Cátedra 1884a50 H2

De Wiki Espiritualista
Saltar a: navegación, buscar

SEXTO SELLO: LA SABIDURÍA DIVINA

TERCER TESTAMENTO: 1884-1850

DOCTRINA ESPIRITUALISTA

TEMA: NO GUARDAR LAS CÁTEDRAS


  1. NUEVAMENTE LA LUZ DEL AMOR DIVINO ILUMINANDO AL MUNDO, MANIFESTÁNDOSE ANTE VOSOTROS PARA QUE OS ILUMINÉIS Y VIVÁIS CON EL AMOR LA PALABRA DEL CRISTO, ENDULZANDO VUESTRA EXISTENCIA, ILUMINÁNDOOS EL CAMINO, SEÑALÁNDOOS EL SENDERO PARA QUE ASÍ SEPÁIS CUÁL ES VUESTRO DESTINO ESPIRITUAL, QUE ES GRANDE Y QUE YA NO RECONOCÉIS PORQUE LO HABÉIS OLVIDADO. DESDE EL REINO DE LA PERFECCIÓN, VIENE AL VALLE DE LAS SOMBRAS EL AMOR, PARA ILUMINARLO CON LA LUZ DE MIS PENSAMIENTOS, CON ESTA LUZ QUE DE CADA PENSAMIENTO MÍO EMANA.
  2. Buscad en la excelencia del silencio, la altitud de mi Doctrina, la grandeza de la Verdad espiritual. Buscad vos también, como vienen a buscar millares de seres desencarnados, la esencia de mi cátedra, la fortaleza de mi palabra en mi enseñanza.
  3. Hay mucho pueblo desencarnado, almas sufrientes que vienen, porque creen en la Verdad del Verbo, manifestándose por el Pensamiento Divino a través del entendimiento humano. Vienen a prepararse porque son seres que están por nacer en nuevos cuerpos; y hablándoles y enseñándoles a ellos, aprenderéis vos también, y así prepararé la vida de unos y de otros. Es cátedra para limpiar la mente y sensibilizar el corazón, para elevar la conciencia, para aquietar vuestra vida.
  4. Es cátedra para preparar a aquellos que vienen nuevamente a la vida temporal en donde todo perece, en donde todo caduca, no solamente la belleza de la juventud y los tesoros magníficos que no son más que cenizas, solamente cenizas después del recuerdo y del olvido. En este mundo vuestro, todo lo que por un tiempo es, pasa y se va, para dejar ser y así estos seres vienen a prepararse para volver a vivir un trocito más de vida, eso que vosotros llamáis larga existencia.
  5. La vida del cuerpo sólo es un trocito de la vida en el espacio, ya que el alma vive en muchos cuerpos y está siempre renovándose pero es la misma mente. Cambiaréis de cuerpos, pero no de conciencia, ni de mente, ni de voluntad. Vuestras facultades espirituales se irán desenvolviendo a través de los distintos cuerpos, de las distintas vidas.
  6. En vuestra memoria queda grabado todo lo que habéis hecho en cada vida, cada una de vuestras acciones buenas o malas y vos mismo os arrepentiréis cuando llegue el momento en que iluminado por la Luz de la Justicia, sepáis que fuisteis violador del Amor y de las Leyes superiores y reconoceréis el dolor que vos mismo habéis buscado con vuestras obras equivocadas.
  7. Estos seres desencarnados vienen a prepararse para volver a encarnar, como se cambian las aguas de las ánforas por aguas nuevas y frescas. Vienen las almas a tomar ideas del Cristo para modelar nuevamente su vida en la materia. PARA ILUMINAR EL TEMPLO INTERIOR CON NUEVOS CONOCIMIENTOS Y NUEVAS EXPERIENCIAS. EN SU EVOLUCIÓN IRÁN GUARDANDO EL TESORO DE LOS CONOCIMIENTOS.
  8. Dolor: ¡Bendito conocimiento que purificas al hombre! ¡Amor!: Excelso conocimiento que glorificas al hombre.
  9. El conocimiento de los deberes, llevará al hombre por las diversas encarnaciones. Estos seres hacen hoy lo que vos haréis mañana, vos también vendréis en alma, también os prepararéis para nuevos caminos; pero ya no os enseñaré por estos mismos labios, ya que esta vida no es muy larga en la materia, por eso siempre estoy preparando cerebros, porque es necesario renovarlos, ya que la renovación es parte de la Ley.
  10. Llenaos de Luz practicando el Amor y Luz voy a daros con esta Enseñanza. Atended, escuchad, entrad en recogimiento, en donde solamente escuchéis mi mensaje para que así lo tengáis en vuestros oídos y lo retengáis en vuestra conciencia, pues voy a hablaros de conocimientos esenciales e importantes, capaces de renovar vuestra vida:
  11. Muchos seres vienen para que Yo interceda con el Padre Celestial a fin de que ellos tengan una destacada encarnación, quieren ser grandes porque piensan que así harán mucho por el mundo. He aquí que estos harán poco, porque aquél que quiere ser señalado en grandeza humana, con esto demuestra su vanidad, su soberbia y egoísmo.
  12. Me dicen que quieren destacarse en el mundo de las letras, otros quieren llevar en sus labios la poesía o la elocuencia, otros quieren destacarse como médicos, algunos como dictadores; PERO TODOS QUIEREN SER CEREBROS BRILLANTES.
  13. Otros, quieren tener mucho oro y he aquí que estos reencarnarán muchas veces hasta que en el fuego de la Sabiduría, del Amor y de la renunciación, se queme la paja de la vanidad. Ellos volverán y volverán como vuelve siempre el invierno, llevando en su corazón esa frialdad del invierno, mientras la iluminación de la nobleza llegue a ellos.
  14. Otros, muy pocos, piden ser pobres, ignorados, puntos obscuros, pero tener el tesoro en el corazón, la luz en la mente y ser ligeros, LIVIANOS PARA PONER LA PLANTA EN DONDE QUIERA QUE EXISTA EL DOLOR Y LA DESESPERACIÓN. He aquí que estos serán los dignos hijos del reino, los futuros luminares que llenen de luz con su Amor el mundo y con su pensamiento el espacio.
  15. El pensamiento de estos seres no conocerá el imposible de las distancias, porque ellos saturarán a los que sufren, una oración será su ruego y un dulce bienestar dejarán a los que lloran. ¡Qué pocos son los que esto piden! ¡Qué pocos son los que esto necesitan! Sólo piden una mente y un cuerpo sanos. Estos tendrán más de lo que piden.
  16. Estos son los hijos del Espíritu Santo, porque el que es punto oscuro en el mundo, lámpara votiva es en el reino de los cielos; mas aquéllos que piden poderes, riqueza, hermosura, no tendrán lo que desean, porque no tienen derecho a pedir todo lo que desean, porque estarán sujetos al mandato de la Ley, porque de cierto os digo; a cada quien se le puede conceder por sus merecimientos.
  17. ¿Es noble pedir mucho, cuando en verdad, los merecimientos no atraen las cosas grandes para vosotros? Tiene que estar de acuerdo con el merecimiento, el deseo. AQUÉLLOS VENDRÁN SUJETOS AL ORDENAMIENTO DE LA LEY DE CAUSA Y EFECTO, SUJETOS A ESA LEY PERMANECERÁN Y CONOCERÁN NUEVAMENTE EL DOLOR, PARA ELLOS ÉSE ES EL CAMINO, PORQUE ELLOS MISMOS LO BUSCARON.
  18. Cuando el hombre quiera ser ignorado en la materia, será exaltado espiritualmente. Mi contestación a estos seres es: -pedid lo que merecéis y se os darᬠporque de lo contrario, seguiréis pidiendo inútilmente, pues sólo el merecimiento justifica la entrega.
  19. Muchos seres bien pueden pedir el mundo entero para reinar en él sobre todos los hombres; ¿pero, acaso la Ley se los concede por el solo hecho de que lo pidan? Otros piden tener el poder de exterminar las demás naciones y he aquí que ellos serán exterminados porque llevan en sí la muerte, porque todo será contra de ellos, porque todo lo que hacéis contra los demás, vuelve hacia vos mismo.
  20. Quien hiere a su semejante, el herido quedará sangrante, lastimado, muerto; pero el que hizo la obra, la causa y efecto sobre él mismo vendrá. Vos podéis herir con metralla o de algún otro modo, más volverá a vos la acción cuando más os duela en el corazón, os herirán con el dardo de la compensación del efecto a una causa anterior.
  21. Por eso os he dicho que cuidéis de vuestras palabras, que cada una tiene su fuerza, que cuidéis de vuestras obras que cada una tiene en el espacio o astral su reacción, que cuidéis de vuestros pensamientos, que cada uno es una fuerza positiva o negativa y vos producís todas estas fuerzas buenas o malas; son vuestras, de la fuente de vuestra mente vienen contaminadas las aguas de vuestros pensamientos.
  22. ES NECESARIO QUE COMPRENDÁIS QUE LO ÚNICO IMPORTANTE EN ESTE MUNDO, ES CONOCER LAS MAXIMAS DE LA LEY DEL AMOR PARA PRACTICARLAS, PORQUE LOS DICTADOS DE LA LEY DEL AMOR, OS COLOCAN EN LO ALTO Y EN LO BRILLANTE Y OS TRAEN PAZ Y DULCIFICAN VUESTRA EXISTENCIA.
  23. Las Máximas de la Ley del Amor son para practicarse, los Dictados de la Ley de Dios son para obedecerse y las legislaciones de los hombres, son para discutirse, porque las leyes de los hombres no son basadas en la Justicia verdadera. No obstante que las leyes de los hombres son para discutirse, los hombres son obedientes a ellas y violadores de los dictados espirituales de la Ley Divina, son rebeldes, Siempre el hombre en lo desconocido muestra su ignorancia y es necesario que conociendo los dictados de la Suprema Ley, las penas y los problemas de la vida del mas allá, los evitéis.
  24. Decís que hay seres que han tenido muchas alegrías en este mundo, muchos triunfos; que son dominadores, seres que han venido tal vez para recibir en grandeza todas las dichas y felicidades; pero, ¿sabéis vos los años que pasan sufriendo en el espacio? Años de dolor y sufrimiento, son ellos el símbolo del “judío errante” que camina por lugares oscuros y secos.
  25. Esos seres caminan con sombras en la conciencia, las voces se levantan para acusarlos y así siguen por milenios. Vos los veis triunfar en el mundo ficticio, pero no los veis sufrir terriblemente, viviendo el símbolo del infierno.
  26. La palabra infierno, vos sabéis que indica los planos inferiores del dolor. Este mundo es el símbolo del infierno también, por eso escrito está que la Luz de mis Pensamientos, que la Luz de mi Ser, descendió a los infiernos, porque ilumine a este mundo y a los que estaban lejos de la victoria espiritual.
  27. ¿No es acaso esto una morada inferior llamada infierno, cuando en este valle todo es sangre y guerra, donde se desconoce el Amor, donde se practica el desamor y la crueldad? Es una morada inferior en que moran encarnados y desencarnados. VIVEN EN EL SÍMBOLO DEL FUEGO, QUE ES EL DOLOR ATROZ QUE LOS CONSUME.
  28. ¡Qué lejos estáis de saber los conocimientos ocultos de la Verdad, que solo conocen las mentes blancas! Estáis en el camino y no sabéis dar un paso en él, un paso recto, como Yo quiero que lo deis; los primeros pasos por el sendero recto de la iniciación. TENÉIS QUE LLEVAR UNA VIDA RECTA, DE BUENA CONDUCTA Y QUITAR DE VUESTRO CARÁCTER, LAS ASPEREZAS QUE HACEN SUFRIR A LOS DEMÁS. Empezad ya, para que os libréis de seguir desencarnado, morando en el bajo astral, que es el mismo mundo de vosotros los encarnados.
  29. Aquéllos que fueron reyes y dominadores en este mundo, aquellos dictadores, son harapientos en el mundo de las almas, sombras que se quejan con quejidos de agonía y de muerte; sufriendo imploran un poco de piedad, sin saber que no hay un castigador, más que ellos mismos. Dicen los hombres que son terribles los gritos y las voces de los condenados, de acuerdo con el sufrimiento tan intenso; pero no son voces, son vibraciones de dolor producidas por un ¡ay! Terrible de angustia, surgido de aquel arrepentimiento.
  30. El arrepentimiento es símbolo del fuego purificador y los arrepentidos, dicen los hombres que están en el purgatorio.
  31. Purgatorio, infierno y gloria, son solamente estados de conciencia y no lugares en especial. Es más lógico pensar que son estados de conciencia del ser y no lugares lejanos, en los que cada uno tiene que vivir de acuerdo con sus obras realizadas en este mundo.
  32. Cuando las almas desencarnadas de algunos reyes o mandatarios suelen acercarse a los Recintos y quieren comunicarse por alguna facultad, lo hacen en forma triste y desgarradora, siempre ponen de manifiesto el desconsuelo en que viven en sus planos bajos en donde no son reconocidos como en el mundo, en donde no valen riquezas ni fortunas materiales.
  33. ¡Yeso queréis vos! ¡Honores y glorias de este mundo! para después penar en vuestra alma con un largo ¡ay! de dolor. Vos no conocéis el provecho que causa en el más allá, una vida de lucha noble y justa en este mundo. PEDIR ES FÁCIL, MERECER ES DIFÍCIL. Entonces ellos anhelan haber vivido sin dicha humana, para ser felices en el más allá de la carne.
  34. En esta cátedra, os estoy hablando de acciones fáciles para vuestro entendimiento para que os libréis de la quimera que acariciabais antes, cuando decíais: -HAY QUIEN DESDE QUE NACE TRIUNFA, HASTA QUE MUERE LLEVA LA VICTORIA;- ESO DECÍAIS PORQUÉ SOLAMENTE HABÉIS VISTO UNA FASE LA VIDA EN LA OTRA FORMA, PERO VIENDO LA OTRA FASE COMO DESENCARNADOS, NO QUISIERAIS VIVIRLA ESA REALIDAD.
  35. Si supierais cómo maldicen el momento de su realidad material, maldicen hasta el día en que se coronaron reyes poderosos de la Tierra, maldicen hasta el momento de su nacimiento, seres, que pocas veces se les permite comunicarse para que no maltraten cuerpos ajenos, muy pocas veces ellos reciben luz por conducto de cerebros humanos; ellos reciben luz en el espacio, porque hay seres luminosos, pequeños redentores que descienden a las sombras para entregarles luz.
  36. Vosotros creéis que solamente por cerebros se entrega luz, no, mi pueblo, desde que el mundo ha sido, ya había DESENCARNADOS LUMINOSOS QUE DAN LUZ A LOS ESPÍRITUS TURBADOS y cuando se les permite que tomen cerebro es como ejemplo para vosotros y para que las facultades colaboren con los seres de luz.
  37. Existen en el espacio muchos seres elevados que los llaman al camino de la luz y les enseñan la Verdad y además, siempre hay en el ser de cada uno de vosotros, una pequeña Luz que brilla allá en lo oculto, -la conciencia- como perla escondida que existe en lo íntimo sin apagarse jamás y que brilla cuando llega el momento de conocer la Verdad.
  38. Vos que vivís en el mundo y que decís: -¡esto es vivir!- cuando se tienen lujos y comodidades- no conocéis la belleza de la vida en altitud, llena de dulces y armoniosas notas en el eterno concierto del cosmos.
  39. En esta Cátedra, quiero despertar las conciencias para que veáis el dolor de las almas, cuando todo lo reunieron en el mundo y su desesperación en el más allá les dura por miles de años, por unos cuantos goces materiales. No tratéis de ver en cada ser la parte grata, tratad de ver en cada ser lo posible en lo invisible, con los sentidos espirituales, buscad y encontraréis en lo invisible.
  40. En cambio, cuando los hombres de vida sencilla, se desligan del cuerpo, lo hacen fácilmente, serenamente, quedándose como en un suspiro, porque nada les preocupa, porque nada les liga a la Tierra. CUANDO LOS HOMBRES LLENOS DE FAMILIA, DE DEBERES, SE LES LLEGA SU HORA, ENTRAN EN LUCHA TERRIBLE QUE ENTABLAN CON ELLOS MISMOS PARA NO DESLIGARSE DEL MUNDO, QUIEREN CONSERVAR SU CUERPO Y ALMA UNIDOS.
  41. Esto pasa también a los delincuentes sienten pánico de pasar a la otra vida, no quieren --desahogarse-- y luchan para sostenerse. Por eso quiero que seáis sencillo para que en un suspiro elevéis el alma con el pensamiento, para que no os atraigan las cosas de la Tierra y sólo os llamen las cosas de los cielos, para que nada pueda turbar vuestro largo sueño que le llamáis muerte.
  42. No creáis que por los méritos ajenos, vos vais a obtener la grandeza. Muchas veces decís en vuestras oraciones: -Padre mío, por los méritos de Jesús de Nazareth, concédeme esto- no pedís por vuestros méritos, sino por los ajenos y la Ley sabe que debéis pedir por vuestros propios méritos y que nada alcanzaréis por los méritos ajenos.
  43. Es verdad que Yo vine a enseñaros el camino, la Doctrina del Amor, para ayudaros a evolucionar, a elevaros, a progresar con mi enseñanza de renunciación de vos mismo, para entregarme a vos, porque mi Amor se manifiesta grandemente en vuestro mundo, pero aquellos méritos son y brillan en mi Ser, pero no es posible que vuestro ser brille con ellos.
  44. Todos tenéis un ángel superior que os ayuda, que os aconseja, que os favorece, mas no son las virtudes de él las que os pueden beneficiar, el beneficio sólo está en el aprendizaje; si es noble y lo practicáis, entonces recibís el beneficio en la enseñanza, pero no queráis dormir y que las aves del cielo os traigan cuanto habéis de menester, ¡que os cueste vuestro propio trabajo!
  45. El trabajo es lucha y el hombre tiene que trabajar en la dualidad humana y espiritual, la vida dual, la manifestación armónica, el santo binario del hombre manifestando su dualidad en la mente humana y en la espiritual; pero el hombre siempre vive y demuestra que vive para la actividad del pensamiento. Si pensáis, encontraréis que las cosas y acontecimientos de la vida, están en el Padre y he aquí que también encontraréis vuestra vida, en la actividad de vuestro pensamiento.
  46. HAY QUIENES NI SIQUIERA PIENSAN QUE VIVEN Y SIN EMBARGO VIVEN UNA VIDA SEMEJANTE AL VEGETAL. VOS DEBÉIS DE VIVIR VUESTRA VIDA PLENAMENTE CONSCIENTE, QUE OS IMPULSÉIS A PLANOS ELEVADOS. EN VUESTRO CORAZÓN QUIERO TENER EL SÍMBOLO DE LA VIDA CON MI PALABRA; EN VUESTRO CORAZÓN Y EN VUESTRA MENTE QUIERO SEMBRAR LOS BELLOS IDEALES DE JUSTICIA, DE AMOR Y DE PAZ PARA QUE EL REINO CELESTIAL SEA EN VUESTRO MUNDO.
  47. Sentid me como el Maestro que os despierta y os dice: -Tomad de mi Amor y de mi enseñanza para que hagáis lo que Yo hice, para que conozcáis, amando, la felicidad espiritual- y he aquí que entonces conoceréis que después de esta vida de problemas os espera en el mas allá, la rectificación de lo que hicisteis en este mundo, os esperan los otros problemas, que también vais a solucionar; los problemas de aquí, ya están hechos, más los problemas del más allá, vos los hacéis -,desde ahora- y os hacéis problemático en éste y en el otro mundo. Es necesario que conozcáis que la claridad del Amor viene simplificando vuestra existencia, manifestando la Verdad y la caricia en los corazones, para traer a vuestra vida un poco de paz.
  48. Os he dicho que hay muchos seres que escuchan esta cátedra y por eso hablo a los dos grupos de encarnados y desencarnados que es mayor. Hay muchos seres sedientos que esperan ansiosos, como la flor el rocío, la oportunidad de reencarnar, de volver a la Tierra, a la vida, a la lucha, para aprender todo lo que les faltó aprender.
  49. Estos seres se disponen y cuando ha llegado el momento de escoger la madre, sus progenitores, he aquí muchas veces las madres que eligen son madres desnaturalizadas y criminales que expulsan con crueldad el fruto de sus entrañas y a los seres que esperaban ansiosos reencarnar.
  50. El eximiros de comer carne en determinados días de la semana, no es para tener grato a Dios sino para beneficio de vosotros mismos; no lleváis enfermedades a vuestro organismo y armonizáis con los ordenamientos de la Ley que mandan respetar la vida de todos los seres, de todos los cuerpos y si respetáis la vida, no sois violadores de esa Ley, entonces os favorecéis, os ayudáis; pero a Dios no le alcanzan las injurias de los hombres ni su negatividad.
  51. Algunas mentes no creen que Soy Yo el Cristo Cósmico, el que transmite los pensamientos y no porque no crean, dejo de venir. ¡Créalo el hombre o no lo crea! Yo estoy aquí, porque Soy el Amor del Padre y vengo a manifestarlo, y no me afecta el pensamiento humano, por encima del débil pensamiento, está la Potencia del Amor Supremo, aunque el hombre lo dude, ¿qué le importuna al Cristo vuestras dudas?
  52. Tener duda, a vos también os afecta, humanidad, porque no hacéis vuestro este raudal de Amor y de Luz que os envío a través de cada palabra, pensando en vos amorosamente.
  53. Si seguís dudando, no participáis de la dulzura de mi Doctrina, os perdéis la esencia de esta cátedra y no retenéis la corriente de mi Pensamiento. La potencia de mi Amor se manifestará en grandeza para decir al mundo: He aquí mis pensamientos llenos de Luz, Amor y Sabiduría. Nada me detiene y por eso todos sois pequeños para Mí, pequeños en lo espiritual, en conocimiento, en luz y repito a vosotros en esta Cátedra: -Con hilo de oro he tejido la malla que une la Tierra al astral, y al astral con los cielos.
  54. Quiero dos voces que me digan qué es lo que ha llegado a su corazón; si estos hechos son suficientes para señalar el camino de la Verdad y del arrepentimiento, si con esta Cátedra puedo purificar vuestro corazón y llegar hasta vuestro entendimiento asegurando vuestra propia victoria, porque de este modo, puedo esperar en vos florezcan los más bellos ideales y seréis un servidor de la Causa Divina y tendréis vuestra dicha en la Verdad que se realiza, únicamente descorriendo el velo, se unen los mundos y al descorrer el velo de la carne, los mundos, de encarnados y desencarnados, quedan unidos.
  55. Este planeta Tierra está lleno de desencarnados y muchas veces están vuestros seres amados en vuestra mesa, en vuestras habitaciones os están acompañando, están siendo testigos mudos y silenciosos hasta de vuestros pensamientos. Ningún pensamiento queda ignorado, menos las obras, todo se sabe en esta vida, todo se descubre, nada queda oculto y si vuestros visitantes desencarnados son testigos de vuestros pensamientos, palabras y obras, ¡cuánto más! el Cristo de Dios que conoce, hasta vuestros más callados anhelos.
  56. Sí amados míos, los mundos se dan las manos, hay solamente un velo que descorrer y he allí que los encarnados de hoy, son los desencarnados del mañana, por eso os he dicho algo muy importante para que lo utilicéis: Estas lecciones de mi enseñanza, no debéis desaprovecharlas. Estas Cátedras, van siendo tejidas por el Modelador Espiritual para iluminar la mente de los hombres.
  57. EL CRISTO CONTEMPLA CON TRISTEZA QUE SOIS MALOS TRABAJADORES Y TENÉIS ACUMULADAS LAS CÁTEDRAS ESCRITAS PARA FORMAR BIBLIOTECA. OS PROHÍBO CON POTESTAD ESPIRITUAL, QUE ACUMULÉIS CÁTEDRAS, PORQUE ES COMO SI ACUMULASEIS PAN Y LOS HOMBRES PERECIERAN DE HAMBRE.
  58. Yo no vengo a daros cátedras para que ¡as escribáis y las acumuléis solamente. Quiero que las cátedras que os doy, se repartan por el mundo hasta donde alcancen y de cierto os digo, que si guardáis las lecciones de mi enseñanza sin darlas a los demás, de esto me responderéis también en la vida del alma. Entregad a vuestros amigos y simpatizadores las cátedras que os sobren, pues a nadie permito guardar más de 4 cátedras, para que no tengáis remordimiento en la vida del alma.
  59. Entregad las lecciones de mi enseñanza a vuestros amigos y aún a, los que llamáis enemigos, porque quiero que éstos sean vuestros amigos.
  60. Sí, amado mío, Yo sé que vos sois mío, Yo soy vuestro, Yo os hago vivir las horas más dulces de vuestra vida, SOY EL SER QUE HACE VIBRAR VUESTRO CORAZÓN CON UNA VIBRACIÓN SUPERIOR. Yo os ordeno lo que habéis de hacer y les repetiréis a vuestros hermanos esta orden:
  61. No os convirtáis en acumuladores, porque si lo hacéis, priváis a vuestros hermanos de las aguas cristalinas de la gracia. No lo hagáis, si lo hacéis, estaréis turbados en el momento del desprendimiento, cuando cortéis vuestra malla. Entregad libros, entregad cátedras y guardad solamente para los que vengan, solamente se les permite guardar una nueva reserva para los que vengan.
  62. Las cátedras que ordeno que deis, son las que puedan resistir las críticas de los profanos, las que deben duplicarse, estas son las que no deben retenerse. Deben darse las que tengan la suficiente claridad para ser examinadas por los profanos que se dicen inteligentes, porque hay cátedras sencillas que no tienen profundidad y éstas no deben, imprimirse.
  63. Hay, cátedras mayores a las que se les debe dar preferencia. Según los tiempos, los hombres, según los hombres las correcciones: SIEMPRE HAY QUE CORREGIR, RECTIFICAR, AMPLIAR, PULIR, ADELANTAR, PROGRESAR. Me refiero a aquellas cátedras en que se manifiesta la Potencia Espiritual, la Luz del Ser; a aquellas cátedras que enseñan, no debéis tener más de cuatro alguno de vosotros.
  64. Mas las cátedras sencillas, de poca esencia, estáis autorizados para convertirlas en cenizas, a fin de que más tarde vengan los profanos, no hagan escarnio de ellas, y siembren confusión en las multitudes. De los míos, son aquéllos que trabajan en beneficio de mi obra y en bien de la humanidad, que tienen pensamientos elevados y los realizan en obras buenas, éstos, son los útiles en el plan santo del Amor.
  65. ¡QUÉ TRISTEZA PARA LOS ETERNOS OYENTES NADA MÁS! ¡QUE TRISTEZA PARA AQUÉLLOS QUE CONTANDO LOS AÑOS, SIGUEN COMO EN UN PRINCIPIO, HABIENDO TANTAS LABORES EN MI CAMPO DE ACCIÓN! Unos sirven para transmitir mi mensaje, otros para escribirlo, otros para traer ovejitas nuevas y esto deberíais hacer todos vosotros los que me escucháis:
  66. TRAER OVEJITAS NUEVAS, pero, ¡qué tristeza! para aquellos que ni siquiera esto han hecho. En verdad os digo, que Yo concederé muchos prodigios a aquél que me traiga un buen elemento.
  67. He aquí que cada uno de vosotros recibe, pues el que trabaja, recibe. Yo necesito de todos vosotros, para el desempeño de una misión, de una labor, pensad en esto.
  68. Mentecita infantil en cuerpo de hombre, escuchad mi palabra. ... ... Amado mío: Los 22 Preceptos que vos no conocéis eran de acuerdo con los tiempos y con los hombres de esos tiempos, mas ahora, esos 22 preceptos quedan extractados en dos, y estos dos en uno solo:
  69. AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS Y A VUESTRO PRÓJIMO SENTIRLO EN EL AMOR DE DIOS. He aquí el Magno Precepto en el que no se puede hacer ni el menor mal a nadie, menos a una criatura donde encarna un hijo de Dios.
  70. Los preceptos de Moisés son para aquellos lugares en donde no brilla plenamente el precepto de “Amar los unos a los otros”. Este precepto es omniabarcante, es Luz de infinitas claridades que ilumina al mundo, a la mente de los hombres. Los preceptos de Moisés, son detallando, para que me entiendan las mentes que aún no conocen mi doctrina.
  71. Mi Precepto de Amor es concretando, para mentes ya más preparadas, por eso os digo, vaya enseñaros el Único Gran Precepto que debéis aprender y practicar: AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS Y EN ESE MISMO AMOR A VUESTRO PRÓJIMO Y A LA CREACION ENTERA.
  72. Si vos sentís a vuestros semejantes en el mismo Amor de Dios, ¿seréis capaz de hacer el menor daño a una criatura o a un semejante vuestro? Al sentir Amor por vuestros semejantes, sentís amar todo lo creado y no seréis capaz de dañar nada ni a nadie ni con el pensamiento, porque todo lo que se ama, se respeta.
  73. Aprended, -mi pueblo- que directamente el Cristo os habla de las Máximas de la Ley Suprema, de este Precepto magnifico. L1evadlo en vuestro corazón, en vuestra alma, que encarne en vos la idea y vivid en vos esa Verdad, utilizad vuestra vida en elevar vuestra existencia. Amad a Dios sobre todas las cosas y a vuestro semejante como a vos mismo.
  74. Mi piedad, mi Amor y mi compasión para vosotros, los lejanos del reino. Yo os espero, mas pasarán muchos años para que un alma blanca llegue buscando el reino, pero aunque pasen los años Yo os espero, encarnados y desencarnados que me escucháis.
  75. Hay muchos seres, que siguen en estos bajos planos y qué pocos se elevan. Qué pocas son las luces que alumbran el espacio, qué pocos con los brillantes desencarnados. ¡Oh! Mi humanidad amada, tomad mi ternura, tomad de mi Amor, vos que buscáis vuestra compensación de remordimiento. ¡Corregíos, humanidad •mía!
  76. El remordimiento es buen consejero, ¡arrepentíos! os lo pido por la cruz que me disteis, por la vida que llevé, por el recuerdo que en el mundo os dejé. Arrepentíos, humanidad y sed blanca de pensamiento para que seáis blanca de corazón.
  77. ¡Bendito seáis, mi Amor es con vos. Con vos he sido, todos los pensamientos vuestros en estos momentos, los recogeré en el silencio y los elevaré como flores nacidas de la tristeza y de las lágrimas, vuestras flores nacidas en el valle del dolor, pero iluminadas por los cielos, porque el que sufre, recibe de los cielos.
  78. Entrad en silencio y dadme vuestras penas. Todas las cosas que me pedís, en Justicia las recibiréis, entrad en silencio y dejad que vuestro corazón, vuestra alma y vuestra mente, me descubran todo lo que tenéis para Mí, quiero que aprendáis a orar con el corazón y que en los momentos de paz, me digáis:
  79. -Cristo, ven a vivir tu Santa Vida en mí. Ven a unir tu Mente con mi mente. Ven a mí, ilumíname, muéveme, dirígeme. Ven a vivir tu Santa Vida en mí, por unos momentos es tuya esta vida mía.
  80. ¿Cuándo diréis esto antes al Padre que a Mí? Decirle al Padre, que viva su Santa Vida en vos mismo, en vuestra alta conciencia espiritual, porque esto quiere decir que el alumbramiento de Amor será un hecho en vuestro templo interior, en vuestra verdad.
  81. Llega el momento en que vengan a Mí las penas de la humanidad, porque para ella existe la inmensidad de la misericordia del Padre Dios.
  82. Silencio, para que la corriente de amarguras llegue hasta Mí y Yo la haga presente al Señor de la Vida, el Señor del Reino, a vuestro Padre Celestial. Silencio.
  83. Penas y más penas del valle de las sombras, está desbordándose el dolor de la humanidad, la amargura, las lágrimas contenidas, las esperanzas deshojadas. Pueblo, os Amo, vos lo sabéis y por la inmensidad de mi Amor, he escuchado cada plegaria.
  84. Hay mujeres que sufren intensamente, que están tránsidas de dolor en esta cátedra, que me hacen presente su pena y Yo os digo: Amadas mías, ninguna plegaria está ignorada por Mí, todas las conozco y en este medio día las hago mías, elevándolas al Padre Celestial:
  85. INFINITO AMADO, SUBLIME DESCONOCIDO, QUE ME HAS ENVIADO AL MUNDO PARA REVELAR LOS DICTADOS DE TU DIVINA LEY, PARA ENSEÑAR A LOS HOMBRES EL CAMINO. ME HAS ENVIADO A LA HUMANIDAD PARA ORIENTARLA, PARA ENSEÑARLE CON MI VIDA Y EJEMPLO EL CAMINO DE LOS CIELOS. TU ME ENVIASTE POR EL AMOR QUE LE TIENES A ESTA HUMANIDAD, PERMITEME QUE EN ESTOS MOMENTOS TE HAGA PRESENTE EL DOLOR. PUESTO QUE TU QUISISTE QUE YO FUERA DE ELLOS; LOS AMO, CON LA POTENCIA DEL ESPÍRITU, CON LA BLANCURA CRISTICA DE LA VERDAD.
  86. LOS AMO, PORQUE FUE TU VOLUNTAD QUE ES LA MIA; MAS TE PIDO POR TODO LO QUE SUFREN, SON MIS AMADOS PUESTO QUE A ELLOS ME DISTE. TE PIDO, PADRE, PERO NO LES DES LO QUE MARCA LA LEY. NO PONGAS ¡OH! PADRE CELESTIAL, TU MIRADA EN LAS LEYES, DALES LO QUE LA INMENSIDAD DE TU AMOR PATERNAL, CONCEDE A LOS HIJOS DEL VALLE DE LAS SOMBRAS.
  87. NO LES DES CONFORME A SUS MERECIMIENTOS PORQUE QUEDARÍAN ESTREMECIDOS DE DOLOR, DALES CONFORME A TU PIEDAD. PORQUE SOLAMENTE LA PIEDAD PUEDE DARLES LO QUE ELLOS NO MERECEN. NO TE PIDO POR SUS MERECIMIENTOS, TE PIDO OH PADRE!, PORQUE SOY EL REDENTOR, EL VERBO. TU UNIGENITO Y SE LEVANTA MI PLEGARIA, PARA ROGARTE POR ESTA HUMANIDAD.
  88. PADRE NUESTRO, QUE LLENAS LOS CIELOS Y LA TIERRA, PADRE INFINITO, SANTIFICADA SEA TU VOLUNTAD. HAZ QUE EL DOLOR DE ESTA HUMANIDAD, SEA TORNADO EN ALEGRIA Y CONSUELO. MI PLEGARIA SE ELEVA, BUSCANDO TU PIEDAD, PADRE, EN TU PIEDAD ESPERO PARA ELLOS, ¡OH PADRE!
  89. He aquí -pueblo mío- he implorado piedad al Padre y rogaré por vos de acuerdo con vuestra fe, con vuestro arrepentimiento, con vuestra purificación, con vuestro dolor, con vuestra vergüenza de haberos materializado, de haberos apartado de los recuerdos espirituales, de haber desconocido al Dios que lleváis en vos mismo.
  90. He pedido al Padre, no por vuestros méritos, porque si os diera lo que merecéis, ¿qué pasaría? Este pequeño mundo que tanto amáis y hacéis alarde de grandeza, que es un átomo en el infinito, un átomo que se pierde fácilmente y se hace invisible para la mirada humana; quedaría perdido en la inmensidad corno una pompa de Jabón que se diluye en el agua o en el aire.
  91. Si recibieran los hijos de la tierra lo que por merecimiento tienen que recibir, bastarían unos cuantos minutos para su terminación y desaparición, mas no pido al Padre que es el Gran Amor y armonía de los mundos, que os dé por vuestros merecimientos sino que tenga piedad de vosotros y os dé conforme a su piedad.
  92. Quisiera que eternamente os quedarais en mi paz y en mi Luz, pero no, volveréis dentro de un momento al mundo y sus paciones, y el mundo quitara mi cátedra de vuestro pensamiento. Sólo por unos momentos ha sido mío vuestro corazón, porque volveréis al mundo y me olvidaréis; sin embargo, gracias porque por unos momentos de vuestra vida han sido míos, vuestro entendimiento y vuestro corazón.
  93. Gracias, pueblo mío, por estos momentos. Yo os bendigo en el nombre del Padre Celestial.


Mi Paz sea con vosotros.