Cátedra 19470101 H1

De Wiki Espiritualista
Saltar a: navegación, buscar
      • Recinto "Nueva Vida" (75 min.)

Cátedra del Divino Maestro

Año nuevo, Enero 1º de 1947

TEMA: ¡NO TOMAR LO AJENO, NI JUZGAR NI HABLAR PARA MAL DE FALTAS AJENAS!... ¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra, a los hombres de Buena Voluntad!... ¡Gloria a Dios en las Alturas!,... y pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección hacia la de Jacob, para desde allí enviaros Mi Rayo Universal, ¡oh! Pueblo Amado de Israel, en este Día 1º de Enero de 1947, alba de Gracia Escogida por Mí, en la cual os encontráis reunidos en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra por Mi Voluntad... Yo os Recibo y os Bendigo y por conducto de vosotros, al Universo entero... en Mi Nombre que Soy el Padre, la Representación del Hijo y del Espíritu Santo. ...

  1. ¡Hosanna, Hosanna!... Salve al Amor Manifestado en Mi Círculo de Acción en este mundo. Salve al Amor de Dios Manifestando a través de Jesús, por el Cristo. Salve a los cristianos que Sientan y Manifiesten Mi Amor.
  2. Una vez más, Pueblo Bendito de Israel, desde las Alturas de la más Elevada Espiritualidad hasta la esfera Terrestre de los hombres, son Mis pensamientos Amorosos cual Barquilla Salvadora en turbio mar.
  3. Una vez más, Pueblo Bendito, el Amor que es Consolación que viene a vuestro corazón para Perfeccionaros. La sabiduría que es parte de vuestra Herencia Divina, viene hasta vos, para utilizar una parte de vuestra mente humana, la parte Superior de ella, la parte Superior de vuestro entendimiento.
  4. Una vez más, en este Círculo de acción que es vuestro mundo, Manifiesto Mi Amor, para traeros Dádivas especiales, Nuevos pensamientos; Manifestando así, en distintas palabras, el mismo Fondo de la Doctrina Divina, Amorosa y Espiritual; ese Fundamento inmensamente Omniabarcante, que vos no alcanzáis a Comprender: El Amor… El Amor, que Relaciona a los Ángeles con los hombres; el Amor, que Relaciona a unos con otros, en el mundo y en los Cielos.
  5. Conectaos humanidad, con el pensamiento, con el Padre Dios y con vuestros hermanos; Conectaos con el Universo entero; y así, os sentiréis grandes, como parte del mismo Universo y como espíritu hijo de Dios; y os sentiréis, a semejanza del Príncipe de la Paz.
  6. Escuchad, Mi Pueblo, Abrid vuestros oídos, Disponed vuestro entendimiento, Preparad la Sensibilidad, abrid vuestro corazón; y dejadme que Sature vuestra alma y espíritu, con las Aguas purísimas y milagrosas del Amor.
  7. Dejad que Yo Sature a Todo vuestro ser: espíritu, alma y cuerpo… con la exquisita Divinidad de Mi Espíritu, que Palpita en la Naturaleza Superior del Universo.
  8. Dejad que Mi Amor se extienda en vuestro corazón, para Elevarlo; y en plenitud de Florecimiento Espiritual, Sintáis la Vida de Dios en vuestro propio ser; y sintiendo Concientemente que el Padre Vive y se Manifiesta en y por vos mismo, al estar floreciendo vuestras Virtudes Espirituales cual los hijos de Dios, en Verdad, formaréis parte del Huerto Espiritual en el que Yo Reino, del Huerto Espiritual que Yo riego con Mi Luz Amorosa.
  9. La suavidad del Amor, regando el huerto de los hombres, que se convierte en el Huerto de los Cielos por la Comunicación de la mente humana, con el Universo que se expande, para decir: ¡El Universo es del Padre y mío, todos somos partículas del mismo Universo, debemos Sentirnos hermanos!.... Esto diréis, Mi Pueblo, cuando estéis Altamente Consciente de lo que sois, en cuanto a espíritu y en cuanto a la forma.
  10. Pueblo, una vez más Mis pensamientos convertidos en palabras a través del cerebro humano, sirviéndome de entendimientos humanos, de labios que Me interpretan, para daros, Mi Pueblo, del Arcano Purísimo de la Sabiduría Amorosa que en Mi Reino, por vos mismo, no alcanzáis y por esto vengo a vos, porque lo que aún no alcanzáis, lo alcanza el Amor Divino. El Amor, del cual Mi Ser está lleno, el Amor que no está limitado.
  11. Yo soy el Amor que el Padre os ha dado, para Dulcificar a la humanidad triste; el Amor Divino, que no se aparta a pesar de la miseria de los hombres, a pesar de las lacras humanas.
  12. ¡El Amor está iluminándoos, Pueblo!... os está iluminando el espíritu y vos como espíritu a vuestra propia alma, para que teniendo iluminada el alma, tengáis Dulce y Blando el corazón. Mi Efluvio Santo, está lleno de ese Sacro Amor que el Padre pone en Mí.
  13. Cuando vos venís a escuchar una Cátedra de Cristo, Pueblo Mío, –Pueblo, casi inconsciente e inconsecuente– no sabéis lo que escucháis, no sabéis lo que lleváis ni lo que oís.
  14. Yo, Estoy Comunicando al Padre. Estoy consciente de su Divina Manifestación Esencial en Mí: de su Sabiduría en Mí, de su Amor en Mí, de su Fuerza en Mí. …
  15. El Padre obrando en Mí y Yo derramándome en vos, para que Sepáis así lo que es con vos y lo que escucháis; os diré: que las palabras, que el Amor, que la Fuerza, no son solamente de Mí, no están solamente en Mí. …
  16. Elevad vuestra mirada a más Altos y amplios horizontes y Elevad vuestro Sentir a más Puros Pensamientos y así Aprenderéis a Comunicaros con todas las Manifestaciones existentes; entonces, sabréis a Quién venís a oír, a Quién venís a Escuchar, sabréis Quien os Despierta el Sentimiento espiritual.
  17. Soy Cristo, vibrando en Irradiación, enviando Mis pensamientos; pero, los pensamientos ¿solamente son Míos?... ¿solamente las Ideas vienen de Mí?... ¿Es acaso lo Mío, lo único que os doy?... No, Mi Pueblo, Yo Estoy relacionado con el Padre, Conscientemente, en Mente, en Conciencia y en Voluntad.
  18. Estoy Verdaderamente Unido al Padre, así pues, que escucháis un Mensaje que del Padre viene Directo a Mí y de Mí a vosotros. Un Mensaje, más Alto de lo que habéis pensado. Un Mensaje, Superior a los que habéis Creído; por eso os digo que escuchéis de Mi Palabra, por lo que tiene de Divino, de Maravilloso, por lo que tiene de Grande, por Quien Me ha Inspirado, por quien Me da la Luz con que Yo Brillo, el Amor con que Acaricio, la Fuerza que utilizo para el Bien. Más las Manifestaciones, por Mi Conducto, os vienen directas del Padre Celestial.
  19. ¡Cátedra de día primero de año!... ¡Cátedra interesante para el Porvenir!... Cátedra, para los espíritus con almas Libres y para los de almas atadas con las cadenas de los prejuicios. ¡Cátedra para todos!.... Cátedra, para los espíritus de almas Libres, ellos encontrarán en esta Cátedra: Luz, Esencia y Sustancia. Las los seres con almas atadas a prejuicios, encontrarán obstáculos; y poco podrán de ella extractar; mas, Yo vengo a todos los seres, tanto con almas Libres y a los de almas atadas.
  20. Vengo a pobres y ricos, a niños y ancianos, a sanos y enfermos del cuerpo y de la mente; al mundo entero Derramo Mi Palabra por medio de la Irradiación, a todo aquel que quiera recibir Mi Palabra dicha por medio del pensamiento, a través del entendimiento humano.
  21. Y si el pensamiento, es el que pone en Comunicación con vosotros, a los seres del Universo, ninguno puede evitar que se opere el Natural proceso de la Irradiación a Mi Servicio, con los hombres de este mundo que la necesiten.
  22. Es un efecto Natural el hacer llegar el pensamiento a donde lo quiere la voluntad. Es un efecto del Amor que lo abarca Todo. Es un efecto del Amor que todo lo alcanza; y es Mi Pensamiento, como la Barquilla que os he dicho, Pueblo: La Barquilla Salvadora, en turbio mar… así es Mi Pensamiento, Dulce Caricia, Arrullo de Amor.
  23. Hablo a vosotros, los hijos de la Fe. Hablo a vosotros lejanos en la Fe, a todos hablo; para que cada uno de vosotros, encontréis el Significado en cada palabra, según las condiciones mentales en que os encontréis.
  24. ¡Párvulos!... Porque en esta Cátedra interesante de Día primero, así os trataré, como Mis Párvulos; y el que no quiera Reconocerse como Párvulo, que Me responda: ¿Qué bien le ha hecho a su alma?... ¿qué ganancia le ha proporcionado?... Si verdaderamente vosotros, habéis hecho mucho por vuestras almas, no seréis de Mi Grupo esta noche; pero poco, habéis hecho para el alma y la Vida Espiritual; y mucho, para vuestra existencia en la materia.
  25. Cristianos a medias, os sigo hablando. Corazones endurecidos, fríos cual lozas de sepulcro, ¿cuáles son las ganancias para vuestra alma?... ¿para conquistar un Porvenir Glorioso en una fecha mejor?... Por ser hijos de la Fe. Por la Servicialidad Espiritualista Cristiana, ¿cuáles son las Utilidades para el espíritu, en esta noche?...
  26. Pensad... seguid pensando... Meditad... entrad en el Templo Universal y la Meditación os pondrá en Armonía, en Relación mental y de Conciencia con el Padre de los seres. Pensad siempre que en cada existencia humana que venís, hacéis más grande la cadena hacia vuestra esclavitud a lo material, aumentando muchos eslabones; y, ¿cuántos habéis quitado?...
  27. Almas de espíritus libres, pensad cómo respondéis a vuestros Deberes; cómo sois Conscientes de vuestras obligaciones. En Verdad os digo, que ponéis más que quitar.
  28. Aumentáis vuestra cadena, porque de Cierto, os digo: que cada palabra que sale de vuestros labios que hace sufrir a los demás; cada palabra falta de Amor, cada obra hiriente, es un eslabón más a la cadena de causas y efectos… palabras y obras que vosotros descuidáis.
  29. Espada de doble filo, es vuestra boca, vuestra lengua que tanto descuidáis; vuestros pensamientos y obras, llenos de desamor; y por tanto, vais aumentando la cadena que os mantiene cautivos; y de Cierto, muchas veces venís a pedir disminuir de ella, los eslabones, que verdaderamente necesitáis ir quitando.
  30. ¡Oh Espíritus Libres y Responsables!... ya que sois Libres y por tanto sois Responsables. Seres hijos de Dios, que tenéis cada mundo por una Escuela y por un punto de Ascenso: poned un punto de Progreso a vuestra Vida Espiritual… un Punto en el infinito, en diferente camino, con diferentes obras.
  31. Sed Mejor que ayer, Pueblo; y después, sed Mejores que hoy para ser Mejores el mañana.
  32. Ésta es la Lección de Justicia de los seres Responsables: ser Mejores cada día. Mejores que ayer, Mejores que hoy, Mejores el mañana.
  33. Reconoced vuestros errores. Reconoced vuestros defectos; y después, arrojadlos de vosotros, arrancadlos de vuestra mente humana y de vuestra alma, puesto que si sois Conscientes, no les guardaríais allí con tanto celo ni les conservaríais por tantos años.
  34. Arrojad de vosotros, la insensatez; arrojad de vuestro ser los defectos, las pasiones y las tendencias criminales, los excesos y las violencias, las injusticias y el desamor.
  35. Y en esta Cátedra de Día primero, Me place descorrer un poco el velo del Templo, para que no profanéis el Sagrario de la Pureza, de la Sabiduría Amorosa, de la Luz...
  36. Todos vosotros, Párvulos muy Amados, sois criminales. Aquél que hace una mala obra, hiere; y el que hiere, comete crimen.
  37. Hay acciones y palabras que hieren el corazón y hay crímenes mayores y menores, en mayor y menor grado. ¿Acaso creíais vosotros, no haber cometido ningún crimen?...
  38. Quiero que Limpiéis vuestra mente humana y vuestra alma, en las Aguas de la Renovación de la Vida, en las Aguas inmaculadas de la Resurrección.
  39. Elevad vuestro entendimiento espiritual, para que Sepáis: que vuestra Finalidad, es: No hacer daño a algo ni a alguien, ni de pensamiento, ni de palabra, ni de obra.
  40. No solamente el que mata el cuerpo o hiere el corazón humano, es un criminal. He aquí, place a Mi Voluntad, seguir descorriendo el velo del Templo de la Sabiduría y del Saber.
  41. Criminal, es el que mata el Sentir del ser y la Expresión purísima de su alma y le hiere sin Compasión; y aunque tenga las manos Limpias de sangre humana, no tiene Limpio, ni el corazón ni el pensamiento.
  42. También el sufrimiento, es Sangre regada, sin color ni olor; y la habéis regado, impíamente; Sangre regada sin color ni olor, pero Sangre más fuerte que la sangre del cuerpo. Las lágrimas del alma, los sufrimientos y angustias morales, las penas del alma, son mayores mil veces que las del cuerpo, estremecen al corazón; y son mayores en Valor, ya que son heridas del alma.
  43. Párvulos míos, -puesto que todos sois Mis Párvulos- esta noche abrid vuestros sentidos a la Vida interna, ante vuestra Conciencia, ante el Padre, –porque sólo el Padre es Digno, sólo el Padre hace Convencer– y decidle: cuántos crímenes habéis cometido… cuántas veces por vuestra causa, han llorado unos ojos, cuántas veces, habéis torturado un corazón. Confesaos con el Padre, de crimen grande o pequeño. Cuáles son vuestras tendencias. Cómo os habéis conducido en este año...
  44. De Cierto y en Verdad, os digo: Cuantos más y mayores, sean vuestros defectos, más veces vendréis a reencarnaros a la Tierra. …
  45. En este año, ¿qué es lo que habéis Modificado en vuestra existencia humana?... ¿Sois Buen hijo?... ¿Buen padre?... ¿Buena madre?... ¿Buen hermano?... ¿Sois con vuestro prójimo, relativamente Justo?... ¿Cuántas heridas habéis causado, con la palabra dura o con el pensamiento?... ¿Cuántos actos negativos de hipocresía, de falsía y de mentira, han manchado vuestra alma?... ¿Acaso habéis dejado que vuestras malas obras, mancharan vuestra alma, mancharan vuestra mente y ennegrecieran vuestro Pensamiento Espiritual?...
  46. ¿Habéis hecho Ligero vuestro camino, con obras de Caridad?... y, ¿cómo las habéis Practicado?... Porque no es Caridad, aquella que se habla, que se divulga, de la que se hace alarde.
  47. Caridad, es aquella que da el corazón, cuando Bendicen los labios y cuando no se divulga la obra Benéfica.
  48. ¡Insistid en Perfeccionaros!... habéis venido a este mundo para Perfeccionaros; y entended: Quiero que en este año, hagáis comparaciones con los seres Espiritualizados y Elevados, con los espíritus de Luz,…porque vuestra Misión, es llegar hasta los Planos que ellos Habitan; y cuando vos lleguéis a esos Planos, ellos llegarán a estados más Elevados de Plenitud de Conciencia; y vos, les seguiréis, son vuestros hermanos mayores; y siempre Me seguiréis a Mí, por Ellos.
  49. Los seres de Luz son Rectos, Amorosos, Justos, Sencillos, Verdaderos, Sinceros. Ellos son Armoniosos en su temperamento y en sus Actos. Armónica su Conciencia y Brillante su Pensamiento. ¡Siempre Dulces, siempre dispuestos a Perdonar!...
  50. Haced comparación, con los Seres Luminosos; que el Camino de Ellos, es vuestro Camino y vuestro Sendero; porque no sólo les imitaréis: Seréis a su semejanza, seréis como Ellos, como esos Seres Elevados. …
  51. Estos Seres con más Luz que vosotros, que hoy os llevan de la mano, cuando estéis en alma, seréis como Ellos; y también vosotros, llevareis a otros de la mano.
  52. Diario debéis hacer comparaciones con los Seres de Luz para que como Ellos, Ascendáis por la Escala infinita de la Conciencia, en los Planos de la Altitud Espiritual que debéis Escalar en vuestra Evolución, al ir Superando vuestro grado de Comprensión.
  53. El Amor, es el que hace Evolucionar a los espíritus, por medio de las almas; el Amor, es una Potencia que conmueve el Reino de la Misericordia.
  54. Los espíritus Elevados, al Toque del Amor en su alma, –ya Pura y emancipada de pasiones– son rápidos en contestar, no se hacen esperar para hacer el Bien, desde el Reino de la Luz, desde el Reino Eterno. Por eso, Mi Pueblo, debéis pensar en esos seres de Luz; debéis pensar que como ellos, tenéis que ser vosotros.
  55. Los seres Elevados ¡jamás mienten!... y por eso, Conoceréis que son de Luz; porque el mentiroso, falso e hipócrita, no puede ser Discípulo de Cristo, jamás se Afinará a Mi Vibración Justa y Amorosa; y si no se Afina a Mi Vibración, no puede tener Equidad, Amor ni Verdad, en su comportamiento.
  56. Pedid al Padre Celestial que os Libre de la falsía, de la hipocresía; y que vuestros labios, tengan siempre la Verdad; y vuestro corazón, la Sinceridad.
  57. El hipócrita, es el harapiento y sucio, espiritualmente hablando; es el manchado, que en el Reino de las almas Limpias y Elevadas, no puede entrar; hasta que, Arrepentido en las Aguas del Amor y la Sinceridad, Lave sus harapos; porque de Cierto, os digo: Yo Cristo, Prefiero un criminal Arrepentido y no un hipócrita consumado.
  58. Debéis Observar en estas palabras, el fin que llevan y notar en esta Cátedra, el Propósito que tengo, de que recojáis palabra por palabra y hagáis de vuestra vida y de vuestra existencia humana, una Vida Nueva, porque ésta es la Voluntad del Padre, que Me ha enviado a Doctrinaros con la Perfecta o Santa Doctrina, del Amaros los Unos a los Otros.
  59. Para que vayáis por el Sendero Verdadero, es Necesario que abráis los ojos a la Comprensión; si no lo Hiciereis así, estaréis siempre faltos de Luz y vagando entre las tinieblas.
  60. Todos sois Párvulos, Mi Pueblo, en esta noche, porque no habéis Liberado el alma de impurezas pasionales y porque todos sois criminales, aunque sea en pequeño; pero, si todos habéis herido corazones y hecho brotar lágrimas, de Cierto, os digo: que todos, estáis llamados al Arrepentimiento… mas, si sois reacios, si persistís en vuestra rebeldía; entonces, responderéis de vos mismo; y responderéis dolorosamente, con sufrimiento amargo; pero todo ello, será de vuestra parte, no de Dios.
  61. No hagáis más amarga vuestra vida en la existencia humana, ni en vuestro Porvenir Espiritual. Dadle a vuestro Porvenir, la Luz de la Altitud de Conciencia, de Rectitud y de Justicia. Porque de Cierto os digo que, ésta es vuestra Misión: Perfeccionaros… para que Gocéis de la Dicha, que el Padre Celestial, os hará Gozar.
  62. Pero, Recordad siempre: Que la Dicha y la Felicidad, sólo se alcanzan en la Altura de la Espiritualidad y no en las bajezas de la bestialidad. Nunca olvidéis: en la Altura de la Espiritualidad… y por esa Altura, se llega a la Cumbre de la Dicha y Felicidad.
  63. El mentiroso no será Feliz, ni el hipócrita, porque se hace traición a sí mismo, porque engaña a su propia alma, porque el espíritu es Fiel Testigo en el hombre, de la Verdad Misma. Y el espíritu que mora en vos, es Testigo de la Verdad, de que, vuestro cuerpo lo traiciona, cuando afirmáis lo contrario a la Verdad. No os envilezcáis, humanidad, traicionando a vuestro propio espíritu.
  64. ¡Oh! Párvulos Benditos, que venís y Me decís que sufrís y lloráis, cuando vos mismo hacéis llorar a los demás; deberíais avergonzaros cuando escondéis vuestras faltas, para poner de manifiesto ante los ojos de los demás, las faltas ajenas; y aun así, decís: -¡Me hacen sufrir!... y no pensáis que sois vosotros mismos, los que provocáis el sufrimiento propio y el sufrimiento ajeno. Sois culpables y no lo queréis Reconocer. Y volveréis a la Tierra, y volveréis a reencarnar en la Tierra; volveréis al mundo, para seguir llorando y sufriendo en otros cuerpos. Volveréis a la Tierra, Mi Pueblo, no porque lo quiera Dios; sino porque vos así lo queréis.
  65. De muy poco os han Servido las Palabras Sublimes, los Conceptos Celestiales y Mi Paso por el mundo; de muy poco, Mi Amor y Mi Sangre regada, ya que todo lo habéis olvidado porque vuestro egoísmo, no os deja pensar en Mí. Vuestros pecados yo los veo, antes que las faltas de vuestros hermanos, que vos queréis hacer que se vean primero que las vuestras.
  66. Caminos de dolor han hecho los hombres en el mundo y se han alejado de la Ecuanimidad, de la Comprensión y de la Sinceridad; mas Yo los regaré con Luces Maravillosas, para que podáis Transitar por ellos y no os queméis en el fuego del abismo que cada alma se hace.
  67. Esos son los caminos que hacen las almas de los hombres que pasan por el mundo, dejando de lastre las cadenas del recuerdo amargo, que Yo, vengo a cambiar por Vida Nueva para que hagáis Buenos Actos; y así, transformando vuestra vida, mejoréis vuestro Porvenir, Mi Pueblo; y así, en vuestras nuevas reencarnaciones, serán vuestras existencias humanas Favorables y Descansadas, llenas de Felicidad y Alegrías, de Dulzuras y Dichas Espirituales.
  68. Porque debo advertiros, Mi Pueblo: que si vos, os Espiritualizáis, empezaréis a Gozar de la Luz que el espíritu tiene, a pesar de que estéis en la carne. Pero para que Viva el espíritu en vuestra forma y vos Viváis de las Dichas que trae, para que Gocéis de sus Alegrías, para que vuestro espíritu Florezca en la forma, Necesitáis Modelar la arcilla y Necesitáis Modificaros.
  69. Apartad vuestros defectos, reprimid vuestras inclinaciones pasionales que os encadenan a vuestra materia, siendo Fuerte en Voluntad para Espiritualizaros; ésta es la Voluntad del Padre y de su Amor Redentor que está en el mundo.
  70. Ningún Redentor, grande o pequeño, se aparta de su Causa; y cuando dejan la materia, Ligados quedan con los hombres, como Yo Ligado Estoy con Mi Obra Redentora, con Mi Obra Salvadora; a pesar de la negación de los hijos de Dios, Yo sigo Ligado con ellos por el Amor y por la Caridad.
  71. Cuando un Redentor muere, muere en la carne; pero es para Acercarse más en espíritu; para Proteger más al mundo, a los hombres, para seguir haciendo sus obras de Amor en la faz de la Tierra; y lejos de terminar su Misión, la Aumenta, la Engrandece.
  72. Os habla el Verbo, el Amor Divino del Padre Celestial, Yo Soy vuestro Redentor, Mi Pueblo y de Cierto os digo, ésta es la Verdad: no ha sido el fin de Mi Existencia al morir Jesús en la cruz, el fin de Mi Obra, Ella sigue en la Vida Eterna del Espíritu, dándole a este mundo la Redención a cada alma, hasta Conseguir que Modelada vuestra arcilla, sea vuestra alma Redimida. Ésta es la Misión del Redentor, Aprended hombre, Aprendedla.
  73. Empezad, por ser Redentor de vos mismo, Modelador de vos mismo. Empezad, por Conocer la Luz del Sol Espiritual que lleváis dentro. Yo Soy la Luz Divina que a semejanza del sol, Brilla en el Oriente oculto de vuestro ser; Gozad en él. Y en Alta Conciencia, sentíos eterno; Sentid en vos, al Absoluto, al Padre de los seres, Hacedor de las cosas; Sentid la Luz que tiene en el Universo su Reino y en la Eternidad su tiempo; y que tiene para cada hombre, una clase; y para cada clase, un hombre.
  74. Aprended a ser Manso y Humilde de corazón. Andad sobre Mis huellas, seguid por Mi Sendero, seguid por el Camino que os llevará a la Inmortalidad, que Yo vendré a levantar vuestra alma.
  75. La Eternidad es vuestra; alma Libre, conquistad la Gloria en la Eternidad, sed hermanos del alma; si queréis Hacerlo, podéis Empezar hoy, no dejéis para mañana, la Tarea que en este instante el Padre os presenta para hoy.
  76. Espíritus de alma Libre, como Responsables, os hablo para que Despertéis a la Vida de la Gracia del espíritu que os llama. Sois Responsables de vuestras faltas; pero vosotros podéis, si queréis empezar, a apartar las que ya os pesan.
  77. Ha llegado el momento en que a través de Mis Palabras, al seguir tomando Cuentas a cada uno de Mis Nombrados, en cada contestación, encontraréis otra parte de Mi Enseñanza, en lo que conteste a los que tienen Cargos en Mi Obra; encontrareis otra parte de la Enseñanza para completar esta Mi Cátedra.
  78. Mi Palabra también es, Mi Pueblo, para daros Resignación y Luz. Resignación, para que llevéis con Paciencia las pruebas de la vida. Conocimiento, para que hagáis de este Conocimiento, en este mundo; la Realización de la Nobleza y la Altitud.
  79. ¿Tenéis el espíritu puesto de manifiesto en la materia?... Ha llegado el momento en que a los que llevan Cargos, a los Nombrados de este lugar, aquellos que por Trabajar en determinada Acción, se les siga tomando Cuentas. En estos momentos, los que no se han acercado, se acercarán unidos en grupos. No es necesario que habléis mucho para exponer lo que habéis hecho, porque a Mí no Me engañáis. Con pocas palabras diréis la Verdad.
  80. Entregad cuentas del año. Empezaré por Mi nuevo Apostolado para que Me entregue cuentas de su Actuación sobre la Tierra; mientras el grupo de Columnas se forma, para que en grupo, Me entreguen cuentas también.
  81. Entregad cuentas, Amados Míos, abrid vuestro Libro, el Libro de vuestra Conciencia; y antes de que Yo lo Examine como está, el Padre lo Examinará; decidme, Sinceramente: ¿qué habéis Hecho de Bien para vuestra alma?...
  82. La Manifestación de la Verdad, Apóstoles Amados, es Trilógica; se compone de Tres Fases: Una, es el Pensamiento Bueno; la otra, es la Palabra Buena; y la otra, es la Acción Buena... y todos los Cristianos o Espiritualistas, debéis ser así: Buenos de Pensamiento, Buenos de Palabra y Buenos de Acción… así es la Flor de la Verdad, que en el Alma del Sincero, Florece.
  83. Seguidme entregando cuentas, Apóstoles de Mi Enseñanza, que Yo sigo escuchando vuestra Sinceridad.
  84. Me entregáis una parte de vuestro Cumplimiento, en Buenos Pensamientos; otra parte, en Buenas Palabras y otra parte en Buenas Obras; eso Representáis cada uno de vosotros.
  85. Porque Yo sé, Apóstoles Amados, que estáis Venciendo a uno de los espectros, de los fantasmas, a un monstruo: al metal… estáis por Vencerlo; y si vos seguís por el Camino que vais, varios cambiaréis de profesión; y no os hará falta algo, porque Cristo, va delante de vosotros.
  86. Mas, por qué sois Trilógicos, porque os Manifestáis en el Pensamiento, en la Palabra y la Obra; es por eso que os voy a mandar a otros lugares que forman parte de vuestra Nación Mexicana, para que allí hagáis las Tres Manifestaciones; para que Saturéis el alma de vuestros hermanos con el Eco de vuestra voz, para que Saturéis el alma de aquellos Hijos Míos, con vuestros Buenos Pensamientos, vuestras Buenas Palabras y vuestras Buenas Obras; para que Saturéis el entendimiento de ellos y les habléis mucho, diciéndoles, lo que hay que decirles en Mi Doctrina.
  87. La parte Fundamental, la parte Principal en que descansa Mi Doctrina, ya la Sabéis. Ya Conocéis, el Poder del Amor. Que el Amor unido a la Justicia y a la Sabiduría y el Amor con Justicia y Sabiduría, debe Manifestarse en Pensamiento, Palabra y Acción a plenitud, en el hombre. El que es solamente una parte, no es más que un Tercio; y debéis serlo todo en Manifestación de ser.
  88. Por eso, voy a enviaros, porque estaréis allí para que les enseñéis los puntos Principales de Mi Doctrina y hablándoles ampliamente les hagáis cambiar el giro de sus obras.
  89. Por eso os envío, porque vuestro Trabajo será grande y si después tuvieseis urgencia de volver, volveréis dejando allá a otros del grupo. Y si a alguno de vosotros, lo necesitaran allá, ese recibirá Mis indicaciones, porque ninguno pone tiempo al Maestro; mas, el Maestro, es quien pone Tiempo a los hombres.
  90. Mi Obra es Trilógica, los cristianos y Espiritualistas, necesitan aprender en la vida, a hacerlo todo en Tres Fases: Pensar Bien, Hablar Bien y Obrar Bien.
  91. ¡Venced al dragón y a la bestia!... ¡Venced al lobo voraz, a los espectros, para que vuestro Triunfo os Eleve a la categoría de Príncipe!... El Amor, Es el Rey; no lo olvidéis.
  92. El espíritu, es Rico en Virtudes; si lográis Modelar vuestra arcilla, entonces, el espíritu Manifestará sus Potencias y sus Virtudes a través de vuestra existencia humana y os Enaltecerá en vuestras Acciones.
  93. A donde fuereis, seguid Mi Ejemplo; y en vuestra vida, –a través de vuestra existencia humana– las Virtudes de vuestro espíritu Florecerán, para que Sepáis con Ellas, Enseñar a vuestros hermanos.
  94. Tomad de Mi Fuerza, pero ¡Recibidla bien!... ¡Despertad, Apóstoles y tomad de Mi fuerza!... Yo os la envío para que Pase a través de vuestro cerebro y vayáis haciendo lo que Yo quiero: Tomad la Primera Corriente,... ¡Recibidla!... Tomad la Segunda, ¡Recibidla!... Tomad la Tercera, Apóstoles Benditos... ¡Recibidla bien!... porque ésta Es la Preparación; y procurad en el año siguiente, Hacer más de lo que en éste habéis Hecho. ...
  95. Seguid Escuchándome, Mis Apóstoles: Encontrabase un Señor Atendiendo las necesidades humanas. Pasó ante él, uno que llevaba sus fardos; y aquel que estaba cargado con fardos pesados, al llegar ante el Señor, dijo así: -Señor, he aquí mis fardos, son livianos y pequeños, –sin embargo, él Sabía que eran grandes y pesados– pero mis hermanos, ellos sí tienen fardos mayores que el mío, no veas el mío, ve los de aquéllos. ...
  96. Entonces, el Señor, le dijo: os espero aquí en la puerta, porque todavía no sois Sincero. … Detrás de él había otro, con fardos grandes y pesados; y aquél dijo: -Señor, yo soy Tu Siervo, mira mis fardos son grandes y pesados; pero si Sirven de Ejemplo a los demás, que los tomen; y sean Buenos, por cuanto yo, he sido malo. …
  97. ¡Oh! Siervo, ¡Bendito seáis, por cuanto no habéis querido esconder vuestros fardos!... ¡Venid a Mí!... Por cuanto no habéis tratado de esconder vuestras manchas y vuestras lacras; venid a Mí, sois Fiel a vuestro espíritu en esto; y por tanto, de Plácemes Soy con vos, recibiendo. Entrad vos, antes que vuestro hermano que llegó primero, porque vos que Conocéis vuestras faltas, podréis desecharlas antes que aquél que las esconde.
  98. El que llegó primero, se esperó; y aquél que fue el segundo, pasó Primero. ... En él no existía la hipocresía y el Maestro en los Sinceros se Complace.
  99. Yo recibo vuestras Cuentas, si como el segundo, no traicionáis a vuestro espíritu y habéis dicho Verdad, porque así no os traicionáis a vos mismo, porque no traicionáis las Limpideces que en el espíritu lleváis. ¡Venid a Mí!... seguid siendo de Mis Apóstoles.
  100. Esta pequeña Parábola se refiere al que Admito en Mi Apostolado porque es Sincero y no oculta sus faltas, pero lucha con las tentaciones y suele Vencerlas; al que no esconde su error, señalando el de los demás. Si vos, tampoco escondéis ni habláis de los demás, entonces, por lo tanto, pasad y entrad al Santuario de la Iniciación y al Apostolado del Padre. Yo recibo a vuestra alma, no por pecador; sino por Sincero. ¡Bendito seáis!...
  101. Bendito seáis, porque a pesar de que sois del mundo, Mi Doctrina encuentra en vuestro corazón un Lugar para estas Lecciones; y por vuestra Disposición para Mejorar cada día, recibo vuestra Cuenta, os Bendigo y de Cierto os digo: ¡Esperad, esperad que el año próximo, Me rindáis Mejores Cuentas!… y este año, recibo vuestros dolores y vuestros sufrimientos.
  102. De Cierto os digo, Discípulos... Esperad, que las vicisitudes de la vida, os reservan sorpresas. Sed cada vez Mejor; y siendo Mejor, esperad que la Luz de la Esperanza, ilumine siempre vuestra alma. ¡Benditos seáis, en el Nombre del Padre, en Mi Nombre que Soy la Representación del Hijo, Derramando en vosotros, la Gracia y la Luz del Espíritu Santo!...
  103. Habláis, algunos de vosotros, de fuerzas con influencias negativas. ¿Qué acaso mis Columnas, se han dejado Vencer?... ¿Qué no sabéis que las potencias de influjo negativo, no harán mella en los Conscientes que se niegan a recibir su nefasta influencia?...
  104. Discípulos, no debéis venir a Mí como vencidos, debéis venir como Vencedores de las denominadas fuerzas negativas; más recibo vuestro año por lo que habéis sufrido, por lo que habéis llorado, por vuestras enfermedades; que por vuestro Cumplimiento.
  105. Pero de Cierto, os digo, que estos Recintos, mientras en Ellos existan Facultades que se entreguen a Mí en Altitud y que Eleven sus Trabajos, mientras Ellas estén aquí, mientras el Trabajo sea de Entrega y Elevado, no habrá algo que pueda destruir Mis Recintos; a Mi Escuela de Revelación, a Mis Recintos, donde viene la Revelación que Inspira el que está Más Allá de las mentes humanas, de Aquel que hace Vibrar los éteres y el eco Dulce del mar. Y mientras, Mis Recintos sean, lo que Son, nadie derribará a Mis Naves Escogidas para el Alto Mensaje de los Pueblos.
  106. A vos Columnas Amadas, que os habéis dejado sorprender. Os quiero Activos; y este año, os mando que Trabajéis en vuestra Vida nueva y no quiero que vengáis a Mí vencidos; Yo quiero que vengáis Vencedores, porque si vosotros, de los Míos, de los que tenéis la Luz en vosotros, –la Luz del Conocimiento, la Luz de la Iniciación– si vosotros venís derrotados, ¿qué se espera para los profanos?... Seguid siendo cual Columnas. ¡Yo os Bendigo!... recibid Mi Amor, Mi Caricia y Mi Bendición. ¡Oh Columnas!... que os quiero más Activas en este año.
  107. Las Purificaciones que busquéis, en el momento en que las busquéis, las encontraréis; mas Yo os digo, Columnas de Mis Recintos: Abrid vuestros ojos y Trabajad... Rectificad vuestro Nombramiento y, Trabajad ¡Benditos seáis!...
  108. Pedro, ¿por qué no acercáis a estas Columnas, –a la que acabo de recibir– y les hacéis Trabajar, aunque sea algunas horas, al mes o a la semana?... ¿No sabéis que tenéis que Trabajar, para que le deis a vuestras almas, la Oportunidad de una Vida Mejor en las venideras reencarnaciones?... ¿No sabéis que es hacerles un Beneficio, Limpiando a vuestras almas y dándoles la Oportunidad de un Ascenso? ¿No sabéis que es para quitar de vosotros, de esta manera, muchas deudas?...
  109. Trabajad, Columnas de Mi Recinto, despertad, abrid vuestras puertas y Encended vuestras Antorchas y poneos a Trabajar; y de Cierto os digo: os recibo de este año, una parte de vuestro Trabajo por Mi Amor, para que la otra parte, la Trabajéis; aunque sea en pocas horas, en pocos momentos, la Trabajaréis, para el Bien de vuestra alma… lo Bueno que encuentro en vos, lo tomo y lo demás, os lo dejo, para que lo Rectifiquéis.
  110. ¿Me prometéis para este año, en que tendréis las puertas abiertas de vuestro corazón, dispuestos para aprovechar a la Oportunidad, para darle a vuestra alma lo que vuestra alma Necesita, lo que vuestra alma ha venido a buscar; para que tengáis Fuerza, para que tengáis Luz, para que tengáis la puerta abierta para su Limpieza y Ascenso?... y por tanto, os digo: lo que haya en vos de Bueno, lo tomo, lo demás lo dejo, para que lo separéis y por vos mismo lo Corrijáis. …
  111. Si vosotros tratáis de disminuir el peso de vuestras propias cruces, lo disminuiréis; si tratáis de aumentarlo, lo aumentaréis. Vais por el sendero del Aprendizaje y tenéis Libre Albedrío.
  112. Amados Míos, Columnas, vuelvo a rectificar esta frase: Columnas, que habiendo dejado de ser del Grupo de Orden, que son Nombramientos distintos para ser Columna, van a aumentar vuestra Responsabilidad y vuestras obligaciones. Quiero que Cumpláis con vuestro Trabajo a desempeñar.
  113. Seguid Progresando, siempre Adelante; y haced de vuestro esfuerzo, un nuevo esfuerzo, para el Resurgimiento del mañana; y Luchad –como luchan los titanes– con vuestra arcilla, hasta que vuestro espíritu la Modele, la Armonice y la Domine.
  114. Recibo vuestro año, os Bendigo y os doy Fuerza para que podáis Soportar, mientras hacéis vuestra cruz de cumplimiento, más liviana. Os Bendigo en el Nombre del Padre, en Mi Nombre que Soy el Hijo y en el del Espíritu Santo. ¡Benditos seáis, Columna, en el Nombre del Creador!…
  115. Y a vos, Cuerpo de Mediaunidad, Pongo Bálsamo de Curación en vuestras manos, para que en este año, deis a los enfermos y sigáis Fortificado por lo que os falta de sufrir. ¡Seguid Adelante!... que Yo os Bendigo y os Acaricio, en el Nombre del Padre. ¡Benditos seáis!...
  116. A vos, os he dicho: que vuestro año, estuvo aceptado a Beneplácito porque habéis sufrido mucho; mas lo que habéis trabajado, lo Recibo, no por lo mucho que sea; sino, porque habéis trabajado Altamente y Bien… por tanto, recibo vuestro año, puesto que por vuestros labios lo dije en albas pasadas: ¡Alegraos! que Mi Bendición es con vos... y llevad a los demás, de Mi Bendición y Mi Amor para su año.
  117. Fijaos lo que hago, Cuerpo de Media Unidad, que a unos, recibo por lo que han hecho de Bien; y a otros, porque lo han hecho en Altitud y Sinceridad. Fijaos, para que cada vez Trabajéis mejor y Engrandezcáis Mi Obra, que Mi Amor y Mi Caridad son con vosotros.
  118. Quiero que pase todo esto, por la Alta Conciencia del Deber Cumplido; para que, Satisfechos de vuestros Deberes, digáis: -Lo que he hecho, lo he hecho Limpiamente… y mientras Mis Aparatos humanos, estén Haciendo todo lo Mío, ningún Lugar será derribado. Y Mis Facultades y Pedestales, Aprenderán, a ser cada vez más Elevados en su Trabajo.
  119. ¿Me estáis escuchando, Facultades de Mi Mensaje?... Aprended a darle a vuestra alma, la Oportunidad de su Limpieza y a vuestro ser su Ascenso espiritual. A todos los Bendigo Amorosamente en Nombre del Padre, por Conducto del Verbo Divino con la Luz del Espíritu Santo. …
  120. Y a vosotros, a los que he dado el Don de Análisis, que os he dado la Misión de Orientar y Corregir los escritos de Mis Cátedras, vosotros, entregadme cuentas. Debéis Vencer, todo lo que hay que Vencer; y debéis Hacer, más, de lo que habéis Hecho en este año. ¿Qué Beneficios habéis Hecho, a vuestra alma?...
  121. A vosotros, os pregunto: ¿En este año, habéis hecho Adelantar a vuestro espíritu en la Limpieza de vuestra alma, con los Beneficios que el mundo ha recibido, de las Lecciones de Mi Enseñanza?... ¿está vuestra Conciencia Satisfecha, con lo que habéis Hecho, durante el pasado año?... Entonces, quiere decir que, lo que debéis hacer, debéis hacerlo Mejor.
  122. ¿Estáis Dispuestos a Ayudar a Trabajar en su Labor, a los demás, primero?... A falta de ellos, estáis vosotros, porque no quiero que les falten Cátedras nuevas, a las Congregaciones de Mi Pueblo; para darles Luz a su Conciencia, con los Conocimientos que están escritos; por eso, quiero siempre, folletos nuevos. Quiero que Mi Pueblo, siempre tenga Cátedras nuevas, para Estudiar y Prepararse.
  123. Recibo una parte de vuestro Trabajo; y dejo la otra, para que sigáis Trabajando, porque habéis venido a Cumplir una Misión Benéfica para vuestra alma; y si a vuestra alma, no le Limpiáis y le dais algo, volveréis muchas veces a este mundo y sufriréis los mismos dolores. Yo os Bendigo en el Nombre del Padre, en Mi Nombre que Soy el Hijo, Derramando en vosotros la Luz y la Gracia del Santo Espíritu. …
  124. Segundo Guardián, que sois como un lirio de los valles, para ponerlo en el Altar de la Servicialidad. Mujer, Yo os recibo. Estáis ante Mi Vibración. Ante el Centro Vibratorio de Cristo; uno de los Centros, pues cada intérprete, es un Centro de Vibraciones cargadas de Amor, de Luz y Fortaleza, como estrellas refulgentes para que el Cielo de los hombres, se ilumine. Amada Mía, estáis ante el Amador Universal, que Él, es Todo para vuestra alma y espíritu.
  125. ¿Qué habéis Aprovechado en este año?... Sé y Conozco vuestro Trabajo, vuestros Afanes. Habéis dejado en segundo término las atenciones de vuestro hogar, por atender Mi Causa Divina; y esto, lo tomo muy en cuenta, Segundo Guardián. Habéis venido: cansada y enferma… dejando vuestras obligaciones por venir a Cumplir aquí. Recibo vuestro año, os Bendigo y os Acaricio; y en abundancia, entrego en vuestras manos, algo Benéfico para este año. El Maestro, iluminándoos en espíritu, os recompensa en alma y un poco en la materia. Dejadme os considere a semejanza del Buen Trabajador, que se le recibe lo que Hace y se le concede el Derecho, de pedir para él o para los demás. Lo que internamente Me pedís, Yo lo escucho; y de Cierto os digo, que Yo le pediré al Padre, para que se os conceda. ¡Bendita seáis, Trabajadora Mía; Bendita seáis!... En vos, descansa el primer Guardián; y así el Maestro, os Bendice.
  126. Primer Guardián de este Recinto, reunid a las Facultades activas que Trabajan en mi Recinto con Seres Espirituales, voy a tomarles cuentas. Quiero Trabajo Limpio para que deis a vuestra alma la Semilla Dorada y la Limpidez con que se alcanza la Gloria y todas las Ganancias que la Ley del Padre concede.
  127. Con breves y sencillos pensamientos, Me presentáis la Labor de vuestras obras en vuestra Misión. Yo recibo vuestro Trabajo de este año; os Bendigo, para que cada vez mejoréis más y más en los Beneficios de la Mediaunidad; y cada vez lo hagáis mejor, siempre, superando al pasado. Recibo vuestro trabajo, dándoles Fortaleza, recibo su año y les Bendigo en el Nombre del Padre, para que cada vez hagáis mejor lo que tengáis que Hacer en la existencia humana; y en alma, tengáis vuestro descanso. ¡Benditas seáis!...
  128. Pueblo, voy a daros la facilidad de que os Comuniquéis Conmigo de espíritu a Espíritu por un momento. Tomo todas vuestras penas, vuestras enfermedades, los escollos en vuestra vida. Poneos en Comunicación con el espíritu, Unificad vuestra mente con Mi Mente, vuestra pequeña conciencia espiritual con Mi Conciencia Divina y entrad en el Reino del Amor, entrando en Comunicación Conmigo, en el Reino del Pensamiento; y allí, encontraréis la Maravillosa Luz que les Fortalece en la noche del mundo de los hombres, en su pecado y en su crimen.
  129. Las Luces del Pensamiento, se reflejan por encima de los hombres, para pasar al Padre de los seres; y decirle así: -Padre, yo te Amo y espero ser mejor que ayer... Padre, espero Modificar mi vida y Amar a Dios sobre todas las cosas; y a mi prójimo, como a mí mismo... entrad en el Pensamiento, para que Me deis vuestras cuitas. ¡Amparaos con Mi Luz!...
  130. ¡Silencio!... ¡Silencio!... ¡Para vuestras Necesidades, tengo Mi Abastecimiento; para vuestras debilidades, Mi Fuerza; para vuestro desamor, Mi Amor; para vuestras tinieblas, Mi Luz; para vuestra falta de Doctrina, Mi Evangelio, que es suficiente para Adoctrinar al Mundo, ya que Soy el Redentor del Mundo!...
  131. Pueblo Mío, no sabéis lo que Me pedís en Verdad. Algunos de vosotros Me pedís por vuestras enfermedades; y Yo, os doy la Fuerza necesaria; y de acuerdo con vuestra Fe, sois Fortificados.
  132. Los otros, Me pedís por vuestras penas, y no Me queréis Entender que vosotros hacéis sufrir a los demás por vuestro modo de ser y de herir. Antes, os buscaban; hoy, se alejan de vos; y con vuestras obras, alejáis a los demás, porque siempre herís con las palabras.
  133. Comprended Mi Pueblo, que aquél que crítica señalando errores a sus semejantes, los oyentes lo tomarán a mal, porque dirán: -Si con éste lo haces, conmigo lo harás también. ... La crítica, es el desamor para los demás; y el que critica, va sembrando el vacío en su rededor, los que lo oyen se van apartando poco a poco de él.
  134. Recordad: que lo que se siembra, se recoge. El lobo del hombre, sois vos mismo humanidad. Es necesario que lo Sepáis, para que Modifiquéis vuestra manera de pensar, de hablar y de ser.
  135. Yo os doy fuerza, para vuestras materias débiles; Curación, para la Salud que buscáis. Os doy Luz, Caricia, Enseñanza, Consejo, Consuelo. Os doy todo aquello que os Conviene, lo que Conviene a vuestra alma y espíritu. ¡No los caprichos que exige vuestra personalidad humana!; os doy Ternura, Palabras de Comprensión para que no exijáis más que aquello que os Convenga para vuestra Vida Eterna, para las diferentes etapas de vuestra Vida Espiritual en el porvenir.
  136. A vos, que Me pedís que tome cuentas a las Plumas de Oro, voy a complaceros. Yo recibo vuestras cuentas, Amadas. Me entregáis vuestro corazón y en él, muchas Emanaciones dulces y bellas. De vuestros espíritus, recibo muchas frases y pensamientos Amorosos; Me entregáis vuestro Trabajo, sí, vuestro Amor, vuestra Abnegación, vuestro Buen corazón. Y de Cierto que Yo recibo, Amados Míos, recibo lo que Me hacéis presente este año.
  137. Y a vos, Mujer fuerte, os digo: sed Fuerte en el espíritu y Trabajad Fuertemente también, que Yo os recibo Amorosamente. ¿Qué Me pedís, pequeña Mía?... Ya que sabéis que recibo vuestro año, porque habéis Trabajado y porque Me Amáis. ¿Qué Me pedís pequeña?... Vuestra voz interna, Me dice: -Que se Haga Tu Voluntad, en mí, Maestro Divino. … Esto, sí que es pedir con Sabiduría, de Cierto os digo que así es Mejor lo que os concedo que si pidieseis detalladamente. Dejadme que os conceda Vestir vuestra alma de Mi Luz, de Mi Amor y Mi Caricia, recibiendo vuestro año y atendiendo la Voluntad del Padre. Habéis hecho Bien, en pedir así. Recibid Mi Amor, Mi Caricia y Mi Bendición, seguid Adelante. …
  138. Pueblo, ¿tenéis Atrición?... ¿Tenéis voluntad de Analizar todos los detalles de vuestra vida, Exigiendo a vuestra personalidad humana, mejorar; y manifestándole que es poco lo que ha Hecho para el Bien de los demás y en Beneficio de vuestra alma y espíritu?...
  139. Preguntadle a la mente, de la forma qué ha Hecho de Bien para vuestra alma. Preguntadle a vuestra misma Conciencia espiritual, si está Bien lo que habéis hecho, cuando mostráis los defectos ajenos y calláis los propios; preguntadle, si esto es de auténticos cristianos Espiritualistas.
  140. A Vosotros, que a veces Oráis, para dar las Gracias. ¡Oh! Discípulos, que Preparo para Mi Mensaje Futuro. ¡Oh! Mis Labriegos, que tenéis en vuestro corazón la tristeza de la soledad, cuando vos escucháis una voz que habla mal de sus hermanos... ¿Qué pensáis, de quien habla mal de los demás?... Y a aquellos que hablan mal de los demás, ¿les creéis Verdaderos?... ¿les creéis Sinceros, cuándo hablan mal, en ausencia, del que no se puede Defender?...
  141. Sabéis que el que mal dice del ausente y lo acosa, cuando no puede defenderse por la Justicia, ¿sabéis cómo se llama?... Se llama, Hipócrita.
  142. La maldad, se llama hipocresía; y si los cristianos, no desechan la hipocresía de su corazón, no podrán entrar por Mi Camino.
  143. ¿Sabéis a quien Perdonaría más: a aquél que sólo ve las faltas ajenas y esconde las suyas; o al que encubre las ajenas, y descubre las suyas?...
  144. Está prohibido que en Mi Doctrina, haya acusados o acusadores. Está prohibido que en Mi Doctrina, se cometan crímenes con armas o con la boca, para que no habléis mal de los demás; es crimen, el que esto hace.
  145. Yo os lo digo, la Vibración de Amor que habló en Jesús de Nazareth. ¡Ay, de los escribas y fariseos! ¡Ay, de los hipócritas, se quemará en el fuego del reclamo de su Conciencia!...
  146. No hagáis traición, no habléis mal de vuestros semejantes ni cometáis la mancha de la mentira; porque el mentiroso, mancha su alma y entorpece las Potencias del espíritu.
  147. Arrepentíos de ser criminal, pequeño o grande; porque esto, sólo se borra con el Arrepentimiento Sincero y haciendo obras contrarias al mal, para que no os avergoncéis.
  148. A los cristianos y espiritualistas les está prohibido tomar lo ajeno sin permiso de su dueño. Está prohibido todo aquello que no está de Acuerdo con la Ley, con la Rectitud y la Justicia, con la Armonía y con la Verdad. Si vos, no seguís por estos Senderos; los dolores os harán que sacudáis vuestra materia; y os acordaréis por el dolor, que no estáis por el Sendero Recto del Bien.
  149. ¡Mirad vuestras lacras!... y no culpéis a los demás, sin ver antes vuestra propia culpa. ¿Acaso sentís Tranquilidad, cuando Sabéis que sois pequeños criminales en vuestra vida dentro de la existencia humana que lleváis?...
  150. ¡Apartaos del camino de la hipocresía y la mentira; y dejad de juzgar a los demás, antes de juzgaros a vosotros mismos!... ¿Acaso el juzgador de las faltas ajenas, se encuentra Limpio de culpa?... ¿Acaso el juzgador de las faltas ajenas, tiene Limpio el pensamiento, tiene Limpio el corazón?... Los juzgadores, quizá tienen más faltas que los que son juzgados; por cuanto buscan, y esconden lo propio.
  151. ¡Pueblo, abrid vuestros ojos, avergonzaos del pasado; y haced de vuestro porvenir, una vida Mejor!... Abrid los ojos, para que así Toquéis la Campana sonora del Arrepentimiento e iniciéis a una Vida Nueva.
  152. Pueblo, he estado con vos. Mi Paz, Mi Amor, Mi Luz, Mi Enseñanza, Mi Bendición os doy. Mi Paz y Mi Amor os dejo, Mi Paz y Mi Amor os doy, Mi Paz en espíritu y en Verdad.
  153. ¡Salve a la Verdad; y Paz a los hombres de la Tierra con Buena Voluntad!... ¡Hosanna! al que Disculpa las ofensas. ¡Hosanna! al que Perdona los agravios y a aquel que no habla mal de sus semejantes. La Paz del Padre, por Mi Conducto sea con vos, Mi Pueblo ¡Hosanna, Pueblo de Israel, Bendito seáis!...

¡Mi Paz, sea con vosotros!...

Facultad de Cátedra: María Amparo