Oración

De Wiki Espiritualista
Saltar a: navegación, buscar

Oración espiritual

Concepto

La oración es la acción de comunicarse con Dios. Principalmente por medio de pensamientos, sentimientos, ideas o intenciones.

Otra explicación

Orar se asemeja a hablar y escuchar a Dios, siendo el lenguaje del espíritu superior al idioma y pensamiento (2-50-37). La oración que es comunicación con lo divino, es el acto de entablar un lazo entre el espíritu del hombre y el Espíritu divino.

Cuando alguien logra esta comunicación es por que reconoce la existencia de Dios y sabe donde encontrarlo. Reconoce el llamado y eleva sus pensamientos y sentimientos para entregar un mensaje y se prepara para recibir la respuesta.

Por lo que podemos identificar que existen medios para expresarnos, principalmente como parte de una forma de preparación por parte del espíritu individual que se decide hacer un llamado a su Padre. Sabiendo que por parte de Dios sin importar el medio, el es consciente siempre de lo que hace, dice, piensa y siente el hijo.

Cuando expresamos nuestro mensaje a Dios, nos preparamos entonces para la respuesta. Que requiere una apertura y preparación que tiene mucho que ver con el estado de apertura a recibir el mensaje. Aunque inicialmente se pudiera pensar que las virtudes como humildad, bondad, caridad y todo lo que nos lleva al amor son cosas secundarias para recibir el mensaje, en los hechos este estado es indispensable para entender y atender los dictados de Dios.

Para identificar que se ha entablado la comunicación, solo hace falta sentir el toque de la paz, amor, alegría, sabiduría y todo atributo de la perfección que es representativo de lo divino. Ya que al ser Dios el origen de la perfección, al identificar la llegada de estos atributos, se puede estar seguro que la comunicación inicia su proceso.

Una vez iniciada la oración y llegado alguno de los múltiples atributos de Dios, principalmente en nuestros sentimientos y corazón como por ejemplo la paz y el amor, aun nos queda la tarea de atender estas respuestas. Ademas de expresar y sentir nos queda aun pendiente el acto de entender, meditar y descifrar los mensajes.

Oración ==> Comunicarse con Dios ==> Paz y Sabiduría
  • Nos expresamos ==> Comunicación de ida
  • Sentimos y adoramos ==> Comunicación de respuesta
  • Contemplamos y Meditamos ==> Asimilar, entender y aprender

Dejando de lado un momento el medio para lograr la comunicación, podemos adelantar que quien logra orar también logra comunicarse de forma completa de ida y regreso. Pues la comunicación es un mecanismo que da como resultado un mensaje que nos brinda una respuesta principalmente como conocimiento. Incluso en los casos que se materializa la respuesta, este echo a su ves nos entrega un aprendizaje. El resultado entonces es la paz y sabiduría.

Descubrir un mensaje por medio del puro amor, la paz o lo amplio de la perfección puede llegar a ser muy complicado cuando se busca el desarrollo intelectual. Sin embargo las lecciones, mensajes, revelaciones o intuiciones son entregadas en la practica, propiciado por este intercambio de sentimientos elevados entre el hijo y el creador. Se recomienda iniciar la comunicación sin poner tanta importancia en los resultados intelectuales y por consecuencia y a manera secundaria rápidamente llega lo que realmente necesitamos. Desde simples cosas que representan la lección, hasta detalladas explicaciones o acontecimientos físicos.

Concluido el ejercicio de meditación y análisis de lo recibido, aun tenemos pendiente aprender o hacer nuestra la sabiduría que se descubre en la oración. Ya que el hecho de entender no quiere decir que la lección se halla aprendido o asimilado y el mensaje sea ya parte de nuestro ser. Solo hasta que la lección es nuestra y se vive como una enseñanza que dirige nuestro ser, es que podemos dar por concluido el ciclo completo de la comunicación.

La oración es

  • vuestra mejor arma (1-10-54)
  • una gracia que Dios ha entregado (2-39-12)
  • comunicación y acercamiento con el Señor (2-48-33)
  • aquella que en silencio se eleva de vuestro espíritu (3-59-59)
  • baluarte, arma y escudo del espíritu (4-101-11)
  • el pensamiento elevado (6-154-21)
  • consuelo y báculo para el corazón (7-182-3)
  • la barca salvadora de todos los náufragos (7-182-65)
  • el principio de la comunicación de espíritu a Espíritu (9-276-19)
  • el idioma del espíritu (10-297-64)
  • la forma perfecta de pedir a vuestro Padre (11-333-61)
  • petición, intercesión, adoración y contemplación (12-358-11)

párrafos

•1-4-58. Ahí me encontraréis esperándoos. Siempre esperando vuestra oración que es el lenguaje con el que me habláis de vuestras cuitas, de vuestro amor o me dais gracias.

•7-182-64. Aprended a comunicaros Conmigo de espíritu a Espíritu, con la oración sin palabras, la oración que es pensamiento, que es sentimiento; ésa es la que os acercará más ante mi presencia divina. Mirad que mañana tendréis que enseñar todas estas lecciones, y ya es necesario que mis nuevos discípulos practiquen desde ahora lo que les ha venido enseñando mi doctrina. Si llegáis a enseñar con vuestras obras y a predicar con vuestros ejemplos, la humanidad se sentirá estimulada a imitaros y dejará de adorar dioses sordos y sin vida, para llegar a buscar al verdadero Dios viviente y eterno que sólo habita en lo espiritual.

•2-48-33. Elevad vuestro espíritu con la oración sencilla, porque la oración es comunicación y acercamiento con el Señor.

•6-154-21. El Maestro os dice: el ministro es el espíritu, siendo el altar el corazón, la oración es el pensamiento elevado, y la ofrenda, son las buenas obras que podáis presentar.

•9-261-22. La oración es el medio espiritual que he inspirado al hombre para comunicarse con mi Divinidad, por eso ella se manifestó desde un principio en vosotros como un anhelo, como una necesidad del espíritu, como un refugio en las horas de prueba.

• 9-276-18. La oración es el medio revelado a vuestro espíritu para llegar hasta Mi con vuestras interrogaciones, con vuestras inquietudes y vuestros anhelos de luz. A través de esa comunicación podréis disipar vuestras dudas y descorrer el velo que oculte algún misterio.

• 9-276-19. La oración es el principio de la comunicación de espíritu a Espíritu que en los tiempos venideros florecerá y dará frutos entre esta humanidad, hoy le he revelado todo esto al pueblo que me escucha, para que sea el precursor del tiempo de la espiritualidad.

•10-297-64. Yo os he dicho que la oración es el idioma del espíritu, a través de ella vuestro corazón me habla, se queja, me pide, llora y se fortalece; pero a veces, cuando vuestro ser se encuentra lleno de gozo o se siente inundado de paz, entonces la oración se convierte en un himno espiritual que llega hasta la altura de mi Reino.

•12-358-11. ¿En qué consiste la oración? La oración es petición, intercesión, adoración y contemplación. Todas sus partes son necesarias y una brota de la otra, porque en verdad os digo que la petición consiste en que el hombre me ruega le conceda sus deseos, le satisfaga anhelos, lo que él cree más importante y sano en su vida, y en verdad os digo mis hijos, que el Padre escucha la petición y da a cada uno lo que más necesita, siempre que sea para su bien. Mas cuidaos de pedir lo que esté en oposición para la salvación de vuestro espíritu; porque aquellos que solamente piden dones materiales, goces materiales, poder temporal, están pidiendo encadenar a su espíritu.

Relación

•1-25-45. Sí, pueblo, ya veo que estáis tratando de practicar mis enseñanzas, de vivir cumpliendo con mi Ley para agradarme con vuestros actos. El Maestro os bendice y os anima a perseverar en la regeneración para que alcancéis la espiritualidad.

•1-25-46. Después de la partida de mi palabra, haréis lo que hicieron mis apóstoles del Segundo Tiempo: Ellos se reunían para orar y de esta manera recibían la luz divina que los guiaba en cada uno de sus pasos. Por medio de la oración espiritual que es la que he venido a enseñaros, se comunicaban con su Señor, se animaban con su presencia y llegaban a comprender cuál era la voluntad de su Maestro. Ahora comprenderéis por qué les tomé como base o cimiento de mi iglesia. ¿Sabéis que quiero formar un nuevo templo? ¿Quiénes formarán los cimientos de este santuario? Yo escogeré a los fuertes, a los fieles en la virtud, a los comprensivos y a los caritativos porque sus ejemplos serán dignos de imitarse.

La mejor oración

•8-210-3. Sois los hombres del Nuevo Tiempo en el cual mi Reino busca vuestro corazón para levantarse en él, en el que haréis del bien vuestro ideal espiritual y aprenderéis que la mejor oración es la de vuestras obras.

•9-247-52. Orad, pero que vuestra oración esté formada con vuestras intenciones y obras del día, esa será vuestra mejor oración; mas si queréis dirigirme un pensamiento, formulando con él una petición, decidme entonces: "Padre, hágase en mi tu voluntad". En ella estaréis pidiendo aún más de lo que podríais entender y esperar, y esa sencilla frase, ese pensamiento, simplificará aquel "Padre nuestro", que me pedisteis en otro tiempo.

•10-308-1. Amados discípulos: Practicad diariamente la oración espiritual, poniendo en ella todo el propósito de llegar a perfeccionaros. Mirad que además de penetrar en una comunión íntima con vuestro Maestro y de experimentar una paz infinita en aquellos instantes, ella, representa la mejor ocasión para que recibáis mis divinas inspiraciones, en ellas encontraréis la explicación de todo aquello que no hayáis comprendido o que hayáis entendido mal. Encontraréis la forma de prevenir algún peligro, de resolver un problema, de solucionar una confusión. En aquella hora de bendita comunicación espiritual, se aclararán todos vuestros sentidos y os sentiréis más dispuestos e inclinados a hacer el bien.

¿Que obtenemos al orar?

la oración, por la cual sois fuertes e invencibles (• 1-2-56.)

La oración es consuelo y báculo para el corazón en las horas de prueba. (• 7-182-3.)

Sirve:

  • escala para elevarse
  • arma para defenderse,
  • libro para instruirse
  • bálsamo para ungirse y sanar de todo mal

•2-39-12. La oración es una gracia que Dios ha entregado ¡al hombre para que le sirva de escala para elevarse, de arma para defenderse, de libro para instruirse y de bálsamo para ungirse y sanar de todo mal!

•4-101-11. La oración es baluarte, arma y escudo del espíritu, refugiaos siempre en ella y no seréis débiles.

•7-182-65. La oración es la barca salvadora de todos los náufragos en este mar tempestuoso, porque el que llega a orar bien, se fortalece, se llena de fe, se siente superior a todas las pruebas y sabe esperar confiado la llegada de la paz.

Pasos de la oración

  1. petición
  2. intercesión
  3. adoración
  4. contemplación

•12-358-11. ¿En qué consiste la oración? La oración es petición, intercesión, adoración y contemplación. Todas sus partes son necesarias y una brota de la otra, porque en verdad os digo que la petición consiste en que el hombre me ruega le conceda sus deseos, le satisfaga anhelos, lo que él cree más importante y sano en su vida, y en verdad os digo mis hijos, que el Padre escucha la petición y da a cada uno lo que más necesita, siempre que sea para su bien. Mas cuidaos de pedir lo que esté en oposición para la salvación de vuestro espíritu; porque aquellos que solamente piden dones materiales, goces materiales, poder temporal, están pidiendo encadenar a su espíritu.

•12-358-12. Los goces materiales sólo traen sufrimiento, no solamente en este mundo, sino aún después de la transición al mundo espiritual, porque hasta allí puede llegar la influencia de esos deseos materiales, y al no poder librarse de ellos sigue atormentado por esos anhelos, y desea regresar una y mil veces a la Tierra para reencarnar y seguir viviendo materialmente. Por eso, mis hijos, pedid solamente lo que en verdad necesitéis para el bien de vuestro espíritu.

•12-358-13. La segunda forma de la oración, la intercesión, brota del amor al prójimo, del amor que os enseñé como Maestro cuando vine a este mundo. Rogad por vuestros hermanos cercanos y distantes, aquéllos que en las naciones están sufriendo las consecuencias de la guerra, que están sufriendo la tiranía de los gobiernos temporales de este mundo.

•12-358-14. Preparaos, oh mis hijos, rogad por vuestros hermanos, pero también en esta intercesión, debéis saber pedir, porque lo que importa es el espíritu. Si vosotros tenéis a un hermano, a vuestros padres o a vuestros hijos enfermos, rogad por ellos, pero no insistáis en que se queden en esta vida, si esto no es lo que el espíritu necesita. Pedid mejor que su espíritu sea libre, que se purifique en sus sufrimientos, que el dolor propicie la elevación espiritual. Por eso, el Maestro os ha enseñado desde el Segundo Tiempo a decir: "Padre, cúmplase tu voluntad". Porque es el Padre el que sabe mejor que cualquiera de sus hijos, lo que el espíritu necesita.

•12-358-15. La tercera forma de la oración, la adoración al Espíritu Divino, significa la adoración de todo lo que es perfecto, porque a través de esta forma de oración podéis uniros con la perfección, con el amor que abraza a todo el Universo. En la adoración podéis encontrar el estado perfecto que cada uno de vosotros debéis alcanzar y por la adoración llegaréis a la contemplación que, unida a la oración, os llevará a la unificación con el Espíritu Divino, a la fuente de la vida eterna, a la fuente que os da fuerza día tras día para llegar al Reino del Padre.

•12-358-16. Así debéis orar, empezando con la petición hasta llegar a la contemplación. Esto es lo que os dará fuerza.

•12-358-17. Cuando ya estéis bien preparados, lucharéis no sólo por vosotros sino por ayudar a vuestros hermanos a transitar en este camino. Porque no podéis alcanzar la salvación tan sólo para vosotros mismos, sino que debéis luchar para lograr la salvación de la humanidad.

Requisitos

•2-40-39. Si a vosotros os agrada orar en el campo, o sentís mayor recogimiento en estos recintos, o preferís vuestra alcoba, hacedlo donde os sintáis más cerca de vuestro Padre, pero no olvidéis que para Mí, que estoy en todas partes, el lugar para comunicarme con vuestro espíritu es indiferente.

•2-40-40. No siempre oráis con la misma preparación, de ahí que tampoco experimentéis siempre la misma paz o la misma inspiración.

•2-40-41. Hay ocasiones en que lográis inspiraros y elevar el pensamiento, y hay otras en que estáis completamente indiferentes. ¿Cómo queréis recibir siempre en la misma forma mis mensajes? Debéis educar vuestra mente y aun a vuestro cuerpo a colaborar con el espíritu en los momentos de la oración.

•2-40-42. El espíritu siempre está dispuesto a comunicarse conmigo, pero requiere de la buena disposición de la materia para poder elevarse y liberarse en aquellos instantes, de todo cuanto en su vida terrestre le rodea.

•2-40-43. Esforzaos por lograr la verdadera oración, porque quien sabe orar, lleva en sí la llave de la paz, de la salud, de la esperanza, de la fuerza espiritual y de la vida eterna.

•2-40-44. El escudo invisible de mi ley le protegerá, contra las acechanzas y peligros, llevará en sus labios una espada invisible para abatir a cuantos adversarios se opongan a su paso; un faro de luz alumbrará su ruta en medio de las tormentas; un prodigio constante estará a su alcance siempre que necesite de él, ya sea para sí mismo o para beneficio de sus hermanos.

•2-40-45. Orad, practicad ese sublime don del espíritu, porque esa fuerza será la que mueva la vida de los hombres del futuro, aquellos que alcanzarán en materia la comunicación de espíritu a Espíritu.

•2-40-46. Los padres de familia se inspirarán a través de la oración para conducir a sus hijos.

•2-40-47. La salud la recibirán los enfermos por medio de la oración. Los gobernantes resolverán sus grandes problemas, buscando la luz con la oración, y el hombre de ciencia recibirá las revelaciones también por medio del don de la oración.


Preparación

preparaos desde ahora por medio de la oración ( 5-119-14)

preparación y concentración (10-287-28.)

prepara su espíritu para ese transito con sus obras de amor hacia sus hermanos (3-75-3)

preparaos, velad y orad, poned alerta a la humanidad. (3-76-51) Preparaos pueblo, velad y orad, sentid el dolor de vuestros hermanos(3-76-8)

buscad los medios de prevenir y exhortar a los demas a la preparacion, a la oracion, a la enmienda y a la vigilia.(2-36-23)
• 2-35-37. Preparad a vuestro espiritu con la practica de la oracion, de la caridad y de la humildad que mi doctrina os enseña, y preparad tambien vuestro cuerpo, apartando de el los vicios, los malos habitos y doblegandolo hasta hacer de el un perfecto colaborador del espiritu. Una vez que esteis preparados, vereis con cuanta claridad aparece el camino ante vosotros. Por eso os digo que la vida del espiritu desde su partida del seno divino hasta su retorno, es una escala de evolucion.
3-82-10. El sentido de mi enseñanza es el mismo en los dos tiempos; ella os prepara para hacer de esta vida un hogar amable aunque pasajero, donde los hombres se miren y se traten como hermanos y brote de unos a los otros el calor de la verdadera fraternidad. Preparad tambien al espiritu para penetrar despues de esta vida en aquellos mundos o moradas que el Señor tiene reservadas para sus hijos. Mi deseo es que cuando vayais a ellos no os sintais extraños, sino que vuestra espiritualidad e intuicion os hagan mirar todo lo que encontreis como si ya anteriormente hubieses estado ahi. Mucho de verdad habra en ello, si desde aqui sabeis estar en contacto con lo espiritual por medio de la oracion.

vuestro espiritu preparado, permanecera quieto, absorto en la meditacion y en la oracion (4-91-4.)

"Preparaos, velad y orad para que no caigáis en tentación". Alerta, despertad vuestros sentidos y potencias para que podáis salir avante de la prueba que os dejo dentro de la lucha del espíritu y la materia, en la que deben triunfar los valores eternos sobre la pequeñez del cuerpo perecedero. (6-161-10.)

Os estoy preparando, pero antes he querido purificaros 8-222-33

•8-223-17. Bien sabéis cuál es la preparación que debe tener el discípulo para poder recrearse con el fruto de su espiritualidad y que es la de llevar una vida limpia, el estar prestos a la oración, a servir a vuestros semejantes, a resistir las tentaciones, a fin de que en el instante de necesitar vuestra fuerza espiritual y vuestros dones para llevar a cabo alguna obra de amor, encontréis dispuesto vuestro ser, y así tengáis la satisfacción de ver hecho realidad el prodigio que en vuestra oración solicitasteis de vuestro Padre.

despertad las fibras sensibles de vuestro ser,para que sintáis mi presencia y gocéis de mi amor.(2-54-16)

Pasos de la preparación espiritual:

  • Limpieza, Purificación y Propósito de llegar ala perfección (10-308-1)
  • Disposición o estado de alerta (Velar)
  • Servir a los semejantes, obras meritorias o Caridad (5-125-4)
  • Resistir las tentaciones o Fortaleza
  • Humildad (9-256-43)
  • Apartarse del mundo (3-71-58)
  • Elevarse [elevar el pensamiento hacia el infinito] (3-71-7)
  • Amar (1-24-13)
  • Perdonar
  • Serenidad (2-40-35)
  • Dominio sobre vosotros mismos
  • Fe en Dios
  • Confianza en nosotros mismos
  • Recogimiento (2-40-39)
  • Sensibilizarse (2-54-16)
  • Conformidad (5-111-69)
  • Devoción (9-250-2)
  • Pensar en quienes amamos (9-266-75)
  • Reunirse o Congregarse (10-280-35)
  • Unión de pensamiento y el espíritu (10-288-18)

Sin imágenes

orar elevando el pensamiento al Padre Celestial sin que se interpusiera entre el Padre y el hijo imagen o forma alguna; (5-132-55)

Influencia de nuestra oración en las personas

•6-162-37. Pueblo: sabéis que los seres espirituales se acercan a los hombres, y que según sea la índole de aquellos seres, así será la influencia que ejerzan sobre la humanidad. Debéis de saber que cuando oráis por algún semejante, vuestro espíritu se desprende de su materia, para acercarse a aquel por quien está pidiendo. Ahora llegad a la conclusión de que de acuerdo con vuestra preparación y el grado de limpidez y espiritualidad que hayáis alcanzado en la vida, así será la influencia espiritual que comuniquéis a aquellos por quienes estéis orando.


Formas simbólicas de la oración

  • Baluarte (4-101-11)
  • Arma (4-101-11)
  • Escudo (4-101-11)
  • Báculo (12-351-62)
  • Barca salvadora (7-182-65)
  • Nota de armonía (11-314-2)
  • Himno espiritual (9-274-43)
  • Abrazo (9-245-4)
  • Saludo (9-245-4)
  • Ósculo (9-245-4)
  • Caricia (9-245-4)
  • Néctar de las flores (9-242-44)

Oración 6-162-24

  • Obediencia
  • Humildad
  • Confesion
  • Gratitud
  • Fe
  • Esperanza
  • Adoración