacen, son culpables de la destrucción de su propio mundo, ¡cuándo Despertarán?… Por eso dije en Cátedra pasada, que sois inconsecuentes.

42. ¿Qué debéis hacer de estas Revelaciones Espirituales qué buscáis casi inconscientes?… Y, ¿cuándo Despertaréis vuestra Mente Espiritual, a vuestra Alta Conciencia?… ¿Acaso hasta que veáis este Mundo desolado y a sus moradores llorando de Arrepentimiento?…

43. Cuando veáis este pobre Planeta, casi destruido por las manos de los hombres, ¡Ah! ¡Cómo lloraréis!… ¡Cómo sufriréis!…

44. Y decís, vosotros: -¡Maestro, no somos culpables los que estamos aquí y Escuchamos estas Lecciones Tuyas!… sin embargo, sois aludidos Amados Míos, con vuestra impiedad; porque sois inmisericordes, vosotros ayudáis para que se acreciente, a que aumente toda la crueldad, todo el desamor, toda la ingratitud.

45. Cada uno de vosotros que piensa y hace acciones negativas, construye una obra, cual si fuerais a formar, a construir, una gran obra negativa aunada al grupo de aquel negativo al Amor; para hacerla después florecer, con flores negras del germen del crimen.

46. Vuestros propios pensamientos, en otros cerebros que hay; ellos tomarán cuerpo que aumentará a medida que se reúnan por afinidad pensamientos de hombres increyentes que ingratamente piensan en el mundo; y fijaos campos Benéficos con semilla mala que otros recogen: Sois culpables… y aquel que recoge, recoge de vuestra semilla y la reparte, la de él y las vuestras.

47. No arrojéis en los campos la semilla negra que hace flores negras, ya que existen en vuestro cerebro Mis Ideas en Floración; pero las Ideas Espirituales, las Ideas Benéficas, Ideas de Misericordia. Las Ideas Superiores que hacen Bien a las Ideas Constructivas, que no Practicáis, esas sí, Mi Pueblo Amado, esas sí, regadlas por el Campo Bueno, regad esas Semillas del Bien.

48. Ya veis, Mi Pueblo Amado, cómo es Necesario que Yo sea por Vibración sonora entre vosotros… En este valle de lágrimas, valle de tristezas y de amarguras, hay una Luz que Aparece para Conducir a los hombres que han perdido el Camino, el Camino del Amor; único Camino, que lleva en sí las condiciones para Organizar, Ayudar y que tiene Comprensión.

49. Es Necesario, Pueblo Mío, una nueva Organización, es Necesario que el Espíritu de Justicia, Amor y Sabiduría, Ordene con esta Enseñanza, todas las cosas que por influencias humanas han sido trastornadas, desordenadas.

50. Nuevamente el Espíritu Misericordioso, Iluminará para poner Orden en todo; para Espiritualizar al hombre, para Despertar la Conciencia adormecida de este pueblo, de estas razas, para que así busquéis primero Conocer las expresiones Puras de la Ley del Padre y después Acatarlas Bien, Prudentemente, Amarlas, Servir de Ejemplo en Obediencia para los que tras de vosotros van a venir después.

51. Haced, Amados Míos, que surja una voz de vosotros y diga: -¡Voy delante de los demás!… será de vuestro interno la Voz, Pueblo adelantado; y de Cierto, os digo que estéis vos en disposición de Hacerlo, no para dar un ejemplo personal, ¡no!; pero sí para dar entre vosotros el Trabajo, la Ayuda de este Pueblo al que lo necesita.

52. Estáis, en la guerra de ideas. Estáis en el Caos, mundialmente hablando, estáis viviendo una vida de desorden y de guerra. Guerra de ideas y guerra en las fuerzas de los demás; guerra en lo externo e interno viene contaminando este tiempo de confusión, en todas las religiones, en todas las filosofías y doctrinas de los hombres.

53. Todos los males vienen del hombre. Las dudas sacudirán doctrinas y doctrinados. El caos será mundial. Y de Cierto, os digo: Que vosotros, podéis Ayudar al mundo a Escuchar.

54. Ya están principiando los tiempos en que las frases Espirituales que Yo os dé, -las Lecciones Espirituales tan interesantes- sean conocidas a través de Instrumentos Capaces, de Felices Intérpretes de Mi Pensamiento; que os pido que no se queden sin Valor, porque son más Interesantes que nunca y Benéficas para vosotros. Luminaria en vuestras sombras, son estas Lecciones de Mi Enseñanza.

55. Vosotros, que tenéis de la Gracia del Padre y de la Gracia de Mi Amor, os he dado los medios para Sentirme, como la Intuición y la Videncia en algunos de los Míos, para que Testifiquen Mi Mensaje, además de estos Aparatos con los que Me comunico a vosotros; unos, han sido Intuicionados, otros han visto formas Simbólicas y Me Sienten como Fuego Vivo, como Llama Sagrada, que Ilumina su Interno; ellos, necesitan de estas Lecciones.

56. Algunos han oído la Voz que les decía: Hijo de Dios, Párvulo Mío, ¡quiero utilizar todo vuestro corazón para que deis a donde haya uno o dos para que sean Instrumentos de Mi Voluntad y más tarde, otros más deis estas Revelaciones, deis estas Facilidades de que, los demás Desarrollen sus Facultades Espirituales y se Instruyan de lo que es Mi Voluntad!… Mi Mensaje se recogió; y en Verdad, no se desperdició.

57. El que posea corazón Sencillo, el que posea Buenos Sentimientos, Limpios y Puros, en Verdad, hará Germinar la Idea Espiritual; y Mi Idea, Obedecerá.

58. Así también he trabajado en el cerebro de otros, para que Colaboren entre vosotros y os den Mi Enseñanza para que estas congregaciones de Mi Pueblo se Conviertan, para que reciban también las Lecciones Sagradas que debéis llevar Grabadas en vuestra Conciencia todos vosotros.

59. He trabajado también en otros cerebros, sí, he trabajado en Mis Ovejitas pequeñas que Escriben Mi Palabra, porque esas Ovejitas en Verdad son Mías, porque ellas fueron Obedientes; es su corazón Dócil; son Sencillas y ya Me Sienten, ya Me Aman, ellas ya son Sensibles ante Mi Palabra.

60. Esas Ovejitas, ya Escuchan Mi Voz; como todo aquel que escucha Mi Doctrina y la Acata, es Mío también su corazón Noble; ya que su corazón, es a semejanza de la cera blanda, corazón Modelado con el Santo Amor de los amores; permanece así en Ellos, la Antorcha de Fe Encendida para Bien de los demás.

61. Aquellos que Escriben Mi Palabra, hacen Bien a las multitudes; aquellos que Escuchan Mi Enseñanza y la Practican, hacen Bien en las multitudes; y serán así: Bien para las multitudes… estos Aparatos humanos por los que Yo Me Comunico en este Tercer Tiempo; ya que, sin Ellos, no Escucharíais, no Escribiríais, Letras ni Palabras Sagradas.

62. Estos Aparatos humanos, cada vez Me son más útiles; y más escasos, porque aumentan aquellos que hablan mucho sin entregar Enseñanza; más útiles y más escasos, sí; sin embargo, estos Aparatos tienen luchas internas y externas y hay momentos en que quisieran para siempre alejarse de Mi Servicio; sí, se sienten enfermos de las fuerzas, enfermos de las luchas, enfermos de las dudas; mas he Escogido aparatos, –para el presente y para el futuro– en estos tiempos de confusiones, para todos los doctrinarios y las doctrinas. Tiempo éste, en que la guerra de ideas es un hecho sobre la Tierra; en que sabéis, Mi Pueblo, que sólo vosotros Escucháis, Escribís y Grabáis en vos mismo, Mi Enseñanza.

63. Aunque vosotros sabéis que solo algunos de vosotros sois Modelos en vuestro Cumplimiento, debéis de Seguir; aunque creáis que no todos lo sean, aunque haya quien menos Trabaje; porque ha llegado el tiempo en que se dude de Mi Mensaje que por ellos he entregado; y si solamente de vuestras Facultades creéis, sólo en los mismos Aparatos, no os fijaréis en que otros mienten.

64. De Cierto, os digo: Que si mencionando Mi Mensaje, se Entiende con Claridad lo que ellos Interpretan y Aprovechado es en la Alta Conciencia por los que lo escuchan, es que son Capaces, van Superando… pero necesitan esos Aparatos Confianza, según sea cada uno de los mismos, Tranquilidad Interna en su Conciencia, una Paz y una voz de Comprensión para ellos mismos.

65. Algunos Pedestales de Mis Recintos escucharán el Mensaje que por ellos doy; y otros más, escucharéis Mis Mensajes de acuerdo con vuestra Preparación; y aunque creáis que solamente sois vosotros, seguiréis adelante, aunque creáis que solo una Facultad tiene la Interpretación mejor; mas no quiero decir que esto sea la Verdad, de que estos Aparatos humanos Interpreten la Verdad Plena todavía, porque esto no ha llegado a Acontecer aún, ya que solo y con el tiempo lo lograrán, pues aún son pequeños para desenvolver Fielmente Mi Comunicación en esta su directa y delicada Misión.

66. Los demás, no han llegado, porque han esquivado el Camino; mas estos Aparatos humanos os serán útiles más tarde; y esos Aparatos, ya más perfectos, se unirán a vosotros; y otros Aparatos cada vez mejores, de otros lugares, se os unirán; y por aquellos Aparatos, Yo Ordenaré que Despierten y sirvan sobre miles de Aparatos para dar control a los demás, que Yo Arreglaré para poner Orden donde haya desorden. ¡Más grande sería el Caos, si no os Aprovecháis de Mi Enseñanza!…

67. Yo no os digo que sois los únicos, pero sí que por estos tiempos sois escasos, sin decir únicos; pero debéis de saber, que Preparo otros que os Ayuden, es necesario esto; Buenos, compuestos o malos, si solo en vos Creyesen, ¡seguid!; qué importa que penséis, que aquellos Aparatos no estén como vosotros, ¡seguid adelante, Portavoces Míos!…

68. Ahora, lo mismo que os Entrego, tendrá que Escucharse; otros Seguidores de Mi Doctrina, recibirán más tarde en Mi Enseñanza Escrita, las mismas Palabras de Consolación, porque en estos tiempos habrá ofuscaciones de los Aparatos y en muchos otros lugares serán sorprendidas las congregaciones de Mi Pueblo, a los mismos Aparatos les sorprenderán en la impreparación; mas, ¡seguid vosotros, adelante!…

69. Os he hablado de la Confusión que se acerca dentro de Mi Pueblo, mas mirad que todo suspiro, es existencia de una vida mayormente sufrida, siempre haciendo un esfuerzo mayor para Superarse.

70. Existe la duda, porque los hombres pelearán con los hombres y en consecuencia los mismos elementos; porque las aguas, llegará el momento en que sean mortíferas, entonces los peces enfermarán a quienes los comiesen, porque los hombres siguen provocando a la Tierra.

71. De Cierto, os digo, que la Tierra se estremecerá fuertemente respondiendo a la provocación de los hombres; entonces los vientos, de Cierto y en Verdad, también Reclamarán al hombre y veréis cómo las aguas provocadas por el hombre, traerán después destrucción. El fuego, aun seguirá aumentándose por la metralla de los hombres, llegará su eco hasta las entrañas de la Tierra; y el Agua, vendrá un día de las entrañas de la Tierra y destruirá al hombre que atrevidamente la provoca; el agua acometerá, pero un día hará explosión por alguna parte y de Cierto os digo, que una parte del mundo terminará en fuego y otra parte por agua y otra por estremecimiento de la Tierra, por el agua envenenada y por las creaturas del mar; y el aire, responderá también, hasta el viento enfermará, porque aun el viento será mortífero; todo esto, provocan los hombres.

72. Los hombres, tratan de destruir su propio mundo, –ya os dije antes– sin Saber que al hacer esto, se destruyen así mismos; y los que participan a ello, estarán muy lejos de Comunicarse con los espíritus, como Yo a través de Jesús, hablaba con Moisés, Elías y otros Patriarcas y Videntes. Los hombres no podrán Mirar con su Vista Espiritual, mientras tengan estas ideas; menos serán, a Semejanza del árbol milenario.

73. El hombre apaga su Luz Interna que lleva dentro y no derrama Luz; y no Iluminará, hasta que el hombre Manifieste a su espíritu; ya que solo con su Vista Espiritual, Verá y con su Oído Espiritual, Escuchará el Mensaje de las almas de aquellos seres que vienen a ellos, que se acercan a ellos y quieren Comunicarse.

74. ¡Ah! Pueblo Amado, cuánto tenéis que Aprender y cuánto tenéis que Enseñaros los unos a los otros; os aproximáis al Juicio Final, vos mismo habéis formado y plasmado en los éteres de la Tierra el Símbolo de la Balanza, os aproximáis a Ella; y vuestras acciones serán pesadas, porque habéis desbordado, sí, la Copa del Dolor, el Cáliz de Amargura, que son Símbolos en sí mismos y que Dios ha permitido. Estáis traspasando los límites concedidos al Libre Albedrío, estáis haciendo mal.

75. ¡Usad de vuestras Facultades Espirituales y materiales parte del Pueblo inteligente que Me escucháis!… y pensad, porque ya no Me refiero sólo al Pueblo Escogido, ni a la Porción de Él aquí reunida, ya que Me Escucharán otros pueblos de la Tierra, se enterarán al Escuchar este Mi Mensaje también sonante por otros aparatos, no humanos -pero pasado por el ser humano, en esos aparatos- se Escuchará este Mensaje interesante.

76. Todas las cosas serán Ordenadas (Reordenar) por el Espíritu de Amor, los Resplandores de la Dulzura aparecerán. ¡Cuánto tengo que hacer en este mundo!… ¡Cuánto tengo que Ordenar!… ¡Cuánto, entre tanta turbación!… ¡Cuánto, en tanta confusión, tengo que Aclarar, que Resplandecer y Desarrollar en el hombre!… para que vuelva a su Primer Amor, al Amor de Dios, del Padre Celestial.

77. Sólo las obras de Amor, son Luces para el hombre; para el alma, y espíritu del hombre.

78. Mientras vosotros, os alejéis de la Directiva de Dios y os odiéis los unos a los otros, imposible será que oigáis a las Facultades, que os Aprovechéis de los Dones Espirituales que se Manifestarán en el hombre; imposible es, hasta que Hagáis Florecer como Hechos Luminosos en vosotros mismos, las Ideas Espirituales. Hasta entonces, Mi Pueblo, hasta que los Hechos Espirituales sean en vosotros como un Estado Natural del pensamiento, se Manifestarán en vosotros, aquellas Facultades y Dones de los cuales Yo os hablo.

79. Por eso: porque estáis aferrados a vuestra carne aquí en la Tierra… no escucháis los ¡Ayes! de dolor, que se Elevan a los Planos Espirituales; mas, si no estuvieseis materializados en la Tierra, Escucharíais esos ¡ayes! del dolor.

80. Dejad que os Alumbre la Luz de vuestro espíritu, esa Estrella Luminosa, ese Lucero que lleváis dentro de vuestra Conciencia; dejad que os Espiritualice, y entonces, Me Veréis, Me Hablaréis de espíritu a Espíritu y Yo también Me Comunicaré así con vosotros; y Me Comprenderéis, Me Atenderéis y Me Entenderéis, Escuchándome en Verdad, más que hoy, porque Grabaréis cuanto os digo en la Memoria Perfecta de vuestra Conciencia Espiritual Interna.

81. La Memoria de vuestra Conciencia Espiritual, es Mejor que estos aparatos con los que grabareis las voces de Mis Instrumentos humanos; más fácil será, ya que en la memoria de vuestras mentes humanas Grabaréis todos los hechos, todas las palabras y todos los pensamientos sin perder una sola palabra, un solo pensamiento y una sola obra; quedará grabado todo cual, si fuese un aparato perfecto para uso de vuestra Conciencia Interna, absolutamente todo, quedará Grabado. ¡Tened cuidado con lo que hacéis, deis, penséis y habléis!… ya que esa Grabación, pasará a la Memoria de la Conciencia Espiritual y estará presente para que vosotros la Escuchéis, y en vuestros Oídos Espirituales también la Escucharéis, mientras ese lamentable estado perdure: lamentaciones de Conciencia… para el que culpable esté.

82. Todos vosotros, tendréis que pasar por un Período de Prueba Espiritual, son los que vivís en el alma; en que tendréis presente, que hay que ir Viendo, Oyendo y Sintiendo todo lo que habéis hecho en todas vuestras vidas(existencias) humanas; Viendo, Oyendo y Sintiendo, lo Bueno y lo malo en toda vuestra Existencia, en vuestra Conciencia Espiritual; en Ella, Imborrable estará todo Grabado.

83. Para qué queréis, Mi Pueblo, otra grabación más propia que Aquella que en vos mismo lleváis; bien está que es útil a los hombres esos aparatos materiales que utilizáis para grabar vosotros, pero aquella Memoria Perfecta de vuestra Conciencia Espiritual con todos vuestros propios actos Grabados, aunque quisierais apartarla de vosotros, aunque quisierais, no podríais.

84. Oídos que Me oyen y mentes de los que más Me Comprenden; poco es lo que Me Comprenden las mentes humanas, por eso os digo: Empezad a apartar las nieblas y los momentos sombríos de vosotros mismos y Sentid a Dios en vuestra Conciencia. … ¡Entendedlo!: Debéis Grabar en la Conciencia de vuestro ser interno, para Conocer, las Expresiones de su Ley y Respetarlas.

85. ¡Oh, hijos de Dios que moráis en el valle de las sombras!, por eso desde Mi Cumbre Espiritual hasta vuestro valle humano, os dejo la Enseñanza que habréis de Seguir; por Ella, alcanzaréis la Comprensión Elevada de Alta Conciencia; por Ella, alcanzaréis el Reino de Dios en vos mismo.

86. Vosotros, decís: -El que Rectamente vive, Rectamente muere… según la comprobación de toda vida en la transición que llamáis muerte. Pero Yo os digo: El que Rectamente vive en este fragmento de Vida eterna, Rectamente Vivirá en la Vida de las vidas.

87. Porque una vida humana es tan solo un pequeño hecho de la Vida Eterna, sí, de ese Largo Camino; pero no es inacabable vuestro trocito de vida en este Mundo, en la Eternidad. Considerad vuestra existencia, un Prodigio Santo, una Participación Especial, un Amén en la Eternidad.

88. Vuestra vida como humano, es corta; y no debéis por ello pensar, que la vida humana, que vuestra vida relativa, que vuestra vida presente, es toda la Vida de vuestro Verdadero ser, ya que es tan solo una parte pequeñísima de la Vida Verdadera, que en el tiempo, tomará de vuestros Méritos; y un tiempo en la materia y otro tiempo en el alma, como espíritu sin materia o con materia; sólo en alma, encarnado y desencarnado, permaneceréis en la Lucha y os haréis Grandes.

89. Del Cumplimiento en la Ley Divina, dimana la Fuerza del Bien y de vuestra desobediencia, la del mal. Mas si vosotros sabiendo que existen las dos fuerzas, Utilizáis solamente la Fuerza del Bien o de las Virtudes; y no utilizáis la fuerza, que utilizáis, o sea: La del mal o de las pasiones… a pesar de poseerla; si sois Dóciles, Obedientes y Utilizáis la Fuerza del Bien y no utilizáis la creada por vuestra desobediencia, si no equivocáis esas fuerzas, si así lo hacéis, ¡Oh! Mi Pueblo, entonces no sufriréis de la misma manera que sufren aquellos, que han utilizado las dos fuerzas.

90. Más que la Buena, utilizáis la fuerza baja y pasional; es cuando abrís la fuerza del dolor mismo, esa fuerza negativa que hay que Depurar, los propios hechos de las bajas pasiones de los hombres que usan la Fuerza de su espíritu equivocadamente, creyendo luchar para sí mismos; mas eso, es encadenaros, aprisionaros vos mismo; el usar las Fuerzas del mal, es quitaros vos mismo vuestra propia Felicidad Espiritual.

91. De Cierto y en Verdad, os digo: Que si en espíritu y Verdad, estáis usando Fuerzas de Amor: Fuerza de Perdón, Fuerza de Misericordia, la Fuerza de la Comprensión, sí seréis Felices… ya sea en alma o en cuerpo, como quiera que viváis la Vida, seréis Felices. Por ahora, vuestras Auroras están todas cubiertas con crespones negros de dolor; vuestras Auroras, están tristes, como tristes están vuestras noches; así es como habéis visto vuestras Auroras y vuestras noches. ¡Ya no entristezcáis más vuestras vidas ni las de vuestros semejantes; ya no entristezcáis vuestras Auroras!…

92. Estos Mensajes Espirituales aumentan en Importancia, son las Lecciones de Mi Enseñanza; Enseñanza, que Superará todas las enseñanzas de los hombres; es Mi Tercer Testamento que Yo os dejo ante el Porvenir; por eso en los momentos en que estos Aparatos Trabajan, Aparatos estos de carne, son Aparatos por los que os Doy Anticipada Evolución; mas, llegarán los tiempos en que se aumenten las vías de Comunicación entre los hombres, porque será necesario que todos Conozcan Mi obra y que no dejéis perder Mis Frases, ni siquiera una Palabra, por eso os he concedido lo que antes no teníais; y en otros lugares, se irá concediendo que Escuchen Mis Mensajes de Importancia, para que vayan siendo estas Cátedras cual Luz del Porvenir, Evolución del futuro, Campana al Despertar; entonces, ya tendrán los aparatos necesarios que el hombre requiere, para no perder estas Gemas Espirituales en los corazones Sensibles al Influjo del Amor; dulces y Sublimes, en las mentes Comprensivas a la Sapiencia que Dios por Mi conducto os envía.

93. Sed Sensibles a toda Inspiración Mía, estad siempre Abiertos para estas Lecciones Espirituales a través del Ósculo Solar, a través de la Caricia Espiritual.

94. Sed Sensitivos cual las rosas, abríos, así como las flores matinales que buscan la Caricia del Sol para recibir su Luz, para ofrendar sus Bellezas y Bendecir a Dios con su fragancia. Buscad la Luz como las flores, dejando que el alma Eleve la Esencia del espíritu en vosotros.

95. Sed cual las aves canoras y Entonad el dulce Trino de la Esperanza con inmenso Amor Espiritual. Sed cual los Jilgueros, como los Ruiseñores al rayar el alba; brindad el primer canto del alba para el Padre, para Dios, de espíritu a Espíritu.

96. Sed cual las aguas claras que corren y van hacia el mar. Almas Mías, sed como las aguas que van hacia el mar y en él se juntan; así encaminad vuestros pasos Amando a Dios.

97. Vivid la Vida de la amplia Conciencia al Despertamiento de la Conciencia Impersonal, o sea, la del espíritu; porque el Despertamiento de esta Conciencia en el espíritu, os traerá Goces infinitos; en Unión con el Padre, el Cielo Eterno en vosotros, la Alegría de confundiros en Dios como lo habéis querido; de Uniros con vuestra voluntad, en su Santa Voluntad; de Uniros con vuestra mente humana, a su Sublime Mente Universal; vuestra Conciencia Espiritual, con la Suprema Conciencia Divina, de Unión, de Santa Unión, Nota de Fusión Sublime; y siempre el Padre, en la Conciencia será; en Unión Eterna se Unirán las mentes y las Conciencias y nunca confundirán al Creador con la criatura, al espíritu con la materia.

98. Así vos, Mi Pueblo, Armonizaos, Unificaos con el Santo Uno, con el Padre Celestial, con la Causa Suprema; y cuando hagáis esto, Pueblo Mío, encontraréis en lo más Elevado de vos mismo, el Despertar de vuestras Facultades, de vuestros Dones, de vuestros Propósitos Espirituales, de Aquello que es Inherente en vos.

99. Haréis uso de estos Atributos Espirituales, pero haréis Uso de Ellos por medio de las Virtudes para el Servicio del Padre; y entonces el Trabajo vuestro, será Aquél que el Padre quiere que Hagáis y estaréis Unificado en la Gran Obra de Dios; y la Misión que Dios os dará a hacer, la Cumpliréis siendo una sola Acción en Trabajo con Él; y solo Dios con vos y vos con Dios.

100. La Misión os Eleva y vuestro espíritu Gozará del Santo Amor, haciendo vuestra su Voluntad Divina; y veréis qué Bellezas sentiréis, Dichas Eternas de la Santa Unión. No fusión de mente humana, ¡no!; sino en Santa Comunión Espiritual, cuando Alcancéis ese Estado de Conciencia que debéis Alcanzar para que el Cristo esté en vos.

101. Cuando alcancéis el Estado Resplandeciente de la Conciencia Superior, habréis alcanzado a Conocer la Gloria de la que vuestros Profetas os hablaban tanto; alcanzaréis a Sentirla, en vos mismo.

102. Antes, sólo escuchabais la palabra Cielo; hoy, Sentiréis ese Estado Sublime en espíritu, de la Unión del Padre en Eterna Felicidad, porque estaréis Eternamente Unido a esta Enseñanza; y en esos caminos de los hombres, Cumpliréis vuestra Misión.

103. ¡Preparaos, Mi Pueblo!… ¡Preparaos, ya!… porque las multitudes se acercan a vuestras congregaciones en busca de Mi Enseñanza, porque por todas partes se hablará de estos Mensajes que a todos Superan e irán Superando aquellos Mensajes que habrán de Escuchar.

104. De Cierto, os digo: Que debéis Preparaos porque vendrán a buscar, unos; vendrán a escudriñar, otros: palabras por palabras… Grabad, Escribid o Llevad y tendréis mucho que Dar, ya que tenéis mucho que recibir.

105. Los pueblos se Preparan, y se Acercarán a buscar; y las Lecciones de Mi Enseñanza, serán para Escuchar y para Alabar a Dios; y los mismos Discípulos, ya Adelantados en sus Facultades, volverán a tener Fe por lo que de Espíritu a espíritu por ellos mismos os diga porque sabrán que son incapaces de hablar así sin Mi Inspiración Espiritual; y recibirán Fuerza, dando Testimonio de su propio Trabajo.

106. Cuando Mis Discípulos se entreguen a esta manera, ya sea por el dolor, ya sea por el estado Espiritual en que se encuentren o ya sea con la Alegría de Mi Amor, entonces se Maravillarán a sí mismos; Creerán, no por ellos, sino por lo que Yo Hago en ellos; porque de Cierto, os digo, Mi Pueblo, que también Me son dudosos algunos de ellos, mas Escuchándose a sí mismos serán su propio Testimonio y aumentará por este Testimonio, la Fe que iba decayendo en ellos.

107. Veis cómo es Necesario ya, que Mi Palabra se Cumpla; de que os Unifiquéis, de que en Verdad tengáis el Propósito de Unificaros para que la Siembra se haga en abundancia. ¡Aquí está la Simiente, Semilla Luminosa, Pueblo!… ¡Acercaos con las condiciones Internas Dispuestas, al Templo del Silencio; con la Poesía que procede del Silencio entre vos y Dios!…

108. ¡Ah, Pueblo Mío!… el Santo Mensaje de Unificación, os acerca al Templo del Silencio, ya que en la Naturaleza está Dios; y entonces, Escucharéis estos Mensajes a través de estos Mediadores o sin ellos, tomándolos de la Naturaleza, de espíritu a Espíritu, ya que Dios los derrama en toda la Naturaleza y los necesitáis derramados en vos, ¡tomadlos!… pero vosotros, que no sabéis tomarlos; que, teniéndolos, todavía no sabéis tomar estos Mensajes, así estén Visibles, Sonantes o Escritos para vosotros, abrid vuestra alma a la naturaleza, ya que la Naturaleza es Aparato de Comunicación para Dios.

109. La Naturaleza está Expresando siempre Manifestaciones de Dios, dimanadas de su Mente Divina y de los Pensamientos de Dios. Ella es cual un Libro de Dios. La Naturaleza llena está de la Presencia de Dios, y es un Libro abierto en el que podéis Aprender; ¡llenaos de su Presencia!… ya que Dios, está en Ella.

110. ¡Recibid el Mensaje Pueblo Mío!… ¡Nutríos de sus Expresiones de Sabiduría, de su Luz Armoniosa y su Esencia Infinita, con su Substancia a través de sus formas!… ¡Recibid de su Enseñanza Universal en vuestro entendimiento!… ¡Acercaos al Padre, Amad su Creación!… ¡Amad al Padre, antes que a Mí!… ¡Bendecid al Padre, antes que a Mí!… ¡Después del Padre, Amadme a Mí!… ¡Antes Amad al Padre; antes que a todas las Manifestaciones de su Creación!…

111. Esta es la Verdad, Pueblo Mío, está Compendiada para que sea Entendida. Ella hará que brote Poder de los Sentidos Espirituales en los Escogidos y os Comunicaréis con espíritus Luminosos de almas desencarnadas si necesitáis Instrucción por medio de Ellos.

112. ¿Habéis Entendido Pueblo Mío, en que si vos os proponéis a Preparaos como Yo quiero, alcanzaréis estas Comunicaciones de espíritu a Espíritu y el estado de Conciencia Sublime, lo alcanzaréis?…

113. Quiere el Cristo estar en vos, Reinar en la Conciencia Despierta, porque el Cristo, no puede Morar en Conciencias somnolientas; el Cristo, necesita Reinar en las Conciencias Despiertas, porque una Conciencia media, destruye su Grado de Amor, su misma Mitad.

114. En las condiciones Especiales son por las cuales el Cristo Brilla, por eso Me valgo de Aparatos de Captación, de Medios y Mediadores; y Medios, son los seres Desencarnados; y Mediadores, son los seres encarnados que han Desarrollado una Facultad Espiritual y que llamáis Médiums, estos Instrumentos son por los cuales Me Comunico; y no solamente los seres Desencarnados son Medio, sí, ellos, sin ser únicos, son también Mediadores entre vosotros; porque vosotros, todavía no estáis en Condiciones de Comprenderme sin Medios o Mediadores, sin principio o fin, para que os Afinéis con lo que es Puro, con lo Bello, con lo Verdadero y Justo en espíritu y en Verdad, para que Sirváis en la Obra del Padre y seáis Vivificado en Utilidad.

115. Esto os hará Entender, que quiero que Captéis Directamente de los Arcanos Divinos, la Esencia de estas Vibraciones Espirituales; porque de estos Aparatos que interpretan Mi Comunicación, quiero que Captéis y Fijéis Bien la Esencia Divina de Mis Mensajes, para dejar la Herencia Depurada, antes, de dejar la Herencia escrita a vuestros hermanos, que son incapaces de percibir sin voz sonora Mis Vibraciones.

116. Cada Instrumento, cada Aparato de carne por los cuales Me Comunico, os dejará su herencia antes de partir al Más Allá; de Cierto os digo: Esta Herencia que por ellos recibís, es parte de ellos y parte Mía… por la parte de Interpretación humana, ellos Cumplen su Misión dejando esta Herencia de Mensajes Espirituales; mas, la Enseñanza, os la Doy Yo; ellos van dejando en su Misión un trozo de su vida, el Amor de su existencia en la Tierra; pero Comprended, que todavía no están en Condiciones Perfectas.

117. Mas sabed, Pueblo, que están dejando Flores de su cerebro y de sus labios. Las Flores que doy en Mis Cátedras rebosantes de Verdad, son la Esencia y Efluvio del Verbo Divino que así os Habla utilizando sus palabras para vuestra Superioridad Espiritual.

118. Ellos van dejando para el mundo, Herencia; y sin embargo, se sienten inútiles y aun sabiendo que Yo por ellos también la voy dejando; fijaos, que un temor les anima al ponerse en éxtasis, al entrar en este éxtasis que Me permite Servirme de ellos nuevamente.

119. Todas estas Bellezas, todas estas Lecciones de Utilidad, os hacen pensar, cuán grandes son las Irradiaciones de Mi Luz en el Universo y qué Bello es el Pensamiento Sempiterno; y todavía, no están Contentos Mis Aparatos; sí, están inexpresivos, tristes, dolorosos ¿Y esto que están haciendo, no es acaso Benéfico?…

120. Utilizando esta Fuerza Superior, Yo les Utilizo y sabiendo que encontrarán éxito en cualquier sitial, pues en cualquier lugar habrá Florilegio para vosotros a través de Ellos; y, sin embargo, a pesar de que son cual Notas componentes del Concierto Divino, no están Contentos. Son de la Redención, Intérpretes del Divino Pensamiento y se Sienten con Vida Espiritual cuando han dado más hijos que los que una madre ha tenido; porque cual sus hijos sois, no olvidéis. No son los hombres hijos de la carne los que son hijos vuestros, ya que todos sois hijos del Padre Celestial, nacidos en Mi Esencia Divina por el Amor que el Espíritu Divino os tiene, por eso es que sois Mis hijos, hijos de Mi Doctrina, Doctrina de Cristo, Mis Doctrinarios, Mis Parvulitos; sois Mis ovejas, que quiero a todas en Mi Aprisco de Amor.

121. Yo, vuestro Salvador, vuestro Redentor, os digo: Fuisteis de ellos… con cada Pensamiento de Luz, un hijo de la Interpretación del Entendimiento; por cada Palabra de Luz, hijo de la Palabra; mas, Recordad, que la Luz es del Padre Celestial, por ello seréis llamados los Hijos de la Luz.

122. Hay muchos hijos que son Luz, parte Mía y parte de ellos; sin embargo, Mis Instrumentos están tristes, se sienten solos. Alegradles y Aligeradles su Trabajo, para que así sea Bendito.

123. Todos vosotros sabéis que, en todo éxito, está el trabajo; y con vuestro Trabajo en Mi Obra, llevaréis un éxito a la Vida Espiritual; y entonces, os Elevaréis Dignificando Mi Obra.

124. Mi Obra es Digna y Elevada para vosotros; podéis Manifestarla así; Manifestándola, no como Yo Soy, sino Manifestándola en Pensamiento, Palabra y Acción; no atacándola o empequeñeciéndola, por vuestro Libre Albedrío.

125. Debéis ser siempre Intérpretes, Vehículos de Mis Pensamientos, o sea: Instrumentos presentes o futuros… y estas Mis Frases, serán para vuestra Vida una estancia; porque a todos hablo en esta noche de Gracia; hablo a los Aparatos, hablo a Mi Pueblo y a los hombres que hacen guerra, que están haciendo guerra en los elementos.

126. Le hablo a vuestro entendimiento Espiritual y material, Pueblo Amado, Hablando de Mi Enseñanza, convertiréis la guerra de ideas, en Aquello, que todos tienen necesidad de Saber, de todo Aquello que vosotros ya no debéis ignorar, porque la ignorancia estorba, es un estorbo para el espíritu.

127. Discípulos Amados, más Comprensión para vuestro Progreso. Os he Enseñado, que en todo cuanto hagáis, uséis de las Facultades Espirituales, vuestro Dominio de todos los Atributos, vuestras Propiedades materiales y Espirituales. Cuando desenvolváis vuestra Potencia del alma y Desarrolléis los Poderes del espíritu; de la Conciencia, del Entendimiento, de vuestra Voluntad Espiritual Controlando vuestro cerebro, en Verdad, Curaréis.

128. Cuando desenvolviendo todas esas Potencias y Desarrollando esos Poderes en vosotros alcancéis vuestro Estado Natural de Penetración, de Comunicación con la naturaleza y después con el Mundo Espiritual, con lo humano y con Dios, alcanzaréis una estrecha Comunicación del Cielo con la Tierra; una estrecha Comunicación, de la Tierra con el Cielo; y entonces, Conoceréis el Ritmo de las estrellas, Conoceréis el Mensaje de los mundos, al girar de las estrellas; y Oiréis, la Música de los espacios; porque en los espacios, los mundos con su Armonía hacen un Concierto y en el Universo, Música Celestial.

129. Cada hombre Útil, es una Nota para Mi Concierto; por eso quiero Uniros, ya que así el Amor Resplandecerá, ¡oh, Notas Mías!… que Unidas formáis una Alianza, un Canto, un Concierto Vivo de aquella Sinfonía Universal de espíritus Luminosos, hijos de Dios.

130. Todos hacia el Padre, encaminad vuestro corazón, vuestra alma. Elevad a Él, Notas y Pensamientos; y entonces, caminará el Cielo con la Tierra; y así, los seres envueltos en su Luz, surgirán para los hombres.

131. He aquí, Amados Míos, Ambrosía Doy a vuestras Almas; os Alimento con Ella, un poco y otro poco, hasta alcanzar de esta Ambrosía, el estado Sublime, momentáneo en vosotros.

132. Pero vosotros, Mis Amados, ¿qué Me dais en cambio?… si siempre escucho vuestros ¡ayes! dolorosos, los mismos de ayer; y ni siquiera, sabéis Elevar vuestros suspiros; tenéis que venir ante Mi Manifestación, porque solo creéis que, si no venís, no escucho ni os doy.

133. De Cierto, os digo que: En espíritu y Verdad, quiero Enmendar vuestra Vida… de Cierto y en Verdad, os digo: Que quiero haceros Utilizar todas vuestras Condiciones internas, hablándoos de Espíritu a espíritu y contestándome vosotros de la Misma Manera: de espíritu a Espíritu, y de mente a Mente, de pensamiento a Pensamiento… que el Mensaje Espiritual de los Cielos, sea Permanente para los hijos de Dios que gimen en la Tierra.

134. Mirad: Desde Mi Cumbre Espiritual de Perfección Amorosa hasta vuestro valle Terrenal, viene la Comunicación brillante del Amor a las Almas Purificadas por el Dolor; el Amor de la Divinidad, con los hijos que lloran bajo el sol, los hijos de Dios, hijos de Mi Doctrina de Amor Divino, hijos de Mi Esencia Divina, Párvulos de Mi Enseñanza.

135. No hagáis sobre la Tierra, otro poder más que el Poder del Amor. ¡Amaos, hijos míos, los unos a los otros con el Amor con que Yo os he Amado!, para poder Iniciaros, hijos Míos, con la Excelsitud del Amor Espiritual; y entonces, Limpiaréis vuestras aguas de la contaminación; sí, las Bendiciones Amorosas las Limpian, Bendiciones Poderosas, sí, porque todas están en el Amor de Dios.

136. Este es Mi Mensaje de esta noche de Día primero, y de Cierto, os digo, Lección Amorosa para vosotros, Cátedra que Eleva al espíritu, Cátedra Amorosa del Espíritu que tanto ha Amado, del Espíritu de Verdad que Expresa parte de sí Mismo, para Darse al Universo.

137. ¿Estáis contentos, Amados Míos?… Entonces, después de haberos dado todo, os voy a dedicar unos instantes a otra de vuestras necesidades.

138. Pueblo, se cruzan nuestras corrientes en vuestros pensamientos. ¡Sentidme, Pueblo!… Fluye de parte Mía, Divina Fuerza; haciendo todo Mi amor. Mandadme todos vuestros pensamientos y penas, en esta Cátedra de Día primero. Toda Manifestación de parte Mía, lo hace todo Bueno para Perdonar, es lo que la Misericordia Enseña.

139. Os doy Calor, cerrando vuestras heridas, Curando vuestras cicatrices que guardáis como recuerdos imborrables, memorables, de vuestra vida; Yo las he Curado, cerrando vuestras heridas, enjugando vuestras lágrimas, Atendiendo vuestros dolores, Acariciando vuestra alma y vuestro corazón; Mitigando así, Dulcemente en vuestro corazón y en toda vuestra alma, los sufrimientos de vuestro ser. Sí, los del espíritu.

140. Ya veis, ¡cuán grande sois en Amor!… Despertándoos Dulcemente a vos, Mi Pueblo. Recibid la Ambrosía Divina que esta Vibración da a vuestra alma, por la cual recibiréis Elevación Espiritual, haciendo por un momento vuestro Cielo, haciendo en vos, Mi Transformación momentánea. ¡Dejadme a Mí, Dirigir mejor vuestro corazón!… y no os arrepentiréis.

141. ¡Oh, almas Mías! que no sabéis por qué no habéis encontrado en otra alma, Dicha y Felicidad; y antes buscando Dicha y Felicidad, andabais buscando días Felices. Ahora sabréis por qué, no habéis encontrado Felicidad y Bellezas.

142. Y aquellas almas que buscan Felicidad, ¿sabéis por qué no la han hallado?: Porque no Me han Hallado, en ellas mismas… no Me habéis buscado en vos mismo; si Me hubieseis Hallado en vos, habríais encontrado, Dicha y Felicidad; es por eso también, que no la lleváis. Mas esperad, Mis Amados; y en vosotros encontraréis todas las Bellezas, todas las Luces, todas las Virtudes; y entonces en los campos, encontraréis más fragancia en las flores y Sentiréis todas las Dichas de este Mundo; y si no habéis hallado las Dichas de este Mundo, es porque no Sabéis buscarme. ¡Buscadme!… Me encontraréis, en Excelsitud de Amor; y así, no solamente en vos Recibiréis; sino otros también, porque de vosotros surgirán Mis Palabras de Amor para los demás.

143. En la Esencia de Mi Palabra, está el Bálsamo para los enfermos que Curo; para los tristes, el Consuelo; para los menesterosos, el Alivio a sus necesidades. En Mi Palabra os doy Amor, que existe para toda clase de necesitados, sean éstos cualesquiera que sean. La Clave para Aliviar todas las necesidades, es el Amor; es Luz para el pobre de Conciencia; para el ignorante, la Enseñanza; para el necesitado, las Dádivas; para el leproso, es Agua de la Salud, son todas Gracias de la Caridad, o sea: la Caridad es una de las múltiples Manifestaciones del Amor… en sus diferentes Expresiones.

144. Caridad y más Caridad, en el mundo; y seréis Bendecidos del Padre Dios, que está en los Cielos, en la Tierra y en todo lugar. Ejerced la Caridad en el Mundo, y encontraréis en el Mundo: Dicha y Felicidad… y si Me buscáis, Me encontraréis todos Dichosos, en éste y otros Mundos.

145. Pero no os Hablo, en cuanto al Verbo; si Me buscáis como al Cristo, encontraréis al Cristo por vuestro Amor. El Cristo de Dios que es una de las Mismas Manifestaciones del Padre, ya que es el Amor del Padre.

146. En estos momentos, no hablo de Mi Manifestación como Verbo, hablo como Amor del Padre, del Cristo todo Amor. Yo cual Verbo Divino, sólo Manifiesto al Cristo como Maestro; pero Yo os hablo del Efluvio del Amor de Dios, que es Legislación suave para todos, que Dios Utiliza; y que no notáis, por todo esto que os perturba en vuestro mundo de que, en Él, estáis todos.

147. En esta noche de Gracia, os digo, así llamaré a Mis Amadas Ovejitas y Mis ovejitas llegarán a Mí, porque Ellas gozan de Mi Amor. Venir les place, cuando sienten que les llamo con Amor, su corazón Me Sentirá. ¡Sentid Mi Efluvio de Amor en vosotros mismos!… que Yo, así llamo al Género humano.

148. ¡Bendita seáis en Mi Amor, humanidad!… ¡Benditas sean las Manifestaciones de la Ley Divina!… ¡Benditos sean los hijos de Dios, que quieren externar la Luz que está en su interno!… ¡Benditos, seáis vosotros, que seréis llamados los Hijos de la Luz!…

149. Congregación Bendita de Mi Pueblo, y a todos los que venís de otros lugares: Yo os recibo en Mi Amor, os doy Mi Caricia Espiritual y os dejo en Unificación… y vos, Pueblo, cuando deseéis pedirme; no necesitáis abrir los labios; hacedlo con el corazón, hacedlo con el pensamiento, con el Sentir de vuestro espíritu; de corazón a Corazón, de pensamiento a Pensamiento, de espíritu a Espíritu, recibid de Mí en Silencio que Yo os daré.

150. Vientos y lluvias, llevan de Mi Amor Santo y Casto. … Silencio…, para que entréis en Comunión, en Conocimiento y Penetréis Correctamente en vuestro íntimo secreto que procede del Silencio del Alma.

151. Lleváis la Armonía del corazón, la exaltación Sublime del Pensamiento del Sentimiento de Amor a Dios.

152. Silencio… Silencio… y ahí, en el Silencio, Brillará la Luz, con el Dulce Canto de las almas que se mezcla con el canto de los hombres; son los pensamientos Armoniosos que llegan Amorosos y Sentidos hasta el Padre, como un Canto Sublime de los hijos de Dios.

153. Todas vuestras penas, vuestras amarguras, Pueblo Mío, todas las amarguras de Mi Pueblo, Me las llevo. Todo lo Sé, todo lo Veo y a todo Penetro y Compenetro.

154. Mas, Yo os pregunto, ¡Oh, Pueblo!: ¿Tenéis Propósito de Enmendaros, de Corregiros, de Moralizaros, de Espiritualizaros, de haceros Sensibles al Amor, al Perdón?… ¿Tenéis Propósito de Corregiros a vos mismo?…

155. Entonces, si éste es vuestro Propósito, empezad a hacer vuestro Libro íntimo, ese Libro de vuestra Vida Espiritual; para que Puliendo seáis vuestras Virtudes como a Piedras Preciosas, cual Gemas de Valor, después de saber Pulirlas por Mi Amor.

156. Si vos, tenéis Propósitos de Enmienda; Yo recibo todas vuestras penas, las haré presente al Padre Celestial, al Padre Uno.

157. Pueblo Mío, no olvidéis que tenéis que hablar a todos los hombres de este Mi Amor, de este Mi Mensaje, de esta Mi Doctrina, de Mi Enseñanza entregada en Tres Tiempos a la humanidad.

158. Ya que en estos Mensajes hablaré al género humano, debéis acercarme a todos: Al inteligente y al de mente oscura, sea derramada la Luz del Espíritu y quede Iluminado.

159. Yo haré que los hombres Despierten Sentimientos de Fe o Vida Espiritual, porque haré todo esto, Armonizando, Ordenando, Corrigiendo, y todo esto lo haré con Mi Amor, con el Divino Amor de Mi Ser, que os Ama intensamente.

160. Pueblo Mío, después de recibir todas vuestras penas y no dejar una sola en vuestro corazón, Yo Bendigo vuestras aguas y Preparo Fuerzas plasmadas en vuestro corazón, dando Bendición a vuestras aguas y vuestras flores, elementos que para Bien habéis traído esta noche de Día primero.

161. Y os doy a raudales Amor, casa, vestido y sustento para todos vosotros, según sea vuestra Fe; para unos de vosotros, por meses; para otros, para años; en algunos, para toda la vida; en otros por un día o una hora; según sea vuestra Preparación, os doy a todos a manos llenas, os lleno de Bendiciones antes de retirar Mi Vibración hecha Palabra.

162. ¡He aquí!, un llamado a Mis Apóstoles: Apóstoles Míos, recibid Ordenes; Trabajadores y nombrados Míos, recibid Ordenes de vuestro Maestro.

163. Ha llegado el momento que pongáis lo que esté de vuestra parte, puesto que así Me derramo en vosotros, bajo todas condiciones; se hace Necesario, llevar Mi Mensaje a otros lugares; tendréis en todo presente, que debéis estar Unidos.

164. Apóstoles Amados, ¿Tenéis vosotros propósito de Unificación, para que aquellos lejanos hijos de Dios, Aprovechen estos Beneficios de este Recinto?… ¿Tenéis vosotros Disposición de Organización?… ¿Lo mismo los Aparatos por los que voy a dar Mensaje?… porque necesitan de la Dirección vuestra para su Cumplimiento; ¿tenéis disposición de desechar la crítica?… ¿Tenéis disposición, de hacer Grato el Trabajo, de estos Portavoces Míos?… ¿Estáis en disposición de nunca utilizar los labios, para llevar un mensaje de discordia, de alboroto, de desaliento, de disgusto, de rivalidad y de no decir una sola palabra que rompa la Armonía, ni la Hermandad de Mi Pueblo?… porque fijaos bien que, si hacéis esto, dividiréis a vuestros doctrinarios. ¿Estáis dispuestos?… ¡Oh, Nombrados Míos!… ¿a no volver a utilizar vuestros labios para algo, que no sea Digno de un Apóstol Mío?…

165. Entonces, Estableced la Paz por vosotros mismos, Estableced la Paz por vuestra Unión… vosotros formáis parte de los Trabajos Espirituales que establece el Orden Universal, empezad por vosotros mismos.

166. ¿Estáis dispuestos en seguir en Unión Trabajando por todos los medios para Doctrinar Noblemente, para la Elevación Espiritual de Mi Enseñanza Sobrehumana?… Entonces, Pueblo Mío, así os dejo Unidos; digo, Pueblo Mío, porque el Pueblo está Unido con vosotros; y ellos Trabajan, y Lucharán hasta Vencer las tinieblas. Así os dejo, en Paz, en Unificación y en Buena Voluntad. …

167. Apóstoles Amados, Yo os Defenderé dentro de Mi Enseñanza; os Protegeré, Cuidándoos de todos vuestros perseguidores; y os Cubriré, de la persecución de aquellos que se sientan enemigos vuestros. Seré con vos, por cuanto sois Humildes y Mansos de corazón.

168. Vosotros, no Me hablaréis con los labios; Me Hablaréis, con el Sentimiento del alma y del corazón en cada Frase; pondréis el alma y el corazón, en cada Suspiro; así se le habla a la Esencia del Amor, así se le habla al Cristo, con la Voz del alma y del corazón, con los Sentimientos Puros salidos del alma, con pensamientos del espíritu, plenos de Sinceridad y de Fe, formando Frases pletóricas de Amor; y muchas de las Mejores Frases vuestros labios guardan, que son Poemas; y del Poema de vuestra alma, Me sirvo; porque de ese Poema, sale Mi Obsequio Espiritual; y ¡he aquí!, Mi Concierto… de vuestras Notas.

169. ¡Oh Pueblo Amado!, que Me habláis con jirones de vuestra alma, brotados del corazón. ¡Cuánto os Bendigo y de qué manera os Acaricio!… Acordaos de que estáis Amparado con Mi Protección Divina; y de Cierto, os digo: Cada hombre Me Siente de acuerdo a su grado de Comprensión… y Yo, os Libraré de los peligros en todos vuestros momentos de vida, hasta que Dios os llame y solamente llegará a vos, Dios. Sí, pero aunque la tempestad venga, estad Tranquilo, que Yo Estoy con vosotros. ¡Bendito seáis, Israel Amado!… Bendito seáis, ¡Oh Mi Pueblo!… Vos sois Sentimiento Elevado a las Alturas, ¡Oh, hijo de Dios y criatura de Cristo!… Y vos, humanidad Amada, recibid también Mi Bendición por ser todos hijos de Dios.

170. Os voy a referir Mis últimas Palabras, Pueblo Bendito de Israel del Tercer Tiempo, porque Estoy repartiendo a manos llenas Amor de los Amores. ¡Venid a Mí!, os repito con Amor, vosotros sois Ovejitas Mías, en vosotros haré Mi Manifestación de Espíritu a espíritu en el Mundo.

171. ¡Oh, Mis Ovejitas Amadas!… ¿Cuánto vais a hacer esperar, a vuestro Bien Amado Maestro?… ¿hasta cuándo, criaturas Mías?… Almas Mías: ¡Entended!… para vos Me he Preparado con ese ofrecimiento que vos, tenéis en Mi Amor: de Mi Sabiduría, de Mi Luz, de Mi Misericordia, de Mi Perdón, de Mi Suavidad… descansaréis en Ellos.

172. Pueblo Amado, Ovejitas Amadas, en este instante, toco vuestro corazón para Mi Servicio. No entristezcáis a Cristo, vuestro Maestro, dejando Mi Enseñanza para mañana, dejándola para más tarde, os quiero para Mi Obra Bendita. Antes de que partáis, al Más Allá, debéis utilizar la Gran Oportunidad para Mi Servicio. Si Yo, os lleno de Complacencias y Perdono vuestros errores, ¿por qué Me negáis vuestra Voluntad para Mi servicio?…

173. Sí, Mis Bien Amados, sois almas Conocidas por Mi Ser, de Cierto, os digo, que ya no podréis negaros más; porque en Espíritu, seré con vos, poco a poco; y vos os diréis, -Aquella noche que Me hablaba Cristo, yo había nacido para El.

174. Pueblo, vuestro Maestro os está esperando, porque vuestro Cumplimiento en Mi Obra, Me es útil. De Cierto, os digo: Vosotros recibiréis Mi Inspiración en Espíritu y en Verdad, vuestros labios tendrán la Acción de Mi Poder para que vos Habléis en Mi Nombre y vuestros labios Me serán útiles; y al derramar Mi Verbo, serán cual Cascada de Luz para la humanidad. Yo quiero que, en Mi Obra de Redención, Me seáis útil; mas, ¡cuánto habrá de esperar el Maestro!…

175. ¡Ah, Mi Pueblo!… si todos os entregarais a Mí, si fuese Yo lo primero en vuestra vida, en todas vuestras Acciones, en vuestros pesares; si Yo fuera lo primero para vos, todo os sería Arreglado; pronto veríais todo en vuestras vidas Mejorado, si Yo Soy para vos lo primero.

176. Pueblo, pensad en Mí; y en cambio, si en Verdad Me amáis, ¿por qué no venís a Mí, si tan solo espero vuestra Preparación para Derramarme en Inspiración por vosotros?… No olvidéis que os dije: en vos, Mi Obra Florecerá en palabras; y antes de dejar vuestro cuerpo, en las entrañas de la tierra, quiero que dejéis alguna Herencia a los pueblos; y sois deudores, de ellos y de Mí.

177. Cuando os iniciasteis en Mi Enseñanza, no podíais; hoy, decís que no podéis entregaros al Maestro; mas, desde entonces, ¿cuánto tiempo ha pasado?… ¿cuántos días?… ¿cuántos años?… y el Maestro, esperando; Cristo, esperando. Me decís: -Maestro, mañana voy a Ti, otro día Me Preparo, el próximo día Te Cumplo… y Yo, os espero.

178. Mas de Cierto os digo, Pueblo: No hagáis esperar más al Maestro… entregad vuestra Voluntad, vuestro Cumplimiento, vuestro Propósito en Prepararos a recibir Mi Comunicación de Espíritu a espíritu; que vuestros labios sean para Mí, útiles, útiles para Mi Inspiración. Comprended que los sufrimientos y penas que tenéis, son porque aún no Soy lo Primero en vuestra vida. Lo Primero, es El Padre, ya os he dicho; pero Mi Obra, es la Misma Obra del Padre.

179. ¡Venid a Mí!… ¡Sentidme en vosotros mismos!… Dejadme Manifestar a través de vuestro ser y todo os será Arreglado, todos vuestros pesares se apartarán como sombras que se disipan ante la Luz. De Cierto, os digo, Amados Míos: El Maestro de maestros, os espera para su Servicio. …

180. Yo os pregunto, Pueblo: ¿Qué debe ser en esta vida humana lo primero, antes que todas las cosas?… si vos sabéis que Mi Obra es la Obra del Padre Dios; antes que todo, debe estar la Obra de Dios para vosotros. ¿Habéis Entendido, Pueblo Amado?… Dejo en vuestro Entendimiento Espiritual, un Rayo de Mi Luz.

181. Trabajaréis juntos, en Unión a todas las congregaciones de Mi Pueblo, Trabajaréis para Mí. ¡Benditos seáis!… ¡oh! Mis Apóstoles del Tercer Tiempo, así os llamaré a vosotros, para que tratéis de Ayudar en Mi Manifestación; así como he llamado a Mis Marcados, os llamaré a vosotros. Cada uno, será llamado a Mi Apostolado y Yo seré Eterno en Mi Llamado a la Redención. Soy el Mismo Amor y Perdón para vosotros; y porque os Amo, siempre os Perdono y os colmo de Bendiciones.

182. Pueblo Escogido del Tercer Tiempo, Mi Luz, Mi amor os dejo. Mi Amor, Mi Luz os doy. En el Mundo, Mi Amor y Mi Luz para los que moran en él.

183. Ejerced la Caridad y veréis siempre el Bien en todo. Caridad y más Caridad con todos vuestros hermanos; y seréis Dichosos, en la Tierra y en los Cielos. ¡Benditos seáis!… ¡Oh, Pueblo de Israel!… ¡sea Mi Luz y Mi Amor en vuestro entendimiento Espiritual!…

¡Mi Paz, sea con vosotros!…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *