Cátedra 19391001 H1

De Wiki Espiritualista
Saltar a: navegación, buscar

CATEDRA DEL DIVINO MAESTRO

SEXTO SELLO

TERCER TESTAMENTO

DOCTRINA ESPIRITUALISTA

TEMA: LINAJE ESPIRITUAL DE ISRAEL

¡La paz sea con vosotros!

¡Gloria a Dios en las alturas y paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad! Gloria a Dios en las alturas y pasa mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar mi Rayo Divino entre mi pueblo de Israel, en este día 1° de octubre de, 1939, en que os encontráis reunidos y congregados en representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar a esta nación de la Tierra, escogida por mi voluntad. Yo os recibo y por vosotros, al universo entero, en mi nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

  1. Yo os recibo corazones, que os habéis reunido bajo la sombra del árbol corpulento para veniros a sombrear y recrear en unión del Maestro.
  2. Larga es la jornada que el Maestro ha trazado para preparación, restitución y cumplimiento de vuestros espíritus, porque Yo os estoy enseñando a que elevéis vuestros espíritus a mi Divinidad y ellos una vez encontrándose cerca de mi Espíritu, puedan aprender de Mí, puedan confortarse y seguir en la lucha.
  3. Porque es el Tercer Tiempo, en que Yo me encuentro derramando mi enseñanza, para que los ignorantes aparten su ignorancia y se levanten contemplando la luz del Espíritu Santo que les está iluminando. Para que abran sus pupilas y se den cuenta, de que el Maestro se encuentra desde tiempo ha, circundado de los corazones que más tarde formarán su apostolado y así, los unos y los otros se levanten por los distintos caminos del mundo esparciendo la Doctrina Espiritual que todo apóstol llevará como un estandarte y como una luz.
  4. ¿Queréis ser de mi apostolado, pueblo de Israel? ¿Queréis ser los doctrinados y los que os levantéis a dar testimonio de mi Verdad y de mis prodigios?
  5. - Sí, -me decís. Pues entonces, quiero contemplar vuestra perseverancia, quiero que vuestra fe vaya en aumento, quiero contemplar la antorcha de fe encendida a cada momento en que Yo me acerque a vosotros. Porque Yo me manifestaré por vuestro conducto entre los hombres, entre los filósofos, entre los científicos, entre aquellos que se dicen “sabios” y que no han comprendido el sentido correcto de la palabra "sabio", porque sabio solamente vuestro Dios; YA QUE DE MÍ SE DERIVAN TODAS LAS CIENCIAS, TODOS LOS CONOCIMIENTOS, PORQUE SI YO NO EXISTIESE NO EXISTIRÍA SABIDURÍA ALGUNA.
  6. Porque el hombre solo, no es capaz de descubrir los conocimientos del más allá, las manifestaciones divinas, ni las materiales ni las espirituales; ya que si habéis contemplado que el hombre en su civilización va progresando, es porque Yo me he derramado en luz en su entendimiento, Yo le he entregado el saber, Yo le he entregado la luz para que pueda descubrir en la creación y así su descubrimiento sea en beneficio del mismo hombre, porque mirad que ninguno es absoluto en esta Tierra, el hombre vive en su destierro, pero al mismo tiempo Yo lo acompaño y le entrego todo lo que ha menester para su jornada en la Tierra.
  7. Os hablo con esta palabra tan sencilla y a la vez comprensible para vuestros entendimientos, para que contempléis que soy poder y como poder, Yo hago de la criatura humana lo que me place, mas como desde el momento de la creación del ser humano, fue mi voluntad poner la imagen de mi Divinidad en su espíritu, no creáis que fue un capricho del Padre, ¡no, mis hijos, muy amados! fue para que el hombre, tuviera una idea de lo que era el Padre, para que fuera en mi representación y así como él me representara, me concibiera y tuviere fe en mi Divinidad, fuera ascendiendo hacia la perfección.
  8. Os revelo y os doy a saber esto, no porque en mi Espíritu haya vanidad, ¡no!, sino porque mi deseo es daros a saber el porqué de la existencia del hombre.
  9. No solamente he formado al hombre, también ha sido formada toda la creación para recreo y sustento del hombre, pero Yo hablo más del hombre, porque él lleva en sí el hálito de mi aliento, su espíritu es parte de mi Divinidad, lleva una chispa de la Luz de Mi Espíritu y por esta causa Yo siempre le he dado la facilidad para que se acerque a Mí, para que me lleve dentro de su ser y así sintiendo a su Padre muy dentro, nazca la confianza en él y la fe para cumplir la deuda contraída en sus distintas reencarnaciones.
  10. Sí, pueblo de Israel, el propósito de la creación de este mundo, es el hombre; mas si él me hubiese reconocido desde los primeros instantes en que Yo me comunicaba con él en su inocencia, en su pureza y en su pequeñez, ya en estos tiempos fueran los grandes hombres. No existiera entre la humanidad ignorancia, no hubiese ni grandes ni pequeños, todos os sentiríais iguales en vuestro saber, en vuestra civilización; pero desde el instante en que el espíritu del hombre se dejó atraer por las tentaciones, fue arrojado del paraíso y se fue alejando del solio del Padre.
  11. El hombre fue débil en su voluntad, en su criterio, en su saber, en su espiritualidad, en su conciencia Y UNA VEZ PRESO, EN LAS GARRAS DE LAS TENTACIONES, PERDIÓ TODA LA PUREZA DE SU ALMA, PERDIÓ TODA LA VESTIDURA DE GRACIA QUE YO HABÍA PUESTO EN ÉL Y DESDE ESE INSTANTE, OPACO MI LUZ EN SU SER, DESOYÓ LA VOZ DE SU CONCIENCIA QUE ERA SU PROPIO JUEZ Y SE REVISTIÓ DE VANIDAD, DE ORGULLO, DE MALA VOLUNTAD Y TERGIVERSÓ MI VOLUNTAD.
  12. ¿Por qué, pueblo? Ya os he dicho, porque las tentaciones también le ofrecían, también le deslumbraban con placeres desconocidos por ellos mismos, también le entregaban a raudales las sensaciones y las cosas vedadas para sus cuerpos y esas influencias no descansaron hasta no ver al hombre enfangado y envuelto en los placeres de la Tierra, en los placeres que solamente le apartaban de la influencia del Padre, le apartaban del ambiente que Yo había formado entre el hombre y mi Divinidad.
  13. Y desde esos instantes, el hombre con su desobediencia se ha creído absoluto, separado y ha transitado bajo el libre albedrío que Yo también le había concedido, pero por la mala interpretación que le dio a ese libre albedrío, se ha enfangado, se ha enlodado y de ese fango hasta este instante, no ha podido salir. Por eso se debate y la desesperación es incesante y por instantes se ha confundido y se ha olvidado y no sabe a quién clamar; ya que se ha sentido tan alejado de Mí, que no sabe si existo o no existo realmente.
  14. Si, pueblo, la memoria del hombre ha sido olvidadiza y por eso se encuentra toda la humanidad en desequilibrio, no encuentra un punto de apoyo donde sostenerse ante los acontecimientos que se suscitan a cada paso; y se preguntan los unos a los otros, el porqué de los acontecimientos desconocidos para ellos, se preguntan el por qué el eje de esta Tierra se encuentra en desorden y todo es caos, todo es desolación, todo es confusión y no encuentran la respuesta a su pregunta incesante.
  15. Yo también he creado, he formado la naturaleza de este valle terrenal; contempladla, es bella ante todos los ojos de los hombres, también las manifestaciones que en ella existen sabe embriagar a los hombres débiles de espíritu y de corazón. Pero ya es tiempo de que hagáis uso de loa dones que han permanecido adormecidos desde hace tanto tiempo, desde el instante de vuestra formación, porque hoy en este tiempo he venido a ratificar esas grandezas de las cuales están revestidos los espíritus de la humanidad, en particular los espíritus de Israel; porque el pueblo de Israel, se ha hecho el merecedor, siempre ha sido el señalado por el índice del Padre y puesto que se ha hecho el privilegiado, TIENE QUE SER EL PRIMERO QUE POSEA LAS REVELACIONES DEL PADRE.
  16. Porque la lucha de Israel en su travesía ha sido y será grande y peligrosa, será de gran valor, de gran mérito ante el Padre. Porque no es mi voluntad que debilitéis en vuestra lucha; por eso os estoy entregando las herramientas y las armas necesarias para vuestra lucha espiritual, por eso os estoy reuniendo nuevamente para formar el pueblo fuerte. Estoy preparando las DOCE TRIBUS que tienen que ser reunidas nuevamente, les estoy haciendo el llamado de los distintos caminos, porque por mucho tiempo han permanecido dispersas y es la hora llegada en que estoy echando a vuelo la campana sonora para que se reúnan los que pertenecen a esas tribus, los unos desencarnados y los otros encarnados; porque se han dispersado sobre la superficie de la Tierra.
  17. En este instante los corazones me interrogan y me dicen: -¿Padre, acaso yo soy de alguna de esas tribus? ¿Yo pertenezco a las tribus que estás reuniendo? Si, corazones, todos los que pisáis el dintel de mis recintos, sois los que formáis parte de esas tribus, que no es la casualidad la que os está reuniendo, no es la voluntad del hombre la que os está haciendo el llamado. Todos formáis parte del pueblo de Israel y el pueblo de Israel está formado desde hace tiempo por espíritus que moraron y pertenecieron a las doce tribus señaladas por mi voluntad, por eso habéis escuchado que cuando Yo os marco con el triángulo de mi Trinidad, os doy a saber a la tribu que pertenecéis y os hago conocer también la misión y responsabilidad que tenéis ante mi Espíritu. Ratifico vuestra hereda y ratifico vuestros dones, los revivo y los lleno de gracia, para que ellos sean puestos en práctica en el instante de vuestro cumplimiento.
  18. En este instante un corazón me pregunta: -¿Padre, quienes fueron esas tribus de las cuales nos estás hablando? ¡Bendito seáis, corazón! que estáis atento a lo que Yo os estoy revelando y Yo os digo: Esas tribus en su principio fueron simiente de Abraham, de Isaac y de Jacob, de estos corazones brotaron esas doce tribus y vosotros lleváis de ese linaje espiritual; por eso os he dicho que sois Israelitas por el espíritu, porque todo el pueblo de Israel lleva esa simiente: de Abrahám, Isaac y Jacob, que son los que engendraron las doce tribus que forman el pueblo de Israel.
  19. No quiero que ningún corazón, de los que presentes se encuentran en este instante, se quede con la duda de saber el porqué de estas explicaciones desconocidas para vosotros, pero que paso a paso os iré revelando lo que tengo en mi arcano divino para vosotros. Llegará el instante en que todos me podáis comprender fácilmente, en que todos sepáis dar el análisis correspondiente a mi palabra, porque no quiero que en este tiempo exista la ignorancia en ningún espiritualista sino que persevere dentro de este camino para conocer las manifestaciones que la ciencia ignora, los conocimientos que han sido vedados hasta estos instantes al hombre que se ha ensoberbecido ante mi Sabiduría y no ha querido reconocer mi poder ante su pequeñez.
  20. A todos quiero contemplar con el ahínco, quiero que os vayáis desmaterializando, que os apartéis de los placeres mundanos, que os vayáis haciendo fuertes y os despojéis de la vestidura manchada que por tanto, tiempo habéis llevado, para que paso a paso vayáis templando vuestro espíritu y corazón y esa fuerza se refleje ante las tentaciones y os retenga de ellas mismas y así poco a poco os vayáis acercando a Mí.
  21. Pues mirad que entre las doce tribus, existieron corazones rebeldes y corazones sumisos y vosotros no sabéis, si pertenecéis a los rebeldes o a los sumisos; por eso os estoy preparando a todos por igual para que todos os mostréis ante Mí, revestidos de sumisión y obediencia para recibir en el instante llegado vuestra hereda, lo que os pertenece, lo que ya desde tiempo ha en vuestro ser lleváis; pero que no ha habido hombre en la Tierra que os lo descubra y que solamente Yo os lo doy a saber, puesto que Yo os lo he entregado.
  22. Preparaos, mis hijos, ya no estáis viviendo el tiempo de la ignorancia. Resucitad ante la nueva aurora que os ilumina y contempladme en todo mi esplendor, porque Yo os he dicho que es el tiempo en que todo ojo pecador y no pecador me verá y todo aquél que se prepare, sabrá dar testimonio de Mí y Yo daré testimonio de él, porque ésta es mi voluntad.
  23. Por eso preparaos, -pueblo- porque no quiero que en el instante en que Yo os diga que os quedéis cual Maestro de la humanidad, vaya a cimbrarse vuestro corazón y vuestro cuerpo; porque en 1950 Yo apartaré mi comunicación a través del entendimiento humano y vosotros quedaréis preparados y dispuestos a enfrentaros ante vuestros hermanos, como los apóstoles de mi Divinidad, como los maestros. Porque para después de esa fecha vosotros me representaréis en esta Tierra, seréis los que deis testimonio de que en verdad moró el Maestro en este Tercer Tiempo muy cerca de vosotros, en que en espíritu y en verdad, os congregasteis ante mi Espíritu Divino para escuchar mi concierto celestial.
  24. Pero antes de que llegue el instante de mi partida, quiero contemplar vuestra fe y vuestra perseverancia, porque sin fe no podréis creer en lo que Yo os estoy diciendo, sin fe no podréis acercaros más a Mí y si no tenéis fe, ¿cómo vais a encender las lámparas de fe que se encuentran apagadas en los corazones de los pueblos? ¿Cómo vais a hablar de fe? ¿Cómo vais a dar testimonio de Mí si a cada instante vais dudando?
  25. Si no os levantáis perseverando en seguir escuchando ésta, mi palabra y os despojáis de vuestra vanidad para que podáis revestiros de humildad y por medio de esa humildad podáis ir aprovechando poco a poco de lección en lección la enseñanza que os estoy entregando y así por medio de estas revelaciones y de esta luz, vayáis progresando en vuestra fe; no os creerán. Porque si en vosotros no existe la fe, no podréis levantar la fe de la humanidad y entonces solamente vuestra palabra será causa de confusión, cuando ésta no es mi voluntad.
  26. En alba de gracia el Maestro se apacienta entre vosotros para entablar el concierto con vosotros, porque vais dando vuestros primeros pasos dentro del camino y cuando Yo contemplo vuestra preparación, dispuestos vuestro corazón y vuestro espíritu para escucharme y acercarse a Mí, YO SOY EL QUE ME ACERCO a vosotros antes de que vengáis a Mí; porque en el sentimiento, la intención y el sentido de la palabra que Yo os entrego, ahí va mi Espíritu, allí está mi esencia, mi presencia, mi potencia y me recreo dejando caer mi palabra en vuestros entendimientos, corazones y espíritus.
  27. Yo voy grabando mi palabra indeleblemente en vuestra conciencia para que de ella no sea borrada, para que ella persista por los siglos de los siglos en este valle terrenal y en el más allá. Porque mientras os encontréis en esta Tierra, cumpliréis vuestra restitución y cuando vuestros espíritus se encuentren en el más allá, también seguirán cumpliendo; porque lo que Yo os entrego es espiritual, es divino, es eterno y puesto que es eterno, jamás muere ni aquí en vuestro valle, ni en el valle espiritual, allá donde se encuentran los espíritus en su distinto grado de escalidad hacia la perfección, hacia mi Espíritu.
  28. Ya quiero contemplar que os vayáis apartando de los templos de cantera, DE LAS CEREMONIAS RITUALISMOS RELIGIOSOS, DONDE POR MUCHO TIEMPO HABÍAIS PERMANECIDO ESTANCADOS, QUIERO QUE OS VAYÁIS DESPOJANDO DE TODO CULTO MATERIAL, DE TODA IDOLATRÍA, DE TODO FANATISMO: pues mirad que mi obra espiritualista no admite esas prácticas.
  29. No quiero que en Israel persistan los ritos y ceremonias religiosas, no quiero que os mostréis ante mi Divinidad cual los hipócritas fariseos, quiero que conforme vaya aumentando vuestra fe ante mi Divinidad, vayáis arrancando las raíces que vuestros antepasados dejaron en vos mismo; porque ellos os dejaron una simiente de fanatismo e idolatría y si queréis ser los espiritualistas, os tenéis que ir despojando poco a poco de esas liturgias.
  30. Tenéis que ir apartando de vuestra vista, todo lo que no debéis adorar ni rendir culto. Tenéis que derrumbar el altar material que habláis formado para adorar a vuestros falsos dioses, de esos ídolos e imágenes que sordos han permanecido a vuestras súplicas.
  31. Tenéis que apartar de vuestra vista al becerro de oro, porque no es mi voluntad que busquéis en las cosas superfluas, en las cosas hechas por la mano de los hombres. No es mi voluntad que dobleguéis vuestra cerviz ante las imágenes y esculturas de piedra, madera o metal que los hombres han forjado con su propia mano. Allí Yo no me encuentro, en esas cosas no está mi Espíritu Divino.
  32. Yo me encuentro en lo invisible, en vuestro ser, en el más allá, en todo lo creado por mi voluntad poderosa; porque toda la creación habla de Mí, todas esas expresiones materiales que forman vuestro universo, hablan del Padre, en ellas se refleja mi vida, mi esencia, mi poder y Yo quiero que vuestra vista se recree y así contempléis que mi poder es infinito y no es y no es menester que vosotros me rindáis cultos falsos, cultos de vanidad, de materialismo y de ignorancia.
  33. Comprendedme -pueblo- comprended estas lecciones que os estoy diciendo y penetrad más en mi palabra y en mi sabiduría, que Yo os seguiré iluminando con mi Luz y os haré fuertes con mi poder, porque ésta es mi voluntad. ... ...Habla el guía espiritual: Elías: ¡Gloria a Dios en las alturas y paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad! Amo al Padre, amo al Hijo, amo al Espíritu Santo. Creo en el Padre, creo en el Hijo, creo en el Espíritu Santo. Espero del Padre, espero del Hijo, espero del Espíritu Santo.
  34. Ante tu Divino Espíritu se aposenta el pastor, haciéndote presenté al rebaño que he reunido y congregado desde a temprana hora, porque desde el despuntar la luz del nuevo día he tocado al corazón del pueblo de Israel para que reconociese que era alba en que tu Espíritu venía a comunicarse para dejar tu palabra grabada en cada uno de mis corderos y ovejas. En este instante, los he preparado, le he lucidado el entendimiento a Israel y te lo dejo contrito y arrepentido ante tu Divino Espíritu.. ... ...Habla el Divino Maestro:
  35. Yo a todos contemplo, Israel se ha ido preparando por vuestro espíritu y él está ansioso por recibir mi palabra que es pan de vida eterna, que es bálsamo y que es Luz. Yo les entregaré mi palabra llena de sabiduría para que todos me comprendan, para que todos vayan penetrando cada vez más a la espiritualidad, porque el tiempo es llegado y vuestra lucha será más extensa y más llena de tropiezos; pero vos, Elías, sois la representación de mi Luz y con esa Luz disipad las tinieblas para que el rebaño pueda contemplar la huella que le habéis trazado, iluminada con esa luz bendita.
  36. ¿Hasta cuándo, Elías? ¿Hasta cuándo contemplaré al rebaño completo en su número? ¿Hasta cuándo cesará vuestra lucha entre la humanidad? Mas sois uno con la voluntad divina yeso basta para que luchéis en defensa de este rebaño hasta completar el número señalado por el índice del Padre Eterno Gran Jehová. Porque va a llegar el momento en que el Espíritu Universal descienda hasta este mundo a contemplar a su pueblo, a pedirle cuentas, a hacerle responsable de la humanidad y también vos, tenéis que hablar ante Israel, ante el Padre, también tenéis que interceder y que pedir clemencia pera todas vuestras ovejas.
  37. Habladle a vuestro rebaño, haced de él un rebaño manso y humilde, un rebaño sumiso a la voz de su pastor, para que ya no brinque el cerco prohibido, un rebaño que a cada instante presto se encuentre a escuchar el llamado de vuestra voz, para que él se siga dejando conducir por vuestro espíritu que también es espíritu de gran luz y de gran responsabilidad ante el Padre. Pues es mi voluntad que en este instante le entreguéis vuestro consejo y le habléis de la vida eterna, de la espiritualidad, de la elevación y de la oración. Haced que este rebaño os comprenda y se deje guiar por vos, porque ésta es mi voluntad. ... ...Habla el guía espiritual: Elías.
  38. Gracias Maestro, grande es tu deseo porque este rebaño penetre más a la comprensión de tu palabra, porque este rebaño se haga acreedor de tu enseñanza y así se levante por los caminos a dar la buena nueva, se levante a conducir a la humanidad en este tiempo de maldad y tan lleno de caos.
  39. Yo me apacentaré en los caminos de la humanidad para traer en mi hombro de pastor a las ovejas descarriadas que han de engrosar las filas benditas de Israel, las traeré en mi hombro y el tiempo será llegado en que Yo te haga presente a las doce tribus que han de seguir en el cumplimiento en este Tercer Tiempo.
  40. Noventa y nueve ovejas te he hecho presente, pues voy en pos de la extraviada, de aquella que ha permanecido sorda e indiferente a mi llamado, pero seré incansable e incesantemente le conduciré por el camino de luz, le presentaré ante sus ojos mi manto con el cual la encubriré de las intemperies de los tiempos y así cada oveja que pertenezca a las doce tribus, sea conducida al lugar que le pertenece, porque ésta es tu voluntad.
  41. Con permiso, voy a consolar a mi rebaño, voy a prepararle su entendimiento y corazón para que él con toda preparación y alejado de las influencias de la materia, pueda escucharos y comprender tu palabra para que con ella se alimente conforme es tu deseo divino. ... ...Elías habla al pueblo:
  42. Rebaño amado, en este instante vuestro pastor os da la bienvenida, en el nombre del Padre, por conducto del hijo y en mi nombre que soy la representación de la Luz del Espíritu Santo. Rebaño bendito del redil de Elías, Yo os ilumino antes de entregaros mi humilde consejo, para que podáis comprender lo que en mi palabra humilde os vengo a entregar por mandato del Padre.
  43. En este instante habéis escuchado el mandato que me ha entregado el Divino Maestro, pues Yo con toda sumisión estoy cumpliendo entre vosotros los que formáis esas doce tribus de las cuales habéis escuchado que le he hablado al Divino Maestro.
  44. Porque vosotros sois de los escogidos, de los señalados desde tiempo ha por el Padre, de los que formáis parte de esas doce tribus, desencarnados los unos y encarnados los otros. Que unos moran espiritualmente en el espacio y otros materialmente en este valle de lágrimas, en este destierro que vosotros llamáis mundo, pero que es un destierro donde os encontráis morando para la restitución de vuestros espíritus.
  45. Y en estos instantes os entrego la luz para que se ilumine vuestra fe y la hagáis presente al Maestro, porque por medio de vuestra fe, vosotros iréis penetrando más y más a la espiritualidad, porque por medio de la fe os iréis des ajando del materialismo que lleváis en vuestro ser, porque os atraen más las cosas de la materia que las revelaciones del espíritu. Comprended que habíais fijado vuestra atención para las cosas de la materia y os habíais olvidado de vuestro espíritu, os habíais olvidado de lo que alimenta al espíritu y lo eleva hasta el Padre.
  46. En este tiempo, rebaño amado, os estoy enseñando también a que aprendáis a orar, que vayáis aprendiendo a hacer vuestra oración al Padre; pero que esa oración, que esa conversación que entabléis con el Divino Maestro no sea sentida con el corazón, que esas frases que pronunciéis salgan del corazón, qué sean sentidas por vuestro corazón, para que así ¬puedan ser escuchadas por el Padre. Pero antes tenéis que despojaros de toda vanidad, de todo egoísmo y de toda maldad, para que limpiamente elevéis esa oración, que ya llegará el instante en que solamente con vuestro pensamiento busquéis al Padre, para que Él os pueda contemplar limpios de conciencia y de corazón y se digne escuchar vuestro pedimento y solamente os conceda lo que sea su voluntad.
  47. Ovejas benditas: Tribus amadas de Israel, tribus bendecidas por el Padre y conducidas en los Tres Tiempos por espíritus escogidos por el Padre Eterno, porque en el Primer Tiempo el pueblo fue conducido por un escogido del Dios, por un espíritu fuerte y decidido a la lucha; por una envoltura llena de fortaleza y de valor para enfrentaros a todas las vicisitudes del camino y que supo esgrimir las armas de fe que El Padre le había confiado para que defendiera y enseñara al pueblo a defenderse y él luchó aún en contra de la falta de fe de su pueblo que le había sido confiado.
  48. En aquel tiempo también Israel fue conducido, guiado por el mismo hombre. Fue prevenido por los profetas, por las grandes profecías que le concedió el Padre al pueblo para que se previniera y confiara en Él, y hoy en este Tercer Tiempo también el Padre ha preparado profetas, videntes que os darán el alerta, la conducción para que os defendáis de las adversidades de este mundo.
  49. El Padre ha concedido al pastor, grande y delicada misión para que ese mismo pueblo de los Tres Tiempos, termine su misión en esta travesía. Porque seguís atravesando el desierto y vais atravesando el mar anchuroso, mas ahora vais atravesando la mar tempestuosa de maldad que ha formado la humanidad, porque ahora se encuentra en su tercer altura de perversidad, ahora son los pecados, la maldad de la humanidad la que se interpone como obstáculo en vuestro camino y vosotros con la ayuda de vuestro pastor y la enseñanza y la fuerza que el Maestro os está entregando, bien podéis ir apartando todos los obstáculos que vuestra misma hermana humanidad ponga en vuestro paso, porque Yo os ayudare a vencer esos obstáculos y vosotros saldréis avante.
  50. Llevad, ovejas benditas, llevad para vuestra jornada, Yo os lucido y preparo, os doy mi fuerza de pastor y de guía para que vuestra cruz no sea pesada, para que el fardo que os agobia por momentos, lo apartéis de vosotros con la fuerza que os entrego y así os sintáis libres y fuertes para cargar con vuestro madero, que a imitación de vuestro Divino Maestro vais en este mundo, dejad en mi Espíritu todas vuestras cuitas y seguid adelante en el camino de vuestro cumplimiento, que Yo os perdono y bendigo, en el nombre del Padre, por conducto del hijo y en mi nombre que soy la representación de la luz del Espíritu Santo. ... ...Habla el Guía espiritual al Divino Maestro:
  51. Divino Maestro: He lucidado al rebaño, le he entregado mi consejo y espero que sea doctrinado con la palabra que en este instante vas a entregarle, para que él se levante reconociendo tu bondad infinita y se levanten presurosos libres de todo materialismo, despojados de toda vanidad, de todo orgullo y mala voluntad, a un cumplimiento espiritual. Para que el pueblo en general sea fuerte ante la humanidad y venza todo tropiezo que encuentre en su camino y siga adelante en su cumplimiento espiritual.
  52. Yo te pido me permitas limpiar los caminos de la humanidad, borrar las fronteras para que toda planta extranjera pueda penetrar a tu nación predilecta y siga la huella de Israel, hasta llegar a los lugares preparados por tu divina voluntad y así escuchen tu palabra y sea de plácemes tu Espíritu al contemplar que mi lucha incesante es, infatigable para mi espíritu por ver cumplido tu deseo divino. ... ...Habla el Divino Maestro: a Elías:
  53. Sí, Elías bendito, la gran contienda se entabla con este pueblo, y por eso nos encontramos preparándole incansablemente, por incontables veces me aposento entre mi pueblo para conversar con él, para hablarle a sus espíritus, para ponerle alerta y decirle lo que ha de acontecer en su camino, para que él esté advertido, para que viva con su espíritu preparado y alerta y así no sea ya el sorprendido, el confundido, no sea el hijo de la tiniebla, sino sea el hijo de la luz que con toda claridad pueda hablar del Padre Eterno Gran Jehová, de Moisés, de Jesús, de Elías, para que su palabra sea comprendida por cada corazón que se acerque a él.
  54. Seguid preparando a los guías y sus componentes de los distintos recintos implantados por Mí para que no sean sorprendidos, limpiad los caminos, borrad fronteras para que todo sea un solo camino que conduzca a Mí y todos vengan a Mí.
  55. Lucidad los entendimientos de los hombres, habladles a sus espíritus y hacedles reconocer el tiempo en que se encuentran morando este planeta, porque ya no es el tiempo del letargo, ya no es el tiempo de la ignorancia. Esos tiempos ya pasaron y el hombre esas lecciones no ha comprendido y es menester que vos les abráis sus pupilas a la luz de la nueva aurora que brilla para toda pupila preparada y no preparada. Id, Elías, cumplid con lo que os he encomendado desde el lugar que se os ha señalado en el solio del Padre. ... ...Habla el guía espiritual: Rebaño bendito de mi redil ¡Que la paz del pastor, no se aparte de vosotros! ... ...Habla el Divino Maestro:
  56. Pueblo amado de Israel, con cuanto regocijo preparáis vuestro corazón y vuestro entendimiento para dejar que caiga mi palabra y el consejo de vuestro guía y quede la esencia de esta palabra grabada en vuestro ser por una eternidad, mas mirad que esta esencia no puede ser borrada de vuestra conciencia y corazón. Mas si aparentemente vuestra memoria es olvidadiza, en el instante llegado en que sea mi voluntad de que habléis de M í y de mi palabra, en ese instante vuestras bocas serán grandes manantiales, de las cuales saldrá la palabra grande y sublime en su esencia, de gran sabiduría, llena de luz para apartar la ofuscación de los entendimientos, para apartar las dudas del corazón de vuestros hermanos, porque vuestra palabra será de convicción, de redención y de luz: Esto es siempre que os encontréis preparados y que me hayáis comprendido a Mí, que hayáis comprendido lo que Yo os estoy enseñando y manifestéis las facultades de las cuales os estoy haciendo poseedores, delante de vuestros hermanos, porque ésa, ha sido mi voluntad.
  57. Preparaos para que os hagáis dignos de poseer en vuestro espíritu, las revelaciones que guardadas tengo en mi arcano para vosotros; porque os estoy llenando de complacencias para que por medio de estas complacencias podáis poseer las grandes revelaciones que Yo os seguiré dando a conocer, porque vosotros sois los que tenéis que estar preparados para que el mañana quedéis en defensa de mi obra, que seáis los que deis testimonio de las manifestaciones espirituales, los que demostréis que en verdad existen las grandes manifestaciones divinas y eternas, los conocimientos ignorados por los hombres científicos y que solamente Israel los conocerá por medio de una buena preparación.
  58. Mirad, mis hijos, que por eso os estoy preparando, porque estoy haciendo el llamado a todos los seres humanos en general, porque de las distintas sectas se están apacentando los unos para escudriñar mi palabra, los otros para desgarrarla; pero no importa, todos vendrán por distinta causa para que se den cuenta de que soy Amor y para todos estoy derramando mis complacencias, porque llegará el instante en que los científicos y los teólogos os interroguen y vosotros con mi palabra les apartéis su confusión.
  59. Mirad cómo se encuentran en las religiones solamente confundiéndose más y más con las teorías de los hombres que se han convertido en guías de esas ovejas descarriadas que no encuentran la Verdad y que sedientos y hambrientos están de esa Verdad y su mirada espiritual ansiosa está por contemplar esa luz que por mucho tiempo no la han contemplado, pero que llegará el instante en que si Israel, me comprende, si Israel se levanta lleno de conocimientos y revestido de las galas espirituales que Yo a cada instante le entrego; Israel vencerá con Amor y esclarecerá toda confusión e idea tergiversada de los hombres, entonces Israel apartara toda tiniebla y dará el análisis de lo espiritual, de lo divino, de lo que existe y existirá por siglos de siglos, porque ésa, es mi voluntad.
  60. Sí, Israel, porque Yo no tengo principio ni fin, en Mí no existe un principio de formación. Yo siempre he sido, soy y seré por una eternidad, porque mi Espíritu no perece, soy inmortal y de esa vida he hecho poseedores a vuestros espíritus y desde el instante, en que han brotado de mi Ser Divino, también ellos son inmortales y vivirán conmigo por una eternidad. Por eso os he dicho que vuestros espíritus son de naturaleza divina y todo espíritu que morando se encuentre en el valle espiritual, tiene que ser respetado y considerado como una partícula dimanada de mi Espíritu Divino. ... ...El Divino Maestro, recibe al cuerpo de Media Unidad:
  61. Cuerpo de facultades, cuerpo de la media-unidad que os habéis levantado afanosos en alba de gracia para hacerme presente vuestro cumplimiento, Yo os recibo. Yo recibo ese gran ahínco, recibo el despojamiento de las cosas del mundo, porque os habéis apartado de todo lo del mundo para veniros a recrear únicamente con las manifestaciones que confortan y reaniman, con las manifestaciones espirituales que os dan vida y fortaleza para seguir en vuestra caminata terrenal. Bendito sea vuestro corazón que grandemente va luchando con vuestra propia envoltura para acercaros al Maestro, para acercaros al pan de vida eterna y haceros acreedores de conversar con mi Espíritu Divino.
  62. Acercaos, ¡oh espíritus benditos! que os contemplo fatigados por la faena de vuestra vida material, porque a pesar de que sois espíritus, tenéis que luchar y que convivir con vuestras envolturas y descender hasta lo material será vuestra restitución. Pero no temáis, llegará el instante en que vuestra lucha en lo material será menos pesada y poco a poco os iréis elevando en compañía de vuestras carnes y entonces la carne será sierva de vosotros y os dará la facilidad para guiarla y cumplir a través de ella y entonces sí, no serán esas envolturas el primer obstáculo para vuestro cumplimiento, sino serán un instrumento dócil y manejable para vosotros. Vosotros contemplaréis esta promesa cumplida, vosotros os regocijaréis porque vuestra restitución será menos difícil de cumplir en este mundo y la evolución vuestra irá siendo más rápida, porque ésta es mi voluntad.
  63. Yo recibo en este instante vuestra cosecha, ella es en mi granero y Yo os entrego una espiga dorada, os doy nueva semilla para que sigáis sembrando, doy lustre a vuestras herramientas para que sigáis cavando y preparando las tierras, llevad el agua cristalina y con esta agua regaréis las tiernas plantas para que con vuestros cuidados puedan florecer y dar el buen fruto, porque Yo os he dicho que el fruto es reconocido por su buen sabor, porque de vuestro cultivo y de vuestros cuidados depende que ese fruto salga con el buen sabor, por eso os entrego todo lo necesario para su cultivo, y en próxima alba me hagáis presente el fruto multiplicado el ciento por uno y así Yo os corone con la corona de laurel que invisiblemente posaré en vuestras frentes, porque ésa es mi voluntad.
  64. Tomad la fuerza y seguid adelante, no desmayéis ante los obstáculos que los vuestros pongan en vuestro camino, cerrad vuestros oídos para ese palabrerío y solamente ponedlos atentos a mi palabra que os da vida y fuerza y que os estimula a cada instante.
  65. No os alejéis de mi Espíritu, que Yo os cogeré de la mano y como el buen guía os conduciré por el camino que conduce a la felicidad suprema y eterna.
  66. En este instante hago estremecer vuestras materias, sentid mi fuerza y tomad mi Luz, Yo os revisto de fortaleza, os baño de mi Luz y os levanto a la nueva lucha porque es alba de gracia en que habéis venido a darme gracias por las caridades y beneficios que habéis recibido en vuestra vida y al mismo tiempo también para recibir el nuevo cumplimiento y Yo en este instante os he recibido y os he entregado, ahora falta que vosotros os levantéis a dar cumplimiento a lo que os he entregado. ... ...El Divino Maestro habla al mundo espiritual de Luz:
  67. Mundo espiritual: ¡Venid a Mí! Yo os recibo en mi regazo y os doy la bienvenida en este instante en que venís también a entregar vuestro cumplimiento. ¡Venid a Mí y entregádmelo! que Yo lo recibiré y os entregaré gran potestad y Luz para que os sigáis manifestando entre fa humanidad conforme es mi voluntad.
  68. Espíritus benditos: Unos me pedís la fuerza para las envolturas, la luz para los cerebros por los cuales os comunicáis y me decís: -Maestro, mira a mi protegida que por instantes quiere desmayar en el camino del cumplimiento por su falta de fe, aun contemplando los prodigios que nosotros en tu nombre estamos haciendo entre la humanidad, quieren quedarse a la medianía del camino. No permitas Maestro, que ellas dejen la cruz del cumplimiento a la medianía del camino, porque entonces, ¿cómo vamos a cumplir tu mandato? ¿Cómo vamos a hacer menos pesada nuestra restitución? ¿Cómo vamos a hacer méritos ante tu Espíritu Divino?- No temáis, mis niños espirituales, Yo os concederé gran potestad para que hagáis que estas envolturas se levanten y den cumplimiento a la misión que se les ha encomendado, para que ambos podáis seguir dando testimonio de Mí, de los prodigios que por mi voluntad os estoy concediendo.
  69. ¡Llevad, mundo espiritual! Yo os revisto de grandes galas de mi Espíritu Divino, os concedo que os manifestéis con gran claridad, que deis los grandes análisis de lo que es mi obra, de lo que sois vosotros y a qué habéis venido en este Tercer Tiempo; porque a vos os he concedido una manifestación más materializada, para que deis a comprender a la humanidad, que es el Tercer Tiempo en que todo espíritu encarnado y desencarnado tiene las complacencias del Padre, complacencias que os ayudarán para vuestro despertar, para aumentar la fe en los corazones humanos y hacer que nazca el Amor al Dios único y verdadero.
  70. Mi mundo espiritual: Os doy un grado de escalidad más y sed de regocijo, que la vara de justicia que os he entregado, ella no se apartara de vosotros y Yo os diré cuando debéis hacer uso de ella, porque si las envolturas se tornan en perezosas y no quisieran levantarse a su cumplimiento, vos en mi nombre les amonestareis y si no os es posible persuadirlas, si grande es su realidad de no querer restituir con Amor, entonces retirad por un instante vuestra protección y dejad que sea el dolor, el que las toque, que permanezcan en el sufrimiento hasta que reconozcan su falta de comprensión a la misión que les he entregado, porque ésta es mi voluntad. Yo recojo vuestro pedimento y os revisto de mi potestad y seguid manifestando vuestro Amor, vuestra obediencia y sumisión a mi mandato, porque Yo lo mando y lo ordeno, en mi nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Emprended vuestro vuelo y sed de plácemes en vuestro cumplimiento.
  71. Levantad vuestra planta, cuerpo de la media-unidad y sed en vuestro cumplimiento, que no seréis vosotros los que deis testimonio de mi Divinidad en ese instante en que el mundo espiritual se comunique con vuestros hermanos, serán mis siervos benditos los que den gran testimonio de Mí y ellos os testificarán también a vosotros, porque llegará el instante en que vosotros por vuestra espiritualidad, seréis los que testifiquéis a mi Divinidad y al mundo espiritual, en mi nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Levantad vuestra planta y seguid a vuestro Maestro en el camino del cumplimiento.
  72. En este instante vaya derramarme en caridad en todo el universo y en particular en mi pueblo de Israel, porque se ha hecho acreedor a que Yo le entregue lo que ha menester en el camino.
  73. Pueblo de Israel: ¿Qué me pedís por vuestra hermana la humanidad? ¿Qué es lo que en este instante me hace presente el mundo? Ingratitud, confusión, debilidad en sus propósitos y en sus ideales y todo es incomprensión, de los unos a los otros. Pero Yo os preparo -pueblo- para que seáis el consuelo de esa humanidad, para que salgáis a darle la buena nueva, para que os convirtáis en los intercesores ante mi Espíritu Divino y así esa humanidad alcance a saborear lo que vos estáis saboreando.
  74. Pero no quiero, contemplar confusión en vosotros, no quiero mal interpretéis mi palabra, no quiero que os juzgues de os unos a los otros. Mi voluntad es que os unáis de espíritu y de materia, que os unáis espiritual y materialmente para que vuestra unión sea fuerte y así de esa fortaleza podáis compartir a vuestros hermanos en sus momentos de debilidad, porque vos -mi pueblo- sois el sostén de la humanidad, sois el cimiento de la fe de esa humanidad y os he hecho responsable, de que esas lámparas no se extingan, porque vos tenéis el deber de velar y orar porque la fe del mundo sea nuevamente en los seres humanos. Esa fe, que no contemplo desde hace mucho tiempo en los corazones de mis hijos, pero que vosotros os encargaréis de hacérmela presente cómo es mi voluntad.
  75. Llevad, universo entero, Yo por el pedimento de Israel os entrego mi caridad, contemplo vuestra menesterosidad, vuestra purificación y os doy la fuerza para que sigáis en ella hasta que os hagáis acreedores a que sea apartada de vuestro camino. Pero no temáis, Yo os seguiré fortaleciendo y os enviaré a mi mundo espiritual para que él se manifieste en ayuda, en caridad y aparte la tiniebla y solamente reine la luz de mi Espíritu Santo entre vosotros, porque ésta es mi voluntad, en mi nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
  76. Naciones, comarcas, aldeas, provincias, chozas donde habitan reencarnados los espíritus de mi pueblo de Israel, Yo os entrego la preparación, es mi voz la que os hace el llamado y es mi fuerza la que os hace estremecer y es mi Espíritu el que se acerca a vosotros para que sintáis mi presencia y me recordéis por un instante, que en ese instante Yo me derramaré y os entregaré para vuestra subsistencia, para las necesidades que tengáis en vuestra vida material, que ya llegará el instante en que os entregue para las necesidades de vuestros espíritus, porque ésta es mi voluntad.
  77. Lugares todos de expiación: Presidios, hospitales, lechos del dolor, chozas en donde sufren mis hijos, en este instante me derramo en caridad, en bálsamo y en Luz. Sí Israel, todos sois mis hijos y todos tenéis derecho a participar de mi caridad, en mi nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
  78. Aguas que me hacéis presentes, que esperando os encontráis mi bendición. Yo os entrego la Luz y os convierto en bálsamo de curación y en todo lugar en que fueseis depositadas con Amor, ahí obraréis en prodigios, manifestaréis la potestad de que Yo os he saturado y daréis testimonio de que en verdad, es Israel el que ha depositado toda su confianza en vosotras y por eso se ha levantado a regaras por todo el haz de la Tierra, porque Israel, es testigo de que os saturo en este instante y por esa fe, confía en vosotras.
  79. ¿Estáis conforme, Israel? ¿Qué más queréis que os entregue? Os he hartado y ya no tenéis qué pedir a vuestro Padre, puesto que todo os lo he entregado. Seguid velando y orando, penetrad en vigilia para que podáis comprenderme y ya os levantéis con gran fe, testificando mi Verdad y mi poder.
  80. Pueblo amado: En vuestros momentos de meditación, buscadme en lo infinito, en lo invisible, buscadme en lo intangible y también muy dentro de vos mismo para que converséis con mi Espíritu que si así lo hiciereis, muy cerca sentiréis mi presencia, ¡porque ésta, es mi voluntad!, que Yo os perdono y bendigo en mi nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

¡Mi paz, sea con vosotros!

EL DIVINO MAESTRO: CRISTO.