Cátedra 19480125 R1

De Wiki Espiritualista
Saltar a: navegación, buscar

Cátedra del Verbo Divino domingo Enero 25 de 1948

Tema: ¡El gran llamado a su Nuevo Pueblo y a los postreros!...

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad! ¡Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu de la Escala de Perfección hacia la escala de Jacob para Comunicarme entre Mi Pueblo Bendito de Israel, en este día 25 de enero de 1948, alba de Gracia en que reunido podéis encontraros, Pueblo Amado, en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías vino a implantar por Mi Voluntad a la Tierra. Yo os recibo, os Bendigo y Perdono y por vos al Universo entero, en Mi Nombre que Doy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

  1. En este día, Pueblo Amado, desciende Mi Rayo Universal para estar cerca de vuestro espíritu, para grabar en vuestra Conciencia -una vez más- la Enseñanza; y para Alimentar vuestro espíritu, con el Pan de la Vida Eterna
  2. Es Mi Voz Poderosa la que os ha hecho el Llamado, no solamente al Pueblo que desde tiempo ha, se encuentra escuchando Mi Verbo Divino en cada Día de Gracia que Yo os concedo, para que vuestra planta, pueda levantarse y allegarse al Recinto preparado por Mí.
  3. Hago el Llamado a una Porción de Postreros, para que ellos al igual que vosotros, puedan recrearse con Mi Presencia Divina y entre la porción de postreros se encuentra el idólatra, el fanático, el increyente; el uno viene revestido cual mansa oveja, el otro trae la máscara de la hipocresía. Dudan de Mi Presencia Divina y se mofan de Mi Divina y Excelsa Palabra, porque para ellos, imposible es que el Dios Verdadero, el Dios Creador, pueda Comunicarse por conducto del entendimiento humano.
  4. Si así no fuera, no sería en Verdad el Verdadero Dios, no sería el Creador, no sería vuestro Padre; sería un espíritu limitado y hablando, no podría entregaros toda la Enseñanza Divina, ni daros Ejemplos de Moralidad, ni entregaros Virtudes.
  5. Sin embargo, de esta manera, esa porción nunca ha Meditado, en Verdad; se ha envuelto en su fanatismo y tinieblas; y su corazón, se ha cerrado; por ello, dudando son de Mi Presencia Divina, entre Mi Pueblo Amado y Escogido.
  6. Mas, la Voz, os dice: ¡Yo Soy el Dios Verdadero de Israel, el Padre Amoroso; Soy la Perfección, la Vida y la Luz!… Desciendo a Comunicarme por el entendimiento humano, porque he contemplado vuestras aberraciones, vuestros errores y también vuestras bajas pasiones; ellos son el impedimento, para que creáis en Mi Presencia Divina.
  7. Vuestro propio materialismo impide que, podáis contemplar la Luz de Mi Espíritu Divino; mas, ¡contemplad, que no vengo a juzgaros ni a delataros!... Mi Índice Celestial, no marca al corazón que, -de esta manera- se encuentra en el Banquete Espiritual. No doy vuestro nombre, no hago que Israel, pueda contemplaros en vuestra baja intención, en vuestra perversidad. Hablo a vuestro espíritu, para que esta Palabra que escuchan vuestros oídos, lo haga Despertar, para cimbrar vuestro corazón; y haga que vuestra Conciencia, os dé a conocer, la Verdad que entregando Estoy en este instante.
  8. Soy el Mismo Verbo que Encarnó en Jesús de Nazaret; Yo soy el Mismo Cristo, que la humanidad condenó en el Segundo Tiempo.
  9. Los Tiempos, están formados según Mi Voluntad; no son Marcados por la voluntad humana, ni preparados. La humanidad vive el tiempo, que Yo le confío y Preparo; por ello, se sorprende vuestro corazón, y pregunta: ¿Cómo el Padre puede dividir los Tiempos, para en Ellos mismos Manifestarse?...
  10. Antes, os he dicho: ¡Soy el Verbo Divino, Soy el Creador!… En el Segundo Tiempo, -en cuerpo de Jesús- Me condujisteis a la cruz, derramé hasta la última gota de Mi Preciosísima sangre, por el inmenso Amor que os tengo; intercediendo ante el Padre Eterno Gran Jehová, pidiendo Misericordia y Perdón para vos, Yo os hice aparecer como el inocente que no sabe lo que hace; cuando en Verdad, fuisteis vosotros, los que con Conocimiento de Causa, juzgasteis y condenasteis al Mesías Verdadero, a Jesús el Nazareno; y dejé, en Verdad, al Cuidado del Pueblo Escogido: El Testamento Divino… la Doctrina de Amor.
  11. Doce corazones, pude haberos confiado; para que ellos, a imitación del Maestro Humilde, pudieran proseguir su caminata a entregar la Doctrina al igual que Yo la había entregado. ¿Qué hicisteis del Testamento, encomendado a vuestros cuidados?...
  12. Entre vosotros, porción de Postreros que os aposentáis en este día de Gracia, se encuentra aquél que circundando al Maestro en el Segundo Tiempo, aquél que gritó a voz en cuello: ¡Crucifíquenlo, es el hechicero, es el brujo, es el impostor!... Desconocisteis el inmenso Beneficio que Yo, os había entregado; os mostrasteis cual el ingrato, hacia las muchas Caridades que pude Yo haberos entregado.
  13. Sin embargo, contemplad que los Tiempos han pasado; y ha sido Mi Voluntad que vuestro espíritu, viniera a reencarnar en esta Nación Mexicana -Nación Preparada y Escogida por Mi Voluntad Divina - y habéis pedido al Padre: Descender entre vosotros, para que pudierais oír nuevamente y escuchar al Verbo Divino; la Palabra de Amor, de Vida y de Luz.
  14. ¡Heme aquí, delante de vosotros!... Yo Me aposento, tocando las puertas de vuestros corazones, para que deis albergue a Mi Verbo Infinito; apartando a la tiniebla que os rodea, entregándoos la Luz y la Vestidura Blanquecina.
  15. Recordad: No vengo a Salvar a la materia, no vine en Tiempos pasados ni vengo en este Tercer Tiempo, a entregar a ella misma: La Vida Eterna. …
  16. Desciende Mi Rayo Universal, para Salvar únicamente a vuestro espíritu, que es lo que más Amo en Verdad, porque lo habéis materializado, encadenado a vuestras múltiples faltas y desobediencias, que en el camino hacéis presente -cada día- a vuestro Dios Verdadero.
  17. Y la Luz, que he entregado y posado al espíritu: La habéis opacado, la habéis materializado… y habéis contemplado que vuestra Inteligencia se agudiza, en Verdad, para atacar a vuestro hermano y semejante, para abrir vuestros labios y lanzar la calumnia y desconocer a aquél que cerca de vosotros, puede encontrarse.
  18. ¡Oh, humanidad, que nunca, en Verdad, habéis creído en la Presencia de vuestro Dios Verdadero!... Siempre vuestra mente se encuentra ofuscada y vuestro cerebro aletargado, porque vais forjando vuestra Vida en la existencia humana, según vuestra conveniencia y vuestro propio materialismo.
  19. No queréis Reconocer, la Vida Eterna en el espíritu; os creéis el dios de este mundo, porque habéis pensado que si Dios quisiera, ya habría puesto un hasta aquí al derramamiento de sangre, a la incomprensión y al odio que ha germinado en el corazón de la humanidad.
  20. Pero, no habéis Meditado que el Padre, el Creador, os ha enviado a una Restitución; y que puso en vosotros, la Salvación de la humanidad; puso en vosotros, la Responsabilidad de la Ley y de la Doctrina Espiritual que vuestro espíritu ha llevado en todos los Tiempos; el Camino Recto, lo habéis tergiversado.
  21. No contempléis los aparatos humanos, por los cuales, Yo desciendo a entregaros Mi Palabra; ¡abrid vuestro corazón, desmaterializadlo, dejad que sea vuestro espíritu, el que Vibre en vuestra Conciencia, para que os dé a conocer que la Voz que escucháis!... es la Voz que siempre os ha hablado en Enseñanza, en Justicia, en Amor, en Caridad y en Perfección.
  22. El Tercer Tiempo, os ha sorprendido; los unos, solamente sabíais lo que el hombre os ha dicho, que os encontrabais morando en el Siglo XX, en el Siglo de las Luces; y según el conocimiento material, el hombre está esperando la llegada del Cristo, del Espíritu Santo.
  23. ¿Queréis por ventura, contemplarme en materia, al igual que en aquel Segundo Tiempo?... ¡No, Mis hijos Amados!... Yo os he dicho y en el Testamento que entregué en el Segundo Tiempo, os dije: ¡Descenderé en la Nube y desde Allí hablaré con vuestros espíritus; desde Allí, Yo Espiritualmente Me Manifestaré, en Esencia, Presencia y Potencia. …
  24. Vuestras propias maldades, vuestra incertidumbre y vuestro materialismo, no han permitido que vuestro espíritu pueda Percibirme Espiritualmente en todo Mi Esplendor; por ello, imposible es para el hombre, Mi Presencia por conducto del entendimiento humano; el aparato humano, es materia al igual que vosotros: Es pecador, torpe e ignorante. …
  25. No penséis, hijos Amados, que Mi Excelso Espíritu, viene a mezclarse con la inmundicia de este mundo. Mi Espíritu Divino, no penetra en los aparatos humanos Preparados por Mi Voluntad Celestial; por ello, os he dicho: ¡Desde la Escala de Perfección hacia la escala de Jacob, os envío Mi Rayo Universal!… y sin embargo, Mi Voz Divina, desciende y asciende desde el fango de este mundo para Rescatar a vuestros espíritus; para entregaros Salvación y mostraros el Camino, en donde habréis de encontrar la Vida Eterna y la Felicidad en el Más Allá de vuestro materialismo.
  26. Siempre al mundo, le he hablado de igual manera. No solamente vosotros, os encontráis escuchando Mi Palabra; Yo, el Supremo Creador, la derramo en el Universo; y Mi Luz Divina en vosotros, está en este instante: En la humanidad, en el planeta Terrestre. ...
  27. Preguntad a vuestro hermano y semejante, si ha escuchado una Voz que desciende de lo invisible; y en respuesta, tendréis la negativa. ¿Por qué?... porque en Verdad, la humanidad, ciega va caminando por las veredas de este mundo; se halla envuelta en la idolatría, en el fanatismo; que son cosas y actos, abominables ante Mi Mirada Perspicaz.
  28. ¡Nunca, Mi Verbo Divino, os ha conducido por la tiniebla!... ¡Nunca Mi Voz Poderosa, ha Guiado vuestros espíritus, para que ellos cometan imperfecciones y haga el mal a sus hermanos y semejantes!...
  29. Siempre Mi Verbo Divino desciende, para Marcaros el Sendero Verdadero: Sendero de Moralidad, Sendero de Oración, Sendero de Elevación… Ese es el Camino Verdadero que Yo vengo a entregaros en este Tercer Tiempo, para que sepáis Elevar vuestro espíritu y pedir a Aquél, que dentro de su Ley Divina todo lo puede: La Justicia, el Amor, la Caridad y la Misericordia… no solamente, para vosotros y los vuestros; sino para toda la humanidad, que mucha falta le hace en espíritu y Verdad.
  30. ¡Yo, el Creador, no gozo en Verdad, al contemplar el dolor y el sufrimiento de la humanidad!... ¡Yo, no vengo a Recrearme con vuestro dolor; no desciende Mi Rayo Universal para anonadarse, solazándose con vuestro sufrimiento y amargura!... ¡No, hijos Amados!... ¡No, párvulos y Discípulos!...
  31. Desde el año 1884, a través del Primer Pedestal humano o Portavoz, Mi Palabra os la he entregado. Palabra Salvadora, Palabra Redentora que viene a Marcaros el Sendero; por el cual, habéis de avanzar en este mundo, para que por vuestras Buenas obras, para que por vuestra Espiritualidad, por la Humildad y la Obediencia, vosotros vayáis Labrando la Paz Universal; vayáis entregando al mundo, la Luz que a vosotros os he entregado.
  32. ¡Siendo el Dios Verdadero, hago cuanto Me place en Verdad; y dentro de Mi Excelsa y Divina Voluntad, se encuentra la Salvación del mundo!... sin embargo, contemplad que una Misión a vuestros espíritus, Yo he confiado; de lo mucho que adeudando están a su Maestro, han de poder Saldar en el Tiempo que Yo les he confiado, para que moren entre este mundo en materia. Quiere el Padre, decir que: Esa Salvación, esa Caridad que le hace falta a la humanidad, corresponde en Lucha a vos, Pueblo Amado. …
  33. ¿Qué Mérito podría contemplar la humanidad y qué Merito podría hacer presente vuestro espíritu, cuando él llegue al Llamado de esta Voz Poderosa, si en Verdad, Yo hubiere entregado al mundo, la Paz?... ¡El Mérito que ha de hacer presente el espíritu, estriba en la Lucha, en su Perseverancia, en la Espiritualidad, en el Buen Cumplimiento, de la Ley Espiritual y Doctrina que Yo os he dado a conocer!...
  34. Así alcanzará el mundo, a saborear la Paz de Mi Espíritu Divino; porque Yo haré que esta Paz pueda contemplarla la humanidad, por vuestra Lucha, por vuestro Trabajo; porque lo que el Padre, Promete: ¡Siempre lo Cumple!... ¡Nada hay que el Padre, no haya Cumplido, de todo cuando ha ofrecido al hijo!... Sin embargo, Mi Palabra se ha de Cumplir, en todos los Tiempos.
  35. Sois el instrumento, Pueblo Amado, de Mi Excelsa y Divina Voluntad; y al igual que vosotros, lo es la humanidad; por ello, siempre he dicho: ¡Cortando la mala hierba puede ser la hoz, para atarla en gavillas y después arrojarla al fuego hasta convertirla en polvo y en ceniza, porque al fin la Luz brillará en el mundo entero, porque al fin Mi Doctrina Espiritual y Mi Ley, el mundo ha de Reconocer!... y por la Ley que Yo os he entregado, el hombre, en Verdad, hará sus legislaciones materiales para Guiarse en su vida en la existencia corporal. ¡Ya no se hará su propia voluntad, sino solamente se hará Mi Voluntad Divina!...
  36. ¡Habrá Paz, habrá Armonía, habrá Fraternidad; ya no se desconocerá la humanidad, de los unos a los otros; ya no se alimentarán los corazones, con el odio; ya no se levantará la mano homicida, para arrancar los hilos de la existencia humana de su hermano y semejante!...
  37. Sin embargo, para que todo esto sea Efectivo y lo podáis contemplar, hace falta, Pueblo Amado: Limpiar y Lavar… y esta gran Lucha, toca a vosotros, Pueblo Escogido; los unos lo veréis en espíritu y la corta porción que permanezca en este mundo, -según Mi Voluntad- dará Testimonio a las nuevas generaciones que han de morar, después del año 1950 en que he de retirar Mi Comunicación, materializada en esta forma.
  38. ¿Por qué Cristo, el Maestro de maestros, ha hablado a la Porción de Postreros?... ¿Por qué la Lección de Mi Enseñanza, -de esta manera- se ha derramado en este día?... porque es Mi Voluntad que los postreros que se han allegado a este Árbol, puedan saborear Mi Esencia Divina, puedan llevar en su corazón la Savia y por Ella, Reconocer ante Quién se han encontrado escuchando la Voz; Quién se ha derramado en Caridad, Quien ha hablado en Verdad, en Justicia, Amor y Sabiduría; y Quien les ha entregado la Luz que les hacía falta, para contemplar el Tiempo en el cual, se encuentran viviendo.
  39. ¡Elevad un instante vuestro espíritu, apartad vuestro egoísmo y apartad, en Verdad, vuestra idolatría!... ¡Alejad de vuestro corazón, la increencia; y dejad que sea la Mirada de vuestro espíritu, la que pueda Contemplar en Mis Manos Divinas, las Llagas causadas en el Segundo Tiempo!... ¡Ved que todavía derramando sangre pueden encontrarse, Mis Heridas Divinas!... ¡Mi Costado, aún manando sangre está!... ¡Contemplad Mis Plantas Divinas; las heridas, frescas aún puede ser, porque aun así Me tenéis!... ¡oh, hijos muy Amados de Mi Divinidad!...
  40. Pueblo Amado, el Camino, Yo lo he Marcado Único, porque en Él, habéis de encontrar la Verdad y la Luz; habréis de encontrar, la Enseñanza Perfecta, el Amor y la Vida. Es el único Camino, que conduce hacia Mi Corazón Divino; es el Camino de la Oración, es el Camino de la Espiritualidad; transitando en este Camino, no os habéis de convertir en el fanático, en el idólatra. Habréis de manifestar al mundo: Qué es el Espiritualismo, qué es la Verdad que habéis escuchado y cómo habéis Aprendido a Orar para llegar hacia el Camino de la Luz. Es la Oración, es la Elevación espiritual; la cual, pidiendo puedo ser a cada instante, entre vosotros.
  41. Recordad, Pueblo Amado, que Ejemplo Sublime y Divino pude haberos mostrado en el Segundo Tiempo. Mi Planta Divina se encaminó al huerto de los olivos para Orar, para enseñaros a pedirle al Padre Eterno Gran Jehová: Misericordia para la humanidad. ...
  42. ¡Nunca, en Verdad, Mi Planta Divina y Mi Cuerpo humanizado, pudo haberse encontrado de hinojos, ante imagen alguna; ese fue el Ejemplo Perfecto, que pude haber entregado y grabado en vuestros corazones y espíritus; y esto, lo habéis olvidado.
  43. Habéis avanzado, según vuestros antepasados pudieron haber marcado -en la existencia humana- el camino de la idolatría y del fanatismo; y a ese camino, los unos se han aferrado; y los otros, hambrientos en espíritu y Verdad, se han encontrado; y por ello, Yo les he hecho el Llamado, para que puedan encontrarse en la Vida Verdadera, para que puedan Alimentarse con el Pan de la Vida Eterna y saborear el mejor Maná que el Padre, ha entregado. ¡Nunca he pedido a la humanidad: Idolatría y Veneración material!... Siempre entregado: Una Doctrina y Culto Espiritual. ...
  44. Mi Enseñanza en el Segundo Tiempo, os Señaló y Marcó el Camino; mas, en la Tercera Era, al contemplar la desobediencia, el fanatismo e idolatría, presto en Verdad, Me he allegado al mundo -en un Tercer Tiempo- con Mi Comunicación Divina, para decirle: ¡El Camino de la Luz, está Preparado; la Doctrina Espiritual, una vez más la voy a entregar; y la Ley, la voy a dividir en Veintidós Preceptos!…
  45. Es la Misma Ley que el hombre, os entregó en el Segundo Tiempo, reformada según su voluntad; y que cual Mandamiento, os dio a conocer; pero que en Verdad, le fue quitado un punto y le fue agregada una coma, fue desvirtuada y os fue entregada según la concepción humana y el intelecto materialista; por ello, he venido a apartaros del camino del error; he venido a alejaros del mal sendero, para que el espíritu, pudiere Redimirse, porque ésta es Mi Voluntad.
  46. ¡Llevad, Pueblo Amado, Mi Palabra, Grabada indeleblemente en vuestro corazón y en vuestra Conciencia!...
  47. Postreros que habéis oído y escuchado Mi Verbo Divino: ¡Estudiad, Meditad y Analizad!… ¡No abráis vuestro labio, si en Verdad, no habéis Comprendido Mi Palabra!... Si no habéis Analizado Mi Enseñanza, cerrad vuestro labio y Estudiad.
  48. ¡Venid por segunda y tercera vez!... y abrid vuestro corazón y Conciencia; para que así Mi Palabra infinita pueda, en Verdad, daros a conocer y a saber, cuál es la Misión que pesa en vuestro espíritu, qué es lo que el Padre esperando está, en la Cima de la Montaña.
  49. ¿Me habéis Comprendido, Pueblo Amado?... Con palabra humilde, con Verbo sencillo y en vuestro propio idioma, he hablado una vez más entre vosotros; y según hayáis Preparado vuestro espíritu, según lo hayáis Elevado, así habréis de darle el Valor y el Mérito que merece esta Palabra que derramando Estoy desde Mi Solio Infinito. ¡Yo os Bendigo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo!