Cátedra 19501001 R1

De Wiki Espiritualista
Saltar a: navegación, buscar

Cátedra del Verbo Divino Noviembre 1º de 1950

Tema: ¡Después de 1950, ni Dios ni sus Huestes Espirituales de Luz se comunicaran con palabras hacia este mundo!...

¡Mi Paz sea con vosotros!...

  1. Amados Discípulos de Cristo. Dejad que vuestro corazón, una vez más goce la Presencia del Maestro, que pueda Sentir Mi Calor y la Dulzura del Ósculo que imprimo en cada uno de Mis Discípulos.
  2. Venís ante la Cátedra del Amor Divino, no solamente a Endulzar vuestro paladar, sino a tomar el Ejemplo del Maestro, para poder Enseñarlo a vuestros hermanos.
  3. Siente vuestro espíritu, toda su Responsabilidad de Discípulo y de Apóstol; y por eso, insiste en Seguirme, en Escucharme y en Prepararse.
  4. Por momentos, os parece que no habéis Adelantado en Mi Doctrina; vos mismo os juzgáis débil, llora vuestro corazón cuando desconfiáis en las pruebas y volvéis vuestra mirada al Maestro, para decirle: -Soy Tu mal Discípulo, Maestro; ya que no he podido todavía Practicar Tu Enseñanza... pero el Maestro, no se desalienta, el Maestro no desconfía de sus Discípulos; por el contrario: Confía Plenamente en ellos.
  5. Si Yo supiese que no habríais jamás de Cumplir o de Practicar Mi Doctrina, ¿para qué habría Yo, de venir entre vosotros? Mas como sé que Mi Doctrina, depositada en vuestro espíritu, como una Simiente en la tierra de vuestro corazón, ha de Florecer un día; es por eso que pleno de Paciencia, de Amor y de Confianza en vosotros, Me Presento cada vez que es Mi Voluntad Manifestarme, para Enseñaros una Página más del Gran Libro de la Vida Eterna; y en cada Página, voy haciendo Avanzar a vuestro espíritu, en la Senda de Evolución y de Conocimiento; y aun cuando vuestras Prácticas, no marchen al compás de lo que vais Conociendo por medio de Mi Doctrina, ya llegará el momento, también, mediante vuestro Esfuerzo, vuestra Voluntad y vuestro Amor.
  6. Hoy estáis en el Tiempo de la Enseñanza, pero también de la Práctica, os lo ha dicho el Maestro. Habéis oído de Mí que no os pido obras Perfectas todavía; pero sí la Práctica, ¡oh, Discípulos!, para que en vuestro Paso os vayáis Perfeccionando.
  7. Ya veis cómo en cada Paso y en cada obra, vuestra Conciencia se Manifiesta con Claridad y Ella es quien os dice si vuestra obra fue Buena, si no tuvo defectos, si fue Fecunda, si fue Agradable al Padre.
  8. Escuchad a esa Voz interna, ¡oh, Discípulos muy Amados!, porque en vuestra Conciencia, está Mi Luz. Bajo la Voz de ese Guía Interno, no os perderéis en las encrucijadas de este mundo.
  9. Hoy, más que nunca, la Luz de vuestra Conciencia Reflejada interiormente y exteriormente, Alumbra vuestra senda y no os deja confundir; y es que, a medida que las tinieblas se multiplican, que las nubes se hacen más pesadas, Yo aumento Mi Luz entre vosotros, para que seáis Faro en vuestra propia vida, para que Alumbréis el Camino de los que marchan en tinieblas y Cumpláis esa Misión de Luz que es Conocimiento y Saber del espíritu.
  10. En este Día, no estáis celebrando una tradición, ¡oh, Pueblo!... El Espiritualista, no debe ser tradicionalista. Vosotros no podéis esperar determinada fecha, para Elevarme un Culto o tener alguna Manifestación de Amor. Como Discípulos del Espíritu Santo, Yo os he puesto en Comunicación Perpetua con el Más Allá; y en cualquier tiempo, día u hora, podéis Comunicaros con el Padre, y con vuestros hermanos; pero he aprovechado esta alba, estos instantes en que en la mayor parte del planeta, Sienten la Vibración del mundo espiritual y evocan aquellos seres con los que tuvieron lazos por la sangre en la Tierra, para venir a entregaros una más de Mi Enseñanza, una más de Mis Cátedras; y si a vosotros os declaro, que: No debéis ser los tradicionalistas... ¿creéis que los seres del Más Allá, esperen días o fechas, para poder Manifestarse entre vosotros?...
  11. Los seres del mundo espiritual, no están dentro del tiempo material, pertenecen a la Eternidad; y vosotros, Espiritualmente identificados con ellos, debéis vivir, por sobre todas las tradiciones humanas, sobre todos los ritos y costumbres; e ir haciendo con vuestro espíritu, la Verdadera Vida Espiritual.
  12. Solamente así, podréis Sentir la Paz de Mi Reino; sólo así podréis ¡oh, Pueblo! presentir la Vida que os espera; no la existencia espiritual que hayáis tenido en otro Tiempo, no las Escalas o Peldaños que dejasteis en anteriores Tiempos, sino un Peldaño Superior, un Mundo más Alto, que no habéis Conocido en el pasado.
  13. A un Mundo más Elevado, es donde quiero que vayáis, allí quiero que desde ahora vaya penetrando vuestro espíritu, con Paso Firme, con el Paso Firme que da la Verdadera Espiritualidad; para que cuando estéis ya Libres de la envoltura humana, cuando la muerte corporal haya cortado esa existencia Terrestre, pueda vuestro espíritu, batir sus alas y remontar su Vuelo hasta aquella Mansión.
  14. No quiero que vuestro espíritu se detenga después de la muerte corporal, no quiero que encuentre tropiezos que lo hagan sollozar; que Sienta por el momento que sus vista Espiritual está cerrada para la Luz de aquellas Regiones Espirituales.
  15. Yo quiero que con Plena Conciencia, vuestro espíritu se Levante y con Paso Firme, Avance y llegue hasta donde es Mi Voluntad; hasta donde, vuestro espíritu, haya Conquistado y Labrado con su Lucha.
  16. Ese es el Galardón que quiero que recojáis, Galardón de Paz, de Elevación y Luz. Que vuestro espíritu Sensible pueda experimentar el Ambiente de Gracia, de Vida, de Perfección que existe en el Más Allá; que vuestra Mirada Espiritual se extienda y contemple aquel Horizonte sin fin del espíritu, que pueda Recrearse con aquella Vida, pero que piense siempre que no es su última Morada; ya que en la Casa del Padre, hay muchas Moradas y que una vez Conquistada una, debe Aspirar a otras más Elevadas, hasta llegar por fin, al Seno de Perfección del Padre; desde, donde vosotros, en Unión de Él, podréis Regir todas las cosas y a todo el Universo. ...
  17. Me preguntáis, ¡oh, Mis hijos! ¿Cómo están y en dónde, aquellos que fueron vuestros familiares en la Tierra y que ahora son vuestros hermanos por el espíritu?... Y os contesto, en Verdad: No hay uno que llore, no hay uno que se encuentre ciego, no hay uno que arrastre cadenas. … Vuestra Espiritualidad y vuestra Lucha en el Camino, les ha Conducido a muchos, ha Convertido a otros y ha Iluminado a los demás; pero también, ¡cuántos de vosotros habéis sido Ayudados por aquéllos que están en espíritu!... los cuales, se han convertido en Ángeles Guardianes de vosotros.
  18. ¡Descuidaos de ellos, oh, Pueblo!... ¡no os preocupéis por vuestros seres queridos que ya partieron!... y que vuestra Oración para ellos, sea una Conversación Espiritual, un estrecho abrazo de Amor Eterno, un Recuerdo de Amor para aquellos que os Amaron y os dejaron en la Tierra; pero que desde el Más Allá, os siguen Acompañando con su Amor, con su Influencia de Bien, con su Paz; y si queréis llorar por los espíritus desencarnados, que no sea por aquellos que os Pertenecieron por la sangre; llorad por otros que ni siquiera conocéis. Llorad por los que en Verdad, han encontrado la muerte aparente, la desolación, la turbación, un sin fin de cadenas, de remordimientos y enfermedades del espíritu. Por ellos, sí, Orad, Rogad y haced Méritos.
  19. ¡Oh, Pueblo Amado!... no es que el Maestro os quiera decir, que lo que habéis Orado y pedido por el mundo espiritual en general, no ha llegado a Mí. En Verdad os digo: Muchos, que no conocéis, han alcanzado por vuestra Oración, que como el Fiel Soldado de Mi Divina Causa, Israel, les habéis entregado Luz; con vuestras Armas de Amor, habéis Libertado a los opresores y habéis Salvado, a los que se encontraban en peligro de caer al abismo.
  20. Grandes legiones, grandes Huestes de espíritus deben a vuestro Cumplimiento, la Luz que hoy tienen; y Uniendo Espiritualmente su Oración a la vuestra, han hecho Un solo Himno de Amor y de Reconocimiento al Padre Celestial; un Himno Sublime, que es Acción de Gracias, para Aquel, que Estando Sobre todos los seres y las cosas, os Ama, os Contempla y os Conduce siempre a su propio Corazón.
  21. Por momentos os contemplo agobiados. A veces vuestra mente se turba y muchas veces tropezáis en el Camino. Cuando no estáis Preparados Espiritualmente atribuís todo aquello a causas terrestres y buscáis en la tierra los recursos para vencer esas dificultades; mas cuando vivís Alerta, cuando habéis Velado y Orado, entonces vuestra Sensibilidad Espiritual descubre elementos invisibles que os van haciendo tropezar, que van acumulando vicisitudes en vuestro camino y con la misma Oración comenzáis a Luchar contra aquellos elementos hasta que convertís la guerra en Paz y la tiniebla en Luz, hasta que todo aquello que era dolor, por medio del Bálsamo de la Oración, de la Fe y la Perseverancia, se convierte en Salud Radiante.
  22. ¡Vivid Alerta, Pueblo!... no está Limpia todavía vuestra cerviz de esas influencias ni vuestros hogares están desalojados, ni vuestra Nación se encuentra Limpia de las influencias espirituales de la confusión. Es el tiempo, en que vuestro planeta, se encuentra habitado más por seres de ultratumba que por seres humanos; en que un solo hombre arrastra una legión tras de sí, como aquellos que llegaron ante Jesús, en el Segundo Tiempo. Por eso a vosotros, que sois el Discípulo, el Hijo Primogénito, os Revelo y Enseño las Grandes Manifestaciones Espirituales, para que seáis Fuertes en la prueba, para que seáis Sabios en las cuestiones del espíritu, para que no os dejéis Vencer por las tentaciones, para que seáis maestros entre vuestros hermanos; pero, ¿por qué os dejáis dominar, por momentos? Porque os olvidáis de la Oración, que es la Espada que os he Confiado... y en aquel momento, os dejáis vencer.
  23. Mas, Yo os digo, Pueblo: ¡No durmáis ya, un solo momento!.... ¡Velad por vos mismo, para que podáis Velar por los demás!... ¡Velad por el mundo; y que vuestra Oración, sea como una Espada que rompa cadenas, que destruya vendas de oscuridad, que rompa los Velos de misterios que debe el hombre Conocer!... y así, con vuestra Oración, Cumpláis gran parte de la Misión de Luz que debéis desempeñar entre la Hermandad Espiritual; que si así Cumplís, sentiréis Ligero vuestro Paso, Liviana vuestra Cruz y Dulce vuestro paladar.
  24. Con vuestra Oración, las mayores vicisitudes serán Vencidas, las más grandes pruebas serán pasadas también, los momentos más difíciles, de ellos avante podréis salir y con esto daréis un Ejemplo que sorprenda a los profanos, a los ignorantes que llegarán a preguntaros el porqué de vuestra Fuerza y por cual senda o brecha camináis; y allí daréis Testimonio de Mí, con palabra Humilde, pero llena de Luz y de Convicción.
  25. Y así, Mi Pueblo, Mi Enseñanza irá Extendiéndose, porque ya es muy corto el número de los que conozcan esta Mi Palabra, ya que Mi Tiempo casi se ha Extinguido; y seréis vosotros, los que extendáis este Conocimiento del espíritu a toda la humanidad, a esa humanidad que ha querido con sus ciencias, con su poderío Terrestre, con su orgullo, resolver todas las cosas, todos los conflictos que se le han presentado, a abatir todos los adversarios que ha encontrado en su paso; y hay cosas que la ciencia, el poder, la riqueza del hombre no han podido Vencer ni Resolver; hay cosas que no ha descubierto todavía el sabio de la Tierra; ni los mismos teólogos ni teósofos que escudriñan a Mi Espíritu y a la Vida Espiritual; Ellos, han podido Revelarle al hombre, el Misterio de muchas cosas; mas, a través de vosotros, quiero Revelar toda Mi Obra, mostrarle el Camino Recto a la Humanidad; y de está manera, principie el hombre con la Obra de Liberación, de Restauración y Perfeccionamiento.
  26. Yo os he dicho, ¡oh, Pueblo! que está presta la humanidad a Despertar para lo Espiritual. No es que haya terminado ya, de escudriñar la Naturaleza Material, es que Yo he puesto un Límite, en el cual, el hombre de ciencia ha tropezado. Cuando la humanidad haya alcanzado Altos Grados de Espiritualidad, Yo volveré a desatar la Naturaleza, para que Ella desborde todos sus Secretos, que Revele sus Misterios no descubiertos todavía al hombre; y todas aquellas Fuerzas y elementos desconocidos hasta ahora, serán puestos al Servicio del Amor, del Bien, de la Paz del mundo; porque la mano del hombre, ha profanado a la Naturaleza con sus ciencias, ha profanado la Creación; no ha arrancado a la Madre Naturaleza sus secretos con Amor, no los ha pedido con Humildad; los ha arrancado a la Fuerza, poseído su corazón siempre de vanidad, de orgullo, de falsa grandeza humana, dominada su Inteligencia por la ciega ambición.
  27. Por eso os digo, que: No ha llegado la ciencia del hombre, todavía a su fin... pero después de ese: "Hasta aquí"... que le he puesto, quiero que su espíritu se levante, levante su Mirada y Me Contemple; que lo que no ha descubierto con los medios materiales y científicos, lo Descubra con su propio espíritu, lo Perciba con su Conciencia, lo Palpe con su Sensibilidad Espiritual; y esa Sensibilidad de su espíritu, se está Desarrollando en estos tiempos en toda la humanidad.
  28. Las grandes Pruebas, los grandes Acontecimientos, el dolor, en la vida humana, que como viento huracanado azota sin cesar a la humanidad, es lo que está Despertando y Sensibilizando al espíritu del hombre. Presto, muy presto, el espíritu humano volverá los ojos a su Padre Celestial; y no solamente su Mirada; sino también su corazón; y en él, habrá: Arrepentimiento, Peticiones, Conformidad y Comprensión a Mi Justicia... porque, es Mi Juicio Divino, el que se ha desatado entre los hombres.
  29. Ya está, es Verdad entre vosotros, Mi Juicio. Mi Cetro toca cada Conciencia, la Interroga, le Habla y le Enseña; y de esta Justicia, ninguno puede escapar, nadie puede evadirse; todos estáis bajo esa Mirada Divina, que Es en este Tiempo, de Juez.
  30. Sin embargo cuando el hombre haya Despertado Espiritualmente y experimente todavía hambre de siglos, toda su sed y su desnudez, pedirá al Padre, que Venga y se materialice en el Mundo, que envíe un nuevo Redentor que le Sustente, le Enseñe y le Sane; y para ese tiempo, el Redentor ya habrá dejado de Hablar a través del Entendimiento del hombre, ya no hará Repercutir su Divina Palabra a través de la Facultad de Mis Portavoces humanos; ni Aquí, en está Nación, ni en ningún punto de la Tierra; ya Mi Mundo Espiritual de Luz, Ordenado por Mí, tampoco estará tomando materia humana para hablar a sus hermanos Encarnados; y ante esa hambre y sed de lo Espiritual, ellos aclamarán, diciendo: "¿En dónde debo calmar mi hambre y mi sed?... ¿En qué religión o en qué secta podré encontrarte, en Verdad, Padre?... Y ése es tiempo, para el cual Yo os Estoy Preparando; ésa es la encrucijada que tiene que encontrar la humanidad, el punto en donde no sabrá adónde Conducir sus Pasos, el momento en que estará en peligro de grandes confusiones espirituales, porque pondrá en duda sus antiguas creencias, ya que sus más grandes Convicciones, Sentirá que se quebrantan en el fondo de su propio ser.
  31. Por eso, os he Llamado y os he Enseñado tanto, ¡Oh, Discípulos!, para que la humanidad os encuentre Fuertes y Multiplicados; y en vosotros, pueda calmar su hambre y su sed; y vosotros, podáis Participar a ellos de vuestra Vestidura Espiritual. Entonces será cuando el mundo descubra que mucho tiempo ha sido esclavo y ha sido poseído de grandes influencias espirituales de confusión; que olvidando lo Espiritual y lo Divino, y muchas veces negándolo, ha estado siempre rodeado de todo Ello; que una Vida Sobrenatural ha envuelto siempre su existencia Terrestre, la que no ha sido contemplada por el espíritu del hombre, debido a su materialismo y a sus plasmaciones; y vosotros, Pueblo, les daréis Armas de Amor, les daréis Luz para que así busquen siempre ser Acompañados por los Buenos espíritus, por los Buenos Consejeros; y sepan Libertarse de las malas Influencias; y aun esas mismas, Tornarlas en Buenas Influencias.
  32. Vosotros no temáis, si por Enseñar o Revelar estos Conocimientos a la humanidad, vais a ser llamados brujos o hechiceros. Ya sabéis que todos aquel que Enseñe las Revelaciones del Más Allá, tiene que ser llamado así por los ignorantes, por los materialistas; pero a TODO AQUEL QUE NEGARE, A TODO AQUEL QUE SE MOFASE DE ESTAS REVELACIONES, YO LE ENTREGARÉ POR VUESTRO CONDUCTO UNA GRAN MANIFESTACIÓN; YO LE SUJETARÉ PRUEBA, SEA QUIEN FUERE, Y LE HARÉ RECONOCER QUE LO QUE VAIS ENTREGANDO EN MI NOMBRE, ES LA VERDAD, ES EL CAMINO QUE CONDUCE INEXORABLEMENTE A UNA VIDA ESPIRITUAL SUPERIOR.
  33. Entonces, Mi Pueblo, así comenzará el desalojamiento de las malas Influencias de este Planeta: Con la Conversión de los hombres, con su Espiritualidad y su Regeneración... con la Práctica que ellos hagan en Mi Doctrina, se irá tornando este Valle de lágrimas, en un Valle de Paz y Amor. Este Mundo de guerras, de muerte y de tinieblas, irá dejando de ser Valle de expiación, para Elevarse entre los mundos de espíritus Adelantados.
  34. Mas, vosotros, ahora aquí, mañana en el Más Allá, - y no sabéis quien de vosotros, sea nuevamente en la Tierra - pero, siempre seréis, como un Faro Luminoso entre los náufragos y como una Estrella en el desierto para los caminantes; y seréis siempre el Buen Compañero de viaje, porque vuestro espíritu no Sentirá jamás fatiga, ni nunca dará Albergue al egoísmo y Velará siempre por aquellos que transitan sobre el haz de la Tierra.
  35. Ahora, sois Párvulos; mas, Presto, quedaréis convertidos en Discípulos; pero siendo aún los Discípulos, no sabréis dar toda la Enseñanza a los nuevos Párvulos; pues, el Verdadero Maestro, el Único Maestro de todos los seres, en todas las cosas y de todos los Conocimientos, Soy Yo; y la Sabiduría Absoluta de vuestro Padre, no podréis poseerla en Todo su Esplendor. Mas, oíd, que a vuestro Conocimiento Espiritual, jamás le pondré, un: “Hasta aquí"... así como nunca encontrará su límite, tampoco su Conocimiento Total.
  36. ¿Qué sería de vuestro espíritu si algún día encontrara una barrera a su Luz, a su Saber, un Misterio impenetrable y él siguiera Existiendo Eternamente?... ¿Habría Cumplido vuestro Padre, para con vosotros, con el Destino de Evolución que os ha Confiado?... Por eso, Sed Felices, pensando que siempre encontraréis algo Nuevo, algo Maravilloso en vuestro Padre Celestial; y que cada una de aquellas Revelaciones, será como un Nuevo Día, como una Nueva Aurora para vuestro espíritu.
  37. Si esta Creación Material que tanto los Virtuosos como los pecadores han Admirado, poseído y sentido, es Maravillosa; si en tantas Eras y en tantos siglos como el hombre la ha poseído, no la ha alcanzado a poseer en Plenitud, ¿qué será aquella Vida Plena que os espera?... ¿Cómo será aquella Naturaleza Espiritual? ¡Oh, Pueblo! ¿Cómo será el Ambiente y sus Manifestaciones?...
  38. Vuestro lenguaje humano no puede Expresar la Vida Espiritual, la Grandeza de vuestro Padre y la Existencia que vais a Vivir el mañana; pero a través de Mi Palabra - que en sentido Figurado a veces os entrego, o en un Claro Sentido de vuestro idioma - os hago Comprender y Presentir: Las Maravillas, la Gracia y la Esencia de aquella Vida.
  39. En este Tercer Tiempo, vosotros estáis Despertando para Mí; y en ninguno de los Tiempos pasados, habéis Anhelado tanto penetrar en el Más Allá. La muerte corpórea, no os amedrente. No penséis en que vuestro espíritu, se turbe, porque ya Contempláis con Luz el Camino. Ya no penséis en la nada, ni en el silencio, ni en la ausencia y la distancia. Todo eso, con vuestro Conocimiento ha ido desapareciendo y Sabéis que llegado el momento de dejarlo todo, podéis ir al Padre para Poseerlo todo, porque aquel que deja a sus hijos en la Tierra, no se va de este mundo para abandonarlos. Yo no arranco de los brazos de los Amantes hijos, a sus padres. Yo los Convierto: De padres, en Ángeles Guardianes... pero si ellos al partir de este mundo, por un momento se turban, Yo les entrego la Luz, les Resucito y los devuelvo a los brazos de sus hijos, ya no a través de la forma material que dejaron, sino Espiritualmente.
  40. El espíritu que ha dejado a la compañera, o el que ha dejado al compañero, esposo o esposa, no rompe sus lazos de Amor con la muerte. Si Yo, el Amor, os he Unido, Yo no vengo a desuniros. Solamente convierto a aquel que llevo al Más Allá, en un Ángel Protector, para Cuidar los pasos del que quedó en la Tierra; y cuando la Influencia del Mundo Espiritual es Bien Recibida, cuando sus Inspiraciones son Bien Aprovechadas por vosotros que moráis el haz del Planeta Tierra; os Maravilláis, Comprobando como sois Salvados de peligros por manos Prodigiosas e Invisibles; cómo sois Iluminados en momentos difíciles, recibiendo Revelaciones Superiores que no pueden haber brotado de vos mismo; cómo en los momentos de mayor y aparente soledad, os sentís Confortados y Acompañados. Es que para el espíritu, no hay distancias; no puede haber Ausencia entre los espíritus que se Aman y se buscan.
  41. En Verdad os digo: Solamente los que se odian, los que se olvidan; ponen entre ellos, la distancia y la ausencia. ...
  42. Por eso, vosotros, Amaos los Unos a los Otros. Recordaos siempre a través de vuestras Oraciones; y estaréis momento tras momento, formando la Verdadera Familia del Señor en todo el Universo.
  43. ¡Con cuánto Regocijo y con cuánto Amor, os esperan en el Más Allá!... Vosotros haced Méritos ahora, para que después de esta existencia humana, podáis Estrecharos, podáis marchar en el mismo Peldaño de la Escala de Perfección, podáis formar parte del Cumplimiento de aquellos seres queridos que os esperan; y no por falta de Méritos, vayáis a quedar en escalas inferiores, porque entonces os tendréis que seguir Comunicando solo por medio de la Oración.
  44. ¿Os dais cuenta de que no podéis ser tradicionalistas? ¡Oh, Pueblo!... ¡que no debéis esperar determinado Día en Especial para esta Evocación, para estas Manifestaciones espirituales?...
  45. Yo os he entregado a Mi Mundo Espiritual de Luz, para que hagáis de él vuestro Amigo y Hermano, vuestro Consejero y vuestro Doctor. Así buscadle siempre; que en vosotros exista el Amor, el Respeto hacia esos Seres y los vayáis contemplando a todos por igual, Amando a todos en la misma forma, porque cuando traspaséis los umbrales de esta existencia humana y os encontréis en aquel Gran Valle espiritual, preguntaréis: -¿En dónde están mis padres?... y ellos, no responderán. ¿En dónde están mis hijos?... y ellos, tampoco responderán. Pero, si habéis Comprendido Mi Doctrina, diréis: ¿En dónde están mis hermanos?... y entonces, todos Acudirán en vuestra Ayuda, llenos de Amor.
  46. Así desde ahora os Ilumino, para que vayáis destruyendo de vuestro propio corazón, muchos prejuicios e incomprensiones que podáis tener dentro de Mi Obra.
  47. Ved que ya estáis muy próximos a quedar en Mi Lugar. Yo no os voy a exigir que entreguéis una Enseñanza y Pruebas Perfectas, Obras y Oraciones que se acerquen a lo Perfecto, sino que vayan siempre como los pasos de aquel que encumbra una Montaña: Siempre Adelante y siempre hacia Arriba. ...
  48. El Espiritualismo pronto Conmoverá a las naciones, a sus sociedades y a sus instituciones. Vosotros, vais a ser Fuertes en la Lucha. Hoy no imagináis cuales van a ser vuestras obras en la Tierra y de entre vosotros y de generaciones más jóvenes que la vuestra, surgirán grandes Apóstoles y Profetas que no se distinguirán entre la humanidad ni por insignias ni por vestiduras, ni siquiera por nombres especiales, porque no quiero que vosotros pregonéis por el mundo que sois Espiritualistas, ni Trinitarios, ni Marianos. No quiero que vayáis pregonando por los caminos del mundo que sois del Pueblo de Israel por el espíritu; Yo quiero que deis prueba de todo esto, con vuestras Obras, Palabras y Pensamientos de Amor.
  49. A través de vuestras Obras de Amor, el mundo penetrará en vuestro corazón; y será entonces, cuando descubra lo que en Verdad sois. El mundo será el que lo descubra; no vosotros los que lo pregonéis, porque si decís lo que sois, el mundo exigirá Obras Perfectas de vosotros; pero si entregáis Buenas obras, el Mundo se sorprenderá y no os exigirá las grandes comprobaciones ni los imposibles; y Yo, no he venido a Enseñaros a hacer imposibles. Yo os he dicho que si estáis Preparados, Prodigios Sobrenaturales y grandes Maravillas haré, a través de vuestro espíritu y aun de vuestra carne; pero quiero encontraros siempre Preparados, para que podáis dar ese Testimonio Franco y Claro de Mí.
  50. Cuando el Espiritualismo Conmueva hasta sus raíces a la humanidad, muchos se Convertirán; pero también muchos serán vuestros adversarios.
  51. Se levantarán los enemigos del Espiritualismo inventando nuevas doctrinas y esgrimiendo nuevas armas para abatiros; pero ¿cómo podrán abatir lo Eterno?... ¿cómo podrán destruir, lo que nunca muere?...
  52. Si vosotros Comprendéis lo que lleváis en vos mismo, no debéis experimentar temor alguno ante esa Lucha. Ellos serán los que Luchen entre si, los que sufran, los que se destrocen. Vosotros, imperturbables y Serenos, siempre formando un Muro Invulnerable, formando Un Solo Cuerpo y Una Sola Voluntad, en el cual se estrellen todos los dardos venenosos, toda la perversidad, toda la ignorancia humana; y ante vuestra Fuerza, todo aquello se Convierta en Luz y en Redención.
  53. Mi Obra Divina, todavía tendrá que pasar por las grandes luchas. Mas, Mi Semilla, está diseminada por todo el Orbe. No solamente vosotros, los que Me habéis escuchado a través del entendimiento humano, poseéis esta Simiente. Yo tengo Mis Enviados, Mis Discípulos, Mis Labriegos en todo el Orbe. Unos han permanecido Fuertes y Fieles; otros se han desviado; pero por las pruebas, encontrarán nuevamente el Camino. Vosotros, les Reconoceréis en vuestro Paso y a ellos quedaréis Unidos, porque en ellos vais a encontrar Confirmación y Fuerza para vuestras obras, porque vais a penetrar por caminos, ciudades, naciones y pueblos en donde os desconozcan por causa de Mi Doctrina; pero entonces aquellos que ni siquiera os Conocen materialmente, aquellos Mis Enviados que también les llamo Labriegos, se levantarán como vuestros defensores; y serán Reconocidos, como Precursores vuestros.
  54. Para ese tiempo, ya no llevaréis Mi Palabra Escrita, bajo el brazo. No llevaréis libros en lo material. Vuestro gran Libro, será en vuestro espíritu, en vuestra propia Conciencia. Vosotros caminaréis, con las manos vacías; pero con el corazón, henchido de Amor, con el espíritu, Pleno de Mi Espíritu y así podréis concluir la travesía.
  55. Ahora que todavía os hablo por el conducto humano y que encontráis en esta Manifestación, gran Fuerza e Influencia sobre vuestro espíritu, Aprovechad Mi Estancia en esta forma; Saturaos de Valor y de Confianza, porque no quiero contemplaros balbuceando y siendo torpes después de Mi Partida. No quiero Miraros estacionados. Por eso, Aprovechad; y ese instante que para muchos podrá ser de prueba, cuando el Padre os diga su Adiós, a través del conducto humano, para vosotros no será un adiós, sino solamente el Final de una Etapa, de un instante dentro de la Eternidad, un instante de Luz y de Revelación para vosotros y después de ese instante, la Eternidad que Abra sus Puertas en Plenitud para que vosotros paséis al Cumplimiento del Tercer Tiempo, de esta Era, en la cual vais a Reconstruir todo lo que hayáis destruido en los Tiempos pasados; vais a desempeñar, todo aquello que no desempeñasteis y a concluir la obra comenzada en los Tiempos pasados.
  56. ¿Cómo podréis Saber a punto fijo, cuál es la obra y la parte, que a cada uno de vosotros, corresponde?... ¿cómo podréis Saber qué es lo que dejasteis comenzado y no concluisteis?... ¿qué es también aquello, que habéis destruido y ahora tenéis que Restaurar? Vuestro espíritu, os lo dirá... Yo se lo diré a vuestro espíritu, y todo, en Verdad os digo, será en Perfección. Dejad que el Don de la Intuición Espiritual siga su curso, se Desarrolle y se Manifieste. Oíd la Voz de la Intuición y Obedecedla y vuestros Pasos serán Certeros en el Camino del Cumplimiento; y vuestra Conciencia, siempre os dirá: Si habéis Escuchado Bien y habéis Practicado Bien. ...
  57. Ya se acerca el tiempo, en que penetréis nuevamente al Espacio Espiritual. El Camino está Preparado, para cada uno de vosotros. Si en él encontraseis algún tropiezo, tomadlo como una Prueba; mas no como un abismo para perderse en él; sino como una prueba más, para que Comprobéis que Mi Enseñanza ha sido Verdadera, que no os he engañado a través de esta Doctrina, que este Camino que os he Trazado, en Verdad Conduce a vuestro espíritu, a la Paz y a la Luz.
  58. Y no Me digáis más: -Padre, soy Tu mal discípulo... no quiero oír esta Confesión, aunque Humilde, de vosotros; Yo quiero que siempre os sobrepongáis a cualquier tropiezo y flaqueza vuestra; que no miréis Mi Doctrina como un imposible de ser Practicada; que no digáis como dijeron Mis Discípulos en el Segundo Tiempo, cuando Escuchaban de labios del Maestro, cómo debían Perdonarse las ofensas, cómo debía Amarse a aquel que ofendiera; entre ellos decían: -Difícil y dura es esta Ley, esta Doctrina es difícil de Cumplir... y aun después de haber partido el Maestro, de entre ellos, ya Practicando Mi Enseñanza, les parecía dura Aplicarla al corazón de aquella humanidad; y sin embargo, ¡oh, Pueblo!... ¡cuán grande fue la Simiente que Ellos levantaron; y cómo se multiplicó la Semilla del Maestro, en el corazón de los pueblos más gentiles!...
  59. ¿Por qué, entonces, ahora dudar de Mi Doctrina? ¡Si es lo más Hermoso que Dios ha Revelado al hombre, si es lo que pertenece al espíritu por Herencia Eterna, si es la Fuente de la cual Brotó como gota para volver a Ella!... No dudéis, no desconfiéis del Padre, ni tampoco de vos mismo; que hay momentos, en que las pruebas os han Tocado cuando estáis Velando, y no habéis sido abatidos ni un solo momento, habéis salido Triunfantes de ellas, con la frente en alto, con la Satisfacción de la Conciencia, dando gracias al Padre por su Fortaleza. Por eso, siempre el Maestro dice a sus Discípulos: ¡Velad y Orad para que no caigáis en tentación!... porque Orando y Velando, siempre tendréis la Fuerza necesaria para Vencer todo; pues una vez más os digo: ¡Velad y Orad!... Elevad cinco minutos de Oración, por los muertos que velan a sus muertos; y sobre el universo, Yo derramaré Mi Luz en todo muerto a la Verdad, en todo muerto a la Gracia y al Amor.
  60. Hay muchos muertos sobre vuestro planeta; y muertos como están, velan a sus muertos. Hay muchos muertos también que no pertenecen a esta existencia humana y debiendo estar habitando otro plano, vagan como espíritus errantes en los espacios, viven todavía como criaturas materializadas pecando entre los hombres y sólo dejan tras de sí, huellas de dolor, de tinieblas y aun de crimen. Yo les Perdono, Yo les Amo y Mi Llanto Paternal desciende sobre todos los espíritus, como un Rocío de Luz que los Levanta en este instante; y quiero Unir a Mi Amor, el vuestro; a Mi Paz, quiero Unir vuestra Paz; y formar con Ello, un Manto que cubra a todos los que sufran.
  61. No miréis desde este instante, pecado en vuestros hermanos. No miréis en vuestros hermanos, enemigos ni opresores. No os convirtáis en jueces ni les convirtáis en reos. No esperéis de Mí, más Justicia sobre Mis hijos, que son vuestros hermanos; esperad Clemencia, sed Misericordiosos con ellos, Perdonad todas aquellas obras cuyas consecuencias os afectan a vosotros. Pensad que en los Altos Juicios del Padre, solamente Él; y que de las obras malas de los hombres, Yo hago brotar Regeneración y Arrepentimiento; de las más profundas tinieblas, Yo hago brotar Luz; y de las rocas más duras, hago brotar un Manantial de Aguas Cristalinas. Yo puedo hacer todos esos Prodigios entre la humanidad.
  62. Esos hombres, esos pueblos y razas, esos conglomerados que contempláis endurecidos, enloquecidos en sus ambiciones, fanatizados en sus religiones y doctrinas; Yo les puedo Convertir a la Doctrina del Amor Universal. Esos campos de guerra Yo les puedo convertir en campos de Paz; pero quiero que todavía la obra del hombre siga dando su simiente. Quiero tomar en Mi Mano la simiente del hombre, cuando esté madura; y de esa simiente mala, voy a hacer brotar la Simiente Buena.
  63. A vosotros, siendo Mis Discípulos, os toca Perdonar, Amar, Ayudar con vuestra Influencia y con vuestra Luz, a aquellos que por momentos se turban; y entonces estaréis Conmigo, ¡oh, Pueblo! como en este instante que estáis Elevados de espíritu, estáis Conmigo; estáis en Mi Regazo y desde Ahí dirigís vuestra Mirada Espiritual sobre el mundo, desde Allí queréis descubrir a los que sufren, Consolar a los que lloran, Sanar a los enfermos y Libertar a los cautivos; pues, en Verdad, Me basta vuestro Buen deseo, vuestra Intención Sana y Espiritual, para que Yo, todo lo haga en vuestro nombre, ¡Oh, Pueblo!; y vosotros, vuestras obras, las hagáis en el Mío.
  64. Así en este Día de Gracia, Yo he venido a daros Mi Caricia. Yo quiero dejar en vuestro espíritu, en Mis Últimas Cátedras, la Impresión de la Caricia del Maestro, que el Ósculo Divino que os Estoy dando a través de esta Palabra, sea Imborrable; que cuando tengáis que buscarme de espíritu a Espíritu, entonces digáis: -Padre, Te recuerdo así, siempre como Padre Amoroso. La última impresión que me dejaste, no fue la de Juez; Vibra en mi corazón, todo Tu Amor. Tu última Cátedra, fue Tu Última Cena entre nosotros; fue la Mesa Preparada por Tu Mano para sentar en Ella a todos Tus Apóstoles. ... Pues Yo quiero que vuestro corazón, en Verdad, se llene de Mí, en aquel instante; y vuelva a comer Mi Cuerpo y vuelva a beber Mi Sangre y llenos de Regocijo y de Emoción Espiritual podéis encontraros como aquellos que Me rodearon en la mesa, en el Segundo Tiempo. No tuve reclamo, no tuve reproche alguno para Mis Pequeños, en Mis Últimos Momentos. Todo Mi Amor fue desbordando; y en aquel pan y en aquel vino, lo Simbolicé, diciéndoles: ¡Comed y Bebed!... y de aquel pan no quedó una sola migajilla, ni de aquel vino quedó una sola gota en el fondo del Cáliz.
  65. Yo Soy el Verbo Divino. Mi Palabra, es el Pan de Vida Eterna; su Esencia de Amor, es el Vino que Enaltece vuestras Virtudes. Así quiero nuevamente entregarme a vosotros, ¡oh, Pueblo Amado!... y quedarme Eternamente, en todo vuestro ser. ...
  66. ¡Id en Paz, Pueblo Amado!... y continuad vuestra Misión de Convertir las tinieblas en Luz, id dejando por doquier, Huellas de Redención. Descubrid con vuestra Sensibilidad Espiritual, a los que sufren invisiblemente entre sus tinieblas y arrojadlos de vosotros; pero arrojadlos en Mi Seno, arrojadlos en Mis Brazos; enviádmelos llenos de Arrepentimiento y con Luz en la Conciencia, y Yo les recibiré. Ellos Me dirán quién los envía, quién les Señaló el Camino para llegar a Mí; y Yo les daré siempre Mi Caricia y Mi Bendición y siempre los recibiré.
  67. Cuando vos estéis en Mis Brazos, veréis como el Índice de Mi Mano se extiende y os Señala allí bajo vuestros pies: Toda vuestra obra y vuestra siembra, todo lo que hicisteis en vuestro largo Destino, en vuestra Jornada... y vuestro llanto, de Alegría será; y vuestras lágrimas, empaparán Mi pecho de Padre, y ambos Corazones, latirán Eternamente de Amor.
  68. Así os dejo, en Santa Paz; y así, os envío por los caminos del espíritu, en este Día de Gracia en que Me habéis Escuchado, en que habéis tenido Comunión con el Maestro de maestros, y en que habéis Amado y Perdonado a todos vuestros hermanos.

¡Mi paz, sea con vosotros!...

México, D. F., a 1º de Noviembre de 1950