Cátedra 1884a50 H4

De Wiki Espiritualista
Saltar a: navegación, buscar

CATEDRA DEL DIVINO MAESTRO

SEXTO SELLO: LA SABIDURIA DIVINA

TERCER TESTAMENTO 1884-1950

DOCTRINA ESPIRITUALISTA

TEMA: LOS HERMANOS ELEMENTOS

GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS Y PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD.


  1. Mundo envuelto en sombras, Yo os ilumino. Mundo atormentado, Yo os consuelo. Mundo triste, llegue hasta vos la consolación del Mesías verdadero que había de llegar hasta aquí en este Tercer Tiempo.
  2. ¡Bendito seáis, ¡oh! mundo iluminado con mis pensamientos y bendito seáis vos, ¡oh! pueblo de: mis complacencias, recibid la caricia, la ternura y la bendición del que tanto os ama. Recibidlo, en alba bendita de gracia, en alba de día del sol.
  3. Bienvenidos seáis vosotros al centro de Amor del Cristo, bienvenidos seáis vosotros, creyentes o increyentes, dudosos o afanosos para llenar vuestra ánfora interna con el consuelo del que sabe llegar a lo más profundo de vuestro ser.
  4. Al daros mi saludo, al daros mi caricia, al acercaros a Mí, -pueblo mío- os doy la bienvenida y os digo: -aquietaos-.
  5. Nuevamente son mis pensamientos, -no mi Espíritu- los pensamientos elevados, los pensamientos límpidos, que desde las más altas mansiones de perfección llegan hasta vos para encauzaros, para iluminaros, para guiaros, para hacer una nueva vida para vos; el ensanchamiento espiritual, para que abarcándolo todo con vuestro espíritu, podáis llegar hasta el centro de vuestro Padre Dios, de donde emanasteis un día.
  6. Bienvenida seáis vos, -oveja, perdida en el camino- bienvenida seáis vos, porque en verdad, el Cristo de vuestros pensamientos -pero todavía no el Cristo de vuestras obras- se manifiesta a través de antena humanar para daros la bienvenida. Salud y paz al pueblo de mis complacencias.
  7. Glorificados seáis vosotros, glorificados seáis en el Amor del Padre y glorificados seréis si encontráis el verdadero camino, el verdadero sendero de perfección.
  8. Aquietad vuestras mentes, aquietad vuestras materias y escuchad me una vez más, porque nuevamente la Luz de todos los tiempos no se hace esperar. ¿POR QUÉ? PORQUE ESTÁ EL MUNDO ATORMENTADO, PORQUE TENÉIS EL CORAZÓN TRANSIDO DE PENA, PORQUE LAS INCERTIDUMBRES SON Y SERÁN, SIEMPRE QUE NO OS IDENTIFIQUÉIS CON LAS LEYES SUPERIORES DE MI PADRE CELESTIAL. LAS EQUIVOCACIONES, OS LLEVAN POR CAMINOS TORTUROSOS Y HE AQUÍ QUE PARA ILUMINAROS PONGO ALTA LA LAMPARITA VOTIVA, PARA QUE ESA ALUMBRE VUESTRO SENDERO Y NO OS TROPECÉIS EN EL CAMINO.
  9. Una vez cayéndoos y otras levantándoos, os acerco a Mí, y por cuanto con el corazón lleno de amor y de anhelos os acercáis para escuchar al Maestro, Yo os recibo y os bendigo, como recibo también a aquellos que se acercan a Mí, habiendo adquirido la costumbre dominical de escuchar al Señor.
  10. Bien, heme aquí, el Señor de la Vida y del Amor es entre vosotros en una o en otra forma, o en diversas formas que os acerquéis, de todos modos sois bienamados, de todos modos mi Amor os recibe ,a todos por igual, a todos guio, a todos encauzo y para todos es mi complacencia y mi perdón.
  11. Los tiempos son llegados. Los tiempos se manifiestan según mi palabra, que habéis escuchado ha mucho tiempo, no podría ser de otra manera, porque los mundos y los soles pasarán más mi palabra jamás dejará de ser cumplida; los tiempos han llegado, los cataclismos de los cuales tenéis conocimiento.
  12. Fijaos mi pueblo, alba tras alba, nuevas desdichas hacen conmoción en vuestro mudo, en este pequeño planeta Tierra, planeta de restitución de llanto, de lágrimas, de amarguras, alba tras alba en distintas formas, llega a vuestro conocimiento los cataclismos que se suceden; las guerras, los movimientos telúricos, todo va llegando a vuestro conocimiento y muchos de vuestros hermanos, en masa han caído.
  13. ¿Entonces qué quiere decir todo esto? Esto mismo que hoy os horroriza, no es más que la consecuencia, el agitarse de la Tierra, el desprendimiento, la agonía de este mundo, de esta edad y el nacimiento, el resurgimiento de una nueva edad, es como si dijéramos el alumbramiento doloroso de una nueva edad.
  14. El desquiciamiento actual, es para terminar con los viejos moldes, con las teorías antiguas, para que venga el resurgimiento de nuevas ideas espirituales, porque el nacimiento de una nueva raza, se acerca ya. Por eso, VOSOTROS DEBÉIS ESTAR PREPARADOS PARA SER LOS MAESTROS QUE ENSEÑEN A ESA NUEVA RAZA, LOS QUE QUEDÉIS DE VOSOTROS, PORQUE LAS TRES CUARTAS PARTES DE LA HUMANIDAD, PERECERÁ Y OTRA PARTE QUEDARÁ.
  15. Pues bien, como vosotros no sabéis quiénes quedaréis, preparaos, para que los que quedéis, podáis enseñar a los hijos de la nueva raza que está por surgir en la nueva edad.
  16. Estáis viviendo vosotros en el Tercer Tiempo. En el Segundo Tiempo, Yo estuve en la Tierra, como hombre, para enseñar a los hombres, en contacto inmediato con el pecado del hombre, puesto que con pecadores y pecadoras viví y conviví.
  17. La Era de la Luz, la edad en la cual el hombre tiene que resurgir, pensar, analizar y buscar más allá: qué hay más allá de las estrellas, qué hay más allá, es la edad de mayor evolución. Esta edad que estáis viviendo es una edad de estancamiento.
  18. Todo se mueve en el universo y al moverse todo en el universo, tiende al mejoramiento, a la elevación. El mismo planeta terrestre tiene que surgir purificado. También los planetas, los soles y los astros cambian. NO SOLAMENTE TIENE QUE EVOLUCIONAR EL HOMBRE, TODO EVOLUCIONA A TRAVÉS DE LOS SIGLOS.
  19. YO OS AMO Y OS BENDIGO, HOY MÁS QUE NUNCA, PORQUE EN ESTA EDAD QUE VA A RESURGIR, LOS HOMBRES SERÁN MÁS ESPIRITUALIZADOS, LOS HOMBRES TENDRÁN TENDENCIAS MÁS NOBLES. EL ALMA SE EXPANDIRÁ Y SE ELEVARA BUSCANDO LA SUBLIME VERDAD, LA VERDAD QUE ES MI PADRE DIOS, el punto final a donde la humanidad tiene que llegar un día. ¿Cómo? A través de los siglos penosas experiencias tendréis que pasar. Si no aligeráis el paso, desencarnareis volveréis a nacer, iréis y volveréis tantas veces como sea necesario para vuestra propia evolución.
  20. Este Tercer Tiempo, Yo lo amo y lo bendigo, hoy más que nunca, porque al terminar una era y al comenzar otra era, y al comenzar otra era, es la tarea dolorosa, difícil, porque el hombre no me ha entregado todavía su corazón. El corazón del hombre todavía no me pertenece, porque el corazón del hombre está todavía con las cosas del mundo; porque las preocupaciones del hombre son todavía para mejorar, mejorar quiere siempre hombre, con mejoría en la parte material, pero no aspira por el mejoramiento espiritual, por eso el corazón del hombre todavía no me pertenece.
  21. Pues bien tarea difícil, tarea ardua, pero amorosa. ¡Cuánto place a mi Ser, seguir laborando! Tarea santa de Cristo, tarea sublime de Cristo de enseñar a los hombres. Mientras más ardua es la tarea, más méritos desplegados ante la mirada amorosa y sublime de mi Padre Dios; y Yo os llevaré, yo os digo que os llevaré, que llegareis; un dia; porque nadie conocerá al Padre, si no es través del hijo.
  22. ESCUCHAD BIEN, HA HABIDO MUCHOS PENSAMIENTOS QUE HAN LLEGADO HASTA MÍ EN QUEJA, DESCONTENTAMENTE: -SEÑOR, SEÑOR, -DICEN LOS PENSAMIENTOS- ¿PORQUE SI TÚ AMAS TANTO A TUS HIJOS, SI AMAS TANTO AL MUNDO ENTERO, POR QUÉ HAS PERMITIDO SEÑOR, QUE LOS CATACLISMOS ACABEN CON LAS MULTITUDES EN MASA, YENDO Y PERECIENDO ENTRE ELLOS, NIÑOS Y MUJERES INOCENTES? ¿POR QUÉ SEÑOR, LO HAS PERMITIDO? ... ... Escuchad mi contestación, amados:
  23. Agrupados están los núcleos de seres que tienen que caer, unos inocentes, otros no. Y ¿qué significa para Dios la caída de los seres, el dejar la materia, sea en una forma o en otra? Porque si yo os diera a escoger a vosotros la dase de muerte que os placiera para cuando entreguéis vuestras cuentas definitivas; si Yo os dijera a cada uno de vosotros escoged vos la forma que más os agrade, la forma de morir que os plazca, después de pensarlo mucho, me dirías así: -Señor ninguna muerte es agradable, todas las muertes son amargas, en verdad, Señor, no podemos escoger ninguna.
  24. PUES BIEN, AQUELLOS QUE CAYERON ASI, ES LO MISMO QUE SI HUBIERAN CAÍDO EN OTRA FORMA. ¿SABÉIS DÓNDE ESTÁ LA DIFERENCIA? EN LAS OBRAS. CUANDO SE APARTEN LOS UNOS DE LOS OTROS, UNOS PARA ENTRAR EN EL REINO DE LA PAZ EN EL DESCANSO Y OTROS PARA SEGUIR LA VIDA DEL ALMA, EN PLENA PURIFICACIÓN ESA ES LA DIFERENCIA, LA FORMA DE LA MUERTE NO QUIERE DECIR NADA, vosotros moriréis también, pero ninguno de vosotros sabe cómo terminará el último día de su existencia.
  25. Lo esencial, lo primordial, cómo este vuestra preparación, como este vuestra conciencia, cómo esté vuestra alma. ¿Vuestra alma está blanca, sin mácula? ¿Vuestro corazón palpita para Dios? ¿Lo habéis llenado de Amor? ¿No os acusa la conciencia de ninguna falta? ¡Ah! entonces nada tenéis que temer a la muerte, sea como fuera y como llegue. Lo importante es saber lo que habéis acumulado para la vida del espíritu, que el cuerpo, como quiera que, sea, quedará en la Tierra. ¿Me estáis comprendiendo, bienarnados?
  26. ¿QUÉ INTERESA, ENTONCES, QUE CAIGAN LAS MULTITUDES CUANDO LAS AGUAS SE DESBORDAN Y A TORRENTES SE LLEVAN A LOS HOMBRES, A LAS MUJERES Y A LOS NIÑOS? ¿Qué interesa entonces, que grandes cantidades de estos seres amados, al precipitarse las rocas y al abrirse las grietas en la Tierra, se los haya llevado en su seno, en el seno oscuro de la tierra? Y Yo os digo, que en verdad, es un instante menos que el destello de un relámpago, el desprendimiento del alma de la materia.
  27. Entonces, ¿qué os interesa la forma, si lo que debe preocuparos es saldar la cuenta que habéis contraído con la Suprema Causa de todas las causas, con el Santo Uno universal? Lo demás, ¿qué os interesa? ¿Qué os interesa la forma de la muerte que tengáis?
  28. Es así como aclaro a vosotros lo que el pensamiento en inconformidad ha dicho:- “Señor, tú no puedes permitir esto”-. YA MUCHOS DE AQUELLOS ESTÁN EN EL 1UGAR QUE LES CORRESPONDE DE PAZ, MUCHOS DE AQUELLOS QUE CAYERON, NO HA MUCHAS ALBAS, SE ENCUENTRAN YA EN EL LUGAR DE PAZ, DE LUZ Y DEY DE DESCANSO; OTROS NO, QUE A CADA UNO SEGÚN SU MERECIMIENTO, ASÍ RECIBIRÁ, ASÍ RECIBIRÉIS VOSOTROS TAMBIÉN.
  29. He aquí, por eso el mundo atormentado sigue esperando y vosotros seguiréis esperando. Estad preparados, en el fin del año de cuarenta y nueve y principios del cincuenta, donde en verdad os digo, no olvidéis mis palabras, el dolor será en cada hogar y ninguno que no sea tocado por el aguijón doloroso, dejando la muestra doliente, acerba.
  30. Es así, como os doy el llamado de alerta, una vez más, ya que mucho lo habéis escuchado y lo habéis olvidado. Si sabéis lo que viene tras de vos ¿por qué no os preparáis para que no estéis desprevenido? Para que sepáis entonces que las cuentas debéis tenerlas, -como buen matemático- ¬debéis tener las cuentas todas en regla, para que cuando llegue el momento, no os sobrecoja el pavor de lo desconocido, para que estéis pendiente, para que sepáis que en el último momento, que no sabéis cuándo será, estéis dispuesto para entregar siempre buenas cuentas y no estéis con las manos vacías.
  31. ¡PREPARAOS, PARA LOS TIEMPOS DOLOROSOS! QUE TODAVÍA EL AMARGOR DE LA COPA DE CICUTA NO LA HABÉIS PROBADO. ¡PREPARAOS! NO PORQUE OS AME MENOS, NO; ES PORQUE LAS COSAS TIENE QUE SER ASÍ. OS LO HABÉIS GANADO A PULSO.
  32. El mundo amalgama desamor, injurias, odios y venganzas, deshonras, murmuraciones, engaño, calumnias, todo lo acumula la humanidad a través de los siglos y mi palabra y mi pensamiento se ha manifestado en la Tierra para encausar a los hombres, y ellos sordos y ciegos no han querido escuchar.
  33. Entonces, no os queda otra alternativa, que desandar el camino equivocado, ¡volved a vuestro primer Amor! al Amor de Dios, el Amor del cual surgisteis un día. ¡Volved otra vez! hombre que me escucháis, volved por el buen sendero de rectitud, de alta moral de misericordia, de equidad, de buenas costumbres. ¡Volved hombre! porque en verdad, no sabéis la, hora, el momento o el instante de entregar cuentas.
  34. ¡VOLVED, MUJER! POR LOS FUEROS DE LA VIRTUD, VOS QUE ERAIS LA SACERDOTISA DEL HOGAR, VOS QUE DIRIGÍS EN VUESTRO HOGAR A LOS SERES QUE ESTÁN A VUESTRO DERREDOR. VOLVED CON MANO SUAVE, CON LA TERNURA INFINITA DEL CORAZÓN SENCILLO, DE LA QUE ES BUENA MUJER PORQUE ESTÁ LLENA DE VIRTUDES.
  35. ¡Volved! todos vosotros, dando el buen, ejemplo. Porque es el momento de que la palabra sea y que no la guardéis. Descuidad por aquellos que aún no creen en Mí, decid a aquellos que no me escuchan, decidles que el momento ha llegado, que no es venganza de mi Padre Dios, es el momento de la depuración, el mundo debe ser depurado y las almas, hijas de Dios, tienen que ser también depuradas y escogidas.
  36. Sí, no es venganza de mi Padre Dios que a mucho tiempo estáis escuchando. No podía quedar la Tierra empapada de sangre, de víctimas, inocentes unas. No es posible. La Ley de Causas y Efectos se manifiesta en todos los momentos de vuestra vida.
  37. Mi pueblo, ¿por qué escuchando, cerráis vuestros oídos y no queréis entender? Muchos de vosotros escucháis, pero deliberadamente no queréis aceptar de mi palabra y de mi enseñanza. ¿Por qué os hacen daño las verdades que emanan del Sublime Pensamiento?, que no quiere para vosotros más que vuestro bien, vuestra propia redención, redención para los hijos que moran en la Tierra.
  38. ¡Redención, redención! ¡oh! mi Padre: Redención para vuestras criaturas, antes de que sea tarde para ellas, dales todavía un plazo, dales todavía una tregua, ¡dales Padre! todavía momentos para que rectifiquen su vida, para que si equivocados han estado, ha muchos siglos, vuelvan hoy por sus fueros de la espiritualidad, vuelvan otra vez a amarte como un día te amaron cuando eran seres virginales, cuando no habían pecado todavía.
  39. Escuela de Cristo es esta Escuela: NUEVA VIDA, escuela donde en núcleos y grupos, venís para sentir en el corazón, la saeta divina que penetra al corazón sin herir a la carne, grupos que os acercáis a aprender, grupos que tenéis el corazón frío para las cosas espirituales, pero que ahondáis porque leyendo mucho, queréis abarcar mucho y estáis sedientos de enseñanza, del saber, de la Sabiduría, hombres que mucho leéis ¿no sabéis que donde no hay Amor, no puede existir Sabiduría? Aprended primero la Gran Ciencia del Amor y después será con vosotros la Gran Ciencia de la Sabiduría.
  40. ¿No recordáis vosotros, que mis escogidos en el Segundo Tiempo, los verdaderos apóstoles, acaso eran hombres sabios, entendidos? No, eran hombres pobres, míseros, ignorantes y a través del tiempo, ¿qué hicieron esos hombres? ¿Cuál fue la labor de esos hombres De alta y sublime Sabiduría? Ellos aprendieron en fa Escuela de! Amor, en la escueta de la renunciación, en la escuela del sacrificio.
  41. Hay muchos que se dicen cristianos, y Yo busco al cristiano en el fondo de! corazón: ¿A dónde están los verdaderos cristianos? Hay muchos que llevan la cruz, pero ¿a está la cruz del sacrificio y de la renunciación?
  42. Buscad primero para el espíritu; pero buscad la sensación delicada, la dulce sensación del sentimiento. Yo recibo a los sensitivos y en ellos me derramo, en ellos me complazco.
  43. DICHO ESTÁ MÁS VALE SENTIR, QUE SABER, porque después de sentir, el campo es fértil, está preparado y entonces el que sabe sentir, el sensitivo, está mayormente dispuesto para aprender, entonces, la ciencia de la Sabiduría viene a él, Y UNIDOS ÉL LA VEZ EL AMOR Y EL SENTIMIENTO CON LA SABIDURÍA, EL CONOCIMIENTO TAN NECESARIO TAMBIÉN PARA EL ESPIRITUALISTA, EL CRISTIANO DE VERDAD.
  44. Entonces, si en esta escuela mía, Escuela de Cristo, se imparte a la vez la caricia, la ternura infinita, mi enseñanza infinita profunda para los que tienen anhelos de aprender, Yo os hare unas preguntas en este momento, para saber si en verdad ya habéis aprendido algo.
  45. Es verdad, solamente al anuncio de que harta unas preguntas, ya el temor ha sobrecogido a muchos pensamientos y dicen para sí: Ojala y el Señor no me pregunte a mí, ojala que el Señor se olvide de que estoy aquí y no me pregunte a mi en particular.
  46. No temáis, Yo haré las preguntas y contestará aquél que esté capacitado para contestar. No temáis, no temáis jamás al Cordero Inmolado, que viene a encauzar a sus pequeños parvulitos. Si no fuerais parvulitos, ¿cómo entonces podría haber dispensación? Nada exige al que poco pueda dar. No temáis, acercaos siempre al Amor, al Amor desbordante y no me temáis a M I, -amados- jamás me temáis, porque soy el Amor que todo lo dispensa que todo lo disculpa y lo perdona.
  47. Ahora, Yo pregunto a mi pueblo amado, que se acerca lleno de penalidades y de tribulaciones, pero que ya ha escuchado mucho, contestadme, aquél que esté capacitado para contestar, de acuerdo con mi pregunta: ¿POR QUE FACULTAD DEL HOMBRE SE MANIFIESTA EL CRISTO?
  48. Por la alta conciencia. Por la conciencia superior se manifiesta el Cristo en vosotros. Por fa conciencia superior se manifiesta el Cristo en el hombre.
  49. ¿COMO SE PLASMA Y CON QUE LA ALTA CONCIENCIA? Con las buenas obras plasma el hombre la alta conciencia, la conciencia superior. Hay muchas preguntas que Yo os haría, pero os veo confusos, temerosos a equivocaros en las respuestas. No estáis acostumbrados a que el Maestro os pregunte. Yo os digo en esta alba, que llegará un momento en que haga un examen a vosotros. Quiero, darme cuenta, no porque lo ignore, pero quiero saber hasta dónde habéis escuchado, en ésta mi enseñanza y las enseñanzas de mis enviados espirituales. Quiero saber hasta dónde habéis analizado y os habéis profundizado.
  50. ¿No es ésta una escuela, amados? Entonces, ¿a qué se va a las aulas? ¿No es a aprender? ¿y después de haber aprendido, no los Maestros preparan los exámenes, para saber cuál es el adelanto de los discípulos? ¿Entonces creéis que estoy en el lugar que me corresponde, preguntando a los míos? Bien, entonces no os atormentéis, los que habéis contestado estáis bien, no habéis cometido equivocaciones, os habéis acercado, mas Yo quiero una contestación concreta y no por eso me pidáis perdón. Es el Maestro del Amor que está examinando a sus pequeñitos, para saber cuánto han adelantado.
  51. Será la última pregunta, para que no os atormentéis en esta alba, porque de cierto, llegará el tiempo en que se les pregunte a aquellos profanos que se burlan de la Doctrina, de mi enseñanza. Estando preparados, podréis defender la causa suprema del Amor de Dios, podréis hablar con la seguridad y firmeza de aquél" que sabe lo que contesta, porque sabe que no se equivoca. Eso quiero, que tengáis vosotros el conocimiento profundo, para cuando venga alguna polémica con ¬alguno que me niega, con algunos que sonríen con sarcasmo, diciendo: ¿estos son los que escuchan a JESÚS de Nazareth?
  52. Estad preparados, quiero mentes amplias, limpias, quiero pensamientos que ahonden, que busquen la Verdad, y así, Yo pregunto, pero fijaos para que contestéis lo más claramente posible, dentro de mi pregunta formulaba:
  53. ¿QUE ES Y COMO SE DESARROLLA LO QUE VOSOTROS LLAMAIS MILAGROS? ES LA REALIZACIÓN DEL ESPÍRITU, ES LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU DEL HOMBRE, A TRAVÉS DEL MISMO HOMBRE.
  54. El espíritu del hombre en acción, eso es lo que hace el milagro dejar que el espíritu actúe en el cuerpo; pero todavía vosotros no habéis dejado que el espíritu actúe en vuestra materia. Actuando el espíritu a través del cuerpo humano, se hace la realización de lo que vosotros lamáis milagros.
  55. QUIERE DECIR, ENTONCES, QUE EN VUESTRA VIDA DE ANGUSTIAS Y DE TORMENTOS INENARRABLES PODÉIS HACER UN MILAGRO CONTINUO, SI AMADOS, SI VOSOTROS DEJARAIS ACTUAR AL ESPÍRITU A TRAVÉS DE VUESTRA MATERIA, DEJANDO ACTUAR EL ESPÍRITU, HARÍAIS MARAVILLAS DÉ CADA TRAGEDIA, DE AQUÉLLAS QUE VOSOTROS LLAMÁIS MONTAÑAS DE ERRORES QUE HAN FORMADO LAS TRAGEDIAS HUMANAS.
  56. Sería para vosotros tan fácil realizarlo, dejando al espíritu que lo realizara a través de vosotros mismos y entonces harías milagros, maravillas y más maravillas. Entonces vosotros podríais andar sobre las aguas cómo Cristo Jesús anduvo en el espejo de las limpias aguas.
  57. Entonces vosotros dirías a la Tierra , con movimiento: -Tierra, en el nombre de Dios, aquiétate – y dirías al fuego:- Fuego, fuego voraz, detente y no consumas más- Y estos elementos que hoy están enemistados con el hombre os obedecerían -porque los elementos están distanciados, enemistados de los hombres, por eso es que los elementos se desatan y arrasan, por eso, porque no sois amigos de los elementos.
  58. No sois amigos vosotros, ni de unos a otros, estáis enemistados con todo, cuando seáis amigos de todo lo que existe, como Francisco de Asís, cuando seáis a su semejanza, diciendo al agua: -hermana agua- diciendo a las flores: -hermanas flores- diciendo a los vientos desencadenados: ¬hermanos vientos, aquietaos, hermana Tierra, calma vuestro furor-. Cuando seáis vosotros a semejanza de Francisco de Asís, cuando en todo, en las fieras, en los astros, en las estrellas, veáis hermanos, Yo os digo en espíritu y en verdad que haréis milagros en vuestra vida material y ya no necesitará Cristo venir para curar, como curaba entonces, porque Jesús curaba por mi espíritu. Era mi Espíritu el que llevaba la consolación, Era mi Espíritu puro y diáfano, el que hacia maravillas, no era el cuerpo de Jesús, era el espíritu a través del cuerpo purísimo de Jesús.
  59. ASI Yo os voy preparando, si hoy no lo habéis practicado, practicad, dejad vivir a vuestro espíritu hoy, otros unos minutos hoy, otros minutos mañana, otros después y a medida que vayáis dejando que se expansione vuestro espíritu a maravilla, los problemas que os entristecen, salvaréis, y las preocupaciones que ensombrecen vuestra mente, apartareis, como cosa inservible, como barrera que se interpone en vuestro camino y todo será fácil para vosotros.
  60. Todo os será fácil cuando dejéis actuar a vuestro espíritu y que él actúe a maravilla, como él quiere, el quiere brillar, él quiere dominar la carne, pero vos no le dejáis. DEJAD ACTUAR A VUESTRO ESPÍRITU EN LA MATERIA, Y ENTONCES SABRÉIS LO QUE ES VIVIR. LA VIDA ES BELLA, SÍ, MUY BELLA, CUANDO SE ENCUENTRAN LAS BELLEZAS OCULTAS, EL MANANTIAL INTERNO QUE SE DERRAMA A MARAVILLAS, EN ACCIÓN PURIFICADORA EN ACCIÓN MARAVILLOSA.
  61. Sed feliz, porque podéis ser feliz dentro de vuestro propio infortunio, cuando se está en comunicación, en conexión oculta y divina con Dios puede ser feliz, como Yo fui feliz ofrendando mi vida por vos, humanidad era mi gozo darme a vos, como me sigo dando porque soy vuestro y Yo quiero que vos seáis mío, que os acerquéis a Mí para no apartaros ya nunca más de Mí, para que acercándoos al Cristo, no tengáis lamentaciones, para que digas un día: MI PADRE Y YO SOMOS UNO; CRISTO Y YO SOMOS UNO, Y UNO CON MI PADRE DIOS.
  62. Eso quiero que hagáis, que se acerque más vuestro corazón, vuestra alma y vuestra vida entera al Cristo de vuestros pensamientos, para que sean vuestras obras dignas, para que sea vuestro vivir resplandeciente, para que me sigáis.
  63. Seguidme, como me seguisteis en el Segundo Tiempo, porque entonces las multitudes que seguían a Jesús no eran enviados, no eran delegados del Cesar Romano, los altivos, los opresores con el pueblo ¬pero tampoco los humildes, los que se ,humillaban frente al Cesar, no eran tampoco los sacerdotes de aquellos tiempos, ni mercaderes y comerciantes que buscaban nuevas ganancias y nuevos tesoros, no; me seguían los pobres corno Yo, los sencillos y mansos como Yo, los tristes, los sacrificados como Yo, pues bien, los que me seguían entonces, quiero que me sigan hoy.
  64. Llegará un día también, en que me seguirán los pseudo sabios, los que creen que mucho saben y que todo lo ignoran porque les falta la verdadera sabiduría, la sabiduría de Dios en el alma.
  65. Seguidme vos, mi pueblo, seguidme vos, cansado, triste y dolorido, y lleno de penas, pero no os apartéis de Mí, mirad que en una alba y en otra alba os llamo; mirad que en una forma y en otra forma toco vuestro corazón sin causaros daño, no es el dardo lo que os hiere, es la Luz del Cristo que os Hun1fna, es el aroma de todas los nardos, es la violeta oculta que se derrama en perfumes ocultos en vuestra alma, es el Cristo del Amor que os llama, para que ya no os equivoquéis, para que no os perdáis, ovejita mía.
  66. Si habéis estado perdido por siglos, si me habéis perdido ha muchos siglos, no me perdáis ya; volved nuevamente al que tanto os ama. ¿Habéis delinquido? ¿Sois delincuente? Eso no lo ven mis ojos espirituales, si estáis arrepentido, si queréis en espíritu y en verdad salvar vuestra alma y ser para Dios y para Mí. EL PASADO, PASADO ES, YO NO OS INCULPO, YO NO OS CENSURO, YO OS DIRIJO, OS GUIO, OS ENCAUZO Y OS LLAMO AL CENTRO DEL AMOR MANIFESTADO, PARA QUE YA NO SUFRÁIS MÁS.
  67. ¿Queréis seguirme? ¿Queréis entrar al camino de la renunciación, del Amor y del sacrificio si fuera necesario? ¿No sabéis que sufriendo y llorando se gana el reino? ¿No os bastó mi ejemplo? ¿No os bastó el ejemplo de mis apóstoles enviados, que puestos dentro de barriles con aceite hirviendo y que sin embargo, no sufrieron ninguna Quemadura?
  68. Entonces solamente con la renunciación, con el amor, el dolor y el sacrificio llegaréis vosotros al reino de Dios, no lo olvidéis, no esperéis porque yo no os ofrezco, no os prometo –mi pueblo- grandezas en la tierra, no. Yo os ofrezco grandezas en el reino de Dios, en el reino de las luces, allí si os ofrezco vuestra verdadera morada.
  69. Aquí, en este planeta Tierra, tenéis que pasar, apoyándoos en Mí cuando os sintáis débiles cuando sintáis que las fuerzas ya no soportan vuestro paso vacilante en la Tierra, porque tanto habéis llorado y sufrido, que ya no podéis dar un paso más; entonces el balbuceo de mis criaturas amadas. Yo lo recibo y apoyándoos en Cristo, podréis caminar con la frente alta, la mirada limpia y la esperanza que no decaiga jamás en vosotros.
  70. Cuando al hombre le acompaña la esperanza, es de hecho que espera la clemencia de Dios. La esperanza para vosotros en la vida y en la muerte, -amados- fa esperanza en Dios, en la vida y en la muerte, y entonces en verdad os digo, será la culminación de vuestros dolores y cuando os encontréis en alma, cuando veáis y comprendáis cuál es vuestra verdadera vida, veréis las pequeñeces que dejasteis en este pequeño planeta Tierra y entonces diréis:
  71. -¡Adiós, dolores y amarguras del planeta Tierra! en el que tanto sufrí y me purifiqué ¡yo os bendigo!- porque desde el lugar que os corresponde contemplaréis al planeta terrestre como un puntito de Luz, grandemente amado, porque ya no tendréis rencor para el planeta Tierra, porque quí, habéis venido para eso, para purificaros en el crisol del dolor.
  72. Ésta ha sido mi enseñanza en esta mañana luminosa del día del Sol, más que el sol que os alumbra es el Sol del Verbo Luz. No seáis a semejanza del ciego, que por mucho tiempo ha tenido los ojos vendados y el día que fe arrancan las vendas: ante la luz del sol, cierra los ojos, porque la luz lastima sus pupilas, abrid los ojos bien y al abrir los ojos, abrid vuestra alma y vuestro corazón para que penetre el rayo del conocimiento, de luz y de Amor a vuestro interno, a esa morada que quiero para Mí, la morada de vuestra alma es la que quiero la que ambiciono, al altar interno donde Yo oficiare.
  73. Es así como quiero encontraros -pueblo mío- no desesperanzado, no, jamás, la esperanza no debe morir en vos, porque de cierto, la esperanza vivirá para vos en la vida y en la "muerte" PORQUE EL QUE NO PIERDE LA ESPERANZA, ESTÁ ESPERANDO Y SE HARÁ LA CLEMENCIA DIVINA DE MI PADRE CELESTIAL EN VOSOTROS.
  74. Quiero que viváis alerta, quiero que viváis encauzando vuestra vida, si antes habéis pecado en la violencia, sed manso y humilde, y callad. ¡Dominaos! Sed perseverante en todo aquello que os cueste mucho trabajo dominar, porque decís vosotros: -Señor, no la puedo quitar de mí, violencía me ha acompañado toda la vida y no puedo dejar de ser violento.
  75. ¡Amad! ¡Perseverad en todo aquello que os cueste trabajo! perseverad en ello, YO OS AYUDARÉ PARA QUE SEA EL TRIUNFO. Y aquellos violentos serán mansos, sencillos y callarán antes que dar impulso a su violencia, que no traería como consecuencia más que dardos que hieren a vuestros semejantes.
  76. Perseverad, ¡oh! amados: Si las bajezas del mundo os llaman grandemente, las bajezas de la carne, pensad en Dios, pensad en Dios y dominad aquellos impulsos bestiales que hacen que el hombre no espiritualizado, el hombre de bajas paciones, descienda a sus bajos instintos, muchas veces más bajos que los instintos de los propios seres irracionales.
  77. PURIFICAD LA MENTE –AMADOS- ¡PURIFICAD EL ENTENDIMIENTO! ¡PURIFICAD EL ALMA! ID POCO A POCO, QUE YO TOMO VUESTRO MÁS PEQUEÑO ESFUERZO PARA SEGUIR ADELANTE. APOYAOS EN MÍ, YA QUE ESTÁIS LLENO DE TRISTEZAS, APOYAOS EN MI ¡OH, MUNDO! TRAGEDIA DEL MUNDO, DE DOLORES INENARRABLES, DE LLANTO Y AMARGURA, DE HAMBRE, DE DESILUSIÓN, MUNDO DE NEGRURA, RECIBE MÍ; ETERNA BENDICIÓN LLEGUEN HASTA LOS CAÍDOS Y AQUELLOS QUE TODAVÍA NO HAN CAÍDO, LLEGUEN HASTA VOSOTROS LAS LUCES DE MIS PENSAMIENTOS.
  78. La paz y la ternura del que tanto ama al mundo sea para vos ¡oh! Inundo atormentado, pedacito de Tierra que ha quedado diezmada, pedacito de Tierra, donde todos sois hijos de Dios; los que habéis quedado con vida, encauzad vuestros pasos, por el verdadero sendero de espiritualidad.
  79. Bendigo al mundo entero, a los pecadores ya los menos pecadores, a todos, a los amorosos y a los sensitivos. Yo bendigo a los sensitivos, porque estos corazones me costarán menos trabajo encauzarlos, ¿por qué? Porque el sentimiento hace más fácil encauzar a los corazones de los hombres. El que sabe sentir, el que tiene corazón dócil me cuesta menos trabajo, pero, ¡ah! los duros, ¡ah! los frías, también es mi bendición para los fríos y para los duros, para los insensibles, también para ellos, con mayor razón, porque son la casusa de mis esfuerzos espirituales, porque son la causa de mi irradiación, de mis ansias espirituales.
  80. ¡Venid a Mí! Unos y otros, ¡venid a Mí! Todos, ¡oh! Mundo de las sombras: ¡Venid a la Luz del Cristo! para que vuestra vida sea feliz, para que vuestra desencarnación sea dichosa. No olvidéis, que según vuestra vida, así será vuestra muerte corporal. Si el hombre ha sido recto, si el hombre ha sido moral, si el hombre ha sido de buena intención, si el hombre ha estado buscando por todos los caminos la perfección, feliz y dichosa será su muerte corporal, y así quiero amado pueblo, que sea vuestra vida y así quiero que sea lo que vos llamáis muerte del cuerpo.
  81. Al bendecir las aguas, al bendecir las pocas flores, al llegar mi bendición, mi saturación a vuestro cráneo, a vuestro cerebro, a vuestro corazón, a vuestro interno, a vuestra alta conciencia; al llegar a vos me derramo en ternuras, me derramo en bendiciones. Y vosotros los que tenéis algo siempre que pedir, no temáis, que Yo los recibo todo que a mi llega todo. Vengan a MÍ, DOLORES DE LA HUMANIDAD, QUE YO LO RECIBO, TODAS LAS PREOCUPACIONES; TODOS LOS SUFRIMIENTOS LOS HAGO MÍOS, QUE YO LOS RECIBO, PORQUE YO PUEDO CON MI CRUZ Y CON TODAS LAS CRUCES VUESTRAS Y LAS ARRANCO DE VOSOTROS. SEGUID EL CAMINO, NO CON EL PASO VACILANTE, SEGUID ADELANTE, FIRMES Y SERENOS, CON LA CONFIANZA Y LA ESPERANZA EN DIOS, PORQUE SEGÚN VUESTRO ESFUERZO, MI PADRE DIOS NO OS DEFRAUDARÁ.
  82. Sed benditos en mi Amor, tomad vuestra cruz y seguidme, porque tendréis vosotros también que llegar al calvario, pero no llegaréis solos, porque el Cristo amado irá con vosotros, cual cirineo.
  83. ¡Adiós, amados del Cristo! pero antes amados de la Causa Suprema, del Sublime Hacedor del Universo.
  84. ¡Oh Padre Amador ¡Padre mío! las luces sagradas sean en vuestro pueblo y sean en la redondez de la Tierra. ¡Cuánto daría el Cristo por evitar un dolor, una lágrima a cada una de sus criaturas amadas! ¡Cuánto daría mi Padre! por evitar a estas criaturas los dolores que vienen a ellos.
  85. ¡OH PADRE MIO! SI FUERA NECESARIO QUE VOLVIERA A LA TIERRA PARA SER NUEVAMENTE CRUCIFICADO. ¡VENID A MI TODOS LOS DOLORES! PARA QUE ELLOS NO SUFRAN, PARA QUE ELLOS SE ENCAUCEN SIN DOLOR. ¡OH PADRE! SI ESTA MI PETICION ES DE VUESTRO AGRADO, RECIBELA Y SEA PARA TODOS ELLOS, VUESTRA ETERNA Y SUBLIME BENDICION.
  86. Mi paz, mi Luz y mi pendón quedan con vosotros. Hasta nueva alborada, en que Yo os encuentra más espiritualizados y sintiendo el Amor de Dios en todos vosotros.

Mi paz sea con vosotros.

CRISTO: EL DOVINO MAESTRO.