Cátedra 19490612 R1

De Wiki Espiritualista
Saltar a: navegación, buscar

Cátedra del Padre Eterno Gran Jehová Domingo Junio 12 de 1949

Tema: ¡Escritos que no ostenten Verdad, al fuego serán!...

¡El Ojo de Mi Divinidad entre vosotros, Pueblo de Israel!...

  1. En albas y albas Me habéis tenido como Maestro; mas cuando sabéis que voy a descender entre vosotros como Juez, buscáis entonces las Aguas Cristalinas en donde Purificar vuestras manchas para poderos mostrar más Limpios ante Mí.
  2. Vosotros, ¡Oh! hijos de la Luz, sabéis encontrar en Verdad, esas Aguas Cristalinas que Lavan al espíritu; las encontráis en la Oración, en la Contrición, en la Práctica de Mis Máximas que se encierran en Mi Doctrina; y entonces, de esta manera, ya más Limpios, os atrevéis a mostrar vuestro espíritu ante Mi Mirada Perspicaz de Juez.
  3. El Padre os dice, Israel, en este Tercer Tiempo: ¡Bienaventurados los que así se Levanten, porque van encontrando el Camino, pues van dejando su ignorancia y la tiniebla de los tiempos pasados!… ya que, así vais dando vuestros pasos hacia delante con la Firmeza que el Padre os pide, porque vais dejando el Culto y las prácticas del Primer Tiempo muy atrás de vosotros.
  4. Ya no sois aquellos que en el Primer Tiempo, derramabais en el Ara del altar la sangre de los corderos, para Lavar con aquel sacrificio inocente, la mancha que los pecados dejaban impresa en vuestro espíritu y en vuestro corazón; sacrificio, que el Padre recibió en aquella Era, en espera del Despertar de vuestro espíritu, sacrificio que el Padre retuvo entre vosotros, para convertirse Él, -el Verbo que os habla en este instante- en el propio Cordero Inmolado, haciéndome Hombre por Amor a vosotros, dejándome contemplar por los ojos materiales, dejándome contemplar por la Mirada del espíritu de los hombres, para derramar Mi Sangre Preciosa y borrar con Ella vuestros pecados; porque Mi Sangre, es Esencia de Vida, es Amor.
  5. Porque Mi Sacrificio en cuerpo de Jesús, no fue el sacrificio inocente o el sacrificio inconsciente; fue el Sacrificio por Amor Divino a Mis hijos encarnados en las creaturas del Padre; y con ello, Preparé y Abrí para vosotros una Nueva Era.
  6. Sin embargo, a lo largo de esa Era, que vosotros llamasteis Cristiana, os olvidasteis de Imitar al Maestro sacrificando vuestra vida y derramando vuestra sangre por Amor a los demás; os olvidasteis de Lavar con el ejemplo de vuestras Virtudes, los pecados de los demás y pensasteis que la fragancia de las flores y el humo del incienso a la luz de las lamparillas, cumplirían por vosotros.
  7. Mas ahora que la Luz en Plenitud va penetrando en vuestro espíritu, os dais cuenta que los tiempos han cambiado, que vuestro espíritu va recorriendo la Senda paso a paso; y él, en cada nuevo paso, contempla una nueva Lección, Escucha una nueva Revelación y recibe una Chispa más de Luz en el espíritu y también en la mente humana.
  8. Es por eso, que habéis apartado de vuestra vista, las ofrendas materiales; por ello vais destruyendo en el seno de vuestro propio Culto, el culto externo; debido a eso, a medida que vais destruyendo los altares forjados con vuestras manos, vais Levantando en el fondo de vuestro ser, -en el espíritu- el Verdadero Culto para Mi Divinidad, vais Encendiendo la Lámpara del Amor y de la Fe y vais Ofrendando al Padre, la Fragancia de esas Flores Espirituales que son las Virtudes que he puesto en vosotros.
  9. Ya no adoráis ni os inclináis, ante las cosas materiales. La Purificación vuestra o el Culto vuestro, es ahora, cuando vuestro espíritu se levanta haciendo Méritos para sí y para los demás; es, cuando vuestro espíritu Reconoce que: solamente él podrá y sabrá Labrar para la Eternidad su propia Mansión, su Vestidura, su Pan de Vida Eterna, su Heredad. …
  10. Y así, Pueblo, os mostráis delante de Mi Mirada Divina; no todos, porque no todos Me han Comprendido, a pesar de que a todos os he dado la Oportunidad, la Luz, la Fortaleza y todos los Dones que emanan de Mi Obra Divina en este Tercer Tiempo.
  11. Mas, Yo recibo vuestros pasos, Me agrada vuestro Culto y aun cuando no lo hallo Perfecto todavía, Yo con Mi Palabra de Amor os Aliento, os Levanto en el camino y os animo a Proseguir; a no detener jamás vuestra caminata, a penetrar dentro de Mi Obra cada vez más con vuestro espíritu; el cual, revestido de Respeto y de Elevación, siempre podrá encontrarse; y Yo, en Verdad Pueblo, os Revelaré los grandes Misterios.
  12. No todo se os ha dicho, no todo se os ha Revelado aún; Grandes Revelaciones guarda Mi Arcano todavía; las cuales, os daré ya en la Palabra que transmito al Portavoz, ya en la Inspiración o en las pruebas y vicisitudes de vuestra vida.
  13. ¡Grandes! muy grandes Conocimientos os Revelaré, para que seáis Fuertes e Iluminados en ese Tiempo de Cumplimiento y de Misión; mas, nunca seréis a imitación de los teólogos, no tomaréis Mi Espíritu Divino ni las Lecciones Espirituales como si fuesen conocimientos materiales para Analizarles científicamente.
  14. No Me escudriñaréis, no profanaréis Mi Espíritu con lo retenido y grabado en vuestra mente humana, no Me Analizaréis a la manera de los hombres de la ciencia; vosotros, Elevando vuestro espíritu por medio de la Oración Espiritual, interrogaréis a Mi Arcano; interrogaréis a Mi Espíritu Divino de Maestro y de Padre, revestido vuestro espíritu de Respeto, de Amor, de Humildad; y entonces Yo, tomando en Mis brazos a vuestro espíritu, que es a la vez que el Niño, el Párvulo de Mi Divinidad, le hablaré, le entregaré Mi Caricia Paternal, le mostraré de Mi Arcano lo que sea Mi Voluntad, Disiparé de él las dudas, las incertidumbres, descorreré el velo de los misterios que Me plazca Revelarle; y cuando ya él, Saturado de Mi Esencia y de Mi Luz pueda encontrarse, descenderá a vuestra propia materia para Revelarle a la carne, lo que al espíritu le ha sido Revelado.
  15. Porque después de la Partida de Mi Palabra, Yo seguiré Vibrando Espiritualmente entre vosotros; Mi Enseñanza seguirá y el Verbo del Eterno, el Verbo de Jehová, seguirá descendiendo de Espíritu a espíritu entre los ya Preparados para hablarles incansable y Tiernamente; y siempre que encuentre el Padre: la Preparación Espiritual entre vosotros, siempre que lleguéis a Mí con ese Respeto, con esa Humildad, con ese Amor… Yo seré para vosotros el Maestro, el Padre, en Verdad y en Espíritu.
  16. Mas, todo aquel que desease investigar las Manifestaciones Divinas y Espirituales, sin penetrar en Mi Arcano, sin penetrar en Mis Misterios, con el Respeto y la Humildad, él no encontrará la Puerta Franca, se confundirá a sí mismo, él se contestará a sí mismo y no será la Voz del Padre la que le Conteste. Esto acontecerá con los Hijos de la Luz, que se olviden de esta Luz Divina.
  17. En cada Tiempo, os he presentado Mi Obra Espiritual. En Mi Obra, ha estado siempre Presente Mi Espíritu; mas, si en la Forma, contempláis que Me he Mostrado diferente en Mis Tres Advenimientos al Comunicarme a vosotros, en el fondo, en Verdad os digo: ha sido la Misma Obra, el Mismo Espíritu Divino, la Misma Ley y el Mismo Fin… pero he venido a Mostrarme a vosotros, según el Alcance de vuestro espíritu, según su Evolución y su Capacidad.
  18. Y si en este Tercer Tiempo, por Comunicarme a través del entendimiento del hombre imperfecto, juzgáis que no es una forma Adelantada, que no es una forma Espiritual, la que ha dejado el Padre; Yo, os digo: este Tercer Tiempo en que así Me he Manifestado, desde el año 1884 al año 1950, es solamente la Preparación que os he venido a dar, para que después de este corto Tiempo de Preparación, penetréis en el Tiempo de Gracia, en el Tiempo de Espiritualidad, en el Tiempo de Elevación y de Comunicación de Espíritu a espíritu.
  19. Todo lo Estoy Preparando. Todo Mi Mano lo Prepara; en el hueco de Ella, se encuentra el Destino de todas los seres y creaturas de todos los espíritus, de todos los pueblos de la Tierra, de todas las creaturas y las cosas.
  20. Todo lo Estoy Preparando; y Mi Mundo Espiritual, Mis Emisarios, secundan Mi Obra, porque a Ellos les he dado parte en la Lucha; y para el tiempo de la Partida de esta Mi Palabra, el mundo se encontrará Purificándose.
  21. Ya la Purificación Espiritual y corporal, está en todas las criaturas; no hay una que pueda decir que ha escapado a la Restitución o a la Purificación Espiritual. En todo el Universo he derramado Mi Fortaleza, para que el espíritu y las carnes resistan.
  22. He Derramado la Luz de Mi Espíritu Santo, para que todos los espíritus Comprendan; pero entre todos ellos, estáis vosotros, Pueblo, que Me habéis Escuchado grandemente, que sabéis el inicio de este Tiempo, en que llegué a Comunicarme así; y el instante, en que Cesaré de Comunicarme en esta Forma.
  23. Vosotros sois los que sabéis el porqué de la Restitución, sois los que conocéis y Creéis en el Misterio de la Reencarnación, sois los que contempláis en el fondo de esa Legislación: Justicia y Amor Divino... vosotros sois los que os dais cuenta de la Misión que vais a desempeñar y del Tiempo que atraviesa el espíritu de los hombres, sois los que oís la Voz del Sexto Sello que Abierto en Plenitud puede encontrarse; y os habló a cada instante, de lo que los hombres no habían Comprendido, de lo que los hombres habían olvidado, del Libro que los hombres han cerrado; porque su Misterio, para ellos, es insondable.
  24. Y el Misterio de los Siete Sellos y lo que el Sexto Sello encierra, se va Aclarando a vuestro espíritu, vais Comprendiendo el Misterio de ese Gran Libro del Destino de los espíritus; Libro, Desatado por el Sacrificio del Mesías, Jesucristo, el Cordero Inmolado por Amor a los hombres, por Amor a los espíritus; pero el universo, Pueblo, el mundo entero y grandes legiones de espíritus que poblando pueden ser los espacios, no han alcanzado la Luz para Comprender a ciencia Cierta, el porqué de muchos acontecimientos y Revelaciones.
  25. Ya se levantan Mis Profetas en todos los puntos del orbe; y su palabra, no es propia, es Mi Palabra que Transmito a través de ellos para Despertar a los hombres, para destruir la impostura, para abrir brecha, para ser como los Precursores de Mi Llegada como Espíritu Santo, al espíritu de todos Mis hijos; y Ellos, son escarnecidos, son vituperados y desconocidos, pero la Fuerza está en Ellos; y Ellos terminarán su Misión, entregando a los pueblos de la Tierra, el Mensaje que Yo les he Confiado.
  26. Ellos se han levantado, Pueblo, hablando y Trabajando entre las muchedumbres y no sabéis vosotros quienes son; mas, Yo los he Enviado, los he hecho aparecer entre los grandes conglomerados, entre las grandes muchedumbres y ante las grandes instituciones; y esa Palabra, ha estremecido al espíritu de muchos; y esa Preparación, que ha sido en unos, irá cundiendo en otros y en otros más, hasta que llegue el instante en que la Luz de esta Obra que os he Revelado, pueda llegar a ellos, para darles Contestación a Todas sus preguntas e incertidumbres.
  27. Por eso, Pueblo, os dice el Padre: Si sentís que también en vosotros está la Purificación, sed Fuertes; vosotros no debéis desesperar, no debéis doblegaros ante ello, mucho menos debéis renegar, porque sabéis que debéis llegar Limpios al instante de Justicia, al instante en que vais a entregar en las Manos del Padre: el Fruto de vuestra Cosecha; y vais a recibir: Simiente, Órdenes, Inspiraciones… y una Puerta Abierta para penetrar, ¡oh! Pueblo Amado, en una Nueva Etapa del Camino Espiritual.
  28. No ha bastado vuestra Purificación, la Práctica en Mi Doctrina y vuestras Prácticas. No habéis alcanzado a Lavar las manchas que van impresas en vuestra alma y grabadas en el espíritu y viene entonces en vuestra Ayuda: el dolor, las vicisitudes… las pruebas que os Levantan, que no os dejan caer en el profundo letargo, que os hablan a cada instante, que os Purifican y os hacen Comprender -de esa manera- el dolor que sufren los demás.
  29. Mas, ya era tiempo, Pueblo Bendito, que el Cáliz de la amargura no fuera vuestra Purificación Espiritual, que la Regeneración del espíritu y la Sumisión de la carne os hubiesen hecho Conquistar la Paz del espíritu, la Salud del cuerpo y la cordura en el espíritu.
  30. Todavía sois Párvulos, todavía Mi Pueblo Amado, no llegáis a ser los Verdaderos Discípulos, dentro de vuestro Cumplimiento.
  31. Mas, no os vengo a intimidar, no os vengo a entristecer con Mi Palabra; vengo solamente como Juez y también como Padre, a Corregiros y a deciros la Verdad que hay en vosotros para que no viváis engañados, para que no os sintáis más grande de lo que podáis ser, para que tengáis Conciencia plena de lo que habéis alcanzado dentro de Mi Obra. Por eso, Yo, que os vengo a decir la Verdad que hay en vosotros mismos, os digo: Sois todavía los Párvulos en el Espiritualismo. ...
  32. Una gran Misión, he Confiado a todos: La Unificación de este Pueblo. ...
  33. Esta Obra de Unificación, ha mucho tiempo que la Confié al espíritu del Pueblo de Israel, para que vosotros, Discípulos de Un Solo Dios, de Un Mismo Maestro, dieseis Un Solo Ejemplo a toda la humanidad, el de: vuestra Fraternidad y Unificación Espiritual… para que pudieseis ser, como os ha dicho el Padre en todos los tiempos: El Espejo Limpio de los demás, la Bendición de Todos los Pueblos de la Tierra, el Faro Luminoso, la Segunda Jerusalem... pero todavía, Pueblo Amado, no habéis podido presentarme esta Obra.
  34. Mucho os he Reclamado, mucho os he pedido ese Fruto; y hoy que os encontráis ya en las Postrimerías de este Tiempo de Preparación Divina, no habéis podido presentar al Padre: el Fruto de la Unificación de Israel.
  35. Cuando os habéis levantado con intención de Unificaros, os han acobardado los tropiezos, os habéis detenido en la Senda; y cuando el Padre, os lo ha vuelto a Ordenar, no habéis querido Obedecer; y cuando habéis querido Obedecer, no habéis podido Unificaros por la falta de Preparación Espiritual.
  36. Por lo que el Padre, os dice: No seréis vosotros los que hagáis la Unificación de este Pueblo duro, ingrato y sordo; será Mi Justicia, Mi Justicia Divina realizará la Misión de Unificación entre este Pueblo de Israel…
  37. Pero entonces, sed vosotros Sensibles a Mi Justicia, sed Dóciles a Ella, sed Comprensivos; para que así Mi Justicia, no sea mayor entre vosotros.
  38. Así es como ha querido el Pueblo, no por el Amor, no por la Fraternidad y la Paz, sino por la Justicia; y la Justicia, en el Pueblo será, pero vendrá la Unificación; y cuando Mi Justicia grandemente sea en Todo este Pueblo de Israel, entonces la Conciencia del Pueblo Despertará, entonces el espíritu del Pueblo, se Levantará y dirá: -En la Palabra del Padre, había Verdad. ...
  39. Hoy, mientras os hablo, no dais a esta Comunicación el Verdadero Valor que Ella tiene, no dais a Mi Presencia a través de esta Palabra, todo el Crédito y Verdad que tiene, pero este Tercer Tiempo pasará; y muchos varones y mujeres de este Pueblo, llorarán y querrán que este Tiempo vuelva; pero este Tiempo, os dice el Padre, no ha de volver entre vosotros.
  40. Vendrán a vosotros de todas las naciones, los hombres que llamáis extranjeros, pero que solamente son vuestros hermanos; y ellos, os dirán: -¡Cuán Dichosos fuiste, al haber tenido la Presencia del Padre, aun cuando haya sido a través del entendimiento del hombre. ¡Cuán Felices y Fuertes han de haber sido en ese Tiempo!... y ellos mismos, se dirán: -¿Por qué el Padre, no le habló al mundo en la misma forma?... ¿Por qué no se Presentó a todos los pueblos y naciones del mundo en su Comunicación por el entendimiento humano?...
  41. Y entonces, al contemplar el dolor en las palabras de los hombres, al contemplar el llanto de la humanidad por no haber estado en este Tiempo en que vosotros Me habéis Tenido, sentiréis el Reclamo de vuestra Conciencia y veréis cuánto tiempo perdisteis y cuán poco crédulos fuisteis delante de Mí y cuán débiles y desobedientes a Mi Voluntad; entonces el Mundo os interrogará, el Mundo penetrará en vuestra Memoria y corazón y arrancará de allí Mi Palabra para saber qué os dije en este Tiempo, para saber qué os entregué y qué dije para ellos.
  42. Los Escritos, también los hombres, los escudriñarán; y esos Escritos, Pueblo Amado, serán examinados y leídos por el Mundo, pero es el instante de que el Padre, os diga: ¡NO CONTEMPLO PERFECCIÓN EN TODOS LOS ESCRITOS!... Y ES MI VOLUNTAD QUE SOLAMENTE QUEDE COMO UN LEGADO DE VERDAD PARA LOS TIEMPOS VENIDEROS, PARA LAS GENERACIONES FUTURAS, LOS ESCRITOS QUE OSTENTEN VERDAD; MAS, TODO AQUEL QUE PUEDA ENCONTRARSE MEZCLADO CON LA IMPERFECCIÓN DEL PORTAVOZ, EN EL FUEGO SERÁ; PORQUE NO DEJARÉ YO COMO TESTAMENTO, COMO MENSAJE DIVINO PARA TODAS LAS NACIONES, PARA LAS GENERACIONES FUTURAS, MI PALABRA CON MATERIALIZACIÓN HUMANA, CON IMPERFECCIÓN HUMANA, CON MANCHAS HUMANAS. ¡No! en Verdad; os dice el Padre: Así como lo impuro, no llega a Mí; Yo tampoco envío algo impuro, al espíritu del hombre... así como las manchas de los hombres, no llegan a Mí; Yo tampoco podría manchar, el corazón de los hombres. He de enviar a todos un Mensaje de Verdad, de Luz y Amor; y SI ESE MENSAJE, YO LO ENCONTRASE MANCHADO EN LAS MANOS DE MIS HIJOS, YO TAMBIÉN LO PURIFICARÉ.
  43. Con Amor Me Manifiesto entre vosotros, pues si pensáis que el Amor es Atributo de Cristo y la Justicia es Atributo del Padre, os digo, en Verdad, que estáis en error, porque Yo Soy el Único Padre que os habla; y el Amor que Manifestó Cristo a través de Jesús, es Mi Amor; en la Justicia del Padre, está el Amor del Cristo; y la Luz del Espíritu Santo, está en todas las Manifestaciones de la Ley del Padre y en todas las Máximas de Cristo a través de Jesús; y Todo, es Una sola Enseñanza, Un solo Espíritu, Un solo Poder. Una sola Potencia, Esencia y Presencia Divina.
  44. El Verbo del Supremo Creador, se ha Manifestado entre vosotros en Tres Tiempos, en Tres formas diferentes; pero, siendo siempre el Mismo, porque el Camino que os Tracé en el Primer Tiempo, no lo torció Jesús; y el que hoy vengo Trazando como Espíritu Santo, no lleva distinta dirección de Aquél; es la Misma Senda Recta y estrecha para el espíritu, es el Mismo Camino de la Justicia, del Amor, de la Verdad; es la Misma Ley, Pueblo Bendito, pero que ha sido menester convertirla en un Libro; y mostrarlo a vuestro espíritu, desde la Primera Página, para que esa Luz os fuese Iluminando lentamente, paso a paso, sin cegaros; porque la Luz de Mi Espíritu Divino, es más Potente que la luz del astro rey; y si vuestros ojos, son débiles para contemplar frente a frente la luz del astro rey, la visión de vuestro espíritu -frente a frente- no podría Mirar todavía Toda Mi Luz.
  45. Es menester, que Yo os vaya Fortaleciendo, os vaya Desarrollando con la Enseñanza de ese Libro que he formado para vosotros con Mi Ley: Mi Justicia, Amor y Sabiduría… con todas las Grandezas, que encierran la Creación Universal del Espíritu del Padre.
  46. ¿Acaso podríais haberme Comprendido y Reconocido en aquel Primer Tiempo, o antes en la Primera Era, en la Forma que Me Estoy Manifestando ahora?... ¿Podríais haberos Comunicado en aquel Tiempo, con Conciencia plena, de espíritu a Espíritu?... ¡No, Pueblo!... Conservabais desde el primer instante, la Intuición de estas Manifestaciones; mas a pesar de esa Intuición, creasteis sobre el haz de la Tierra: mitos, religiones, sectas y credos diferentes… todos en diferentes grados de Elevación Espiritual, según la Capacidad de Interpretación de cada espíritu, de cada raza, de cada civilización.
  47. Mas ahora, os encontráis Capacitados para Comprenderme; y si habéis juzgado materializada, imperfecta o pequeña Mi Manifestación a través del entendimiento del hombre, también juzgáis mal. Si para el hombre, ha sido esta Manifestación imperfecta; para Mi Espíritu Divino ha sido grande; a Mi Espíritu Divino le Recrea, Me Gozo en Mi propia Obra, porque al hombre le Prepara en su espíritu y carne para estas Comunicaciones, para estas Manifestaciones, en Verdad y en espíritu; y en el Tercer Tiempo, he llegado al fin a Comunicarme entre vosotros, por vosotros mismos.
  48. De estas Manifestaciones, de estas Comunicaciones y de las que han de Venir Espiritualmente en los Tiempos futuros, Señales Precursoras os di a través de todos los Tiempos pasados, hablando a los Patriarcas a través de sueños, de Revelaciones de Profetas con Palabra Viva, Comunicándome no solamente en un Pueblo, en un punto de la Tierra; sino en todos los puntos de la Tierra, dando Señales de que Mi Espíritu Divino y los espíritus, habían de Comunicarse con el hombre en el Tiempo Propicio; y ese Tiempo, ha llegado Oportunamente, cuando ha sido Mi Voluntad y cuando os he encontrado Preparados para ello.
  49. Hoy Comprendéis estas partes de Mi Obra, hoy contempláis Justa Mi Tercera Comunicación a través del entendimiento del hombre; porque en el hombre, he puesto Mi Semejanza Divina.
  50. Así como el espíritu del hombre, se asemeja a Mi Espíritu, vuestro cuerpo es quien manifiesta a vuestro espíritu; y en vuestro espíritu, he depositado Atributos, Potencia, Sensibilidad e Inteligencia para saber Quién Soy Yo, para conocer Mi Existencia, para Amarme, para Escuchar Mi Voz Divina, para seguir la Huella trazada por Mi Ley desde el principio de los Tiempos; para caminar y ser los espíritus grandes, a la Diestra del Padre.
  51. Y en estas Comunicaciones, no he Venido a escoger a los Justos ni a los Virtuosos, porque no los encuentro sobre el haz de la Tierra; en este Tercer Tiempo, He venido a escoger al espíritu en plena Restitución y a la carne Purificada por los sufrimientos, para Transmitir a través de ella, Mi Palabra; y entonces, vosotros pudieses atribuir esta Luz, esta Esencia y esta Palabra, no al hombre pecador, al hombre limitado, sino al Espíritu Divino; para que de esta manera, no cayeseis en idolatría hacia los hombres por quienes Me Comunico, sino que tuvieseis siempre la Conciencia, de que el Padre, se ha Comunicado a través de seres en plena Evolución Espiritual.
  52. Esto y más, alcanzáis a Comprender de este Tiempo, hoy que aún sois párvulos; cuando seáis los grandes Discípulos del Espíritu Santo, cuando paséis a ser los maestros, ¡Cuánto os vais a asombrar y admirar de esta Comunicación Mía a través del entendimiento de los hombres!... ¡cuánto vais a encontrar en la Palabra que Yo os he entregado y cuánto también se va a Recrear y asombrar vuestro espíritu, recordando el Tiempo en que Yo concedí al Mundo Espiritual la Comunicación a través de vosotros!...
  53. Hoy, no alcanzáis todavía a dar el Verdadero Valor a esta Obra, a esta Etapa de Preparación; y después de Ella, penetraréis en el Tiempo de la Comunicación de Espíritu a espíritu, un Tiempo de gran Elevación Espiritual; un Tiempo en el cual, las últimas piedras del templo erigido a la idolatría, caerán; un tiempo en el cual, los altares del fanatismo y de la ignorancia, caerán por tierra; los ídolos rodarán de abismo en abismo, hasta no quedar de ellos, ni cenizas.
  54. Entonces se levantará, de lo más profundo de vuestro espíritu y corazón humano, el Verdadero Culto a Jehová, el Verdadero Culto al Padre; y en Él, encontraréis siempre Mis hijos, por medio de la Comunicación de vuestro espíritu, todos los Amores en Un Solo Amor, todas las Máximas en Una Sola Ley, todas las Revelaciones en Una Sola Verdad.
  55. Entonces, Me encontraréis en el infinito; y ese infinito, podrá estar muy arriba de vosotros, pero también muy profundamente en vosotros mismos; penetraréis en vuestro espíritu que tampoco tiene fin porque él pertenece a Mi Espíritu Divino, a Mi Espíritu Infinito, a Mi Eternidad; encontraréis en el fondo de vuestro espíritu un Camino Largo por recorrer, un Arcano, un Misterio; y penetraréis también hacia vosotros mismos, hacia dentro, porque no os Conocéis, porque no habéis mirado hacia dentro de vosotros mismos, porque el mundo os ha destruido: las pasiones, los placeres, las posesiones de esta Tierra… la Manifestación de Vida que los hombres contemplan más y más, las bellezas de esta creación, han distraído a vuestro espíritu; y por eso, no os conocéis, por eso no os habéis Desarrollado, no habéis penetrado hacia el fondo de vosotros mismos.
  56. Sin embargo, cuando ya no Escuchéis esta Palabra a través del entendimiento del hombre, cuando ya no tengáis delante de vuestros ojos: Ritos ni ceremonias, ni cultos, ni liturgias con sus falsas Solemnidades... entonces, Pueblo, vuestro espíritu ante la necesidad de Adorarme, de Orar, de Purificarse en Mí, de Practicar Mi Obra y Ley, tendrá que ir hacia Mí y hacia dentro de sí mismo, tendrá que Encontrarme y tendrá que encontrarse; y cuando hayáis encontrado con vuestro espíritu, a Mi propio Espíritu Divino, cuando hayáis penetrado en vosotros por el Camino de la Espiritualidad, admirando Bellezas Interiores, descubriendo Grandezas Espirituales; entonces, Pueblo, Sentiréis el impulso, la Fuerza, el Ideal, de Libertaros, de dejar a los vuestros las Posesiones Terrestres e ir en pos de las necesidades humanas, de los que claman Amor, de los buscadores de Verdad, de los que mueren de hambre y sed de Justicia, de aquellos que reniegan, de aquellos enfermos del cuerpo, (del alma) y confundidos en el espíritu; de los esclavos, que se han creído grandes y son víctimas de su falsa grandeza, de los falsos sabios; en pos de todos tendréis que ir, Pueblo, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!...
  57. Pero mirad, Israel, que todavía tendréis que caminar un poco más, que tendréis todavía que Desarrollar, que ir por la Senda de la Purificación hasta poder alcanzar la Fortaleza, la Conciencia y los Conocimientos, porque vosotros tendréis que Enseñar lo Aprendido y tendréis que Revelar a los hombres, lo que ni vosotros hayáis alcanzado a Conocer o Comprender; lo que haya de Perfecto y Bueno en vuestro espíritu y corazón, lo daréis a los hombres; Yo os Convertiré para siempre en Mis Emisarios, en Mis Apóstoles, en Mis Labriegos, en Mis Profetas, en Mis Portavoces.
  58. Seréis entonces, -todo Mi Pueblo- el espíritu y la Mente en donde descanse Mi Luz, Mi Inspiración y Mis Dones; seréis entonces, vosotros, los que en Verdad, con vuestros Dones Desarrollados, llevéis el Estandarte de Paz, Unión y Buena Voluntad a las naciones; seréis los Portadores del Mensaje del Padre de este Tercer Tiempo, los Portadores de la Buena Nueva, seréis los que llevéis en vuestro espíritu Trinitario, el Testamento del Primer Tiempo, del Segundo y del Tercero, los Tres Testamentos Fundidos en Una Sola Heredad de Justicia, de Amor y Sabiduría, de Luz Espiritual.
  59. Y estos Dones, estos Atributos, no serán Privilegio solamente de vosotros. Si Ciento cuarenta y cuatro mil Señalados pueden ser por el índice de Mi Mano Divina, no serán Ellos, los únicos que posean la Luz de Mi Espíritu Santo o Mi Potestad. Ellos son, entre el Pueblo de Israel, los Responsables, los que Conduzcan, los Celosos de Mi Obra y de Mi Ley, los que Cuiden y Velen del Tabernáculo Espiritual.
  60. Sin embargo, todo aquel que se Convierta a Mi Obra, que Practique Mi Ley, que se Espiritualice en su camino, ése será, en Verdad os digo, Mi hijo Obediente, ése será Mi Siervo y también Desarrollará sus Dones: bien de Profeta, bien de Consejero, bien de Emisario. …
  61. Todo aquel que Desarrolle sus Dones, se sorprenderá de lo que ha estado en él mismo, sin presentirlo. Todo aquel que se Reconozca a sí mismo y Desarrolle su espíritu, encontrará en sí mismo sus propios Dones. Por eso, Israel, vos, ¡oh! Hijo de la Luz, ¡levantaos!...
  62. Sois el Pueblo buscado por el Padre, en los Tres Tiempos. Si vosotros decís que he venido Tres veces a vosotros; Yo os digo: Yo He Estado siempre con vosotros; pero Tres Veces he Manifestado materializada Mi Obra y Mi Ley entre vosotros; para a través de esas Manifestaciones de lo Divino, descubriros cada vez más grande Mi Obra y Mi Espíritu; y pediros, cada vez: un Paso Firme y grande en la Senda y un Culto mejor a Mi Divinidad. ...
  63. Y sí Tres veces, Pueblo, he Manifestado Mi Obra entre vosotros y Mi Espíritu Divino, para hacerme Comprender de vosotros- que estáis en la carne- por eso os llamo Trinitarios, porque habéis tenido al Padre en Tres Tiempos, en Tres Formas, en Tres Manifestaciones o Revelaciones: Como Verbo del Padre en el Primer Tiempo, como Representación del Hijo del Padre, en Jesús, en el Segundo Tiempo y como Espíritu Santo hoy en este Tercer Tiempo; pero al recibir la Luz del Espíritu Santo en plenitud sobre vuestro espíritu, Reconocéis entonces que Un Solo Padre, Un Solo Espíritu, ha estado Tres Veces entre vosotros para Manifestarse, para Manifestar su Obra, para Aclarar entre los hombres, al espíritu: su Ley, sus Misterios y sus Revelaciones. …
  64. He ahí por qué he Señalado vuestro frontal Espiritualmente con un Triángulo de Luz, porque sois los Discípulos de estos Tres Tiempos, porque sois el Pueblo que en Tres Eras se ha venido Preparando, se ha venido Espiritualizando; y hoy, en este Tercer Tiempo, el Triángulo se cierra por la Luz del Espíritu Santo entre vosotros mismos.
  65. Y, de Tiempo en Tiempo, os he venido Apartando de toda tradición material, pues siendo vosotros los poseedores en los Tiempos pasados de aquellas tierras de Canaán, hoy ni siquiera las poseéis; pues este Pueblo Escogido y Amado por Mi Divinidad, este Pueblo Primogénito en lo Espiritual entre los pueblos de la Tierra, se dividió en Verdad en dos, desde los primeros tiempos; y una parte Me ha Reconocido Espiritualmente y la otra parte se ha materializado; una parte, en Verdad os digo, Me ha buscado por el espíritu, la otra parte de Israel, se ha perdido en las riquezas de la Tierra.
  66. Y a los que Me han buscado por el espíritu, les he probado y he apartado de su mano las posesiones Terrestres para darle Libertad a su espíritu, para Emancipar su mente, para Libertar su corazón y sus Sentimientos, para poder mostrar Mi Espíritu Santo a su propio espíritu; y a los otros, les he dejado, en Verdad, que posean los bienes de las cosas de la Tierra; y ellos, se han levantado por todo el orbe enriqueciendo sus arcas, acumulando caudales… y poderes; mas, no Espirituales, sino temporales.
  67. Ya se acerca el tiempo, en que el Padre, haga el llamado a unos y a otros; a unos, para que den cuenta de lo Espiritual que el Padre les ha Confiado, de la Herencia Espiritual, de los Dones del espíritu, de las grandes Revelaciones que el Espíritu Santo, a través de los Tres Tiempos, ha hecho a Israel; y a los otros, también el Padre cuenta les pedirá, porque no los ha dejado el Padre sin Herencia Espiritual, sin Luz; y también cuentas, el Padre les pedirá.
  68. La Consumación de los Tiempos se acerca, el Tiempo de la Justicia se acerca, el Fin de esta Etapa se acerca; y todos los espíritus, en Verdad el Padre os dice, caminan hacia un Punto, hacia una Cita, hacia un Llamado que es Mi Tribunal de Juez.
  69. ¡Todos Preparaos!... Ya os he dicho como Padre: que Mi Justicia se ha posado en todos los espíritus, que el llamado es en todos y Me encuentro sentado ya, esperando al Universo. …
  70. El Universo llegará. La hora se aproxima. Y en verdad, os digo, desde Mi Alto Solio, como Juez: en el Final del año 1950, Mi Justicia en todo espíritu será...
  71. Mas, si os parece muy material una Fecha para fijar un acontecimiento Divino; entonces el Padre, os dice: no fijéis ese acontecimiento, con una fecha material, pero Preparad vuestro espíritu, para que sintáis la Justicia del Padre que muy próxima y muy cercana se encuentra a vosotros... pues, no será un segundo de Justicia, no sabéis, en Verdad, la duración del Tiempo de Mi Justicia.
  72. No sabéis, Israel, no sabéis, humanidad, el tiempo que duren estas vicisitudes; pero Mi Justicia hablará, Mi Justicia será Luz, será Amor, será Paz, será todo en Verdad, todo lo que sea en Beneficio de los espíritus y de los hombres; pero durante esa Justicia, en Verdad, os digo: ante ellos tendréis que extender gran Fortaleza, gran Luz, Conciencia y Calma... en Verdad, os digo: No solamente al Pueblo de Israel, sino a todo el mundo -tanto en cuerpo como en alma- porque Mi Justicia, vendrá a todos los seres, cual nunca se ha Manifestado; Mi Justicia será grande, porque todo tiende en Verdad y en espíritu, a ser puesto en su sitio; y ese sitio, lo encontrarán todos los seres y las cosas, en Mi Balanza Divina que está pendiente en Mi Mano diestra.
  73. Por eso, ¡Orad y Velad!... pues se acerca para vosotros un año muy corto en Verdad, con sus 365 albas que son solamente un átomo en la Eternidad, que son un segundo para vuestro espíritu en su travesía por este Mundo; y tendréis que Aprovecharlo, Israel y todo el Mundo, porque será Año de Consagración, de Meditación, de Reconocimiento, de Espiritualidad, será Año de pruebas; será de Purificación, en espíritu y en Verdad.
  74. Mas, Yo daré la Fuerza a Todos para Resistir, Yo daré la Luz a Todos para Comprender, Yo daré la Fe y la Esperanza para Perseverar y grandes acontecimientos contemplareis; el Despertar de multitudes de espíritus, el levantarse de la humanidad en pos de Mi Verdad y seréis Testigos de grandes acontecimientos de Justicia entre los hombres.
  75. Si Yo he permitido que el odio del hombre, se haga sentir entre la humanidad; al odio del hombre, le he puesto también un límite. Si he permitido que la justicia insana del hombre se descargue sobre sus propios enemigos; Yo también he limitado la justicia del hombre.
  76. Si la preparación de los hombres para la destrucción y la venganza, para satisfacer sus ambiciones desmedidas ha sido muy grande; y de ello, siente temor y pavor la humanidad; Yo también, a esa Preparación de los hombres, pondré un hasta aquí y un límite.
  77. Yo he permitido que el hombre apure la amargura que él mismo se ha preparado, Yo he permitido que el hombre coma del fruto del árbol que él mismo ha cultivado; pero Yo no permitiré que el hombre o su espíritu, se destruya, porque Yo Soy la Vida.
  78. El hombre podrá sufrir, enfermar, padecer, desesperarse y renegar; pero la destrucción en él, nunca llegará; en el instante en que él crea es lo último, cuando el último átomo de Fortaleza esté para extinguirse, allí Mi Presencia con el espíritu del hombre será, para decirle: ¡Levantaos! ¡Mirad vuestra labor!... ¡Contemplaos a vos mismo y Contempladme!... ¡Mirad Mi Ley y mirad las vuestras!... ¡Contemplad Mi Obra y contemplad también vuestra obra!... y en ese instante, el espíritu ya no se turbará.
  79. Pero si el espíritu encontrase turbación, también Yo, que Soy Amor, Justicia y Caridad, no permitiré que la turbación del espíritu sea eterna, es pasajera; y dura, solamente el tiempo necesario a cada espíritu y a cada Restitución, porque Yo Soy la Luz de Todos, la Vida y el Amor.
  80. Por tanto: la sentencia, la condena, la muerte y el infierno... en Verdad, os digo, han sido creados por el hombre; y como toda obra humana, tienen su límite, después de todo ello, estoy Yo; Yo, que no he creado el dolor ni la sentencia, ni el cargo; Yo que solamente permito al hombre, conocer las consecuencias de sus propias obras: Buenas o malas… para que entonces él, por medio de su propia Experiencia, alcance la Verdadera Evolución y penetre por Conciencia, en la Verdadera Senda de la Justicia, del Amor y la Sabiduría.
  81. Ésta es Mi Justicia y Mi Amor, hoy, en este Tercer Tiempo, en el que Esplende Mi Sabiduría por medio de la Luz del Espíritu Santo.
  82. Vos conoceréis a vuestro Padre, en plenitud; este Padre, del cual ignorantemente los hombres se apartan; este Jehová, del cual los hombres se ocultan y huyen sin Saber que Él es la Justicia, el Amor, la Ternura y la Enseñanza, la Paciencia y la Luz, en Verdad y en Espíritu; porque Yo, Soy el Padre, que en todos los Tiempos ha estado con vosotros.
  83. ¿Por qué huir ante Mí, si Yo os Amo?... ¿por qué temer de Mí, si en Verdad, Yo no os castigo, ni os sentencio, aun siendo el Juez Supremo?... ¿Por qué olvidarme a Mí y olvidar Mi Nombre, si Yo Estoy siempre en el Dios que buscáis?... ¿por qué distinguís entre Jehová, Cristo y el Espíritu Santo, si todos son Una sola Divinidad?...
  84. ¡Buscad al Padre, buscad a Dios, buscad al Maestro, buscad todos los Amores en Un Solo Espíritu, que es el Mío, que es Él que os habla en este instante desde la Escala de Perfección hacia la de Jacob, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!...
  85. Israel: En esta Mi Palabra, os he Juzgado… he Tocado, vuestra propia Conciencia; y una vez más, la he Iluminado, con la Esencia de Ella. Yo os he dado Vida, con su Fuerza; os he estimulado, con su Vida y os he Sanado también.
  86. En este instante, ¡Levantaos!... que no quiero contemplaros enfermos; porque después de la Partida de Mi Palabra, no llevaréis a los hombres enfermedades sobre vuestro cuerpo, no llevaréis fardos pesados que os dobleguen, no seréis mendigo ante los hombres; seréis pobres, sí, de los bienes y las cosas materiales; pero en esa pobreza, hallaréis vuestra Libertad Espiritual; y, de Cierto, os digo: una migaja de vuestra pobreza, será más Agradable, más Dulce y más Rica que los manjares que los grandes acaudalados coman; y vuestra sencilla vestidura, será más Digna que el manto de los reyes; y vuestra pobre techumbre, tendrá más Santidad y más Paz, que otros grandes palacios de la Tierra. ...
  87. Yo he puesto Dignidad entre vosotros, Israel, mas, no miseria. Yo os he convertido a vosotros, en los vasallos de los vuestros; y vuestro nido, será siempre lleno de Gracia; en Verdad y en espíritu, vuestras palabras, serán como Trinos y vuestro corazón, no albergará en los tiempos venideros, las grandes preocupaciones por las cosas Terrestres; padeceréis por el Ideal del espíritu, padeceréis por Mi Causa, padeceréis por las tinieblas de los hombres, mas no por las cosas de este Mundo.
  88. Ésta es Mi Palabra, ¡oh! Pueblo amado. Después de lo que os he dicho, después de lo que os he expresado, ¿qué más podéis pedir, Mi Pueblo?...
  89. Vuestro espíritu está ante Mi Planta, Me Glorifica, Me da gracias; y en Verdad, el Padre Bendice a vuestro espíritu. Mis Brazos de Padre Eterno abarcan el Universo, a todos los seres, a todas las creaturas y las cosas; y en estos Brazos, Yo os estrecho, os Bendigo y os Acaricio. Yo os Levanto y Bendigo a los vuestros, Fortalezco vuestro hogar y Siembro de Bendiciones vuestra senda; Endulzo vuestro paladar y Derramo una vez más en vuestras manos, el Bálsamo de la Vida y de la Salud.
  90. Sin embargo, también os digo, Pueblo: Haced una Oración Espiritual por las naciones… Ayudadlas con vuestra Preparación a penetrar Espiritualmente en el Tiempo de la Justicia y de la Preparación Espiritual; Elevad vuestro espíritu también, Israel, y recordad aquellos espíritus que viven como almas en pena y a quienes los ojos de vuestro cuerpo no miran; porque en ellos, también existen necesidades Espirituales; y de vosotros, pueden alcanzar, porque el espíritu de Israel, tiene el Don de la Comunicación Espiritual y podéis estar aquí en vuestro mundo y en otros mundos, en vuestra nación y en otras naciones también; por tanto, Elevad cinco minutos de Oración Espiritual; que Yo, desde Mi Alto Solio, os Escucho, os Atiendo y os Concedo.
  91. Una vez más, el Padre os Bendice, porque penetráis con vuestro Pensamiento en toda la Hermandad, en toda la humanidad, porque vuestro espíritu ha atravesado en este instante -con su Pensamiento- fronteras, sin contemplar diferencias, no ha mirado razas, lenguas ni colores; solamente se ha identificado con toda la humanidad, con toda la Hermandad de espíritus que son Mi Familia Universal.
  92. Si no Sentís con Perfección aún, estas Manifestaciones del espíritu, Yo os lo Perdono, mas os digo que: A ese plano llegaréis… sin embargo, sabéis ya Sentir: El sufrimiento y las tragedias de los demás. …
  93. Me pedís por el mundo: El Perdón y la Paz… Me pedís antes el Perdón -por vosotros mismos- para que llegado el instante, podáis ser un Ejemplo para los demás; y por todo por cuanto Me pedís, Pueblo Amado, Yo envío a todos Mis hijos -en este instante- Mi Perdón Divino, Mi Bendición de Padre Universal; dejo en el corazón de cada hombre, un Presente de Amor.
  94. Una Legión Espiritual, se encuentra Preparando al mundo entero; y en Ella también Derramo Mi Caricia de Padre, para que concluya su Misión; y cuando aparezca entre los hombres, ese Tiempo de Preparación y de Justicia, entonces, Israel, nuevas legiones a los hombres enviaré para que sean los Fuertes, para que los unos con los otros se fundan; y así como vosotros os Manifestáis en el Valle Espiritual, el Mundo Espiritual se siga Manifestando entre los hombres, de todo el orbe; y en ese Tiempo de Comunicación de espíritu a espíritu, no solamente las fronteras de vuestro mundo se borren, sino también las fronteras que existen entre este mundo y otros.
  95. Os doy la Paz a todos, en este día en que el mundo Conmemora una tradición y Glorifica Mi Nombre y Espíritu a través de la Trinidad. Yo Bendigo e Ilumino la mente de todos los humanos y la Conciencia de todos los espíritus, como os he Iluminado a vosotros; que venís, no a celebrar una tradición, sino a Escuchar la Palabra del Padre, que en su Único Espíritu os ha venido a entregar, porque Reconocéis en Mí: Un Solo Dios… un solo Poder, que se os ha Manifestado en tres Formas, en sus Tres Tiempos de Comunicación.
  96. Ésta es Mi Palabra Universal, ésta es Mi Palabra Divina que hoy os dejo, Pueblo Amado, como una Bendición, como una Caricia de Mi Mano Divina.
  97. ¡Cumplid!... ¡Levantaos!... porque os dejo sujetos a grandes Pruebas de Perdón, de Reconciliación, de Fraternidad, de Espiritualidad también; porque desde el Primero hasta el Postrero en esta Mi Obra, grandes Pasos tienen que dar en los últimos meses del presente año.
  98. No sabéis, Pueblo, lo que os tengo Preparado; pero también vosotros, al igual que el Padre, tendréis que preparar grandes cumplimientos. ¡Así os dejo, Mis hijos, Fuertes en el Camino!...

¡El Ojo de Mi Divinidad, entre vosotros!...

México, D. F., a 12 de junio de 1949.